Avance del Paramilitarismo

Historia de América. Colombia. Puerto Boyacá. Grupos paramilitares colombianos. Presencia guerrillera. Betancur

  • Enviado por: Carlos H. Hincapie Y Otros.
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

INFORME AVANCE DEL

PARAMILITARISMO

Materia: Historia De Colombia

Fecha: Mayo 03 de 1999

MEDELLIN

DEPARTAMENTO DE HUMANIDADES

UNIVERSIDAD EAFIT

INTRODUCCION

En este trabajo escribiremos toda la información conseguida hasta el momento sobre el tema escogido “El PARAMILITARISMO”.

El trabajo del tema será centrado en los inicios de la formación de grupos paramilitares en Colombia. También trabajaremos un poco la situación actual de dichos grupos paramilitares, sus ideales y otros temas relacionados.

INICIOS Y FUNDADORES (1983-1991)

Sobre el inicio tenemos unos documentos que ilustran la formación de dichas organizaciones siendo la causa la amnistía de casi 500 guerrilleros detenidos y el inicio de negociaciones entre el presidente Be­lisario Betancur y las principales organizaciones sub­versivas a finales de 1982, fue recibido como una franca traición por los ganaderos cordobeses. Estos unieron sus voces a las del alto mando de la institu­ción militar, quienes consideraban que con las nue­vas medidas de "orden público" del gobierno, se demostraba 'la debilidad de la democracia para pro­tegerse a sí misma (Behar, 1985)". La amnistía y la negociación del cese al fuego era considerada por los militares como una gran victoria política de la guerrilla, con la cual "se le asestaba un golpe fuerte a la estructura moral y sentimental del Ejército, de las Fuerzas Militares (Behar, 1985)”.

A mediados de 1983, los habitantes de Puerto Boyacá y sus alrededores, que aún entonces eran víctimas de una de las más feroces actividades de boleteo, extorsión y secuestro por parte de las FARC, comenzaron a ser testigos de un proceso que al principio les resulto apenas curioso y atractivo. Grupos civiles, en ocasiones armados, empezaron a recorrer la región llevando a numerosas veredas brigadas de salud, para conocer a los campesinos de la región. Las brigadas fueron inicialmente una idea de ACDEGAM, asociación de ganaderos del Magdalena Medio. A finales del 83, las brigadas se habían extendido ya a varias zonas del territorio nacional que sufrían del mismo mal que Puerto Boyaca. Hacendados, comerciantes y mineros de regiones como Uraba, el Meta, el Nororiente Antioqueño, y todo el Magdalena Medio, comenzaron a patrocinar las brigadas de salud.

En Puerto Boyaca surgió la primera organización armada de autodefensa, cuyos fundadores fueron: Pablo Guarín, Carlos Loaiza, Luis Suarez y Gonzalo Pérez. Sus primeros contingentes realizaban patrullajes por la zona, acompañados por efectivos del Batallón Bárbula. Por aquel entonces, la organización operaba con módicas contribuciones de los hacendados, pues su funcionamiento no exigía muchos gastos. A medida que fue creciendo, surgieron mayores exigencias de comunicaciones, armamento y equipo en general; por lo cual la plata comenzó a escasear.

A principios de 1985, un episodio ocurrido cerca de Puerto Boyaca, cambio para siempre la historia de la organización. Un reten montado en el camino, intercepto un campero cargado de cocaína, que luego de un intercambio de balas, fue retenido por el grupo de autodefensa. El vehículo pertenecía a un narcotraficante y luego de un encuentro entre las partes hubo un consenso alrededor de que narcotraficantes y autodefensas coincidían en su rechazo a la guerrilla y a los comunistas.

Fue un romance que terminaría en matrimonio: narcotraficantes y autodefensa se entendieron fácilmente, y con el paso de los días, los jefes de la organización se tuteaban con los cabecillas del cartel de Medellín: Pablo Escobar, Jorge Luis Ochoa y Gonzalo Rodríguez Gacha. Los nuevos capitales hicieron olvidar los tiempos de las vacas flacas. Se comenzaron a crear mas escuelas de autodefensa, que entonces comenzaron a convinarse con la de sicarios.

Los tentáculos del pulpo paramilitar se extendieron a Urabá, Córdoba, Bajo Cauca, Magdalena Medio y Meta. Trazándose cuatro metas principales:

  • Proteger a la comunidad del boleteo, la extorsión, el secuestro y demás practicas de la guerrilla, y preparar para ello a patrulleros que, camuflados de vaqueros o jornaleros, debían cuidar las haciendas, especialmente las de los narcotraficantes.

  • Preparar y entrenar a los grupos de escoltas de las figuras del cartel y de la cúpula paramilitar.

  • Preparar y entrenar personal para las labores de producción de cocaína en los laboratorios del cartel.

  • Atentar contra militantes y dirigentes de la Unión Patriótica y otras organizaciones políticas y sindicales, y contra representantes del gobierno o de los partidos políticos y demás sectores de la sociedad, que se opusieran al narcotrafico.

Con el fin de lograr dichos objetivos, las primitivas escuelas de la autodefensa fueron reemplazadas por unos nuevos centros. Para 1987, la organización paramilitar había alcanzado ya un nivel que sus financiadores consideraban óptimo. Su conducción había quedado en manos del cartel de Medellín, los cuales lo utilizaban tanto para labores políticas y militares, como para funciones de narcotrafico. El Mexicano por su parte decidió declararle la guerra al comunismo en todo el territorio nacional. Llegaron a un acuerdo en contratar instructores extranjeros para preparar escoltas y patrulleros. Primero fueron unos israelíes que vinieron al país al comienza 1988 y luego unos entrenadores británicos identificados como "miembros de la Legión Británica".

Puerto Boyacá se constituyo en la cuna de estos grupos y llegó a ser definida como "una especie de república independiente paramilitar" Desde allí se conformaban las operaciones para las demás áreas y se controlaban las finanzas. Con respecto a este tema se comprobó que la organización le cobraba una cuota mensual a los ganaderos y hacendados. La cuota pagada por los narcotraficantes fue mucho mayor, pues las mensualidades de los hacendados no narcotraficantes tenían un carácter simbólico.

La organización paramilitar se hizo fuerte donde antes habían mandado, con mano de hierro los grupos guerrilleros, que a su vez, se habían hecho fuertes años atrás debido a la ausencia casi absoluta del estado. Uno de los motivos fue el hecho que los " capós" comenzaron a adquirir grandes extensiones de tierra donde existía presencia guerrillera.

OTROS TEMAS

  • De la situación actual tenemos el proceso de reactivación paramilitarista desde el gobierno del presidente Samper, como también las exigencias guerrilleras para desmontar la actividad paramilitar para poder lograr la paz.

  • El proceso de reconciliación entre (1991-1992) que consistió en un dialogo entre Fidel Castaño y el EPL, para buscar la paz, que al fin de cuentas no tuvo efecto.

  • La estrategia contrainsurgente que utiliza el paramilitarismo.

  • El involucramiento de la población civil por parte de los paramilitares.

  • La urgencia de crear medidas contra la acción paramilitar.

  • Análisis de la entrevista con el paramilitar Alonso de Jesús Baquero, alias Vladimir.

BIBLIOGRAFIA

  • Medina, Carlos 1990 Autodefensas, paramilitares y narcotrafico en Colombia, Editorial Documentos Periódicos.

  • Behar, Olga. 1985. Las guerras de la paz, planeta. Bogotá.

  • Castro, Germán. 1996 “Los paramilitares” en En Secreto, Planeta.

  • Datos encontrados en Internet sobre entrevistas a paramilitares y a políticos sobre las organizaciones paramilitares.

  • Medina, Carlos 1990 “Autodefensas, paramilitares y narcotrafico en Colombia”, Editorial Documentos Periódicos.

  • Justicia y Paz, enero-marzo de 1989.

  • Revista Semana de mayo 16 - 1989 y julio 10 - 1989

  • Solidaridad No. 99, 102 y 104.

  • Impunity, publicación de Pax Christi. Noviembre 1988.

  • Tribunal por la Vida. Octubre de 1988.

  • Informe Confidencial del DAS. Julio 1988.

  • Cien Días, Revista CINEP y Espectador Nros. 5 y 6.
    Informe de Pax Christi a la 45 Sesión de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

Vídeos relacionados