Balonmano

Deportes de equipo. Historia y evolución. Técnica. Táctica. Reglamento

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 26 páginas
publicidad

BALONMANO

HISTORIA DEL BALONMANO

El balonmano es un deporte de reciente creación, aunque hay expertos que señalan que sus orígenes se remontan a la antigüedad. Así, en la antigua Grecia ya se practicaba un juego de pelota con la mano, conocido como el “Juego de Ucrania”, en el que se utilizaba una pelota del tamaño de una manzana y los participantes debían procurar que no tocara el suelo. Este juego lo llegó a describir Homero en la “Odisea”.

En la época romana, un médico llamado Claudio Galeno recomendaba a sus enfermos que jugaran al Hapaston, que se practicaba con un balón.

Durante la Edad Media, los juegos de pelota con la mano eran practicados principalmente en la Corte. Fueron bautizados por los trovadores como los “Primeros Juegos de Verano”. En todo caso, eran juegos y prácticas deportivas no estructuradas, sin ningún tipo de reglamento ni de normas.

Sin embargo, los orígenes modernos del balonmano datan de finales del siglo XIX, cuando se utilizaba como complemento para entrenar y preparar a los gimnastas. En 1892, un profesor de Gimnástica, Konrad Koch, creó el “Raffballspied”, con características muy parecidas al actual balonmano. En ese tiempo, en Checoslovaquia se practicaba en las escuelas un juego en el que cada equipo estaba formado por siete jugadores. Se denomina “Hazena” y su primer reglamento apareció en 1905.

En un Instituto de Enseñanza Media de Dinamarca, un profesor de Gimnasia, Holger Nielsen, en 1898 introducía un juego nuevo con un balón pequeño, al que se llamó “Haandbol”. Se trataba de meter goles en una portería, de una manera semejante al fútbol, pero manejando el balón con las manos.

Pero los pocos historiadores que se han atrevido a profundizar en los orígenes del actual balonmano apuntan a un profesor de Educación Física, afincado en Berlín, llamado Max Heiser, como el verdadero y legítimo “padre” de esta modalidad deportiva.

Jugaba con sus alumnas en una de las principales avenidas de Berlín, en 1907. El juego que creó se denominó “Torball”, basado en otros juegos parecidos. Dos años más tarde, un compatriota de Heiser, Carl Schelen, “inventa” un nuevo juego, al que se puso el nombre de “Hanball”, inspirado principalmente en el fútbol. Las reglas eran idénticas, con la diferencia de que se jugaba con la mano. Cada equipo estaba compuesto por 11 jugadores y se practicaba sobre un terreno de fútbol. Después de la Primera Guerra Mundial se asienta definitivamente este juego. En Alemania, prácticamente, se convierte en el deporte oficial.

Sin embargo, Uruguay reivindica la paternidad de este deporte, donde comenzó a ser muy conocido en 1916 un juego muy parecido al actual. Dos años más tarde se disputaba un encuentro oficial en el estado de Montevideo.

EN ESPAÑA:

La introducción de este deporte en territorio español ha seguido los mismos caminos y senderos que en otras partes. Primero, se dio a conocer el balonmano a once, como una derivación del fútbol y, poco a poco, se fue etiquetando el balonmano a siete, con salas cubiertas como escenario principal.

Según el técnico español Juan de Dios Román Seco, en un estudio reciente sobre la historia del balonmano en España, fue la Escuela Militar de Toledo el epicentro donde se cuece la primera normativa y los primeros trabajos que se elaboraron sobre este deporte.

S puede decir que los orígenes del balonmano español proceden de las esferas militares. En la escuela Naval de El Ferrol lo llegan a practicar sus cadetes y alumnos. Existen datos oficiales de que en 1928 se presenta el balonmano en el Regimiento Alcántara, en Barcelona. Después de la Guerra Civil, tanto el Frente de Juventudes como la Sección Femenina y el SEU son los únicos organismos oficiales que controlan de alguna forma el deporte en España.

La primera normativa, siguiendo a Juan de Dios Román, que se conoce en España, está firmada por el capitán Hermosa y data de 1929. Era un primer esbozo de un reglamento, con el título de “balón a mano”, documento que se formaliza diez años más tarde por la Escuela Central de Educación Física de Toledo.

La Federación Española de Balonmano se crea en 1941, con don Emilio Suárez Marcelo como primer dirigente de este deporte. En la temporada 42-43, según Lluis Miracle en su libro “El handbol a onze catalá”, se organiza el I Campeonato de España, en el que el SEU de Valladolid consigue el primer título nacional en la historia del balonmano español. En ese mismo año, la Federación Española edita oficialmente el reglamento del juego.

El estadio de Las Corts, en Barcelona, es el escenario del primer partido internacional del balonmano hispano, modalidad a once, en el que españa vence a francia por 3-1. El conjunto español estaba formado por 15 jugadores catalanes y uno vasco.

Tres años más tarde, el equipo nacional interviene por primera vez en unos Campeonatos del Mundo, que se disputaron en Suiza. España pasa ante Portugal y cae derrotada frente a Austria y Suecia, respectivamente.

En el año 51 despega la Primer División Nacional, a siete, en la que se proclama campeón el Atlético del Madrid, que en la temporada siguiente es revelado por su eterno rival en el fútbol, el Real Madrid.

También comienza a disputarse la Liga Nacional Femenina, con triunfo de la Sección Femenina de Madrid.

La época del balonmano español a siete se estrena internacionalmente con el enfrentamiento del equipo hispano ante Suecia, con la que se pierde por 23-12. Esta modalidad le quita terreno e interés al balonmano a once y éste termina por extinguirse. El último título nacional lo logró el B. M. Granollers al derrotar al Sabadell.

Nace en el año 58 la División de Honor de balonmano a siete en lugar de la primera División. El primer campeón es el B. M. Granollers.

Es en Amsterdam donde se constituye la Federación Internacional de Balonmano, con la adhesión de 11 países. Forma parte de la directiva fundacional Avery Brundage, quien llegó más tarde a presidir el Comité Olímpico Internacional (COI).

El año 1958 es un año clave para el balonmano español. Las corrientes externas también influyen para el desarrollo de este deporte. En ese año, por primera vez, la selección española interviene por acceso directo en un Mundial. Era el tercer campeonato de este tipo, organizado por la República Democrática Alemana. En su debut mundialista figuraban en el equipo nacional diez jugadores castellanos y siete catalanes. Para la historia ahí están sus nombres: Alcántara, Góngora y Anchústegui (Atlético de Madrid), Casajuana Pregona, Fontdevila y Martín Font (Granollers), Farrés (Sabadell), Fernández Zurdo (Bressel), José Luis García y Emilio Villanueva (Real Madrid), José Medina y Rafael Orbe (San Fernando). Domingo Bárcenas fue el técnico encargado de acoplar debidamente esta selección.

Madrid, en el año 1962, durante unos días se convierte en la capital del balonmano mundial, pues en esta ciudad la Federación Internacional celebra su congreso.

El balonmano también comienza a introducirse entre el elemento femenino. Los tabúes empiezan a romperse. Es en Bilbao, en el año 1967, donde se juega el primer partido femenino internacional. En 1977 se consigue, por fin, plaza en un Mundial B femenino. En 1998, la selección española femenina establece la proeza de clasificarse en un Europeo, con una histórica victoria sobre Noruega, en la localidad valenciana de Algemesí.

Para el balonmano español masculino, el 79 fue un año muy especial, pues de doble tacada se consiguió el título de campeón en el Mundial B e igualmente se consiguió una plaza para los Juegos Olímpicos de Moscú. Fue la explosión de la selección española, dirigida en aquella época por Domingo Bárcenas y con Emilio Alonso como segundo entrenador.

El 9 de octubre de ese año, en el escenario del Palau Blau Grana, en una jornada histórica. España derrotaba a Suiza por 24-18 y conquistaba por primera y, única vez hasta el momento, un título mundial. Los héroes fueron: Pagoaga (q.e.p.d.), De Miguel, Cecilio Alonso, Castellví, Albisu, De la Puente, Calabuig, Novoa, De Andrés, López Barcells, Serrano, Goyo (q.e.p.d.), Uría, Milián y Sagarribay.

Después de Bárcenas, le han seguido en la dirección del equipo nacional técnicos de la categoría de Juan de Dios Román, Javier García Cuesta, Emilio Alonso, Cruz Ibero, Valero Rivera, Branislav Pokrajac, César Argilés, entre otros. La progresión de España en el concierto mundial ha sido evidente, figurando ahora en el paquete de los mejores equipos del mundo. Esa escalada está avalada y bien argumentada por los triunfos conseguidos en los últimos años, como es la medalla de bronce lograda en los Juegos Olímpicos de Atlanta, tras derrotar a nuestros vecinos de Francia. Y más reciente es el subcampeonato conseguido en el último Europeo, celebrado en las localidades italianas de Merano y Bolzano. Solo Suecia pudo derrotar al equipo español en la gran final.

La tercera plaza de Atlanta mejora notablemente la participación de España en una Olimpíada. Anteriormente, no se había pasado del quinto puesto.

El Viejo Continente ya se ha quedado pequeño para los clubes españoles. El Granollers abrió la puerta de los triunfos en Europa con la conquista de la Recopa. La misma senda la siguieron otros equipos como el desaparecido Calpisa de Alicante, que conquistó tan flamante título al superar al legendario e histórico Gummersbach alemán, en doble partido. Ese palmarés lo mejorado notablemente el F. C. Barcelona, quien en los últimos años no ha dejado que ningún otro equipo alcance la corona continental por clubes, haciendo así que se le denomine el mejor equipo de esta década.

En Santander también saben y conocen la alegría por conquistar un entorchado europeo. Primero, el Teka, y, ahora, el Cajacantabria, siguen en la cima continental. La Liga española, junto con la Bundesliga alemana, son las competiciones más fuertes de Europa. El balonmano ya es una buena y reconocida profesión para la elite española, incluso tantos jugadores como técnicos de nuestro país son requeridos más allá de nuestras fronteras.

Hay que hacer un especial reconocimiento a la cantera nacional, a la que se cuida, aunque cuando esos buenos jugadores llegan a los clubes de División de Honor ven cerrado su paso por la legión extranjera, aunque hay que admitir que en la dos últimas temporadas parece que el panorama está cambiando algo en este aspecto. La Selección Nacional Junior Masculina ha logrado estar en el podio en varias ocasiones, tanto en competiciones Europeas como en un Mundial. La clasificación más reciente corresponde al Campeonato de Europa, disputado en Austria, con la consecución de la Cuarta Plaza.

También hay que resaltar la extraordinaria actuación de la Selección Nacional Juvenil Femenina, que el año pasado consiguió, contra todo pronóstico, la Medalla de Oro en un Campeonato de Europa, celebrado igualmente en Austria.

Por último, hay que decir que en el balonmano femenino España también ha dado un paso gigantesco, con el dominio desde hace varios años del Mar L'Eliana en la Liga española, sin demérito del Ferrobús Mislata o el propio Alsa Elda, que todos los años llegan muy lejos en las competiciones europeas. Hace dos años, se tocó techo con la conquista de la corona continental por parte del Mar Osito.

En la actualidad, la Federación Española, dirigida por don Jesús López Ricondo, organiza todas las categorías a excepción de la División de Honor masculina, gracias a las buenas relaciones con ASOBAL. La liga española, ya hemos dicho, es una de las más fuertes del mundo. Con el ánimo de promocionar este deporte, entre oras actividades, la Federación edita cada dos meses la revista “Balonmanía”.

REGLAMENTO

ELTERRENO DE JUEGO

1:1 El terreno de juego Figura 1

El terreno de juego es un rectángulo de 40 m. de largo y 20 m. de ancho, que está formado por dos áreas de portería y un área de juego. Las líneas exteriores más largas se llaman líneas de banda y las más cortas líneas de portería (entre dos postes de portería) o “líneas exteriores de portería” (a cada lado de la portería).

Las características del terreno de juego no pueden ser modificadas en beneficio de un solo equipo en ningún aspecto.

1:2 La Portería Figura 2

Una portería está situada en el centro de cada línea de portería. Deben estar firmemente fijas al suelo. Sus medidas interiores son de 2m. de alto y 3m. de ancho (excepto en mini-balonmano, donde la portería tiene unas medidas de1,60 m. de alto y 3 m. de ancho).

Los postes están unidos por un larguero. Las aristas posteriores de los postes estarán alienadas con el lado posterior de la línea de portería. Los postes y el larguero deben tener una sección cuadrada y estar construidos de un mismo material (madera, aleación ligera o material sintético). Las tres caras visibles desde el terreno de juego deben pintarse con dos colores alternativos que contrasten claramente con el fondo del campo.

Los postes y el larguero deben estar pintados del mismo color en su unión. Este color debe medir 28 cm. en cada dirección. El resto de las franjas de color medirán 20 cm. Las porterías deben estar provistas de redes, sujetas de tal forma que el balón que penetra en ellas no pueda salir rebotado inmediatamente al exterior.

1:3 La superficie del área de portería Figura 2

La superficie del área de portería está delimitada por la línea del área de portería, que se dibuja como sigue: (i) una línea recta de 3 mts. de largo enfrente de la portería, paralela y a 6 m. de ésta; y (i) cuartos de circulo unidos en sus extremos de la línea de portería, cada uno con un radio de 6 m. medidos desde la esquina interna posterior de los postes de la portería.

1:4 La línea de golpe franco

La línea de golpe franco (línea de 9 metros) es una línea discontinua en la que tanto los segmentos como los espacios entre ellos miden 15 cm. La línea se dibuja 3 metros fuera de la línea del área de portería y paralela a ésta.

1:5 La línea de siete metros Figura 1

La línea de 7 m. se indica con un trazo de 1 m. de longitud, pintado frente al centro de la portería y paralelo a la línea de portería, a una distancia de 7 m. desde el lado posterior de la línea de portería.

1:6 La línea de limitación del portero Figura 1

La línea de limitación del portero (línea de 4 metros) tiene 15 cm. de longitud. Se traza paralela a la línea de portería y a 4 m. de distancia del lado posterior de ésta, justo enfrente de la portería.

1:7 La línea central Figura 1 y 3

La línea central une el punto medio de las dos líneas de banda.

1:8 Las líneas de cambio

Cada una de las dos líneas de cambio se delimitan a una distancia de 4,5 m. de la línea central por una línea que es paralela a ésta y que se extiende 15 cm. dentro del terreno de juego.

Como referencia para los equipos, éstas líneas también se prolongan 15 cm. hacia fuera del terreno de juego.

1:9 Las líneas del terreno de juego

Todas las líneas del terreno de juego forman parte de la superficie que delimitan. Deben medir 5 cm. de ancho (excepto 1:10) y deben ser siempre claramente visibles.

1:10 Las líneas de portería Figura 2

Las líneas de portería deben medir 8 cm. de ancho entre los postes, de tal forma que coincidan con la anchura de los postes.

EL TIEMPO DE JUEGO

2:1 Según edad

Para equipos masculinos y femeninos de más de 16 años, la duración del partido es de dos tiempos de 30 minutos con 10 minutos de descanso.

La duración del partido para equipos de edades inferiores a 16 años es de 2x25 minutos si tienen de 16 a 12 años y de 2x20 minutos de 8 a 12 años, en ambos casos con un descanso de 10 minutos. Para “minis” (jugadores menores de 8 años), la duración del partido es de 2x10 ó 2x15 minutos, con un descanso de 10 minutos.

2:2 Comienzo del partido

El partido da comienzo con el toque de silbato del árbitro central que señala el saque de centro y termina con la señal automática de la instalación mural de cronometraje o por la señal final del cronometrador.

Las infracciones y actitudes antideportivas cometidas antes o simultáneamente con la señal final deben ser sancionadas, incluso después de esta señal. El árbitro sólo da por finalizado el periodo de juego después de esperar el resultado de la ejecución del golpe franco o lanzamiento de 7 m. una falta cometida durante la ejecución de este lanzamiento no supone, sin embargo, un golpe franco para el equipo contrario.

2:3 Segunda parte

En la segunda parte del partido, los equipos cambian de campo.

2:4 Interrupciones

Los árbitros deciden si y cuándo debe interrumpirse el tiempo de juego y cuándo debe reanudarse.

Señalan al cronometrador el momento de la detención del tiempo de juego (time-out) y el de su reanudación.

La interrupción del tiempo de juego debe señalarse al cronometrador por medio de tres pitidos breves acompañados de un signo de “T” con las manos.

Al final de una interrupción del tiempo de juego, el partido se reanuda siempre mediante un toque de silbato del árbitro.

2:5 Señal de final de tiempo

Si la señal de final de tiempo se produce en el momento de la ejecución o durante la trayectoria del balón en un golpe directo o en un lanzamiento de 7 m. hay que volver a ejecutar el lanzamiento. Debe esperarse el resultado del mismo antes de que los árbitros den por finalizado el partido.

Las infracciones o actitudes antideportivas cometidas durante la ejecución de un golpe franco o lanzamiento de 7 m., deben ser sancionadas.

2:6 Cronómetro

Si los árbitros observan que el cronometrador ha finalizado el juego demasiado pronto, tienen la obligación de retener a los jugadores en el terreno de juego y jugar el tiempo restante.

El equipo que estaba en posesión del balón en el momento de producirse la señal prematura continuará con la posesión cuando se reanude el partido.

En el caso en que el primer tiempo haya finalizado demasiado tarde, la duración del partido se reduce en consecuencia.

2:7 Prórrogas

Se jugará una prórroga, después de 5 minutos de descanso, si un partido está empatado al final del tiempo normal de juego y es necesario determinar un ganador. Mediante un sorteo se determina la posesión del balón, así como el derecho a elegir campo.

El tiempo de las prórrogas consiste en 2 partes de 5. Los equipos cambian de campo en el tiempo intermedio, pero no hay descanso.

Si el partido continúa empatado después de esta primera prórroga tiene lugar una segunda, después de 5 minutos de descanso y un nuevo sorteo, con una duración de 2 partes de 5 minutos.

Si el partido sigue aún empatado se procederá en función del reglamento particular de la competición en cuestión.

EL BALÓN

3:1 Características

El balón está hecho de cuero o material sintético. Debe ser esférico. La superficie no puede ser brillante o resbaladiza.

3:2 Pesos y medidas

Al comienzo del partido, el balón usado en un partido masculino (mayores de 16 años) debe medir de 58 a 60 cm. de circunferencia y tener un peso de 425 a 475 gr (tamaño 3).

Para mujeres mayores de 14 años y hombres entre 12 y 16 años la circunferencia del balón debe ser de 54 a 56 cm. y el peso de 325 a 400 gr (tamaño 2).

Para partidos masculinos de 8 a 12 años y femeninos de 8 a 14 años, la circunferencia del balón debe ser de 50 a 52 cm. y pesar al menos 315 gr (tamaño 1).

Para “minis” (menores de 8 años), la circunferencia del balón debe ser 48 cm. y el peso de al menos 290 gr (tamaño 0).

3:3 Número

En cada partido debe haber dos balones disponibles que cumplan las reglas.

3:4 Cambio de balón

Durante el partido el balón sólo podrá cambiarse en caso de absoluta necesidad.

3:5 Partidos internacionales

La utilización de un balón oficial de la marca IHF es obligatoria en todos los partidos internacionales.

EL EQUIPO

4:1 Número de jugadores

Un equipo se compone de 12 jugadores, los cuales deben inscribirse en el acta de partido.

Cada equipo debe jugar obligatoriamente con un portero en todo momento.

En el terreno de juego y al mismo tiempo sólo debe haber un máximo de 7 jugadores (6 jugadores de campo y 1 portero). Los demás jugadores son reserva. (Se permiten excepciones en mini-balonmano).

En la zona de cambio no se admite más que a los reservas, jugadores excluidos y 4 oficiales. (Figura 3)

Los oficiales deben inscribirse en el acta de partido y no pueden ser sustituidos durante el mismo. Uno de ellos se designará como “oficial responsable de equipo”. Sólo este oficial está autorizado a dirigirse al anotador-cronometrador y, llegado el caso, a los árbitros.

4:2 Número mínimo

Un equipo debe tener al menos 5 jugadores preparados en el terreno de juego al comienzo del partido.

Los equipos pueden completarse hasta 12 jugadores en el transcurso del partido, incluidas las prórrogas.

No es obligatorio suspender el partido si el número de jugadores de un equipo desciende por debajo de 5.

4:3 Jugadores autorizados

Se considera a un jugador autorizado para jugar si está presenta al comienzo del partido y está inscrito en el acta de partido.

Un jugador autorizado puede entrar en cualquier momento en el terreno de juego a través de la línea de cambio de su propio equipo.

Los jugadores y oficiales que lleguen después de haberse iniciado el partido deben obtener del anotador-cronometrador la autorización para participar en el mismo.

Si un jugador no autorizado entra en el terreno de juego, los árbitros ordenan un golpe franco en contra de su equipo y una descalificación al jugador.

4:4 Cambios

Durante el partido los reservas podrán entrar en cualquier momento y de manera repetida, sin avisar al anotador-cronometrador, siempre que los jugadores a los que sustituyen hayan abandonado el terreno de juego.

Para el cambio de porteros también se aplica esta regla.

Los jugadores deben siempre entrar y salir del terreno de juego a través de la línea de cambio de su propio equipo.

Durante una interrupción del tiempo de juego (time-out) está permitido entrar al terreno de juego desde la zona de cambio realizando un cambio normal o con el permiso explícito de uno de los árbitros.

4:5 Cambios antirreglamentarios

Un cambio antirreglamentario se sanciona con golpe franco para los contrarios ejecutado desde el lugar en donde el jugador infractor ha franqueado la línea de banda. Sin embargo, si el balón está en una posición más favorable para el equipo atacante cuando se interrumpe el tiempo de juego, el golpe franco será ejecutado desde este lugar. Además, el citado jugador debe ser excluido por 2 minutos. Si hay cambio antirreglamentario durante una interrupción del juego, el jugador será excluido por 2 minutos y el juego se reanudará con el saque o lanzamiento correspondiente a la situación.

Si después o en ocasión de un cambio antirreglamentario se observa una actitud antideportiva grave o una agresión, el jugador culpable debe ser descalificado o expulsado respectivamente.

4:6 Sanciones

Cuando un jugador reserva penetra en el terreno de juego indebidamente o interviene en el juego de manera ilícita desde la zona de cambios, será sancionado con 2 minutos de exclusión y otro jugador debe abandonar el terreno de juego de tal forma que su equipo juegue en inferioridad por 2 minutos.

Si un jugador excluido penetra en el terreno de juego durante el tiempo de su exclusión, se le volverá a sancionar con otros 2 minutos. Esta exclusión comenzará inmediatamente, y otro jugador deberá abandonar el terreno de juego durante el tiempo que resta de la primera exclusión.

El responsable del equipo debe designa a ese otro jugador. En caso de rehusar, corresponde a los árbitros decidir el jugador que debe abandonar el terreno de juego.

4:7 Vestimenta

La vestimenta de los jugadores de campo de un equipo debe ser uniforme. La combinación de colores y el diseño de la vestimenta de ambos equipos debe ser claramente distinguible entre ellos. El jugador que actúe como portero, debe llevar una vestimenta que se distinga de la de su equipo, equipo contrario y portero del equipo contrario.

Los jugadores deberían llevar números del 1 al 20, que medirán, por lo menos, 20 cms. en la espalda y 10 cms. en el pecho.

El color de los números debe contrastar con el de las camisetas.

Los jugadores deben llevar calzado deportivo.

Está prohibido llevar cualquier objeto que pueda ser peligroso para los jugadores. Esto incluye, por ejemplo, protecciones para la cara y/o la cabeza, pulseras, relojes de pulsera, anillos, collares o cadenas, pendientes, gafas sin cinta elástica de protección o montura sólida, o cualquier otro objeto que pueda ser peligroso para los jugadores.

Los jugadores que no cumplan estas normas no estarán autorizados a jugar el partido hasta que hayan corregido el problema.

Los capitanes de los equipos deben llevar alrededor del antebrazo un brazalete, cuyo color contraste con el de la camiseta, de 4 cms. de anchura, aproximadamente.

EL PORTERO

5:1

Un jugador que actúa como portero puede, después de cambiar de vestimenta, actuar en el terreno de juego como jugador de campo. Igualmente un jugador de campo puede jugar como portero en cualquier momento.

El cambio de portero debe efectuarse por la propia zona de cambios.

Se permite al portero:

5:2

Dentro del área de portería, tocar el balón con cualquier parte del cuerpo siempre que lo haga con intención defensiva;

5:3

Dentro del área de portería, desplazarse con el balón sin restricción alguna;

5:4

Abandonar el área de portería sin estar en posesión del balón y tomar parte en el juego dentro del área de juego; cuando hace esto, el portero queda sometido a las mismas reglas que rigen para los jugadores del campo dentro del área de juego;

Se considera que el portero se encuentra fuera del área de portería desde el momento que cualquier parte de su cuerpo toca el suelo fuera de la línea del área de portería;

5:5

Abandonar el área de portería con el balón y continuar jugándolo si no lo ha controlado plenamente.

Se prohibe al portero:

5:6

Poner en peligro al adversario en cualquier acción defensiva;

5:7

Lanzar intencionadamente el balón ya controlado detrás de la línea exterior de la portería, después de haberlo controlado;

5:8

Salir del área de portería con el balón controlado;

5:9

Tocar el balón fuera del área de portería, después de un saque de portería, si no ha sido tocado mientras tanto por otro jugador.

5:10

Tocar el balón que está parado o rodando en el suelo fuera del área de portería, estando el portero dentro de la misma;

5:11

Introducir el balón dentro del área de portería que esté parado o rodando en el suelo fuera de dicha área;

5:12

Entrar con el balón en su propia área de portería procedente del terreno de juego;

5:13

Tocar con el pie o la pierna por debajo de la rodilla el balón que se halla detenido en el área de portería o que se dirige al área de juego;

5:14

Franquear la línea de limitación del portero (línea de 4 metros) o su prolongación imaginaria hacia cada lado antes de que el balón abandone la mano del lanzador cuando se ejecuta un lanzamiento de 7 metros.

EL ÁREA DE PORTERÍA

6:1

Sólo el portero tiene derecho a entrar en el área de portería. El área de portería, que incluye la línea del área de portería, se considera invadida cuando un jugador de campo la toca con cualquier parte del cuerpo.

6:2

La entrada en el área de portería por un jugador de campo, se sancionará como sigue:

  • Golpe franco, si un jugador de campo penetra en ella con el balón.

  • Golpe franco, si un jugador de campo penetra en el área de portería sin balón, pero consigue así alguna ventaja;

  • Lanzamiento de 7 m. si un jugador del equipo defensor penetra en el área de portería obteniendo una ventaja sobre el jugador atacante que está en posesión del balón;

  • 6:3

    No se sancionará la entrada en el área de portería cuando:

  • Un jugador después de haber jugado el balón, penetra en el área de portería, con la condición que ello no suponga una desventaja para los contrarios;

  • Un jugador sin balón viola el área de portería sin obtener ninguna ventaja;

  • Un defensor penetra en el área de portería durante o después de una intervención defensiva sin perjuicio para el contrario.

  • 6:4

    En el área de portería, el balón pertenece al portero.

    Se prohibe tocar el balón que se encuentra en contacto con el suelo, parado o en movimiento, o en perder del portero. El balón que se encuentra en el aire en cima del área de portería puede jugarse libremente.

    6:5

    El balón que llega durante el juego al área de portería, debe ser puesto de nuevo en juego por el portero.

    6:6

    Cuando un jugador del equipo defensor toca el balón con el propósito defensivo y el balón es controlado por el portero o queda en el área de portería, no se interrumpe el juego.

    6:7

    El lanzamiento intencionado del balón hacia la propia área de portería se sanciona como sigue:

  • Gol, si el balón entra en la portería;

  • Lanzamiento de 7 m. si el portero toca el balón sin que se produzca gol;

  • Golpe franco, si el balón queda sobre el área de portería o franquea la línea exterior de portería;

  • El juego prosigue si el balón atraviesa el área de portería sin ser tocada por el portero.

  • 6:8

    El balón que vuelve al campo de juego desde el área de portería continúa en juego.

    JUGANDO EL BALÓN

    Se permite:

    7:1

    Lanzar, coger, detener, empujar o golpear el balón usando las manos (abiertas o cerradas), brazos, cabeza, tronco, muslos y rodillas;

    7:2

    Tener el balón durante tres segundos como máximo tanto en las manos, como si se encuentra en el suelo;

    7:3

    Dar tres pasos como máximo, con el balón en las manos; se considera un paso cuando:

  • Un jugador, con los dos pies en contacto con el suelo, levanta uno y lo vuelve a colocar en el suelo, levanta o desplaza uno.

  • Un jugador con un solo pie en el suelo, recepciona el balón y toca a continuación el suelo con el otro pie;

  • Un jugador en suspensión toca el suelo con un solo pie y vuelve a saltar sobre el mismo pie, o toca el suelo con el segundo pie.

  • Un jugador en suspensión toca el suelo con los dos pies al mismo tiempo y levanta un pie y lo vuelve a colocar en el suelo o desplaza un pie.

  • 7:4

    Tanto parado como en carrera:

  • Lanzar una vez el balón al suelo y recogerlo con una mano o ambas manos;

  • Botar el balón en el suelo de forma continuada con una mano, así como hacerlo rodar de una forma continuada con una mano, y recogerlo con una o ambas manos;

  • Desde que el jugador controla el balón con una o ambas manos, debe jugarlo después de tres pasos como máximo y dentro de los tres segundos siguientes.

    Se considera que el balón es botado o lanzado al suelo cuando el jugador lo toca con cualquier parte de su cuerpo dirigiéndolo al suelo.

    El balón puede ser de nuevo botado o lanzado al suelo y recogido si, entretanto, ha tocado otro jugador o la portería.

    7:5

    Pasar el balón de una mano a otra sin perder el contacto con él;

    7:6

    Continuar jugando el balón estando de rodillas, sentado o tumbado.

    Se prohibe:

    7:7

    Tocar el balón más de una vez sin que haya tocado el balón mientras tanto el suelo, otro jugador o la portería.

    Las recepciones defectuosas no se sancionan.

    7:8

    Tocar el balón con los pies o piernas por debajo de la rodilla, excepto cuando el balón ha sido lanzado al jugador por un contrario;

    7:9

    Lanzar intencionadamente el balón por encima de las líneas de banda o de la propia línea exterior de portería; se exceptúa al portero, dentro de su propia área de portería, cuando no controla el balón y lo dirige por encima de la línea exterior de portería;

    7:10

    Conservar el balón en posesión de su propio equipo, sin que se pueda observar una acción de ataque o una tentativa de lanzamiento. Ello se considera como juego pasivo, que será indicado por el árbitro mediante una señal de advertencia. Si el equipo no consigue hacer una clara tentativa de lanzamiento a portería, será penalizado con un golpe franco a favor del equipo contrario, desde el lugar en el que se encontraba el balón en el momento de la interrupción del juego.

    7:11

    Si el balón toca a un árbitro que se encuentra dentro del terreno de juego, el juego continúa.

    COMPORTAMIENTO CON EL CONTRARIO

    Se permite:

    8:1

  • Utilizar los brazos y las manos para bloquear o apoderarse del balón;

  • Alejar el balón del contrario con la mano abierta y desde cualquier lado;

  • Bloquear el camino al contrario con el tronco, aunque no esté en posesión del balón;

  • Contactar con el contrario usando el tronco, estando de frente a él y con los brazos doblados, y mantener este contacto, con el propósito de controlar y seguir al oponente.

  • Se prohibe:

    8:2

  • Agarrar o golpear el balón que se encuentra en las manos de un contrario;

  • Bloquear o dificultar al contrario con los brazos, manos o piernas;

  • Retener, agarrar, empujar, correr o lanzarse sobre un contrario;

  • Impedir, obstruir o poner en peligro al contrario (con o sin el balón), de cualquier otra forma que resulte antirreglamentaria.

  • 8:3

    En caso de infracciones en el comportamiento con el contrario, se decretará golpe franco o lanzamiento de 7 metros a favor del equipo contrario.

    8:4

    En caso de infracciones en el comportamiento con el contrario en las que las acciones están, principal o exclusivamente, dirigidas hacia el jugador y no hacia el balón, se decretarán sanciones disciplinarias progresivamente. Las sanciones progresivas también se aplicarán en caso de actitud antideportiva.

    8:5

    Un jugador que ponga en peligro a un contrario al atacarle, deberá ser descalificado, particularmente si:

  • Desde un lado o desde atrás, golpea o tira hacia atrás del brazo ejecutor de un jugador que está lanzando o pasando el balón;

  • Realiza alguna acción que tenga como consecuencia que el contrario se golpee en la cabeza o cuello;

  • Golpea el cuerpo de un oponente con su pie o rodilla o de cualquier otra forma;

  • Empuja a un contrario que está corriendo o saltando, o le ataca de tal forma que el contrario pierde el control.

  • 8:6

    Una conducta antideportiva grave debe ser sancionada con una descalificación.

    8:7

    En caso de agresión el jugador infractor será expulsado.

    EL GOL

    9:1

    Se consigue un gol cuando el balón rebasa totalmente la línea interior de la portería (figura 4) y sin que ninguna falta acabe de ser cometida por el lanzador o sus compañeros.

    Cuando un defensor comete una falta que no impide que el balón entre en la portería, el gol se considera válido.

    Un gol no es válido, si los árbitros o el cronometrado han interrumpido el juego antes de que el balón traspasado completamente la línea de portería.

    Un gol marcado por un equipo en su propia portería es siempre un gol valido a favor del equipo contrario, a no ser que el balón haya rebasado previamente la línea exterior de portería.

    9:2

    Si los árbitros han concedido gol y se ha ejecutado el saque de centro correspondiente, el gol no puede ser ya anulado.

    Cuando se marca gol y acto seguido el cronometrado de la señal de fin de medio tiempo antes de la ejecución del saque de centro, éste ya no se efectuará y los árbitros decretarán de forma clara y ostensible el gol conseguido.

    9:3

    El equipo que ha marcado más goles que el otro es el ganador del partido.

    9:4

    El partido se considerará empatado cuando es igual el número de goles marcados por cada equipo o bien si no se ha marcado ningún gol.

    EL SAQUE DE CENTRO

    10:1

    Al comienzo del partido, el saque de centro es ejecutado por el equipo que gana el sorteo y ha elegido saque. En este caso el otro equipo elige campo. Alternativamente, si el equipo que gana el sorteo prefiere elegir campo, los contrarios ejecutan saque.

    Después del descanso, el saque del centro corresponde al equipo que no ha ejecutado el principio del partido.

    En caso de prórrogas, la elección de campo o de saque de centro se volverá a sortear.

    10:2

    Después de cada gol el juego se reanuda mediante un saque de centro ejecutado por el equipo que ha encajado el gol.

    10:3

    El saque de centro se ejecuta desde el centro del terreno, en cualquier dirección. Es precedido por un toque de silbato, tras el que debe ejecutarse en un plazo de tres segundos. El jugador que ejecuta el saque de centro debe tener un pie sobre la línea central hasta que el balón haya salido de su mano.

    Los jugadores del equipo que ejecuta el saque de centro no pueden franquear la línea central hasta que el balón haya salido de la mano del lanzador.

    En caso de que un compañero del lanzador rebase la línea central, después del toque de silbato para la ejecución del saque, pero antes de que el balón haya salido de la mano del lanzador, se señalará golpe franco a favor del equipo contrario.

    10:4

    En el saque de centro del comienzo de cada parte, los jugadores de ambos equipos deben encontrarse en su propio campo.

    Sin embargo, en el saque de centro después de la consecución de un gol, se permite a los contrarios estar en ambas partes del terreno de juego.

    En ambos casos los contrarios deben encontrarse al menos a 3 metros del jugador que ejecuta el saque de centro.

    EL SAQUE DE BANDA

    11:1

    El saque de banda se ordena cuando el balón ha franqueado totalmente la línea de banda o cuando el balón ha tocado en última instancia a un jugador de campo del equipo defensor, traspasando la línea exterior de portería.

    11:2

    El saque de banda se ejecuta sin toque de silbato del árbitro, por los contrarios de aquel equipo cuyo jugador haya sido el último en tocar el balón antes de que éste franquease la línea.

    11:3

    El saque de banda se ejecuta desde el lugar donde el balón rebasó la línea de banda o si el balón rebasó la línea exterior de portería, desde la intersección de la línea de banda y la línea exterior de la portería en el lado que el balón la rebasó.

    11:4

    El lanzador debe mantener un pie sobre la línea de banda hasta que el balón haya salido de su mano. No se permite al jugador colocar el balón en el suelo y volverlo a coger, ni botarlo y volverlo a coger él mismo.

    11:5

    Durante la ejecución de un saque de banda, los jugadores contrarios no pueden encontrarse a menos de 3 metros del lanzador.

    Siempre se les permite, sin embargo, permanecer inmediatamente fuera de su línea de área de portería, incluso si la distancia entre ellos y el lanzador es menos de 3 metros.

    EL SAQUE DE PORTERIA

    12:1

    Se ordena un saque de portería cuando el balón sobrepasa la línea exterior de portería.

    12:2

    El saque debe ejecutarse sin toque de silbato del árbitro, desde el área de portería por encima de la línea de portería.

    12:3

    Si el balón queda parado dentro del área de portería, el portero debe ponerlo en juego.

    12:4

    El portero no puede tocar de nuevo el balón después de un saque, hasta que este no haya tocado a otro jugador.

    12:5

    Durante la ejecución de un saque de banda, los jugadores contrarios no pueden encontrarse a menos de 3 metros del lanzador.

    Siempre se les permite, sin embargo, permanecer inmediatamente fuera de su línea del área, incluso si la distancia entre ellos y el lanzador es menos de 3 metros.

    EL GOLPE FRANCO.

    13:1

    El golpe franco se ejecuta sin toque de silbato del árbitro, y, en principio, desde el lugar en el que se cometió la infracción.

    13:2

    Una vez el jugador atacante está en el lugar correcto para el lanzamiento, con el balón en la mano, no puede dejarlo en el suelo y volverlo a coger o botarlo y volverlo a coger.

    13:3

    Cuando se efectúa un golpe franco, los jugadores del equipo atacante no deben tocar ni franquear la línea de golpe, hasta que éste haya sido ejecutado. Cuando hay compañeros del equipo del lanzador entre las líneas de área y de golpe franco en el momento de la ejecución de un golpe, los árbitros rectificaran esta situación irregular si tiene influencia en el juego.

    13:4

    Cuando se ejecuta un golpe, los jugadores contrarios deben mantenerse a una distancia mínima de 3 metros del lanzador. Se les permite, sin embargo, permanecer inmediatamente fuera de su línea del área, si el golpe se esta ejecutando desde su línea de golpe franco.

    13:5

    Los árbitros no sancionaran con golpe franco una falta del equipo defensor, si esto produce una desventaja para el equipo atacante.

    Debe decretare al menos un golpe franco si una infracción causa la pérdida de la posesión del balón al equipo atacante.

    13:6

    Si se ha interrumpido el partido sin que se haya producido infracción alguna, el equipo que se encuentra en posesión del balón debe mantener la posesión. El juego se reanuda con el lanzamiento correspondiente a favor de ese equipo, desde el lugar donde se encontraba el balón en el momento de la interrupción. Este lanzamiento debe estar precedido de un toque de silbato.

    13:7

    En el caso de una sanción contra el equipo en posesión del balón, el jugador de ese equipo que tiene el balón en ese momento debe dejarlo en el suelo inmediatamente.

    EL LANZAMIENTO DE 7 METROS

    14:1

    Cuando se ordena un lanzamiento de 7 metros, los árbitros deben detener el tiempo de juego (time-out).

    14:2

    El lanzamiento de 7 metros tiene que ser efectuado directamente hacia la portería y dentro de los tres segundos siguientes al toque de silbato del árbitro central.

    14:3

    El jugador que ejecuta el lanzamiento de 7 metros no debe tocar ni franquear la línea de 7 metros antes de que el balón haya salido de su mano.

    14:4

    Ningún jugador que no sea el lanzador se le permite encontrarse entre las líneas de golpe de franco y del área de portería mientras se ejecuta un lanzamiento de 7 metros.

    14:5

    los jugadores del equipo defensor deben mantenerse a 3m. Como mínimo de la línea de 7 m. Mientras se ejecuta un lanzamiento de 7 metros. Si un jugador defensor toca o rebasa la línea de golpe franco o se acerca a menos de 3m. De la línea de 7m. Antes de que el balón haya salido de la mano del lanzador, las decisiones serán como sigue:

  • Gol, si el balón entra en la portería;

  • Repetición del lanzamiento de 7 metros en todos los demás casos.

  • 14:6

    los árbitros no sancionarán con lanzamiento de 7m. Una falta del equipo defensor, si esto produce una desventaja para el equipo atacante.

    EL SAQUE DE ÁRBITRO

    15:1

    se ordena saque de árbitro si:

  • Hay infracciones simultáneas en el terreno de juego por parte de jugadores de ambos equipos;

  • El balón toca el techo o algún objeto fijo por encima del terreno de juego;

  • Se interrumpe el juego sin que exista infracción y ningún equipo posee el balón.

  • 15:2

    El saque de árbitro se ejecuta desde le centro del terreno de juego. El árbitro central lanza el balón verticalmente después de un toque de silbato.

    LA EJECUCIÓN DE LOS LANZAMIENTOS

    16:1

    Todos los jugadores deben encontrarse en las posiciones descritas para el lanzamiento en cuestión.

    Una posición incorrecta antes debe ser corregida.

    El balón debe encontrarse en la mano del lanzador antes de la ejecución de un lanzamiento.

    16:2

    Un lanzamiento se considera ejecutado cuando el balón ha salido de la mano del lanzador.

    16:3

    El lanzador no puede jugar de nuevo el balón hasta que este último haya tocado otro jugador o la portería.

    16:4

    Se puede conseguir un gol directamente por medio de cualquier saque o lanzamiento, excepto el saque de árbitro.

    LAS SANCIONES DISCIPLINARIAS

    17:1

    Puede sancionarse con amonestación, con exclusión, con descalificación y con expulsión.

    LOS ÁRBITROS

    18:1

    Dos árbitros con igual autoridad deberán dirigir cada partido. Son asistidos por un anotador y un cronometrador.

    18:2

    Los árbitros vigilan la conducta de los jugadores desde le momento en que entran en el recinto del partido hasta que lo abandonan.

    18:3

    La vestimenta negra se reserva a los árbitros.

    EL ANOTADOR Y EL CRONOMETRADOR

    19:1

    El anotador controla la lista de jugadores; sólo los jugadores inscritos en acta están autorizados para participar.

    19:2

    El cronometrador controla:

  • La duración del juego;

  • El número correcto de jugadores y oficiales en el banco de reservas;

  • La salida y entrada de reservas;

  • La entrada en el terreno de jugadores no cualificados;

  • El tiempo de exclusión de los jugadores;