Auditoría Medioambiental

Ecoauditoría. Protección ambiental. Contaminación. Utilización y control de recursos. Sanciones. Normativa

  • Enviado por: Silvana Carrasco
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 17 páginas
publicidad
cursos destacados
Manual del Auxiliar de Archivos
Asociación de Enfermería
¿Sabes la importancia que tienen los auxiliares de archivos? Se necesitan profesionales preparados que se encarguen de...
Solicita InformaciÓn

Biomasa y Biocombustibles
EXITAE
Según numerosos estudios, el sector de la biomasa puede generar más de 15.000 empleos en España, ya que se trata de...
Solicita InformaciÓn

publicidad

INTRODUCCION

La preocupación por la protección del medio ambiente ha alcanzado una considerable importancia en los últimos años, convirtiéndose en tema de interés para las empresas y gobiernos, así como para los ciudadanos y la opinión publica en general. En forma paralela a este fenómeno de creciente consideración por parte de la sociedad y los poderes públicos, se ha desarrollado en los diferentes piases una legislación medioambiental, que en algunos casos supone un gran esfuerzo de adaptación por parte de las empresas.

De hecho la normativa medioambiental existente ha ido adquiriendo paulatinamente un mayor grado de complejidad y su incumplimiento puede llegar a suponer, en determinados casos fuertes multas y/o sanciones.

Este fenómeno a impulsado a la reflexión en el ámbito empresarial, de forma que se ha comenzado a valorar la posibilidad de que las actividades desarrolladas por la empresa no ocasionen daño al medio ambiente. Esta toma de conciencia coincide con la de los diferentes estamentos que intervienen en el proceso productivo, razón por la cual se ha ido haciendo necesario introducir la problemática del medio ambiente en proceso diario de toma de decisiones. Así, la responsabilidad presente y futura por los temas medioambientales se ha convertido, hoy en día en algo imprescindible.

De este modo, aparece un nuevo factor a considerar para el desarrollo exitoso de cualquier empresa. Se trata de desarrollar una política medioambiental adecuada, acorde en principio, con los intereses sociales que determina la sociedad en general. A la vez, esta política medioambiental puede convertirse en una poderosa herramienta de marketing si se utiliza correctamente.

LA AUDITORIA MEDIOAMBIENTAL (ecoauditoria)

La auditoria medioambiental surge como resultado de esta creciente preocupación acera de la problemática medioambiental y del papel asumido por las empresas en cuanto a la responsabilidad que les concierne. Se trata de una herramienta poderosa, capaz de evaluar y sentar las bases de una política cuidadosa con el medioambiente, que tenga en cuenta el entorno que rodea a las industrias.

Así para analizar los riesgos medioambientales que pudiera generar el desempeño de una actividad y evaluar su impacto, se desarrollan auditorias medioambientales con objeto de formular programas que permitan cumplir con legislación vigente sobre estos temas en cada país, sector de actividad, región, etc.

Las empresas que desean conocer y analizar su situación respecto al medio ambiente realizan auditorias de este tipo, ya sean internas, efectuadas por la propia empresa o externas, solicitadas organizaciones especializadas.

La auditoria medioambiental se convierte entonces en un instrumento de gestión que garantiza el correcto funcionamiento de las políticas adoptadas sobre el medio ambiente, proporcionando ventajas tanto a la propia empresa como al entorno natural en que esta se desenvuelve.

Como herramienta, resulta cada vez más imprescindible dentro de la gestión empresarial si se quiere asegurar que las actividades puestas en practica por las empresas no contribuyan al deterioro sobre el medioambiente. En muchos casos, la auditoria medioambiental resulta incluso de obligado cumplimiento dependiendo de la legislación vigente.

La auditoria debe saber conjugar el objetivo prioritario de la empresa, el de la obtención de beneficios, con el de protección del medioambiente.

El desarrollo económico sostenido de las organizaciones ha de ser compatible con la conservación del medio ambiente y para ello es necesario lograr un equilibrio entre ambos.

Tal vez la principal diferencia entre otros tipos de auditorias de empresa se ha venido desarrollando a lo largo de la obra y la auditoria medioambiental, sea el carácter multidisciplinario de esta ultima, que permite aunar el esfuerzo de gran cantidad de profesionales, entre ellos juristas, técnicos y científicos. Los profesionales deben formar un equipo de trabajo que permita el estudio del impacto ambiental que provoca la empresa con objeto de que su organización y funcionamiento se ajusten a la normativa legal vigente. A grandes rasgos, las tareas que debe realizar este equipo son las de investigación preliminar, la evaluación posterior, él diagnostico, el dictamen y proposiciones.

El equipo de trabajo formado por estos auditores estará integrado por personas con experiencia, cualificación y amplios conocimientos de los estándares medioambientales, de la normativa en vigor, de las actividades, procesos de producción e instalación, de las técnicas existentes para la reducción y minimización de impactos, etc. Además de las

características propias de los auditores, tales como competitividad, honestidad, objetividad, etc.

CONCEPTO DE AUDITORIA MEDIOAMBIENTAL

Problema de definición.-

Varios temas ambientales han dado origen a servicios profesionales, a los cuales se los llama frecuentemente: “auditorias medioambientales”, por ejemplo:

*Evaluación y contaminación del lugar.

*Evaluación del impacto ambiental de las inversiones planeadas.

*Auditorias perentorias debido al medio ambiente (auditorias antes de la compra).

*Informes de la auditoria del desempeño ambiental corporativo.

*Auditoria del cumplimiento de la entidad de las leyes y regulaciones ambientales.

Sin embargo, hay importantes diferencias practicas y conceptuales entre los servicios, el llamar a todos estos servicios "auditoria medioambiental” puede ser engañoso, para esto hay que limitar el termino auditoria solamente a aquellos servicios que tratan de dar algún nivel de garantía a los usuarios del informe.

Para distinguir la auditoria ambiental de otros servicios hay que ver la definición de lo que es auditoria, para esto usaremos la definición de auditoria dada por la asociación americana de contabilidad:

La auditoria es un proceso sistemático para obtener y evaluar objetivamente evidencia con relación a una afirmación verificable acerca de actividades y eventos para cerciorarse del grado de correspondencia entre la afirmación y los criterios establecidos y luego comunicar los resultados a los usuarios interesados.

En base a esto damos la definición de la Cámara Internacional de Comercio (CIC) de ecoauditoria:

La auditoria es una herramienta de gestión que comprende una evaluación sistemática, documentada, periódica y objetiva del funcionamiento de la organización ambiental. Prevé la implantación de gestión, así como los equipos de control necesarios con objeto de:

  • Facilitar el control de gestión de las practicas medioambientales.

  • Declarar el cumplimiento de la política de la compañía de acuerdo con la normativa medioambiental.

  • VENTAJAS DE LA AUDITORIA MEDIOAMBIENTAL

    La auditoria medioambiental proporciona grandes ventajas y posibilidades a las empresas como:

  • La mejora del rendimiento y la utilización de los recursos, con lo cual se produce un incremento en el ahorro.

  • La posibilidad de utilizar una valiosa información ambiental en la toma de decisiones continua que permita, ante cualquier cambio, efectuar las mediciones de impacto ambiental que provocaría la nueva estrategia a poner en practica. Del mismo modo, ante cualquier situación de emergencia que pudiera producirse, supone contar con un apoyo informativo seguro y eficaz que permite dirigir los esfuerzos en la dirección acertada.

  • La facilidad que proporciona para obtener seguros que cubren riesgos ambientales, así como para la obtención de licencias, permisos, ayudas o subvenciones, contratos públicos, etc.

  • Ayuda tanto a directivos como a empleados en el conocimiento de la situación y política medioambiental de la empresa, facilitando además el intercambio de información entre los diversos sectores productivos. Esto es posible gracias a la elaboración de un informe final, documento que se entrega a la dirección y que esta utilizara como herramienta de control interno. Esta información, además, podrá ser manejada por todo el personal de la empresa, los organismos oficiales correspondientes y, en general, por cualquier interesado en conocer la situación medioambiental de la empresa.

  • OBJETIVOS DE LA AUDITORIA MEDIOAMBIENTAL

    Un objetivo general básico a cumplir por las auditorias de este tipo es el de conseguir que las empresas cumplan con la legislación vigente en materia medioambiental. Este es un de los principales problemas que plantean las industrias cuando deciden solicitar la asistencia técnica necesaria para solucionar el conflicto, puesto que incumplen las normas. En estos casos, una vez realizada la investigación pertinente y dictado el informe correspondiente a cada situación particular, la auditoria debe ser capaz de proporcionar los medios para salvar esta situación. A través de un plan de actuación especial preparado para el ente, la auditoria debe asegurar que no se volverá a incurrir en el incumplimiento de la normativa, lo cual implica un conocimiento profundo de la legislación nacional, sectorial, territorial, comunitario, internacional, etc., que sea capaz de otorgar a la empresa la cobertura legal que necesita.

    Por otra parte, desde un punto de vista técnico, la auditoria debe proporcionar, sobre todo si la situación así lo requiere por su grado de complejidad, la mejor tecnología disponible. Esto implica la disposición por parte del equipo auditor de los medios necesarios para poder ofrecer esta credibilidad y fiabilidad, lo que se traduce que necesita especialistas destacados en cada materia.

    En la etapa de fijación de objetivos es importante lograr un acuerdo económico, ajustando el proyecto a las necesidades de le empresa. Se pueden presentar, tal como ocurre en el resto de las auditorias, proyectos alternativos a diferentes costes, de manera que se cumplan los objetivos legales, pero se puedan mejorar tecnológicamente con mayores inversiones en el futuro.

    Posteriormente se pueden presentar objetivos específicos a cubrir en las diferentes áreas o departamentos, como puede ser el desarrollo de planes de integración del personal dentro de los objetivos generales, de modo que se comprenda la importancia del tema en cuestión y la necesidad de cumplir con los objetivos fijados. En este sentido, la formación continua debe considerarse prioritaria, por lo que el reciclaje a través de cursos, seminarios, conferencias., resulta vital para poder lograr un desempeño efectivo.

    En otro orden de cosas se debe considerar la posibilidad de contar con la colaboración de otras empresas, para lo cual se definirán cuales deberán ser y en que grado o medida se establecerá la cooperación. Además de efectuar los contactos pertinentes (ej: con gabinetes jurídicos, asesores económico financieros, etc.), se debe contar con el apoyo de un sistema de gestión integrado y un programa comercial adecuado que facilite la actividad auditora.

    TIPOS DE AUDITORIAS MEDIOAMBIENTAL

    Dependiendo de los objetivos perseguidos, es posible distinguir diferentes clases de auditorias medioambientales. Si bien es cierto que las auditorias de gestión integral del medio ambiente en la actualidad forman parte de la política general de la empresa, existen otros tipos de ecoauditorias que dependen de la situación e intereses específicos. La principal característica de las ecoauditorias es que proporcionen una imagen estática de la empresa, limitada en el espacio y el tiempo a ciertos dominios de sus actividades.

    Auditorias de conformidad y responsabilidad.-

    El objetivo perseguido es comprobar que su funcionamiento se adapta y cumple con la normativa vigente en materia de medioambiente. El énfasis se centra en los aspectos jurídicos derivados del tema. Este tipo de ecoauditorias, de carácter defensivo, sirven de instrumento para cubrir responsabilidades pasadas (ecoauditorias de siniestros o accidentes), presentes (ecoauditorias de situación administrativa o de responsabilidad), y futuras (ecoauditorias de riesgos).

    Ecoauditorias de siniestros o accidentes. La auditoria se inicia como consecuencia de una circunstancia especifica como puede ser un siniestro, catástrofe o accidente, con el propósito de hallar las causas, determinar responsabilidades (penales o civiles), así como el buscar soluciones que permitan evitar su repetición en el futuro, independientemente del proceso judicial, penal o civil que paralelamente sigan las autoridades correspondientes. La empresa trata así de disponer de la auditoria como instrumento de defensa.

    Ecoauditoria de situación administrativa. Consiste en un simple tramite para asegurar la conformidad administrativa o legal de la empresa. Se trata de una apreciación de la conformidad administrativa del funcionamiento de la empresa en relación con el medioambiente.

    Ecoauditoria de responsabilidad. Es un estudio de las responsabilidades civiles o penales del funcionamiento de la empresa en relación con el medioambiente.

    Ecoauditorias de riesgo. Se objetivo al perseguir, conocer y limitar todos los riesgos medioambientales, puede traducirse en una atenuación de los posibles riesgos jurídicos y económicos que pudieran amenazar a la empresa. El carácter de esta auditoria es más dinámico que el de las anteriores, debido a que se convierte en una herramienta de evaluación de los riesgos potenciales y de decisión del tipo de gestión o estrategia para prevenir dichos riesgos.

    Ecoauditorias operacionales

    Estas auditorias presentan una mayor dinámica que las anteriores ya que además de considerar la responsabilidad potencial, tienen en cuenta las soluciones técnicas y jurídicas de protección medioambiental, sus costos e inversiones y sus ventajas. Relaciona, por tanto, responsabilidad con decisión de gestión. Se trata de auditorias destinadas a preparar una operación, una actividad o una inversión. Se pueden mencionar las siguientes:

    Ecoauditorias para la compra de empresas. Puede solicitarse una auditoria de verificación en casos de fusión, absorción o adquisición. Normalmente, las empresas sujetas a un proceso de absorción o fusión tienen interés en conocer los posibles riesgos medioambientales derivados de este tipo de procesos. Lo mismo ocurre en los casos de compra o adquisición: las empresas se aseguran mediante la auditoria los posibles riesgos y responsabilidades futuras en que incurren al adquirir empresas que pudieran generar contaminación.

    Ecoauditorias por ubicación y localización. En el caso de la creación y construcción de una industria, la auditoria se centrara en el análisis de las situaciones geográficas, hidrológicas, económica, entre otras, intentando detectar la incidencia del proyecto sobre el medioambiente a fin de disminuir el posible impacto y adecuar a la empresa a los aspectos legales concernientes.

    Se trata de auditorias concretas sobre aspectos puntuales de los cuales se intenta medir su efecto sobre el medioambiente, como pudiera ser por ejemplo: la implantación de una industria.

    Ecoauditorias de impacto ambiental de productos fabricados. Consiste en llegar a un diagnostico parcial de un aspecto a considerar de la actividad industrial o comercial de la empresa en relación con el medio ambiente. Algunos de estos aspectos serian: el análisis de los riesgos que conlleva para el medio el uso de una determinada materia o residuo, los efectos que pudieran causar el lanzamiento de un nuevo producto o realización de una determinada actividad; o el impacto que pudiera causar sobre el medio la producción o comercialización de un producto especifico.

    Ecoauditoria de gestión integral. Comprende el desarrollo general del tema medioambiental dentro de la empresa para poder conocer y medir sus efectos con objeto de desarrollar una verdadera política sobre la materia, acorde con el resto de los principios por los que se rige la actividad de la empresa. La política medioambiental debe ser evaluada en forma continua y someterse a los cambios que pudieran ser necesarios de acuerdo a la evolución que plantee el tema, sé trataría en este caso, de un análisis global de la situación medioambiental de la empresa y su funcionamiento.

    ETAPAS DE LA AUDITORIA MEDIOAMBIENTAL

    Aunque pueden variar dependiendo del tipo de auditoria, los objetivos perseguidos o la situación y/o características de la empresa, es posible en general distinguir Tres etapas:

    Preauditoria o diagnostico previo

    Corresponde a la fase anterior a la auditoria en si, conocida como diagnostico previo. Sirve de preparación y en ella se persigue minimizar tiempo y gastos, así como maximizar la productividad del equipo auditor. Se destacan en esta etapa las actividades de:

    *Definición0 de objetivos, aquí se trata de definir la misión, de concretar los objetivos, seleccionar criterios y prioridades y fijar el método, todo ello dependiendo del tipo de auditoria que se va a realizar.

    *Planificación y toma de decisiones en la forma que se ejecutara la auditoria. Desarrollo del plan de auditorias: definición del alcance en su totalidad (técnico, temporal, geográfico, etc.), identificación de las fuentes de información y gestión de cuestionarios, discusión del programa de auditorias y asignación de prioridades. Elección de los criterios de evaluación.

    *Selección del equipo auditor, asignación de tareas y responsabilidades del mismo, comprobación de su competencia y cualidades.

    *En esta etapa es imprescindible la cooperación de la empresa, facilitando la entrega de la información solicitada a través de conversaciones, entrevistas, documentación, cuestionarios, etc., de tal modo que permita la confección del diagnostico previo.

    *El alcance de la auditoria se ha de definir en esta fase con profundidad y suficiente nivel de detalle para ahorrar tiempo y recursos, además de para planificarla correctamente. El alcance de la auditoria dependerá de factores tales como el tipo de auditoria, el tiempo disponible, el tamaño de la empresa, la complejidad de sus procesos, los recursos humanos y económicos, etc.

    *En cuanto a las fuentes de información seleccionadas, trataran fundamentalmente de: información general sobre la empresa, permisos y autorizaciones, documentación de la planta, aspectos generales de la planta, descripción de los procesos e identificación de las emisiones y de la producción de residuos y efluentes, así como gestión de los residuos.

    *A partir de estos datos se confeccionan las preguntas de los cuestionarios destinados al personal técnico, científico, directivo, productivo, etc., del que se intentara obtener respuestas que permitan conocer la situación de la empresa, su sistema productivo, mecanismos de control interno, asignación de tareas y responsabilidades, etc. Así se podrá elaborar un inventario para la auditoria medioambiental.

    *El programa de auditoria debe contener los objetivos y acciones prioritarias, como son la revisión del antiguo plan de auditorias o planes de gestión medioambiental, si existieran, la revisión de la normativa medioambiental en el ámbito local, nacional, internacional, etc.; La revisión de los planes de instalación; la revisión de los esquemas de procesos; la adquisición de copias de los permisos, autorizaciones y planos; la identificación de las fuentes de emisión, los tipos de vertido, los tipos de tratamiento, almacenamiento o eliminación de residuos.

    *La selección del personal deberá hacerse teniendo en cuenta las características propias de un buen profesional de ese campo: conocimientos técnicos suficientes, objetividad, honestidad, competencia, experiencia, capacidad de comunicación y dialogo, etc.

    Auditoria

    Las actividades propias de la auditoria como tal, encaminadas así mismo a la búsqueda y recopilación de información, consisten en: visitas, cuestionarios, estudio de los documentos de la empresa, entrevistas con el personal de la empresa, observación por parte del auditor, toma de muestras y análisis de las mismas, etc. Procesada toda esta información se procede a su análisis para conocer la situación medioambiental de la empresa, incluyendo aspectos jurídicos y económicos afectados.

    Se pueden identificar las siguientes etapas:

    Identificación de actividades.- Establecido el diagnostico previo, se tiene una visión mas o menos precisa del trabajo a realizar, pudiéndose concretar este a través de un contrato.

    El paso siguiente consistirá en definir el contrato, firmarlo y ejecutar lo convenido. El contrato deberá contener: la misión y objetivos de los auditores, los controles técnicos y científicos que se efectuaran, los documentos necesarios, la cronología de las intervenciones y el presupuesto necesario.

    Ejecución de la auditoria.- Implica la definición de los objetivos de la etapa, metodología a utilizar y técnicas que se emplearan.

  • Objetivos de la etapa.- En cuanto a los objetivos de la etapa, se persigue en primer lugar la verificación de la situación técnica y medioambiental de la empresa en función de la información recopilada, documentos, entrevistas, cuestionarios, controles técnicos y de la normativa y reglamentación existente. Es segundo lugar se contempla el análisis y la discusión critica de los resultados en función de los objetivos planteados en un principio.

  • Metodología.- En cuanto a la metodología a utilizar, se puede citar la sugerida por la Cámara Internacional de Comercio (CIC), que consta de 5 fases:

  • a)Estudio de la información recopilada.- El análisis de toda la información obtenida a través de documentos, entrevistas y conversaciones, cuestionarios, normativas, controles técnicos, visitas e inspecciones, antiguos planes de gestión ambiental, etc., debe ser profundo y completo a fin de conocer el funcionamiento de la empresa y su control interno. Los resultados de los análisis deben apoyarse en una sólida base constituida por pruebas irrefutables, tanto si se trata de aspectos positivos de la empresa como si son negativos, deficiencias, incumplimientos de la normativa, etc.

    b)Estudio de los puntos fuertes y puntos débiles de la empresa.- Se persigue en esta fase la verificación del cumplimiento por parte de la empresa de la normativa y reglamentación existente, por que el auditor deberá ser riguroso, evaluando objetivamente, sector por sector, los riesgos, fallos y deficiencias detectadas. La Cámara Internacional de Comercio aconseja los siguientes criterios de evaluación:

    • Formación y experiencia del personal.

    • Definición clara y precisa del reparto de tareas y responsabilidades.

    • División de las funciones para minimizar los conflictos de poder.

    • Sistema de autorización eficaz.

    • Existencia de control interno.

    • Existencia de medidas de seguridad.

    • Existencia de documentos que determinen las gestiones a seguir.

    • El trabajo del auditor deberá seguir dos criterios: el riesgo que corre la empresa y la eficiencia del control interno.

    c) Recopilación de pruebas.- Las pruebas obtenidas constituyen el material que determina la situación legal de la empresa y en las que se apoya el informe final de auditoria. Por lo tanto, las deficiencias e incumplimientos de la normativa detectados han de fundamentarse rigurosamente sobre estas pruebas. Los métodos para la obtención de pruebas, en general, son: Cuestionarios, tests, entrevistas y reuniones, observaciones, visitas técnicas o inspecciones, análisis de datos disponibles, análisis de muestras, de emisiones, residuos, etc.

    d) Evaluación de las pruebas.- Las pruebas obtenidas se analizan cuidadosamente para detectar todos los fallos y deficiencias del funcionamiento de la empresa y los riesgos que supone el no solucionar dichos problemas.

    e)Informe sobre los resultados de la auditoria o informe previo.- Una vez recopilada y analizada toda la información sé esta en condiciones de redactar un preinforme dirigido en principio a los directivos de la empresa, quienes decidirán si lo hacen extensivo a los técnicos y demás personal que crean oportuno. En el preinforme se mostraran todas las deficiencias encontradas en el funcionamiento interno, así como los riesgos medioambientales, jurídicos y económicos que amenazan a la empresa. Normalmente se realiza una reunión entre el equipo auditor y los directivos y técnicos con el objeto de discutir los resultados, planear y responder interrogantes, formular dudas o realizar criticas.

  • Técnicas.- Las técnicas utilizadas en la auditoria son variadas y su elección dependerá en general del tipo de auditoria, recayendo en el auditor la responsabilidad de la decisión ultima, que se tomara basándose en la información captada en la etapa de Preauditoria.

  • La adopción de técnicas de comunicación y dialogo por parte del auditor son adecuadas en la relación con directivos, técnicos y trabajadores para lograr recavar con mayor facilidad la información y conocer, por ende, la situación medioambiental de la empresa. El logro de una buena comunicación depende de una serie de cualidades humanas que debe aportar el auditor como son: ser educado y amable, saber escuchar y dialogar, conocer la metodología de la auditoria y las características técnicas generales de la empresa. El mismo sentimiento debe lograrse entre el jurista y el técnico o científico. Para obtener datos sobre el funcionamiento de la planta se pueden realizar controles técnicos mas o menos rigurosos según sean mayores o menores las deficiencias o los riesgos posibles. Para realizar estos controles se suelen utilizar cuestionarios, tests y encuestas, observación por parte del auditor, inspecciones y visitas técnicas, análisis de muestras (de emisiones, de efluentes, de vertidos o de residuos sólidos), tests de verificación, etc.

    Otro factor de éxito radica en el hecho de que el trabajo del equipo auditor este bien estructurado. Cada auditor debe tener sus propias notas de trabajo, en las que se encuentren detalladas todas las observaciones y pruebas debidamente enumeradas, fechadas y firmadas, de forma que constituyan un buen soporte para las conclusiones y posterior seguimiento de la auditoria.

    Postauditoria

    Esta etapa coincide con la elaboración del informe final, presentación de los resultados, comparaciones, verificación del cumplimiento de la legislación vigente, conclusiones y propuestas, recomendaciones y medidas correctoras. Se puede dividir en dos partes:

    Evaluación y presentación de los resultados. Los resultados se muestran en un informe final, basado en las conclusiones obtenidas, en las deficiencias detectadas y en las medidas correctoras que se aconseja poner en práctica. Además de constituir una valiosa herramienta de trabajo el informe final sirve para convencer a la dirección de la urgencia y necesidad de poner en práctica cuanto antes las medidas señaladas.

    Los resultados deben darse a conocer de forma clara y directa, con una acertado grado de detalle y con la absoluta seguridad por parte del equipo auditor de haber tenido en cuenta todos los objetivos previstos y de que las técnicas y métodos empleados han sido correctos en cada caso.

    El informe verificara la calidad seriedad y fundamentos de las observaciones, mediciones y estimaciones. En el se incluirán, por tanto, los resultados y las conclusiones correspondientes.

    Contenido del informe. Su estructura y contenido dependen en principio de los objetivos de la auditoria, no obstante, el informe debe ser un instrumento claro, exacto, detallado y riguroso en la descripción de los resultados, insuficiencias, deficiencias y riesgos de la organización y del sistema, solidamente argumentado y fundamentado en las pruebas obtenidas por el auditor.

    Contendrá además la propuesta de mejora de la situación incluyendo medidas correctoras a corto y largo plazo. Así, el contenido del informe será una exposición de los resultados materiales de la auditoria en relación con la legislación vigente y las pruebas obtenidas.

    Los resultados se analizan por sectores “agua, aire y suelo”, poniendo las deficiencias o inconformidades del sistema respecto a la normativa medioambiental (desviaciones en los procesos, técnicas, operaciones, etc.)

    Resumen y conclusiones de la auditoria

    El objetivo principal de la auditoria radica en conocer la situación medioambiental de la empresa y reflejar las medidas correctoras, recomendaciones y soluciones jurídicas para mejorar dicha situación.

    Estas medidas correctoras y soluciones jurídicas pueden ser formuladas, simplemente, o puede establecerse un plan de seguimiento formalizado que permita el crecimiento de estas actuaciones y asegure su eficacia. De ahí que en el apartado referido a las conclusiones que deberá integrarse en el informe final, se acostumbre añadir cometarios generales sobre aspectos de importancia observados, de los que sugieren cambios a corto o largo plazo. Entre las medidas a corto plazo pueden citarse:

  • Impacto sobre la salud pública y la seguridad de los trabajadores.

  • Impacto sobre el medio ambiente.

  • Impacto sobre la propiedad.

  • Incumplimiento administrativo.

  • Entre las medidas a largo plazo, cabe destacar:

  • Mejorar el conocimiento de los procesos, así como las posibles fuentes de contaminación.

  • Mejorar la calidad de los productos elaborados.

  • Mejorar la situación del personal, aplicando un plan de seguridad e higiene.

  • Aumentar la productividad de la planta, etc.

  • CONSEJO BOLIVIANO PARA LA

    CERTIFICACION FORESTAL VOLUNTARIA

    “ CFV ”

    El CFV es una asociación civil nacional sin fines de lucro, creada formalmente en Santa Cruz, Bolivia en junio de 1995. Su misión es proveer la aplicación práctica del manejo forestal mediante la promoción e implementación del proceso de certificación. El CFV no certifica productos forestales. Es responsable de mantener y de garantizar la credibilidad del sistema a nivel nacional. Se ha constituido como organización nacional que sigue los procedimientos, directrices y procesos establecidos por el FSC.

    ESTANDARES PARA LA CERTIFICACION DEL MANEJO FORESTAL DE PRODUCTOS MADERABLES EN LAS TIERRAS BAJAS DE BOLIVIA

    INTRODUCCION

    Los estándares son aplicables a la certificación voluntaria del manejo forestal para producción de madera en bosques húmedos naturales tropicales, sub húmedos tropicales y secos, intervenidos o no, de las tierras bajas de Bolivia. No están incluidos los bosques nublados, los bosques de yungas o de montaña ni las plantaciones forestales.

    Para efectos de la aplicación de la certificación se entiende que el manejo forestal es:

  • Ambientalmente apropiado

  • Cuando garantiza la conservación a largo plazo la productividad del bosque, de la diversidad biológica y de los procesos ecológicos;

  • Socialmente benéfico

  • Cuando cumple a cabalidad con la legislación protectora de los trabajadores, paga correcta y oportunamente los impuestos, derechos, regalías y beneficios pactados, respeta los derechos y prerrogativas de los pueblos indígenas y comunidades locales;

  • Económicamente viable

  • Osea cuando es rentable, existe seguridad económica de que las inversiones en el bosque continuarán.

    ADHERENCIA A LOS PRINCIPIOS Y CRITERIOS DEL FSC

    Estos estándares incluyen las Bases Estatutarias, los Principios y Criterios (P&C) para el manejo de bosques naturales y los lineamientos para los certificadores del Consejo de Manejo Forestal (FSC)

    Dado el carácter dinámico de los criterios de sostenibilidad, por depender de varios factores como: el desarrollo de la ciencia, la tecnología, la conciencia social, la capacidad financiera, etc., estos estándares serán revisados periódicamente según sea requerido.

    Los Estándares para la Certificación Forestal Voluntaria y sus modificaciones, entran en vigencias al ser aprobados por el Consejo Boliviano para la Certificación Forestal Voluntaria (CFV) y refrenado por el FSC.

    PRINCIPIOS FUNDAMENTALES DE LA CFV

  • PRINCIPIO DE LEGALIDAD

  • La finalidad esencial de la certificación forestal voluntaria es coadyuvar al cabal cumplimiento de las leyes, regulaciones e instrumentos de derecho internacional que persiguen un manejo forestal responsable.

  • PRINCIPIO DE GRADUALIDAD

  • Es importante para el efecto de la certificación voluntaria que los actores evidencien un compromiso ético con la conservación y con el desarrollo sostenible y una voluntad firme, continuada y sostenida de avanzar hacia niveles cada vez superiores de sostenibilidad ecológica, económica y social en el manejo forestal. En este sentido, se recomienda a los certificadores aplicar durante las certificaciones un sistema de calificación que refleje el grado de alcance de estándar (por ejemplo, mediante una calificación de 1 a 5 ).

  • PRINCIPIO PRECAUTORIO

  • Cuando haya indicios suficientes de que una práctica u omisión en el manejo forestal podría generar daños ambientales graves o irreversibles, los responsables del manejo forestal no pueden dejar de adoptar medidas tendientes a evitarlos o mitigarlos, invocando la falta de plena certeza científica al respecto.

  • PRINCIPIO DE LA MEJOR TECNOLOGÍA DISPONIBLE

  • Los responsables del manejo forestal deben incorporar progresivamente la tecnología ambientalmente más recomendable que estén disponibles en el mercado y sean accesibles y viables en términos económicos, organizativos y sociales.

    ALCANCE GEOGRAFICO

    Para fines de los estándares bolivianos para la certificación forestal de productos maderables, se define “tierras bajas” como el área que se extiende al este de la cordillera oriental de Bolivia cubren una superficie de 684,007 km2, incluyendo la totalidad de los departamentos de Beni y Pando, la mayor parte del departamento de Santa Cruz y una fracción de los departamentos de La Paz, Cochabamba y Tarija.

    EL CONSEJO MUNDIAL DE MANEJO FORESTAL

    ( FOREST STEWARDSHIP COUNCIL - FSC )

    El Consejo Mundial de Manejo Forestal es una organización no gubernamental, sin fines de lucro, creada formalmente en Toronto, Canadá en octubre de 1993, hoy con sede en la ciudad de Oaxaca, México. Es una organización dedicada a promover la aplicación de prácticas de manejo forestal en el mundo, bajo criterios que resulten ambientalmente apropiados, socialmente benéficos y económicamente viables.

    Actualmente el FSC cuenta con 200 miembros de 40 países, 5 entidades certificadoras reconocidas internacionalmente y un total que excede los 5 millones de hectáreas de bosques certificados.

    PRINCIPIOS DEL FSC PARA EL MANEJO FORESTAL

    PRINCIPIO 1

    OBSERVACION DE LAS LEYES Y LOS PRINCIPIOS DEL FSC

    El manejo forestal deberá respetar todas las leyes nacionales, los tratados y acuerdos internacionales de los que el país es signatario, y deberá cumplir con todos los principios y criterios del FSC.

    PRINCIPIO 2

    DERECHOS Y RESPONSABILIDADES DE TENENCIA Y USO

    La tenencia y los derechos y uso a largo plazo sobre la tierra y los recursos forestales, deberán estar claramente definidos, documentados y legalmente establecidos.

    PRINCIPIO 3

    DERECHOS DE LOS PUEBLOS INDIGENAS

    Los derechos legales y consuetudinarios de los pueblos indígenas para poseer, usar y manejar sus tierras, territorios y recursos deberán ser reconocidos y respetados.

    PRINCIPIO 4

    RELACIONES COMUNALES Y DERECHOS DE LOS TRABAJADORES

    El manejo forestal deberá mantener o elevar el bienestar social y económico a largo plazo de los trabajadores forestales y de las comunidades locales.

    PRINCIPIO 5

    BENEFICIOS DEL BOSQUE

    El manejo del bosque deberá promover el uso eficiente de los productos y servicios del bosque para asegurar la viabilidad económica y una gama amplia de beneficios ambientales y sociales.

    PRINCIPIO 6

    IMPACTO AMBIENTAL

    Todo manejo forestal deberá conservar la diversidad biológica y sus valores asociados, los recursos de agua, los suelos, y los ecosistemas frágiles y únicos además de los paisajes. Al cumplir estas objetivos, las funciones ecológicas y la integridad del bosque podrán ser mantenidas.

    PRINCIPIO 7

    PLAN DE MANEJO

    Un plan de manejo - de acuerdo a la escala y a la intensidad de las operaciones propuestas - deberá ser elaborado, implementado y actualizado. En el mismo se deberá establecer claramente los objetivos del manejo, y los medios para lograr estos objetivos.

    PRINCIPIO 8

    MONITOREO Y EVALUACION

    Deberán evaluarse - de acuerdo a la escala y a la intensidad del manejo forestal - la condición del bosque, el rendimiento de los productos forestales, la cadena de custodia, y la actividad del manejo y sus impactos sociales y ambientales.

    PRINCIPIO 9

    MANTENIMIENTO DE BOSQUES NATURALES

    Los bosques primarios, los secundarios bien desarrollados, y los lugares de gran importancia ambiental, social o cultural, deberán ser conservados. Dichas áreas no deberán reemplazarse por plantaciones forestales ni por otros usos del suelo. Las actividades de manejo no deben causar cambios mayores en la composición del bosque. Se deberá minimizar los cambios en la estructura del bosque que hayan sido causados por las actividades forestales.

    PRINCIPIO 10

    PLANTACIONES FORESTALES

    Las plantaciones deberán complementar los bosques naturales. Las plantaciones deberán reducir la presión sobre los bosques naturales.