Balonmano

Deportes de equipo. Handball. Historia y evolución. Reglamento. Técnica

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

Balonmano


Balonmano, juego de pista o campo disputado por dos equipos cuya finalidad es enviar la pelota a la portería contraria, lanzándola con una mano desde fuera de la línea que delimita el área de puerta. Como juego de campo cada equipo tiene once componentes; jugado en pista cerrada, que es lo más común, los equipos están formados por cinco o siete jugadores. La pista tiene 40 m de largo y 20 m de ancho, con una portería en cada uno de los lados menores. La pelota tiene una circunferencia de 58 a 60 cm y pesa de 425 a 480 g.


Un partido dura una hora, dividido en dos mitades. Hay un anotador y un cronometrador así como dos árbitros. El partido comienza con un saque desde el centro del campo y el juego se desarrolla entre pases, lanzamientos y regates con la pelota. Los jugadores pueden parar, lanzar, coger, botar o golpear la pelota preferentemente con sus manos, aunque pueden utilizar cualquier parte del cuerpo excepto los pies. Al portero se le permite usar los pies para defender su portería, y es la única persona que puede pisar el área de gol. Los jugadores pueden retener la pelota un máximo de tres segundos y pueden dar un máximo de tres pasos mientras la tengan en su poder. Estas restricciones no se aplican al portero. La pelota se puede pasar en cualquier dirección, incluso rodando por la pista. Un jugador puede golpear directamente la pelota con el puño pero no puede lanzarla al aire y luego darle un puñetazo. No existe regla de fuera de juego y esto ayuda a hacer que el mismo sea fluido y ágil, con la pelota moviéndose con rapidez de un lado a otro de la pista. No hay mucho juego de media pista y la mayoría de la acción está concentrada alrededor de las áreas de portería.

Regla 1. EL BALÓN

1:1. El balón está hecho de cuero o material sintético. Debe ser esférico. La superficie no puede ser brillante o resbaladiza.

1:2. Al comienzo del partido, el balón usado en un partido masculino (mayores de 16 años) debe medir de 58 a 60 cm. de circunferencia y tener un peso de 425 a 475 gr. (tamaño 3).

Para mujeres mayores de 14 años y hombres entre 12 y 16 años la circunferencia del balón debe ser de 54 a 56 cm. y el peso de 325 a 400 gr. (tamaño 2).

Para partidos masculinos de 8 a 12 años y femeninos de 8 a 14 años, la circunferencia del balón debe ser de 50 a 52 cm. y pesar al menos 315 gr. (tamaño 1).

Para “minis” (menores de 8 años), la circunferencia del balón debe ser 48 cm. y el peso de al menos 290 gr. (tamaño 0).

1:3. En cada partido debe haber dos balones disponibles que cumplan las reglas.

1:4. Durante el partido el balón sólo podrá cambiarse en caso de absoluta necesidad.

1:5. La utilización de un balón oficial con la marca IHF es obligatoria en todos los partidos internacionales (Ver el Reglamento relativo al balón en los estatutos de la I.H.F.).

Regla 2. JUGANDO EL BALÓN

Se permite:

2:1. lanzar, coger, detener, empujar o golpear el balón usando las manos (abiertas o cerradas), brazos, cabeza, tronco, muslos y rodillas;

2:2. tener el balón durante tres segundos como máximo tanto en las manos, como si se encuentra en el suelo;

2:3. dar tres pasos como máximo, con el balón en las manos; se considera un paso cuando:

a) un jugador, con los dos pies en contacto con el suelo, levanta uno y lo vuelve a colocar en el suelo, levanta o desplaza uno.

b) un jugador con un solo pie en el suelo, recepciona el balón y toca a continuación el suelo con el otro pie;

c) un jugador en suspensión toca el suelo con un solo pie y vuelve a saltar sobre el mismo pie, o toca el suelo con el segundo pie;

d) un jugador en suspensión toca el suelo con los dos pies al mismo tiempo y levanta un pie y lo vuelve a colocar en el suelo o desplaza un pie.

Cuando se desplaza un pie, el segundo pie puede llevarse a la altura del primero.

2:4. tanto parado como en carrera:

a) lanzar una vez el balón al suelo y recogerlo con una mano o ambas manos;

b) botar el balón en el suelo de forma continuada con una mano, así como hacerlo rodar de una forma continuada con una mano, y recogerlo con una o ambas manos;

Desde que el jugador controla el balón con una o ambas manos, debe jugarlo después de tres pasos como máximo y dentro de los tres segundos siguientes.

Se considera que el balón es botado o lanzado al suelo cuando el jugador lo toca con cualquier parte de su cuerpo dirigiéndolo al suelo.

El balón puede ser de nuevo botado o lanzado al suelo y recogido si, entretanto, ha tocado otro jugador o la portería.

2:5. masar el balón de una mano a otra sin perder el contacto con él;

7:6. continuar jugando el balón estando de rodillas, sentado o tumbado.

Se prohibe:

2:7. tocar el balón más de una vez sin que haya tocado el balón mientras tanto el suelo, otro jugador o la portería.

Las recepciones defectuosas no se sancionan.

Hay recepción defectuosa cuando un jugador no consigue dominar el balón al primer contacto en su intento de cogerlo o detenerlo.

Un balón ya controlado sólo puede ser tocado una vez después de botarlo o lanzarlo al suelo.

2:8. tocar el balón con los pies o piernas por debajo de la rodilla, excepto cuando el balón ha sido lanzado al jugador por un contrario;

2:9. lanzar intencionadamente el balón por encima de las líneas de banda o de la propia línea exterior de portería

se exceptúa al portero, dentro de su propia área de portería, cuando no controla el balón y lo dirige por encima de la línea exterior de portería (saque de portería);

2:10. conservar el balón en posesión de su propio equipo, sin que se pueda observar una acción de ataque o una tentativa de lanzamiento. Ello se considera como juego pasivo, que será indicado por el árbitro mediante una señal de advertencia (gesto 19). Si el equipo no consigue hacer una clara tentativa de lanzamiento a portería, será penalizado con un golpe franco a favor del equipo contrario, desde el lugar en el que se encontraba el balón en el momento de la interrupción del juego

2:11. Si el balón toca a un árbitro que se encuentra dentro del terreno de juego, el juego continúa.

Regla 3. COMPORTAMIENTO CON EL CONTRARIO

Se permite:

3:1. a) utilizar los brazos y las manos para bloquear o apoderarse del balón;

b) alejar el balón del contrario con la mano abierta y desde cualquier lado;

c) bloquear el camino al contrario con el tronco, aunque no esté en posesión del balón;

d) contactar con el contrario usando el tronco, estando de frente a él y con los brazos doblados, y mantener este contacto, con el propósito de controlar y seguir al oponente.

Se prohibe:

3:2. a) agarrar o golpear el balón que se encuentra en las manos de un contrario;

b) bloquear o dificultar al contrario con los brazos, manos o piernas;

c) retener, agarrar, empujar, correr o lanzarse sobre un contrario;

d) impedir, obstruir o poner en peligro al contrario (con o sin el balón), de cualquier otra forma que resulte antirreglamentaria.

Las infracciones a las Reglas de Juego señaladas en la Regla 3:2 a-d se aplicarán igualmente tanto a jugadores defensores como atacantes.

Se considera falta en ataque particularmente cuando un jugador atacante corre o se lanza sobre un defensor. Para aplicar esta regla, en el momento que se produce el contacto, el defensor debe estar ya frente al atacante y tener una correcta postura defensiva, sin moverse hacia adelante.

3:3. En caso de infracciones en el comportamiento con el contrario, se decretará golpe franco o lanzamiento de 7 metros a favor del equipo contrario.

3:4. En caso de infracciones en el comportamiento con el contrario en las que las acciones están, principal o exclusivamente, dirigidas hacia el jugador y no hacia el balón, se decretarán sanciones disciplinarias progresivamente. Las sanciones progresivas también se aplicarán en caso de actitud antideportiva.

3:5. Un jugador que ponga en peligro a un contrario al atacarle, deberá ser descalificado, particularmente si:

a) desde un lado o desde atrás, golpea o tira hacia atrás del brazo ejecutor de un jugador que está lanzando o pasando el balón;

b) realiza alguna acción que tenga como consecuencia que el contrario se golpee en la cabeza o cuello;

c) golpea el cuerpo de un oponente con su pie o rodilla o de cualquier otra forma;

d) empuja a un contrario que está corriendo o saltando, o le ataca de tal forma que el contrario pierda el control de su cuerpo.

3:6. Una conducta antideportiva grave debe ser sancionada con una descalificación.

3:7. En caso de agresión el jugador infractor será expulsado.

Regla 4. EL GOL

4:1. Se consigue un gol cuando el balón rebasa totalmente la línea interior de la portería y sin que ninguna falta acabe de ser cometida por el lanzador o sus compañeros.

Cuando un defensor comete una falta que no impide que el balón entre en la portería, el gol se considera válido.

El gol no es válido, si los árbitros o el cronometrador han interrumpido el juego antes de que el balón traspasado completamente la línea de portería.

Un gol marcado por un equipo en su propia portería es siempre un gol válido en favor del equipo contrario, a no ser que el balón haya rebasado previamente la línea exterior de portería.

Si una persona no participante en el juego (directivos, espectadores, etc.) impide la entrada del balón en la portería, los árbitros concederán el gol si tienen el convencimiento de que el balón habría entrado en la portería.

4:2. Si los árbitros han concedido gol y se ha ejecutado el saque de centro correspondiente, el gol no puede ser ya anulado.

Cuando se marca gol y acto seguido el cronometrador da la señal de fin de medio tiempo antes de la ejecución del saque de centro, éste ya no se efectuará y los árbitros decretarán de forma clara y ostensible el gol conseguido.

Un gol debería ser subido al marcador tan pronto como haya sido concedido por los árbitros.

4:3. El equipo que ha marcado más goles que el otro es el ganador del partido.

4:4. El partido se considerará empatado cuando es igual el número de goles marcados por cada equipo o bien si no se ha marcado ningún gol.

Regla 5. LA EJECUCIÓN DE LOS LANZAMIENTOS

5:1. Todos los jugadores deben encontrarse en las posiciones descritas para el lanzamiento en cuestión.

Una posición inicial incorrecta antes debe ser corregida.

El balón debe encontrarse en la mano del lanzador antes de la ejecución de un lanzamiento.

5:2. Cuando se ejecuta el saque de centro, de banda, un golpe franco o un lanzamiento de 7 metros, una parte de un pie del lanzador debe tocar constantemente el suelo. El otro pie puede ser levantado y puesto en el suelo repetidamente.

5:3. El árbitro debe hacer sonar su silbato para reanudar::

a) cuando se reanuda el juego en determinadas situaciones

b) cuando se retrasa la ejecución de un saque de banda, saque de portería o golpe franco

c) después de una rectificación o advertencia

d) después de una amonestación

e) después de una exclusión

f) después de una descalificación

g) después de una expulsión

h) cuando los árbitros han divergido sobre qué equipo debería tener la posesión.

Después de un toque de silbato, el lanzador debe poner el balón en juego dentro de los tres segundos siguientes.

5:4. Un lanzamiento se considera ejecutado cuando el balón ha salido de la mano del lanzador.

El balón no puede ser pasado de mano a mano a, o tocado por un compañero del lanzador cuando se está ejecutando el lanzamiento .

5:5. El lanzador no puede jugar de nuevo el balón hasta que este último haya tocado otro jugador o la portería.

5:6. Se puede conseguir un gol directamente por medio de cualquier saque o lanzamiento, excepto el saque de árbitro.

5:7. Durante la ejecución de una saque de banda, de un saque de centro o de un golpe franco, los árbitros no deben corregir una incorrecta situación de los contrarios si ello no supone una desventaja para el equipo ejecutante con una puesta en juego inmediata. Cuando la situación irregular entraña una desventaja debe ser corregida.

Si hace sonar su silbato para ordenar la ejecución de un lanzamiento, a pesar de las situaciones irregulares de una parte de los jugadores contrarios, estos jugadores tienen pleno derecho a intervenir.

El jugador contrario que retrasa la ejecución de un lanzamiento colocándose demasiado cerca del lanzador o de cualquier otra forma irregular debe ser amonestado y en caso de reincidencia será sancionado con exclusión (17:1 c, 17:3 e, ver, no obstante, 12:2).