Barcelona

Historia de España. Origen. Fundación. Estructura urbana. Acueducto. Necrópolis. Termas. Muralla. Domus. Iluminación. Higiene. Ornamentos. Barcino

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas
publicidad

BARCINO

BARCELONA, Ciudad Romana

La ciudad de Barcelona fue fundada hacia el año 15 a.C. en época del emperador Augusto. Se trataba de una colonia romana. Las colonias eran las ciudades que se fundaban para distribuir tierras entre los soldados romanos retirados del ejercito.

El nombre latín de la ciudad era Colonia Iulia Augusta Faventia Paterna Barcino.

La colonia fue fundada en la plana que abre la costa y la sierra de Collserola y entre los rios Besós y Llobregat, espacio que reunia las condiciones necesarias.

Estaba ubicada sobre el trazado de la via Augusta, la carretera que juntaba Roma con todo el litoral mediterráneo de la Península Ibérica. Antes de la llegada de los romanos al territorio que era Barcelona, estaba habitado por los Iberos.

(ver Ilustración 1)

La organización social y política.

La sociedad de Barcino, era de un carácter muy abierto y liberal, incluso el hijo de un esclavo liberado podía ser magistrado.

El papel de los libertos (los esclavos liberados), fue muy importante en la parte económica, ya que se dedicaron plenamente a ella.

Los magistrados supremos, eran los Tumbiri, que equivalían a los cónsules de Roma y por debajo de ellos estaban los ediles.

La estructura Urbana de Barcino

La colonia de Barcino fue construida siguiendo el sistema habitual de urbanización de las colonias romanas. La ciudad era de planta rectangular y estaba rodeada por una sólida muralla.

El espacio interior estaba cruzado por las dos calles principales, el cardo maximus i el decumanus maximus. En el punto donde se cruzaban estas dos vías, se abría el fórum , la plaza publica de la ciudad donde estaban establecidos los edificios de significación política y religiosa, el templo y la basílica.

Al alrededor del fórum, se extendía un red regular de calles, formada por los cardines y decumani minores.

Parte de esta estructura es todavía visible en Barcelona en el trazado de algunas calles de `Ciutat Vella'.

Podemos seguir el antiguo cardo maximus en las calles actuales `de la Llibreteria' y el `Call'. El decumanus maximus corresponde con las actuales calles del `Bisbe' y de la `Ciutat'. El espacio del fórum, está situado cerca de la plaça `Sant Jaume'.

Buena parte de las antiguas calles de la ciudad romana fueron transformados, pero, al largo de toda la Edad Media.

(ver Ilustración 2 y 2.1)

El Templo de Augusto

El templo era el edificio destinado a la celebración de las ceremonias religiosas.

Estaba situado a un lado del antiguo fórum, y al encima de un pequeño turón, que se levantaba al centro mismo de la ciudad. Fue construido pocos años después de la fundación de la ciudad, al siglo I d.C.

El templo era un edificio de planta rectangular, rodeado con columnas decoradas por capiteles de estilo corintio.

Está construido encima de un soporte, llamado podium. Dentro había una habitación, llamada celda, donde se custodiaba una imagen del emperador Augusto, a quien estaba dedicado el templo.

Las ceremonias, no se hacían nunca al interior, si no, en el fórum, delante de fachada principal del templo.

Solía ser de 35m · 17,5m, y estaba situado en el fórum (al lado de la fachada donde se practicaban las ceremonias).

(ver Ilustración 3)

El acueducto

Los acueductos eran las canalizaciones que conducían el agua potable a los habitages de la ciudad.

Para salvar los desniveles del terreno, se levantaba sobre hileras de arcos de media punta. (ver Ilustración 4)

Barcino constaba de dos acueductos que traían el agua desde la puerta decumana de la ciudad a la actual `Plaça Nova'.

Uno desde el río Besós y otro desde Collserola.

El agua se distribuía mediante conductos y tuberías de plomo. Las aguas residuales eran conducidas fuera de la ciudad a través de una red de alcantarillado.

De los acueductos se conservan muy pocos restos, porque sirvieron de soporte para la construcción de diversas casas en la época medieval.

Uno de ellos transcurría a lo largo de la calle `dels Arcs'. El otro se conservan algunas arcadas en la calle `Duran i Bas'.

La necrópolis

La necrópolis era el cementerio de las ciudades romanas.

La palabra deriva de dos griegas, (necro y polis) que significan “ciudad de muertos”.

Los cementerios romanos estaban situados fuera del recinto enmurallado. Las tumbas se colocaban a lo largo de los caminos que permanecían cerca de la ciudad y acababan en las puertas de la ciudad.

En la plaza de `la Vila de Madrid' se descubrieron en el año 1964 algunas de las tumbas que formaban parte de la antigua necrópolis romana de Barcino.

Hay tumbas de diferentes tipos, colocadas en dos hileras paralelas en medio de las cuales pasaba uno de los caminos de acceso a la ciudad.

El tipo de tumba que predomina, es el mencionado `cupa' , un bloque de piedra ligeramente redondeado donde se reservaba el espacio para poner una inscripción que recordase el nombre del difunto.

(ver Ilustración 5)

Las termas

Muy cerca del fórum, se situaban las `termas' o baños públicos.

Las termas eran para los romanos además de edificios destinados a baños y ejercicio físico eran lugares de reunión y relajación.

Constaban (normalmente) de un gimnasio, que podía estar al aire libre o en salas. También poseían salas de masaje destinadas para su propio fin.

La Muralla.

La ciudad de Barcino estaba rodeada por una muralla.

La muralla fue construida en el siglo I , poco tiempo después de la fundación de la ciudad.

Más tarde, entre los siglos IV y V, fue reforzada dando más anchura a los muros y añadiendo un conjunto de torres a su alrededor.

La muralla tenia cuatro puertas que coinciden con los accesos a las dos calles principales de la ciudad, el cardo maximus , i el decumanus maximus.

La muralla fue aprovechada en época medieval para construir diversas casas y palacios.

Hoy en día, se conservan aun bastantes restos de la muralla romana a la `Plaça Nova', a la calle de la `Tapineria', a la `Plaça Ramon Berenguer' o en la calle del `Correu Vell'.

(ver Ilustración 6)

Domus

En Barcino hay casas señoriales, las “domus”, aunque también hubiera casas más sencillas con varios pisos, las “insulae

La domus romana, miraba hacia el interior, y constaba de 2 espacios abiertos, el “Catrium” y el “Peristilum”, donde entraba el aire y la luz, ya que era un lugar bastante cerrado.

Los complementos de la casa Romana

Los complementos y mobiliario de la casa romana, se le llamaba `suplex'. El “suplex” era los taburetes, mesas, camas, sillas y de los pocos muebles que constaba.

El material principal era la madera, pero también usaban el mármol, bronce, etc...

La cama, era la parte con mayor preferencia, porque dormían, recibían a sus visitas, leían, escribían y comían. (ver Ilustración 7) Suplex:

Los Lectis

Los lectis, eran las camas romanas, que eran muebles de madera con cuatro patas.

Normalmente estaban muy decoradas, ya que era su suplex preferente.

Se colocaba el colchón, y en la cabecera tenían un respaldo para estar más cómodos.

El almohadón que tenían era de tela con varios colores y decorado.

La iluminación

Se iluminación básica eran las velas, en distintos lugares, ya fuesen candelabros, etc.

También poseían unas lamparas de Aceite que se llamaban “Lucernae”.

Las lucernaes normalmente eran de metal y/o cermámica.

Los Apliques

Los apliques, eran de diversos materiales, y eran utilizados con el fin de decorar.

Aunque su fin era decorar, también tenia utilidad, como cerraduras, bisagras, etc (que también son considerados apliques.)

El Latrium

El latrium es el patio inferior de la domus.

En en el centro del patio, se situaba una balsa (impluvium) que es donde se cogía el agua de la lluvia mediante una apertura del techo (compluvium). Almacenaban el agua de lluvia para utilizarla de suministro de la casa.

El Lararium

El lararium, normalmente estaba situado en el Latium, en el lugar donde rendía el culto de los dioses tutelares del hogar y de la família.

También se le daba culto a los Dioses Lares, Penates y Mabes que representaban a los difuntos con pinturas o con una capilla donde se situaban las imágenes de dioses.

El Triglinium

El triglinium, es el comedor, y es lugar más importante de la domus.

Tenia como fin, comer allí, dar reuniones y fiestas.

Normalmente era amplio y tenia que estar muy bien decorado, ya que representaba la posición social del propietario.

Tenían Triclinias, que eran camas de 3 plazas que eran donde comían y reposaban.

El Peristilum

En la parte posterior de la casa estaba el peristilium.

Era un espacio al aire con una balsa de agua y un jardín, más conocido como Viridarium, rodeado de una especie de patio con columnas donde se realizan en verano distintas actividades de ocio.

Alimentación, hábitos y rituales

Comían 3 veces diarias, y la comida más importante de todas era la cena.

El “ientaculun” o desayuno, era lo más flojo, se basaba en un poco de fruta, pan y vino.

Usaban tipos de salsas, y a menudo mezclaban comida dulce con salada.

Hacían rituales en las comidas (Excepto en el desayuno). En las cenas seguían unos rituales, los esclavos de la casa además de llevar el vino y la comida a la mesa se encargaban de lavar los pies a la gente de la casa, era costumbre comer descalzo.

La Escritura

El soporte de escritura más utilizado, era la tablilla encerada o también se utilizaban el papiro o pergamino.

Para escribir sobre las tablillas, se utilizaban unos estiletes con la punta muy fina llamados `estilus'. Una simple cabeza redondeada servía para borrar el texto de la tablilla.

La higiene y cuidado personal

Los romanos dedicaban mucha parte del tiempo a la higiene y el cuidado personal.

Hombres y mujeres tenían diversos utensilios y productos de belleza, como ungüentos, perfumes, aceites para masajes, cremas, etc... que provenían mayormente de oriente.

Tenían las uñas brillantes, gracias a semillas de linaza, y unos dientes blancos gracias a la miel.

El ornamento femeníno

Estaba formado por muchos objetos, que se guardaban en una especie de joyeros muy decorados.

Constaban de tantos utensilios que sorprendía, desde morteros para pulverizar substancias hasta pinzas para depilar e incluso espátulas para mezclar.

También tenían muchos peines de distintas formas y también decorados, junto a espejos y botellitas de vidrio donde tenían sus propios perfumes.

Los anillos, brazaletes, cinturones, collares, pendientes formaban parte de la ornamentación personal tanto en el hombre como en la mujer, aunque la mujer poseía un repertorio mayor que el del hombre con diferencia, ya que los hombres básicamente llevaban varios anillos y poca cosa más.

Los anillos

Se podían llevar en todos los dedos excepto en el dedo corazón. Está excepción es porque se le atribuían poderes malignos.

Se llevaban 3 anillos por dedo, pero nunca juntos, cada uno en la altura de cada falange.

El Museo de Historia de la ciudad

El Museo de Historia de la Ciudad contiene los restos arqueológicos encontrados en el subsuelo de la Plaza del Rey, y de la calle `dels Comptes'. Las excavaciones permitieron descubrir los restos de la primera muralla de Barcino, de algunas calles de la ciudad romana y de diversas construcciones de la época romana y de la alta edad media.

A las salas correspondientes en el subsuelo de la Plaza del Rey, se conservan restos de algunas domus romanas. Algunas de ellas están decoradas con pavimentos realizados con diferentes técnicas de mosaico. También se conservan restos de un cardo minor de la ciudad y parte del intervallum, la calle que reseguía interiormente el trazado de la muralla. (ver Ilustración 8)

Bibliografía

  • Museu d'Història de la ciutat.

  • Internet

ILUSTRACIONES