Aspirina

Ácido acetilsalicílico. Fármaco. Analgésico. Antipirético. Antiinflamatorio. Utilizaciones

  • Enviado por: Francisca Hierro
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 9 páginas
publicidad
cursos destacados
Especialista en Documentación Sanitaria
Cesforem
El curso de Especialista en Documentación Sanitaria pretende formar especialistas en el archivo y la organización de...
Solicita InformaciÓn

Master en Facility Management
Structuralia
Master título Propio de la Universidad Internacional de La Rioja El Facility Management (gestión y...
Solicita InformaciÓn

publicidad


Aspirina

Trabajo de Investigación:

“La Aspirina”

Aspirina
El Fármaco del Siglo

  • Introducción.

  • La Ciencia avanza, especialmente la rama que analiza esta investigación: la farmacología. Cada día salen al mercado nuevos productos que alivian nuevas y más complejas dolencias. Fármacos de corta vida de duración, ya que son mejorados rápidamente por otros.

    Pero existe un remedio que supera esta condición, que a pesar de que hace ya más de 100 años que existe, sigue dando de que hablar y de que investigar. Los nuevos conocimientos científicos y sus nuevas aplicaciones auguran un futuro tan o más prometedor que su pasado. No existe medicamento de prescripción libre que de tanto que hablar como la Aspirina.

    Esta investigación pretende dar a conocer las virtudes, historia, composición, síntesis, efectos, usos, etc... de la Aspirina. Pero que al fin y al cabo es sólo una ínfima parte de este “milagroso” fármaco del nuevo milenio.

  • Historia de la Aspirina.

  • 2.1 Los remedios para el Dolor en la Era Pre-Aspirina.

    Existen antecedente de que los chinos usaban las hojas de sauce como analgésico hace más de tres mil años. Mucho tiempo después ese árbol daría inicio a la Aspirina, el fármaco más investigado y popular del mundo. Aquí se describen brevemente alguno de los principales hechos y remedios que se usaban antes del descubrimiento del ácido acetilsalicílico:

    • En el siglo V antes de Cristo, Hipócrates de Kos, el padre de la medicina Griega, retomando antiguos conocimientos, usó un brebaje extractado de la corteza y las hojas del sauce Salix Latinum para aliviar los dolores y controlar la fiebre.

    • Durante la Edad Media las curanderas hervían la corteza del sauce y la daban a beber a la gente agobiada por el dolor. Una ley prohibió el descortezamiento y corte de hojas del sauce, porque eran necesarios para la industria cestera, y así quedó sepultada en el olvido aquella pócima milagrosa.

    Época Moderna:

    • En 1763, el clérigo Inglés Edward Stone inició el primer estudio clínico sobre los efectos del extracto de sauce. En una exposición ante la Royal Society de Londres, dio a conocer el exitoso tratamiento antifebril en 540 pacientes con hojas secas de sauce disueltas en agua, té y un poco de cerveza.

    • En 1828 Johan Andreas Buchner, profesor de farmacia de München, desarrolló a partir de la corteza de sauce una masa amarillenta que llamó salicina, comienzo de los salicilatos, la familia de compuestos que fueron el antecedente de la aspirina. Un año más tarde el químico francés Leroux convirtió la salicina en cristales.

    • En 1853 el químico francés Charles Frederic Gerhardt intentó superar el problema de ácido salicílico (principal fármaco de la época), ya que era amargo y causaba muchas molestias, combinando el salicilato de sodio con cloruro de acetil, obteniendo ácido acetilsalicílico. Aunque químicamente impuro e inestable. El científico no creyó en el futuro de su compuesto y abandonó su trabajo.

    2.2 Descubrimiento de la Aspirina.

    En 1859 Kolbe sintetizó el ácido salicílico. Y unos años más tarde un discípulo suyo perfeccionó el proceso de síntesis y el producto pudo ser producido a gran escala. Muy pronto Carl Duisberg y Bayer, una compañía de gran importancia en la industria de tintes, se dieron cuenta de que la acetanilina era químicamente semejante al paranitrofenol, un producto de deshecho en la fabricación de tintes y de que existían miles de kilos. En 1888 obtuvieron un compuesto químico llamado acetofenetilina al que Duisberg decidió comercializar con el nombre de Fenacetina, el primer fármaco de Bayer.

    Los nuevos laboratorios de Bayer se llenaron pronto con más de 90 químicos investigando a tiempo completo, Duisberg promovió una sección de productos farmacéuticos de Bayer como forma de diversificar su actividad industrial y como complemento a su sección principal de tintes. La nueva sección contaba con dos zonas: una zona en la que se investigaban nuevos productos, que estaba dirigida por Eichengrün; y otra zona cuya misión era la de asegurar que los nuevos productos investigados tuvieran realmente una utilidad terapéutica.

    El 10 de Agosto de 1897, Félix Hoffmann, un investigador de la primera zona que describimos, buscaba un medicamento de mejor tolerancia que la Salicilina para la artritis que padecía su padre. Trabajando en los laboratorios de Bayer inició una nueva era en la farmacología al descubrir el ácido acetilsalicílico, principio activo de la aspirina. El 6 de Marzo de 1899 fue inscrita en la oficina Imperial de patente s de Berlín como marca registrada de Bayer.

    Los diccionarios médicos definen la Aspirina como un medicamento analgésico, antipirético y antiinflamatorio a corto plazo, lo que quiere decir que alivia el dolor y reduce la fiebre y la inflamación.

    Aspirina fue uno de los primeros fármacos sintetizados, y junto al paracetamol es uno de los AINES (antiinflamatorios no esteroideos) más eficaces y baratos. Se administra por vía oral y se absorbe rápidamente, ya que parte es ionizado en el estómago y el 75% se metaboliza en el hígado. Aspirina es el fármaco más consumido en la actualidad con la cifra impresionante de 19.000 toneladas de Aspirina en 1981 y actualmente 40.000 de toneladas. En el mundo entero se consumen 216.000.000 de comprimidos de aspirinas diariamente y en Chile 200.000.000 al año.

  • Características Químicas.

  • Aspirina pertenece a la familia de los salicilatos, derivados del ácido 2-hidroxibenzoico o ácido salicílico. Aunque este compuesto se encuentra en diversos vegetales, actualmente los salicilatos empleados son obtenidos de forma sintética. Aspirina o ácido acetilsalicílico es un derivado del ácido salicílico, con el que se ha conseguido aumento de la efectividad analgésica con menores efectos irritantes sobre el aparato digestivo.

    El ácido salicílico es un sólido blanco cristalino, de fórmula C6H4(OH)COOH. Se encuentra en numerosas plantas, en especial en los frutos, en forma de metilsalicilato, y se obtiene comercialmente a partir del fenol. Tiene un sabor ligeramente dulce; es poco soluble en agua y más soluble en alcohol, éter y cloroformo. Tiene un punto de fusión de 159ºC. Los compuestos salicílicos medicinales empleados como analgésicos son el ácido acetilsalicílico y el fenilsalicilato.

    El ácido salicílico proviene de una planta, la ulmaria (en latín: Spiraea ulmaria). Felix Hoffman, para llamar a esta nueva droga maravillosa ideó un acrónimo: A por acetil; SPIR, por Spiraea e INA, por una razón que nadie conoce.

    3.1 La síntesis.

    El ácido acetilsalicílico está formado por agujas blancas cristalinas. F. Hoffman consiguió sintetizarlo a partir de alquitrán de carbón. Sus cristales alargados, de sabor ligeramente amargo, y de color blanquecino, funden a 132 grados centígrados y son insolubles en agua. Es estable en aire seco, pero con la humedad se descompone lentamente en ácido salicílico y en ácido acético. El proceso de síntesis consiste en tratar el ácido salicílico con anhídrido acético, en presencia de un poco de ácido sulfúrico, que actúa como catalizador. Hoffman fue el primero en conseguir sintetizar de forma estable el ácido acetilsalicílico. Aunque el compuesto ya había sido obtenido anteriormente, en 1853, por el francés Charles F. Gerhardt, aunque por un método muy complicado.

    3.2 La molécula.

    La molécula de Aspirina contiene 9 átomos de carbono, 4 de oxígeno y 8 de hidrógeno. La menor cantidad de sustancia que conserva sus propiedades es una molécula. La molécula de ácido acetilsalicílico contiene un total de 21 átomos, y su fórmula consiste en la unión del ácido salicílico: C7H6O3 y el anhídrido acético C4H6O3 cuya reacción es:

    C7H6O3 + C4H6O3 => C9H8O4 + C2H4O2.

    Aspirina

    La fórmula de la Aspirina es por tanto: C9H8O4 Aspirina

  • Producción de la Aspirina.

  • Para fabricar una tonelada de aspirina son necesarios 770 kg de ácido salicílico y 590 kg de anhídrido acético (para que la operación sea rentable, deben recuperarse el ácido acético y el exceso empleado de anhídrido acético). El rendimiento de reacción es del 90%, obteniéndose como subproducto 340 kg de acético.

    El modo de operación sigue siendo principalmente discontinuo. El ácido salicí­lico y el anhídrido acético se alimentan a un reactor de acero inoxidable. La temperatura debe mantenerse a menos de 90ºC, con buen control de temperatura a lo largo del ciclo. Tras dos o tres horas, la masa de reacción se bombea a un filtro, y de allí a un cristaliza­dor, donde se mantiene a 0ºC. Los cristales obtenidos se centrifugan, lavan y secan (0'5% humedad); el licor madre se recircula.

    Aspirina

  • Efectos de la Aspirina en el Organismo.

  • Fue el New York Times Magazine quién en 1966 afirmó que la “Aspirina es el medicamento maravilloso que nadie entiende”, a pesar de que Von Euler en 1930 había comenzado a hablar de las prostaglandinas y sus colaboradores habían definido la estructura química de las primeras prostaglandinas

    En 1963 Collier ya tenía alguna idea de lo que hacía Aspirina, pero no conseguía definir nada concreto. La historia de la Aspirina, y sus efectos en nuestro organismo ha sido una incógnita hasta nuestros días, ya que han sido muchos sus investigadores y muy lentos todos sus avances.

    5.1 Mecanismos generales de la Acción farmacológica.

    Antes de comenzar a explicar los mecanismos generales debemos de hacer un pequeño alto en el camino para definir prostaglandinas

    Prostaglandinas, en bioquímica y en medicina, familia de sustancias químicas análogas a las hormonas que aparecen de forma natural en todos los mamíferos. Las prostaglandinas son derivados de los ácidos grasos que se encuentran en casi todos los tejidos del cuerpo humano. Hay más de una docena de prostaglandinas importantes desde un punto de vista biológico, y afectan a muchas funciones fisiológicas esenciales.

    Hasta finales de los sesenta no se comprobó que las propiedades analgésicas y antitérmicas de Aspirina estaban ligadas a una inhibición irreversible de ciclooxigenasa, una encima que regula la producción de prostaglandinas. La única forma de sintetizar prostaglandinas de nuevo, es la síntesis de una nueva ciclooxigenasa, cosa que pueden realizar sólo las células endoteliales.

    Aspirina es el prototipo de un grupo de medicamentos denominados AINES (fármacos antiinflamatorios no esteroideos), para diferenciarlos de los esteroides, hormonas de la corteza suprarrenal con efecto antiinflamatorio. La acción antiinflamatoria fundamental de Aspirina es el bloqueo de la producción de mediadores de la inflamación a partir del ácido araquidónico, como las prostaglandinas y los leucotrienos.

    Por lo tanto, Aspirina, en primer lugar, evitaría la síntesis de prostaglandinas, cuyo papel es estimular a los nocioceptores, receptores del dolor; pero también independientemente de este efecto, amortiguaría las respuestas celulares secundarias a una agresión antiinflamatoria.

    5.2 Acción Analgésica.

    Aspirina tiene una acción analgésica a nivel preferentemente periférico, actuando en las terminaciones nerviosas sobre las que actúan substancias generadoras de dolor, como las prostaglandinas la serotina y la bradiquinina. Dicho en otras palabras, que en lugar de actuar directamente sobre la fuente del dolor suprimen lo que el cuerpo produce para causar la sensación de dolor.

    Se cree que en el efecto analgésico de Aspirina también existe un componente central a nivel del tálamo, que es una estructura cerca de la base del cerebro, que integra los estímulos dolorosos. La actividad analgésica de Aspirina es de intensidad moderado, colocándose por debajo de los analgésicos mayores, como son los opiáceos. Este efecto depende de la dosis. Aspirina tiene mayor actividad analgésica que el salicilato, su precesor, aunque este tiene el mismo poder antiinflamatorio que ella.

    Algunos antiinflamatorios no esteroideos, como el paracetamol sólo poseen efecto analgésico, y otros como el ketorolaco y el metamizol tienen mucha más acción analgésica que antriinflamatoria. Aspirina es pues, útil en muchos dolores de intensidad moderada, como cefaleas, dolores articulares, musculares, de partes blandas, dolores de origen dental, de huesos, en postoperatorios, en traumatismos en dolores menstruales. Además en los dolores producidos por un cáncer.

    5.3 Acción Antipirética.

    La fiebre es una alteración en los mecanismos reguladores de calor del organismo, de manera que se eleva la temperatura corporales, considerando temperatura normal hasta 37ºC en la axila, hasta 37.7ºC en la boca y hasta 38ºC en el recto.

    Habitualmente la presencia de una infección en el organismo induce a los leucocitos a segregar interleucina 1, una sustancia que eleva la cantidad de prostaglandina E en la sangre. Las prostaglandinas actúan sobre el hipotálamo, donde se encuentra el centro regulador de la temperatura o termostato endógeno. Aspirina es capaz de disminuir la temperatura corporal cuando existe fiebre; sin embargo, cuando la temperatura corporal es normal, no produce la denominada hipotermia. El efecto antitérmico se realiza agracias a varios mecanismos liberadores de calor, fundamentalmente la vaso dilatación cutánea y la sudoración.

    La acción antitérmica de Aspirina, a este nivel cerebral, se debe, pues, al bloqueo de la síntesis de prostaglandinas que tiene un intenso efecto inductor de la fiebre.

    5.4 Acción Antiinflamatoria.

    Las prostaglandinas poseen múltiples acciones multiplicadoras de la reacción inflamatoria. Entre ellas destaca su capacidad de vaso dilatar, sensibilizar los receptores nerviosos al dolor, estimular las células inflamatorias y estimular la producción de interleucinas 1, un potente inductor de inflamación. Aspirina bloquea la síntesis de prostaglandinas y por lo tanto posee una potente acción antiinflamatoria.

    En realidad, no en todos los tipos de inflamación se liberan prostaglandinas en gran cantidad, y en algunos casos las prostaglandinas actúan como moderadores de la respuesta inflamatoria. Aspirina ejerce su acción inflamatoria al disminuir las respuestas de las células al estímulo inflamatorio.

    5.5 Otras Acciones.

    Al inhibir el transporte de ácido úrico desde el interior del túbulo al riñón, Aspirina hace que el ácido úrico se elimine por la orina. Esta acción se denomina uricosúrica. Aspirina interfiere en la síntesis de protombina, una proteína que interviene en la coagulación sanguínea.

    Aspirina posee también diversos efectos sobre el metabolismo, pero a concentraciones elevadas. Por un lado acelera la utilización de glucosa, pero por otra parte dificulta la acumulación de ATP, una sustancia fundamental para almacenar energía dentro de las células. Esa reducción puede alterar la síntesis de proteínas en el tejido conectivo, responsable de la cicatrización y reparación de lesiones en el organismo.

  • Futuro de la utilización de la Aspirina

  • Aspirina es un medicamento plenamente actual. Recientes investigaciones no sólo confirman sus efectos clásicos y cardiovasculares sino que han descubierto nuevos usos para la prevención y el tratamiento de varias enfermedades. A continuación se detallan las principales hipótesis que se barajan para el futuro del fármaco del siglo:

    6.1 Menor Riesgo de Alzheimer.

    Las últimas hipótesis determinan que las causas del deterioro cerebral en el mal de Alzheimer estaría en unas formaciones esferoidales en las neuronas que al inflamarse en la edad avanzada, provocarían la pérdida de las capacidades cognitivas y de memoria que caracterizan a esta enfermedad. Así se establece una relación directa entre Alzheimer y procesos inflamatorios, lo que explica la acción preventiva del ácido acetilsalicílico en el retraso o reducción de los daños de esta enfermedad. En los 7490pacientes que fueron individuos experimentales del Dr. Patrick McGeer se presente un 33% menos de incidencia del mal del Alzheimer con respecto a las tasas normales.

    6.2 Escudo Inmunológico.

    El sistema inmunológico es el mecanismo de defensa de nuestro organismo que debe oponerse , neutralizar y eliminar agentes patógenos que ingresan al organismo. Avanzados estudios de la Universidad George Washington, indican que aspirina estimula la producción de interleucina e interferón, dos poderosos agentes activadores de la respuesta inmune; e investigaciones realizadas por el instituto Karolinska de Suecia, atribuyen a aspirina propiedades potenciadoras de las defensas naturales del organismo.

    6.3 Lucha contra el Cáncer:

    Científicos de la Universidad de Ohio State concluyeron que el consumo de una aspirina al día puede alejar los riesgos de Cáncer mamario. De acuerdo a un estudio realizado con 2045 mujeres. Las que tomaron una aspirina diaria por períodos prolongados redujeron hasta un 40 % el riesgo de padecer cáncer mamario. Aquellas que tomaron aspirina día por medio, disminuyeron el riesgo en un 33 %. Tras doce años de estudio, se ha demostrado que aspirina administrado a bajas dosis en períodos prolongados ayuda reducir el riesgo de pólipos colorectales que son los precursores del cáncer intestinal.

  • Opinión Grupal.

  • Creemos que la farmacología ha dado un gran avance con el descubrimiento de la Aspirina. Si el desarrollo biotecnológico y químico llega a realizar aspiraciones tan increíbles como son las que tiene el futuro de Aspirina, se puede decir que las enfermedades, dolencias y malestares están en vías de solución y erradicación. El futuro de la Aspirina parece abierto a muchas indicaciones y la esperanza de su posible aplicación a múltiples dolencias. Como se dice entre los doctores: “Tómese dos Aspirina y llámeme por la mañana” en un futuro los médicos dirán: “Tómese una Aspirina diaria y tal vez no tenga que llamarme”.

  • Índice.

  • 1. Introducción…………………………………………………………… 1

    2. Historia………………………………………………………………… 1

    2.1 Los Remedios para el Dolor en la Era Pre-Aspirina.

    2.2 Descubrimiento de la Aspirina.

    3. Carcterísticas Químicas………………………………………… ………3

    3.1 La Síntesis.

    3.2 La Molécula.

    4. Producción de la Aspirina……………………………………………… 4

    5. Efectos de la Aspirina en el Organismo……………………………… 4

    5.1 Mecanismos generales de la acción de la Aspirina.

    5.2 Acción Analgésica.

    5.3 Acción Antipirética.

    5.4 Acción Antiinflamatoria.

    5.5 Otras Acciones.

    6. Futuro de la Utilización de la Aspirina………………………………… 6

    6.1 Menor Riesgo de Alzheimer.

    6.2 Escudo Inmunológico.

    6.3 Lucha contra el Cáncer.

    7. Opinión Grupal………………………………………………………… 7

    9