Aspectos Negativos de la Globalización

Econnomía. Política. Derecho. Sociología. Alternativas

  • Enviado por: CHUCHI
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 38 páginas

publicidad

2º CURSO DERECHO (GRUPO TARDE)

DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO (I)

'Aspectos Negativos de la Globalizacin'

Índice

1 Introducción 3

1.1 La Globalización desde un Punto Crítico 3

1.2 Orígenes de la Globalización 4

2 La Política y la Globalización 5

2.1 La política contra la Globalización 5

2.2 Movimientos Antiglobalización 7

3 La Globalización Socio-Cultural 9

3.1 Consecuencias de esto en la Sociedad: 9

3.2 Otros Tipos de globalización Social 11

4 El Medio Ambiente y la Globalización 12

4.1 Introducción 12

4.2 Efectos de la Globalización sobre el Medio Ambiente 14

4.2.1 Eliminación de Barreras Arancelarias 14

4.2.2 Explotación de Materias Primas 15

4.2.3 Privatización de los recursos 15

4.2.4 Cambios en el sistema de cultivo 15

4.2.5 Transporte 16

4.2.6 Alimentos Transgénicos 17

5 Globalización Económica 19

5.1 Introducción 19

5.2 Gobierno = Imperialismo 27

5.3 Algunos Datos 29

5.4 Principales Organizaciones Internacionales de la Globalización 30

5.5 Alternativas 32

5.5.1 La Tasa Tobin 32

5.5.2 La Renta Básica 33

5.5.3 Otras Alternativas 34

6 Conclusión 37

  • Introducción

Se conoce por globalización el fenómeno de apertura de las economías y las fronteras, como resultado del incremento de los intercambios comerciales, los movimientos de capitales, la circulación de las personas y las ideas, la difusión de la información, los conocimientos y las técnicas, y de un proceso de desregulación. De esta definición es muy difícil entender si la globalización es algo positivo o por lo contrario un proceso multilateral con consecuencias positivas para algunos países y nefastas para otros. La gran cuestión es determinar que pesa mas los benéficos o los perjuicios de la misma y de allí sacar la conclusión de si la globalización es buena o mala.

Precisamente por eso vamos a mostrar la verdadera cara de la globalización ya que a menudo nos encontramos con una visión bastante distorsionada que nos muestra solo los aspectos positivos de este fenómeno y nos oculta los negativos o mas bien trata de ocultarnos los ya que estos están muy a la vista y es muy difícil camuflarlos.

He aquí un análisis de la globalización desde todos sus aspectos.

  • La Globalización desde un Punto Crítico

  • El punto de vista crítico de la globalización, se contrapone a la vía única e indiscutible del progreso de la humanidad que defienden los capitalistas neoliberales.

    La ideología neoliberal ha pretendido hacer de la globalización la única racionalidad posible. Se trata de un proceso multidimensional no solo económico. Su expresión más determinante es la interdependencia global de los mercados Financieros, permitida por las nuevas tecnologías de la información y comunicación y favorecida por la desregularización y liberalización de los mercados.

    Los estados nacionales no sufren la globalización, al menos los desarrollados ya que los principales impulsores mediante políticas liberalizadoras, convencidos de cómo están de que la globalización crea riqueza, ofrece oportunidades que nunca llegan a incidir en los países menos desarrollados en los que la globalización desafía sus intereses respecto de protección de trabajadores, protección del medio ambiente , al tiempo que supone una traba al desarrollo educacional de la población que puede ser contratada potencialmente en el futuro.

    No hay duda de que la globalización es un fenómeno mundial de tipo económico y cultural que ha sido el resultado directo del neocolonialismo capitalista actual. Esto significa la pujante prosperidad de los países más desarrollados que subyugan a los más pobres.

    Además la sociedad global cada vez más interconectada esta caracterizada por una incertidumbre continúa que redunda en las depresiones cíclicas del mercado.

  • Orígenes de la Globalización

  • Algunos estudiosos opinan que surge desde el mismo desarrollo del hombre y su expansión, otros opinan que fue producto del desarrollo de los antiguos imperios.

    Hay quienes hallan su origen en el encuentro entre dos culturas, la americana y la europea y la posterior explotación y comercio de los recursos americanos. Para otros la globalización es un proceso arduo que surge en el siglo veinte.

    No obstante estos puntos de vista existen tres grandes impulsos históricos asociados a la

    Globalización que serian:

    • La conquista, colonización e integración en el mercado mundial de América.

    • La generalización de la Revolución Industrial y la expansión colonial brutal del continente europeo sobre África en especial y otros continentes como Asia y Oceanía.

    Para los autores críticos con la Globalización le colonialismo seria el precedente del neoliberalismo capitalista.

    El desarrollo y generalización de los aspectos culturales que fueron favorecidos por los medios de comunicación, en los que destaca la expansión del American way of life o estilo de vida americano que no es sino la significación cultural del imperialismo yanqui. Esto se produce tras la primera Guerra Mundial en el aspecto cultural y político. Pero renacerá con más fuerza tras la segunda Guerra Mundial con el triunfo de la hegemonía norteamericana.

    • La Política y la Globalización

  • La política contra la Globalización

  • La definición de globalización es: "La globalización es la expresión de la expansión de las fuerzas del mercado, espacialmente a nivel mundial y profundizando en el dominio de la mercancía, operando sin los obstáculos que supone la intervención pública". No es un fenómeno completo y terminado sino que hay que contemplarla como un largo proceso inacabado en el que el capital lucha por ampliar su dominio.

    En la actualidad, los grandes “globalizadores” son: la gran potencia mundial EE.UU., es el líder de este proceso, con su apoyo de organizaciones como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y la Organización Mundial del Comercio, pretende acelerar este proceso.

    Estas diversas corrientes ideológicas son:

    - Anticapitalismo: anarquismo, socialismo, comunismo, economía participativa, etc.

    - Movimiento ecologista y en favor del desarrollo sostenible, y defensores de los derechos de los animales.

    - Pacifismo y antimilitarismo.

    - Grupos preocupados por la pobreza y la justicia Norte-Sur; y algunos movimientos cristianos.

    - Movimientos indigenistas.

    - Movimiento obrero, sindicatos y organizaciones estudiantiles.

    - Movimiento “okupa”.

    - Feminismo, Movimiento gay.

    - Movimientos de liberación y nacionalistas.

    - Otros: esperantistas, grupos pro medicamentos genéricos, activistas con los Organismos Modificados Genéticamente, activistas del software libre y la libertad del conocimiento, etc.

    Los motivos de lucha contra la globalización son:

    - La crítica al libre comercio, el fin es intentar que las condiciones para que todos puedan competir en pie de igualdad no se cumple, por lo tanto, las clases privilegiadas como los países poderosos empiezan con una gran ventaja.

    - La crítica a la mercantilización de la sociedad, se basan en el aumento de las privatizaciones, reducción del sector público y políticas de redistribución de la riqueza, la supeditación de toda actividad humana a la rentabilidad, todo esto hace que se pronuncie más las distintas clases sociales y aumenta el efecto de la globalización.

    - La crítica de las grandes instituciones financieras internacionales, según los entendidos de la política contra la globalización, estas grandes instituciones realmente están dirigidas por los países más poderosos del mundo y por su poder económico. Este hecho no favorece a las necesidades de la humanidad en su conjunto, porque otra vez acentúa las diferencias entre unas sociedades y otras.

    - La crítica al poder de las grandes multinacionales en detrimento de la soberanía nacional y la democracia, según los activistas de este movimiento creen que se esconde un intento de aumentar el poder de la banca y las multinacionales, que ya controlan las decisiones de los gobiernos vaciándolos de poder real, así como de cualquier forma de poder local. Otra crítica frecuente es que es el sector privado quien directamente financia a los partidos políticos, erosionando su independencia.

    La estructura de esta política está marcada porque no es un movimiento organizado jerárquicamente sino que se trata de una red de diversos movimientos, que se coordinan y organizan de forma horizontal y descentralizada. Sin embargo, se intenta con éxito que los diversos grupos adopten las causas de los demás, logrando así propuestas en positivo y una mayor sensación de unidad.

    A pesar de que últimamente se está intentando unir a los distintos grupos para luchar por la misma causa, existen tensiones internas que no favorecen el éxito.

    La tensión más importante es la provocada por los transformadores y los reformistas.

    - Transformadores y reformistas: esencialmente estas diferencias se dan entre los transformadores (radicales anticapitalistas, anarquistas) y los reformistas (socialdemócratas). Por un lado los transformadores creen que los reformistas quieren jerarquizar el movimiento y ceder en sus reivindicaciones más ambiciosas, lo que en ocasiones provoca violencia. Por contra, los moderados, creen que hay que colaborar con partidos y sindicatos mayoritarios, y reformar el sistema sin grandes rupturas.

  • Movimientos Antiglobalización

  • El Movimiento Antiglobalización es un movimiento social internacional formado por grupos activistas provenientes de diversas corrientes políticas y surgido en respuesta a la globalización neoliberal a finales del siglo XX, entendida ésta como la progresiva liberalización y desregulación del comercio y movimientos especulativos internacional y el menoscabo de la soberanía de los estados.

    El 30 de noviembre del año 1999 la contracumbre de Seattle se convierte en su carta de presentación y punto de inflexión del movimiento. 50.000 manifestantes consiguieron abortar la cumbre de la Organización Mundial del Comercio. La acción de Seattle sorprendió no sólo a los dirigentes políticos allí reunidos y a las fuerzas de seguridad sino al planeta entero, que supo en ese momento de la existencia de la OMC y otras organizaciones semejantes. La mayoría de la población mundial no comprendió en ese momento los motivos de los manifestantes. Con el paso del tiempo la población empezó a concienciarse y el movimiento no ha dejado de crecer. En febrero de 1999, coincidiendo con la décima asamblea de desarrollo y comercio de las Naciones Unidas, un centenar de ONG se trasladó a Bangkok para protestar sobre la política de desarrollo llevada de la ONU. A finales de julio de 2001, el movimiento antiglobalización reunió en la ciudad italiana de Génova a más de 150.000 manifestantes para protestar ante la cumbre del G-8. Desde 1999 alrededor de las cumbres de la OMC, Banco Mundial, Foro Económico Mundial, G-8 y, en general, todas aquellas que reúnen a los líderes mundiales, se organiza una contracumbre. Las contracumbres han perdido progresimavemente protagonismo en favor de los Foros Sociales Mundiales.

    Con anterioridad a las protestas de Seattle, principalmente a lo largo de la década de los 90, ya se habían producido toda una serie de campañas de denuncia y protesta en torno a las principales instituciones económicas mundiales (Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional, Organización para el Comercio y Desarrollo Económico) y regionales (Unión Europea).

    Hay que destacar que en la sociedad está muy arraigada la idea de que los movimientos antiglobalización son violentos, y esto se debe a qué los medios de comunicación trasmiten una idea negativa de los mismos. Los medios de comunicación nos presentan las protestas de estos grupos como un problema de orden público, centrándose en la violencia de algunos grupos, y en ningún caso aparecen los motivos y contenidos de las protestas “antiglobalización” y la opinión pública debería conocer los motivos de las estas protestas. La imagen pública que se transmite del movimiento “antiglobalización” se centra en el vandalismo de las protestas e incluso los medios de comunicación están criminalizando el movimiento e incitando a la no participación en estos movimientos.

    Desde Seattle, la atención prestada por los medios de comunicación al movimiento antiglobalización ha estado vinculada a la cuestión de la violencia, dejando de lado cuales son las iniciativas y proyectos de estos movimientos.

    Algunas de las propuestas más sonadas de este movimiento son la tasa Tobin, impuesto sobre las transacciones financieras internacionales para desarrollar el Tercer Mundo y frenar la especulación, la condonación de la deuda externa, la supeditación de las multinacionales al control político democrático por parte de los ciudadanos y la reforma o supresión de las instituciones financieras internacionales como la FMI, OMC y Banco Mundial.

    Son de estas propuestas de las que los medios de comunicación nos deberían informar, en vez de limitarse a tachar de violentos a estos grupos. Es innegable que en algunas protestas se producen altercados entre la policía y los manifestantes, pero hay que constatar que el movimiento antiglobalización comprende una heterogeneidad de grupos y por tanto no debe generalizarse acerca de ellos.

    La composición de este grupo es heterogénea, ONGs, sindicatos, grupos ecologistas, grupos indigenistas, grupos feministas... Algunas de las organizaciones más importantes en la lucha contra la globalización son ATTAC, Human Rights Watch, Amnistía Internacional, Greenpeace o International Forum on Globalization, entre otras.

    • La Globalización Socio-Cultural

    El nuevo espacio global modifica los estadios de individuo, el del grupo, el de lo local, el de lo regional, el de lo nacional y el de lo internacional. Es decir, lo global reconoce los otros espacios, pero los transforma y los modifica. Por eso algunos sectores plantean que la globalización es una modificación del tiempo, del espacio y de la territorialidad, lo cual significa, en alguna medida, la modificación de las relaciones sociales.

    El capitalismo globalizado construye un nuevo patrón de producción y competencia comercial centrado en la tecnología y en los sistemas de trabajo impuestos por los países tecnológicamente fuertes, en donde cada vez se relega más en el proceso a quienes no poseen las competencias propias de ese mundo tecnológico.

    Las formas de trabajo simple comienzan a ser relegadas generándose nuevas formas de desempleo o de incorporación laboral, en donde son sometidos a tipos de explotación del trabajo de siglos anteriores: se paga salarios míseros e inestables, las conquistas de los derechos sociales de los dos últimos siglos no les son aplicados.

    En este sentido, el lugar del trabajo, el tipo de trabajo y las concepciones del trabajo que se construyen en la globalización no es el mismo de la sociedad manufacturera anterior.

  • Consecuencias de esto en la Sociedad

  • Las automatizaciones de las grandes empresas han generado un despido permanente de trabajadores, y al mismo tiempo, se produce un fenómeno nuevo: la terciarización de la economía. Esto es, un mundo que se construye desde el sector servicios, lo cual va a terminar reestructurando las clases sociales, se provoca que los países más potentes abandonen o reduzcan sus esfuerzos primarios e industriales traspasándolos a los países en desarrollo, es decir, se busca la mano de obra barata y la exportación de la industria a terceros países. Esto genera que los países en desarrollo vean lastrada su avance y adaptación al proceso económico capitalista globalizado.

    Un segundo componente fuerte de cambio del tipo de capitalismo es la permutación de hegemonía del sector de economía real (manufactura, producción industrial…) al sector financiero, lo que implica niveles de reestructuración de la sociedad y de los agentes de poder. “el capital manufacturero en el mundo produce en un año lo que mueve el capital financiero en una semana”. Y eso tiene que ver con el surgimiento del dinero virtual, el capital financiero.

    Un premio Nóbel, el señor James Tobin, dice que si le colocáramos al capital financiero que se mueve en el ciberespacio un impuesto del 0,1% por cada una de sus transacciones, en tres años habríamos derrotado la pobreza en el mundo.

    Una tercera característica es que la organización del trabajo deja de ser nacional y se transnacionaliza bajo condiciones precarias y similares a las ocurridas en los primeros tiempos de la aparición de la industria.

    La globalización afecta gravemente a ciertos grupos sociales aislados como son las tribus autóctonas de regiones como el Amazonas y ciertas zonas de África y Sudamérica. En estas tribus se desestabiliza su sistema de vida, el contacto con la civilización modernizada provoca un deterioro de sus estructuras básicas incompatibles con el capitalismo, los modos de producción, los sistemas políticos etc. del resto del mundo globalizado.

    En los países subdesarrollados la globalización provoca un desigualdad que crece de manera exponencial, pues los sistemas de vida de la sociedad son inadaptables y sus recursos insuficientes para formar parte de un proceso productivo o industrial típico de cualquier economía capitalista de los países desarrollados.

    La globalización cultural provoca una perdida de la idiosincrasia de sociedades ajenas o de entrada tardía al proceso de globalización, pues la imposición de modelos y costumbres de los países más poderosos influye de tal manera en las sociedades subdesarrolladas que hace desaparecer o difuminarse sus rasgos propios distintivos.

    También se pueden dar procesos de globalización a niveles más individuales, por ejemplo la globalización lingüística, que aunque puede ser enriquecedora en muchos casos generalmente supone una perdida de riqueza léxica por sustitución de términos locales por extranjerismos.

  • Otros Tipos de globalización Social

  • La globalización gastronómica con influencias (casi siempre en forma de “comida basura”) de países extranjeros, globalización estilística y del vestido dominada por grandes potencias multinacionales conocidas como “marcas”, globalización del estilo de vida muy tendente al “american life style”, la globalización religiosa dominada por el pensamiento cristiano y por la “industria” de la iglesia.

    • El Medio Ambiente y la Globalización

  • Introducción

  • El 17 de noviembre se puso fin a la vigésimo séptima reunión del Panel intergubernamental sobre Cambio Climático, que se celebró en Valencia.

    Las conclusiones del grupo del que formaron parte 130 países y 2500 científicos fueron claras: el calentamiento global es inequívoco, la temperatura va a seguir subiendo, el Ártico se funde, las sequías en África y el Mediterráneo cada vez serán más frecuentes y que los países más afectados serán los más pobres.

    La emisión de gases del efecto invernadero tienen que empezar a bajar a partir de 2015, si no se cumple ese calendario la concentración de gases del efecto invernadero causará un aumento de la temperatura entre 2 y 2'4 grados, el nivel a partir del cual la UE considera que hay “interferencias peligrosas sobre el clima”. Hasta EEUU ha respaldado estas conclusiones.

    Sin embargo en la cumbre se calla sobre el papel que ha tenido la globalización en el cambio climático.

    La lógica de las empresas es la búsqueda de la ganancia, no la de reducir la pobreza ni el cuidado del medio ambiente. Esas podrían ser las funciones del Estado y de la sociedad en su conjunto; sin embargo, en el sistema capitalista se requiere de un Estado subordinado a las trasnacionales, que garantice la continuidad del sistema. En vez de defenderse de este tipo de agresiones al medio ambiente y de evitar peligros para sus ciudadanos, muchos gobiernos están ansiosos de recibir en su suelo inversión extranjera y han bajado sus regulaciones medio ambientales para atraerlas.

    América Latina se encuentra también obligada a través de su endeudamiento exterior, a firmar tratados que acentúan su condición de países coloniales y a estimular la privatización de los recursos naturales.

    Se produce en el mundo pobre una especie de competencia para atraer empresas a costa de recortar las regulaciones medio ambientales. Al final las industrias se concentran en verdaderos “polígonos de la muerte”, y cuando los países aumentas sus aparentes ganancias dentro de la economía global, la mayor parte de ellas va a las corporaciones globales y arrastran al país a una explotación aún mayor.

    Uno de los efectos evidentes de la globalización es el aumento de la competencia entre empresas. La movilidad de las multinacionales, su incesante búsqueda por emplazamientos que les acarreen ventajas sobre sus competidores, es un factor que puede afectar al medio ambiente, a través de su intento de evitar las regulaciones para defenderlo. La necesidad de competir a corto plazo es un aliciente para “cortar esquinas” y no respetar entre otras cosas, las regulaciones nacionales para la protección del medio ambiente. Particularmente las industrias más reguladas en el mundo rico tienen un constante aliciente para buscar en el mundo pobre unas circunstancias propicias para rebajar los costos que este tipo de regulación les ocasiona. Algunas multinacionales se aprovechan de la debilidad de las regulaciones medio ambientales de países en desarrollo para instalar allí sus fábricas.

    La empresa japonesa Chisso Corporation, que por décadas supo que sus residuos ricos en mercurio causaban la enfermedad de Minamata, que ataca al sistema nervioso de los humanos. Por lo menos 3.000 personas murieron y más de 10.000 supervivientes tienen el sistema nervioso destrozado. La empresa siempre negó su responsabilidad en los daños.

    En el campo energético, en Estados Unidos existe una desatención ambiental .Un buen ejemplo es el de una multinacional que actúa en 100 países que firmó un contrato en el que no hay restricciones para el uso de la energía. Así, nuevos programas americanos fueron creados, basados en la construcción de centrales nucleares, oleoductos, otras perforaciones petrolíferas y multiplicación de incineradores. Con eso, EUA va a aumentar la emisión de gases, lo que contribuirá para el efecto invernadero, que evita que la energía solar recibida constantemente por la Tierra vuelva inmediatamente para el espacio, y eso contribuirá para un desequilibrio del balance radiactivo.

    Otro obstáculo a conservación del medio ambiente lo pone la OMC, que tiene la tarea de apoyar esta mercantilización, privatización, desregulación y libre comercio, creando normas que requieran a las naciones no sólo adoptar estos principios, sino también tratar activamente de eliminar impedimentos como leyes ambientales, leyes de salud pública y leyes de seguridad alimenticia.

    Las normas de la OMC no sólo violan el Derecho nacional, sino que socavan también los acuerdos multilaterales de medio ambiente como el Acuerdo de Washington sobre la protección de las especies o la Convención de Basilea sobre los derechos tóxicos.

    La primerísima legislación de OMC se dirigió contra el Acta de Aire Puro de Estados Unidos, que establecía normas contra la contaminación por gasolina. Se encontró que el Acta no cumplía con las reglas de comercio de OMC, y tuvo que suavizarse. Se decidió que la muy popular Acta de Protección a los Mamíferos Marinos - en particular la disposición que protege a los delfines que de otro modo resultaban muertos a causa de la pesquería industrial de atún - no cumplía con la reglamentación del GATT (Acuerdo General sobre Tarifas y Comercio), que ahora estaba dentro de OMC. Y también se juzgó que era ilegal la protección de tortugas marinas, bajo el Acta de las Especies en Peligro.

    La OMC no sólo legisla en contra de las leyes ambientales de los Estados Unidos. También legisló contra el Japón, porque rechazó importaciones de productos frutícolas que acarreaban especies invasoras peligrosas. Legisló en contra de la Unión Europea porque prohibió importaciones desde Estados Unidos de carne de vacuno inyectada con hormona de crecimiento con biotecnología.

    La WTO ha legislado en forma consistente a favor de las grandes corporaciones que practican agricultura industrial intensiva, con grandes máquinas y productos químicos, y en contra de la agricultura familiar de pequeña escala y los campesinos indígenas.

    El método que se sigue es que un país entable juicios contra las reglas comerciales de otro país ante tribunales internacionales, habitualmente a favor de las empresas globales.

  • Efectos de la Globalización sobre el Medio Ambiente

  • Aparte de los vertidos de las industrias (incluidos humos y gases), que es una de las causas de contaminación más importantes, existen otras favorecidas por la idea de comercio globalizado.

  • Eliminación de Barreras Arancelarias

  • Se podría decir que el principio de libre comercio más importante es el énfasis en una conversión global hacia la producción orientada a las exportaciones, y de ahí que se considere la eliminación de las barreras arancelarias como algo positivo, pero tienen sus importantes efectos negativos:

    ● La eliminación de trabas comerciales no tarifarias y aranceles va de la mano de un incremento de los transportes, con lo que más adelante veremos que supone.

    ● La supresión de las barreras arancelarias facilita el comercio ilegal de desechos tóxicos, sustancias prohibidas y animales y plantas protegidos. Este efecto de la liberalización del comercio se puede estudiar tomando el ejemplo del comercio con el mercurio, metal pesado tóxico: mientras que los países industrializados están reduciendo el uso de este metal pesado, la India se ha convertido en el mayor importador mundial de mercurio.

  • Explotación de Materias Primas

  • El nivel de consumo de los países industrializados y de las nuevas economías de alto crecimiento, como China, sólo es posible aspirando recursos materiales y energía del Tercer Mundo y de países en desarrollo. Éste es el caso de América Latina, donde su inserción en el mercado internacional depende

    de las materia primas, lo que genera severos impactos ambientales. Ej. En Brasil y los demás países del Cono Sur, las materias primas representaban el 60% de las exportaciones totales en 2005; en los países andinos trepaba al 85,5% del total de las ventas externas.

  • Privatización de los recursos

  • Existen acuerdos de exportación del agua y su monopolio en algunos lugares, lo que implica un costo mayor para la población el tener acceso a ese bien, aumenta su contaminación y su control de calidad no es rígido. Un buen ejemplo sucedió en Bolivia, por presión del Banco Mundial, el gobierno concedió el monopolio absoluto del agua. La población gasta más en agua que en comida, hay comprar hasta el agua de lluvia. El agua es 13% a 22% más cara en los municipios que trabajan con empresas privadas.

    Hay incluso un Acuerdo General del Comercio de los Servicios que tiene la competencia de desarrollar técnicas para el acceso incondicional al mercado de servicios en todos los sectores.

  • Cambios en el sistema de cultivo

  • En la década de los 90 comenzó en el planeta una feroz reconversión del campo que llevó la ruina a millones de agricultores y trasladó el control de la alimentación a las grandes trasnacionales, cuyo único compromiso con la tierra es hacerla rendir al máximo en el menor tiempo posible; destruyendo ecosistemas, agotando y contaminando recursos naturales y arrasando pueblos enteros a medida que crece en su onda expansiva. onda

    A partir de ese año el precio de venta de los productores de cultivos básicos para la humanidad como el maíz, el trigo y el arroz se ha desplomado, aunque esto no sucedió con el precio que debemos pagar los consumidores finales de esos productos.

    La globalización de la competencia en todas las regiones del mundo tiende a desplazar a los pequeños campesinos no competitivos, que en la práctica son los que dan los mejores ejemplos ecológicos de agricultura sostenible, para instalar el sistema de monocultivo, más eficiente.

    La producción de monocultivo provoca enormes problemas ambientales. Por definición, los monocultivos reducen la biodiversidad no sólo por el hecho de eliminar la vida microscópica en los suelos a través del pesado uso de los productos químicos. Según la FAO (Organización de Alimentos y Agricultura) de la ONU, el mundo ya ha perdido cerca del 75% de su diversidad de productos agrícolas debido a la globalización de la agricultura industrializada. Por ejemplo, allí donde los filipinos una vez cultivaron miles de variedades de arroz, hoy en día solamente dos variedades constituyen el 98 por ciento de la producción, y las demás variedades están desapareciendo. México ha perdido más del 75 por ciento de sus variedades indígenas de maíz.

    Las organizaciones supranacionales comerciales facilitan este sistema: Por ejemplo: Para poder entrar al NAFTA, México tuvo que eliminar el sistema ejido, y abrir las puertas de las tierras agrícolas mayas a inversionistas foráneos.

    Además, casi todas las reglas de inversiones de la OMC y los grandes bancos favorecen decididamente a las corporaciones globales y a los monocultivos en desmedro de la agricultura local diversificada para la auto-suficiencia.

  • Transporte

  • La contaminación atmosférica producida por el transporte es una de las causas esenciales del cambio del clima. El aumento del transporte global ha traído consigo otros sub-productos terribles, incluyendo el aumento epidémico de las bio-invasiones, causa mayor de la extinción de especies. Con el crecimiento del transporte global, billones de criaturas se ponen en movimiento, tales como Virus, bacterias, mosquitos, nematodos, semillas exóticas, polillas… que tienen transporte gratis en los zapatos, costados de los barcos… y traen contaminación o crisis de salud.

    Otro problema que acarrea el transporte es que conforme se aumenta la cantidad de aquello a transportar más aumenta la cantidad de embalaje. Si usted quiere transportar comestibles a través de los mares, también necesitará un aumento de refrigeración, con su significativa contribución a la reducción de la capa de ozono y al cambio climático, y un aumento en embalaje y el uso de paletas de madera para cargar la mercadería; estos no son muy notorios, pero sin embargo constituyen factores significativos para el aumento de presión sobre los bosques globalizados.

    Además, a medida que el transporte global aumenta, requiere un incremento masivo en desarrollo de infraestructura global, significa nuevos aeropuertos, nuevos puertos de mar, nuevos campos de petróleo, nuevas redes de cañerías para el petróleo, nuevas líneas de ferrocarril, nuevas autopistas de alta velocidad. Muchas de estas cosas se construyen en tierras vírgenes o áreas forestales con una biodiversidad aún relativamente intacta. Los impactos son especialmente fuertes en Sudamérica y América Central, donde han ocurrido gigantescas inversiones en desarrollos de infraestructura en regiones silvestres

    Y no sólo en países en vías de desarrollo, por ejemplo, años atrás, se produjeron en Inglaterra protestas masivas de 2.000 campesinos ingleses contra el rápido desarrollo de grandes autopistas apiñadas a través de paisajes rurales, para que los camioneros pudieran dar mejor servicio al sistema de comercio global.

  • Alimentos Transgénicos

  • Además de los riesgos sanitarios, los peligros para el medio ambiente son incluso más preocupantes. La extensión de cultivos transgénicos pone en peligro la biodiversidad del planeta, y potencia el uso de herbicidas (un importante foco de contaminación de las aguas y de los suelos de cultivo). Según un informe de la OCDE, el 66% de las experimentaciones de campo con cultivos transgénicos que se realizaron en años recientes estuvieron encaminadas a la creación de plantas resistentes a herbicidas. Tal es el caso de la soja transgénica de Monsanto, resistente al herbicida Roundup, que produce la misma multinacional. La Agencia de Medio Ambiente de EE.UU (US EPA) considera que este herbicida de amplio espectro es el responsable de poner al borde de la extinción una gran variedad de especies vegetales de EE.UU. .

    Otra de las preocupaciones fundadas acerca de los cultivos transgénicos es el posible escape de los genes transferidos hacia poblaciones de plantas silvestres relacionadas con estos cultivos, mediante el flujo de polen. La introducción de plantas transgénicas resistentes a plaguicidas y herbicidas en los campos de cultivo conlleva un elevado riesgo de que estos genes de resistencia pasen, por polinización cruzada, a malas hierbas silvestres emparentadas, creándose así "super malas hierbas" capaces de causar graves daños en cultivos y ecosistemas naturales.

    Las autoridades de la UE están sufriendo una enorme presión por parte del gobierno de EE.UU y de las multinacionales agroquímicas para conseguir una legislación laxa que no ponga ningún tipo de restricción a los cultivos y a los alimentos transgénicos. Se intenta que países como Luxemburgo, Italia y Austria, que habían prohibido el maíz transgénico de Novartis, vuelvan atrás sobre su decisión.

    • Globalización Económica

  • Introducción

  • Esta es la historia de una sociedad que se hunde, y que mientras se va hundiendo no para de decirse, hasta ahora todo va bien, hasta ahora todo va bien, hasta ahora todo va bien; lo importante no es la caída sino el aterrizaje.

    He querido empezar así porque me parece muy adecuado para el tema que vamos a tratar, ya que esto mismo es lo que ocurre ahora.

    Por historia se sabe que ninguno de los modos de producción precapitalistas y el capitalista mismo han servido a la humanidad como debería ser, como una sociedad de oportunidad equitativa pero también de trascendencia. En este capitalismo hay un principio básico y es, el pobre es más pobre cada día en contraste con que el rico es más rico cada día. Las consecuencias que se ven como las principales de la globalización en lo económico son:

    • El fortalecimiento de la economía imperialista de mercados

    • La lucha por poderes y bienes

    • La desigualdad entre personas y naciones

    • La subordinación neocolonial de gran cantidad de países

    • La destrucción definitiva de las economías de los países más pobres

    • La invasión de patronos y empresas internacionales

    • La privatización de “todo”

    • La ruina del trabajador promedio y la temible acumulación de capital hacia el mundo burgués

    La crítica central es que las condiciones para que todos puedan competir en pie de igualdad no se cumple casi nunca y que tanto las clases privilegiadas como los países poderosos parten con una ventaja abrumadora.

    Los activistas quizá admitan que el libre comercio cree riqueza, pero la reparte de forma desigual y crea externalidades, éstas ocurren cuando las acciones económicas afectan a terceros.

    La globalización propuesta por los neoliberales no es un movimiento dedicado a extender el desarrollo que se disfruta en los países subdesarrollados y del 3º Mundo ni a favorecer el conocimiento de otras culturas sino tan sólo a maximizar el beneficio del capital privado de los países ricos, por encima incluso de sus propios ciudadanos.

    Bajo el eufemístico nombre de globalización, se esconde un intento de aumentar el poder de la banca y las multinacionales, que ya controlan las decisiones de los gobiernos vaciándolos de poder real, así como de cualquier forma de poder local. Además es el sector privado quien financia directamente a los partidos políticos, anulando así su independencia. Ello se ve sobre todo en EEUU, el partido Republicano y las empresas de armamento por ejemplo.

    La globalización ha generado riqueza, pero ha provocado también desigualdades entre sectores sociales y entre unas zonas y otras del planeta. Pese a toda la retórica contra la pobreza, las desigualdades siguen siendo muy importantes: los habitantes de los países pobres son, en media, 100 veces más pobres que los más ricos. Y lo peor es que esa brecha de desigualdad aumenta. Los 900 millones de personas que residen en el mundo rico disfrutan del 86% del gasto mundial en consumo, del 79% de la renta del planeta, del 58% del consumo de energía y del 74% del total de líneas telefónicas. Mientras que los 1.200 millones más pobres tienen que conformarse con el 1,3% del consumo, el 4% del gasto en energía, el 5% del consumo de pescado y carne y el 1,5% de las líneas telefónicas. Y aunque parece que se ha estancado, o se está reduciendo, el porcentaje de la población que vive en la extrema pobreza, el número de los que viven con dos dólares diarios, el 46% de la población mundial se ha incrementado.

    Cuando Franklin D. Roosevelt lanzó su engañosa política del buen vecino, declaró que los EEUU sólo comerciarían usando el dólar USA. Aquellos países pobres que no tuvieran dólares en sus tesoros podrían obtener préstamos a largo plazo de bancos Americanos a un interés muy bajo, gracias a la magnánima decisión de Washington de avalar los préstamos a los países pobres. Las reservas federales establecieron una convertibilidad nominal para evaluar el montón de los préstamos a los países compradores de productos norteamericanos. Los países ricos podían seguir usando sus propias divisas que eran reconocidas por las agencias financieras estadounidenses.

    Empujando su generosidad a extremos nunca vistos el norteamericano y su comparsa de países ricos decidieron crear en los 50 el Fondo Monetario Internacional y luego al Banco Mundial que serían la fuente de inmensos préstamos de las naciones ricas para “ayudar” al desarrollo de los pueblos pobres. A pesar del lavado del cerebro de la Humanidad, esos Bancos son, fueron y serán un instrumento para robar el patrimonio nacional de los Estados pobres.

    El mecanismo es simple. Supongamos que Chile para comprar equipo en los EEUU por un valor de 100 millones de dólares hace aprobar un préstamo en estos Bancos Globales de latrocinio económico. La orden de compra se coloca con los productores del equipo y estos, al despachar el equipo, se hacen pagar directamente en dólares por los Bancos globales.

    Aparentemente esta operación es justa y equilibrada. Chile recibe su equipo contra una deuda y los productores yanquis reciben 100 millones de dólares en pronto pago de los Bancos globales.

    Estos Bancos tienen una cláusula que la deuda debe pagarse en dólares. Los países con moneda efectivamente convertible no tienen dificultad para procurarse dólares y pagar la deuda. Aquellos que tienen papel con valor nominal solamente, tienen que vender sus productos contra dólares y acumularlos en sus bancos centrales para pagar anualmente la deuda con interés. En otras palabras, los países pobres pagan con sus productos y servicios y quedan de todas maneras amarrados con una deuda. Los dólares que recibieron por la venta de sus productos no han servido a sus economías porque tienen que guardarlos en sus bancos en espera de la fecha de la anualidad con interés.

    Fidel Castro ha mantenido una economía independiente del dólar americano, doblegado por sanciones económicas brutales que datan ya de unos 50 años. Chávez está cautivo en el corral capitalista, aunque ha logrado zafarse de la garra de los bancos y ha promovido la formación de una fuente financiera llamada el Banco del Sur. Pero esto no es suficiente para alcanzar libertad económica total dentro de un comercio internacional regido por principios democráticos y no por caprichos de las multinacionales.

    Volvamos a los tiempos anteriores al fraude de Roosevelt. Había divisas con valor equivalente según el oro acumulado en Bancos Centrales. Los países pobres y ricos usaban sus propias divisas y no tenían necesidad de endeudarse. Eso era posible porque había un estándar universal de valor llamado reservas de oro. Hoy se necesita que las naciones aprueben un estándar universal para devolverle a todas las naciones sus derechos democráticos a un comercio justo y recíproco por medio de sus propias divisas, generadas en sus propios bancos centrales. Académicos que han investigado, desarrollado y postulado los procedimientos de implementación eligieron como estándar universal el PNB/capita, que es un estándar que indica la relativa riqueza entre naciones y no se puede robar y acumular en los cofres fuertes de las multinacionales.

    Chávez tiene el mérito de haber establecido ya las bases de la Comunidad Económica Iberoamericana y puede darse el lujo de instituir inmediatamente el Sistema Monetario de la Comunidad por la simple adopción por todos los miembros del PNB/cápita y amarrar las divisas a este valor. Si Cuba, Venezuela, Nicaragua y Ecuador inician este sistema monetario los demás países Iberoamericanos tendrán que unirse cualesquiera que sean sus políticas, porque deben seguir comprando petróleo de Venezuela y Bolivia y deben seguir vendiendo sus productos dentro de la Comunidad.

    Si las naciones de la Comunidad Económica Iberoamericana deciden disciplinar su comercio dentro de acuerdos secretos bilaterales recíprocos, las divisas nunca salen del país y quedan en los bancos nacionales para promover el desarrollo municipal, provincial y nacional, así como todas las nuevas actividades empresariales. Ahora, por ejemplo, los macro bancos privados provocan excesivas emisiones en todos los países de moneda dura que se usa para ayudar a multinacionales a escamotear la riqueza de países pobres. En Canadá, por ejemplo, Wal-Mart deposita todos sus ingresos en Bancos Americanos. El único dinero canadiense que queda en el país es el pago de los sueldos a los empleados canadienses.

    El caldeo climático causado por la polución industrial prueba que el fraude capitalista ha llegado a su completo fracaso porque no existe en toda esa tropa de oportunistas la posibilidad de encontrar el financiamiento para empezar a corregir el daño de las multinacionales ladronas de la riqueza global. Catrina es una estampa apocalíptica que muestra la impotencia del capitalismo fascista de Washington. Bush no dice ni pío y son los actores de Hoollywood los que trataron de ayudar a la región afectada. Luego los incendios de California, la deforestación brasileña...

    “Nuestra época está caracterizada por la transformación rápida de la mayoría de las productivas del capitalismo, en fuerzas destructivas. El hecho no es nuevo pero se presenta hoy en un grado mucho más alto que en el pasado”

    León Trotsky pronunció estas palabras en el período de entre guerras, que muy bien, salvando las distancias, podrían servir para le comienzo del Siglo XXI. La violencia con la que se ha desarrollado el capitalismo en esta nueva fase neoliberal recuerda a la época del colonialismo cuando el imperialismo naciente exportaba sus contradicciones y su violencia a la periferia. Sin embargo, no todo es un reflejo de aquella época; la historia se mueve y los conflictos se agudizan y se solucionan de otra forma. Lo que ya queda patente, es que no existe el fin de la historia y que la globalización tiene dos caras interconectadas: por un lado, la libertad total del capital financiero, y, por otra parte, la extensión de la pobreza a nivel global y la existencia de una especie de apartheid de aquellas partes del globo que están excluidas. Baste simplemente un dato: “ en la época de la universalización del mercado libre, que dicen, hay más de 70 millones de niños, en edad comprendidas entre los 10' y los 14 años, obligados a trabajar en condiciones deplorables que violan todos los derechos”

    El desigual intercambio económico entre los países industrializados y los países productores de materias primas.

    Este aspecto negativo se puede entender fácilmente cuando nos dedicamos a conocer los precios que actualmente tienen los productos de exportación de los países no industrializados, y cuando comparamos los mismos con los de algunos años atrás. Los precios que actualmente pagan los países industrializados por las materias primas que producen los países del “Tercer Mundo” son cada vez más bajos. Este proceso se viene acelerando con la globalización de las formas de producción tecnificadas, lo que a producido un aumento de la producción de dichos recursos, produciéndose con esto una mayor oferta en el mercado mundial. Además, se debe tener en cuenta que la fijación de los precios de los productos primarios es realizada en las bolsas de los países industrializados. Sin embargo, los productos industrializados, que también han experimentado una mayor oferta, producto de las mismas razones, mantienen o por lo menos han bajado sus precios, pero nunca en una relación similar que la de los productos que producen los países no industrializados. Esto debido a que los precios son fijados, en este caso, por las empresas productoras de los mismos. Esta brecha se sigue agrandando, produciendo con esto una forma de establecer las relaciones comerciales, que al final conduce al empobrecimiento de los países no industrializados. Así es como actualmente, estas condiciones han permitido el surgimiento de un movimiento por el “Comercio Justo”, que busca que esta brecha no se siga produciendo.

    Este proceso de intercambio económico desigual ha permitido también que se siga incrementando la deuda externa de los países productores de materias primas. Esto tiene estrecha relación con la estructura económica de los países no industrializados. La estructura económica de estos países los hace cada vez más dependientes de las inversiones de capital que provienen de los países industrializados. Estos capitales desde hace ya largo tiempo que se invierten en los países pobres, aunque sólo con el objetivo de obtener rápidas ganancias en el mercado financiero, y sin permanecer ni permitir que dichos capitales se instalen en las ramas productivas de estos países.

    Las nuevas formas de producción y la TIC

    Las técnicas de la información en las cuales se asienta el actual proceso de globalización, han permitido que las empresas hayan encontrado una nueva forma de producir sin trabajadores, si bien es cierto que la expansión de las nuevas formas de producir ha permitido que “nuestro trabajo ha llegado a ser tan productivo que cada vez necesitamos menos trabajo para producir más bienes y servicios” (Beck 1998:195). Esto mismo ha traído como una de sus peores consecuencias, el aumento considerable de la cesantía, y con ella, las consiguientes miserias, principalmente en los países más pobres. Por otro lado el proceso de internacionalización de los capitales, iniciado en los años setenta, es la característica de los últimos treinta años del proceso de globalización económica mundial. Este mismo ha sido impulsado por las nuevas tecnologías de la información las cuales le han dado a las empresas internacionalizadas las posibilidades de mantener procesos de producción integrados, expandirse por diversas regiones y poder tener a su vez una considerable movilidad de capitales. Todos estos últimos aspectos económicos se unen a una creciente liberalización y flexibilización de los mercados, principalmente el del trabajo, aumentando con esto las utilidades. Esta liberalización y flexibilización del mercado del trabajo ha aumentando la cesantía y ha creado un sentimiento de inseguridad, extendida a todos los trabajadores en todo el mundo. Estos procesos se pueden realizar en un tiempo real gracias al apoyo obtenido a través de la TIC, y principalmente de los avances que ofrece la Internet.

    La desigualdad económica global

    Históricamente podemos situar el período de inflexión del proceso de globalización económica después de la segunda guerra mundial. Dentro de este período se pueden distinguir fácilmente dos fases que van desde 1945 hasta 1970 y desde 1970 hasta hoy. La primera fase se caracteriza por ser un período en el cual se establecen los procesos de regulación económicas y que fueron establecidos en la conferencia monetaria internacional de Bretton Woods (1944). Este período se desintegra a partir de la crisis petrolera de los primeros años de la década de los 70 y pone fin a una fase de crecimiento económico de los países industrializados y al inicio de la movilidad de los capitales privados, gestados en el período anterior. Los procesos descritos anteriormente han dado pie a una marcada interdependencia económica. Esta interdependencia se ha unido a una notoria desigualdad entre los países. Las economías industrializadas y productoras de tecnologías, son a la vez aquellas donde se concentra el capital, provocando con esto enormes desniveles que generan una gran asimetría en el orden económico global. Esta asimetría económica global, es la fuente de una creciente desigualdad en el ingreso, tanto entre los distintos países como al interior de ellos.

    Del mismo modo se ha provocado con esto una enorme disparidad en niveles de desarrollo y bienestar entre algunas regiones del mundo (Europa, Japón y EEUU) y el resto del planeta. Aunque esta disparidad se da también al interior de los mismos países que conforman dichas regiones “desarrolladas”, así es como encontramos “bolsones de miseria” también en los países desarrollados, semejantes a los de los países más pobres. El proceso de globalización económica ha generado un proceso de coexistencia entre regiones y sectores pobres y ricos a escala mundial. Existe una coexistencia entre “ganadores” y “perdedores” del proceso de globalización económica, siendo estos tanto países enteros así como sectores sociales, de países incluso “ganadores”. El proceso de globalización económica mundial aparece así como una de las esferas o dimensiones más importantes del proceso general de globalización mundial. Esto último se debe entender debido a que este proceso se liga a las diversas dimensiones en las cuales se evidencia el mismo. Dentro de estas dimensiones una de las más importantes es la dimensión ambiental global, debido principalmente a la cada vez más creciente y extendida, actividad económica a escala mundial.

    Según Martín Khor, director de la Red del Tercer Mundo, el proceso de globalización es posible gracias a opciones políticas nacionales e internacionales que han permitido una rápida liberalización financiera, comercial y de las inversiones. Si bien es cierto que los países del tercer mundo participaron de este proceso de integración, fueron los gobiernos de los países industrializados y las instituciones internacionales los que tomaron las decisiones políticas.

    A su vez, Khor, en su libro La globalización desde el sur, hace hincapié en que éste es un proceso muy desigual, en el que no hay una distribución equitativa de las pérdidas y beneficios. Este desequilibrio hace que se agrande la brecha entre los pocos países y corporaciones que obtienen las ganancias del proceso y las muchas naciones y sectores sociales que resultan perdedores o quedan al margen. Esto incluye a la mayoría de los países en vías de desarrollo.

    Por lo tanto, la globalización afecta de manera diferente a los países, en la medida en que sean tecnológicamente desarrollados o no. Este fenómeno se puede explicar de la siguiente manera:

    * Crecimiento y expansión en las naciones que lideran el proceso o que participan completamente en él.

    * Crecimiento moderado o fluctuante en ciertas economías que intentan incorporarse al marco de liberalización y globalización.

    * Marginación o deterioro en los numerosos países que no logran superar problemas acuciantes como el bajo precio de los productos básicos o el de la deuda, que no pueden resolver los conflictos acarreados por la liberalización y que no se benefician de las oportunidades de exportación.

    En sucesivos informes de desarrollo humano realizados por el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD), se puede ver cómo la relación económica entre los países ricos y pobres se acrecienta cada día más. En las últimas dos décadas, la inequidad en el ingreso ha empeorado en 33 de los 66 países en vías de desarrollo tecnológico sobre los que existen datos. El ingreso promedio del 20% de las personas más ricas ha aumentado prácticamente en todas partes desde los inicios de la década de 1980, en tanto que los más pobres no han mejorado su situación de ningún modo. Los ingresos de la clase media de los países en desarrollo también se derrumbaron. Cada vez más, y en todas las regiones, más países en desarrollo se ven afectados.

    Algunos aspectos de la desigualdad creciente son particularmente preocupantes. Primero, la progresiva concentración del ingreso nacional en manos de unos pocos no se ha traducido en un aumento de las inversiones ni en un crecimiento más veloz. En segundo término, los factores que provocan las disparidades en el mundo globalizado son también los que desestimulan la inversión y dificultan el crecimiento a nivel mundial.

    Kofi Annan, secretario general de Naciones Unidas, señaló que la transferencia negativa de recursos a los países en vías de desarrollo (un eufemismo de la contabilidad para describir el éxodo del dinero de los países pobres hacia los desarrollados) es una constante desde 1997. Las causas incluyen la caída en los precios de materias primas, la no-reinversión de las ganancias, el éxodo de capitales, la corrupción y la deuda externa. Las condiciones políticas atadas a los préstamos y paquetes de renegociación son un obstáculo para la recuperación de varios países y, a su vez, conducen a un deterioro de los servicios sociales.

    Las debilidades de los países en desarrollo se deben, en parte, a que carecen de fuerza en las negociaciones internacionales. El endeudamiento y su dependencia de los donantes y de los créditos otorgados por organismos multilaterales llegaron a una pérdida de la capacidad de negociación, incluso en cuanto a las condiciones de los créditos.

    Los países industrializados están bien emplazados para decidir la agenda de la globalización; tienen buena organización interna, departamentos con personal capacitado para ocuparse del comercio y de las finanzas internacionales, académicos que participan y debaten sobre el tema, y grupos de expertos que ayudan a la hora de obtener información e implementar políticas y estrategias. En cambio, los países poco industrializados carecen de una buena organización interna; también de personal especializado, sobre todo debido a la rapidez con que se desarrollan la globalización y las negociaciones respectivas.

  • Gobierno = Imperialismo

  • Los gobiernos y los medios de comunicación presentan la globalización como un horizonte de bienestar, pero esto no es así, esta nueva fase del capitalismo está aumentando las desigualdades sociales en el mundo, supone un retroceso democrático y excluye a la inmensa mayoría de la humanidad. La creciente interdependencia entre las economías de la mayoría de los países refuerza cada día el poder de los grandes conglomerados financieros frente a los estados y los ciudadanos.

    El mito principal sobre la globalización, es la expansión del "libre comercio", a pesar de que las cien multinacionales más importantes controlan el 70% del comercio mundial y además rebasan los límites económicos porque la globalización implica la emergencia de nuevos poderes, multinacionales, que trascienden las estructuras estatales.

    'Aspectos Negativos de la Globalizacin'
    Los gobiernos carecen de medios para oponerse a los mercados y la mayoría de ellos asumen las políticas económicas definidas por organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) o la Organización Mundial de Comercio (OMC). Dichas políticas imponen la privatización de servicios públicos como la sanidad, el sistema de pensiones o la educación, el recorte del gasto social, la reducción de los salarios, la desregulación laboral en favor de los empresarios, la pérdida de derechos sociales…

    Así, más de tres mil millones de personas, la mitad de la humanidad, viven con menos de dos dólares diarios, trescientos millones de niños sufren la explotación laboral y el abismo entre ricos y pobres se agranda hasta el punto de que hoy el 20% de la población con mayores ingresos acapara el 86% de los recursos mundiales, frente al 20% más pobre que debe conformarse con apenas el 0,4% de esos recursos. La catarata de datos es estremecedora: las tres personas más ricas disfrutan de una riqueza mayor que los 600 millones de personas más pobres, el patrimonio de las quince personas más enriquecidas es superior al Producto Interior Bruto de todos los países del Africa subsahariana... Desesperados ante su dramática situación, cada día miles de personas intentan sortear los muros de nuestro atrincherado y paradisíaco Primer Mundo.

    Distribución de la riqueza en el mundo:

  • Algunos Datos

  • · Hoy, los 400 hombres más ricos del mundo, reciben un ingreso anual de 328 MM de dólares, es decir, cifra mayor que el PIB de 2,5 MM de habitantes que viven en la India, Bangladesh, Srilanka y Nepal.

    · Las 225 personas más ricas poseen una fortuna que es igual al ingreso anual del 47 % de la población mundial, es decir, 2500 millones de personas.

    · Las tres personas más ricas del mundo poseen activos con un valor superior a la sumatoria del PIB de los 48 países menos desarrollados.

    · Las 15 personas más ricas tienen activos superiores en valor al PIB total del África al sur del Sahara.

    Datos Alarmantes:

    · Más de 1.200 millones de seres humanos no tienen acceso a agua potable

    · 1.000 millones carecen de vivienda estimable

    · 840 millones de personas mal nutridas

    · 200 millones son niños menores de cinco años

    · 2.000 millones de personas padecen anemia por falta de hierro

    · 880 millones de personas no tienen acceso a servicios básicos de salud.

    · 2.000 millones de personas carecen de acceso a medicamentos esenciales.

    Comunicaciones:

    Las diferencias en el reparto de la riqueza se reproducen en el acceso a Internet y así sólo el 20% más rico de la población mundial acapara el 93,3% de los accesos a la red, frente al 20% más pobre, que apenas tiene el 0,2% de las líneas. Se calcula que el año próximo unos 700 millones de seres humanos tendrán acceso a Internet, pero de ellos sólo 7,1 millones de personas serán latinoamericanos y apenas 2,3 millones africanos.

    La cumbre de Okinawa: progreso... ¿para quién?

    "Debemos luchar contra las raíces de la pobreza" (Comunicado del G8, Okinawa 2000)

    La cumbre número 26 de los líderes del G8 realizada a mediados de julio en la isla de Okinawa, Japón, se convirtió en una de las cumbres menos fructíferas de parte de los países ricos ya que no presento soluciones específicas para la reducción de la pobreza en los países en vías de desarrollo. Pero, por otra parte, el gobierno japonés gastó $750 millones en este evento, equivalente al servicio anual de la deuda de ocho países: Guyana ($136 millones), Ruanda ($21 millones), Laos ($31 millones), Zambia ($202 millones), Nicaragua ($250 millones), Benín ($61 millones), Camboya ($13 millones) y Haití ($39 millones).

  • Principales Organizaciones Internacionales de la Globalización

  • Las tres organizaciones internacionales que mueven los hilos de la globalización son el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la Organización Mundial del Comercio.

    Según muchos autores estas organizaciones no cumplen bien su funcion y con su actuación lo que hacen es favorecer a los paises ricos sin preocuparse de la creciente pobreza de los paises mas desfavorecidos económicamente.

    Las suposiciones en las que se basan las normas de la OMC son injustas e incluso prejuiciosas, muestran que el único objetivo es promover los intereses de las grandes empresas que ya monopolizan el escenario del comercio internacional. La premisa fundamental de las normas consiste en suponer que todos los países tienen el mismo poder de negociación, ignorando que el mayor porcentaje del comercio mundial es controlado por firmas multinacionales. En ese contexto, la noción de libre comercio sobre la que se basan las reglas es una falacia.

    En el período subsiguiente a la Segunda Guerra Mundial, aparte de las Naciones Unidas, las organizaciones económicas internacionales importantes creadas en la Conferencia de Bretton Woods fueron el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) , ahora conocido como el Banco Mundial. El BIRF-Banco Mundial fue establecido para ayudar a financiar la reconstrucción de una Europa devastada por la guerra y el desarrollo de los países más pobres del mundo. El mandato del FMI fue que reglamentara un sistema monetario internacional basado en monedas convertibles para facilitar el comercio global, dejando a los gobiernos soberanos a cargo de sus propias políticas monetarias, fiscales y de inversiones internacionales. Significativamente, el esfuerzo por establecer la Organización Internacional de Comercio (OIC) terminó en un fracaso, dejando al „minimalista" Acuerdo General sobre Tarifas y Comercio (GATT) como su residuo sobreviviente. Pero eso fue hace más de 50 años. El FMI ahora se ha convertido en el „guardagujas „ de los esfuerzos por „liberalizar" o desregular el sistema económico internacional.

    Desde hace dos décadas, el FMI ha prescrito para las economías con problemas del tercer mundo la misma medicina:

    Austeridad monetaria: Ajustar el flujo de dinero para elevar las tasas de interés interno al nivel que sea necesario para estabilizar el valor de la moneda local.

    Austeridad fiscal: Aumentar los ingresos de impuestos y reducir dramáticamente los gastos gubernamentales.

    Privatización: Vender las empresas públicas al sector privado.

    Liberalización financiera: Remover las restricciones sobre la entrada y salida de capitales internacionales así como las restricciones sobre lo que se permite que compren, posean, y operen los negocios y los bancos extranjeros.

    Sólo cuando los gobiernos firman este „acuerdo de ajuste estructural" el FMI acepta prestar los medios suficientes para impedir la insolvencia de los préstamos internacionales que llegan a vencimiento y que de otra manera no serían pagables. Organizar una reestructuración de la deuda del país entre prestamistas privados internacionales que incluye una promesa de nuevos préstamos.

    Los efectos del FMI

    Las consecuencias previsibles siempre han sido desastrosas. La política monetaria ajustada y las tasas de interés disparadas no sólo impiden la inversión productiva, precipitando los ahorros hacia inversiones financieras a corto plazo en lugar de inversiones productivas a largo plazo e imposibilitan que muchos negocios obtengan el tipo de préstamos de mes a mes que necesitan para continuar aunque sea para sus operaciones ordinarias. Esto fomenta el desempleo y caidas en la producción y por lo tanto en los ingresos. La austeridad fiscal (aumentando los impuestos y reduciendo los gastos gubernamentales) deprimen aún más la demanda agregada, llevando también a reducciones en la producción y al aumento del desempleo. De la misma manera, si alguno de los gastos del gobierno que han sido eliminados mejoraba en realidad la vida de la gente, las reducciones en esos programas eliminan esos beneficios. La privatización de los servicios públicos, del transporte, y de los bancos se ve siempre acompañada por despidos. Si se mejora la productividad y la eficiencia a largo plazo, depende de cómo se manejaban en primer lugar las empresas públicas, y de si la operación privada resulta en una mejora.

    Una de las ineficacias más obvias del „ajuste estructural", incluso bajo sus propias condiciones, ha sido que, en su apuro por reducir los presupuestos del sector público, el FMI se ha tomado pocas veces el tiempo necesario para tratar de distinguir entre empresas públicas mal y bien conducidas. En su cruzada por privatizar, el FMI acostumbra a mezclar a las empresas públicas eficientes con los „elefantes blancos" que dan un mal servicio al público mientras pagan salarios inflados a los parientes y partidarios políticos de los partidos políticos gobernantes. El FMI nunca considera la posibilidad de que la alternativa privada sea peor todavía.

    La eliminación apresurada de las restricciones al flujo del capital internacional facilita que los ciudadanos ricos y los inversionistas internacionales saquen su riqueza fuera del país, es decir que la eliminación de los „controles de capital" facilita la huida de capitales, reduciendo aún más la inversión productiva, la producción, los ingresos y el empleo. La eliminación de los controles de capitales expone aún más la economía local a las vicisitudes de la movilidad global de capitales, incluyendo la enfermedad del „contagio".

  • Alternativas

  • Las politicas que hasta ahora se han llevado por las principales organizaciones internacionales no han sido lo mas corectas por esto los partidarios de la antiglobalización proponen las siguientes soluciones o alterativas:

  • La Tasa Tobin

  • A partir sobre todo de las masivas protestas en Seattle (Estados Unidos) durante la Asamblea General de la OMC, en diciembre, el movimiento contra la globalización neoliberal ha cobrado mucho fuerza y en muchos países ya existen grupos que denuncian sus efectos y presentan propuestas alternativas, solidarias con esa mitad de la humanidad condenada a la pobreza más extrema.

    Entre éstas destaca la llamada Tasa Tobin. Su padre, el premio Nóbel de Economía James Tobin, propuso ya en 1971 la creación de un impuesto que grave las inversiones especulativas. Con tan sólo un tipo del 0,05% en este impuesto universal por la solidaridad sobre las transacciones de divisas se lograrían recaudar cada año cien mil millones de dólares, cantidad muy superior a la necesaria para erradicar en apenas tres años la pobreza extrema en el mundo.

    En varias ciudades del Estado Español ya funcionan los colectivos ATTAC (Asociación por una Tasación de las Transacciones Financieras para Ayuda a los Ciudadanos), principales defensores de la Tasa Tobin. Asimismo, los parlamentos de Finlandia y Canadá han aprobado su implantación y 220 eurodiputados participaron el 28 de junio en el primer encuentro en el Parlamento Europeo sobre la Tasa Tobin, debatida ya por el Congreso de Estados Unidos y por la Cámara de los Comunes británica, así como por el Senado belga. En nuestro estado un senador de Izquierda Unida acaba de proponer al Gobierno la creación de una comisión que estudie su implantación. Además, se ha creado una red de ciudades que en todo el mundo secundan esta propuesta.

  • La Renta Básica

  • La renta básica es in ingreso pagado por el Estado, a cada miembro de pleno derecho de la sociedad o residente, hay variaciones de cuantía, de edades, de inclusión o no de los menores... Se trata de una cantidad monetaria que recibirían los ciudadanos individual y universalmente, no condicionada a determinados niveles de pobreza, incluso si no quiere trabajar de forma remunerada y sin tomar en consideración se es rico o pobre, independientemente de cuáles puedan ser las otras posibles fuentes de renta. A diferencia de los subsidios condicionados a un nivel de pobreza o de situación, la Renta Básica la recibe igual un rico que un pobre. No impone condiciones adicionales ala ciudadanía.

    No es una subvención ni hay que satisfacer ningún requisito previo, es laica incondicional y universal. Se percibiría independientemente del sexo, del nivel de ingresos, de la confesión religiosa y de la orientación sexual.

    Hay que tener claro que no es subsidio ni demás rentas de inserción propias del Estado del bienestar que existen actualmente, en los que la percepción de los beneficios fiscales, está condicionada a la verificación, por parte del sector público, de la suficiencia de los ingresos recibidos en el mercado laboral. Hay claras diferencias entre la Renta Básica y las rentas mínimas de inserción, este tipo de medidas son mecanismos, más o menos generosos de lucha contra la pobreza y de inserción social, propios de determinados Estados de bienestar. Tampoco debe confundirse la Renta Básica con el llamado impuesto negativo sobre la renta, que es un crédito impositivo, uniforme y reembolsable, que garantiza un nivel mínimo de ingresos mediante la política fiscal: si en la declaración de ingresos se supera este mínimo, se pagan los impuestos correspondientes; si, por el contrario, no se supera o se carece de ingresos, el Estado abona la diferencia hasta alcanzar el mínimo establecido.

  • Otras Alternativas

  • Necesitamos otro modelo económico para gestionar el planeta Imaginar el nuevo modelo nos servirá para avanzar hacia él. ¿Cómo será un nuevo mundo, ecológica y socialmente sostenible?

    Una economía material mucho más local


    El gasto energético en transporte del actual modelo es insostenible. La alternativa, que la mayor parte de bienes y servicios consumidos en una determinada región sean producidos dentro de la misma. La reconstrucción de lo local permitirá ir edificando modelos productivos y sociales más descentralizados y autónomos, de carácter diverso y adaptados a las peculiaridades específicas de cada lugar y región del planeta.

    Poner los valores por delante de los precios

    ¿Realmente vale la pena pagar menos sin importarnos quién sufra las consecuencias en forma de salarios de miseria, contaminación...? En Estados Unidos y Europa el sufrimiento psicológico está ya a niveles epidémicos. Necesitamos una economía que ponga la ética por encima del dinero.

    Una economía pacífica

    Si el mundo apuesta por la paz, ello cambiaría completamente la estructura económica. El petróleo sería más caro si no se invadieran países para obtenerlo barato. La selva no podría destruirse para convertirla en pastos si los paramilitares no aterrorizaran a los indígenas que allí viven. Un mundo en paz es un mundo consciente.

    Una economía 100% renovable

    Hemos causado ya un daño considerable a la biosfera y a los recursos naturales que son patrimonio de las generaciones futuras. Debemos corregir el rumbo y empezar a vivir de forma 100% renovable. Hacerlo es posible.

    Se tienen la capacidad y la inteligencia suficiente para elaborar una nueva teoría económica, que convertida en política económica por los diferentes estados, permita encaminar las economías mundiales y en particular la de los países subdesarrollados, hacia el establecimiento de un desarrollo sostenible y las diferencias económicas y sociales de hoy se comiencen a eliminar. Depende de la voluntad de los Estados de combatir a las políticas económicas neoliberales.
    Una nueva política económica que enfrente a la política económica neoliberal actual, debe cumplir cuatro principios de carácter internacional común para todas las naciones:

    1. El respeto a cada nación de elegir la forma o tipo de democracia a aplicar en su país, respondiendo siempre a los intereses del pueblo y en bienestar de éste.

    2. El establecimiento de la colaboración económica entre las naciones sobre la base del respeto y el beneficio de las partes.

    3. La ayuda al desarrollo de los países subdesarrollados por parte de los países altamente industrializados debe ser en materia de:

    · El desarrollo de la ciencia y la técnica, en busca de una industrialización intensiva, extensiva y diversificada.

    · La diversificación de la producción industrial y agrícola.

    · El desarrollo de una infraestructura comercial.

    · El desarrollo de las comunicaciones.

    · El desarrollo del transporte.

    1. Respeto absoluto y de obligatorio cumplimiento de los acuerdos de la ONU y de sus organizaciones.

    2. Tiene que lograrse la unión de todas las Naciones, independientemente del régimen político existente en la lucha contra la Globalización Neoliberal.

    El próximo paso sería internamente, cada país, fundamentalmente los subdesarrollados aplicarían una serie de medidas que garantizarían el camino hacia el desarrollo sostenible, ellas son:

    1. Retomar el papel económico y social del Estado.

    · Propietario de aquellas producciones y ramas de vital importancia para el desarrollo económico y social del país, haciendo suyo el desarrollo de la educación, la salud, el deporte, la cultura y la seguridad social.

    · Regulador del comercio exterior, aplicando una política proteccionista arancelaria consecuente, encaminada a proteger la producción nacional contra aquellos productos no integrados y facilitando la exportación de su producción nacional.

    · Facilitar el proceso integracionista con países del área.

    · Facilitar la comercialización de sus empresas con empresas de otras naciones sobre la base de precios justos y de beneficios mutuos.

    · Desarrollar políticas económicas internas que permitan extender el desarrollo científico técnico a la industria, la agricultura, el comercio, el transporte, las comunicaciones y los servicios, así como a todo el territorio en busca de una industrialización diversificada y un desarrollo sostenible.

    · Desarrollar políticas interna encaminadas a la protección de la ecología y el medio ambiente.

    2. Crear un sistema financiero capaz de responder a las exigencias de un desarrollo diversificado, sostenible y de una economía integrada, para ello:

    · Regular las tasas de interés.

    · Priorizar la entrada al país de las Inversiones Extranjeras Directas.

    · Dirigir estas Inversiones Extranjeras Directas a los sectores de interés para el desarrollo económico del país.

    · Regular internamente el funcionamiento de los mercados financieros, a través de una tasa de interés al capital especulativo, de tal forma que desaparezca la especulación y se eliminen el trasiego libre de capital entre los mercados financieros de los diferentes países.

    1. Detener el proceso de privatización.

    2. Estimular el ahorro de empresas y población.

    3. Prestarle atención al desempleo y subempleo hasta su disminución en busca del máximo empleo. Estas medidas, requieren de un grupo de instrumentos que en cada país de acuerdo a sus condiciones geográficas, económicas y sociales, enmarcarían el inicio de la aplicación de una nueva política económica que en esencia se diferencia de la actual política económica neoliberal.

    • Conclusión

    No hay duda, y hoy en pleno siglo veintiuno queda demostrado. La globalización lejos de ser la solución definitiva para todos los problemas de la humanidad es el resultado de un proceso complejo en el que se entrecruzan dimensiones económicas, políticas y sociales. La globalización en resumen es la consecuencia del neoliberalismo capitalista brutal que ha organizado un sistema desigualitario y criminal. Así unas pocas empresas transnacionales controlan y producen la mayor parte de los productos finales que se consumen en el mundo. Mientras los países subdesarrollados deben conformarse con llevar el yugo del libre mercado y la libre competencia, esclavizando sus economías y retrayéndoles a la época mas dura del colonialismo imperialista . Una fase nunca superada y que es consecuencia directa de la globalización.

    La pobreza, la desigualdad, la guerra en países africanos son algunos de los principales exponentes que nos ha legado la globalización, el imperialismo de las grandes multinacionales, la injusticia de los mercados son otras. Hasta ahora he hablado de la globalización desde el punto de vista económico. Pero muy al contrario este no es único elemento de disonancia y tensión entre un mudo rico y globalizado y otro que sigue encadenado a los dictados de las grandes multinacionales. En lo tocante a política la globalización a logrado doblegar estados, dar paso a dictaduras que bailaran los acordes del capitalismo salvaje, quitar poder de decisión a los países pobres que se ven abrumados por una desorbitante deuda externa que les impide respirar y entrar a competir en un mercado cada vez mas desigual.

    Los diferentes grupos antiglobalización llevan más de una década trabajando en cuestiones relacionadas con los problemas causados por la globalización de la economía mundial. Son numerosas las campañas que han organizado para la condonación de la deuda externa de los países pobres, o para la reforma del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

    En lo sociocultural la globalización conlleva una serie de cambios sociales y culturales en la sociedad. La globalización social conlleva en gran medida la perdida de las costumbres, de la formas de vida y trabajo autóctonos, de una explotación por parte de las multinacionales a los habitantes de países menos desarrollados en ocasiones casi esclavista o de crear dependencias y falta de personalidad en los gustos y preferencias de los consumidores y ciudadanos del mundo.

    Más allá de lo económico y cultural la globalización deja unas consecuencias nefastas en el medio ambiente. La continuación de este programa conduce a una crisis que ni la humanidad ni el medio ambiente están en condiciones de pagar.

    Luego la globalización, que no es nada más que una eliminación de las fronteras, trae pésimas consecuencias a todos y principalmente para las generaciones futuras, que en un futuro cercano pueden no tener agua y entrar en conflictos por ella. Y para nosotros, está representando un calentamiento global, temperaturas anormales, disminución de los casquetes polares y su fauna, aumento del nivel del mar y desaparición de islas, implicando una emigración de personas. Sin hablar del cambio climático, con desertización y sequías (que causan hambre y deforestación), y destrucción de ecosistemas y extinción de varias especies.

    Mientras eso, hay leyes que exigen que todos los productos e industrias sean ambientalmente correctos, a fin de frenar esa destrucción. Todavía, no hay certificación de ellos o prohibición de su venta. Así, están en el mercado y no hay restricciones de consumo para la población.

    Para eso es indispensable recuperar la autonomía frente a esa integración, ensayar otros estilos de desarrollo que puedan remontar las condiciones y exigencias de los mercados globales.

    No es posible insistir en adaptar la Naturaleza a los mercados, sino que los mercados deben ser adaptados para asegurar la conservación de la misma.

    Aspectos Negativos de la Globalización

    3