Auditoría

Contabilidad. Contaduría. Historia de la auditoría. Auditores internos. Instítute of internal audítors. Comité de normas y responsabilidades profesionales. Normatividad profesional. Socios y relaciones profesionales. Publicaciones técnicas

  • Enviado por: Pke Crew NSA
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 13 páginas
publicidad
cursos destacados
Certifícate PMP - Plan Platino ¡Garantizado!
Certifícate PMP - Plan Platino ¡Garantizado!
¡CURSO 100% TELEPRESENCIAL!



Otorga las 35 Horas de...
Ver más información

Certifícate PMP - Plan Oro ¡Garantizado!
Certifícate PMP - Plan Oro ¡Garantizado!
¡CURSO 100% TELEPRESENCIAL!



Otorga las 35 Horas de...
Ver más información

publicidad

INSTITUTO DE AUDITORES INTERNOS DE E.U.A (I.I.A)

INSTITUTO MEXICANO DE AUDITORES INTERNOS (I.M.AI.)

THE INSTITUTE OF INTERNAL AUDITOS (IIA)

Antecedentes históricos

Iniciaba el año de 1941 cuando el señor Victor Z. Brin k concluía su trabajo de tesis doctrinal denominado Infernal Audítíng , base para la sustentación de su examen de grado en la Universidad de Columbia en los Estados Unidos de Norteamérica. Esta tesis viene a revolucionar la concepción tradicional que hasta esa fecha se tenía respecto de esa disciplina o especialidad del contador público: la auditoría interna.

El trabajo del señor Brin k adoptó la forma de libro, naciendo la primera edición de

Infernal Auditíng en el mismo 1941. Continúa su evolución hacia 1958 en que se imprime la segunda edición, en 19731a tercera y en 1982 la cuarta y última con el nombre de Modern Internal Auditíng , Appraísíng OPeratíons and Controls .Es válido señalar también la participación de los señores James A. Cashin y Herbert Witt (en plan coautoral) en la obra de Victor Z. Brink; considerada por los estudiosos de la auditoría interna como una de las más relevantes que se han escrito en la materia.

Pero la obra intelectual de z. Brin k no quedó ahí. En el mismo año de 1941 un condiscípulo lo invitó a que formara una organización para agrupar a los auditores internos dieron su idea a practicantes y profesionales de esta disciplina, con lo cual estaba haciendo THE Institute of Internal Auditors.

Once auditores asistieron a la primera conferencia anual en la ciudad de Nueva York el

9 de diciembre de 1941. Comienza a tener forma la concepción de que la actividad del auditor interno debe estar más identificada con la asistencia a la dirección, en todas sus actividades, que en abocarse a verificar operaciones contables.

El instituto creció rápidamente después de su primer importante paso. Sus integrantes estuvieron muy interesados en desarrollar una publicación destinada específicamente a las necesidades de su profesión, yen 1944 nació la revista lnternal Auditor. La membresía fue extendiéndose más allá de los límites de los Estados Unidos, y también en ese mismo año se fundó el primer capítulo fuera de ese país, en Toronto, Canadá.

En 1947, el Código de Ética, que contiene la naturaleza, los objetivos y el ámbito de autoridad de la auditoría interna, fue aprobado por el consejo directivo del IIA. A finales de los años cuarenta, el IIA contaba con 20 capítulos y 1,300 miembros.

El año de 1950 fue un periodo de espectacular crecimiento para el IIA. Se hizo gran énfasis en la investigación, y un gran número de artículos, producto de esas investigaciones, fueron publicados para ayudar a cubrir las demandas de conocimientos de los auditores internos.

El crecimiento fuera de Estados Unidos también fue en auge. Diversos capítulos fueron integrándose en Argentina, Australia, Brasil, Canadá, Inglaterra, Irlanda, Israel, Japón, México (que inicia relaciones) , Panamá, Filipinas, Escandinavia y Venezuela.

En 1972 el IIA cambió sus oficinas generales de Nueva York a Florida. Una de las primeras tareas en su nueva residencia fue la aplicación del primer examen de Auditor Interno Certificado (Certífied IntemaIAudítor.CIA) en 1974.

La primera conferencia internacional fuera de los Estados Unidos se realizó en Londres,

Inglaterra. Es entonces cuando el IIA se fue transformando verdaderamente como un instituto internacional, con un tercio de su membresía residente fuera de los Estados Unidos de Norteamérica.

El IIA es el principal educador de la profesión de auditor interno, el cual constituyó la

Fundación para la Investigación de Auditoría, y representó un importante esfuerzo. En 1977, un estudio muy importante denominado Systems Audítabílíty and Control reafirmó el prestigio del instituto, porque ese estudio había estado detenido por 14 años, y es hoy cuando se encuentra en expansión.

La gran presentación del estudio de Systems Audítabílíty and Control coincidió con la celebración del 50 aniversario del IIA en el mes de junio de 1991, en la ciudad de Nueva York.

En 1941, The Instítute ofInternal Audítors, Inc, fue creado por auditores internos en los Estados Unidos. Hoy en día es la única organización internacional dedicada exclusivamente al desarrollo del auditor interno y de la profesión de auditoría interna.

Desde 1941, el instituto ha sido un instrumento de ayuda a sus miembros en el cumplimiento de los criterios generalmente aceptados por la profesión, a través de:

*La adopción de un Código de Ética.

*La aprobación de la Declaración de Responsabilidades de la Auditoría Interna.

*El establecimiento de un programa de educación continúa.

*El desarrollo de un cuerpo común de conocimientos.

*El establecimiento de un programa para obtener el reconocimiento profesional de Auditor Interno Certificado (Certífied IntemaIAuditor)

El prestigio y reconocimiento logrados por el IIA le han permitido sostener una labor de investigación y enseñanza que lo han situado como toda una autoridad, dentro de la rama de la auditoría interna a nivel internacional.

El IIA ofrece una amplia variedad de cursos de capacitación y publicaciones, algunas de las cuales son textos de consulta en las más prestigiadas universidades.

El IIA reconoce que la ética es un aspecto muy importante en la práctica de la auditoría interna, y como los principios morales de sus asociados debían ser formalizados, adoptó un Código de Ética el 13 de diciembre de 1968, en reunión ordinaria del consejo directivo celebrada en la ciudad de Nueva Orleans, Louisiana, con el fin de que este código de ética delineara las normas de conducta profesional, para guiar las acciones de cada miembro del IIA. Es importante señalar que este mismo código de ética ha sido adoptado por él Instituto Mexicano de Auditores Internos, para la regulación de la conducta profesional de los auditores internos mexicanos.

Hacia el año 2000, el IIA contaba con 150 capítulos asentados en la geografía estadounidense, 81 organismos nacionales de auditores internos afiliados al IIA de igual número de países, y presencia en más de 120 países (incluyendo los 81 referidos), sumando un total de más de 70000 auditores a título individual asociados al IIA en el ámbito internacional.

Tipos de membresía al IIA

1. Miembro. Individuos involucrados con actividades de auditoría interna;

*administración de auditoria interna: Supervisores, administradores y directores, quienes tienen responsabilidades de auditoria interna o quienes dedican el 50% o más de su tiempo supervisando a otros auditores, o desarrollando/dirigiendo programas de auditoria (incluyendo auditoría al procesamiento electrónico de datos).

*personal de auditoría interna: aquellos quienes están activamente comprometidos como auditores internos, o son empleados de tiempo completo dentro del personal de auditoría interna (incluye la auditoría al procesamiento electrónico de datos), quienes no son administradores según la definición anterior, y todos los auditores internos certificados, quienes no tienen las cualidades antes mencionadas sobre la administración de la auditoría interna.

2. Miembro asociado. Funcionarios corporativos, contadores públicos y otros calificados con experiencia, quienes están comprometidos con campos relacionados con la auditoría interna.

3. Miembro educacional. Empleados principalmente como educadores en colegios, escuelas o universidades.

4. Miembro estudiante. Aquellos comprometidos tiempo completo en el estudio de la auditoría interna o cursos relacionados en colegios y universidades, y quienes no encuadran dentro de los rubros de miembro, miembro asociado o miembro educacional.

El IIA es una organización nacional en los Estados Unidos de Norteamérica, y cuenta con oficinas en muchas partes de ese país. El IIA fomenta el intercambio de ideas entre los auditores internos, la adherencia a las normas profesionales y la expansión de sus servicios en muchas fases de los negocios, más allá del entorno financiero. La publicación oficial bimestral del IIA es The Internal Auditor. Adicionalmente varios libros de auditoría interna han sido publicados bajo el patrocinio del IIA. Un programa de certificación administrado por el IIA capacita a auditores internos, quienes son preparados para ser Auditores Internos Certificados.

Declaraciones sobre los Estándares para la práctica Profesional de la Auditoría Interna.Statements on Internal Audítíng Standards-SIAS)

El Instituto de Auditores Internos (The Institute of Internal Auditors, Inc .) ha publicado a partir de 1978 los Estándares para la Práctica Profesional de la Auditoría Interna "para dar servicio a la profesión en todo tipo de negocios, en diferentes niveles jerárquicos y en todas las organizaciones donde haya auditores internos… para llevar a cabo la práctica de la auditoría interna en forma correcta". La experiencia y el éxito han demostrado la validez de los principios básicos que se promovieron en los referidos estándares.

Posterior a los Estándares para la Práctica Profesional de la Auditoría Interna surgieron otros pronunciamientos normativos, como una extensión a los estándares señalados. Estos otros pronunciamientos normativos son las Declaraciones sobre los Estandares para la practica Profesional de la Auditoría Interna, o SIAS (Statements on Internal Auditing Standards).

El Comité de Normas y Responsabilidades Profesionales, que es elegido por The Institute of Internal Auditors como Comité técnico superior, es el organismo encargado de emitir las Declaraciones sobre los Estándares para la Práctica Profesional de la Auditoría Interna.

Los SIAS han sido emitidos por el IIA para proveer interpretaciones autorizadas de los

Estándares para la Práctica Profesional de la Auditoría Interna.

Las organizaciones, los grupos de auditoría interna, los directores de auditoría interna y los auditores internos, deben desplegar su máximo esfuerzo para cumplir con los estándares. La aplicación de los estándares y estas declaraciones relacionadas con ellos, estará influenciada por el entorno o condiciones en las cuales los grupos de auditoría interna lleven a cabo las responsabilidades asignadas.

La adopción y cumplimiento de los estándares y las declaraciones relativas ayudarán a los profesionales de la auditoría interna a cumplir con sus responsabilidades.

A continuación se presentan los títulos de las 18 Declaraciones sobre los Estándares para la Práctica Profesional de la Auditoría Interna emitidas hasta el año 2001, de las cuales, las 13 primeras fueron traducidas y puestas a disposición de la auditoría interna en México por el Instituto Mexicano de Auditores Internos:

SIAS 1. Control: conceptos y responsabilidades.

SIAS 2. Comunicación de resultados.

SIAS 3. Prevención, detección, investigación y reporte de fraudes.

SIAS 4. Seguridad en la calidad.

SIAS 5. Relaciones de los auditores internos con auditores externos independientes.

SIAS 6. Papeles de trabajo de auditoría.

SIAS 7. Comunicación con el consejo de administración.

SIAS 8. Procedimientos analíticos de auditoría.

SIAS 9. Valuación de riesgos.

SIAS 10. Evaluación del cumplimiento de objetivos y metas establecidas para operaciones y programas.

SIAS 11. Norma general 1992.

SIAS 12. Planeando la asignación de auditoría.

SIAS 13. Seguimiento a observaciones de auditoría reportadas.

SIAS 14. Glosario.

SIAS 15. Supervisión.

SIAS 16. Cumplimiento de auditoría con políticas, planes, procedimientos, leyes, regulaciones y contratos.

SIAS 17. Evaluación del desempeño de los auditores externos.

SIAS 18. Uso de proveedores de servicios externos.

Código de Ética de The Institute of Internal Auditors

Como ya se mencionó anteriormente, en 1947 fue aprobado por The Institute of Internal

Auditors el primer Código de Ética para ser observado por los miembros de ese instituto. Como todo proceso humano en permanente evolución, el código se ha venido actualizando y adaptado a la luz de las nuevas circunstancias de la profesión de auditoría interna y de la sociedad a la que sirve. Enseguida se presenta la última versión del Código de Ética de los auditores internos emitido por The Institute of Internal Auditors , el que por supuesto es aplicable a los auditores internos afiliados a ese instituto a nivel internacional.

Propósito

Un sello distintivo de una profesión es la aceptación de quienes la conforman y de la responsabilidad que guardan hacia loS intereses de aquellos a loS que sirven. Los miembros de The Institute of Internal Auditors y loS Auditores Internos Certificados (Certified Internal Auditors-CIAs) deben mantener altos estándares de conducta, con el fin de alcanzar un desempeño efectivo de sus responsabilidades. The Institute of Internal Auditors adopta este ..Código de Ética para sus miembros y para loS CIAs.

Aplicabilidad

Este Código de ética es aplicable a todos los miembros de The Institute of lnternal Auditors y a loS CIAs. La afiliación al instituto y la aceptación de ser Auditor Interno Certificado son acciones voluntarias. Por convicción, los miembros y loS CIAs asumen una obligación de autodisciplinarse en los términos de este código y lo que dispongan los requerimientos de leyes y regulaciones.

Las normas de conducta establecidas en este Código de Ética proveen principios básicos para la práctica de la auditoría interna. LoS miembros y loS CIAs deben realizar el juicio individual que se requiera para la aplicación de estos principios.

Los CIAs deben utilizar la designación "Auditor Interno Certificado" con discreción, y de tal manera que loS dignifique, con plena conciencia de lo que representa esa designación.

Además, la designación debe ser utilizada de manera consistente acorde con todos los requisitos estatutarios de The Institute oflnternal Auditors .

Los miembros que a juicio de la junta directiva del instituto, incurran en violación a las normas de conducta del Código de Ética, estarán sujetos a perder su condición de miembros de The Institute of lnternal Auditors. De igual manera, los CIAs que incurran en situaciones similares estarán sujetos a perder la designación Auditor Interno Certificado.

Normas de conducta

I. Los miembros y los CIAs tienen la obligación de desempeñarse de manera honesta, objetiva y diligente en el ejercicio de sus deberes y responsabilidades.

II. Los miembros y los CIAs deben manifestar su lealtad en todos los asuntos relativos a su organización o a quienes puedan prestar su servicio. Asimismo, los miembros y los

CIAs no participarán, concientemente, en ninguna actividad ilegal o impropia.

III. Los miembros y los CIAs deben abstenerse de participar en actos o actividades que desacrediten a la profesión de auditoría interna ya la organización a la que prestan sus servicios.

IV. Los miembros y los CIAs deben abstenerse de participar en cualquier actividad que pueda estar en conflicto con los intereses de su organización o que pudiera perjudicar su capacidad para llevar acabo sus deberes y responsabilidades.

V. Los miembros y los CIAs no deben aceptar gratificaciones ni regalos de ningún empleado, cliente, usuario, proveedor, o directivos o socios de su organización que pueda implicar o presumir afecte su juicio profesional.

VI. Los miembros y los CIAs sólo deben aceptar el prestar aquellos servicios que razonablemente esperen concluir con auténtica capacidad profesional.

VII. Los miembros y los CIAs deberán adoptar en sus intervenciones profesionales todas las medidas que les permitan cumplir con los Estándares para la Práctica Profesional de la Auditoría Interna.

VIII. Los miembros y los CIAs deben ser prudentes en el uso de información obtenida durante el desempeño de sus actividades. No deberán utilizar información confidencial con propósitos de beneficios personales o que de alguna manera pueda ir en contra de lo que disponen las leyes, o en detrimento de los intereses de su organización.

IX. Los miembros y los CIAs, al reportar los resultados de sus trabajos, deberán revelar todos los hechos y aspectos que son de su conocimiento ya que, de no hacerlo, pueden distorsionar el informe de los resultados de las operaciones que estuvieron bajo su revisión, o incluso, esconder alguna práctica ilegal.

X. Los miembros y los CIAs deben esforzarse por la mejora continua de sus capacidades, y por la eficiencia y calidad de sus servicios.

XI. Los miembros y los CIAs, en el ejercicio de su profesión, deberán siempre tener en mente su obligación de mantener las elevadas normas de competencia, moralidad y dignidad promulgadas por el instituto. Los miembros deben cumplir con los estatutos y apoyar los objetivos del instituto.

INSTITUTO MEXICANO DE AUDITORES INTERNOS (IMAI)

Semblanza

El Instituto Mexicano de Auditores Internos, A.C., es un organismo que agrupa a los profesionales que ejercen la auditoría interna en la República Mexicana. Ha sido concebido como un foro abierto a la capacitación ya la investigación dentro de las áreas de auditoría interna y control.

El IMAI se ha propuesto difundir y elevar las técnicas más avanzadas en las áreas referidas, merced a la insuficiencia de recursos humanos especializados o calificados en ellas.

Actualmente se conforma por un Consejo Nacional Directivo con sede en la ciudad de

México, .y cuatro agrupaciones regionales en las ciudades de Mérida, Yucatán; Guadalajara, Jalisco; Hermosillo, Sonora, y Monterrey, Nuevo León.

Constitución y objetivos, beneficios

El Instituto Mexicano de Auditores Internos, A.C., se constituyó el3 de julio de 1984 ante la fe , del Notario Público No.125 de México, D.F., tic. Alexandro Alfredo Ramírez, según consta en el volumen No.479, escritura pública No.18559 en la que comparecieron los contadores I públicos Juan Manuel Portal Martínez, Fernando Vera Smith, Jesús Alvarado Roberti, Armando Díaz Flores y Benjamín Antonio Vázquez Olvera, en calidad de fundadores. El IMAI adopta forma jurídica de Asociación Civil sin fines de lucro, con duración de 99 años a partir de la fecha de su constitución, con domicilio en México, D.F., y capital de objeto social sin poderlo tener representado por acciones. Su primer presidente fue el C.P .Juan Manuel Portal Martínez, sucediéndole en el siguiente periodo bianual el C.P. Fernando Vera Smith. Su objetivo primordial es la superación profesional de sus miembros en el mejoramiento de la práctica de la auditoría interna en la República Mexicana.

Se contempla la adopción, por parte de sus miembros, de un cuerpo normativo que regule las cualidades personales y de trabajo de los auditores internos, que permita delimitar los requisitos mínimos de calidad y ética en su trabajo.

En su interés por enriquecer las experiencias de sus miembros y ampliar los recursos para su desarrollo profesional, el IMAI ha obtenido el reconocimiento como miembro de THe Institute of Internal Auditors, Inc., con sede en Altamonte Springs, Florida, en los Estados Unidos de Norteamérica.

Pertenecer al IMAI debe interesar tanto a auditores internos como a contralores, contadores y en general a cualquier profesional interesado en esta disciplina o cuyo campo de actuación o funciones se desarrollen dentro de la auditoría interna. El ser miembro del IMAI conlleva, entre otros beneficios, los siguientes:

1. Actualización profesional. El instituto cuenta con comités de investigación profesional eventos técnicos y relaciones internacionales, entre otros servicios, que permiten asegurar una alta calidad en el contenido de las investigaciones y actividades que se desarrollan, además del estudio de temas de gran interés para la auditoría interna.

2. Normatividad profesional. La auditoría interna es una actividad importante y como tal debe contar con un marco normativo que regule su práctica, en tal virtud, el IMAI contempla dentro de sus objetivos la adopción, por parte de sus miembros, de un cuerpo normativo que regule las cualidades personales y de trabajo de los auditores internos que permita delimitar los requisitos mínimos de calidad y ética en su trabajo. Además,

IMAI se propone complementar sus guías normativas con guías de desarrollo de auditor desde sus fases básicas hasta las más especializadas.

3. Socios y relaciones profesionales. El IMAI agrupa a auditores, contadores y profesionistas afines, de prácticamente todos los sectores de la economía mexicana, del más alto nivel profesional y reconocido prestigio, lo que representa para sus miembros una verdadera oportunidad para enriquecer sus experiencias, así como de incrementar sus relaciones profesionales y personales.

4. Publicaciones técnicas. El Instituto cuenta con una revista trimestral y un boletín mensual, cuyo fin primordial es el de mantener, activo el interés de sus miembros en su actualización y quehacer profesional.

5. Relaciones con otras agrupaciones profesionales. El instituto está sumando sus recursos a los intereses comunes de sus asociados, con otras asociaciones o agrupaciones profesionales de reconocido prestigio, tanto nacionales como internacionales, en beneficio de la profesión y de la sociedad.

6. Cuotas de cursos y eventos. El ser miembro del instituto permite gozar de cuotas más bajas en la mayoría de los cursos y eventos que se llevan acabo.

7. Afiliación a The Institute of Internal Auditors. En su interés por enriquecer las experiencias y conocimientos de sus miembros y ampliar los recursos para su desarrollo profesional el lMAl ha obtenido el reconocimiento y aceptación de The Institute of Internal Auditors (IIA) .En tal contexto, los miembros del IMAI son miembros del IIA, lo que les permite acceso directo a la más amplia y actualizada información técnica sobre auditoría interna.

8. Otros beneficios. Otros beneficios que aporta el IMAI a sus asociados son los siguientes:

a) Obtener mayores elementos para que la función de auditoría interna que se desarrolla sirva de verdadero apoyo a los más altos directivos de la organización en la que se lleve a cabo esta función.

b) Estar en contacto con otros profesionales dedicados ala auditoría interna y funciones afines, para intercambiar experiencias y conocimientos.

c) Contar con información de primera mano respecto de las publicaciones más recientes y eventos del IMAI y de The Institute of Internal Auditors.

d) Contar con un foro que permita hacer aportaciones en eventos técnicos y en las diversas publicaciones del IMAI en beneficio del gremio de auditores internos.

e) Asistir a eventos sobre temas de actualidad, con atractivos descuentos como asociado.

f) Obtener ventajas y descuentos en escuelas y universidades para el pago de inscripción y cuotas en estudios de posgrado.

g) Ser invitado para impartir cátedra en materias vinculadas con la auditoría interna, en las escuelas y universidades del país.

h) Asistir a actividades sociales y culturales que se organicen para la membresía del IMAI.

i) Tener acceso a la bolsa de trabajo del IMAI como oferente o demandante de servicios.

j) Participar en las mesas directivas del instituto aportando ideas o inquietudes para el mayor realce y consolidación de la función de auditoría interna.

Estatutos

Como toda organización formal, el Instituto Mexicano de Auditores Internos cuenta con disposiciones que gobiernan y regulan su quehacer y conducta. Las disposiciones están contempladas en sus estatutos que comprenden los siguientes capítulos:

1. Disposiciones generales.

2. De los objetivos del instituto.

3. De los asociados.

4. De las agrupaciones regionales.

5. Del gobierno del instituto.

6. Del consejo consultivo.

7. De los órganos de vigilancia.

8. De las asambleas generales.

9. De la junta de honor.

10. Del patrimonio y la administración del instituto.

11. De los objetivos del instituto.

Del gobierno del IMAI

El órgano supremo de la asociación es la asamblea general de asociados, que se reunirá cuando menos una vez al año. La definición de las políticas a seguir, el gobierno, la administración y la representación de la asociación estarán confiados a una Junta directiva, compuesta de los siguientes miembros:

a) El presidente.

b) El primer vicepresidente.

c) El segundo vicepresidente.

d) El tesorero.

e) El secretario.

La Comisión de Nominaciones convocará a los asociados por medio de la junta directiva para que se registren como candidatos a los puestos de la misma.

El auditor interno y el auditor externo fungirán como órganos de vigilancia de la asociación. El auditor interno evaluará los trabajos del instituto, asistiendo a las sesiones de la junta directiva y rendirá un informe anual de actividades. El auditor externo, por su parte, revisará los estados financieros, emitiendo anualmente un dictamen y controlará votaciones en los procesos electorales y en el cambio de estatutos.

Habrá una Junta de Honor que velará por el prestigio y buen nombre de la asociación, para que la conducta de los asociados no se aparte de las reglas de ética profesional; conocerá, previa queja o acusación, de los casos en que se impute o atribuya, a algún asociado, violación a las reglas de ética profesional o desempeño de empleos, comisiones, encargos, etcétera, que resulten degradantes o en descrédito de la práctica de la auditoría interna, y proponer, en su caso, las sanciones que estime adecuadas; dar su opinión cuando crea necesario acerca de la admisión de asociados; cuando proceda, se encargará de la defensa de cualquier asociado que fuere acusado ante los tribunales o respecto de quien se hagan imputaciones que afecten su decoro y buena reputación; nombrará subcomisiones de asociados que le auxilien en el desempeño de sus funciones, y convocará a sesiones de asamblea general cuando sea requerida para ello.

Existe además un consejo consultivo, el cual absorberá las funciones que deben desarrollar el Comité de Nominaciones y la Junta de Honor.

De sus comisiones

El IMAI, para poder llevar acabo de manera organizada y ágil todas sus actividades, ha creado una serie de comisiones y subcomisiones, las cuales son designadas por la junta directiva, tal y como lo mencionan los estatutos de la asociación. Destacan dentro de ellas las siguientes:

a) Comisión de membresía.

b) Comisión de eventos técnicos.

c) Comisión de normas.

d) Comisión editorial.

e) Comisión de atención a socios.

f) Comisión de relaciones con instituciones educativas.

Plan maestro institucional

El Instituto Mexicano de Auditores Internos cuenta con una serie de principios y lineamientos que tienen la función de normar o regir las actividades del propio instituto, los cuales se encuentran plasmados en un documento de suma importancia para el IMAI, ya que se puede decir que forma la parte medular de la cual emergen todas las actividades que realiza la asociación.

El documento antes referido es el llamado Plan Maestro Institucional que, como se mencionó anteriormente, tiene una importancia fundamental para el logro de los objetivos que se ha trazado el instituto.

Cabe hacer mención que el IMAI tiene un objetivo social, que es el de representar a los profesionales de la auditoría interna que ejercen su función en la República Mexicana. Otros objetivos importantes se refieren a dictar normas de actuación a través de las cuales los auditores internos puedan medir sus propios avances, y de este modo las entidades a las que sirven tengan la posibilidad de definir mejor sus expectativas de lo que el auditor interno debe ofrecer. En adición a lo antes expuesto, el IMAI busca definir el Código de Ética y el

Plan Maestro Institucional, ambas, piezas fundamentales de todo el aprendizaje que integra el ambicioso proyecto y objetivo social del instituto, para hacer de la auditoría interna una actividad verdaderamente importante en México, con una normatividad y un reconocimiento pleno, tanto por parte de las entidades como de la sociedad en su conjunto.

El Plan Maestro Institucional creado por el Instituto Mexicano de Auditores Internos, que fue aprobado por la Asamblea general de socios del 30 de junio de 1987 , ha sido diseñado para regir sus actividades y consta de lo siguiente:

I. Misión:

La misión del IMAl, en beneficio de la comunidad, consiste en buscar y propiciar un mejoramiento constante de la práctica profesional de la auditoría interna, que redunde en el fortalecimiento del prestigio de esta profesión y de quienes la practican.

II. Funciones y responsabilidades del auditor interno:

1. Funciones que tradicionalmente ha tenido el auditor interno:

a) Verificar la razonabilidad de las cifras financieras.

b) Evaluar el ejercicio del control interno contable.

c) Verificar la normalidad de las operaciones.

2. Funciones que se han innovado y adicionado:

a) Ampliar la evaluación del control interno a los campos operativos y administrativos.

b) Ampliar la verificación de la normalidad de las operaciones para cubrir aspectos que permitan promover la eficiencia en la operación de la entidad.

c) Evaluar la eficiencia de la ejecución de los planes y del uso de los recursos.

d) Evaluar el desarrollo de sistemas para que se apeguen a estándares y respondan a las necesidades reales de la entidad.

e) Evaluar la eficiencia de los sistemas de información para tomar decisiones y rendir cuentas.

f) Informar a la dirección en materia de exposición al riesgo, tanto operativo como estratégico.

3. Responsabilidades del auditor:

a) Entender y comprender que el auditor interno no es solamente una persona que ocupa un puesto en la estructura de la organización, sino que su función corresponde a la de un profesional que trabaja dentro de una entidad, y que debe responder a las normas éticas a que como profesional está obligado,

b) Entender y comprender el ámbito interno y externo en el que se desenvuelve la entidad, con la finalidad de aportar ideas que constituyan oportunidades de mejora,

c) Entender y comprender que cualquiera que sea la estructura y el nombre del órgano de auditoría interna, está obligado a hacer de él una sola unidad congruente con su misión, con apego a las Normas de Auditoría Interna y aplicando las técnicas de auditoría que la práctica profesional le requiere en cada circunstancia específica, así como, las técnicas administrativas, financieras e informáticas que sean menester, incorporando a su equipo a los profesionales en esas disciplinas o apoyándose en especialistas de la propia entidad, o bien, contratando profesionales independientes,

d) Entender y comprender que el enfoque de la auditoría interna es más valioso en tanto que apoye la prevención, por lo que está obligado a alertar y asesorar ala dirección de la entidad en aquellos aspectos que puedan ser generadores de riesgos futuros,

e) Apoyar a la dirección en sus responsabilidades de control, que cubren:

*El ejercicio del control,

*Los instrumentos de control,

*La actitud de control.

f) Entender y comprender que satisfacer necesidades de la dirección constituye su cometido fundamental, y es su responsabilidad actuar congruente con ello.

III, Objetivos fundamentales del IMAI:

1. Dictar normas de actuación por medio de las cuales los auditores internos puedan medir sus propios avances, y las entidades alas que sirven puedan definir mejor sus expectativas de lo que el auditor interno debe ofrecer.

2. Pugnar por la unificación de criterios y la aceptación, por parte de sus asociados, de las Normas y Procedimientos de Auditoría Interna,

3. Emitir y difundir el Código de Ética al que se debe apegar el ejercicio de la profesión de auditor interno.

4. Desarrollar y mantener la unión y cooperación efectiva entre los profesionales dedicados a la práctica de la auditoría interna, agrupándolos mediante su afiliación individual en el IMAI.

5. Acrecentar el prestigio de la auditoría interna por medio de la investigación, capacitación y divulgación de conocimientos relacionados con la práctica de esta disciplina.

6. Establecer y mantener vínculos con otros organismos profesionales o docentes, y entidades públicas o privadas, para la identificación y solución de aspectos que permitan elevar la calidad de la práctica de la auditoría interna y el control en general dentro de las organizaciones.

IV. Políticas fundamentales del IMAI: .

1. Podrán ser admitidos como miembros activos, solamente aquellos que se dediquen o se hayan dedicado a ejercer profesionalmente la auditoría interna.

2. Sus miembros activos podrán contraer un compromiso escrito de apegarse a las normas del Código de Ética emitido por el IMAI.

3. Los miembros del IMAI deberán colaborar en forma activa y constante para lograr los objetivos de la asociación.

4. Serán miembros asociados quienes por invitación expresa del consejo directivo se hagan acreedores a ello, por ser personas destacadas en otros campos afines y complementarios a la profesión del auditor interno, como es el caso de los auditores externos, especialistas fiscales, especialistas en el campo jurídico u otros que el consejo juzgue pertinentes.

5. Serán miembros asociados ex oficio, las personas que, no siendo miembros activos del IMAI, hayan sido invitados a formar parte del consejo directivo.

6. Los miembros asociados no deberán exceder e1 20% del total de integrantes activos.

7. El instituto reunirá a sus miembros individuales en agrupaciones regionales.

8. El IMAI podrá afiliarse a organismos internacionales, buscando con ello un intercambio de tecnología y experiencias.

9. Organizará anualmente un encuentro nacional de auditores internos, que permita presentar y discutir ponencias relativas a la filosofía y trascendencia de la auditoría interna.

10. Organizará cursos, seminarios y reuniones a través de sus comités o agrupaciones regionales, que permitan divulgar y discutir los avances en la práctica profesional de la auditoría interna.

BIBLIOGRAFIA

AUDITORIA INTEGRAL. JUAN RAMON SANTILLANA. ED THOMSON.