Bajarse al moro; José Luis Alonso de Santos

Literatura contemporánea española siglo XX. Teatro español. Biografía. Actos. Drogas. Argot de jóvenes

  • Enviado por: Diego Luis
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
  1. INTRODUCCIÓN

Vive en Madrid a partir de 1959. Estudia allí Ciencias de la Información, Filosofía y Letras. Cursó estudios teatrales en el Teatro Estudio de Madrid. A partir de 1964 forma parte de los grupos de teatro independiente TEM, Tábano, TEI y Teatro Libre de Madrid, en las faenas de actor, director y dramaturgo (1971-1981). José Luis Alonso de Santos encontró desde la primera representación teatral Bajarse al moro la fortuna del éxito.

Madrid, los años 80 y cuatro jóvenes como tantos constituyen el espacio, el tiempo y los protagonistas de la obra.

Su fuente de inspiración, la realidad que le rodea, haciendo resaltar una serie de códigos circunstanciales que operan en el mundo cotidiano y que el autor considera relevantes y el público familiares.

Con esta edición se pretende dejar constancia de algo que es fundamental en esta obra: su lenguaje “caliente”, la expresión de una forma de entender la vida.

  1. RESUMEN

Chusa es una chica de Madrid que vive con sus amigos Jaimito, Alberto y Humphrey, que era un hámster. Un día Chusa vino con una amiga que se llamaba Elena. Las dos, Chusa y Elena, tenían planeado ir a Marruecos a por droga. Luego la venderían aquí en Madrid y así sacarían algo de dinero. Lo que no sabían era cómo iban a traer las drogas, debido a que Elena era virgen y tenía miedo por si pasaba algo donde las traerían. Chusa dijo que eso no era ningún problema porque Alberto lo arreglaría aunque Chusa tuviese celos al estar enamorada de Alberto. Resultó muy costoso convencerle pero al final lo consiguieron. Doña Antonia, la madre de Alberto, llega a la casa diciendo que su marido, el padre de Alberto, le sacaban de la cárcel. Al día siguiente Jaimito se sintió atraído por Elena que no le hizo mucho caso al estar enamorada de Alberto. Al día siguiente Jaimito fue a hacer la compra y al volver, Chusa le dijo que Alberto y Elena estaban en el dormitorio. La acción se interrumpió por unos drogadictos que querían comprar droga. Los drogadictos llegaron a ponerse violentos contra los cuatro amigos. Ya se fueron cuando Jaimito dijo que era policía y sacó el arma de Alberto para que se fueran. Luego Alberto le dijo a Jaimito que el arma es muy peligrosa y que tan sólo con mirarla se disparaba, y Alberto sin querer disparó a Jaimito y tuvieron que llevarlo al hospital. A Chusa le llegó el momento de irse a por la droga. Al volver todos, menos chusa que fue a por la droga, se enteraron que la habían detenido por tráfico de estupefacientes. Jaimito quería ir a verla, pero, Elena y Alberto no. Elena y Alberto no querían saber nada y se iban a marchar de allí para no meterse en más líos, sobre todo Alberto que era policía y además no quería ayudar a su amiga Chusa porque se iba a meter en un lío más gordo que todos. Alberto al llegar a por las cosas que le faltaban se puso a discutir con Jaimito por no ir a ayudar y ver a Chusa. A los tres días llega Chusa a casa porque la habían soltado de la cárcel. Nada más verla, Jaimito, la dijo todo lo que había pasado y por qué. Llegó Elena y después de una conversación cada vez más desagradable, Elena se cansó y, empezaron a discutir ellas también. Ya cuando se fueron todos Chusa le confesó a Jaimito de que estaba embarazada probablemente de Alberto; pero, él no lo sabía. Ella también le dijo que no se preocupara del bebé a Jaimito, aunque él si quería. Después ellos dos hablaron sobre los hijos que podrían tener. Cuando terminaron Jaimito se había quedado sin papelillo y Chusa fue a por uno a la calle, y mientras volvía, Jaimito siguió haciendo sandalias.

  1. TEMA

Trata sobre la realidad o el día a día de unos jóvenes de Madrid que no tienen casi dinero y están enganchados a las drogas. Como consecuencia de las drogas ellos fueron atacados, un amigo disparó a otro sin querer por lo que estuvo unos días en el hospital y una mujer, también amiga de ellos, estuvo detenida tres días por ir a bajarse al moro. Luego al final Jaimito y Alberto regañaron y su amistad se terminó al igual que la de Chusa y Elena.

  1. PERSONAJES

Chusa:Es una chica que vive con sus amigos en un piso de Madrid. Su vida es marginal, metida en el mundo de la droga y sin trabajo. Es generosa con los demás. Se muestra enamorada de Alberto y siente una gran amistad por Jaimito. Lleva a Elena a su casa. Se queda embarazada.

Elena:Chica que trae Chusa a su casa en Madrid. Es simpática y con estudios. Se ha escapado de su casa (no por primera vez) porque no soportaba esa situación que tenía en su casa. Elena se enamoró de Alberto se terminan casando y rompe la relación que tenía Alberto con Chusa. Sin embargo, con Jaimito sigue igual. Compró junto con Alberto un piso en Móstoles.

Jaimito:Es un chico que vive también en el piso junto con Chusa. Lleva la misma vida que ella, sólo que él hace sandalias. Es leal hacia sus amigos. Tiene un ojo de cristal. Recibe un disparo de Alberto sin querer.

Alberto:Es policía. A pesar de estar con Chusa y Jaimito no lleva la misma vida y le va mejor que a ellos. Se enamora de Elena y se casa con ella. Entonces Alberto y Elena se compran una casa en Móstoles. Él queda mal con Chusa y con Jaimito. Le dispara a Jaimito sin querer.

Doña Antonia: Es la Madre de Alberto. Es una mujer que dramatiza mucho lo que ocurre. Cuando empieza a hablar nunca termina. También es una mujer gorda y dicharachera.

Abel:Uno de los dos drogadictos que atacan a los cuatro amigos (Chusa, Alberto, Jaimito y Elena) en el piso de Madrid.

Nancho:El otro drogadicto que va con Abel, y ataca a los 4 amigos mientras estaban en su casa.

  1. CONCLUSIÓN PERSONAL

Bajarse al moro trata sobre la realidad de cuatro jóvenes madrileños. Esta obra contiene muchos temas distintos como el amor, la amistad (aunque al final no se ayuden y se acabe perdiendo esa amistad, como en el caso de Alberto) e incluso la vida y la sociedad. Tiene un lenguaje muy vulgar que parece que es de un barrio marginal de Madrid. Es un libro ameno en el que si algo no lo entiendes te puede aparecer al final de la página para lo entiendas. Este libro creo que no es para gente menor de catorce años debido a algunas de las palabras que son muy fuertes. En algunos casos el autor emplea un sentido irónico como en el caso cuando Chusa dice “Sí, otro día. El día de los Santos Inocentes” que se quería referir que no se volverían a ver. También esta historia te engancha y te hace de seguir leyendo.