Balonmano

Educación Física. Deportes. Técnica y manejo del balón. Desplazamientos. Reglas de juego. Posición de base

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

BALONMANO. EVOLUCIÓN HISTÓRICA

Se puede considerar que el balonmano es un deporte relativamente joven ya que no empezó a jugarse tal y como lo conocemos ahora hasta 1938. En España los inicios del balonmano son todavía más recientes aunque en los últimos años ha conseguido grandes logros deportivos. Este deporte está inspirado en el fútbol y nació como alternativa a él. Algunas diferencias con respecto a él son el terreno de juego, el número de jugadores y sobre todo que el desplazamiento del balón se realiza con las manos y no con los pies.

El balonmano nació en Alemania a finales del siglo XIX como alternativa al fútbol. Inicialmente se jugaba el llamado balonmano a once, es decir, con once jugadores por equipo y en un campo exterior con las mismas dimensiones que el terreno de juego donde se disputaban los encuentros de fútbol. Por proximidad, países como Austria o Dinamarca, así como la propia Alemania, fueron los claros dominadores de esta primera etapa del balonmano.

En 1928 se constituyó la Federación Internacional y se redactó el primer reglamento del balonmano. En 1934 el Comité Olímpico Internacional decidió la inscripción del balonmano a once y, por lo tanto, su primera participación como deporte olímpico se produjo en los Juegos de Berlín 1936. Finalmente en 1938 empezó la práctica del balonmano tal y como se conoce en la actualidad y se organizaron las primeras competiciones internacionales con carácter oficial. Curiosamente, en ese mismo año se disputaron dos mundiales de balonmano, a once y a siete.

La Segunda Guerra Mundial y el período de posguerra provocaron un paréntesis en la evolución del balonmano. Durante la década de 1950 se afianzó el balonmano a siete y se extendió por toda Europa. Así, en 1954 se celebró ya el II Campeonato Mundial de balonmano a siete.

En Munich 1972, con motivo de la vigésima edición de los Juegos Olímpicos, el programa olímpico incluyó el balonmano a siete como deporte oficial. Tal evento supuso la explosión definitiva de esta disciplina a nivel internacional como deporte con reglas específicas y su consolidación en toda Europa.

En España, el desarrollo de este deporte fue lento. De hecho, la primera competición internacional con representación española no tuvo lugar hasta 1953. No obstante, a partir de la década de 1960 se convirtió en uno de los deportes más practicados y, a raíz de ello, empezaron a llegar los primeros triunfos tanto de la selección nacional como de los equipos participantes en competiciones europeas y mundiales. En la actualidad, España está considerada una de las potencias mundiales de este deporte, y durante la década de 1990 el F.C. Barcelona se consolidó como uno de los mejores clubes por las victorias logradas tanto en las competiciones nacionales como a nivel internacional.

BALONMANO. A. REGLAMENTARIOS

El balonmano, como toda actividad competitiva, necesita de un marco dentro del cual pueda desarrollarse y en el que se garanticen todos los principios y reglas del juego. El reglamento que configura la práctica de este deporte está estructurado en diferentes apartados que comienzan por aquello que hace referencia al material y a las instalaciones.

El terreno de juego

El terreno de juego es un rectángulo de 40 metros de longitud y 20 metros de anchura. Delante de cada portería se distribuye un área, denominada área de portería, situada a 6 metros de distancia. Destacan también la línea discontinua, a 9 metros de la portería, y la línea de penalti, a 7 metros de la portería.

Cada portería mide 2 metros de alto por 3 de largo. Los postes deben ser de madera y planos, con 8 centímetros de lado y pintados en dos colores de forma alternativa.

El balón

El balón tiene forma esférica y está formado por una cubierta de cuero o de material sintético. Debe ser de un solo color y no se admiten balones brillantes o resbaladizos. La circunferencia y el peso dependen de las edades y del sexo de los jugadores:

ð Las categorías absoluta, juvenil y cadete masculino (mayores de 16 años) emplean un balón con una circunferencia de entre 58 y 60 centímetros y un peso de entre 425 y 475 gramos.

ð Para el nivel absoluto, juvenil y cadete femenino (mujeres mayores de 14 años), además de los infantiles masculinos (hombres entre 12 y 16 años), la circunferencia debe oscilar entre 54 y 56 centímetros y el peso entre 325 y 400 gramos.

ð Para partidos masculinos de entre 8 y 12 años y femeninos de entre 8 y 14 años, el balón debe tener entre 50 y 52 centímetros de circunferencia y pesar al menos 315 gramos.

ð Para menores de 8 años, la circunferencia debe ser de 48 centímetros y el peso de al menos 290 gramos.

Número de jugadores

El número total de jugadores sobre el terreno de juego durante los partidos es de siete (seis jugadores de campo y un portero). El resto del equipo, hasta sumar doce, debe permanecer en el banquillo; es posible realizar todos los cambios que se quieran. Sólo el portero puede tocar el balón con cualquier parte de su cuerpo siempre que se encuentre en el área de portería. Si sale de la misma debe cumplir las mismas normas que rigen el juego de sus compañeros.

Duración del partido

Para los jugadores de 12 a 16 años los partidos se juegan en dos tiempos de 25 minutos de duración cada uno, con un descanso de 10 minutos. Los mayores de 16 años, tanto masculinos como femeninos, disputan dos tiempos de 30 minutos con 10 de descanso. El juego se inicia siempre con un saque desde el centro del campo realizado por uno de los dos equipos, mientras los jugadores permanecen en sus campos respectivos.

Área de portería

Sólo el portero puede permanecer en esta zona. Cuando un jugador atacante toca con cualquier parte de su cuerpo el área de portería, incluida la línea, su equipo es penalizado con un golpe franco en contra. Pero si quien penetra en esta área es un jugador defensor para obtener ventaja ante un atacante, su equipo puede ser castigado con un golpe franco o un penalti según la gravedad de la infracción.

Reglamento básico

En este deporte, el balón se puede lanzar, golpear, empujar, coger, parar con las manos, brazos, cabeza, tronco y rodillas. Sólo se pueden dar como máximo tres pasos con el balón entre las manos. Si el jugador desea desplazarse más lejos con el balón en su poder, tendrá que botarlo. Si no lo hace, el colegiado señalará la falta de pasos.

El objetivo fundamental del balonmano es el gol, que se consigue cuando el balón rebasa totalmente la línea de gol. Para que un gol sea válido, la jugada debe ser correcta, es decir, ni lanzador ni atacantes deben haber cometido falta. Después del gol, un jugador del equipo que lo ha encajado será el encargado de sacar desde el centro del campo, en cualquier dirección y tocando con el pie la línea central

En cuanto a la actitud de los jugadores respecto a los adversarios, se permite bloquear el balón con manos y brazos, quitar el balón al contrario con la mano abierta, bloquear el camino del contrario con el tronco y entrar en contacto corporal siempre que no exista violencia. Del mismo modo, se prohíbe arrancar el balón de las manos del contrario y empujar al rival, sujetarlo o golpearlo.

El saque de banda se realiza con la mano y con un pie apoyado sobre la línea de banda; no es necesario esperar a que el árbitro toque el silbato. Por su parte, el portero es quien realiza el saque de portería siempre que el balón rebase la línea de portería. Tampoco en este caso es necesario esperar a que el árbitro autorice el saque para que el balón se ponga en movimiento.

El equipo que sufra una acción antirreglamentaria leve debe reanudar el juego mediante un saque de golpe franco. De esta forma el balón se pone en juego desde el lugar en el que se cometió la infracción y sin necesidad de que el árbitro dé su autorización con el silbato. Si la infracción tiene lugar entre la línea de golpe franco y la línea de portería, el saque se realizará desde detrás de la línea de golpe franco y el resto de los jugadores atacantes deberán permanecer fuera de esta línea.

Deben sancionarse con penalti todas aquellas infracciones que perjudiquen una acción clara del jugador atacante para conseguir un tanto. Igualmente se sancionan con penalti otras acciones como enviar el balón intencionadamente al propio portero cuando está dentro de su área de portería. El penalti debe lanzarse sin que el jugador toque la línea de siete metros y directamente hacia puerta; el juego no podrá continuar hasta que el balón toque al portero o a la portería.

Las infracciones de comportamiento con el contrario se sancionan con tarjeta amarilla. Un jugador que reincida en la amonestación debe ser excluido del juego por un tiempo de dos minutos; a la tercera exclusión se le descalificará definitivamente tras mostrarle una tarjeta roja. La agresión durante el juego es motivo de expulsión total.

BALONMANO. DIDÁCTICA

La posición de base

La posición de base, adoptada tanto en defensa como en ataque, es aquella que permite actuar de forma rápida y cómoda facilitando así las acciones posteriores.

En defensa, los dos pies se mantienen en contacto con el suelo, ligeramente separados; las rodillas y el tronco están en ligera flexión, y los brazos permanecen algo separados del cuerpo con las manos esperando cualquier acción que pueda presentarse. Por su parte, la posición básica en ataque es muy similar; la diferencia estriba en que la pierna contraria al brazo que lanza se encuentra adelantada y los brazos están más próximos al cuerpo.

Desplazamientos

Los desplazamientos parten siempre de la posición de base y se ejecutan combinando el ritmo (lento, rápido) y las direcciones (frontal, lateral, de espaldas) en función de lo que se pretenda realizar.

La técnica de los desplazamientos ha de ser muy natural, encadenando un pie detrás de otro, sin cruzarlos. Su entrenamiento es muy importante porque exige dominar todas las trayectorias, a diferentes ritmos, con la dificultad de un defensor al que desbordar y un balón que conservar. Los ejercicios para la mejora de los desplazamientos han de ser progresivos, es decir, poco a poco deben ir añadiéndose dificultades.

Adaptación y manejo del balón

La mano es el lugar de donde parte el balón y a donde llega, de ahí que deba existir una perfecta unión entre ellos (mano-balón). De esta unión va a depender que se pueda llevar el balón en cualquier dirección fuera del alcance del defensor.

Mientras el balón esté en la mano, por medio de las articulaciones de hombro y codo, adquirirá distintas posiciones. Esta capacidad de mover el balón de un lado a otro, en contacto con la mano, recibe el nombre de manejo.

El pase

El pase es la acción de enviar el balón al compañero. Se trata, por lo tanto, de un elemento básico para la iniciación del juego en equipo —concepto al que va unido el balonmano—, ya que permite realizar acciones conjuntas con los compañeros.

Una buena ejecución del pase significa que éste debe realizarse con precisión, seguridad y suficiente fuerza para que llegue al compañero mejor situado. Los principales factores a considerar a la hora de realizar un pase son la posición del balón respecto al pasador, la trayectoria del balón, la situación del pasador en el suelo, el número de manos con que se efectúe el pase y la dirección respecto al pasador.

El entrenamiento de la técnica debe evolucionar a través de un aprendizaje mecánico del gesto; del trabajo progresivo de receptor y pasador estático y en movimiento; con oponente semiactivo o activo, tanto si está lejos como cerca, y de la práctica en forma de juegos o partido.

La recepción

La recepción es la técnica que garantiza la continuidad en la posesión del balón por parte de un equipo. La norma más importante es respetar el principio de seguridad. Se realiza con los brazos extendidos hacia el balón y con ambas manos en posición cóncava, imitando la forma del balón. Los dedos deben separarse para poder abarcar la mayor superficie posible del balón; tras la toma de contacto se realiza un movimiento hacia atrás en flexión para amortiguar la fuerza que trae y evitar que salga rebotado. La dirección de los dedos depende de la altura a la que venga el balón. El receptor debe colocarse entre el balón y el contrario, en el caso de que éste se encuentre cerca, para evitar que lo intercepte.

El bote

El bote es la acción de dirigir el balón contra el suelo de forma repetida y sin perder su control. Como no está permitido dar más de tres pasos con el balón en la mano o retenerlo durante más de tres segundos, el atacante tiene que pasar, lanzar o bien botarlo si desea mantener su posesión.

El bote puede ser alto u ofensivo, para progresar; o bajo o defensivo, para conservarlo ante la presencia de un oponente.

La técnica tiene que dominarse con las dos manos para disponer siempre el cuerpo entre el adversario y el balón. Así pues, el bote se realiza con una mano, y el balón se empuja con los dedos sin agarrarlo a través de la flexión-extensión de la muñeca y el brazo que lo acompaña y dirige. No se debe golpear el balón con la mano rígida pues, en tal caso, el control es menor.

Lanzamiento a portería

El lanzamiento a portería es la acción de enviar el balón a la meta contraria con la intención de marcar tanto; implica, por lo tanto, el final de todo ataque. Debe efectuarse con fuerza y precisión, e intentando sorprender a los jugadores del equipo rival, razón por la cual deben emplearse distintos tipos de lanzamientos. Éstos se clasifican en función del lugar al que se dirijan (altos, bajos o intermedios) y del modo de ejecución (en apoyo o en suspensión).

Los principales factores a tener en cuenta a la hora de efectuar un lanzamiento a portería incluyen la perfecta adaptación del balón a la mano; un buen armado del brazo, alejado del tronco con el brazo extendido; la pierna contraria al brazo del balón adelantada (si el lanzamiento es en apoyo), y un trabajo de torsión del tronco hacia el lado contrario al lanzamiento.

Finta

La finta es la acción de engaño que se ejecuta, estando en posesión del balón, para liberarse del contrario, situado en una posición próxima. La diferencia entre finta y desmarque radica en que la primera siempre se realiza estando en posesión del balón, mientras que el segundo no implica la posesión de éste y el oponente puede estar a más distancia.

Táctica básica

Se entiende por táctica el conjunto de acciones, tanto individuales como colectivas, que realizan los jugadores de un equipo de forma racional y organizada. Los movimientos de los jugadores dependen de los puestos que ocupen:

- Jugadores en defensa: extremo izquierdo, lateral izquierdo, central izquierdo, central derecho, lateral derecho y extremo derecho.

- Jugadores en ataque: lateral izquierdo, central, lateral derecho, extremo derecho, pívot y extremo izquierdo.

Sistemas tácticos defensivos

Son las acciones que se realizan en defensa de forma conjunta para evitar el éxito de los ataques del equipo contrario.

ð Defensa individual. Cada jugador se encarga de su contrario u oponente.

ð Defensa por zonas. Cada jugador tiene asignada una zona determinada del campo y se responsabiliza de todas las acciones que allí ocurran.

ð Defensa 6 - 0. Es quizá el sistema más empleado. Sirve como base para la aplicación de sistemas más complejos y se utiliza con uno de los dos anteriores. Todos los jugadores están colocados muy cerca de la línea del área de portería, saliendo hasta la de golpe franco en caso de que el oponente más cercano inicie un lanzamiento.

Sistemas tácticos ofensivos

Son las acciones que se realizan en ataque y de forma conjunta intentando que un jugador del equipo consiga la posición ideal para lanzar a portería.

El sistema más empleado es el ataque 3 - 3. Consta de tres jugadores situados en primera línea, uno de los cuales es el pívot. Los otros componentes del equipo se sitúan en segunda línea. Se suele emplear cuando el equipo contrario defiende con el sistema 6 - 0. La función del pívot es la más importante, puesto que es el encargado de realizar bloqueos a los defensores, circular por la línea de seis metros y buscar posiciones óptimas de lanzamiento a gol. Por su parte, los extremos deben colocarse tan abiertos como sea posible y pasarse el balón con los jugadores de segunda línea, intentando ganar las acciones a los defensores.