Bacteriología

Bacterias. Flora bacteriana. Piel, boca, intestino, uretra, vagina

  • Enviado por: Dark boy
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 5 páginas
publicidad
cursos destacados
Ejercicios resueltos de Trigonometría Plana
Ejercicios resueltos de Trigonometría Plana
Serie de ejercicios resueltos de Trigonometría Plana

Este curso va ligado al curso actual de...
Ver más información

Series y Sucesiones
Series y Sucesiones
Curso sobre series y sucesiones que incluye definiciones básicas, criterios de convergencia, series de...
Ver más información

publicidad

El termino “flora microbiana normal” se refiere a la población de microbios asociados que habitan en las superficies internas y externas de los seres humanos y animales normales. Es dudoso si existe una flora viral normal en el hombre.

La piel y las mucosas hospedan siempre a una gran variedad de microorganismos, los cuales pueden ser divididos en dos grupos: 1. la flora residente esta compuesta de tipos relativamente fijos de microorganismos, los cuales se encuentran constantemente en un sitio dado a una edad dada; si se le trastorna, se restablece espontáneamente con rapidez. 2. la flora trastorna esta formada por microorganismos no patógenos o solo potencialmente patógenos hospedados en la piel o las mucosas durante horas, días o semanas; provienen el ambiente, no producen enfermedad, y no se establecen por si mismos permanentemente sobre la superficie. Los miembros de la flora transitoria son generalmente de poca significancia en tanto que la flora residente normal permanece sin alterarse; pero si la flora residente sufre alteraciones, los microorganismos transitorios pueden colonizar, proliferar y producir enfermedad.

PAPEL DE LA FLORA RESIDENTE

Los microorganismos que están siempre presentes en las superficies del cuerpo son comensales. El hecho de que prosperan en un área determinada depende de factores fisiológicos como la temperatura, la humedad y la presencia de determinados nutrimentos y substancias inhibitorias.

Su presencia no es esencial para la vida, ya que pueden ser criados animales “libres de gérmenes” que carecen completamente de una flora microbiana normal. Sin embargo, la flora residente de algunos sitios desempeña un papel definido en el mantenimiento de la salud y de las funciones normales.

La supresión de la flora normal crea evidentemente un vació local parcial que tiende a ser llenado por microorganismos del ambiente o de otras partes del cuerpo. Estos microorganismos se comportan como oportunistas y pueden volverse patógenos. Los miembros de la flora normal pueden por si mismos causar enfermedad bajo ciertas condiciones. Si son removidos violentamente de las restricciones que tal ambiente les impone y son introducidos a la circulación sanguínea a los tejidos, estos organismos pueden volverse patógenos.

FLORA NORMAL DE LA PIEL

Debido a su constante exposición y contacto con el ambiente, la piel es particularmente capaz de albergar microorganismos transitorios. Los microorganismos residentes que predominan la piel son bacilos difteroides aerobios o anaerobios.

Los factores que pueden ser importantes en la eliminación de los microorganismos no residentes de la piel son el Ph bajo, los ácidos grasos, las secreciones sebaceas y la presencia de lizosima. Ni el lavado, ni el baño pueden eliminar o modificar significativamente la flora normal.

FLORA NORMAL DE LA BOCA

Las mucosas de la boca y de la faringe son a menudo estériles en el momento del nacimiento, aunque pueden contaminarse durante el paso a través del conducto. En la faringe y en la traquea se establece una flora en tanto que en los bronquios normales se encuentran solo unas cuantas bacterias. Los bronquíolos y los alvéolos son normalmente estériles

La caries es una desintegración de los dientes que comienza en la superficie y progresa hacia el interior. Primero se desmineraliza el esmalte superficial el cual es completamente acelular. Esto ha sido atribuido al efecto de los productos ácidos de la fermentación bacteriana, en tanto que en la descomposición de la dentina y el cemento interviene la digestión bacteriana de la matriz proteica.

FLORA NORMAL DEL INTESTINO

Al nacer el intestino es estéril, pero pronto son introducidos los microorganismos con el alimento. En niños amamantados el intestino contiene gran numero de estreptococos lácticos y lactobacilos. Estos organismos inmóviles, grampositivos, aerobios y anaerobios producen ácido de los carbohidratos y toleran un pH de 5.0. en los niños alimentados con biberón existe una flora mas mixta en el intestino y los lactobacilos son menos prominentes cuando se desarrollan los hábitos alimentarios tendiendo hacia el patrón adulto, la flora intestinal cambia la dieta tiene una influencia mareada sobre la composición relativa de la flora intestinal y fecal.

FLORA NORMAL DE LA URETRA

La porción anterior de la uretra de ambos sexos contiene un numero pequeño de los mismos tipos de organismos hallados en la piel y perineo. Estos microorganismos aparecen de manera regular en la orina en cantidades de 10 2 -10 4/ml.

FLORA NORMAL DE LA VAGINA

Poco después del nacimiento aparecen en la vagina lactobacilos aerobios, los cuales persisten mientras el pH permanece ácido. Cuando el pH se hace neutro, la flora esta compuesta de una mezcla de cocos y bacilos. En la pubertad los lactobacilos reaparecen en grandes cantidades.