Bailes coloniales

Análisis antropológico. Cueca. Escobillado. Taconeo. Paseo. Floreo. Figura. Vestuario tradicional. Pañuelo. Refalosa. Remate. Cuando. Aire

  • Enviado por: Catsy
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 12 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

Cueca

Canto y danza chilenos de origen peruano y con cierta influencia morisca. La cueca no tiene una forma musical fija; suele empezar con un preludio instrumental de unos diez compases a los que siguen entre 26 y 30 más.

Se considera el baile nacional chileno por excelencia, si bien proviene del vecino Perú, en donde se llamaba zambacueca y que, por desgaste, se quedó en zamacueca. En Chile se abrevió llamándolo cueca, mientras que en Perú quedó como zamba o chilena. A raíz de la guerra de Chile contra Perú, en este último se eliminaron radicalmente esos nombres del baile al que se le dejó el de marinera.

El ritmo de la cueca es muy vivo y se ejecuta en parejas, que bailan, por lo general, al son del arpa y la guitarra.

Escobillado para varones

Primera posición: el movimiento del escobillado se ejecuta arrastrando los pies. Uno tras otro describe cada pie una línea adelante, hacia los lados, o cruzándose. Los tiempos se marcan siempre con los tacos. El doble escobillado consiste en agregar a cada movimiento un doble movimiento de ida y vuelta. La punta de los pies toca tierra para completar el tiempo fuerte.

Taconeo para varones

Primera posición: se flexionan las rodillas y se desliza el pie izquierdo hacia atrás, dando dos golpes con la punta de este. Vuelve a su punto de partida, dando el tercer golpe con el taco, frente a la escotadura del pie derecho. El izquierdo recibe todo el peso del cuerpo, mientras ejecuta el pie derecho el mismo movimiento del izquierdo, y así sucesivamente. Estos taconeos dependen de la elasticidad del cuerpo, para ser expresados al compás de la música.

Otro taconeo: se levanta ligeramente el pie izquierdo, dando en el suelo un golpe con el taco. Luego se levanta el pie derecho y da tres golpes con el taco en el suelo. Diríamos que el segundo, con la rapidez, alcanza el golpe del primero, realizando en esta forma tres tiempos con cuatro golpes.

Otra forma de taconeo: cae un taco tras el otro, con rapidez, ejecutando tres golpes con cada pie, o sean, seis golpes en tres tiempos.

Taconeos y escobillados para la dama

Se puede decir que son pequeños taconeos, los que empiezan dando un pequeño golpe con el taco del pie izquierdo y flexionando un tanto las rodillas. Siguen dos golpes con el pie derecho. El primer golpe lo ejecuta adelante y frente a la punta del pie izquierdo, a distancia natural. El segundo golpe, con el pie derecho, lo da frente a la escotadura del izquierdo, a mas o menos veinte centímetros de distancia. Así continúan sucesivamente los golpes, uno tras el otro. Si se avanza para el lado izquierdo golpea el pie izquierdo primero. Si se avanza para el lado derecho, el pie derecho marca el primer tiempo.

Otro escobillado: se ejecuta un pequeño movimiento deslizando los pies hacia delante, uno en pos del otro, tocando tierra con el taco y la punta. Es un movimiento de ondulación de los pies. Todos estos taconeos y escobillados de la dama son adornados con un gracioso alzar de faldas, tomadas con ambas manos.

Paseo

Al compás de la introducción de la música sale el varón, o los varones si es conjunto; ofrecen su brazo izquierdo a la dama elegida, y después de dar un pequeño paseo, esperan el canto que les indique el momento de la danza.

Colocación

En el ultimo compás de introducción, el varón coloca a la dama frente a frente, a una distancia de tres metros, mas o menos.

Primera figura o numero ocho

Entra a la danza la pareja con una vuelta completa, describiendo un numero ocho. Salen por su lado derecho. Al encontrarse, el varón toca ligeramente con su hombro izquierdo el hombro izquierdo de la dama, adornando el movimiento con el ondear del pañuelo. Ella responde con un movimiento elegante de su falda y un pañuelo, en actitud defensiva. El trazo imaginario del numero ocho debe ser exacto, pues de ello depende la elegancia de esta figura. El paso que se usa para describirla es el paso corrido.

Segunda figura de la cueca o media luna

La pareja ha vuelto a su punto de partida, y con el paso flexionado describe dos medias lunas. Al cerrar la pareja el primer semicírculo, el varón toca con su hombro izquierdo el hombro derecho de la dama, adornando este movimiento con el ondear del pañuelo. Al cerrar el primer semicírculo hay un compás de espera para cambiar el pie que venia ejecutando el movimiento por delante: este se cambia atrás dando el primer golpe. El pie que venia atrás, marcando el primer tiempo, se cambia hacia delante. Describen en esta forma el otro medio circulo. Al cerrarlo nuevamente, toca la dama con su hombro izquierdo el hombro derecho del varón, simbolizando con ello que se entregan mutuamente sus mas puros sentimientos. Vuelven a su punto de partida describiendo el ultimo semicírculo.

El floreo

Los dos avanzan por su lado derecho trazando una línea diagonal de dos o tres pasos. Retroceden a sus puestos y la describen por su lado izquierdo. Vuelven a sus puestos. Esta figura es adornada también por el ondeo del pañuelo.

Otro floreo

La pareja o las parejas están frente a frente. Con el paso picado describen una V en la siguiente forma: el varón, con su pañuelo en alto, sale por la derecha ejecutando tres o cuatro pasos picados. La dama sale por su derecha, con su falda alzada en forma elegante y el pañuelo a la altura del rostro. Se miran alegremente este juego de amor. Retroceden a sus puestos por la misma línea que describieron, mueven los pañuelos en distinta forma y describen la segunda línea por el lado izquierdo que formara la V. Contentos y mirándose vuelven a sus puestos. Con el mismo paso, el varón indica a la dama el cambio de lugar.

Tercera figura de la cueca, o media vuelta

La pareja cambia de lugar con una media vuelta en el momento que se repite la primera estrofa de la parte cantada. El varón ofrece a la dama, con la mirada y los movimientos del pañuelo e inclinación del torso, el sitio que el ocupaba, ella acepta el cambio, pasando a ocupar el lugar del varón, en tanto entrega a este el suyo. De tal modo simbolizan que hacen entrega mutua de lo que poseen. A iniciarse esta figura salen por su derecha con el paso corrido. Al llegar al lugar del cambio giran graciosamente por su derecha, flexionando las rodillas. Quedan frente a frente en su puesto.

Cuarta figura de cueca o encuentro

En esta figura la pareja empieza con un movimiento de acercamiento de frente. Salen los dos a encontrarse en medio del circulo imaginario, ella retrocede y el varón la persigue. Al llegar ella a su punto de partida, el retrocede con un gesto de duda. En este momento la dama se acerca y la persigue delicadamente por su lado derecho, tocándose ligeramente los hombros derechos. El varón sigue retrocediendo hasta llegar a su punto de partida. Retrocede la dama y el varón la acompaña hasta el punto medio del circulo, con un gesto de satisfacción. Este momento de persecución y de huida se ajusta al tiempo de la segunda parte cantada, o sea, hasta el momento en que se repiten las palabras “ay … si”, que indica la segunda media vuelta. En ningún momento de la ejecución deben contarse los tiempos.

Quinta figura de la cueca

En esta figura entran los taconeos y escobillados. El hombre multiplica sus pasos, precipitando el ritmo en una serie de escobillados. Su cuerpo hace sucesivamente una variedad de arcos de distintos tamaños para recibir a su dama en el espacio del medio circulo. Ella, en pago a la perseverancia, se acerca con finos y graciosos taconeos.

Sexta figura o remate

La pareja avanza de frente dos o tres pasos para ejecutar una media vuelta por su lado derecho, acercándose, en el espacio que ocuparon durante el taconeo y escobillado. Quedan de frente. La dama, con un gracioso movimiento del pañuelo y de la falda inclina el cuerpo hacia su acompañante, quien, al dar la media vuelta ha inclinado una rodilla a tierra para recibirla, teniendo el pañuelo entre sus manos. Con esta reconciliación termina el simulacro de conquista amorosa.

Movimientos del pañuelo para la dama

Salida en corro: la dama debe llevar el pañuelo alzado a la altura del rostro y la falda tomada graciosamente.

Salida en pareja: la dama lleva su pañuelo en la mano derecha, alzando además con ella la falda.

Al ejecutar la vuelta o numero ocho: lleva su pañuelo a la altura de su hombro izquierdo, a una distancia de unos veinte centímetros. Baja el pañuelo después de haberse encontrado con el varón, para alzarlo nuevamente y llevarlo al lado derecho, a la altura del rostro, con una expresión de alegría. La dos veces que se cruzan ejecutando la figura ocho suben y bajan los pañuelos. El movimiento del pañuelo, hace las veces de una banderita que indica los instantes de ataque y defensa.

El pañuelo de la dama, en el momento de describir las medias lunas, sube y baja en actitud de desafío. el movimiento ondulado del brazo toma actitudes graciosas, sosteniéndolo en alto durante uno o dos compases de la música para bajarlo y volverlo a subir en una nueva actitud elegante. En el momento de tocarse los hombros, al describir la media luna, los pañuelos casi se juntan en la inclinación del cuerpo.

En el encuentro, cuando persigue el varón, la dama lleva su pañuelo a la altura del hombro derecho. En el momento de perseguir a la dama, lleva su pañuelo a la altura de su hombro izquierdo. En la media vuelta lleva su pañuelo frente al codo de su brazo izquierdo y en el remate lo coloca frente al rostro. Estas actitudes pueden cambiar, a gusto de la bailarina. Pero ella jamás debe asumir gestos varoniles, alzando con demasía su pañuelo.

Movimientos del pañuelo del varón.

Los movimientos del pañuelo del varón siempre describen líneas sobre su cabeza y alrededor de la dama, en actitud varonil.

En la figura de la media luna, el pañuelo sube y baja describiendo arcos a la altura del pecho.

En la media vuelta baja el pañuelo casi tocando tierra, en el momento en que entrega su lugar, guiando en esta forma a la dama.

En el encuentro, cuando persigue, el pañuelo va en forma de ataque como una banderilla.

En el momento que retrocede baja al hombro.

En los taconeos y escobillados puede ser tomado con las dos manos o afirmado en el cinturón.

En el remate toma con ambas manos, ofreciéndolo a la dama.

Vestuario tradicional de la dama

  • Falda: la falda, generalmente, es amplia, cortada en paños derechos. Su ruedo es de, mas o menos, cuatro a cuatro y medio metros. Se usaba en la época de la colonia con vuelos del mismo genero o encajes. También se usaba la falda lisa o sencilla, sin vuelos, con dibujos de flores.

  • Enaguas: las enaguas siempre han sido adornados con bordados. La mujer chilena siempre ha gustado de la elegancia por modesta que fuera.

  • Blusa: la blusa es cortada en piezas formando una chaquetilla que pasa diez centímetros de la cintura. Es muy armada, con encajes en el cuello y puños, y a veces también en la pechera.

  • Calzado: antiguamente se usaba la bota con caña subida y la zapatilla cerrada de color negro.

  • Peinad: se usaba mucho el peinado alto con rizos, y el de dos trenzas heredado de nuestros antepasados.

  • Pañuelo: el pañuelo fue y sigue siendo de encajes.

Vestuario tradicional del varón

  • Pantalón: el corte del pantalón es ajustado en la pantorrilla y amplio desde la rodilla hacia arriba. Se usa de tela cuadriculada negra con blanco, o de un color negro o plomo. Antiguamente se uso mucho el color pardo y el verde.

  • Chaqueta: la chaqueta es de un corte semi armado, corta, solo hasta la cintura. Va adornada con doble corrida de botones de conchaperla y primorosamente bordadas.

  • Calzado: el calzado del varón es un botín alto con taco de tres a cuatro centímetros, generalmente color negro, y con variedad en la abrochadura.

  • Sombrero: el sombrero es de alas anchas, de color negro o café. Si es de paño con cinta del mismo color; y con cinta tricolor cuando es de paja o pita.

  • Manta o chamanto: las mantas o chamantos de los huasos chilenos son prendas de lujo tejidas a telar por sus mujeres. La combinación de colores y dibujos en estas mantas son verdaderas obras de arte, que muchas veces han representado dignamente la cultura folklórica de Chile en el extranjero. Esta prenda es de mas o menos un metro y medio de largo por uno de ancho.

  • Faja: la faja completa el atavío del huaso. Corrientemente lleva los colores nacionales tejidos en fina seda o lana. El largo es de mas o menos dos metros y medio. El ancho es de diez a quince centímetros. La faja la coloca el huaso en si cintura, sobre el pantalón, dándose ella dos vueltas y dejando sus extremos caídos sobre el pantalón a modo de adorno.

  • Espuelas: son las prendas del huaso que lo acompañan en sus taconeos.

Su sonido da mas armonía, mas vida, al acompañamiento de la danza. Generalmente son hechas de metal fino, de acero con plata o de plata sola. Su tamaño varia segunda el gusto del que las usa. El diámetro de la rodaja puede ser de ocho, diez o mas centímetros.

Bailes coloniales

La refalosa

La refalosa es un baile muy agitado que se practicaba mucho entre las familias de Chile. Se desarrolla empezando con una vuelta completa en circulo, a modo de persecución termina la estrofa con paso quebrado de derecha a izquierda. Se cambia de lugar con media vuelta y la tercera estrofa se ejecuta con un movimiento escobillado de dos tiempos fuertes.

Primera figura

La pareja o parejas se colocan frente a frente, a una distancia de mas o menos un metro. Describen un circulo, saliendo la dama por la derecha; la persigue el varón con el paso escobillado de un tiempo. La dama al llegar a su puesto sigue ejecutando el paso un poco más corto. El varón, al dejarla allí, retrocede a su lugar con el mismo paso.

Vuelta completa

Durante la vuelta, los bailarines giran el pañuelo al costado derecho con gracia, describiendo pequeños círculos tanto de frente como a los costados. La dama llevara alzada la falda, y el varón posará la mano izquierda en la cintura.

Segunda figura

La pareja queda frente a frente, o cada uno en su punto de partida, empieza con un simple escobillado a avanzar y retroceder en líneas que formaran una “V”. El equilibrio en esta danza siempre lo guarda el pie que toca el suelo. Termina la figura con media vuelta, y se cambia de lugar con paso simple.

Tercera figura

En esta figura se describe una línea hacia el lado izquierdo y derecho, con pasos quebrados. El cuerpo toma un pequeño viven, algo enérgico y gracioso. La dama alza su falda con ambas manos, y el varón describe círculos con su pañuelo, a la altura del pecho o de la cabeza. Termina esta figura con escobillado de dos tiempos hacia delante y cambio de lugar.

Cuarta figura

En esta figura se desarrolla el doble escobillado. Este consiste en una duplicación del escobillado de un tiempo. Estos escobillados pueden ser desde un tiempo a seis tiempos, según la agilidad del ejecutante. Media vuelta y escobillado de punta y taco, consiste en acentuar el golpe de taco y punta del pie. En éste sale un pie tras otro con agilidad.

Remate

La pareja de una vuelta completa con paso simple. El varón persigue a la dama por su lado izquierdo y da un medio giro para recibirla, tocándose ambos por el hombro izquierdo.

Paso escobillado de un tiempo

Se corre el pie derecho adelante en forma natural, no más de cuatro o cinco centímetros del pie izquierdo, dando un golpe con el taco en el suelo, al salir. Se hace retroceder el mismo pie hasta la escotadura del pie izquierdo, golpeando en el suelo con la punta para completar el tiempo. Terminados estos movimientos del pie derecho, sale el pie izquierdo en la misma forma. El ritmo de la música hace oscilar el cuerpo en forma dinámica y graciosa. Para el paso escobillado doble se duplica el de un tiempo. Para el de tres tiempos, se agrega otro etc.

Paso quebrado

Este paso se desarrolla flexionando la rodilla derecha un tanto a la izquierda, deslizando el pie derecho hacia el mismo lado, con paso arrastrado de ida y vuelta. Doblando los tobillos hacia ambos lados, se repite el movimiento con el pie izquierdo

El Cuando

El cuando esta compuesto por dos ritmos: uno lento y señorial, desarrollado en pasos suaves: el otro, vivo y muy ligero, que se efectúa en escobillados y taconeos. Es muy semejante a la composición de nuestra tonada, encarnando el temperamento chileno, capaz de sentir nostalgia soñadora y reírse de su propio sufrir, en una mezcla de amor y rebeldía.

El cuando es interpretado en parejas y mas frecuentemente en conjunto igual que la cuadrilla. Fue una danza elegante de nuestros saraos, festejando por lo general la proximidad de una boda, o de grandes acontecimientos

Sus figuras son variadas y se desarrollan según la cultura de las interpretes. Los que bailan generalmente cantan sus estrofas, pero al no poder hacerlo estos, lo efectúan aquellos que ejecutan la música.

Esta danza predispone a dos estados de animo: uno de atenta observación, y el otro de una expansión graciosa. El numero de estrofas que se interpretan también es variado, pero suelen ejecutarse solo tres o cuatro de ellas. Esta danza tiene algunas figuras de minueto y otras de nuestra cueca. Las danzas chilenas son ricas en variedad de figuras porque Chile es un país de artistas.

Primera figura

El varón avanza con su mano izquierda colocada s la espalda, al nivel de la cintura. Su mano derecha, con la palma hacia arriba, la ofrece a la dama elegida. Ella coloca su mano izquierda sobre la mano derecha del varón. Avanzan las parejas con el primer paso hasta el centro del cuadrado imaginario que han elegido para desarrollar la danza. El varón hace girar a la dama a su alrededor en una vuelta completa. El brazo con que se guía a esta debe girar sobre la cabeza del varón. Terminada la vuelta se colocan frente a frente, en mitad de la línea del cuadrado. El varón se retira a su puesto, dejando a la dama en el suyo, y la saluda con una gran reverencia. La dama también hace una reverencia, pero menos marcada que el varón. Esta es la primera parte de la primera estrofa. La segunda parte de esta es un taconeo ligero, con alegría y espontaneidad. Puede ser un taconeo en tres tiempos o en seis. Por ultimo el varón ofrece su mano derecha a la dama y la conduce a su puesto, con otra galante reverencia.

Segunda figura

La dama con su falda alzada con ambas manos, cruza el pie derecho por detrás del pie izquierdo, en forma natural, a una distancia de quince centímetros, mas o menos. Toca el piso con la punta del pie e inclina el torso graciosamente hacia delante. Vuelve el pie a su puesto y se alza en punta de pies. En estos dos movimientos da distinta colocación a la falda. El cuerpo toma un aire señorial. Este movimiento se repite dos veces a izquierda y derecha. El varón repite ambos movimientos junto con la dama, pero al lado contrario de ella, exagerando un poco la flexión, con ambas manos atrás al nivel de la cintura.

Tercera figura

El varón hace una reverencia a la dama. Ella contesta sus saludo, adornándolo con graciosos movimientos de su falda. El varón avanza hasta el puesto de la dama, le ofrece la mano derecha y retrocede junto a ella al centro del cuadro. Allí hace girar a su compañera delante de él, a derecha e izquierda. Con una gran reverencia deja el varón a la dama en el puesto que el ocupaba. Se retira al lugar que ella ocupaba. Termina diagonalmente o en línea recta.

Taconeo para la dama

Se deja caer un pie tras el otro rápidamente, al compás de la música.

Taconeo para el varón

Se da un golpe con el pie derecho, y rápidamente dos golpes con cada pie; vuelve el pie derecho al sexto golpe.

Pasos

El primer paso es un andar elegante, flexionando un tanto las rodillas, ciñéndose a la música.

El segundo paso es muy parecido al de la habanera. Colocado en primera posición, se corre el pie derecho diagonalmente al costado, en forma natural; se corre el pie izquierdo tocando el talón del pie derecho, y con inclinación con inclinación del cuerpo nuevamente hacia adelante se corre nuevamente el pie derecho. Se termina llevando el talón del pie izquierdo a tocar el talón del pie derecho. Se ejecuta el mismo movimiento con el pie derecho.

Segunda estrofa

Vuelta completa y colocación: ene esta figura el varón deja a la dama en su puesto, y con una gran reverencia le ofrece la mano derecha; ella coloca su mano izquierda. Tomados de la mano en alto ejecutan tres pasos hacia la derecha y tres hacia la izquierdo. Se sueltan de las manos y ejecutan el mismo movimiento en líneas diagonales. Termina con taconeo.

Cuarta figura

El varón a colocado a la dama en su puesto y se retira al suyo con una genuflexión. Con el segundo paso describen líneas del cuadrado. La dama, con su falda graciosamente alzada, ejecuta los pasos con donaire, marcándolos con la punta del pie. El varón, con ambas manos atrás colocadas en la cintura, ejecuta sus pasos con gallardía, mirando siempre a su compañera para saludarla en el momento de volver a su puesto. Describen ambos la mitad e una línea del cuadrado, cada uno a su izquierda, luego a la derecha, para quedar de frente, ejecutando entonces la parte alegre del baile. Luego el varón avanza, ofrece su mano derecha a la dama. Ella coloca su meno izquierda en esta. Ambos saludan ceremoniosamente.

Tercera estrofa

Empieza la vuelta y colocación igual que en la primera estrofa, con el primer paso. La dama ejecuta a su lado derechodos pasos llevando la falda alzada con ambas manos. El pie derecho se desliza en punta, en linea diagonal, hacia el costado. Avanza el pie izquierdo, toca el talon del pie derecho, nuevamente avanza el pie derecho y vuelve a tocar el izquierdo, o sea, que esta figura se desarrolla con el segundo paso.

Terminan con la parte viva, igual que la primera estrofa, y la ultima parte de la música de El Cuando se termina igual que la primera estrofa.

Si esta danza se ejecuta en conjunto, los varones ofrecen su mano derecha a las damas, correspondiendo ellas con la mano izquierda. Los brazos se llevan en alto, formando arco, si exagerar. Entran las parejas al cuadro donde se desarrolla la danza, llevado siempre el varón su mano izquierda atrás, al nivel de la cintura, y la dama su mano izquierda en la derecha del acompañante. La mano derecha de ella ase con donaire su falda.

Vuelta

En cambio de lugar lo inicia el varón, con las genuflexiones de rigor. Al terminar la estrofa ofrece su mano derecha a la dama y la cambia de lugar.

El Aire

Esta danza, como muchas otras de nuestro país, yacía en el olvido. Nuestra compositora nacional Maria Luisa Sepúlveda, recogió su música y la armoniza, reviviendo así esta danza chilena. Los pasos y figuras del “Aire” se encuentran diseminados por todo el país, y muestran algunas variantes según la provincia donde se practican.

La primera parte de la coreografía del “Aire”, según datos recogidos en el norte del país, empieza describiendo dos medios círculos.

En el sur, la coreografía empieza con una invitación de los varones a las damas, luego las damas a los varones.

Salida

Salen los varones y ofrecen el brazo derecho a las damas que han elegido. Avanzan guardando la distancia de un metro entre pareja y pareja. Cubren el terreno donde se desarrollaran los pasos. Colocan a sus damas frente a frente a una distancia de metro y medio. Se retiran los varones con el primer paso a sus puestos, haciendo una reverencia: esta se ejecuta con la mano derecha, mientras la izquierda permanece atrás, a la espalda.

Primera figura

Avanzan varones y damas al centro donde se desarrollara la danza. A una distancia de cuatro pasos mas o menos, entre fila y fila, las damas se entretienen ejecutando gracioso movimientos con la falda, que esta tomada con ambas manos. La fila de los varones avanza y cruza por el lado izquierdo la fila de las damas, describiendo un semi circulo. Retroceden por el lado derecho de las damas a sus puestos. En este momento la fila de las damas ejecuta la misma figura a través de la fila de los varones mientras ellos llevan el compás con un suave taconeo. Retroceden las damas a su puesta, y cambian de lugar con paso arrastrado. Quedan ambas filas frente a frente y ejecutan la parte viva de la danza, ya sea cruzándose en líneas diagonales o ejecutando ambas un suave taconeo, orientándose todos a un mismo punto. Si las damas a la derecha, los varones lo hacen hacia la izquierda. Esta danza es cantada por los ejecutantes.

Segunda figura

En esta figura las filas con el primer paso marchan a formar dos semicírculos en la siguiente forma: la fila de los varones se divide en dos partes, una de ellas queda en su puesto y la otra avanza a formar parejas con las damas situadas frente a ellos. La fila de las damas también se divide en dos partes: las que quedaron solas avanzan a formar pareja con los varones colocados enfrente. Cada varón toma con sus manos las manos de su dama. Los grupos giran a la inversa, avanzan con el primer paso, y forman el semi circulo, deshacen la figura quedando nuevamente de frente para desarrollar la parte viva de la danza.

Tercera figura

Forman dos filas, una los varones, otra las damas. Avanzan ambas filas por su derecha tres o cuatro pasos, en línea diagonal. Se cruzan, retroceden a sus puestos y ahí realizan una vuelta completa. Luego cambian de lugar y empieza la parte viva de la danza o escobillado. El gesto debe estar de acuerdo con la gracia del Aire.

Prime paso

Este paso es un andar gracioso, flexionando ligeramente la rodilla de la pierna que marca el paso, muy parecido a un paso de danza araucana.

Segundo paso

En primera posición: levantan los talones, el pie derecho da un pequeño arrastre hacia delante, y retrocede con arrastre a su puesto. El tercer tiempo lo marca el pie izquierdo. Se levantan nuevamente los talones, ejecuta el mismo movimiento el pie izquierdo y así sucesivamente.

Remate o ultima figura del aire

Si el Aire interpretado en parejas se remata igual que la cueca, con vuelta en redondo, formando un circulo. Si es en conjunto se retiran tomados de la mano como la segunda figura.