Auditoría interna

Administración y Organización de empresas. Programa de trabajo. Programas generales y detallados. Visitas. Tareas

  • Enviado por: Conejita
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 25 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de Contabilidad Básica
Curso de Contabilidad Básica
¿Quieres Aprender Contabilidad? En este curso conocerás lo básico, para que hoy mismo empieces a...
Ver más información

Empresas individuales en mercados de subsistencia
Empresas individuales en mercados de subsistencia
Curso guerrilla para emprender o mantener un negocio individual en mercados de subsistencia Ver más información

publicidad

PROGRAMA DE TRABAJO

El programa de trabajo de auditoria interna es un documento de planeación en el cual se consignan los trabajos a realizar a las unidades administrativas y actividades susceptibles de ser auditadas. El programa de trabajo por lo regular se diseña para un año de calendario; sin menoscabo de extenderlo hacia el mediano plazo (1 a 3 años) o a largo plazo (mas de tres años); extensiones estas ultimas poco variables o prácticas en virtud a cambios de requerimientos y prioridades en la administración, cambios en las políticas y reglamentaciones, y cambios en los procesos operativos.

En el diseño de programa de auditoria interna para un año habrán de considerarse: (1) definición de prioridades y otras intervenciones que se pueden desahogar durante el transcurso del año, (2) requerimientos de la administración y otras áreas interesadas, (3) atención a auditores externos y auditores de gobierno, y (4) espacios razonables de tiempo de fuerza de auditoria que se reservan para atender emergencias o requerimientos no planeados de origen. Resulta conveniente derramar por meses el programa anual de trabajo.

En la preparación del programa de trabajo, el director de auditoria interna solicitará sugerencias de la administración y otras áreas interesadas en que se les revise; esto incluye tanto a los ejecutivos del nivel medio como a la alta administración. Los gerentes y supervisores de auditoria también pueden requerir y presentar propuestas de auditorias a efectuar; sin soslayar, además, la participación de los encargados y auditores auxiliares para recibir de ellos ideas e innovaciones. La intervención de los referidos estimula el proceso de programación y apertura de la función de auditoria interna como un servicio a la organización.

En complemento a lo enunciado, son también elementos a considerar en la formulación del programa anual de auditoria, los siguientes: Volumen de incidencias, hallazgos u observaciones detectados en auditorias anteriores; acciones emprendidas por los auditados para la solución de los mismos, su seguimiento; coberturas previas de auditoria, es decir unidades administrativas y actividades ya auditadas, y las que no lo han sido; Y áreas que por la naturaleza de las actividades u operaciones requieren evaluarse y revisarse con mayor frecuencia.

El programa de trabajo se formula en papeles en los que generalmente se anotan los siguientes encabezados:

  • Procedimiento.- Para describirlas lo más clara y brevemente posible.

  • Extensión.- Que puede incluirse en la descripción del procedimiento.

  • Oportunidad.- Donde se aclara la época o fecha en que debe efectuarse el trabajo especifico.

  • Auditor.- Donde se asigna el responsable de resolver el punto en particular.

  • Tiempo estimado.- Donde se anota el tiempo en horas que se espera tome la ejecución.

  • Tiempo real.- Para anotar el tiempo realmente empleado.

  • Variación.- Para anotar las desviaciones de los tiempos reales respecto de los estimados y hacer las explicaciones pertinentes.

  • Observaciones.- Para aclarar aspectos especiales en relación con el trabajo o la cuenta a revisar.

  • El control de los tiempos del trabajo, según incisos e, f, y g conviene para definir los costos probables del mismo, las áreas de mayor dificultad y como medidor de la eficiencia individual de quienes realizan el trabajo.

    Los procedimientos se transcriben ordenadamente atendiendo, usualmente al orden que las cuentas muestran en los estados financieros, así, primero se anotan los procedimientos aplicables al examen de caja, luego a bancos, cuentas por cobrar, inventarios, hasta concluir con las cuentas de resultados y de orden.

    Para la formulación del Programa de Trabajo y siempre que ello sea posible, se acostumbran a utilizar los siguientes elementos básicos:

  • Normas y procedimientos de auditoria.

  • Papeles de trabajo de la auditoria anterior:

  • 1. - Expediente continúo de auditoria.

    2. - Dictamen y notas de los estados financieros.

    3. - Carta de observaciones.

    4. - Papeles de trabajo del Trabajo mismo.

  • Estudio y evaluación del control interno.

  • Datos de la investigación de aspectos generales y particulares de la empresa.

  • Estados financieros y sus anexos de la fecha de la revisión.

  • Análisis financiero.

  • El estudio de los elementos básicos anteriores, tiende a orientar la definición de los procedimientos, su alcance y su oportunidad por ejemplo mediante el estudio de las notas a los estados financieros del año anterior podemos saber de la existencia de problemas específicos que requieren revisión y actualización; mediante el estudio del dictamen del año anterior podemos conocer de la existencia de alguna salvedad para orientar nuestro trabajo a la definición de su subsistencia o eliminación.

    El análisis financiero es una cuestión básica en la planeación de la auditoria porque a través del se puede llegar al conocimiento de aspectos importantes que se materializan en un índice o una variación significativa, ya sea positiva o negativa y que en consecuencia amerita atención y estudio especial en la auditoria. Para dar una idea de lo anterior, por ejemplo cuando se estudia el índice de rotación de las cuentas por cobrar, si este hubiera disminuido sensiblemente en el ejercicio que vamos a someter a examen, ello puede ser sintomático de un problema de incobrabilidad, que habrá que vigilar muy bien para cuidar que se efectúan los castigos necesarios que ayuden a reflejar el valor real de las cuentas por cobrar al cierre del ejercicio.

    Los índices o variaciones que con más frecuencia se analizan son:

    1. - Aumentos o disminuciones en los diferentes renglones del balance general.

    2. - Aumentos o disminuciones en los diferentes renglones de la estado de

    resultados.

    3. - Rotación de cuentas por cobrar.

    4. - Rotación de inventarios.

    5. - Importe y relación del capital de trabajo.

    6. - Pasivo total o capital contable.

    7. - Utilidad neta o capital pagado.

    8. - Utilidad neta o ventas netas.

    9. - Ventas netas a activo en operación.

    10. - Activos de operación por empleado.

    11. - Valor agregado por empleado.

    12. - Formula du-pont.

    Del resultado del análisis anterior, se obtienen ampliaciones al programa de trabajo para profundizar en la explicación que justifique las variaciones juzgadas importantes y su efecto en los estados financieros y el dictamen.

    Una ves que el contador publico ha desarrollado la planeación de su examen a realizar resulta como punto importante la elaboración de programas de trabajo, enfocado a las áreas que debe prestar más su atención en el desarrollo de la auditoria, así como las pruebas que se van a realizar. Para la elaboración de los mismos tiene que definir los procedimientos a desarrollar así como el alcance, extinción y oportunidad de los mismos, y el punto más importante a este respecto es la persona a la que va a encargarle la programación a desarrollar.

    Los programas de trabajo se clasifican en la forma siguiente:

  • Programas estándar.- Ahorra trabajo al auditor pero tiene la desventaja que cada empresa tiene sus características propias y especiales de manera que deben enfocarse al tipo de empresa que se trate, además puede modificarse por que es el control interno halla variado por lo que los procedimientos también serán diferentes.

  • Programas especiales.- Los elabora el contador público de acuerdo a las características especiales que vallan a presentarse en el desarrollo de su examen o bien por las características especiales y propias de la empresa a examinar.

  • Programas generales.- Son elaboradas por el contador público para llevar a cabo su trabajo, solamente que desarrollo de los mismos los encarga a personas con experiencia y solamente tiene que hacer algunas pequeñas indicaciones.

  • Programas detallados.- Son elaborados para la revisión o examen de alguna área determinada o bien por personas con poca experiencia a las cuales existe la necesidad de explicarles paso a paso el trabajo a desarrollar.

  • Las ventajas que se pueden señalar de los programas de trabajo son:

    1. - Establecer división del trabajo entre el personal de auditoria.

    2. -Ahorro de tiempo en estar dando explicaciones verbales.

    3. - Contienen los procedimientos esenciales para cada cliente.

    4. - Se observa claramente el avance de la auditoria en cada sección del examen.

    5. - Es una base para la planeación y programación de años subsecuentes.

    6. - Facilita la supervisión de los papeles de trabajo a los auditores

    Sin embargo, se ha llegado a considerar, que los programas de trabajo limitan la responsabilidad, iniciativa y el criterio de las personas encargadas de su cumplimiento y desarrollo. Pero esto no debe considerarse en forma negativa, ya que en la práctica en los mismos programas se hace la aclaración, que pueden aumentarse o disminuirse o bien modificarse, teniendo en cuenta las políticas del despacho del contador público o del departamento de auditoria interna. En ocasiones se pide un memorándum al personal que utilizó el programa, sobre las observaciones que se tengan del mismo, con objeto de crear la iniciativa del personal y mejorar la programación vigente.

    Los programas de trabajo normalmente hojas sustituibles, divididas por áreas o secciones, con el objeto de que, cuando haya necesidad de aumentar, disminuir o cambiar parte del contenido, no se tenga que referir al programa recientemente. También deberá hacerse uso de todas las ventajas, así como de los conocimientos y criterio del personal con el objeto de no incorporar en el programa procedimientos excesivos.

    La elaboración de los programas de trabajo puede ser en la forma siguiente:

    1. - Programas de Control Interno.- Que obtendrán la descripción detallada de la forma en que opera el cliente, personal de la organización, etc.

    2. - Programas de Transacciones.- Contiene las pruebas de transacciones o procedimientos para comprobar el control interno.

    3. - Programas de Examen de Saldos.- Contiene los procedimientos a utilizar, para comprobar la información contenida en los estados financieros.

    Los programas en Word deben realizarse periódicamente con basé en las condiciones cambiantes de las operaciones de la empresa, efectuando los cambios necesarios en los principios, normas y procedimientos de auditoria, los cuales desempeñan un papel importante en la información de programa tomando en cuenta también que el personal llevara a cabo la programación, al momento de elaborar la programación al contador publico deberá tener presente lo referente al tiempo que le llevara el desarrollo de su examen, normalmente esta programación se efectúa en forma estimada, tomando como base otras revisiones anteriores o bien similares y se efectúa posteriormente la comparación o contra tiempos reales.

    Por lo tanto debe considerarse que el programa de trabajo es un punto de partida y al mismo tiempo una guía constante en el transcurso de la auditoria que nos muestra en forma abierta el plan inicial, los cambios habidos así como el resumen del trabajo efectuado.

    Estos elementos vienen a constituir una basé para la planeación de futuros exámenes de estados financieros.

    El resultado de la planeación de la auditoria se condensa habitualmente en un programa de trabajo. Este, considerado en su acepción amplia, incluye:

    a) el programa de trabajo en sentido estricto,

    b) el proyecto de papeles de trabajo, y

    c) el programa de adscripción de personal al trabajo a realizarse.

    De los tres elementos enunciados, el más importante es el primero, al grado de que en la práctica se designan con el mismo término este concepto y el concepto general.

    En el sentido estricto el programa de trabajo es un enunciado, lógicamente ordenado y clasificado, de los procedimientos de auditoria que han de emplearse, la extensión que se les ha de dar y la oportunidad en que se han de aplicar. En ocasiones se agregan a esto algunas explicaciones o detalles de información complementaria, tendientes a ilustrar a la persona que va a aplicar los procedimientos de auditoria, sobre características o peculiaridades que debe conocer.

    Existen muchas formas y modalidades de los programas de trabajo. Desde el punto de vista del grado de detalle a que llegan, se les clasifica en programas generales y programas detallados, siendo los primeros aquellos que se limitan a un enunciado genérico de las técnicas a aplicarse, con mención de los objetivos particulares que se persiguen en cada caso, y son, generalmente, destinados al uso de los jefes de auditoria.

    Los programas detallados son aquellos en los cuales se describen, con mayor o menor minuciosidad, la forma practica de aplicar los procedimientos y técnicas de auditoria, y se designa, generalmente, al uso de los ayudantes.

    Resulta difícil establecer la línea divisora entre los programas generales y los programas detallados. E l grado de detalle varia en forma imperceptible y mas bien debe obedecer a las características del trabajo que se va a realizar, a la forma de organización del despacho de auditores que realiza el trabajo, a los procedimientos de supervisión que tiene establecidos, y a las políticas generales del propio despacho.

    Desde el punto de vista de su relación con un trabajo concreto, los trabajos de auditoria se clasifican en estándar y específicos.

    Los programas de auditoria estándar son aquellos en que se enuncian los procedimientos a seguir en caso o situaciones que se consideran aplicables a un numero considerable de empresas o a todas las que forman la clientela del despacho. Son programas específicos aquellos que se preparan y formulan concretamente para cada situación particular.

    La selección entre el uso de programas estándar y programas específicos, o las distintas combinaciones de uno y otro tipo que puedan utilizar en la practica, son, también, en su mayor parte, resultado de las características peculiares del despacho, de sus condiciones de organización y supervisión, y de las políticas establecidas en el manejo de sus trabajos. Por tanto, se considera que, siempre que se llenen las condiciones básicas de la planeación, no es posible establecer, con carácter general, un criterio de preferencia entre estas diversas clases o modalidades de programas de trabajo.

    Programa de trabajo se divide en:

  • D E S A R R O L L O

  • Cumplida las etapas anteriores, el auditor debería elaborar su programa de trabajo, tarea que implica:

  • Decidir sobre:

      • Los elementos cuya preparación debería de requerirse al cliente;

      • Los procedimientos de auditoria a aplicar, su alcance y oportunidad;

      • La asignación de tareas a colaboradores, corresponsales expertos;

      • La cantidad de visitas a realizar al cliente y su oportunidad;

  • Estimar los tiempos de ejecución (horas) de cada tarea o grupo de tareas;

  • Escribir el programa.

  • E L E M E N T O S A S E R P R E P A R A D O S P O R E l C L I E N T E

  • Para que la auditoria sea eficaz y tenga un costo razonable, debe prepararse la lista de los elementos que el cliente tendría que entregar al auditor. Normalmente, la mayoría de los elementos s son salidas rutinarias del sistema de info0rmación del cliente, tales como:

  • El balance de saldos del mayor general;

  • Balance de saldos de submayores;

  • Análisis de la composición de los saldos de otras cuentas patrimoniales

  • Conciliaciones bancarias.

  • La lista de elementos a ser preparados por el cliente debería ser convenida con éste e incluida en la carta propuesta de servicios profesionales. Si este no existiera, dicha lista debería entregarse al cliente con la debida anticipación. En ambos casos conviene explicitar que el incumplimiento en la entrega de los elementos o su preparación defectuosa podrían provocar un mayor consumo de tiempo profesional y, en consecuencia una corrección de los honorarios pactados.

  • P r o c e d i m i e n t o s

  • Los procedimientos de auditoria deberían planearse considerando rubros afines o ciclos de operaciones, de modo que exista una adecuada coordinación en el examen de las informaciones relacionadas.

    Por otra parte conviene planear separadamente los muestreos de transacciones, de validación de saldos, y los procedimientos adicionales necesarios.

    Deben definirse concretamente:

  • Los procedimientos en sí (su naturaleza);

  • Los elementos sobre los cuales se aplicaran (registros);

  • El alcance con que se aplicará cada procedimiento;

  • La oportunidad de su aplicación, teniendo en cuenta consideraciones como éstas:

  • Si las pruebas sobre transacciones se realizan antes de la fecha de los estados contables se obtienen cierta s ventajas;

  • cuando hay gran confianza en el funcionamiento de las actividades de control, algunas confirmaciones de saldos e inspecciones oculares pueden practicarse en fechas distintas a la del cierre;

  • en el caso contrario, dichos procedimientos deberían aplicarse en la fecha de cierre;

  • los pedidos de confirmaciones negativos son más efectivos si se los hace en la misma fecha a loa cual se refieren las informaciones solicitadas

  • la mayor parte de las pruebas de validación de saldos debe efectuarse después de la fecha de los estados contables;

  • debe tenerse en cuenta lo convenido con el cliente en cuanto a fecha de finalización de la auditoria

  • La secuencia en que se los aplicará, que debe responder a la lógica.

  • A s i g n a c i o n d e t a r e A S

  • Se debe considerar:

  • La complejidad de las tareas;

  • La formación técnicas y experiencia profesional de cada miembro del equipo de auditoria;

  • Su independencia;

  • Cuando el personal integrante es numeroso, resulta difícil predecir quiénes estarán disponibles para cada auditoria en el momento oportuno, en este caso, la asignación puede ser innominada y efectuarse por categoría.

    En un estudio grande, es posible que en una auditoria intervengan:

  • Un socio que firme el informe después de examinar la evidencia de auditoria;

  • Un gerente que aprueba el plan de trabajo y examina la evidencia de auditoria;

  • Un encargado o jefe de equipo, que prepara el plan de trabajo, ejecuta parte de la auditoria personalmente y supervisa el trabajo de sus colaboradores

  • Uno o más ayudantes de diversos niveles de denominación convencional

  • En el otro extremo estará un profesional que actúa sin colaboradores

  • P R O G R A M A C I O N D E V I S I T A S

  • El esquema típico es:

  • Una o más visitas preliminares, dedicadas principalmente a:

  • las actividades de planeamiento;

  • la realización de pruebas sobre transacciones;

  • la solicitud de algunas confirmaciones de saldos y la realización de recuentos

  • como:

  • practicar arqueos;

  • presenciar los recuentos de bienes que el cliente efectué como parte de sus actividades de control;

  • solicitar la aclaración de circulares disconformes y efectuar un segundo pedido de confirmación de saldos;

  • efectuar pedidos de confirmación a ciego.

  • Una visita final, para completar el trabajo.

  • E s t i m a c i o n d e t i e m p o s

  • Se estiman tiempos demandados por la ejecución de una auditoria:

  • Antes del contrato de auditoria, para determinar los honorarios a incluir en una propuesta de servicios profesionales a un cliente potencial;

  • Luego de obtenido el cliente, como herramienta para la administración y el control e la auditoria.

  • La estimación de tiempos requiere una sólida experiencia profesional y se toma en cuenta:

  • Las conclusiones obtenidas en las etapas anteriores del proceso de planeamiento;

  • Las horas reales de ejecución de auditorias anteriores.

  • F o r m a l i z a c i o n

  • ventajas

  • La formalización del planeamiento tiene estos beneficios

  • permite poner en orden las ideas que se fueron generando durante el planteamiento;

  • posibilita un desarrollo más prolijo del trabajo;

  • facilita la administración del trabajo, tanto a la supervisión de labores como al control de tiempo empleado;

  • ayuda a alcanzar al objetivo básico del planeamiento

  • obligatoriedad

  • Un programa de trabajo es un medio y no un fin. Lo importante es que una vez concluida la auditoria, el profesional este en condiciones de demostrar que ha obtenido evidencia válida y suficiente para respaldar el informe d3 auditoria

  • división por áreas

  • La división del programa en áreas facilita su manejo y la asignación de tareas a colaboradores

  • las que cubren cuestiones generales;

  • las referidas al examen de componentes específicos de los estados contables, agrupados sobre la base de su vinculación.

  • 4.) CONTENIDO.

    El Contenido de trabajo de cada área debería ser dividido por visita. Su contenido, en nuestra opinión, debería responder al siguiente esquema, donde las denominaciones de las tres últimas columnas tienen estos significados:

    ITC: Imprescindible en todos los casos.

    ICC: Imprescindible en las auditorias con colaboradores.

    RCC: Recomendable en las auditoras con colaboradores.

    CONTENIDO

    ITC

    ICC

    RCC

     

     

     

     

    Auditoria a la cual corresponde

    X

     

     

    Área y rubros que comprende

    X

     

     

    Objetivos del examen de área

     

     

    X

    Aspectos fundamentales del control interno

     

     

    X

    Niveles de significación relativos al área de examen

     

     

     

    Si se le hubiere calculado.

     

     

    X

    Tipos de riesgos de auditoria implicados

     

     

    X

    Elementos a ser suministrados por el cliente.

     

     

    X

    procedimientos a aplicar, alcance y visitas en que se

     

     

     

    los ejecutara

    X

     

     

    Tiempos de ejecución estimado y real

    X

     

     

    Asignaciones de tareas programada y real

     

    X

     

    Espacio para la firma de quien efectuó cada tarea.

     

    X

     

    Espacio para su echa de realización

    X

     

     

    Conclusiones del examen de área.

    X

     

     

    Espacio para observaciones.

    X

     

     

    Hemos clasificado RCC a los elementos que ayudan al auditor cuando debe dar instrucciones a sus colaboradores y sirven de elemento de consulta permanente para estos. También cumplen una función de capacitación, especialmente cuando los asistentes no han completado su carrera de contador público.

    La inclusión de los objetivos del examen del área facilita la definición de procedimientos alternativos cuando los previstos en el programa original no pudieren aplicarse o fueren inadecuados o insuficientes.

    Los procedimientos de auditoria deberían enunciarse en el orden lógico de ejecución. Si para el examen de otras áreas se han previsto procedimientos relacionados, conviene hacer referencia a ellos.

    QUIMICA RIACHUELO S.A.

    AUDITORIA AL 31/12/90

    PROGRAMA DE TRABAJO

    AREA 8- VENTAS Y CUENTAS RELACIONADAS

    VERSION 03

     

    1 INFORMACION

     

    Rubros Alcanzados:

     

    Ventas, deudores por ventas (cuentas corrientes) e IVA (débito fiscal solamente)

    Objetivos del examen de área:

    Comprobar por muestreo:

     

    1. Que las ventas contabilizadas son reales y corresponden al ejercicio

    2. Que todas las ventas realizadas hayan sido contabilizadas

    3. Que el titular del as cuentas a cobrar contabilizadas sea al cliente.

    4. Que los criterios de valuación y exposición aplicados en relación con los rubros del área estén

    admitidos por las NC: tener especialmente en cuenta que se haya considerado la posible

    incobrabilidad de las cuentas a cobrar. Que no se omita ninguna información requerida por las NCP

    5. Que el IVA computado como débito fiscal corresponda a las ventas contabilizadas en el periodo

    Y haya sido determinado aplicando las normas vigentes.

    6. Que el subdiario de ventas se lleva de conformidad con las normas del art. 61 de la LSC y las

    normas de la DGI.

     

    ASPECTOS FUNDAMENTALES DEL CONTROL INTERNO.

     

    Se usa un paquete estándar de programas de PED para facturar, preparar remitos, notas de débito

    y de crédito, así como para confeccionar el subdiario, mantener el submayor de deudores y analizar

    El saldo de cada cuenta corriente. Hay rastros suficientes para la auditoria del área pero no para

    reconstruir el total de unidades vendidos de cada producto. No se opera con documentos-

     

    NIVEL DE SIGNIFICACIÓN PARA EL AREA.

     

    Se estima en $ 10 000 a partir de un nivel de significación para el resultado ordinario del período de

    $ 30 000

     

    RIESGO DE AUDITORIA.

    Es bajo, salvo en relación con las notas de crédito y débito, pues los documentos que salen del

    proceso computarizado no son controlados con los correspondientes datos básicos.

     

    ELEMENTOS A SER SUMINSTRADOS POR EL CLIENTE.

    1. Listado de saldos de deudores por ventas al 30/09/90 y 31/12/90 conciliados, si fuere necesario

    con la correspondiente cuenta mayor.

    2. Composición de los saldos de las 30 cuentas mas importantes y de los saldos acreedores con

    indicación de su origen. Y su cancelación posterior.

    Los tiempos totales de ejecución del programa de cada área deberían resumirse en una plantilla general, como la presentada a continuación:

    5.) OPORTUNIDAD DE LA PREPARACION

    Ya vimos que:

  • La preparación de la primera versión del programa es la última tarea de las actividades de planeamiento;

  • Conviene que el planeamiento se lleve a cabo en una visita preliminar.

  • Lo indicado es lo que parece ideal pero en la práctica pueden presentarse situaciones que obligan a alterar el esquema indicado. Ejemplo: En una primera auditoria (en que el conocimiento del ente no es muy profundo) puede convenir una secuencia de este tipo:

  • elegir un área;

  • Programar su examen;

  • Realizar las pruebas de transacciones y otras áreas susceptibles de ejecución en una visita preliminar:

  • Si no se completo el programa de trabajo volver al paso A)

  • Así podría irse evaluando si la tarea de programación es la adecuada y evitar la repetición de algunos errores.

    Cabe preguntarse si preparar el programa de una auditoria al terminar la anterior, sería mejor que hacerlo en la primera visita del nuevo ejercicio. Opinamos que no, por la desactualización que en el intervalo sufriría la información básica necesaria. Lo que si debería hacerse al concluir el examen es un memorando con sugerencias para la auditoria.

    6.) PREPARACION Y APROBACION.

    El programa debe ser aprobado por el firmante del informe de auditoria pero, salvo cuando se actúa sin colaboradores su preparación podría ser delegada total o parcialmente. Estas son dos variantes extremas:

    a) Para un estudio grande: Concepción general y preparación por el encargado revisión por el gerente y aprobación por el socio.

    B) Para un estudio pequeño sin gerentes: Concepción general por el socio, preparación por el encargado y revisión y aprobación por el socio.

    Existen alternativas intermedias con diversos grados de intervención del socio, el gerente y el encargado en la concepción y preparación del programa. No hay una única manera de dividir estas tareas.

    Cuando la elaboración del programa esta pendiente pero el socio y el gerente adoptaron ya algunas pautas de acción pueden convenir su registro en un memorando de planeamiento, que puede imprimirse o simplemente guardarse en un archivo electrónico. Una vez verificada la inclusión de tales pautas en el programa definitivo el socio a cargo del trabajo podría disponer su destrucción.

    7.) REVISION PERMANENTE.

    Ya señalamos que el planeamiento es provisorio y que la aplicación de procedimientos de auditoria puede demostrar la invalidez de uno o mas supuestos considerados para la preparación del programa, en cuyo caso corresponde su modificación.

    Con el auxilio de un PC y un Software de procesamiento de textos o planilla electrónica, la actualización es sumamente sencilla.

    Para evitar dudas, el programa de cada área debería mencionar su número de versión el que debería ser corregido cada vez que el programa se modifica.

    8.) CUSTODIA.

    Como toda evidencia de auditoria, el programa de trabajo debe estar siempre bajo la custodia del auditor. No debe mostrárselo al cliente por que esto facilitará a realización de maniobras dirigidas a evitar que el auditor encuentre errores o irregularidades.

    9.) PROGRAMAS ESTANDARES

    Hasta aquí nos hemos referido a programas específicos hechos a medida del cliente. Haremos ahora una breve referencia a los programas estándar, que contienen o contenían enumeraciones de procedimientos usuales de auditoria y su distribución tentativa por visita, sin indicaciones sobre su alcance.

    Es evidente que el uso de programas estándar presenta desventajas y peligros:

  • Deben ser adaptados a las características de cada auditoria.

  • Promueven la aplicación mecánica y rutinaria de procedimientos por el mero hecho de figurar en el programa y sin evaluarse previamente su necesidad.

  • Incita a la omisión de tareas de planeamiento, de lo cual puede resultar que la evidencia obtenida no sea valida o suficiente.

  • A pesar de lo indicado el empleo de programas estándar era frecuente en décadas anteriores. Atribuimos esto a dos razones:

  • El poco énfasis que por entonces se ponía en las actividades de planeamiento

  • El ahorro de tiempo, que significa su aplicación

  • Esta ventaja ha perdido importancia desde que el uso de software de procesamiento de texto y planillas electrónicas:

  • Abrevia el tiempo de escritura, corrección e impresión de las sucesivas versiones del programa

  • Permite almacenar en archivos electrónicos los programas de todos los clientes del auditor, lo que facilita su consulta y el copiado computarizado de partes de programas para su posterior adaptación.

  • En consecuencia, dadas las posibilidades que ofrece la tecnología actual parece deseable prescindir de los programas