Baco

Mitología. Dios del vino. Dionisio. Sémele. Ariadna. Bacanales. Leyendas

  • Enviado por: Laurii
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad
publicidad

Sémele tras concebir un hijo con Zeus le pide que se muestre ante ella con todo su esplendor, Zeus se muestra con rallos y fuego, tal como es el y accidentalmente quema y mata a Sémele. Pero consigue salvar el fruto que lleva ella dentro introduciéndolo en uno de sus muslos. Cuando Dionisio nació se lo entregó a Ino y Atamas y les dijo que lo vistiesen como si fuera una niña para que su verdadera mujer no lo reconociese. Pero Hera descubrió el engaño y volvió a Ino y a Atamas locos.

Zeus transformo a Dionisio en un cabritillo para que su mujer no lo volviese a reconocer y lo entregó a las ninfas.

Dionisio o Baco era el dios del vino, de las viñas y de las borracheras.

Leyendas de Dionisio, Baco

Un día Baco encontró una planta pequeña y débil, como era pequeña y frágil la metió en un hueso de pájaro, la planta creció y se puso en mejor estado. Baco la verlo decidió meterla en aun hueso de león. De nuevo vio que la planta seguía creciendo y la metió en un hueso de burro donde dio el fruto de la uva, y de aquello Baco halló el vino. Las cualidades de una borrachera son las misma que donde se había criado la planta; alegría, fuerza y estupidez. Si se bebe en exceso se está alegre como un pájaro y con la fuerza de un león, pero el que bebe constantemente al final tiene la misma estupidez que un burro.

Cuando Dionisio descansaba unos piratas lo raptaron, aunque el capitán reconoció que esto les traería problemas ninguno le hizo caso. Dionisio para vengarse creó olas de vino que cubrieron el barco. A continuación una viña enroscó el mástil y a los navegantes, y al final Dionisio se convirtió en un león que atacó al jefe de los ladrones y los demás aterrados se tiraron al mar donde Dionisio los convirtió en delfines. Dionisio salvó al piloto por reconocer su fuerza.

Dionisio se casó con Ariadna, a la que Zeus le dio el don de la inmortalidad. Dionisio y Ariadna tuvieron un hijo llamado Estófilo, que era pastor, un día cuidando de sus cabras halló a una de ellas comiendo uvas, lo que le inspiró la idea de confeccionar el vino con la uva.

Estófilo tuvo un hijo, Anio que fue rey de Delfos, y tres hijas a las que Dionisio les dio dones; a la primera Ocno de transformar todo lo que tocase en vino, a la segunda Esper, de transformar todo lo que tocase en trigo, y a la tercera Elaia de transformar todo lo que tocase en aceite.

Agamenón quiso llevarse a las tres hijas pensando que así no le harían falta provisiones, pero Dionisio para liberarlas las convirtió en palomas. Los romanos tomaron a Dionisio como Dios y modificaron su nombre a “Bacchus”. Poco después en Roma se introdujeron los bacanales, muy escandalosos.