Atapuerca

Arqueología. Yacimientos arqueológicos. Trinchera. Galería. Dolina. Cueva mayor. Evolución del hombre

  • Enviado por: Gomezpunk
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad

LA SIERRA DE ATAPUERCA

La Sierra de Atapuerca es una suave elevación caliza que pertenece al denominado Sistema Ibérico a nivel geográfico, y a los municipios de Ibeas de Juarros y Atapuerca a nivel administrativo. En su punto más alto alcanza los 1079 m. de altura. Está constituida por materiales calizos que contienen un importante Sistema Cárstico  muy visitado por espeleólogos y aficionados. Los rasgos del paisaje vienen determinados por la cercanía al río Arlanzón, que ha formado un amplio valle en el Sur de la Sierra que enlaza con la Cuenca del Duero. En la Sierra de Atapuerca el Grupo Espeleológico Edelweiss ha catalogado más de 30 cavidades, de las que una docena contienen depósitos arqueológicos y paleontológicos importantes. Sabemos que puede haber otras cavidades, pero por el momento, dada la riqueza e importancia de las conocidas, podemos conformarnos con las que tenemos.

HISTORIA DE LA TRINCHERA

En el S. XIX existían en Monterrubio y Riocabado, en las estribaciones de la Sierra de la Demanda, minas de carbón y de hierro en explotación. Se encontraban relativamente cerca de la ciudad de Burgos y el empleo de un medio de transporte tan eficaz como el ferrocarril harían posible su explotación.

Mr. Richard Preece Williams era un empresario inglés que supo ver enseguida la gran oportunidad que le brindaba la concentración de yacimientos mineros de hierro y carbón en un reducido espacio de terreno como era la Sierra de la Demanda. La mayor dificultad que existía para que el proyecto resultase rentable eran las malas comunicaciones entre los pueblos y la capital. Por ello se decidió a construir un ferrocarril que sirviese para superar todos los obstáculos.

Financiadas por la compañía que Mr. Preece Williams fundó, The Sierra Company, las obras de construcción del ferrocarril minero dieron comienzo en el verano de 1896, en "La Costana de la Churruela" en Ibeas de Juarros. Duraron cinco años y estuvieron llenas de dificultades de todo tipo. Finalmente, en 1901 se inauguró la línea Villafría - Monterrubio, una vez terminada toda la infraestructura. 

Al final, debido a los altos costes de mantenimiento y transporte, el negocio supuso un desastre económico, pero gracias a las obras de construcción del ferrocarril minero salieron a la luz los más importantes yacimientos arqueológicos del Pleistoceno medio e inferior a nivel mundial.

A decir verdad, la excavación de una trinchera para el paso del ferrocarril, en un lugar entre los términos de Ibeas de Juarros y Atapuerca es completamente absurda e innecesaria, ya que se podría haber construido la línea, sin necesidad de adentrarse por la Sierra de Atapuerca y alargando la longitud del ferrocarril cerca de 1 Km. Simplemente se tendría que haber bordeado la falda y en algunos puntos haber realizado algunos rellenos o desmontes, todo ello bastante menos costoso que la solución al final elegida.

Se piensa que la oposición de algunos propietarios de las tierras por las que debería de haber circulado el ferrocarril, o el afán de la compañía constructora del mismo por obtener caliza para la infraestructura pudieron ser los causantes de esta decisión. 

Para construir esta trinchera se procedió al vaciado parcial de grandes bolsas de depósitos, empleándose explosivos. Al abrir esta brecha se provocó la pérdida de una gran cantidad de material rico en fósiles, pero como contrapartida quedó al aire una serie de yacimientos, que en un primer momento no fueron reconocidos como tales.

YACIMIENTOS EN TRINCHERA

A lo largo de la Trinchera vamos a poder encontrarnos con tres yacimientos distintos. Todos ellos fueron depósitos sedimentarios fosilíferos que rellenaron hasta colmar diferentes cavidades de la Sierra. La construcción de la Trinchera del Ferrocarril dejó al descubierto estas cavidades y sus correspondientes rellenos.  

Vamos a ver cada yacimiento:

Dolina

La Gran Dolina es el yacimiento de la Trinchera del Ferrocarril en donde se han encontrado los restos de homínido más antiguos de Europa y que han servido para definir a una nueva especie: el Homo antecessor. El Homo Antecessor se caracteriza por tener rasgos enormemente antiguos en dientes y cráneos combinados con una cara muy moderna, más moderna que la de su antepasado el Homo ergaster. El Homo antecessor representa a población que dio origen a nuestra rama.

Uno de las conclusiones más controvertidas sobre estos restos es la afirmación de que los humanos de esta época eran caníbales. Este canibalismo se basa en varios hechos. El lugar donde se hallaron los restos debía de haber sido en esa época la boca de la cueva, el lugar donde normalmente se encuentran los restos de comidas efectuadas por carnívoros o humanos, aprovechando la tranquilidad y la sombra. 

Alrededor de los restos humanos se han encontrado multitud de restos de herramientas y esquirlas, como si estuviesen directamente relacionados con ellos. Pero la prueba definitiva fueron las marcas de filos de piedra en los huesos, que indicaban una descarnación premeditada. 

Atapuerca

Galería

Galería es quizás el yacimiento de la Trinchera mejor conocido. Tanto es así que desde hace varios años se ha dejado de excavar en él, no tanto debido a que se ha agotado la superficie en la que excavar, sino por que se ha llegado ya al fondo del yacimiento y más o menos se sabe que es lo que podría ofrecernos. 

En vista a la envergadura de todos los trabajos que deben de llevarse a cabo en la Sierra, se llegó a la conclusión que era mejor dedicar esfuerzos a otros yacimientos y dejar Galería como una especie de testigo al futuro, de forma que cuando surgiesen nuevas técnicas de excavación y de estudio, pudieran ser utilizadas en ese yacimiento.

Las investigaciones llevadas a cabo a partir de los restos hallados en este yacimiento han llevado a plantear la siguiente hipótesis sobre Galería: Cuando la cueva quedó abierta al exterior en sus orígenes, Galería empezó a ser frecuentada por carnívoros (hienas, leones, osos, lobos...) y por otros depredadores como humanos preneandertales. 

¿Por qué frecuentaban esta cueva los depredadores?

Investigando se ha llegado a la conclusión de que Galería funcionó durante mucho tiempo como una especie de trampa natural: en la parte superior de la cueva existía una abertura "escondida", por la cual caían animales despistados y que luego por diversas razones no podían salir, siendo presa fácil para los depredadores. 

En la cueva caían periódicamente animales y los más jóvenes e inexpertos o los más viejos, débiles o inválidos se veían imposibilitados para salir y servían de alimento para los depredadores que accedían a través de una entrada secundaria.

HISTORIA DE CUEVA MAYOR

La Cueva Mayor es una cavidad situada a medio kilómetro de la Trinchera. Era conocida al menos desde el S. XV. Tiene más de 3700 metros de recorrido total y uno de sus brazos (Galería Baja) alcanza la Trinchera del Ferrocarril.

Atapuerca

YACIMIENTOS DE CUEVA MAYOR

Recorriendo el sistema cárstico de Cueva Mayor nos encontramos con estos yacimientos:

La Sima de los Huesos

La Sima de los Huesos es un yacimiento muy especial. Se trata de una cavidad al final de una rampa a la que se accede por una sima vertical de 13 metros de profundidad. Su forma es como la de un calcetín. De camino a la Sima podemos encontrarnos con pinturas del Neolítico o de la Edad del Bronce, pequeños pozos excavados por la mano del hombre de los que no se conoce su función o restos de cerámica. Todo esto hace suponer que para los habitantes de las cuevas, la Sima de los Huesos no era un lugar desconocido. El día 5 de julio, se descubrió en un área del lado norte de la Sima, un hueso que comenzó a tomar forma bajo la espátula.

Se inició una ardua tarea, la cual culminaría con la intención de rodearlo para poder sacarlo intacto, de una pieza. Dos días después, el 7 de julio, se terminó de desenterrar el hueso y se comprobó que era un cráneo humano entero. Era la pieza más grande jamás obtenida en la Sima de los Huesos. Este cráneo, bautizado como Agamenón, es el conocido como Cráneo-4.

En total, en un espacio de 50 cm x 50 cm. se habían encontrado casi 100 fósiles humanos casi enteros. Pero antes de acabar la campaña, apareció otra nueva sorpresa: al extraer un coxal, apareció debajo una confusa mezcolanza de fragmentos muy delgados, que al final conformaron, una vez reconstruidos, la primera cara íntegra del yacimiento, el primer cráneo completo del Pleistoceno Medio español.

Al comienzo de la campaña del 93, apareció lo que faltaba del Cráneo-5, la mandíbula. a partir de esto, pudo procederse a la reconstrucción de la estructura ósea de la cabeza de un individuo que vivió hace 300.000 años. 

Cada nueva campaña proporciona en la sima de los Huesos unos 300 fósiles humanos, lo que convierte a esta sima en una de las estrellas de Atapuerca y en un lugar único en el mundo. En total han ido apareciendo restos de más de una treintena de individuos, que poco a poco van conformando la foto de familia de este yacimiento.

Atapuerca

OTROS YACIMIENTOS

No sólo en la Trinchera del Ferrocarril o en el complejo de Cueva Mayor están localizados yacimientos de la Sierra de Atapuerca.

En Atapuerca hay localizados decenas de lugares con restos de fauna e industria lítica que aún no han sido excavados y pueden existir todavía otros sin descubrir. Por ejemplo, este mismo año se ha descubierto un yacimiento al aire libre, que se ha bautizado como Valle de las Orquídeas. 

Hemos visto como hasta ahora todos los yacimientos están en el flanco suroeste de la Sierra. Pero hay otra serie de cuevas orientadas hacia la Sierra de la Demanda, que son extremadamente prometedoras. Una de las más importantes es la Cueva del Mirador.

ATAPUERCA

ÍNDICE

  • LA SIERRA DE ATAPUERCA

  • HISTORIA DE LA TRINCHERA

  • LOS YACIMIENTOS EN TRINCHERA

  • Dolina

    Galería

  • HISTORIA DE CUEVA MAYOR

  • YACIMIENTOS DE CUEVA MAYOR

  • La sierra de los huesos

  • OTROS YACIMIENTOS

  • Atapuerca