Audiología

Sistema auditivo. Otorrinolaringología. Hipoacusia. Audiómetro. Prueba de Luscher o umbral de modulación

  • Enviado por: Blackrose
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 24 páginas

publicidad

AUDIOLOGIA

AUDIOLOGIA: RECLUTAMIENTO

El mismo consiste en una sensibilidad auditiva aumentada

aunque con una menor discriminación. A pesar de ello es

consecuencia de enfermedad y su detección indica patología

del órgano de CORTI del caracol del oido interno.

Para entenderlo mejor, pensemos en un paciente afecto de

una hipoacusia en uno de sus oidos (con afección del órgano

de Corti) al cual se le colocan los auriculares del audiómetro,

habiendo buscado previamente el umbral auditivo en el oido

sano. Se parte de la base que el audiómetro a usar tiene dos

canales de salida del sonido generado, un canal para el oido

sano y otro para el enfermo.

La prueba consiste en que el propio paciente modifique los

valores del audiómetro en el canal del oido a hipoacusico

hasta lograr igual audificón que en el oido sano. Esto es

nivelar ambos canales del audiometro para escuchar iguales

intensidades en ambos oidos.

Una vez logrado este punto de partida, procedemos a

incrementar en 10 dB la intensidad del sonido en el oido

sano, notaremos que cuando el paciente intente nivelar el

sonido en el oido enfermo manualmente, en lugar de hacerlo

con + 10 dB lo hará con + 6 ó 7 dB, con ésto ya estamos

viendo que nivela la audición entre ambos oidos con una

menor intensidad. Si por el contrario, al paciente le

hubiéramos aumentado 10 dB la intensidad del sonido en el

oido enfermo, escucharía más que en el sano. A ésto se le

llama fenómeno de Fowler, determinaod por balance biaural

monotonal (balante porque se busca nivelar la intensidad de

sonido en ambos oidos, biaural porque se trata de ambos

oidos y mopnotonal porque el tono de la prueba es un solo

tono y no se cambia en toda la prueba). Si continuaramos

haciendo la prueba, cuando se han aumentado en 60 dB el

sonido en el oido sano, el enfermo habrá precisado para

equiparar un aumento de 40 dB (a modo de ejemplo, no es

una regla fija).

Para comprender otras facetas del reclutamiento,

explicaremos la prueba de Luscher o umbral de modulación.

Para ello se le determina el umbral y se emite un tono medio,

ejemplo 1024 hz. a 40 dB por encima del umbral. Además se

le intercala rítmicamente variaciones de intensidad inferiores

a 1 dB. Cabe consignar que un sujeto normal no percibe las

variaciones de intensidad menores a 1 dB, sineod ésta una

característica típica de la patología cortipática (o sea del

órgano de Corti). El sujeto normal escuchará un tono continuo

sin variaciones. En cambio el sujeto con cortipatía (no

confundir con corticopatía que es una lesión de la corteza

cerebral) escuchará un tono modulado con altibajos, ya que

percibe la diferencia de intensidad menor a 1 dB.

Otra prueba muy característica es el S.I.S.I. (short increment

sensitive index) la cual consiste en una variación de la

anterior. Se le presenta un tono dado por encima del umbral

al igual que en la prueba anterior, pero se le intercalan en

forma no rítmica incrementos de intensidad menores a 1 dB y

se mide el porcentaje de captaciones por parte del paciente.

Si detecta un 10% de los incrementos presentados se

considera normal y si es mayor el porcentaje se sospecha

cortipatía hasta que al llegar a un 90% se está francamente

ante ese tipo de lesión.

Una característica clínica de la cortipatía es la algiacusia, se

trata de pacientes que ante la presencia de sonidos que

otras personas los toleran sin problemas ellos sienten

malestar e incluso dolor. Esto va acompañado

frecuentemente de fatiga auditiva, esto disminución del

rendimiento auditivo ante estímulos prolongados a

determinada intensidad. Clínicamente se evidencia porque el

paciente tiene mejor rendimiento auditivo a la mañana que a

la tarde. Audiométricamente se provoca fatiga con un tono

dado durante 3 minutos y volver a medir el umbral auditivo el

cual ha aumentado, esto es el paciente necesita un estimulo

de mayor itnensidad para escucharlo.

El sindrome cortipático sucede en pacientes que han sido

expuestos a ruido intenso durante mucho tiempo, el cual les

provoca lesión no reversible del oido interno. También

algunas formas de presbiacusia pueden producirlo por

mecanismo vascular. La presbiacusia es la decadencia

auditiva propia de la edad madura o avanzada y tiene un

cierto correlato con la presbicia.

Salud Ocupacional en Venezuela

Ruido Industrial

NORMAS PARA LA REALIZACION DEL EXAMEN AUDIOMETRICO.

La audiometría de tonos puros es el examen básico en la detección de los efectos

a la salud del ruido como riesgo ocupacional. El órgano blanco de este riesgo es el

oído, parte clave del sentido de la audición. El adecuado cumplimiento de los

estándares mínimos recomendados para la realización de este estudio nos permitirá

comparar y manejar resultados con elevado nivel de significancia estadística.

METODOS PARA LA REALIZACION DE LA CURVA AUDIOMETRICA.

A.- Condiciones del audiómetro

1. - Cámara silente en buena estado que realmente cumpla su función.

1 .1. - No estar adosada a paredes de oficina o ambiente.

1 .2. - Material aislante en buenas condiciones.

1 .3. - Puerta de acceso con sello hermético.

1 .4. - Los sonidos externos no deben ser escuchados por el usuario.

2. - Condiciones del Audiómetro propiamente dicho.

2.1. - Deben cumplirse lo estipulado en la Norma Venezolana COVENIN

1565-95. “Ruido Ocupacional. Programa de Conservación Auditiva. Niveles

Permisibles y Criterios de Evaluación”. Comisión Venezolana de Normas

Industriales.

2.2. - Debe permitir el uso de tonos puros, en las frecuencias de 250, 500,

1000, 2000, 3000, 4000 y 6000 c/s por lo menos, estos tonos deben ir desde

cero (0) cien db (100) de intensidad en incrementos de por lo menos de 5 en

5 db (a).

2.3.- Debe ser posible realizar audiograma de conducción (vía área) como de

percepción (vía ósea).

3.- Condiciones comunes:

3.1- Calibración del equipo debe ser por lo menos una vez al año, realizada

por un ente externo.

B.- Condiciones del paciente.

1.- El Paciente debe ser notificado con antelación de la fecha en que se realizará el

examen audimétrico.

2.- Debe estar consciente de la importancia del examen.

3.- Debe tener un mínimo de 16 horas sin exposición a ruido, para lo cual

recomendamos se realice la audiometría a primera hora, el primer día correspondiente

al turno diurno si fuera el caso de trabajadores por turnos.

4.- Debe estar tranquilo y relajado al momento de examen.

5.- El trabajador debe informar al personal paramédico de cualquier problema que lo

afecte en la esfera de O.R.L. (cuadros vírales, sinusitis, dolor ótico, antecedentes de

lesiones óticas cefaleas, etc.)

6.-Colaboración con el personal técnico (operador del audiómetro) para la mejor

realización del examen.

C.- Condiciones del personal técnico.

1.- Personal de técnico debidamente entrenado en el área.

2.- Debe ser amable y paciente, recordando la importancia de hacer comprender al

paciente el valor del examen.

3.- Debe interrogarse sobre antecedentes de síntomas y/o signos de importancia, y se

explica con voz clara y audible al paciente sobre la metodología a utilizar, haciendo

hincapié en la concentración y la forma de responder al test.

D.- Metodología de realización del test.

1.- Se confirma que el trabajador cumpla el requisito de reposo auditivo.

2.- Se recojen los datos personales y laborales del trabajador.

3.- Interroga al trabajador sobre sus antecedentes patológicos síntomas o signos de

importancia para el test.

4.- Se le explica detalladamente que debe responder inmediatamente al empezar a

escuchar el sonido.( NO solo cuando lo oye fuerte y claro).

5.- Se hace pasar al trabajador a la cámara silente, se le colocan los audífonos,

asegurándose que estén aplicados adecuadamente y que NO le molesten.

6.- Se cierra la cámara silente confirmado con el trabajador que este hermética.

7.- Se confirma que el volumen del intercomunicador este en ajustado adecuadamente

antes de utilizarlo. Un volumen alto despertaría el reflejo estapedial disminuyendo

temporalmente el umbral auditivo y un volumen muy bajo no permite la transmisión y

puede generar ansiedad.

8.- Se inicia la prueba indicándole al trabajador el oído que va a recibir la señal.

9.- Se inicia la estimulación a la frecuencia de 1000 c/s desde 0 db (a) aumentando de

5 en 5 en forma lenta hasta conseguir respuesta, luego pasamos a las frecuencias

inferiores 250, 500 y se sigue con las mayores 2000, 3000, 4000, 6000 y 8000 c/s.

10.- Luego de conseguir cada respuesta debemos confirmarla reiniciando la secuencia

de intensidad.

11.- Se procede a realizar la misma operación con el otro oído.

Guía para la Evaluación de la Incapacidad Permanente 5ta Edición (Nuevo)

American Medical Association

Audiograma

Información

general

Riesgos

Resultados

Forma en que se realiza el examen:

Se debe realizar una evaluación general para determinar la necesidad

de un audiograma. Los procedimientos específicos pueden variar, pero

esta prueba generalmente involucra ocluir un oído a la vez y evaluar la

capacidad del otro para escuchar murmullos, luego palabras habladas o

el sonido de tictac de un reloj. Se puede utilizar un diapasón para

evaluar la capacidad de oír por conducción aérea y conducción ósea. El

diapasón se golpea levemente y se mantiene en el aire en cada lado de

la cabeza para evaluar la capacidad de oír por conducción aérea.

Luego, se golpea levemente de nuevo y se coloca sobre el hueso

mastoideo, ubicado detrás de cada oído, para evaluar la conducción

ósea.

El audiograma proporciona una medición más precisa de la audición.

La conducción aérea es evaluada haciendo que la persona se coloque

unos audífonos que están conectados al audiómetro. Tonos puros, de

intensidad controlada, son transmitidos generalmente a un oído a la vez.

Se le pide a la persona indicar (levantando la mano, presionando un

botón o por otro medio) cuando oigan un sonido, y la intensidad

(volumen) mínima requerida para oír cada tono es graficada. Se coloca

un complemento del audiómetro sobre el hueso ubicado detrás de cada

oído para evaluar la conducción ósea.

Preparación para el examen:

Adultos:

No necesitan preparación especial para este examen.

Bebés y niños:

La preparación física y psicológica que se puede brindar para éste o

cualquier examen o procedimiento depende de la edad del niño,

intereses, experiencias previas y grado de confianza del niño. Para

obtener mayor información, se recomienda ver las siguientes pautas:

preparación de un bebé para un examen o procedimiento (menor

de un año)

preparación de un niño pequeño para un examen o procedimiento

(1 a 3 años)

preparación de un niño en edad preescolar para un examen o

procedimiento (3 a 6 años)

preparación de un niño en edad escolar para examen o

procedimiento (6 a 12 años)

preparación de un adolescente para un examen o procedimiento

(12 a 18 años)

Lo que se siente durante el examen:

No hay malestar. El tiempo de duración de la prueba varía; la evaluación

general, puede tomar de 5 a 10 minutos mientras que una audiografía

detallada puede tomar casi una hora.

Razones por las que se realiza el examen:

Esta evaluación puede ser de utilidad para detectar la pérdida de la

audición a una temprana edad. Puede también ser utilizada cuando hay

una dificultad en la audición debido a cualquier causa. Entre las causas

comunes de la pérdida de la audición se encuentran: infecciones

crónicas del oído, tímpano roto o perforado, trauma acústico, pérdida de

la audición ocupacional, lesión cerebral, condiciones hereditarias,

enfermedades del oído interno y complicaciones causadas por

consumo de medicamentos ototóxicos (medicamentos que pueden ser

tóxicos para el nervio del oído interno, incluyendo ciertos antibióticos

como la neomicina, diuréticos como el Lasix y grandes dosis de

salicilato como la aspirina).

Pérdida de la audición

Información

general

Tratamiento

Imágenes

Nombres alternativos:

Sordera; disminución de la audición.

Definición:

Incapacidad total o parcial para escuchar sonidos a través de uno o

ambos oídos.

Consideraciones generales:

La prevención de la pérdida de la audición es más efectiva que su

tratamiento.

La disminución leve de la audición, en especial para las frecuencias

más altas, es normal después de los 20 años. Algún grado de sordera

nerviosa (o pérdida de la audición) afecta a 1 de cada 5 personas a la

edad de 55 años. Esta condición por lo general se desarrolla

gradualmente y muy rara vez termina en sordera completa. Ver pérdida

de la audición por el envejecimiento. En ocasiones se puede sospechar

erróneamente la enfermedad de Alzheimer u otras enfermedades

neurológicas en las personas de edad avanzada, debido a sus

problemas de audición.

Posiblemente algunos niños presentan un desarrollo lento del lenguaje a

causa de los problemas de audición.

Existen muchas causas para la pérdida de la audición y se pueden

agrupar de varias maneras. Una de ellas divide las causas en 2

categorías: pérdida conductiva y pérdida nerviosa. La pérdida

conductiva ocurre cuando los tres huesos del oído (osículos) no pueden

transmitir el sonido hasta la cóclea o cuando el tímpano no logra vibrar

de forma normal en respuesta al sonido debido a algunos problemas

mecánicos (como la presencia de líquido en el oído o el rompimiento de

los huesecillos). Por otro lado, la pérdida nerviosa se produce cuando el

nervio es lesionado por medios físicos o de otra naturaleza. La pérdida

conductiva es a menudo potencialmente reversible, mientras que la

nerviosa no.

Causas comunes:

Genéticas:

osteogénesis imperfecta

síndrome de leopardo (lentigo múltiple)

otosclerosis

displasia ectodérmica del tipo Robinson

síndrome de Cockayne

síndrome de Bjorn pili torti y sordera

síndrome de sinostosis múltiple

síndrome de Hunter

síndrome otopalatodigital de Taybi

nefritis hereditaria

síndrome de Mohr

síndrome de Hurler

síndrome de Waardenburg

síndrome de Kartagener

síndrome de displasia frontometafisiaria

síndrome de Morquio

Trisomía 13 S

síndrome de léntigo múltiple

síndrome de Treacher Collins

síndrome de Stickler

Congénitas:

síndrome de rubéola

atresia congénita del canal auditivo externo

citomegalovirus congénito

fístula perilinfática congénita

efectos fetales del metil mercurio

efectos fetales de la deficiencia de yodo

Infecciosas:

meningitis

paperas

sarampión

otitis media

fiebre escarlatina

interrupción de los huesecillos

otitis adhesiva

Ocupacionales:

Cualquier ocupación que implique la exposición crónica, diaria y

continuada a los ruidos de tono alto puede producir pérdida de la

audición secundaria a lesión del nervio terminal. La mayor atención que

se presta a las condiciones laborales ha disminuido sustancialmente la

probabilidad de sufrir pérdida auditiva relacionada con el trabajo. (Ver

pérdida auditiva ocupacional).

Traumáticas:

perforación traumática del tímpano

fractura craneal (hueso temporal)

trauma acústico como el producido por explosiones, fuegos

artificiales, armas de fuego, conciertos de rock y audífonos

barotrauma por diferencias en la presión

Tóxicas:

antibióticos aminoglucósidos

ácido etacrínico oral

aspirina

cloroquina

quinidina

Envejecimiento:

pérdida auditiva relacionada con el envejecimiento (presbiacusia)

Otras:

enfermedad de Meniére

neuroma acústico

Pérdida de la audición temporal (o en ocasiones, permanente)

acumulación de cera en el canal auditivo

cuerpo extraño ubicado en el canal auditivo

lesión en la cabeza

alergia

obstrucción de las trompas de Eustaquio

tímpano perforado o cicatrizado

infecciones de oído (otitis externa crónica, otitis media crónica,

otitis externa maligna)

reacción a medicamentos como los aminoglucósidos, la

cloroquina y la quinidina

Nota: puede haber otras causas para la pérdida de la audición, además

de las mencionadas. La posibilidad de incidencia de las mismas no

está determinada por el orden en que éstas se presentan. Entre las

causas de este síntoma se pueden citar enfermedades y medicamentos

poco comunes. Además, las causas pueden variar según la edad y el

sexo de la persona y las características específicas del síntoma, tales

como localización exacta, calidad, duración, factores agravantes,

factores atenuantes y enfermedades asociadas.

Otitis media aguda

Información

general

Síntomas

Tratamiento

Prevención

Nombres alternativos:

Infección aguda del oído; infección del oído medio.

Definición:

Es un enfermedad donde se produce una inflamación y/o infección de

las estructuras del oído medio.

Causas, incidencia y factores de riesgo:

La inflamación del oído ( otitis estéril u otitis serosa) se presenta cuando

hay una acumulación de líquido estéril en su interior. Tal acumulación es

posiblemente causada por una sobreproducción de líquido de las

estructuras del oído medio. Esta situación también se puede presentar

por una obstrucción de la trompa de Eustaquio, la conexión entre el oído

medio y la parte posterior de la nariz y parte superior de la garganta. La

presencia de exceso de líquido hace que el oído se irrite y se inflame.

La otitis media aguda (infección aguda del oído) se presenta cuando

hay una infección bacteriana o viral del líquido del oído medio, la cual

genera la producción de líquido o de pus. Esta condición puede estar

acompañada de sangrado en el oído medio.

La presión de los líquidos asociados con la infección del oído pueden

causar ruptura de la membrana timpánica. A la inversa, un tímpano

perforado puede ocasionar una infección del oído al permitir que las

bacterias o virus entren directamente al oído medio. Las infecciones de

oído se presentan con mayor frecuencia después de las infecciones

respiratorias o si los senos paranasales o la trompa de Eustaquio se

obstruyen debido a alergias o adenoides agrandadas.

Las infecciones del oído se presentan en aproximadamente 3 de cada

100 personas. Dichas infecciones pueden afectar a cualquier individuo,

aunque son más comunes en niños ya que en ellos las trompas de

Eustaquio son más cortas, más estrechas y más horizontales que en los

adultos.

Los factores de riesgo comprenden: enfermedad reciente de cualquier

índole (la cual disminuye la resistencia del cuerpo a la infección),

hacinamiento y malas condiciones sanitarias, factores genéticos

(susceptibilidad del oído a infección que puede ser común en la familia),

altitudes elevadas, clima frío y alimentar los bebés con teteros

permitiendo que el líquido se acumule en la garganta cerca a la trompa

de Eustaquio.

Otitis

Información

general

Síntomas

Tratamiento

Prevención

Nombres alternativos:

Infección de oído; oído infectado.

Definición:

Infección del oído interno o externo que tiene su origen en múltiples

causas.

Causas, incidencia y factores de riesgo:

La otitis puede afectar el oído interno o externo y se clasifica de acuerdo

con su aparición súbita o aguda, lenta o crónica.

Los tipos específicos de infección de oído son:

Otitis externa aguda

Otitis externa crónica

Otitis externa maligna

Otitis media aguda

Otitis media crónica

Pérdida de la audición ocupacional

Información

general

Síntomas

Tratamiento

Prevención

Imágenes

Definición:

Pérdida de la audición por daño del oído interno, ocasionada por la

exposición al ruido o a la vibración como resultado de ciertas

ocupaciones o formas de entretenimiento.

Causas, incidencia y factores de riesgo:

La pérdida de la audición ocupacional es una forma de trauma acústico

causado por la exposición a la vibración o al sonido que comúnmente

se presenta con ciertas ocupaciones y actividades de entretenimiento.

El sonido se escucha a partir del momento en que el oído transforma la

vibración de las ondas sonoras en impulsos a los nervios del oído. Los

sonidos que están por encima de los 90 decibeles (dB es la medida de

la intensidad o fuerza de la vibración de un sonido), especialmente si

son prolongados, pueden ocasionar una vibración tan intensa que

lesionan el oído interno. Noventa decibeles equivale aproximadamente

a escuchar el ruido de un camión largo a 5 yardas (4,5 m) de distancia,

mientras que un martillo neumático (perforadora) emite sonidos de

aproximadamente 120 dB a 3 pies (91,44 cm) de distancia. Un motor a

reacción emite 130 dB a 100 pies (3,048 m) de distancia; las motos y

otros motores similares emiten entre 85 y 90 dB. Y en un concierto de

rock se pueden alcanzar los 100 dB. La regla práctica general es: si es

necesario gritar para ser escuchado, el nivel de sonido está en un límite

en que puede lesionar el oído.

Algunos trabajos como la construcción, el mantenimiento de aeronaves

en tierra, la agricultura y los entretenimientos en los cuales hay ruidos de

alto volumen, provenientes de la música o de maquinaria, conllevan un

alto riesgo de sufrir una pérdida auditiva. En los Estados Unidos, el

máximo nivel de ruido permitido en los sitios de trabajo es regulado por

la ley y se le presta atención tanto al período de exposición al ruido

como su grado (nivel de decibeles). En caso de que la exposición esté

en el nivel máximo permitido o por encima de él, se deben implementar

medidas protectoras de inmediato. Barotrauma del oído

Información

general

Síntomas

Tratamiento

Prevención

Imágenes

Nombres alternativos:

Barotitis media; barotrauma; estallido del oído; disfunción de la trompa

de Eustaquio; dolor de oído relacionado con la presión.

Definición:

Es una enfermedad caracterizada por molestia en el oído a causa de

las diferencias entre la presión interna y externa en el tímpano.

Causas, incidencia y factores de riesgo:

La presión del aire en el oído medio es usualmente igual a la presión

externa del cuerpo. La trompa de Eustasquio es una conexión entre el

oído medio y la nasofaringe. Durante el proceso de deglución o el

bostezo, la trompa de Eustaquio se abre permitiendo que el aire entre y

salga del oído medio, igualando la presión del aire a ambos lados del

tímpano. Cuando la trompa de Eustaquio se obstruye, se presenta una

diferencia entre la presión del aire en el oído medio y la presión del aire

al exterior del tímpano, ocasionando un barotrauma.

Muchas personas experimentan barotrauma en alguna época de sus

vidas. Éste se presenta frecuentemente con los cambios de altitud,

como los producidos cuando se viaja en avión, cuando se practica

buceo con escafandra o cuando se conduce en carretera de montaña.

Las posibilidades de barotrauma son mayores cuando existe

congestión nasal provocada por alergias, resfriados o infección de las

vías respiratorias superiores. La obstrucción de la trompa de Eustaquio

puede también ser congénita o resultar debido a una inflamación en la

gargantaPérdida de la audición relacionada con la edad

Información

general

Síntomas

Tratamiento

Prevención

Imágenes

Nombres alternativos:

Pérdida de la audición en la vejez; presbiacusia.

Definición:

Es la pérdida de la audición de alta frecuencia y progresiva, que se

presenta con el paso de la edad.

Causas, incidencia y factores de riesgo:

La pérdida de la audición relacionada con la edad (presbiacusia)

involucra una pérdida de la audición progresiva, empezando por los

sonidos de alta frecuencia como los que se producen cuando se

conversa. No se conoce si existe una causa específica como el trauma

por ruido, sin embargo parece haber una predisposición genética y

tiende a ser una condición familiar. Este trastorno se presenta

aproximadamente en un 25% de las personas en edades entre los 65 y

75 años de edad y en el 50% de los que tienen más de 75 años. Neuroma acústico

Información

general

Síntomas

Tratamiento

Prevención

Imágenes

Nombres alternativos:

Tumor del ángulo; tumor del ángulo pontocerebeloso; tumor acústico;

schwannoma vestibular.

Definición:

Se refiere a un tumor benigno del VIII par craneano (acústico), que se

localiza en el canal del oído.

Causas, incidencias y factores de riesgo:

Un neuroma acústico es un tumor benigno no canceroso, generalmente

de crecimiento lento del VIII par craneano (nervio auditivo). Este tumor

se localiza, más comúnmente, cuando el nervio sale de la cavidad

craneana y entra a la estructura ósea del oído interno. Los síntomas

varían de acuerdo con el tamaño y la localización del tumor y su origen

es desconocido, sin embargo, hay una gran relación entre el neuroma

acústico y la neurofibromatosis tipo 2 (NF2).

Los neuromas acústicos son, relativamente, poco comunes en la

distribución general, pero están entre los tumores de la cabeza más

frecuentes y afectan aproximadamente a 1 de cada 100.000 personas. Enfermedad de Ménière

Información

general

Síntomas

Tratamiento

Prevención

Imágenes

Nombres alternativos:

Hidropesía endolinfática; hidropesía.

Definición:

Trastorno del oído interno caracterizado por una sensación anormal de

movimiento (vértigo), pérdida de audición en uno o ambos oídos, y

ruidos o repiqueteo en el oído.

Causas, incidencia y factores de riesgo:

Los canales semicirculares (laberinto) llenos de líquido del oído interno,

junto con el octavo nervio craneal, controlan el equilibrio y el sentido de

orientación. La enfermedad de Ménière implica una inflamación de la

parte del canal (saco endolinfático) que controla la filtración y excreción

del líquido del canal semicircular.

Se desconoce la causa exacta de la enfermedad de Ménière. Puede

estar relacionada con infección del oído medio (otitis media), sífilis, o

lesión de la cabeza. Otros factores de riesgo son: enfermedad viral

reciente, infección respiratoria, estrés, fatiga, uso de drogas con o sin

receta médica incluyendo aspirina y una historia de alergias, cigarrillo, y

uso de alcohol. Tímpano roto o perforado

Información

general

Síntomas

Tratamiento

Prevención

Imágenes

Nombres alternativos:

Tímpano perforado; tímpano roto; perforación de la membrana

timpánica.

Definición:

Apertura en la membrana timpánica (tímpano).

Causas, incidencia y factores de riesgo:

La membrana timpánica (tímpano) separa el oído externo del oído

medio y vibra cuando es golpeada por las ondas sonoras, dando inicio

al proceso que convierte las ondas sonoras en impulsos nerviosos que

viajan hasta el cerebro. Cuando el tímpano sufre daños se interrumpe el

proceso auditivo.

El tímpano también actúa como una barrera que evita que los materiales

externos, como las bacterias, penetren en el oído medio. Cuando el

tímpano es perforado, las bacterias viajan con facilidad hasta el oído

medio causando una infección.

Los daños al tímpano pueden ocurrir a consecuencia de un trauma

acústico, por una lesión directa o por un barotrauma (daño provocado

por presión). La inserción de hisopos con puntas de algodón (Q-tips) o

de objetos pequeños en el oído para limpiarlo podrían perforar el

tímpano. Los objetos extraños en el oído son otra de las causas de un

tímpano perforado.

Las infecciones del oído pueden causar una ruptura del tímpano al

aumentar la presión del líquido en el oído medio. A la inversa, una

ruptura del tímpano puede causar infecciones de oído pues el tímpano

ya no se encuentra intacto y las bacterias pueden penetrar al oído

medio. Tímpano roto o perforado

Información

general

Síntomas

Tratamiento

Prevención

Imágenes

Nombres alternativos:

Tímpano perforado; tímpano roto; perforación de la membrana

timpánica.

Definición:

Apertura en la membrana timpánica (tímpano).

Causas, incidencia y factores de riesgo:

La membrana timpánica (tímpano) separa el oído externo del oído

medio y vibra cuando es golpeada por las ondas sonoras, dando inicio

al proceso que convierte las ondas sonoras en impulsos nerviosos que

viajan hasta el cerebro. Cuando el tímpano sufre daños se interrumpe el

proceso auditivo.

El tímpano también actúa como una barrera que evita que los materiales

externos, como las bacterias, penetren en el oído medio. Cuando el

tímpano es perforado, las bacterias viajan con facilidad hasta el oído

medio causando una infección.

Los daños al tímpano pueden ocurrir a consecuencia de un trauma

acústico, por una lesión directa o por un barotrauma (daño provocado

por presión). La inserción de hisopos con puntas de algodón (Q-tips) o

de objetos pequeños en el oído para limpiarlo podrían perforar el

tímpano. Los objetos extraños en el oído son otra de las causas de un

tímpano perforado.

Las infecciones del oído pueden causar una ruptura del tímpano al

aumentar la presión del líquido en el oído medio. A la inversa, una

ruptura del tímpano puede causar infecciones de oído pues el tímpano

ya no se encuentra intacto y las bacterias pueden penetrar al oído

medio. neral

Riesgos

Resultados

Valores normales:

La capacidad intacta para oír un susurro, el habla normal y el tictac de

un reloj es normal. También es normal la capacidad intacta para oír un

diapasón a través del aire y del hueso.

El audiograma generalmente implica 2 tonos de 256 cps y 4,096 cps

trasmitidos a 5 y 10 dB (el rango normal del habla). El audiograma

detallado muestra audición normal con tonos bajos (alrededor de 64

cps) que se oyen a 1 ó 2 dB y tonos altos (11,584 cps) que se oyen a

aproximadamente 10 dB y tonos ubicados entre estos rangos que se

oyen a menos de 10 dB.

Significado de los resultados anormales:

Existen muchos tipos y grados diferentes de pérdida de la audición.

Algunos sólo involucran la pérdida de la capacidad para oír tonos altos

o bajos o la pérdida de la conducción aérea u ósea. La incapacidad

para oír tonos puros por debajo de 10 dB indica cierto grado de pérdida

de la audición. El grado y tipo de pérdida de la audición puede dar

indicios para encontrar la causa y el pronóstico (resultado probable).

Condiciones que pueden afectar los resultados de los exámenes:

neuroma acústico

trauma acústico

pérdida del oído relacionada con la edad

síndrome de Alport

laberintitis

enfermedad de Ménière

pérdida de la audición ocupacional

otoesclerosis

tímpano roto o perforado

El afamado Rr. Sanjuán realiza un breve repaso a la evolución y avance llevado a cabo en

las tecnologías aplicadas al diagnóstico e intervención de los trastornos de la audición y del

lenguaje. Su artículo está dividido en cinco apartados. 1) Evolución tecnológica en Audición

Clínica: comienza recordando el Audiómetro, sus avances y aplicaciones en el ámbito

logopédico; el Pee-show, una variante del audiómetro, destinado a niños/as y que se basa en

distintos juegos que el chico/a deben activar ante un sonido; el Suzuki, otro sistema de

exploración audiométrica infantil de poca difusión en la actualidad, y que precisa que la

percepción auditiva sea prácticamente igual en ambos sonidos, cosa bastante improbable; la

Audiorreflejometría en sueño (Dr. Terol), sistema para observar durante el sueño fisiológico la

presencia de algún reflejo ante un estímulo sonoro; Test sorpresa (Dr. Terol), pretendía

observar alguna reacción de sorpresa ante un sonido en niños/as mientras jugaban con un

muñeco, dentro del cual había un altavoz conectado a un audiómetro.; Pruebas

psicogalvánicas, en la actualidad abandonadas, consistía en determinar los cambios que la

resistencia de la piel experimenta al establecer un reflejo condicionado al sonido seguido de

una descarga eléctrica; Impedanciometría, muy utilizada en la actualidad, aporta información

útil sobre la conducción del estímulo sonoro desde el tímpano a la totalidad del oído medio;

Audioelectroencefalografía (H. Davis), trata de encontrar alteraciones que un estímulo sonoro

introducen en el trazado electroencefalográfico, actualmente tiene escasa validez y utilidad;

Potenciales auditivos evocados, gracias a ellos se pueden separar razonablemente los

"ruidos" cerebrales de las respuestas bioeléctricas que se desean encontrar, pudiendo

evocarse potenciales auditivos, visuales o táctiles; Otoemisiones (Kemp, 1978), suele

emplearse como protocolo de diagnóstico precoz, aunque con bastantes precauiciones a la

hora de dar un resultado definitivo; Potenciales de estado estable, técnica reciente (1996) que

permite aproximarse a la deducción de un perfil audiométrico; Potenciales microfónicos

cocleares, procedimiento totalmente novedoso, consiguiéndose potenciales microfónicos

cocleares incruentos a través de electrodos de contacto exterior, lográndose un perfil

audiométrico similar al de la audiometría tonal subjetiva en adultos, en Neonatología (Hospital

de La Paz, Madrid) se trabaja con niños/as de alto riesgo, con tres horas de vida, incluso. 2)

Evolución del tratamiento médico: En la actualidad, gracias al gran desarrollo técnico de los

implantes cocleares éstos son muy eficaces en adultos y, sobre todo, en niños de corta edad,

aunque con la importancia que hay que concederle al posterior proceso rehabilitador. 3)

Evolución en técnicas de rehabilitación: Reseña la evolución en los distintos medios de

entrenamiento auditivo y algunos de los importantes fraudes que también se cometieron

(Jouve, Galera, Guberina ---en lo referente a su aparataje técnico---, Kanievski, Dr. Hidalgo)

4) Conclusiones: En el que repasa puntos importantes relacionados con la audición,

basados en su experiencia de 45 años.

ticas del Sonido

Fisiología del

Sistema Auditivo

En este capítulo se examina la estructura y funcionamiento del oído, con el fin de

lograr una mejor comprensión de los fenómenos y modelos psicoacústicos. Se estudia

la anatomía y la fisiología del aparato auditivo, haciendo énfasis en aquellas partes y

estructuras del mismo más importantes para el desarrollo de modelos perceptuales.

III.1.- El sentido de la audición y el sistema auditivo

La generación de sensaciones auditivas en el ser humano es un proceso

extraordinariamente complejo, el cual se desarrolla en tres etapas básicas:

Captación y procesamiento mecánico de las ondas sonoras.

Conversión de la señal acústica (mecánica) en impulsos nerviosos, y transmisión

de dichos impulsos hasta los centros sensoriales del cerebro.

Procesamiento neural de la información codificada en forma de impulsos

nerviosos.

La captación, procesamiento y transducción de los estímulos sonoros se llevan a cabo

en el oído propiamente dicho, mientras que la etapa de procesamiento neural, en la

cual se producen las diversas sensaciones auditivas, se encuentra ubicada en el

cerebro. Así pues, se pueden distinguir dos regiones o partes del sistema auditivo: la

región periférica, en la cual los estímulos sonoros conservan su carácter original de

ondas mecánicas hasta el momento de su conversión en señales electroquímicas, y la

región central, en la cual se transforman dichas señales en sensaciones.

En la región central también intervienen procesos cognitivos, mediante los cuales se

asigna un contexto y un significado a los sonidos [1]; es decir, permiten reconocer una

palabra o determinar que un sonido dado corresponde a un violín o a un piano.

El presente trabajo se limita a estudiar y utilizar solamente los aspectos perceptuales

del sistema auditivo; esto es, aquellos que son independientes del contexto y del

significado y que, en buena parte, se localizan en la región periférica.

III.1.1 Región periférica del sistema auditivo

El oído o región periférica se divide usualmente en tres zonas, llamadas oído externo,

oído medio y oído interno, de acuerdo a su ubicación en el cráneo, como puede verse

en la Fig.III.1.

Fig.III.1. Anatomía del oído humano.

Los estímulos sonoros se propagan a través de estas zonas, sufriendo diversas

transformaciones hasta su conversión final en impulsos nerviosos. Tanto el

procesamiento mecánico de las ondas sonoras como la conversión de éstas en

señales electroquímicas son procesos no lineales [2] [3], lo cual dificulta la

caracterización y modelado de los fenómenos perceptuales.

En las siguientes secciones de este capítulo se estudia la anatomía y funcionamiento

de estas tres zonas del oído, así como la propagación y procesamiento del sonido a

través de las mismas.

III.2 Oído externo

III.2.1 Anatomía y funcionamiento

El oído externo (Fig. III.1) está formado por el pabellón auricular u oreja, el cual dirige

las ondas sonoras hacia el conducto auditivo externo a través del orificio auditivo. El

otro extremo del conducto auditivo se encuentra cubierto por la membrana timpánica o

tímpano, la cual constituye la entrada al oído medio. La función del oído externo es la

de recolectar las ondas sonoras y encauzarlas hacia el oído medio. Asimismo, el

conducto auditivo tiene dos propósitos adicionales: proteger las delicadas estructuras

del oído medio contra daños y minimizar la distancia del oído interno al cerebro,

reduciendo el tiempo de propagación de los impulsos nerviosos [3].

III.2.2 Respuesta en frecuencia y localización de las fuentes de sonido

El conducto auditivo es un "tubo" de unos 2 cm de longitud, el cual influye en la

respuesta en frecuencia del sistema auditivo. Dada la velocidad de propagación del

sonido en el aire (aprox. 334 m/s), dicha longitud corresponde a 1/4 de la longitud de

onda de una señal sonora de unos 4 kHz. Este es uno de los motivos por los cuales el

aparato auditivo presenta una mayor sensibilidad a las frecuencias cercanas a los 4

kHz, como se verá en el siguiente capítulo.

Adicionalmente, el pabellón auricular, junto con la cabeza y los hombros, contribuye a

modificar el espectro de la señal sonora. Las señales sonoras que entran al conducto

auditivo externo sufren efectos de difracción debidos a la forma del pabellón auricular y

la cabeza, y estos efectos varían según la dirección de incidencia y el contenido

espectral de la señal; así, se altera el espectro sonoro debido a la difracción [4].

Estas alteraciones, en forma de "picos" y "valles" en el espectro, son usadas por el

sistema auditivo para determinar la procedencia del sonido en el llamado "plano medio"

(plano imaginario perpendicular a la recta que une ambos tímpanos) [1] [5].

III.3 Oído medio

III.3.1 Anatomía

El oído medio (Fig. III.2) está constituido por una cavidad llena de aire, dentro de la

cual se encuentran tres huesecillos, denominados martillo, yunque y estribo, unidos

entre sí en forma articulada. Uno de los extremos del martillo se encuentra adherido al

tímpano, mientras que la base del estribo está unida mediante un anillo flexible a las

paredes de la ventana oval, orificio que constituye la vía de entrada del sonido al oído

interno.

Finalmente, la cavidad del oído medio se comunica con el exterior del cuerpo a través

de la trompa de Eustaquio, la cual es un conducto que llega hasta las vías

respiratorias y que permite igualar la presión del aire a ambos lados del tímpano.

III.3.2 Propagación del sonido y acople de impedancias

Los sonidos, formados por oscilaciones de las moléculas del aire, son conducidos a

través del conducto auditivo hasta el tímpano. Los cambios de presión en la pared

externa de la membrana timpánica, asociados a la señal sonora, hacen que dicha

membrana vibre siguiendo las oscilaciones de dicha señal.

Las vibraciones del tímpano se transmiten a lo largo de la cadena de huesecillos, la

cual opera como un sistema de palancas [6] [3], de forma tal que la base del estribo

vibra en la ventana oval (ver la Fig. III.2). Este huesecillo se encuentra en contacto con

uno de los fluidos contenidos en el oído interno; por lo tanto, el tímpano y la cadena de

huesecillos actúan como un mecanismo para transformar las vibraciones del aire en

vibraciones del fluido.

Fig. III.2. Propagación del sonido a través del oído medio e interno.

Ahora bien, para lograr que la transferencia de potencia del aire al fluido sea máxima,

debe efectuarse un acoplamiento entre la impedancia mecánica característica del aire

y la del fluido, puesto que esta última es mucho mayor que la primera.

Un equivalente mecánico de un transformador (el acoplador de impedancias eléctricas)

es, precisamente, una palanca [3]; por ende, la cadena de huesecillos actúa como

acoplador de impedancias. Además, la relación entre las superficies del tímpano y de

la base del estribo (en la ventana oval) introduce un efecto de acoplamiento adicional,

lográndose una transformación de impedancias del orden de 1:20 [4], con lo cual se

minimizan las pérdidas por reflexión.

El máximo acoplamiento se obtiene en el rango de frecuencias medias, en torno a 1

kHz [3]. En la Fig. III.3 se representa en forma esquemática la transmisión del sonido

del oído externo al interno, a través del oído medio.

Fig. III.3. Esquema de la propagación del sonido a través del oído medio.

III.3.3 Reflejo timpánico o acústico

Cuando se aplican sonidos de gran intensidad (> 90 dB SPL) al tímpano, los músculos

tensores del tímpano y el estribo se contraen de forma automática, modificando la

característica de transferencia del oído medio y disminuyendo la cantidad de energía

entregada al oído interno.

Este "control de ganancia" se denomina reflejo timpánico o auditivo, y tiene como

propósito proteger a las células receptoras del oído interno frente a sobrecargas que

puedan llegar a destruirlas. Este reflejo no es instantáneo, sino que tarda de 40 a 160

ms en producirse [6].

El reflejo timpánico debe ser tomado en cuenta en cualquier modelo matemático del

procesamiento del sonido en el aparato auditivo, siempre que se trabaje con sonidos

de gran intensidad [7], puesto que es un mecanismo no lineal que introduce un término

cuadrático en la relación entrada-salida del oído medio [4].

III.3.4 Respuesta en frecuencia combinada del oído externo y el oído medio

El conjunto formado por el oído externo y el oído medio forman un sistema cuya

respuesta en frecuencia es de tipo pasabajos [1], como se muestra en la Fig. III.4. En

el intervalo cercano a los 4 kHz se observa un pequeño efecto de ganancia, debido a

las características del conducto auditivo.

Esta respuesta sólo es válida cuando el sistema se comporta de modo lineal; es decir,

cuando la intensidad del sonido no es muy elevada, para evitar que actúe el reflejo

timpánico.

Fig. III.4. Respuesta en frecuencia combinada del oído externo y el oído medio

III.4 Oído interno

El oído interno representa el final de la cadena de procesamiento mecánico del sonido,

y en él se llevan a cabo tres funciones primordiales: filtraje de la señal sonora,

transducción y generación probabilística de impulsos nerviosos [8].

III.4.1 Anatomía

En el oído interno se encuentra la cóclea o caracol, la cual es un conducto rígido en

forma de espiral (ver la Fig. III.1) de unos 35 mm de longitud, lleno con dos fluidos de

distinta composición.

El interior del conducto está dividido en sentido longitudinal por la membrana basilar y

la membrana de Reissner, las cuales forman tres compartimientos o escalas (Fig.

III.5). La escala vestibular y la escala timpánica contienen un mismo fluido (perilinfa),

puesto que se interconectan por una pequeña abertura situada en el vértice del

caracol, llamada helicotrema. Por el contrario, la escala media se encuentra aislada de

las otras dos escalas, y contiene un líquido de distinta composición a la perilinfa

(endolinfa).

La base del estribo, a través de la ventana oval, está en contacto con el fluido de la

escala vestibular, mientras que la escala timpánica desemboca en la cavidad del oído

medio a través de otra abertura (ventana redonda) sellada por una membrana flexible

(membrana timpánica secundaria).

Sobre la membrana basilar y en el interior de la escala media se encuentra el órgano

de Corti (Fig. III.6), el cual se extiende desde el vértice hasta la base de la cóclea y

contiene las células ciliares que actúan como transductores de señales sonoras a

impulsos nerviosos. Sobre las células ciliares se ubica la membrana tectorial, dentro

de la cual se alojan las prolongaciones o cilios de las células ciliares externas.

Dependiendo de su ubicación en el órgano de Corti, se pueden distinguir dos tipos de

células ciliares: internas y externas. Existen alrededor de 3500 células ciliares internas

y unas 20000 células externas [6]. Ambos tipos de células presentan conexiones o

sinapsis con las fibras nerviosas aferentes (que transportan impulsos hacia el cerebro)

y eferentes (que transportan impulsos provenientes del cerebro), las cuales conforman

el nervio auditivo. Sin embargo, la distribución de las fibras es muy desigual: más del

90% de las fibras aferentes inervan a las células ciliares internas, mientras que la

mayoría de las 500 fibras eferentes inervan a las células ciliares externas [6] [3]. El

propósito de ambos tipos de células y de la distribución de las conexiones nerviosas se

estudia más adelante, en la sección III.6, "Mecanismo de transducción".

Fig. III. 5. Corte transversal de la cóclea o caracol.

Fig. III.6. Órgano de Corti.

III.4.2 Propagación del sonido en la cóclea

Las oscilaciones del estribo (ver la Fig. III.2) provocan oscilaciones en el fluido de la

escala vestibular (perilinfa). La membrana de Reissner, la cual separa los fluidos de la

escala vestibular y la escala media, es sumamente delgada y, en consecuencia, los

líquidos en ambas escalas pueden tratarse como uno solo desde el punto de vista de

la dinámica de los fluidos [3]. Así, las oscilaciones en la perilinfa de la escala vestibular

se transmiten a la endolinfa y de ésta a la membrana basilar (Fig. III.7); la membrana

basilar, a su vez, provoca oscilaciones en el fluido de la escala timpánica.

Puesto que tanto los fluidos como las paredes de la cóclea son incompresibles, es

preciso compensar el desplazamiento de los fluidos; esto se lleva a cabo en la

membrana de la ventana redonda, la cual permite "cerrar el circuito hidráulico" [9].

Fig. III.7. Corte transversal de un conducto de la cóclea.

La propagación de las oscilaciones del fluido en la escala vestibular a la timpánica no

sólo se lleva a cabo a través de la membrana basilar; para sonidos de muy baja

frecuencia, las vibraciones se transmiten a través de la abertura situada en el vértice

de la cóclea (helicotrema).

En conclusión, el sonido propagado a través del oído externo y medio llega hasta la

cóclea, donde las oscilaciones en los fluidos hacen vibrar a la membrana basilar y a

todas las estructuras que ésta soporta.