Astilleros asturianos

Industria naval española. Políticas neoliberales europeas. Sindicatos. Comité de empresa. Conflictos laborales

  • Enviado por: Merequetengue
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 14 páginas
publicidad
publicidad

1. ANTECEDENTES DEL CONFLICTO NAVAL GIJÓN. EL CONTEXTO ECONOMICO Y POLITICO

En España estamos viviendo procesos de reconversión de muchos de nuestros sectores productivos desde que ingresamos en la Unión Europea (Comunidad Europea entonces) en los años 80, como bien pueden atestiguar tantos y tantos obreros de Sagunto, Gijón, Bilbao, Vigo, etc., y muchos campesinos, y agricultores, y marineros, y…etc. etc. Los objetivos implícitos de tales procesos no eran más que los de facilitar la supresión de las barreras comerciales entre los países miembros para que el "mercado" funcionara libremente y sin obstáculos en todo el territorio europeo.

Los españoles conocemos bien,, lo que nos ha venido pasando desde finales de los 80, con el auge de las políticas neoliberales europeas, y cómo con éstas se ha venido reduciendo crecientemente el protagonismo de los Estados en la actividad industrial y, especialmente, en las ayudas a determinados sectores productivos (ni el acero, ni el carbón, pero también ni la leche, ni el tabaco, ni el queso, ni el vino, ni el aceite, ni la pesca, gozan de ayudas sino más bien de límites a su producción), a fin de ir suprimiendo las reglas de funcionamiento del mercado que, con la desregulación progresiva, sería únicamente quien deberá ir determinando quién sobrevive y quién no, quién tendrá un empleo y quién no, qué empresas deben mantenerse "vivas" y cuáles otras deben desaparecer o modificar sus condiciones laborales, para supuestamente poder competir ventajosamente con lo que ofertan otras empresas de otras latitudes geográficas, sobre todo asiáticas.

Sobre el presente caso de los "astilleros españoles" tengamos en cuenta:

  • La de cisión de la Comisión Europea de no subvencionar la construcción de barcos, debiendo los paises afectados (de la Unión y futuros integrantes) implementar unas políticas que vayan poniendo fin a las actuales ayudas de los Estados ( Normas sobre la competencia del Tratado de la CE, Titulo VI, Capitulo 1” o el Reglamento nº 1540/98 sobre ayudas a la construcción naval.

  • A los nuevos países miembros de la Unión Europea y a sus condiciones de adhesión, para comprobar, al menos, lo que en nuestro país está ocurriendo.

  • Así sucede en el caso de los nuevos países miembros, de los que no hay más que leer con detenimiento sus Actas de adhesión, para darnos cuenta que lo mismo que se ha establecido ya en España, se establece ahora para ellos un periodo de reestructuración de los "astilleros" que va desde 2002 hasta finales de 2008, en el que se abonarán por la Unión europea determinadas subvenciones que, en todo caso, no podrán superar el 25 % del importe actualmente abonado, durante los últimos cuatro años del plan de reconversión.

    En esos planes se autoriza a que los astilleros "puedan deducir de su producción notificada determinadas operaciones cuya externalización pueda ser demostrada: colocación de andamios, transporte interno, servicios provisionales, servicios de vigilancia, construcción de instalaciones fijas y modelos, servicios de limpieza de buques, aislamiento y laminado, sistemas de sentinas y tanques de lastre, sistemas de extinción de incendios y de rociado, cableados, instalación electrónica, aparejado, cerrajería, tratamiento mecánico, saneamiento y calefacción. De la producción total fijada en el contrato de construcción naval "podrá reducirse el porcentaje que representen las mencionadas operaciones externalizadas". Se legisla y se anima a externalizar, a subcontratar con empresas externas determinadas actividades laborales, hasta el punto de que mientras más externalicen menos sumarán al límite de producción total que como actividad de construcción naval se autoriza a las empresas astilleras.

    Ciertamente, el sector de construcción naval, "los astilleros", pasan por una difícil situación, con los límites a la producción fijados por la Comisión Europea (CE), la consiguiente reducción de actividad productiva y, seguramente, de puestos de trabajo, la reducción salarial y la externalización ("outsourcing" o "subcontratación") de determinadas actividades, supuestamente para reducir costes y hacer viable el futuro del sector, y, finalmente, la progresiva reducción de derechos de los trabajadores.

    Es en este contexto económico y político en el que a principios del año 2000 se producen en la ciudad de Gijón distintas protestas y manifestaciones ante los hechos acontecidos en la Empresa NAVAL GIJÓN (NAGISA).

    2. NAVAL GIJÓN: EL CONFLICTO

    El 29 de febrero alrededor de 15.000 personas se manifestaban en Gijón en demanda de soluciones a las empresas en crisis de la comarca y en apoyo a la durísima lucha que han estado sosteniendo los trabajadores de Naval Gijón. Esta respuesta demostraba que, debido al contexto económico y político que se estaba viviendo principalmente desde 1999 con la normativa que extinguía las ayudas al sector naval en la CE; se estaban dando las condiciones para una lucha unificada y masiva que desembocase en una huelga general comarcal.

    2.1 DIAS PREVIOS

    • EL Motivo

    Durante los días anteriores los trabajadores del astillero privado Naval Gijón (Nagisa) protagonizaron una durísima lucha contra la decisión de su empresario de ir despidiendo progresivamente a los 230 eventuales de la plantilla, mediante prejubilaciones y otras medidas, al tiempo que los contratos eventuales actuales (con los mismos salarios y derechos que los fijos gracias a la lucha de la plantilla en el pasado) son sustituidos por subcontratas y empresas auxiliares.

    • La Posición Inicial del Empresario

    La excusa del empresario era que no hay carga suficiente de trabajo, y según su criterio los primeros en pagar los platos rotos de la crisis deben ser los eventuales. Su objetivo es conseguir lo mismo que ya han conseguido en otras empresas: separar a fijos y eventuales, debilitar así la capacidad de respuesta de los trabajadores y llevar a cabo más fácilmente sus objetivos.

    En este caso pretenden una reducción de la plantilla en la perspectiva de buscar una fusión futura con el astillero público Juliana (sobre el que pende desde hace años la amenaza de privatización), también de Gijón, que permita maximizar los beneficios, recurriendo además a la venta de terrenos hoy ocupados por ambas factorías con fines especulativos.

    • Los Sindicatos, Comités de Empresa y Respuesta Social

    Las movilizaciones del sector naval europeo en demanda de carga de trabajo durante noviembre de 1999 encendieron la primera luz de alarma en el astillero. En aquel momento las secciones sindicales de la Corriente Sindical de Izquierda (CSI), mayoritaria en el Comité con siete representantes, y CCOO (cinco representantes, al igual que UGT) defendieron la necesidad de mantener unida la lucha de los astilleros públicos y privados y buscar la máxima extensión y generalización en la misma. Pero el objetivo de los dirigentes estatales de las federaciones del metal era cerrar un acuerdo cuanto antes y -tras suscribir un pacto para los astilleros públicos que no despeja las dudas sobre su futuro, ya que la amenaza de nuevas privatizaciones y reducciones de empleo sigue ahí- dejaron a los privados al sálvese quien pueda.

    Los dirigentes de los sindicatos mayoritarios de la clase obrera (CCOO y UGT) tenían una enorme responsabilidad ante esta situación. De hecho, tendrían que haber convocado la manifestación mucho antes, cuando surgió la iniciativa de varios comités de empresa de la ciudad de coordinar sus luchas e intentar convocar acciones conjuntas, en lugar de oponerse a ello. Entonces los comités de Monroe, Nagisa, Lagisa, Porcelanas del Principado y otras convocaron una marcha el 13 de enero y una manifestación ciudadana el 20 exigiendo solución a sus problemas (amenazas de despidos, meses sin cobrar, peligro de traslado a otras zonas con la consiguiente pérdida de empleo…).

    Tanto la alcaldesa socialista de Gijón como destacados dirigentes de UGT se dedicaron a hacer declaraciones públicas diciendo que no entendían que se buscase coordinar estos conflictos ya que "se trata de problemas distintos". El secretario general de la Unión Comarcal de CCOO en Gijón (expedientado por su identificación con el sector crítico) salió en la prensa mostrando su apoyo a cualquier movilización en defensa del empleo; pero sin embargo el sindicato no estuvo representado en la manifestación siendo sólo tres sindicatos, la USO, la CSI y el sindicato de profesores SUATEA, dieran su apoyo a la convocatoria.

    Frenada la lucha a escala estatal, las direcciones regionales y comarcales de CCOO (pertenecientes al sector crítico) y de UGT tenían una enorme responsabilidad:

    • organizar una respuesta en Gijón y Asturias que buscase al menos la unificación de la lucha de los dos astilleros gijoneses entre sí y con otras empresas en crisis de la comarca., la iniciativa en este sentido del comité de Naval Gijón y otros comités de empresas en crisis de la comarca (Monroe, Porcelanas, Lagisa...) se vio abandonada, ,desaprovechando así la posibilidad de tener una correlación de fuerzas más favorable en la región y la comarca para presionar a los empresarios y a las autoridades. Desde el primer momento el objetivo del empresario ha sido aislar la lucha, separar a fijos y eventuales e infligir una derrota a la plantilla que facilitase sus objetivos. Por eso, la ejemplar lucha de resistencia que habían mantenido los trabajadores del astillero (con más de 33 días de huelga, movilizaciones diarias respondiendo a la brutal violencia policial, varios días de ocupación de la fábrica) y que costó alrededor de un centenar de heridos, necesitaba el acompañamiento de una acción en el ámbito comarcal y regional por parte de las direcciones sindicales de CCOO y UGT .

    • La Respuesta del Empresario

    El empresario de Naval (la familia Orejas) decidió entonces despedir a 91 de los 230 eventuales de la plantilla y, cuando la asamblea de trabajadores se manifestó en contra y emprendió movilizaciones exigiendo una salida negociada que mantuviese la unidad de fijos y eventuales y garantizase el futuro del astillero, respondió con un cierre patronal que ha duró más de un mes.

    • Los Sindicatos despiertan

    Finalmente, CCOO y UGT, ante la presión existente y la gravedad de la situación, se vieron obligados a convocar la manifestación del 29 de febrero pero, tras tantos días de huelga y con una postura del empresario absolutamente provocadora, esta medida tenía que ir unida a la convocatoria de una huelga general en la comarca (tal y como reclamaron el Sindicato de Estudiantes, la CSI y otros colectivos).

    La política de desmovilización y búsqueda de un pacto como fuese de las federaciones del metal de CCOO y UGT, y la pasividad de las direcciones comarcales, han debilitado enormemente la lucha cuando más necesario era fortalecerla, y han dado confianza a la empresa. Ésta llegó incluso a desoír la intervención de Álvarez Cascos, quien, presionado por la movilización y el contexto electoral, tuvo que pedir al empresario que no se cerrase en banda a readmitir a los despedidos.

    • La Solución

    En este contexto, el empresario planteó un ultimátum que buscaba romper la unidad de la plantilla y poner a los trabajadores entre la espada y la pared:

      • O la plantilla aceptaba su última oferta, negociada con las federaciones del metal bajo la mediación de la Consejería de Industria del Gobierno regional del PSOE, o liquidaba la empresa.

    La oferta promete:

        • Dar de alta en la Seguridad Social a 89 de los eventuales despedidos (los otros dos aceptaron el finiquito) hasta que se acaben los barcos actualmente en construcción y mantener a los otros en función de la carga de trabajo existente.

        • A cambio se prejubilaría a más de 200 trabajadores fijos, se vende el muelle de la Osa, se permite una nueva hipoteca sobre los terrenos y se abre la puerta para que la empresa, a partir de ahora, recurra libremente a la subcontratación (los trabajadores eventuales pasarían a una lista en la que tendrían preferencia para ser nuevamente contratados, pero en empresas auxiliares y siempre que aceptasen las mismas condiciones existentes en éstas.

    Todas estas medidas combinadas avanzan hacia la precarización, reducción de empleo y desmantelamiento de los astilleros.

    Con este ultimátum, la empresa intentaba hacer una demostración de fuerza y romper la unidad de la plantilla. Tras las asambleas de afiliados de cada sindicato, la CSI decidió rechazar el ultimátum y proponer continuar la lucha, las secciones sindicales de CCOO y UGT defendieron el sí al acuerdo.

    • El fin de la lucha en la calle

    El lunes 13 de marzo, en una tensa asamblea de más de 7 horas de duración, la mayoría de la plantilla decidía por 270 votos a favor, 204 en contra y 31 abstenciones aceptar el acuerdo y volver al trabajo el miércoles 15 de marzo.

    Sin duda, el empresario va utilizará el acuerdo para intentar avanzar más rápidamente en sus objetivos. Antes o después los trabajadores tendrán que volver a luchar, como han hecho en tantas ocasiones en el pasado y como está ocurriendo de nuevo.

    3. LA VISION DE LA PRENSA ESPAÑOLA

    A continuación se reflejan las posturas de los diferentes periodicos durante los conflictos que se sucedieron en Gijón en el primer trimestre del año 2000.

    ABC

    11/02/2000

    Batalla campal en la Naval de Gijón por el anuncio de 91 despidos
    GIJóN. S. E. Un trabajador detenido y varias decenas de contusionados fue el resultado de las más de diez horas de enfrentamientos que protagonizaron ayer efectivos de la Policía y los empleados del astillero Naval Gijón (Nagisa) en el barrio gijonés del Natahoyo

    02/03/2000

    El comité de la Naval de Gijón aplaza la entrada en el astillero
    OVIEDO. ABC El comité de empresa y los trabajadores de la empresa Naval Gijón decidieron ayer retrasar la entrada en las instalaciones del astillero. La decisión se adoptó en una asamblea basándose en el documento que les fue remitido el martes por el Ministerio de Industria, por el cual los accionistas y la dirección de Naval Gijón se comprometen a resolver

    07/03/2000

    Trabajadores de La Naval reanudan las movilizaciones y ocupan el astillero
    GIJON. Efe Trabajadores del Astillero de la Naval, en Gijón, retomaron ayer las protestas. Efe Los trabajadores del Naval Gijón (Nagisa) retomaron ayer las movilizaciones tras dos semanas de tregua y ocuparon el astillero, clausurado por cierre patronal hace casi un mes, desde donde se enfrentaron a la Policía.

    09/03/2000

    Siete policías y varios trabajadores de Naval, heridos en graves enfrentamientos
    GIJóN. Marta Frechilla Los trabajadores de Naval Gijón, reunidos ayer en asamblea, no aceptaron la propuesta de la empresa, lo que produjo un recrudecimiento del conflicto que vive el astillero. A consecuencia de la carga policial que tuvo lugar ayer por la tarde, una de las más violentas vividas hasta ahora, se produjeron diez heridos, una

    10/03/2000

    Más enfrentamientos, sin heridos, entre la Policía y los trabajadores de Naval Gijón
    GIJóN. ABC Los trabajadores de Naval Gijón mantuvieron nuevamente ayer enfrentamientos con las fuerzas antidisturbios, aunque no se registraron heridos de consideración, según informó la Policía. Por su parte, el vicepresidente del Gobierno, Álvarez-Cascos, acusó a la dirección de la empresa naval de haber incumplido los acuerdos con los sindicatos

    14/03/2000

    Acuerdo de los trabajadores con la dirección de Naval Gijón
    MADRID. ABC La plantilla de Naval Gijón decidió ayer por mayoría aceptar la última propuesta empresarial. De este modo, abandonará las movilizaciones y se reintegrará a su trabajo en el astillero, que permanece en situación de cierre patronal desde hace un mes.

    16/03/2000

    Principio de acuerdo de la Naval Gijón con los sindicatos
    OVIEDO. Marta Frechilla Los responsables de las federaciones del Metal de CC.OO. y UGT firmaron ayer con representantes de la Naval Gijón (Nagisa) el documento que normaliza la actividad en este astillero después de varias semanas de huelgas, cierre patronal y graves disturbios y enfrentamientos con las fuerzas del orden.

    EL MUNDO

    12/02/2000

    Los trabajadores de Naval Gijón decretan una "tregua" hasta el lunes

    Continúa la tensión. Los trabajadores de Naval Gijón y la policía antidisturbios mantuvieron ayer de nuevo duros enfrentamientos, aunque en esta ocasión no hubo ningún herido ni ningún detenido aunque si contusionados. Tras una tensa mañana, los trabajadores de la naval, que pasaron la noche del jueves en el interior del astillero, decidieron decretar una tregua hasta el lunes.

    11/02/2000
    Continúan las movilizaciones en la Naval de Gijón

    Después de los graves enfrentamientos de ayer, hoy continúan las movilizaciones de los trabajadores del astillero privado Naval Gijón (Nagisa). Los manifestantes han pasado la noche encerrados en las instalaciones de la empresa. Hoy se han reproducido los choques con el lanzamiento de 'cócteles molotov', cohetes y distintos objetos por parte de los obreros a las fuerzas antidisturbios, que responden con botes de humo y pelotas de goma.

    10/02/2000

    Varios heridos y un detenido en los distubios de los astilleros de Gijón

    Los enfrentamientos entre los trabajadores de Naval Gijón y las fuerzas de antidisturbios persisten después de casi 10 horas. Hasta el momento, varios trabajadores y al menos un policía han sufrido contusiones a consecuencia de los incidentes y un operario ha sido detenido.

    10/02/2000
    Fuertes choques entre trabajadores de la Naval de Gijón y la policía

    Los trabajadores del astillero Naval Gijón (NAGISA), que han iniciado hoy una huelga indefinida, han mantenido esta mañana duros enfrentamientos con efectivos antidisturbios del Cuerpo Nacional de Policía desde primeras horas de la mañana, sin que se registraran heridos.

    06/03/2000
    Los trabajadores de Naval Gijón vuelven a enfrentarse con los antidisturbios

    La plantilla de Naval Gijón (NAGISA) ha retomado hoy las movilizaciones tras casi un mes de infructuosas negociaciones. La vuelta a las movilizaciones ha provocado de nuevo incidentes en la zona del Natahoyo en Gijón, próxima al astillero, donde los trabajadores han colocado barricadas cortando el tráfico y han cruzado un autobús en medio de la calle.

    EL PAIS

    05-01-2000

    Un detenido y dos heridos leves en Gijón en disturbios del sector naval

    Un trabajador fue detenido por la policía en el transcurso de las movilizaciones realizadas ayer por los trabajadores del astillero privado Naval Gijón (Nagisa) en Gijón (Asturias).

    11-02-2000

    Graves disturbios en Naval Gijón, con 19 heridos leves y un detenido

    Grupos de trabajadores del astillero privado Naval Gijón (Nagisa) tuvieron ayer graves enfrentamientos con las fuerzas antidisturbios de la policía para protestar por la extinción de los contratos de 91 empleados eventuales. Durante los virulentos incidentes, que se prolongaron a lo largo de la jornada, 12 trabajadores y siete policías resultaron heridos leves, seis por impacto de tornillería y uno afectado por la onda expansiva de un cohete lanzado por los operarios. Un empleado fue detenido. Nagisa decretó el cierre patronal como consecuencia de la paralización de la actividad del dique.

    12-02-2000

    Los trabajadores de astilleros declaran una tregua hasta el lunes tras otra jornada de tensión en Gijón

    El conflicto del astillero privado Naval Gijón (Nagisa) se reanudó ayer con nuevos enfrentamientos entre trabajadores y fuerzas policiales, marcados por la virulencia y la tensión.

    16-02-2000

    Los trabajadores de astilleros prevén recrudecer las protestas

    Medio millar de trabajadores del sector naval de Gijón se concentraron ayer en Oviedo durante varias horas ante la Junta General del Principado de Asturias (Parlamento regional) mientras los comités de Naval Gijón (Nagisa) y Juliana Constructora Gijonesa mantenían un encuentro con los portavoces de los cuatro grupos políticos con representación parlamentaria.

    23-02-2000

    Cascos negocia una solución a la crisis del astillero privado Naval Gijón en plena campaña

    El vicepresidente primero del Gobierno, Francisco Álvarez Cascos, en plena campaña electoral, ha tomado las riendas de las negociaciones para resolver la crisis del astillero privado Naval Gijón SA (Nagisa). Esta compañía ha anunciado la rescisión de 91 de los 200 contratos eventuales, lo que provocó airadas protestas convocadas por un sindicato de izquierdas. Cascos tenía previsto reunirse hoy en Gijón, acompañado por el director general del Ministerio de Industria, Arturo González, con el comité de empresa. Sin embargo, anoche se daba por hecho que se retrasaría por el atentado terrorista.

    26-02-2000

    Álvarez Cascos fracasa como mediador en el conflicto laboral de Naval Gijón

    La empresa Naval Gijón (Nagisa) hará caso omiso al nuevo "ruego" que hizo público anteayer el vicepresidente primero del Gobierno, Francisco Álvarez Cascos, para que la compañía reconsidere la extinción de contratos a 91 trabajadores eventuales, y cuya finalización precipitó el pasado 10 de febrero una grave escalada de disturbios y tensión social en el sector de los astilleros de Gijón.

    03-03-2000

    La dirección de Naval Gijón y los sindicatos logran un preacuerdo

    La dirección de Naval Gijón y los sindicatos alcanzaron ayer un principio de acuerdo para resolver el conflicto laboral en el astillero, informó a Efe el secretario del comité de empresa, Cándido González Carnero.

    06-03-2000

    Los trabajadores de la Naval de Gijón reanudan hoy las protestas

    Los trabajadores del astillero privado Naval Gijón (Nagisa) reanudarán hoy las movilizaciones tras fracasar el pasado viernes la negociación entre la empresa y el comité, pese al principio de acuerdo alcanzado el jueves por mediación del vicepresidente del Gobierno Francisco Álvarez Cascos.

    07-03-2000

    Los trabajadores toman el control de Naval Gijón tras una batalla campal

    Los trabajadores del astillero privado Naval Gijón (Nagisa) se hicieron ayer con el control del astillero, tras ocupar a primera hora de la mañana las instalaciones fabriles, clausuradas por la empresa desde el 10 de febrero en respuesta a la conflictividad de los operarios.

    09-03-2000

    Tres hospitalizados y un detenido en una nueva batalla campal en Naval Gijón

    Ayer se produjeron nuevos enfrentamientos entre las fuerzas de orden público y los trabajadores de Naval Gijón, con un balance de tres personas hospitalizadas, un detenido y 30 contusionados. La mediación del Gobierno socialista asturiano ha abierto una nueva posibilidad de solución al crispado conflicto del astillero privado Naval Gijón (Nagisa), tras el fracaso de las gestiones realizadas en las últimas semanas por el vicepresidente primero del Gobierno central, Francisco Álvarez Cascos, y el Ministerio de Industria.

    10-03-2000

    Un policía herido y diez trabajadores contusionados en una nueva jornada de disturbios en Naval Gijón

    Un policía resultó ayer herido y 10 trabajadores contusionados en una nueva jornada de intensos y virulentos disturbios protagonizados por los operarios del astillero privado Naval Gijón (Nagisa).

    11-03-2000

    Naval Gijón amenaza a los trabajadores con el cierre definitivo

    El conflicto del astillero privado Naval Gijón (Nagisa) ha alcanzado un momento crítico.

    14-03-2000

    Los trabajadores de Naval Gijón aceptan la última oferta de la dirección

    Naval Gijón (Nagisa) recobrará la normalidad laboral mañana, tras un mes de cierre patronal y de virulentos disturbios que arrojaron un saldo de más de medio centenar de heridos y contusionados y varios detenidos.

    16-03-2000

    Naval Gijón reanuda su actividad

    La actividad en Naval Gijón (Nagisa) se reanudó ayer tras el acuerdo entre la dirección y los sindicatos UGT y CCOO sobre los 91 trabajadores eventuales, lo que pone fin a un conflicto de dos meses y a un cierre patronal de 33 días.

    07-07-2000

    Contrato de Knutsen con Naval Gijón

    El presidente ejecutivo de Naval Gijón, Galo Miguel Baizán, confirmó ayer que la empresa armadora noruega Knutsen efectuó el primer pago y puso en vigor el contrato para la construcción de un buque de 35.

    Se puede observar como, mientras EL PAIS hace una crónica casi diaria del conflicto del astillero gijonés, en ABC y EL MUNDO las alusiones al conflicto son meramente orientativas y ni mucho menos dejan vislumbrar la magnitud de los acontecimientos que estaban sucediendo.