Aspirina, globo y anestesia

Bayer. Roger Bacon. Globos de aire caliente. Operación quirúrgica sin dolor. Anestesia local o locoregional y general. Ácido acetilsalicilico

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

Trabajo

sobre

“Aspirina, Globo, y Anestesia”

ÍNDICE.

  • Introduccion.

  • La Aspirina.

  • El Globo.

  • La Anestesia.

  • Bibliografía.

  • 1. Introduccion.

    En 1.997 el principio activo de ASPIRINA®, ácido acetilsalicílico, cumplió cien años, y como marca registrada en 1.999, pero ASPIRINA® ya tiene aproximadamente 5.000 años. ASPIRINA® es probablemente uno de los pocos medicamentos de la farmacopea actual cuyos orígenes se remontan hasta los mismos albores de la humanidad.

    Hace mucho tiempo un inglés de nombre Roger Bacon construyó una máquina voladora. Esta máquina tenía la forma de un globo. Muchos años después, dos franceses lograron que un globo de aire caliente se elevara por el aire. Este que vemos aquí es un globo de aire caliente. Diez días después, dos hombres volaron en el primer globo de hidrógeno. El hidrógeno es un gas más ligero que el aire.

    La anestesia es el procedimiento médico que permite realizar una operación quirúrgica sin dolor. La anestesia puede realizarse durmiendo al paciente (anestesia general) o haciendo insensible la parte del cuerpo en la que se va a realizar la operación (anestesia local o regional).

    2. La Aspirina.

    En 1.997 el principio activo de ASPIRINA®, ácido acetilsalicílico, cumplió cien años, y como marca registrada en 1.999, pero ASPIRINA® ya tiene aproximadamente 5.000 años. ASPIRINA® es probablemente uno de los pocos medicamentos de la farmacopea actual cuyos orígenes se remontan hasta los mismos albores de la humanidad.

    El nombre de nuestra marca ASPIRINA® deriva del vocablo "Spirea", que en botánica designa una família de plantas. De aquí proviene la sílaba "spir". La letra "A" indica el proceso de acetilación al que se somete el ácido salicílico para convertirse en ácido acetilsalicílico. Y la sílaba final "in" era una terminación empleada con frecuencia para los medicamentos en aquella época. La unión de estas sílabas (A-spir-in) son el origen del nombre de ASPIRINA®.

    En textos escritos en tablillas de barro de la antigua Mesopotamia, en el tercer milenio A.C., se describe el uso de la corteza de sauce (Salix Alba) para el tratamiento del dolor. En la Grecia de Hipócrates, la escuela médica de Cos utilizaba infusiones de corteza de sauce para el tratamiento de la fiebre y el dolor. Dioscórides y Plinio recomendaban la corteza de sauce para tratar el dolor, con preferencia sobre otros remedios como la raíz de mandrágora o el opio.

    En 1.897 un joven químico alemán que trabajaba en Bayer, Felix Hoffmann sintetizó por vez primera el ácido acetilsalicílico, principio activo de ASPIRINA®, de forma pura y estable. ASPIRINA® empezó a comercializarse en 1.899 y actualmente se encuentra presente en más de setenta países

    También en la actualidad ASPIRINA® bate los records: en 1.950, ASPIRINA® entró en el libro Guinness como el mejor analgésico de la historia. En 1.969, ASPIRINA® formó parte del reducido botiquín de a bordo del Apolo XI para tratar los dolores musculares y la cefalea en el primer desembarco del hombre en la luna. En 1.971, Sir John Vane descubrió el mecanismo de acción de ASPIRINA®, recibiendo el Premio Nobel por sus estudios en 1.982. Y en 1.999, después de más de 100 años, ASPIRINA® sigue siendo investigada sistematicamente: cada año se publican más de 3.500 estudios científicos.

    La aspirina (ácido acetilsalicílico) es el fármaco más consumido en el mundo.Se producen anualmente unas 50.000 toneladas anuales.Todo un récord mundial de lo más sano, gracias a la invención del medicamento por parte de Felix Hoffman, investigador y químico alemán, que el 10 de agosto de 1897 encontró la fórmula cuando buscaba un remedio para aliviar la artritis reumatoide de su padre. Este ácido fue derivado de una sustancia natural que se encontraba en la corteza del sauce blanco.

    ¿Y por qué aspirina?

    En 1899 el medicamento fue patentado por Bayer y salió a la venta con un nombre no químico, sino comercial alemán Aspirin deriva del vocablo spirea, que designa una familia de plantas, de ahí la sílaba spir. La letra A indica el proceso de acetilación al que se somete el ácido salicílico (ASS) para convertirse en ácido acetilsalicílico. La sílaba final in era la terminación empleada en aquella época. Ahora, su nombre es conocido en todo el mundo, y la aspirina se ha convertido en parte indispensable de nuestra salud diaria.

    Felix Hoffman, nació en 1868 en la localidad alemana de Ludwigshafen, empezó trabajando como ayudante en una farmacia. Le gustó tanto que decidió estudiar la carrera en la Universidad de Múnich. Trabajó en el laboratorio estatal hasta que pasó a la Bayer, donde investigó y descubrió la revolucionaria fórmula del ácido acetilsalicílico. A pesar de que no se conserva ninguno de sus manuscritos, la composición es mundialmente conocida. Eso sí: Hoffman murió en el anonimato, y pasó sus últimos meses en Suiza dedicado a la historia del Arte.

    Cada segundo, unas 2.500 personas toman una aspirina. Se descubrió en 1897, pero hasta 1899 no se registró como marca en la Oficina Imperial de Patentes de Berlín. Al principio el analgésico y antipirético se vendía inicialmente en forma de polvo y pronto se llegó a escala mundial.

    3. El Globo.

    Hace mucho tiempo un inglés de nombre Roger Bacon construyó una máquina voladora. Esta máquina tenía la forma de un globo.

    Muchos años después, dos franceses lograron que un globo de aire caliente se elevara por el aire. Este que vemos aquí es un globo de aire caliente. Diez días después, dos hombres volaron en el primer globo de hidrógeno. El hidrógeno es un gas más ligero que el aire.

    Mucha gente construyó globos de aire caliente. Utilizaban fuego para calentar el aire dentro del globo y así poder elevarse. Pero estas personas no podían controlar el globo.

    El francés Henri Gifford consiguió que un globo volara con vapor. El vapor es agua en estado gaseoso. El vapor hace que el aire se caliente y así el globo pueda elevarse. Esto resultó ser maravilloso.

    Más tarde, Zeppelin, un alemán, utilizó un motor con los globos de hidrógeno. Ahora Zeppelin podía controlar el globo. Estos globos se hicieron muy famosos, y ahora se conocen como zepelines

    Un gran matemático de la antigua Grecia, Arquímides, descubrió el principio de la flotabilidad. Este hecho contribuyó al progreso del vuelo verdadero. Cuando las maravillosas bibliotecas de Alejandría en Egipto fueron destruidas en el año 500 A.D., los descubrimientos de Arquímides y muchos otros se perdieron por mil años. Dos mil años más tarde, el principio de Arquímides fue utilizado en la construcción del globo de aire caliente.

    El inglés Roger Bacon construyó una máquina de vuelo en forma de globo. Él escribió acerca de su invención en el libro El Poder Maravilloso del Arte y la Naturaleza, pero no fue sino hasta 1542 que su libro fue publicado. Con la llegada del Renaciemiento en el siglo XV, en Italia se despertó un renovado interés por las artes y las ciencias. La imprenta, inventada por Gutenberg en 1455, aumentó la propagación de nuevas ideas. En 1648 John Wilkins, un miembro de la Real Sociedad de Londres, logró divulgar los principios científicos de Roger Bacon.

    Pero fueron dos franceses, los hermanos Montgolfier, quienes muchos años más tarde lograron volar en un globo de aire caliente en 1783. A su vuelo se le conoce como el primer vuelo tripulado más ligero que el aire. La gente que observaba estaba tan impresionada que guardó un gran silencio durante tal acontecimiento. El transporte aéreo práctico había comenzado. Charles, un miembro de la Academia Francesa de Ciencias, voló en un globo lleno de hidrógeno en lugar de aire caliente (lo cual es muy peligroso). El globo de Charles se elevó a 3000 pies de altura y viajó aproximadamente 16 millas en 45 minutos. Fue un vuelo exitoso, pero inspiró temor. Un aldeano perforó el globo con su cuchillo. Pero otros entendieron la valioso que sería poder volar. Benjamín Franklin, de los Estados Unidos, ayudó a financiar el vuelo de Charles. Muy pronto, la globo-manía se desató en toda Europa.

    Pero las restricciones del vuelo en globo eran claras. Por muchos años otras personas construyeron globos de aire caliente y volaron en ellos. Pero no tenían la capacidad de accionar o de controlar los globos. Era necesario resolver estos problemas ya que el viento era lo único que controlaba el trayecto de vuelo. A pesar de su éxito, las limitaciones de estos globos fueron rápidamente identificadas. Mucha gente estudió la manera de mejorar las características del globo. Entonces otro francés, Henri Gifford, voló un globo que se movió con vapor. Esto fué muy significativo. El globo viajaba a una velocidad promedio de 6.7 mph (millas por hora). El primer dirigible realmente controlable que podría regresar a su punto de partida sin importar la dirección del viento fue construido por Charles Renard y A.C. Krebs en 1884.

    Cincuenta años más tarde, un hombre alemán llamado Zeppelin utilizó un motor para volar globos, los cuales llegaron a ser muy famosos. Volaban a una velocidad de 18 mph y tenían un marco rígido de metal que los mantenía en vuelo, incluso si el gas o la potencia fallaban. El diseño de Zeppelin fue copiado y mejorado por otros alrededor del mundo. Un dirigible de éstos era 3 veces más grande que un Boeing 747 y viajaba a 68 mph. Se realizaban vuelos regulares de Europa a Suramérica en los que 24 personas tenían sus propias habitaciones y cenaban platillos preparados por famosos cocineros.

    El vuelo :

    La ceremonia de inflar el velamen del globo lleva un buen rato y varias manos voluntariosas y expectantes que convierten al proceso en una ceremonia. La unidad térmica brilla con el color azul del quemador de gas, minutos antes que el cielo del amanecer se tiña de rosa claro . El vuelo se hace tempranito para que las corrientes térmicas que se alzan cuando la tierra se calienta no eleven excesivamente al globo. Basta subirse a la barquilla de mimbre, asombrarse con el enorme globo inflado encima nuestro, y ver cómo se sueltan las sogas que nos ligan a la tierra, para que veamos que con rapidez la tierra se aleja y las copas de los árboles pasan rozando la barquilla, que espanta a todos los pájaros que recién se despertaban.

    La tierra desde el cielo:

    Imaginate ver miles de búfalos africanos caminando hacia el horizonte cuando se pone en marcha la migración, levantando una polvareda a su paso que se ve desde lejos . Todo el mundo quiere ver esto desde la posición más cercana posible . Pero hay una manera de ver todo ese movimiento arrollñador de vida desde el aire , ecuchando los mugidos y las pisdasa que hacen temblar la tierra a su paso . Y es desde un globo aerostático , de los que pueden recorrer miles cientos de kilómetros poniendo a la saba africana a nuestros pies.

    La sensación de paz y libertad es absoluta. El horizonte se despliega ante nuestros ojos como una línea brumoso, lejana, redonda. Y el único sonido es el del viento soplando entre las sogas y el del intercomunicador del radio, del que sale la voz electrónica de alguien que exclama: "¡Muy bien, van en dirección nor-noreste en línea recta!"

    Acá no hay timones ; el globo va hacia donde quiere. A lo sumo, podemos determinar cuándo descender. El tiempo de vuelo depende de las condiciones climáticas y de la cantidad de combustible que llevemos a bordo , que es una historia como la del huevo y la gallina: si llevamos mucho combustible, el globo pesa más y necesita más calor para levantarse, o sea que precisa más combustible. ¿ Quién nos baja de los brazos del viento, una vez que estamos allí? Volar en globo es una de las mejores sensaciones que existen.

    Su historia:

    Hace muchos, muchos años, los hermanos franceses Montgolfier se dieron cuenta de que el aire caliente es más liviano que el aire frío, y por eso tiende a subir ...con fuerza. Y se preguntaron qué pasaría si encerraban una enorme masa de aire caliente en, por ejemplo, un enorme globo de tela . Y comprobaron que el globo de tela no sólo se elevaba con fuerza en el aire, sino que arrastraba con él lo que a él estuviera atado. Así nacieron los globos de aire , llamados " hot air ballooon" en inglés y, obviamente, "montgolfiers" en francés . la actividad deportiva que implica dejarse llevar por el globo de aire caliente se llama " volar en globo".

    Desde el momento de 1783 en que estos fabricantes de papel de Annonay impresionaron al rey Luis XVI y a María Antonieta mostrando que un pato , un gallo y un cordero volvían de la vuelta aérea sin un rasguño , los hombres han intentando vencer récords de distancia y altura en vuelos de globo. En altura quien ganó hasta ahora fueron Ross y Prather llegando a los 34.679 metros en un globo de gas, en 1961 .

    En 1984 se logró un cruce del Atlántico desde Caribou , Maine hasta Savona, en Italia. La vuelta al mundo en globo se quiso concretar para fines de 1999 , como manera de despedir el milenio. Aún no se logró completarla.

    La técnica :

    La mayoría de los globos suben cuando el aire se calienta con un quemador de gas butano o propano . Pueden subir más alto que las montañas o mantenerse tan bajo como quieran , rozando apenas las aguas de un lago o las copas de los árboles. la altura es algo que puede dominar el piloto. La dirección, no.

    El globo vuela hacia donde lo empuje el viento. Generalmente vuelan a 100 o 1000 metros del suelo, desde donde pueden verse los pájaros en las ramas de los árboles y zorros y ciervos correr espantados entre el follaje.

    Generalmente hay una contante contacto radial con tierra, y un equipo que corre por tierra al globo hasta donde este decida aterrizar, donde se festeja el aterrizaje con un tradicional brindis de champagne y sandwiches.

    No hace falta abrigarse más de lo necesario estando en tierra. Porque el clima no es tan frió a la altura normal del globo . Basta con ponerse ropa cómoda y zapatillas que permitan caminar por pasto húmedo . Los vuelos duran entre una y cuatro si se suma al vuelo el tiempo de regreso a la base de donde partió .

    Cada vuelo soporta un máximo de cuatro personas más el piloto por globo . Los vuelos son cinto por ciento seguros. Los pilotos tienen licencia para conducirlos y no se registran casos fatales porque el globo sube mientras su aire se calienta y baja cuando el aire se enfría.

    El único cuidado del piloto es cuidar la cantidad de gas que lleva a bordo, regular la altura de vuelo para evitar llevarse por delante ningún obstáculo, cosa altamente improbable. El globo aterriza siempre con la misma suavidad con la que partió. La magia de volar en globo es que nunca se sabe con exactitud dónde te lleva y dónde terminarás aterrizando. Y es la manera más segura de volar.

    4. Anestesia.

    Informacion General.

    La anestesia es el procedimiento médico que permite realizar una operación quirúrgica sin dolor. La anestesia puede realizarse durmiendo al paciente (anestesia general) o haciendo insensible la parte del cuerpo en la que se va a realizar la operación (anestesia local o regional). En algunas ocasiones, después de practicar una anestesia local o regional se tiene que pasar a la anestesia general por resultar la primera insuficiente.

     

    El médico anestesiólogo es el encargado de indicar el tipo de anestesia adecuada para cada caso, dependiendo de la operación que se va a realizar y del estado del paciente. Además, cuida del estado general del paciente durante la operación y trata las complicaciones que pudieran surgir.

     

    Todo acto anestésico conlleva siempre un riesgo menor asumible que justifica su uso generalizado, pero también es evidente que es un procedimiento capaz de originar lesiones agudas, secuelas crónicas, complicaciones anestésicas graves e incluso la muerte; todas ellas en relación con el estado de salud previo, edad, tipo, complejidad y duración de la intervención quirúrgica, así como consecuencia de reacciones alérgicas u otros posibles factores imprevisibles. Cada tipo de anestesia tiene sus propios riesgos. Los riesgos no pueden suprimirse por completo.

     

     

    Recomendaciones antes de una Anestesia.

     

    -          Debe guardar un ayuno absoluto desde ocho horas antes de la cirugía. El incumplimiento de esta norma supone la suspensión de la cirugía.

    -          Debe mantener cualquier medicación que esté tomando de manera habitual (por ejemplo, sus pastillas para la hipertensión) salvo orden expresa de que haga otra cosa. El día de la cirugía puede tomarlas con un sorbo de agua sin romper la norma anterior. Solamente debe usted interrumpir bajo prescripción médica, una semana antes de la operación, los medicamentos que afectan a la coagulación de la sangre (por ejemplo Aspirina, Adiro, Asasantín, Tromalyt, Tiklid, Persantín, Disgren, etc.).

    -          Si es usted fumador debe intentar interrumpir su hábito cuanto más tiempo mejor, previo a la cirugía.

    ANESTESIA LOCO-REGIONAL

    En este tipo de anestesia Ud. permanecerá despierto o ligeramente sedado. Es necesario también canalizar una vena antes de proceder con el bloqueo. El anestesiólogo le administrará el anestésico mediante inyección en diferentes lugares del organismo tales como la axila, la columna vertebral, etc. con la finalidad de anestesiar una determinada zona del cuerpo (un brazo, una pierna, etc.). Recuerde que, en ocasiones, la anestesia regional no consigue un nivel de bloqueo suficiente y es necesario recurrir a una anestesia general.

    Unos electrodos adhesivos colocados en el pecho permitirán el control de su latido cardíaco. También se le colocará un aparato que medirá su tensión arterial y un dispositivo en el dedo (pulsioxímetro) para conocer la cantidad de oxígeno en su sangre.

     RIESGOS DE LA ANESTESIA LOCO-REGIONAL

    1.       En ocasiones excepcionales, como consecuencia de la dificultad que plantea el acceso a un punto anestésico concreto, la anestesia administrada pasa rápidamente a la sangre o a las estructuras nerviosas, produciendo los efectos de una anestesia general que se puede acompañar de complicaciones graves, como bajada de la tensión, convulsiones, etc. Generalmente estas complicaciones se solucionan pero requieren llevar a cabo la intervención prevista con anestesia general.

    2.       Tras la administración de la anestesia regional pueden surgir molestias, tales como dolor de cabeza o de espalda, que desaparecen en los días posteriores. Es posible que, después de este tipo de anestesia, queden molestias en la zona con sensación de acorchamiento u hormigueo, generalmente pasajeros.

    3.       La administración de los sueros y los medicamentos, que son imprescindibles durante la anestesia, pueden producir, excepcionalmente, reacciones alérgicas. Estas reacciones pueden llegar a ser graves pero tienen carácter extraordinario. Los expertos desaconsejan la práctica sistemática de pruebas de alergia a los medicamentos anestésicos por considerar que no es adecuado hacerlo en pacientes sin historia previa de reacciones adversas a los mismos. Además, estas pruebas no están libres de riesgo y, aún siendo su resultado negativo, los anestésicos probados pueden producir reacciones adversas durante el acto anestésico.

    4.       Como consecuencia de su estado clínico puede ser necesario transfundirle sangre.

     

    ANESTESIA GENERAL

    Para anestesiarle es preciso canalizar una vena por la que se le administrarán los sueros y medicamentos necesarios según su situación y el tipo de cirugía prevista. Debido al efecto de los fármacos estará dormido y relajado durante la cirugía.

    Durante la anestesia es preciso colocarte un tubo, a través de la boca o de la nariz, que llega hasta la tráquea (conducto que comunica la garganta con los pulmones). Este tubo se conecta a un respirador cuya función es mantener la respiración. Unos electrodos adhesivos colocados en el pecho permitirán el control de su latido cardiaco. También se le colocará un aparato que medirá su tensión arterial y un dispositivo en el dedo (pulsioxímetro) para conocer la cantidad de oxígeno en su sangre.

     

    RIESGOS DE LA ANESTESIA GENERAL

    1.       Excepcionalmente, la introducción del tubo hasta la tráquea puede entrañar alguna dificultad y, a pesar de hacerlo con cuidado, dañar algún diente.

    2.       Durante la colocación del tubo puede pasar al pulmón parte del contenido del estómago y ocasionar alteraciones respiratorias. Esta complicación es seria, pero muy poco frecuente.

    3.       La administración de sueros y los medicamentos que son imprescindibles durante la anestesia pueden producir, excepcionalmente, reacciones alérgicas. Estas reacciones pueden llegar a ser graves pero tienen carácter extraordinario. Los expertos desaconsejan la práctica sistemática de pruebas de alergia a los medicamentos anestésicos, por considerar que no es adecuado hacerlo en pacientes sin historia previa de reacciones adversas a los mismos (por los riesgos que conllevan y la inseguridad de que se produzca la reacción aún con un resultado negativo ).

    4.       En algunos casos, puede ser necesario transfundirle sangre.

    5.       Otras posibles complicaciones son las siguientes: laringoespasmo y/o broncoespasmo (debido a la manipulación de la vía aérea), ronquera en el postoperatorio, náuseas y vómitos, dolores musculares, flebitis en el lugar de venopunción...

     

     

    De cualquier forma, si ocurriera una complicación, debe saber que todos los medios técnicos de la Clínica están disponibles para intentar solucionarla.

    Antes de llegar a quirófano el anestesista conoce ya su historia clínica. Si a pesar de todo tiene alguna duda o desea comentarle algo, siempre podrá hacerlo antes de ser anestesiado.

      Si después de leer detenidamente este documento desea más información, por favor, no dude en preguntar al especialista responsable, que le atenderá con mucho gusto.

  • Bibliografía.

    • Grandes inventos. Pag. 56,57,58,59,60,

    • www.Bayer.com.co Internet

    • Lumina. C.D.

    • Codesis. C.D.

    • Historia de la Humnidad. Tomo3. pag. 243,244,245,246,247.

    • Enciclopedia encarta. C.D.

    • Globos y potenciales. Pag. 5,6,7,8.

    • Medicina y Anestosologia II pag. 78,79,80.