Balonmano

Deportes de equipo con pelota. Historia. Terreno de juego. Material. Equipo. Jugadores. Técnica. Regla. Normativa. Estrategias. Sanciones

  • Enviado por: Alba
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 23 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


BALONMANO

1. Historia, origen y evolución del Balonmano

El Balonmano es un deporte de reciente creación, aunque hay expertos que señalan que sus orígenes se remontan a la antigüedad. Así, en la antigua Grecia ya se practicaba un juego de pelota con la mano, conocido como el "Juego de Ucrania", en el que se utilizaba una pelota del tamaño de una manzana y los participantes debían procurar que no tocara el suelo. Este juego lo llegó a describir Homero en la "Odisea". En la época romana, un médico llamado Claudio Galeno recomendaba a sus enfermos que jugaran al Hapaston, que se practicaba con un balón. Durante la Edad media, los juegos de pelota con la mano eran practicados principalmente en la Corte. Fueron bautizados por los trovadores como los "Primeros Juegos de Verano". En todo caso, eran juegos y prácticas deportivas no estructuradas, sin ningún tipo de reglamento ni de normas. Sin embargo, los orígenes modernos del balonmano datan de finales del siglo XIX, cuando se utilizaba como complemento para entrenar y preparar a los gimnastas. En 1892, un profesor de Gimnástica, Konrad Koch, creó el "Raffballspied", con características muy parecidas al actual balonmano. En ese tiempo, en Checoslovaquia se practicaba en las escuelas un juego en el que cada equipo estaba formado por siete jugadores. Se denominaba "Hazena" y su primer reglamento apareció en 1905. En un Instituto de Enseñanza Media de Dinamarca, un profesor de Gimnasia, Holger Nielsen, en 1898 introducía un juego nuevo con un balón pequeño, al que se llamó "Haandbol". Se trataba de meter goles en una portería, de una manera semejante al fútbol, pero manejando el balón con las manos. Pero los pocos historiadores que se han atrevido a profundizar en los orígenes del actual balonmano apuntan a un profesor de Educación Física, afincado en Berlín, llamado Max Heiser, como el verdadero y legítimo "padre" de esta modalidad deportiva. Jugaba con sus alumnas en una de las principales avenidas de Berlín, en 1907. El juego que creó se denominó "Torball", basado en otros juegos parecidos. Dos años más tarde, un compatriota de Heiser, Carl Schelen, "inventa" un nuevo juego, al que se puso el nombre de "Handball", inspirado principalmente en el fútbol. Las reglas eran idénticas, con la diferencia de que se jugaba con la mano. Cada equipo estaba compuesto por 11 jugadores y se practicaba sobre un terreno de fútbol y la área se encontraba a 11 metros. Después de la Primera Guerra Mundial se asienta definitivamente este juego. En Alemania, prácticamente, se convierte en el deporte oficial. Sin embargo, Uruguay reivindica la paternidad de este deporte, donde comenzó a ser muy conocido en 1916 un juego muy parecido al actual. Dos años más tarde se disputaba un encuentro oficial en el estadio de Montevideo.

EN ESPAÑA

La introducción de este deporte en territorio español ha seguido los mismos caminos y senderos que en otras partes. Primero, se dio a conocer el balonmano a once, como una derivación del fútbol y, poco a poco, se fue etiquetando en el balonmano a siete, con salas cubiertas como escenario principal.

Según el ex-técnico español Juan de Dios Román Seco, en un estudio reciente sobre la historia del balonmano en España, fue la Escuela Militar de Toledo el epicentro donde se cuece la primera normativa y los primeros trabajos de tipo técnico que se elaboraron sobre este deporte. Se puede decir que los orígenes del balonmano español proceden de las esferas militares. En la escuela Naval de El Ferrol lo llegan a practicar sus cadetes y alumnos. Existen datos oficiales de que en 1928 se presenta el balonmano en el Regimiento Alcántara, en Barcelona. Después de la Guerra Civil, tanto el Frente de Juventudes como la Sección Femenina y el SEU son los únicos organismos oficiales que controlan de alguna forma el deporte en España. La primera normativa, siguiendo a Juan de Dios Román, que se conoce en España, está firmada por el capitán Hermosa y data de 1929. Era un primer esbozo de un reglamento, con el título de "balón a mano", documento que se formaliza diez años más tarde por la Escuela Central de Educación Física de Toledo. La Federación Española de Balonmano se crea en 1941, con don Emilio Suárez Marcelo como primer dirigente de este deporte. En la temporada 42-43, según Lluis Miracle en su libro "El handbol a onze catalá", se organiza el I Campeonato de España, en el que el SEU de Valladolid consigue el primer título nacional en la historia del balonmano español. En ese mismo año, la Federación Española edita oficialmente el reglamento de juego. El estadio de Las Corts, en Barcelona, es el escenario del primer partido internacional del balonmano hispano, modalidad a once, en el que España vence a Francia por 3-1. El conjunto español estaba formado por 15 jugadores catalanes y uno vasco. Tres años más tarde, el equipo nacional interviene por primera vez en unos Campeonatos del Mundo, que se disputaron en Suiza. España pasa ante Portugal y cae derrotada frente a Austria y Suecia, respectivamente. En el año 51 despega la Primera División Nacional, a siete, en la que se proclama campeón el Atlético de Madrid, que en la temporada siguiente es relevado por su eterno rival en el fútbol, el Real Madrid. También comienza a disputarse la Liga Nacional Femenina, con triunfo de la Sección Femenina de Madrid. La época del balonmano español a siete se estrena internacionalmente con el enfrentamiento del equipo hispano ante Suecia, con la que se pierde por 23-12. Esta modalidad le quita terreno e interés al balonmano a once y éste termina por extinguirse. El último título nacional lo logró el B. M. Granollers al derrotar al Sabadell. Nace en el año 58 la División de Honor de balonmano a siete en lugar de la de primera División. El primer campeón es el B. M. Granollers. Es en Amsterdam donde se constituye la Federación Internacional de Balonmano, con la adhesión de 11 países. Forma parte de la directiva fundacional Avery Brundage, quien llegó más tarde a presidir el Comité Olímpico Internacional (COI.) El año 1958 es un año clave para el balonmano español. Las corrientes externas también influyen en el desarrollo de este deporte. En ese año, por primera vez, la selección española interviene por acceso directo en un Mundial. Era el tercer campeonato de este tipo, organizado por la República Democrática Alemana. En su debut mundialista figuraban en el equipo nacional diez jugadores castellanos y siete catalanes. Para la historia ahí están sus nombres: Alcántara, Góngora y Anchústegui (Atlético de Madrid), Casajuana Pregona, Fontdevila y Martín Font (Granollers), Farrés (Sabadell), Fernández Zurdo (Bressel), José Luis García y Emilio Villanueva (Real Madrid), José Medina y Rafael Orbe (San Fernando. Domingo Bárcenas fue el técnico encargado de acoplar debidamente esta selección. Madrid, en el año 1962, durante unos días se convierte en la capital del balonmano mundial, pues en esta ciudad la Federación Internacional celebra su congreso. El balonmano también comienza a introducirse entre el elemento femenino. Los tabúes empiezan romperse. Es en Bilbao, en el año 1967, donde se juega el primer partido femenino internacional. En 1977 se consigue, por fin, plaza en un Mundial B femenino. En 1998, la selección española femenina establece la proeza de clasificarse para un Europeo, con una histórica victoria sobre Noruega, en la localidad valenciana de Algemesí. Para el balonmano español masculino, el 79 fue un año muy especial, pues de doble tacada se consiguió el título de campeón en el Mundial B e igualmente se consiguió una plaza para los Juegos Olímpicos de Moscú. Fue la explosión de la selección española, dirigida en aquella época por Domingo Bárcenas y con Emilio Alonso como segundo entrenador. El 9 de octubre de ese año, en el escenario del Palau Blau Grana, en una jornada histórica, España derrotaba a Suiza por 24-18 y conquistaba por primera y, única vez hasta el momento, un título mundial. Los héroes fueron: Pagoaga (q.e.p.d.), De Miguel, Cecilio Alonso, Castellví, Albisu, De la Puente, Calabuig, Novoa,, De Andrés, López Barcells, Serrano, Goyo (q.e.p.d.), Uría, Milián y Sagarribay. Después de Bárcenas, le han seguido en la dirección del equipo nacional técnicos de la categoría de Juan de Dios Román, Javier García Cuesta, Emilio Alonso, Cruz Ibero, Valero Ribera, Branislav Pokrajac, César Argilés, entre otros. La progresión de España en el concierto mundial ha sido evidente, figurando ahora en el paquete de los mejores equipos del mundo. Esa escalada está avalada y bien

2. El terreno de juego

Es un rectángulo de 40 metros de largo y 20 m de ancho, que consta de dos áreas de portería y un área de juego. Las líneas más largas se llaman líneas de banda y las más cortas se llaman líneas de gol (entre los postes de la portería) o línea exterior de portería (a ambos lados de la portería). Debería haber un pasillo de seguridad alrededor del terreno de juego, con un ancho mínimo de 1 metro por el exterior de las líneas de banda y 2 metros detrás de las líneas exteriores de la portería.

La portería está situada en el centro de cada línea exterior de portería. Las porterías estarán firmemente fijadas al suelo o a las paredes detrás de ellas. Tienen una altura interior de 2 metros y 3 metros de ancho. Los postes de la portería están unidos con el larguero y sus aristas posteriores estarán alineadas con el lado posterior de la línea de portería. Los postes y el larguero tienen que tener una sección cuadrada de 8 cm. Y pintadas las tres caras visibles del lado del terreno de juego con dos colores que contrasten claramente con el fondo del campo. Las porterías tendrán una red que se sujetará dé tal forma que el balón lanzado dentro de la portería normalmente se quede.

Las líneas del terreno forman parte de la superficie que delimitan. Las líneas de gol medirán 8 cm. De ancho entre los postes de la portería mientras que las otras líneas serán de 5 cm. De ancho. Las líneas en las dos áreas adyacentes se pueden poner en diferentes colores entre las áreas adyacentes del suelo.

Delante de cada portería está el área de portería El área de portería está definida por la línea del área de portería (línea de 6 metros), que se marcan como sigue: una línea de 3 metros de largo directamente delante de la portería; esta línea es paralela a la línea de gol y a una distancia de 6 metros de la misma (medido desde el lado exterior de la línea de gol hasta la parte delantera de la línea de portería); y dos cuartos de círculo, cada una con un radio de 6 metros (medido desde la esquina interior de los postes de la portería), conectando la línea de 3 metros de largo con la línea exterior de portería

La línea de golpe franco (línea de 9 metros) es una línea discontinua, se marca a 3 m. paralela a la línea del área de portería. Ambos segmentos de la línea y los espacios entren miden 15 cm. La línea de 7 metros es de 1 metro de largo pintada directamente frente al centro de la portería. Es paralela a la línea de gol, a una distancia de 7 m. desde el lado exterior de la línea de portería. La línea de limitación del portero (la línea de 4 metros) es de15 cm. De longitud y se traza directamente delante de la portería. Es paralela a la línea de portería y a una distancia de 4 metros de la misma (medida desde la parte posterior de la línea de portería hasta el exterior de la línea de 4 metros) La línea central conecta los puntos medios de las dos líneas de banda. La línea de cambio (un segmento de la línea de banda) para cada equipo se extiende desde la línea central a un punto a una distancia de 4'5 metros desde la línea central. Este punto final de la línea de cambio prolongado por una línea que es paralela a la línea central, extendiéndose 15 cm. Hacia dentro de la línea de banda y 15 cm. hacia fuera de la línea de banda

3. Material y vestuario.

Material: Debe ser esférica y de color uniforme con cubierta sólida de cuero o de material sintético la superficie no debe ser brillante ni deslizante. sus distintos pesos y medidas son:

- 58- 60 cm. Y 425-475 gr (tamaño 3 de la IHF) para hombres o jóvenes masculinos (de más de 16 años);

- 54-56 cm. Y 325-375 gr (tamaño 2 de la IHF) para mujeres y chicas jóvenes (de más de 14 años) y chicos jóvenes (12 a 16 años);

- 50-52 cm. Y 290-330 gr (tamaño 1 de la IHF) para chicas jóvenes (8 a 14 años) y chicos jóvenes (8 a 12 años).

En todos los encuentros habrá por lo menos dos balones disponibles. Los balones reservas deberán estar a disposición inmediata de la mesa del cronometrador durante el partido. Los árbitros deciden cuando se utiliza el balón reserva. En estos casos, los árbitros deberían conseguir poner en juego el balón rápidamente, con el fin de reducir las interrupciones y evitar time-outs.

Vestuario: Con acepción del guardameta los miembros de cada equipo llevan uniformes idénticos que fácilmente se distingan a los del equipo contrario. Los uniformes de los jugadores llevan numero de 10 cm de alto en la parte delantera y de 20 cm en la espalda. Se utilizan los números del 1 al 20 reservándose los números 1,12 y 16 para los guardametas, los capitanes llevan brazalete de aproximadamente 4 cm de ancho y de un color que contraste con la camiseta todos los jugadores deben llevar calzado deportivo. No está permitido llevar objetos que puedan ser peligrosos para los jugadores. Esto incluye, por ejemplo, protección en la cabeza, máscaras faciales, brazaletes, relojes, anillos, collares o cadenas, pendientes, gafas sin bandas protectoras o montura sólida, o cualquier objeto que pueda ser peligroso. Están permitidas las bandas de cabeza, siempre que estén hechas de material elástico y suave. A los jugadores que no cumplan con esas normas no se les permitirá participar en el juego hasta que corrijan el problema.

4. Formación de equipos.

Un equipo consta de hasta 12 jugadores. Deberán estar presentes en el terreno de juego al mismo tiempo un máximo de 7 jugadores. El resto de los jugadores son reservas. Siempre durante el encuentro, el equipo tiene que tener designado a uno de los jugadores como portero en el terreno de juego. Un jugador designado como portero puede convertirse en un jugador de campo en cualquier momento. Igualmente, un jugador de campo puede convertirse en cualquier momento en portero. Un equipo tiene que tener en el terreno de juego por lo menos 5 jugadores al comienzo del partido. El número de jugadores de un equipo se puede incrementar hasta 12, en cualquier momento durante el partido, incluida la prórroga. (Para eventos de la IHF y Continentales, se procederá dé acuerdo con las reglamentaciones a aplicar. El partido puede continuar, incluso si un equipo en el terreno de juego se reduce a menos de 5 jugadores. Son los árbitros lo que deben juzgar en cada caso, cuando el encuentro deberá suspenderse definitivamente.

Durante el encuentro a un equipo se le permite utilizar un máximo de 4 oficiales de equipo. Estos oficiales de equipo no pueden ser sustituidos en el transcurso del partido. Uno de ellos tiene que ser designado como “oficial responsable de equipo”. Solamente a este oficial se le permite dirigirse al cronometrador-anotador y, posiblemente a los árbitros. En general, durante el encuentro a un oficial de equipo no se le permite penetrar en el terreno de juego. La violación de esta regla se sancionará como conducta antideportiva El encuentro se reanuda con un golpe franco a favor del equipo contrario. Un jugador u oficial de equipo tiene derecho a participar si está presente al comienzo del partido y está incluido en el acta del partido.

Los jugadores y oficiales de equipo que lleguen después de haber comenzado el encuentro, tienen que obtener del cronometrador-anotador para jugar y deben estar incluidos en el acta. Un jugador que tiene derecho a participar, en principio puede penetrar en el terreno de juego a través de su propia línea de cambio de su equipo en cualquier momento Un jugador que no tiene derecho a participar será descalificado si penetra en el terreno de juego. El encuentro se reanuda con un golpe franco a favor del equipo contrario

Sustitución de jugadores

Durante el partido los reservas podrán entrar en cualquier momento y de manera repetida sin avisar al cronometrador-anotador, siempre que los jugadores que los sustituyan hayan abandonado el terreno de juego. Los jugadores deberán salir y entrar en el terreno de juego por su propia línea de cambio de su equipo. Esta regla también se aplica para el cambio de los porteros. Estas reglas de la zona de cambio también se aplican durante el time-out (excepto durante un time-out de equipo).

Un cambio antirreglamentario debe ser sancionado con 2 minutos de exclusión para el jugador infractor. Si más de un jugador del mismo equipo hacen un cambio antirreglamentario en la misma situación, solamente el primer jugador que cometió la infracción será sancionado. El encuentro se reanuda con un golpe franco para los contrarios

Si un jugador adicional penetra en el terreno de juego sin que se produzca un cambio o si un jugador ilegalmente participa en el juego desde la zona de cambios, al jugador se le sancionará con 2 minutos de exclusión, por lo tanto, el equipo deberá ser reducido en un jugador sobre el terreno de juego durante los 2 minutos siguientes (aparte de que el jugador adicional que penetra en el terreno de juego deberá abandonarlo. Si un jugador penetra en el terreno de juego mientras está cumpliendo una exclusión de 2 minutos, se le sancionará con otros 2 minutos adicionales de exclusión. Esta exclusión deberá comenzar inmediatamente, y otro jugador deberá abandonar el terreno de juego durante el resto de tiempo que resta de la primera exclusión. En ambos casos, el encuentro se reanuda con un golpe franco a favor de los contrarios

Si un jugador está sangrando o tiene sangre en el cuerpo o uniforme, el jugador tiene que abandonar inmediatamente el terreno de juego y voluntariamente (como una sustitución normal), con el fin de parar la hemorragia, cubrir la herida y limpiar el cuerpo y el uniforme. El jugador no debe volver al terreno de juego hasta que esto se haya realizado.

En el caso de una lesión, los árbitros pueden dar permiso que dos de las personas que “están autorizadas a participar” entren en el terreno de juego durante un time-out, para específicamente ayudar a un jugador lesionado de su equipo

5. Reglamento básico.

La duración del partido, la señal final y time out.

La duración normal del partido para todos los equipos con jugadores de más de 16 años es de dos tiempos de 30 minutos. Con 10 minutos de descanso. Para los equipos de jóvenes entre 12 y 16 años es de 2x25 minutos y para la edad comprendida entre los 8 y los 12 años 2x20 minutos, en ambos casos el descanso es de 10 minutos.

La prórroga se juega después de 5 minutos de descanso, si el partido está empatado al final de la duración normal del encuentro y se tiene que determinar a un ganador. El periodo de prórroga consiste en dos tiempos de 5 minutos con un minuto de descanso. Si el partido continúa empatado después del primer periodo de prórroga, se juega un segundo periodo después de 5 minutos de descanso. Este periodo de prórroga también tiene dos tiempos de 5 minutos con un minuto de descanso.

Señal final La duración del partido comienza con el toque de silbato del árbitro para el saque de centro inicial. Finaliza con la señal de final automática del cronómetro mural público o del cronometrador. Si no sonata esta final, el árbitro con el toque de silbato indicará que ya ha finalizado el tiempo de juego

Las infracciones y la conducta antideportiva que tengan lugar antes o simultáneamente con la señal final (para el descanso o final del partido) deben sancionarse, aún después de haberse producido la señal. Los árbitros solamente finalizarán el partido después de la ejecución del golpe franco

El lanzamiento se repite si la señal de final suena (para el descanso o final del partido) cuando el golpe franco o un lanzamiento de 7 m. se está ejecutando o cuando el balón ya está en el aire. En el caso de repetir el lanzamiento debe esperarse el resultado inmediato antes de que los árbitros finalicen el partido.

Los jugadores y los oficiales de equipo siguen estando sujetos a sanciones personales por infracciones o conducta antideportiva que tengan lugar durante la ejecución de un golpe franco o lanzamiento de 7 metros en las circunstancias descritas en las Reglas 2:4-5. No obstante, una infracción durante la ejecución de este lanzamiento, no supone un golpe franco para el equipo contrario.

Si los árbitros determinan que el cronometrador ha dado la señal final (para el descanso o final de partido) demasiado pronto, los jugadores permanecerán en el terreno de juego y jugarán el resto del tiempo. El equipo que estuviera en posesión del balón en el momento que sonó la señal demasiado pronto, seguirá en posesión del balón cuando se reanude el partido. Si el balón no estuviera en juego, entonces el encuentro se reanuda con el lanzamiento que corresponda a la situación. Si el balón estuviera en juego, entonces el encuentro se reanuda con un golpe franco de acuerdo a las reglas. Si en el primer tiempo de juego (o en un periodo de prórroga) ha finalizado demasiado tarde, el segundo tiempo deberá reducirse en consecuencia. Si el segundo tiempo (o un periodo de prórroga) ha finalizado demasiado tarde, entonces los árbitros ya no están en disposición de cambiar nada.

Time Out Los árbitros deciden cuando y por cuanto tiempo el tiempo de juego se interrumpe (time-out). Un time-out es obligatorio cuando:

Se sanciona con 2 minutos de exclusión, descalificación o expulsión;

Lanzamiento de 7 metros;

Cuando se concede Time-out de equipo;

Sustitución antirreglamentaria o un jugador “adicional” penetra en el terreno de juego;

Suena la señal del cronometrador o del delegado Técnico;

cuando es necesario que los árbitros consulten,

Normalmente también se concede time-out en algunas otras situaciones, dependiendo de las circunstancias

Las infracciones durante un time-out tienen las mismas consecuencias que las infracciones durante el tiempo de juego

Los árbitros señalan al cronometrador el momento de la parada del cronómetro y el de su puesta en marcha respecto a un time-out.

La interrupción del tiempo de juego se indica al cronometrador con tres pitidos cortos y la gesto-forma.

Después de un time-out siempre tiene que sonar el silbato para indicar que se puede reanudar el encuentro

Cada equipo tiene el derecho a un minuto de time-out de equipo en cada tiempo del partido

El portero.

Se le permite:

Tocar el balón con cualquier parte de su cuerpo, siempre que lo haga con intención defensiva sobre el área de portería

Desplazarse con el balón dentro del área de portería sin estar sujeto a ninguna de las restricciones que se aplican a los jugadores de campo no obstante, no se le permite retrasar la ejecución de un saque de portería

Abandonar el área de portería sin estar en posesión del balón y tomar parte en el juego; si hiciera esto, el portero estaría sujeto a las reglas que se aplican a los jugadores de campo.

Se considera que el portero se encuentra fuera del área de portería desde el momento en que cualquier parte de su cuerpo toca el suelo fuera de la línea del área de portería;

Abandonar el área de portería con el balón, y jugarlo de nuevo en el área de juego si no ha podido controlarlo.

Se prohíbe al portero:

Poner en peligro al contrario en una acción defensiva

Abandonar el área de portería con el balón controlado

Tocar el balón de nuevo fuera del área de portería después de un saque de portería, si no ha sido tocado mientras tanto por otro jugador

Tocar el balón que está parado o rodando en el suelo fuera del área de portería, estando el portero dentro de la misma

Introducir el balón dentro del área de portería que esté parado o rodando en el suelo exterior de dicha

Entrar en el área de portería desde el área de juego con el balón

Tocar el balón con el pie o la pierna por debajo de la rodilla, cuando está parado o en el suelo en el área de portería o se dirige al área de juego

Franquear la línea de limitación de 4 metros o su prolongación a ambos lados, antes que el balón haya abandonado la mano del contrario que ejecuta un lanzamiento de 7 m.

El área de la portería

Solamente se permite al portero penetrar en el área de portería. El área de portería, incluye la línea del área de portería, y se considera que ha penetrado en ella cuando un jugador la toca con cualquier parte de su cuerpo.

Cuando un jugador de campo penetra en el área de portería, se tomarán las siguientes decisiones:

a) golpe franco, cuando un jugador de campo penetra en el área de portería en posesión del balón

b) golpe franco, cuando un jugador de campo penetra en el área de portería sin balón, consiguiendo así alguna ventaja

c) lanzamiento de 7 m., cuando el defensor penetra en el área de portería y evita una clara ocasión de gol

Como puede jugarse el balón, juego pasivo

Está permitido:

Lanzar, coger, parar, empujar, golpear el balón utilizando las manos (abiertas o cerradas), brazos, cabeza, tronco, muslos y rodillas;

Tener el balón durante un máximo de 3 segundos tanto en las manos, como si se encuentra en el suelo

Dar tres pasos como máximo con el balón se considera dar un paso cuando:

Un jugador, con los dos pies en contacto con el suelo, levanta uno y lo vuelve a colocar en el suelo o desplaza un pie de un lugar a otro;

b) un jugador con un pie en contacto con el suelo, coge el balón y a continuación toca el suelo con el otro pie;

c) un jugador en suspensión toca el suelo con un solo pie y vuelve a saltar con el mismo pie, o toca el suelo con el otro pie;

Un jugador en suspensión toca el suelo con ambos pies simultáneamente y luego levanta un pie y lo vuelve a colocar en el suelo, o desplaza un pie de un lugar a otro.

Comentario:

Se considera como un paso si un pie se desplaza de un lugar a otro y luego el otro pie se lleva a la altura del primero.

Tanto parado como en carrera:

a) botar el balón una vez y cogerlo de nuevo con una o ambas manos;

b) botar el balón repetidamente con una mano (diblar) o rodar el balón por el suelo repetidamente, y recogerlo de nuevo con una o ambas manos.

Después, tan pronto como el balón se coge con una o ambas manos, tiene que jugarse dentro de los tres segundos siguientes o después de tres pasos como máximo.

Se considera que se comienza a diblar o a botar el balón cuando el jugador lo toca con cualquier parte de su cuerpo, y lo dirige directamente al suelo.

Después que el balón ha tocado a otro jugador, o la portería, se permite al jugador tocar el balón o botarlo o cogerlo de nuevo.

Pasar el balón de una mano a otra sin perder el contacto con él;

Jugar el balón cuando se está de rodillas, sentado y tumbado en el suelo.

No está permitido:

Tocar el balón más de una vez, sin que haya tocado el balón mientras tanto el suelo, a otro jugador, o la portería

Las recepciones defectuosas no se sancionan.

Comentario:

Recepciones defectuosas significan que un jugador no consigue controlar el balón cuando intenta cogerlo o pararlo.

Si el balón ya ha sido controlado, entonces el jugador no puede tocarlo más de una vez después de darle con la mano o botarlo.

Tocar el balón con un pie o pierna por debajo de la rodilla, excepto cuando el balón ha sido lanzado por un jugador contrario

El juego continúa si el balón toca al árbitro en el terreno de juego.

Juego Pasivo

No está permitido conservar el balón en posesión del equipo sin hacer ningún intento reconocible de atacar o de lanzar a portería Ello se considera como juego pasivo, que se sancionará con un golpe franco contra el equipo en posesión del balón

El golpe franco se ejecutará desde el lugar donde se encontraba en balón cuando se interrumpió el juego. Cuando se observa una posible tendencia a juego pasivo, se hará la gesto-forma de advertencia de juego pasivo Esto da la oportunidad al equipo en posesión del balón de cambiar su forma de ataque con el fin de evitar perder la posesión. Si la forma de ataque no cambia después de hacer la señal de advertencia, o no lanzan a portería, entonces se señala golpe franco contra el equipo en posesión del balón

En ciertas situaciones los árbitros también pueden sancionar con golpe franco al equipo en posesión del balón sin previa advertencia, esto es, cuando un jugador intencionadamente se retiene ante una clara situación de marcar un gol.

Faltas y conductas antideportivas

Está permitido:

a) utilizar los brazos y las manos para bloquear el balón o apoderarse del mismo;

b) quitar el balón al contrario con la mano abierta y desde cualquier lado;

c) utilizar el cuerpo para obstruir el camino al contrario, aún cuando el oponente no esté en posesión del balón;

d) entrar en contacto corporal con un contrario de frente, con los brazos flexionados, y manteniendo este contacto controlarle y acompañarle.

No está permitido:

a) arrancar el balón al contrario así como golpearlo cuando se encuentra entre sus manos;

b) bloquear o empujar al contrario con brazos, manos o piernas;

c) retener al contrario, sujetarle, empujarle, o lanzarse contra él en carrera o en salto;

d) molestar, estorbar o poner en peligro al contrario (con o sin balón), de forma contraria a las reglas.

Las expresiones físicas y verbales que sean contrarias al espíritu deportivo se consideran constitutivas de conducta antideportiva. Esto se aplica tanto a los jugadores como a los oficiales de un equipo, dentro o fuera del terreno de juego. La sanción progresiva también se aplica en el caso de conducta antideportiva

Un jugador que ataca a un contrario y pone en peligro la integridad física del adversario, debe ser descalificado especialmente sí:

desde un costado o por detrás, golpea o tira hacia atrás el brazo del jugador que está efectuando un lanzamiento o pasando el balón;

b) realiza cualquier acción en que el contrario sea golpeado en la cabeza o en el cuello;

c) deliberadamente golpea el cuerpo del contrario con sus pies o rodilla o de cualquier otra forma; Esto incluye la zancadilla;

d) empuja al contrario que está en carrera o saltando, o le ataca dé tal forma que el contrario pierda el control de su cuerpo; Esto también se aplica cuando un portero abandona el área de portería para impedir un contraataque de los contrarios;

e) cuando en la ejecución de un golpe franco en un lanzamiento directo a portería, el balón golpea a un defensor en la cabeza, asumiendo que el defensor no estaba en movimiento; o similarmente, golpea al portero en la cabeza en un lanzamiento de 7 m., asumiendo que el portero no esta en movimiento.

Comportamiento antideportivo grave de un jugador u oficial de equipo dentro o fuera del terreno de juego se sancionará con descalificación

En caso de “agresión”, el jugador infractor durante el tiempo de juego deberá ser expulsado la agresión fuera del tiempo de juego lleva a la descalificación Un oficial de equipo que comete una agresión será descalificado

Comentario:

La agresión, según esta regla, se define como un ataque fuerte o grave y deliberado contra el cuerpo de otra persona (jugador, árbitro, cronometrador-anotador, oficial de equipo, delegado, espectador, etc.) En otras palabras, no es simplemente una acción refleja o el resultado de métodos desproporcionados o excesivos. Escupir a otra persona está específicamente considerado como una agresión.

El gol

Se consigue un gol cuando el balón rebasa totalmente la línea de gol siempre que no haya infringido las reglas el lanzador o un compañero de equipo antes o durante el lanzamiento. El árbitro de portería confirma que se ha conseguido el gol con dos cortos toques de silbato y la gesto-forma

Se concederá gol, si hay una infracción a las reglas por parte de un defensor pero el balón entra en la portería. Un gol no puede ser concedido si un árbitro o el cronometrador ha interrumpido el juego antes de que el balón haya cruzado totalmente la línea de gol.

Se concederá gol a favor de los contrarios, si un jugador introduce el balón dentro de su propia portería, excepto en la situación en la que un portero esté ejecutando un saque de portería

Comentario

Se concede gol si una persona o cosa no participante en el juego ( espectadores, etc.) impide la entrada del balón en la portería y los árbitros están convencidos de que el balón habría rebasado la línea de gol dentro de la portería.

Figura 4: El Gol

Balonmano

Un gol que ha sido concedido no puede ser anulado, una vez que el árbitro haya tocado el silbato para el correspondiente saque de centro. Cuando se marca gol y acto seguido el cronometrador hace sonar la señal de final de primer tiempo inmediatamente después de marcar un gol y antes de ejecutar el saque de centro, los árbitros de forma muy clara señalarán la obtención de dicho gol.

Comentario:

Tan pronto como un gol es concedido por los árbitros deberá anotarse en el marcador. El equipo que haya marcado más goles que el contrario es el ganador. El encuentro está empatado, si ambos equipos han marcado el mismo número de goles o ningún gol.

El saque se centro

El comienzo del partido se debe realizar mediante un saque de centro que es ejecutado por el equipo que gana el sorteo y elige empezar con el balón en su posesión. Los contrarios tienen entonces el derecho de elegir campo. Alternativamente, si el equipo que gana el sorteo elige campo, entonces los contrarios realizan el saque de centro. En el segundo tiempo los equipos cambian de campo. El saque de centro del segundo tiempo lo ejecuta el equipo que no lo ejecutó al comienzo del partido. Si hubiera que jugarse una prórroga se debe realizar un nuevo sorteo antes de cada periodo de prórroga y todas las reglamentaciones que corresponden a las reglas.

Después de cada gol se reanuda el juego con un saque de centro que lo ejecuta el equipo que ha encajado el gol. El saque de centro se ejecuta en cualquier dirección desde el centro del terreno de juego (con una tolerancia hacia ambos lados de aproximadamente 1'5 metros. Es precedido por una señal de silbato, y luego se ejecutará dentro de los tres segundos. El jugador que ejecuta el saque de centro debe estar con un pie en contacto con la línea central hasta que el balón haya salido de su mano. A los compañeros del equipo del lanzador no se les permite cruzar la línea de centro antes del toque de silbato

Regla del saque de banda

Se ordena el saque de banda cuando el balón ha franqueado completamente la línea de banda o cuando un jugador de campo del equipo defensor fue el último en tocar el balón antes de que éste haya cruzado la línea exterior de portería de su equipo.

Regla del saque de portería

Se ordena un saque de portería: cuando un portero ha controlado el balón en el área de portería o cuando el balón ha sobrepasado la línea exterior de portería, después de haber sido tocado por última vez por el portero o un jugador del equipo contrario. Esto significa que en ambas situaciones el balón se considera que no está en juego y que se aplica la regla si hay una infracción del equipo al que pertenece el portero después de conceder un saque de portería y antes de que se haya ejecutado. El saque de portería lo ejecuta el portero, sin toque de silbato por parte del árbitro, desde el área de portería por encima de la línea del área de portería. Se considera ejecutado el saque de portería, cuando el balón lanzado por el portero ha rebasado la línea del área de portería. Se permite a los jugadores del otro equipo estar justamente fuera de la línea del área de portería, pero no se les permite tocar el balón hasta que éste haya rebasado la línea. El portero no puede tocar el balón otra vez después de un saque de portería hasta que el balón no haya sido tocado por otro jugador

La ejecución del Golpe Franco

Normalmente el golpe franco se ejecuta sin toque de silbato del árbitro obstante y en principio desde el lugar donde se cometió la infracción. Los casos siguientes son las excepciones a este principio: Se ejecuta el golpe franco en las situaciones descritas en la regla, después del toque de silbato, en principio desde el lugar donde estaba el balón en el momento de la interrupción. En el caso de 13:4c se ejecuta el golpe franco también después de toque de silbato, en principio, desde el lugar debajo de donde el balón tocó el techo o instalaciones.

Regla del lanzamiento de 7 metros

Se ordena un lanzamiento de 7 metros:

a) cuando se frustra una clara ocasión de gol en cualquier parte del terreno de juego por un jugador u oficial de equipo del equipo contrario;

b) cuando hay un toque de silbato injustificado en el momento de una clara ocasión de gol;

cuando una clara ocasión de gol se frustra por la interferencia de alguien no participante en el juego (excepto cuando se aplica el comentario de la

Si un jugador atacante mantiene totalmente el control del balón y de su cuerpo, a pesar de una infracción de las que contemplan las reglas no deberá ordenarse un lanzamiento de 7 metros incluso si después el jugador no tiene éxito al utilizar la clara ocasión de gol. Siempre que haya una posibilidad de 7 metros, los árbitros deberán esperar su intervención hasta que se puedan determinar claramente si una decisión de lanzamiento de 7 metros está plenamente justificada y es realmente necesaria. Si el jugador atacante consigue marcar un gol a pesar de la infracción de los defensores, entonces obviamente no hay razón para ordenar un lanzamiento de 7 metros. A la inversa, si se ve que un jugador realmente ha perdido el balón o el control del cuerpo debido a una infracción, y que existía una clara ocasión de gol, entonces se ordena un lanzamiento de 7 metros. Cuando se ordena un lanzamiento de 7 metros, los árbitros deben señalar un time-out

Ejecución de 7 metros

El lanzamiento de 7 metros debe ser ejecutado con un tiro a portería dentro de los tres segundos siguientes después del toque de silbato del árbitro central

El jugador que ejecuta un lanzamiento de 7 metros no tiene que tocar o rebasar la línea de 7 metros antes de que el balón haya salido de su mano.

El lanzador o un compañero de equipo no puede jugar de nuevo el balón después de la ejecución de un lanzamiento de 7 metros, hasta que lo haya tocado un contrario o la portería

Cuando se está ejecutando un lanzamiento de 7 metros, los compañeros de equipo del lanzador tienen que permanecer fuera de la línea de golpe franco, hasta que el balón haya salido de la mano del lanzador. Si no lo hicieran así, se ordenará un golpe franco contra el equipo que ejecuta el lanzamiento de 7 metros.

Cuando se ejecuta un lanzamiento de 7 metros, los jugadores del equipo contrario deberán permanecer fuera de la línea de golpe franco, y como mínimo a 3 metros de la línea de 7 metros, hasta que el balón haya salido de la mano del lanzador. Si no lo hicieran así, se repetirá el lanzamiento de 7 metros, si no se hubiera marcado gol.

Se repite el lanzamiento de 7 metros, a no ser que se marque un gol, si el portero cruza su línea de limitación, esto es, línea de 4 metros, antes que el balón salga de la mano del lanzador.

No está permitido cambiar a los porteros una vez que el lanzador está preparado para ejecutar un lanzamiento de 7 metros, estando de pie situado en la posición correcta con el balón en la mano. Cualquier intento de hacer un cambio en esta situación se sancionará como comportamiento antideportivo

Las sanciones

Amonestación

Puede sancionarse con amonestación por:

a) faltas e infracciones similares en el comportamiento con el contrario que no estén dentro de la categoría de “sanción progresiva de las reglas

Deberá sancionarse con amonestación:

b) aquellas faltas que deban ser sancionadas progresivamente

c) las infracciones cometidas cuando los contrarios están ejecutando un saque o lanzamiento

d) conducta antideportiva por parte de un jugador u oficial de equipo

Comentario:

Un jugador individualmente no debería recibir más de una amonestación y un equipo no debería ser sancionado con más de tres amonestaciones. Un jugador que ya ha sido sancionado con dos minutos de exclusión no debería consecuentemente ser sancionado con amonestación. En total a los oficiales de equipo no se les debería sancionar con más de una amonestación.

El árbitro deberá indicar la amonestación al jugador infractor u oficial y al cronometrador - anotador enseñando una tarjeta amarilla.

Exclusión

Una exclusión (2 minutos) debe ser sancionada:

a) cambios incorrectos o entrada en el terreno de juego antirreglamentario

b) por faltas repetidas del tipo de las que deben ser sancionadas progresivamente

c) por conducta antideportiva repetida de un jugador en el terreno de juego o fuera del mismo

d) en el caso de la segunda ocasión de conducta antideportiva por parte de cualquiera de los oficiales de un equipo, después que uno de ellos ha sido amonestado previamente de acuerdo a las reglas 16:1d

e) por no dejar el balón o ponerlo en el suelo cuando se ordena un golpe franco contra el equipo que está en posesión del balón

f) por infracciones repetidas cuando los contrarios están ejecutando un lanzamiento

g) como consecuencia de una descalificación de un jugador u oficial de equipo durante el tiempo de juego

h) por conducta antideportiva por parte de un jugador, antes de que el juego se haya reanudado, después de que haya sido sancionado con una exclusión de 2 minutos

Comentarios:

No obstante, a las indicaciones en b), c) y d), en las que las exclusiones en general van dirigidas para los casos de faltas repetidas o comportamiento antideportivo, los árbitros tienen derecho a determinar que una infracción en particular justifica una exclusión inmediata, incluso si el jugador no ha sido amonestado previamente y el equipo no tiene todavía el total de 3 amonestaciones. Igualmente, a un oficial de equipo se le puede sancionar con una exclusión incluso si los oficiales de ese equipo no han sido amonestados anteriormente. Cuando se ordena una exclusión de 2 minutos contra un oficial de equipo, de acuerdo a la regla 16:3b, al oficial se le permite permanecer en la zona de cambio y seguir realizando sus funciones; no obstante, el equipo en el terreno de juego se reduce durante 2 minutos.

Después de la señalización de un time-out, el árbitro deberá indicar claramente la exclusión al jugador infractor y al cronometrador - anotador con la gestoforma correspondiente, es decir, levantando un brazo con dos dedos extendidos Una exclusión siempre será por un tiempo de juego de 2 minutos; la tercera exclusión para el mismo jugador siempre lleva a una descalificación

Al jugador excluido no se le permite participar en el juego durante el tiempo de la exclusión y al equipo no se le permite reemplazarlo en el terreno de juego.

El periodo de exclusión comienza cuando el juego se reanuda con un toque de silbato. Si el tiempo de exclusión de un jugador no ha terminado al finalizar la primera parte, deberá cumplirse el tiempo restante al inicio del segundo tiempo. Esta misma regla se aplica también a las prórrogas.

Descalificación

Debe sancionarse con descalificación en los casos siguientes:

a) si un jugador que no está autorizado a participar penetra en el terreno de juego

b) por la tercera ocasión (o siguientes) de conducta antideportiva de uno de los oficiales de un equipo, después que uno de ellos ha sido sancionado previamente con 2 minutos de exclusión, de acuerdo a las reglas

c) por faltas que ponen en peligro la integridad física del contrario

d) por conducta antideportiva grave de un jugador o un oficial de equipo dentro o fuera del terreno de juego

e) en caso de una agresión por parte de un jugador fuera del tiempo de juego, es decir, antes del encuentro o durante el descanso

f) en caso de agresión por parte de un oficial de equipo

g) debido a una tercera exclusión al mismo jugador

h) por conducta antideportiva repetida por parte de un jugador u oficial de equipo, durante el descanso

Después de anunciar un time-out, los árbitros deberán indicar claramente la descalificación al jugador infractor u oficial y al anotador-cronometrador levantando la tarjeta roja

Una descalificación de un jugador u oficial de equipo es siempre para el resto del tiempo de juego. El jugador u oficial tiene que abandonar inmediatamente el campo y la zona de cambio. Después de marcharse el jugador u oficial no se le permite tener ningún tipo de contacto con el equipo.

La descalificación de un jugador u oficial de equipo dentro o fuera del campo, durante el tiempo de juego, siempre se sanciona al equipo con 2 minutos de exclusión. Esto significa que el equipo jugará con un jugador menos No obstante, esta reducción del equipo dura 4 minutos, si el jugador ha sido descalificado en las circunstancias indicadas en las reglas

El número de jugadores u oficiales se reduce cuando hay una descalificación del equipo. No obstante se permite completar el número de jugadores en el terreno de juego después del tiempo de los 2 minutos de exclusión. En principio, una descalificación se aplica solamente para el resto del partido, en el que tiene lugar. Se considera como una decisión de los árbitros en base a la observación de los hechos. No tendrá consecuencias posteriores más allá del partido, excepto en el caso de descalificaciones debido a agresiones o cuando hay conducta antideportiva grave por parte de un jugador u oficial que entre dentro de la categoría a) o d) en aclaración. Estas descalificaciones deberán explicarse en el acta del partido

Expulsión

Debe sancionarse con expulsión:

Cuando un jugador es culpable de una agresión (como se define en las reglas durante el tiempo de juego dentro o fuera del terreno de juego.

Después de anunciar un time-out, los árbitros deberán indicar claramente la expulsión al jugador infractor y al cronometrador-anotador con la gestoforma adecuada, es decir el árbitro cruza los brazos por encima de la cabeza

Una expulsión es siempre durante la duración del partido y el equipo tiene que continuar jugando con un jugador menos en el terreno de juego.

El jugador expulsado no puede ser reemplazado y tiene que abandonar inmediatamente tanto el terreno de juego como la zona de cambio. Después de marcharse, al jugador no se le permite tener ningún tipo de contacto con el equipo.

Los árbitros deberán explicar la expulsión en el acta del partido a las autoridades correspondientes

Más de una Infracción en la Misma Situación

Si un jugador u oficial de equipo comete más de una infracción simultáneamente o sucesivamente, antes de reanudar el partido, y estas infracciones requieren diferentes sanciones, entonces en principio, solamente se impondrá la sanción más severa. Este caso es siempre cuando una de las infracciones es una agresión.

No obstante existen las siguientes excepciones específicas, donde en todos los casos el equipo tiene que jugar con un jugador menos en el terreno de juego durante 4 minutos:

Si a un jugador se le acaba de sancionar con dos minutos de exclusión por una infracción y comete conducta antideportiva antes de que se reanude el juego, entonces al jugador se le excluye con 2 minutos adicionales; (si la exclusión adicional es la tercera, entonces se le descalifica);

Si a un jugador se le acaba de descalificar (directamente o por una tercera exclusión) y comete una infracción por comportamiento antideportivo, antes de que se reanude el juego, entonces al equipo se le impone otra sanción, por lo que la reducción será de 4 minutos;

Si a un jugador se le acaba de sancionar con 2 minutos de exclusión y comete la infracción de comportamiento antideportivo grave antes de que se reanude el juego, entonces además se le descalifica estas sanciones combinadas llevan a una reducción de 4 minutos si a un jugador se le acaba de descalificar (directamente o por una tercera exclusión) y comete la infracción de comportamiento antideportivo grave, antes de que se reanude el juego, entonces al equipo se le impone otra sanción, por lo que la reducción será de 4 minutos.

Infracciones Fuera del Tiempo de Juego

Las situaciones descritas en las reglas generalmente implican infracciones durante el tiempo de juego. Estas reglas de “tiempo de juego” incluyen las prórrogas y time-outs, pero no los descansos en los medios tiempos

El comportamiento antideportivo, conducta antideportiva grave o agresión por parte de un jugador u oficial de equipo, que se cometan en el local donde se juega el partido, pero fuera del tiempo de juego, se sancionará de la siguiente manera:

Antes del encuentro:

se sancionará con una amonestación en el caso de comportamiento antideportivo

Se sancionará con una descalificación en caso de comportamiento antideportivo grave o agresión, pero se permite al equipo comenzar con 12 jugadores y 4 oficiales;

Durante el descanso:

Se impondrá una amonestación en el caso de comportamiento antideportivo (16:1d);

Se sancionará con una descalificación en el caso de conducta antideportiva repetida o comportamiento antideportivo grave o en el caso reagresión; en el caso de comportamiento antideportivo repetido, esto anula las reglas, que se aplica durante el tiempo de juego.

Después de una descalificación durante el descanso, al equipo se le permite continuar en el terreno de juego con el mismo número de jugadores que tenía antes del descanso.

Después del partido:

Informe escrito.

Los árbitros

Cada partido será dirigido por dos árbitros con la misma autoridad. Y están asistidos por un cronometrador y un anotador.

Los árbitros observan la conducta de los jugadores desde el momento en que entran en el recinto del partido hasta que lo abandonan.

Los árbitros son los responsables de inspeccionar el terreno de juego, las porterías y los balones antes de que comience el partido y ellos deciden que balones serán utilizados

Los árbitros también observan la presencia de ambos equipos con los uniformes apropiados. Ellos comprueban el acta y el equipamiento de los jugadores. Se aseguran que el número de jugadores y oficiales en la zona de cambio está dentro de los límites y comprueban la presencia e identidad del “oficial responsable de equipo” de cada equipo. Deberán corregir cualquier irregularidad

El sorteo lo efectúa uno de los árbitros en presencia del otro y ambos capitanes de equipo

Al comienzo del partido, uno de los árbitros, se sitúa como “árbitro central” detrás del equipo que realiza el saque de centro.

El árbitro central comienza el partido con un toque de silbato

Cuando el otro equipo obtiene la posesión del balón, el árbitro sitúa en la parte exterior de la línea de portería del equipo defensor.

El otro árbitro comienza como “árbitro de portería” en la línea exterior de portería del equipo defensor inicial. Será árbitro central cuando este equipo obtenga la posesión del balón

Los árbitros tienen que cambiar de puesto de vez en cuando durante el encuentro.

En principio, todo el encuentro lo dirigirán los mismos árbitros.

Es su responsabilidad asegurar que el partido se juegue de acuerdo a las reglas, y tienen que sancionar cualquier infracción.

Si uno de los árbitros no pudiera finalizar el encuentro, el otro árbitro deberá continuar el encuentro solo. (Para los eventos de la IHF y Continentales, esta situación se trata de acuerdo a las regulaciones correspondientes.

Si ambos árbitros pitan una infracción y coinciden sobre el equipo que deberá ser sancionado, pero tienen diferente opinión sobre la severidad de la sanción, entonces se impondrá la sanción más grave.

Si ambos árbitros pitan una infracción, o el balón ha salido del terreno de juego, y los dos árbitros tienen diferente opinión sobre cual de los equipos tiene la posesión del balón, entonces se aplicará la decisión conjunta a la que lleguen los árbitros después de hacer una consulta entre ambos. Si no llegaran a una decisión conjunta, entonces prevalecerá la opinión del árbitro central.

Es obligatorio un time-out. Durante la consulta entre ambos árbitros harán la gesto-forma claramente y después del toque de silbato se reanuda el juego

Ambos árbitros son responsables de la cuenta de los goles.

Además toman nota de las amonestaciones, exclusiones, expulsiones y descalificaciones.

Ambos árbitros son responsables de controlar el tiempo de juego. Si hubiera duda sobre la exactitud del cronometraje, los árbitros tomarán una decisión conjunta

Los árbitros son responsables de asegurar después del encuentro que el acta del partido está cumplimentada correctamente.

Las expulsiones y las descalificaciones del tipo indicado en las regla Las decisiones tomadas por los árbitros fundadas en la observación de los hechos o juicios son irrevocables.

Solamente se podrán presentar apelaciones contra las decisiones que no sean de conformidad con las reglas.

Durante el encuentro, solamente tienen derecho a dirigirse a los árbitros los “oficiales responsables de equipo” correspondientes.

Los árbitros tienen derecho a suspender el juego temporal o permanentemente.

Los árbitros deberán hacer todo lo posible para que el juego continúe, antes de tomar la decisión de suspenderlo permanentemente.

El uniforme negro está ante todo pensado para los árbitros.

El cronometrador y el anotador

En principio, el cronometrador tiene la responsabilidad principal de controlar el tiempo de juego, time-outs y el tiempo de exclusión de los jugadores excluidos.

Igualmente, el anotador tiene la responsabilidad principal de controlar la lista de jugadores, el acta del partido, la entrada de jugadores que llegan después del comienzo del partido, y la entrada de jugadores que no están autorizados a participar.

Otras tareas, como el control del número de jugadores y oficiales de equipo en la zona de cambio y la salida y entrada de los jugadores reservas, son responsabilidades conjuntas.

Generalmente, solamente el cronometrador deberá interrumpir el juego cuando sea necesario.

Si no hubiera instalación mural de cronometraje, entonces el cronometrador informará a los responsables de ambos equipos sobre el tiempo jugado o el que queda por jugar, especialmente después de los time-outs.

Si no hubiera disponible una instalación mural de cronometraje con una señal automática, el cronometrador asumirá la responsabilidad sé señalar el final del primer tiempo y el final del partido

En los casos que el cronómetro mural no indique los tiempos de exclusión (al menos tres por equipo durante los encuentros de la IHF), el cronometrador pondrá en la mesa una tarjeta mostrando el final del tiempo de exclusión, junto con el número de la camiseta del jugador.

Reglamento relativo a la zona de cambios

ARTICULO 1º

Las zonas de cambio están situadas fuera de la línea de banda a la izquierda y derecha de la extensión de la línea central, hasta el final de los banquillos respectivos de cada equipo, y también detrás de los banquillos si hay espacio reservas. Los reglamentos para los eventos de la IHF y de las Federaciones Continentales ordenan que los banquillos de los equipos deben estar a una distancia de 3,5 metros de la línea central. Esta recomendación también es válida para los partidos de todos los demás niveles. No se pueden colocar objetos de ningún tipo en la línea de banda enfrente de los banquillos de los equipos (en al menos una distancia de 8 metros de la línea central.

ARTICULO 2º

Solo los jugadores y los oficiales de equipo que figuran en el acta del partido están autorizados a permanecer en la zona de cambio. Si se necesita un intérprete, éste debe ocupar una posición detrás del banquillo del equipo.

ARTICULO 3º

Los oficiales de los equipos en la zona de cambio deben estar totalmente vestidos con ropa civil o deportiva.

ARTICULO 4º

El cronometrador y el anotador ayudarán a los árbitros en la vigilancia de la ocupación de la zona de cambio antes y durante el partido. Si antes del partido, existe alguna infracción a las reglas en relación con la zona de cambio, el partido no puede empezar hasta que se haya remediado dicha infracción. Si estas reglas se infringen durante el partido, el partido no puede continuar después de la siguiente interrupción hasta que el problema esté resuelto.

ARTICULO 5º

Los oficiales de equipo tienen el derecho y la obligación de controlar y dirigir a su equipo también durante el partido, siempre y cuando se haga dentro de un espíritu deportivo y limpio de acuerdo con las reglas. En principio, deberían estar sentados en el banquillo. Sin embargo, a los oficiales les está permitido moverse dentro de la zona de cambio, específicamente para:

- dirigir los cambios de jugadores;

- dar consejos tácticos a los jugadores en el terreno de juego o en los banquillos;

- proporcionar cuidados médicos;

- solicitar un time-out de equipo;

- comunicarse con el cronometrador/ anotador; esto solamente es aplicable al “oficial responsable de equipo” y solamente en situaciones excepcionales

Solo se autoriza a un oficial por equipo a moverse dentro de la zona de cambio. Además, el oficial de equipo que se mueve debe respetar los límites de la zona de cambio. Similarmente, el oficial de equipo no debe obstruir el campo de visión del cronometrador y anotador.

En principio, los jugadores en la zona de cambio deben permanecer sentados en el banquillo.

Los jugadores sin embargo están autorizados a:

- moverse detrás del banquillo para calentar, con la condición de que haya suficiente espacio y que no molesten.

Los oficiales de equipo y los jugadores no están autorizados a:

- estorbar o insultar a los árbitros, anotador/ cronometrador, jugadores, oficiales de equipo o espectadores, protestando o teniendo una actitud provocativa o antideportiva (ya sea verbalmente o con gestos o expresiones faciales);

- abandonar la zona de cambio con el fin de influir en el juego;

- quedarse de pie o moverse en la línea de banda durante el calentamiento.

ARTICULO 6º

Si se infringe el Reglamento relativo a la Zona de Cambio, los árbitros deben actuar de acuerdo con las reglas

ARTICULO 7º

En el caso de que los árbitros no vieran las infracciones cometidas en la zona de cambio, deben ser informados de ello por el anotador /cronometrador durante la siguiente interrupción de juego. Los Delegados Técnicos de la I.H.F. (o Federación Continental) que estén en funciones durante un partido están autorizados a llamar la atención de los árbitros (durante la siguiente interrupción de juego) sobre una posible violación de las reglas o infracción del Reglamento de la Zona de Cambio (excepto en el caso de decisiones tomadas por los árbitros sobre la base de sus observaciones de los hechos. En estos casos, el juego debe ser reanudado con el lanzamiento correspondiente dependiendo de la situación del juego. Sin embargo, si el Delegado Técnico de la IHF (o de la federación Continental) juzga necesario interrumpir el juego inmediatamente por una infracción de un equipo al reglamento, entonces, la reanudación se hará con posesión del balón para los contrarios (golpe franco o en caso de una clara oportunidad de gol, un lanzamiento de 7 metros. El jugador u oficial que comete la infracción debe ser sancionado por los árbitros; los detalles serán anotados en el acta de partido.

ARTICULO 8º

Si los árbitros no toman ninguna acción en relación con una infracción cometida en la zona de cambio, incluso después de haber sido advertidos de ello, entonces el Delegado Técnico de la I.H.F. (o de la Federación Continental) debe presentar un informe a las autoridades apropiadas (por ejemplo, el comité de disciplina. Estas autoridades deben pronunciarse sobre los acontecimientos ocurridos en la zona de cambio y sobre la actitud de los árbitros. El comité, en su caso, se pronunciará sobre los incidentes, así como sobre la actitud de los árbitros.

23

NO GOL

GOL