Axiología

Entrevistas. Entrevistador. Clases. Riesgo. Factores. Elementos. Directrices

  • Enviado por: Davo
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 6 páginas
publicidad
cursos destacados
Doctorado en Análisis de Problemas Sociales
UNED
Con la incorporación de la UNED al EEES, sus programas de posgrado y doctorado se hanadaptado a las nuevas realidades...
Solicita InformaciÓn

Las Oportunidades Existen: Taller para la Mejora de la Empleabilidad
UNED
El curso pretende posibilitar que las personas que se encuentran privadas de libertad y les quede un periodo corto para...
Solicita InformaciÓn

publicidad

EL ENTREVISTADOR

El entrevistador es una de las dos partes de esta fase del proceso de selección, y aunque es muy interesante conocer técnicas o respuestas a preguntas comprometidas, también lo es conocer a la otra parte.

En puntos siguientes se hablará de cómo prepararse para una entrevista, pautas a seguir en una entrevista de trabajo, actitud, etc. , pero no hay que olvidar que se hará mucho mejor si se tienen unas nociones, aunque básicas de las cualidades que debe presentar un entrevistador.

  • Formación: Debe de una persona de una formación igual o superior a la persona que va a entrevistar.

  • Estado anímico: Debe ser una persona ecuánime, que no prejuzgue a determinado tipo de personas sin darles una oportunidad.

  • Imparcialidad: El entrevistador busca a la persona idónea para su empresa, no para sí mismo, por ello el ser imparcial es una cualidad muy importante.

  • Empatía: Capacidad de ponerse al otro lado, en el lugar en que se encuentra la otra persona. Esta cualidad también la debe ejercitar el entrevistado, ya que cuanto más logre congeniar son su seleccionador más probabilidades tendrá de ser escogido.

  • Afabilidad: El entrevistador no está para detectar sólo los defectos del entrevistado, sino que ha de tener una actitud positiva, sobre todo en lo que a los aspectos profesionales se refiere

  • Respeto: A todas las personas a las que entreviste, pero ha de prestar especial cuidado a los más nerviosos o retraídos, a los de mayor edad o a los que lleven mucho tiempo en desempleo, porque sin desearlo puede dañar con más facilidad a estas personas.

  • Conocimiento sobre el puesto de trabajo: Para que la entrevista sea realmente productiva, cuanto más sepa el entrevistador sobre el puesto al que opta el seleccionado, el desarrollo de la misma será más válido.

  • Conocimientos psicológicos: Esto no quiere decir que sólo un psicólogo pueda conducir una entrevista adecuadamente, si no que la haga quien la haga, para conocer al candidato por medio de las preguntas, los conocimientos psicológicos son básicos.

CLASES DE ENTREVISTAS

Dado que cada persona es totalmente diferente a otra, es evidente que cada entrevista que se haga con un entrevistador diferente, aquella será diferente también.

Por ello establecer una clasificación acerca de las diferentes entrevistas a las que un candidato se puede llegar a enfrentar es muy complicado por no decir imposible.

Las entrevistas en las que se mantiene el grado de tensión elevado están pasando a la historia, los expertos en selección de personal, sostienen que no resulta válido el resultado de las entrevistas de este tipo, salvo en casos muy excepcionales para puestos muy determinados, ya que el nivel de nervios que debe de mantener el candidato en el desarrollo de la prueba relativizan sus verdaderas posibilidades y su potencial.

Siguiendo la forma de planteamiento de las preguntas respecto del entrevistador, se puede decir que existen tres clases de entrevistas:

  • la entrevista directa

  • la entrevista indirecta

  • la entrevista mixta

LA ENTREVISTA DIRECTA
El entrevistador formula preguntas cerradas, de modo que toma las riendas de principio a fin, y propone al candidato una serie de preguntas bajo un esquema riguroso.

Las preguntas se suceden a un ritmo sostenido, se asemeja a un interrogatorio, y realmente no resulta muy agradable para el entrevistado.

LA ENTREVISTA INDIRECTA
El entrevistador plantea preguntas abiertas, deja al candidato las riendas de la entrevista, y debe el sólo desenvolverse a lo largo de la misma.

No hay un esquema prefijado, el entrevistador puede parecer pasivo, pero no hay que bajar la guardia porque estará muy atento a todas las evoluciones del entrevistado.

Este tipo de entrevista es peligrosa o por la tensión omitir los datos más interesantes.

LA ENTREVISTA MIXTA
Viene a ser un compendio de los tipos de entrevista hasta ahora vistos, la charla se desarrolla de manera más dinámica.

FACTORES DE ALTO RIESGO

En el desarrollo de la entrevista el cuerpo también habla, mediante gestos, posturas, etc. es el denominado lenguaje no verbal en la entrevista de selección.

No es fácil dominar los gestos de cada uno, pero sí que con la práctica, cuando se detectan y se conocer, se puede intentar corregirlos, y esto es útil, no sólo para conocerse el candidato a sí mismo, sino para saber lo que está pasando por la cabeza del entrevistador cuando ejecuta determinados gestos.

Siguiendo a Allan Pease, vamos a estudiar los gestos y posturas que se enumeran a continuación:

  • Apretón de manos al saludarse.

  • Espacio personal.

  • Postura al sentarse.

  • Postura de brazos y piernas.

  • Gestos con la cabeza.

  • Gestos con las manos.

  • Mirada, control de la mirada.

  • Taparse la boca.

  • Tocarse la nariz.

  • Frotarse un ojo.

  • Frotarse una oreja.

  • Rascarse el cuello.

  • Tirar del cuello de la camisa.

  • Dedos en la boca.

  • Imitación de gestos.

  • Despedida.

Apretón de manos al saludarse
El primer contacto con el apretón de manos puede orientar sobre la personalidad de la persona que nos tiende la mano.

Cuando la ofrecen con la palma hacia abajo da a entender que la persona es dominante, entregarla hacia arriba implica sumisión.

Espacio personal
Por educación y cortesía en el primer encuentro con alguien desconocido hay que mantener la distancia física adecuada, ya que de lo contrario se puede intimidar a la otra persona.

La postura al sentarse
Debe ser una postura cómoda, ya que la entrevista puede ser larga y el mantenerse en una posición incómoda puede hacer que la atención se centre en sostenerse como desde un principio y olvidarse de lo más importante que es el desarrollo de la misma.

Ha de reflejar serenidad y atención, si se está demasiado rígido da mala impresión y una postura muy relajada puede parecer desinterés o dejadez.

Los brazos y las piernas
El mantener las piernas y los brazos cruzados indican actitud de defensa, y que los canales de comunicación o no se han abierto o se han cerrado.

Por ello, cuando el candidato se encuentre con un entrevistador que cruza los brazos ha de intentar con la conversación descruzarlos lo más rápidamente posible.

La cabeza
Cuando la cabeza se inclina lateralmente implica una actitud de atención e interés.

Si se mantiene hacia arriba es una posición neutra, de reserva, el candidato debe procurar mantener la posición de interés, es decir , con la cabeza inclinada hacia un lado y debe procurar con sus respuestas y preguntas mantener ladeada también la del entrevistador.

La actitud de reprobación se detecta cuando la persona que se tiene enfrente tiene la cabeza hacia abajo y mira a su interlocutor de frente.

Las manos
Ante unas manos con los dedos entrelazados, hay que tener cuidado y prestar atención a lo que se está diciendo, ya que significa actitud negativa.

La mirada
Lo más adecuado es mirar al triángulo que se forma entre la frente y los ojos del interlocutor, bajar la mirada hasta la boca no favorece un ambiente serio.

Tocarse la boca
Es el impulso natural del ser humano cuando dice una mentira. No siempre que alguien se toca la boca está mintiendo, son sólo pequeñas claves para que unidas a un global ayuden a evaluar los resultados de la entrevista que se está desarrollando.

Tocarse la nariz
Viene a ser una versión más discreta de tocarse la boca, y presenta el mismo significado de engaño.

Frotarse un ojo
Este gesto representa el intento de bloquear lo que dice el que miente, viene a significar desconfianza o recelo.

Frotarse la oreja
Con este gesto se intenta no escuchar lo que dice el interlocutor, se procura no oír lo malo o lo que parece mentira.

Rascarse el cuello
Significa desacuerdo, o al menos duda en lo que se le está diciendo.

Tirar del cuello de la camisa
Es un ademán que suele hacer una persona cuando presiente que se ha detectado que ha dicho una mentira o una exageración.

Los dedos en la boca
Según Morris es un gesto que se hace ante una situación de presión, con ello inconscientemente se pretende volver a la posición de seguridad que en la infancia el hecho se succionar el pecho de la madre.

En la mayoría de los casos, no se introduce el mismo dedo a la boca si no que se hace llevando a la boca un bolígrafo o lapicero o un cigarrillo.

Imitación de gestos
Cuando en una reunión o entrevista como sería el caso, uno de los interlocutores tiende a imitar los gestos de la otra parte, se entiende que comparte las afirmaciones de la persona que está hablando.

Luego, es una buena táctica a emplear en una entrevista de trabajo para hacer sentir al entrevistador que el candidato está dispuesto a crear un buen ambiente de comunicación.

La despedida
El apretón de manos final, suele transmitir algo que más que una simple despedida, ya que a lo largo de la entrevista se ha podido llegar a un cierto clima de confianza que no existía al comienzo.

Cuando se extienden las dos manos hacia el entrevistado se muestra confianza, y si se alarga una mano hacia la muñeca o el codo demuestra un sentimiento extra.

NORMAS PARA HACER UNA BUENA ENTREVISTA

La entrevista personal es una prueba muy delicada e importante, sobre todo porque el candidato no es el único y porque se está llegando a la fase final del proceso de selección.

Para hacer una buena entrevista hay que empezar por prepararla con antelación, el mismo momento de la misma no es el más adecuado para que el candidato haga gala de su capacidad de improvisación.

Lo básico que se debe preparar para hacer una buena entrevista, no es nuevo, se trata de refrescar los antecedentes propios, para no dudar ante cuestiones relativas al curriculum vitae, una persona que no recuerda o duda para responder sobre algo que ella misma ha realizado en un pasado no inspira confianza, ni parece responsable.

Toda la información que se pueda recabar, acerca de la empresa, funcionamiento, producción, funcionamiento, etc. es importante, ya que facilitará el planteamiento de preguntas acertadas en el momento en que el candidato pueda formular preguntas al entrevistador.

Existen una serie de factores, que aunque puedan parecer simples, es interesante recordarlos para ofrecer una buena impresión durante la realización de una entrevista personal.

  • Puntualidad : basta llegar cinco minutos antes de la hora prefijada, llegar con más antelación daría sensación de ansiedad, y por supuesto nunca se debe llegar tarde.

  • Tabaco : no se debe fumar a lo largo de la entrevista, salvo que el entrevistador fume y te ofrezca o te invite a hacerlo.
    El único detalle que hay que tener en cuenta es no hacerlo aunque lo haga el entrevistador, si no se está seguro de que el pulso no va a temblar al sostener el cigarrillo.

  • Chicle: en una entrevista no se debe de entrar comiendo chicle, ni caramelos, ni nada de esto, aunque el entrevistador lo esté haciendo.

  • Sentarse: dado que el entrevistador indicará al entrevistado que se siente, debe de hacerlo después de que se lo haya dicho, nunca antes.

  • Trato : en principio hay que mantener el tratamiento de Usted, si el entrevistador indica lo contrario, es el momento de utilizar el tuteo.

  • Postura: educada y cortés, al margen de la postura que mantenga el entrevistador.

  • Indumentaria: correcta, adecuada para el puesto que se desea cubrir. Hay que prestar especial atención al calzado, debe de estar limpio.
    En cuanto a accesorios (joyas, llaveros, etc.), hay que evitar llevar elementos que produzcan ruido cada vez que el candidato se mueve, ya que puede llegar a molestar a su interlocutor.
    No es aconsejable llevar insignias, ni políticas ni deportivas.

  • Lenguaje: debe de ser correcto, no muy redicho, pero sin caer en la vulgaridad ni lo ordinario.
    Evitar el uso de muletillas (esto, o sea, bueno, pues...), y por supuesto no decir palabras malsonantes o tacos.

  • Perfume: la higiene y la limpieza son los mejores compañeros para una entrevista de trabajo, se puede acompañar son unas gotas de perfume o de agua de colonia, pero usadas con cautela, ya que en abundancia puede llegar a ser tan molesto como el olor a poca limpieza.


El mejor consejo, o pauta a seguir ante una entrevista de trabajo, es la naturalidad y la sinceridad, ser uno mismo, porque en caso de procurar mostrar una imagen falsa o exagerada de la cierta, al final el candidato que pretende engañar siempre queda en evidencia.