Aspectos curriculares para niños discapacitados

Actividades lúdicas. Diversión. Aprendizaje. Juego terapéutico. Integración. Habilidades adaptativas. Adaptación curricular. Evaluación psicopedagógica. Discapacidad psíquica. Deficiencias visuales. Deficit auditivo. Paralisis cerebral infantil

  • Enviado por: Sandra Elisabeth
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 18 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

“Aspectos Curriculares en función de niños con discapacidad”.

Tesis: Cuáles son las Adaptaciones Curriculares en el juego para niños con discapacidad.

Objetivo:

  • Realizar una valoración del juego, y la importancia que tiene para los niños con discapacidad participar en él.

  • Conocer los elementos de las adaptaciones curriculares, así como profundizar en las distintas discapacidades como son retraso mental, déficit visual, déficit auditivo, y parálisis cerebral, así como sus posibles adaptaciones curriculares en el juego.

  • Capitulo I.

  • La importancia del Juego en los niños con discapacidad.

  • 1.1 Definición de “juego”.

  • 1.2 La importancia del juego integrador.

  • Capitulo II.

  • Elementos Esenciales de una Adaptación Curricular.

  • 2.1 Definición de Adaptación Curricular.

  • 2.2 Elementos Esenciales de las Adaptaciones.

  • Capitulo III.

  • Regularidades de la adaptación Curricular de acuerdo a las discapacidades o Necesidades Educativas Especiales.

  • 3. 1 Definición y clasificación de las discapacidades.

  • Retraso Mental

  • Déficit Visual

  • Déficit Auditivo.

  • Parálisis Cerebral.

    • 3.2. ¿Cuáles son las adaptaciones curriculares?.

    • Conclusiones:

    • ¿Quién realizará el trabajo que implican las adaptaciones? ¿Padres de Familia?, ¿educadores? ¿Psicólogos?. ¿Cuáles son las Adaptaciones más típicas?, ¿En que coinciden?, ¿en que medida pueden ser entendidas y aplicables a los maestros de primaria?.

    • Bibliografía:

    Amegan, S.(1993).Para una pedagogía activa y creativa. México: Ed. Trillas.

    Betancourt, J.(1998). Psicología y creatividad: apuntes y reflexiones .Guadalajara: Ed. Universidad de Guadalajara.

    Betancourt, J y Recio, H. (2000).Fabrica de frases. Guadalajara: Ed. Nueva Luna.

    Betancourt Julian, Valadez Sierra Ma. de los Dolores. (2005) “Atmósferas Creativas” Juega, Piensa y Crea. Mexico: El Manual Moderno2da Edición.

    De Bono, E. (1998). El pensamiento paralelo. De Sócrates a De Bono. Barcelona: Paidos.

    De Bono, E. (1998). El pensamiento lateral. México: Paidos.

    Diem, L. (1994). Deportes y juegos para niños de 5 a 7 años. México: Ed. Paidós.

    Duvignaud, J. (1982). El juego del juego. México: Ed. FCE.

    Edgen, H. Y Gruben, J. (1990). Juegos para alumnos de primaria. México: Ed. Pax-México.

    Elías, M.J. Tobías, B.E y Friendlander, B.S. (2000), Educar con Inteligencia Emocional. Barcelona: Ed. Plaza I. Janet.

    Flosdorf, P. y Rieder, H. (1970). Deportes y juegos en grupos. Argentina: Ed. Kapeluz.

    García Cedillo Ismael, Escalante Herrera Ivan, Escandón Ma. Carmen, Fernández Luis, Mustri Antonia, Puga Iliana. (2000), “La integración educativa en el aula regular”. SEP.

    Gamboa, S. (1993). Aprende jugando desde la realidad. Argentina: Ed. Branum.

    Gilb, S. (1990). Juegos para escolares. México: Ed. Pax-México.

    González, A. Ma. (1998). El niño y la educación. Programa de desarrollo humano: niveles primaria y secundaria. México: Ed. Trillas.

    González, C. (1995). Alternativas de desarrollo del pensamiento y comportamiento creador. Manizales: Ed. Universidad Nacional de Colombia.

    González, C. (1997). Indicadores creativos. Manizales: Ed. Universidad Nacional de Colombia.

    González, C. (1997). Educación y creatividad. Manizales: Ed. Universidad Nacional de Colombia.

    González, C. (1997). Cognición, Pensamiento visual y Creatividad. España: Ed. Santiago Compostela.

    González, C. (1998). Creatividad y educación. Manizales: Ed. Universidad Nacional de Colombia.

    González, C. y Ramírez B. (1995). La alegría de ver. Creatividad y lenguajes ideográficos. Manizales: Ed. Universidad Nacional de Colombia.

    Hausher, L. y Schlosberg, J. (2002) Enseña a tu hijo a ser creativo. México: Ed. Orio.

    Iver, A. (1994). ¿A qué jugamos? El juego como estrategia de enseñanza y aprendizaje. Argentina: Ed. Bonum.

    Lamar, A. (1994). Juegos mentales. México: Ed. Selector.

    Libranti, S. (2004) A jugar con plastilina. México: Ed. Selector.

    Linares, E. (1987). Juegos tradicionales latinoamericanos: A la nueva rueda. México: Ed. SEP-UNICEF.

    Linaza, J. (1992). Jugar y aprender. España: Ed. Alambra.

    López, A. (1988). Juegos, fiestas y diversiones en la América Española. España: Ed. Colecciones Mappre.

    López, C. (1982). El juego: entre la habilidad y el azar. España: Ed. Salvat.

    Lopez Quintas, A. (1978). Estética de la creatividad: juego, arte, cultura. Madrid: Catedra.

    Loustau, S. (1988). Jugando en otro idioma. Mar de Plata: Ed. Autora.

    Manso, J. (1994). Música para jugar. España: Ed. EOS.

    Marin, R. y Torre de la, S. (Coords; 1991). Manual de creatividad. Barcelona: Vicens Vives.

    Marines, M. (1990). Volvamos a la palabra. México: Ed. SEP/Limusa.

    Martin, S. (1991). Juegos literarios y reunidos. Bilbao: Mensajero.

    Merlino, R. (1981). Como jugar y divertirse con palabras. Madrid: Altalena.

    Milla, F. (2001). Actividades creativas para la lecto-escritura. Mexico: Alfaomega.

    Millar, S. (1972). Sicología del juego infantil. Barcelona: Ed. Fontanella.

    Mocio, F. (1991). El taller de terapias expresivas. México: Ed. Paidos.

    Moreno, A. (1990). Aspectos psicológicos del currículum Filosofía para niños. Aprender a Pensar. España: No. 2, Segundo semestre, 20-29.

    Minujin, A. (1993). Creatividad, Selección de artículos. La Pampa: Ed. Hormiga.

    Minujin, A. (1998). WILL-TCI, un enfoque grupal, Revista Siglo XXI, Perspectivas de la Educación desde América Latina, Nos. 3, 4 y 5, México.

    Minujin, A. (1991). Desde la escuela: otra lectura posible del superyo, ponencia VII Encuentro de Psicoanálisis y Psicología Cubana, La Habana.

    Minujin, A. y Sorín M. (1990). Introducción al psicodrama, Ed. Universidad de La Habana.

    Prestley, M. (1999). Técnicas y estrategias del pensamiento crítico. México: Ed. Trillas.

    Pisano, J.C. (1997). Manual de juegos para jóvenes y no tan jóvenes. Argentina: Bonum.

    Queyrat, F. (1955). Los juegos de los niños. Estudio de la imaginación creadora. Buenos Aires: Paidos.

    Raabe, J. (1978). Distintos puntos de vista sobre el juego en el niño y el juego. Planteamientos teóricos y aplicaciones pedagógicas. UNESCO.

    Radrizzani, A. y González, A. (1987). El niño y el juego. Las operaciones infralógicas especiales y el juego reglado. Argentina: Ed. Nueva Visión.

    Rausedsepp, E. (1989). Juegos de ingenio. México: Ed. Selector.

    Recanses, M. (1990). Como jugar con el lenguaje. España: Ediciones CEAC

    Reed R. (1990). Los niños discuten filosofía. Intenciones y métodos. Aprender a Pensar. España: No. 2 segundo semestre, 39-40. (Traducción Araceli Delgado).

    Reynald, T. et. al. (1965). Juegos de interior. España: Ed. Villamala.

    Río del, E. (2000). Diccionario de la estupidez humana. México: Ed. Grijalbo.

    Ríos Hernández Mercedes, Blanco Antonio, Bonany Tati, Neus Carol, (2001), “La actividad Física Adaptada”.

    Rodríguez, M. (1990). Manual de creatividad. México: Trillas.

    ----- (1991). Creatividad lingüística. México: Ed. Botas.

    ----- (1993). Creatividad en la educación escolar. México: Trillas.

    ----- (1993). Creatividad en la empresa. México: Pax.

    ----- (1995). Creatividad en el arte de vivir. México: Trillas.

    ----- (1995). Psicología de la creatividad. México: Pax.

    Rodríguez, M. Y González, B. (1988). ¿Cómo estimular el desarrollo de la creatividad? Orense: Obra Cultural de Caixa de Ourense.

    Rodríguez, M. y Ketchum, M. (1992). Creatividad en los juegos y juguetes. México: Ed. Pax-México.

    Rogers, C. (1990). El proceso de convertirse en persona. México: Ed. Paídos.

    Sanchez, H. (1999). Creatividad en la solución de problemas. México: Trillas

    Sánchez, J. (1991). Llévame contigo: rondas, cantos y juegos. México: Ed. Trillas.

    Sefchonovich, G. y Waisburd, G. (1987). Hacia una pedagogía de la creatividad. México: Ed. Trillas.

    Sefchonovich, G. y Waisburd, G. (1992). Expresión corporal y creatividad. México: Ed. Trillas.

    Simón, S. (1989). Juegos creativos para niños. México: Ed. Selector.

    Solar, M.I. (1999). Creatividad en educación. Chile: Universidad Concepción.

    Torre de la, S. (1978). Creatividad: teoría y practica. Barcelona: Sertesa.

    Torre de la, S. (1980). Medida del pensamiento divergente. Barcelona: Universidad de Barcelona, Servicio de Publicaciones.

    Torre de la, S. (1987). Educar en la creatividad. Recursos para el medio escolar. Madrid: Narcea.

    Torre de la, S. (1989). Aproximación bibliográfica a la creatividad. Barcelona: P.P.U.

    Torre de la, S. (1991). Evaluación de la creatividad. Madrid: Escuela Española.

    Torre de la, S. (1993). Creatividad plural. Barcelona:PPU.

    Torre de la, S. (1995). Creatividad Aplicada. Madrid: Escuela Española.

    Torre de la, S. (1997). Creatividad y formación. Mexico: Trillas.

    Torre de la, S. (1997). ¿Evaluar la creatividad: realidad o imaginación?. Monografia.

    Tebboli No. 4. Barcelona: Universidad de Barcelona.

    Torre de la, S. (1997). ¿Evaluar la creatividad: realidad o imaginación?. Monografia.

    Tebboli No. 4. Barcelona: Universidad de Barcelona.

    .Wertsh, J. (1988). Vigotsky y la formación social de la mente. España:Ed. Paidós

    “Aspectos Curriculares en función de niños con discapacidad”.

    'Aspectos curriculares para niños discapacitados'

    Capitulo I. La importancia del juego en los niños con discapacidad...

    1.1 El juego.

    El juego, pudiera ser definido de distintas formas, y en las diferentes definiciones lo que se generaliza es el concepto “diversión”, y lo és, lo que quizá no se generaliza es el concepto: “aprendizaje”.

    Esa palabra proviene de, prender, que es “agarrar”, “tomar”, “sujetar”, si lo vemos de esa forma el aprendizaje es , sujetar conocimientos, habilidades o actitudes, de distintos medios, como son la cultura, la familia, la escuela, etc.

    Y sin temor a la equivocación, con la mínima actividad lúdica se sujeta o aprende algo, ya sea conocimientos, habilidades, normas o conductas, sentido de pertenencia social, etc (todos estas "habilidades adaptativas), o al mismo tiempo, se “desaprende” si se habla también del carácter terapéutico que este tiene. Basta con observar a dos pequeños de 3 años jugando con una pelota, seguramente los dos ya han explorado la pelota anteriormente, lo que empiezan a aprender son los movimientos que se deben realizar, la intensidad con la que la pelota debe ser expulsada para que el otro copartícipe la pueda agarrar, están socializando, además de aprender valores sociales, como son el “compartir”, entre muchas otras cosas.

    El juego, ya sea de manera individual o colectiva, ha de implicar tanto procesos adaptativos como los anteriormente mencionados, además de estar implícito en el desarrollo evolutivo del ser humano. Es por eso, que el juego debe revestir un carácter de seriedad en el momento teórico y explicativo del concepto. Además de una actividad innata, es un potencializador en el desarrollo de las destrezas o habilidades adaptativas y por lo tanto de la inteligencia.

    El juego sin embargo, es solo un medio para determinados fines, los fines no siempre son positivos si a este no se le ha tomado la importancia previamente mencionada.

    Así como en el juego se pueden aprender cosas positivas, también se le pueden aprender cosas negativas, tal es el caso de los videojuegos, solo por poner un ejemplo, y no por que estos últimos solo provean al jugador aprendizajes negativos, como son la violencia, o el individualismo, también proveen de destrezas en la movilidad fina, tal es el caso de un estudio realizado a médicos cirujanos en los que se prueba que los ya aludidos, que jugaban por lo menos 3 horas a la semana video juegos, eran más hábiles y rápidos que los que no jugaban nunca, sobre todo en la cirugía laparoscopica, la cual consiste en el manejo de instrumentos similares al control de los videojuegos.

    Con este ejemplo se quiere llegar, a que todo juego dirigido a los infantes debe estar en estrecho análisis de los adultos, como son educadores, padres de familia, psicólogos, pedagogos etc, de manera que el fin de determinado juego, sea delimitado claramente, analizado y de esta manera no caer en “el juego solo por el juego”.

    Menospreciar el juego y sus efectos, o incluso pretender eliminarlo, por ignorar su importancia, puede ser un error garrafal debido a no tomarlo en cuenta como herramienta para el aprendizaje (de cualquier tipo), o incluso como instrumento terapéutico.

    El carácter de diversión que el juego toma, parece contradecir su carácter de seriedad y trascendencia, no hay que confundirse, la explicación es simple, la seriedad se refiere a la importancia que se ha mencionado a lo largo de este texto, y la diversión no es antónimo, si no por el contrario un complemento a la definición del concepto, se podría decir que es una actividad “seriamente divertida”.

    “Nunca se es suficientemente adulto para dejar de aprender jugando, ni los niños son suficientemente adultos como para olvidarse de jugar”.

    1.2 La Importancia del juego integrador

    Adentrándonos al tema que nos confiere y dejando aclarada y argumentada la importancia del juego en el desarrollo evolutivo y de habilidades adaptativas, el juego no excluye ni debe excluir a ninguna persona ya sea niño o adulto con distintas capacidades.

    Es que nuestro mundo, tan complejo y heterogéneo, que observamos las diferencias todos los días, ni una huella digital se repite, ni el iris de nuestros ojos, incluso los gemelos tienen rasgos que los distinguen uno de otro, todos nacimos con cierta marca de diferencia y eso, justamente eso, es lo que nos hace especiales y proporciona un gran sentido a nuestra existencia. Seguramente nadie puede ocupar el lugar que nos ha tocado en este mundo, precisamente por que nadie es igual a nosotros.

    El respeto a las diferencias, a lo que esto significa, va más allá de un “te acepto”, el respeto es acción, es ir más allá de discursos y empezar a incluir dentro de nuestro mundo a todas aquellas personas que hacen la diferencia al igual que nosotros hacemos la diferencia. Somos todos diferentes, pero gracias a ello, podemos trabajar en equipo y dividir labores según nuestras capacidades y destrezas.

    La inclusión de personas con discapacidades diferentes, en el ámbito social, escolar, laboral e incluso religioso, no es nada nuevo, ha sido una propuesta vanguardista desde hace años, que quizá va avanzando a pasos pequeños, pero seguros.

    La concepción sistémica de nuestra sociedad puede ayudarnos a entender y a perseguir esta propuesta, somos una pieza de un automóvil, y para que este automóvil avance, todas las piezas deben realizar su labor, y trabajar en el mismo tiempo, es decir, todas las piezas interactúan y son interdependientes, si alguna de estas piezas deja de hacer su labor, aunque esta labor no parezca trascendental, el automóvil completo acabará por no marchar de manera esperada o por descomponerse. Si no tomamos en cuenta la función de cada miembro de la sociedad, ni su importancia, nuestra sociedad puede acabar por descomponerse.

    La concepción de “Integración”, juega un papel fundamental en la incorporación de personas con Capacidades diferentes a los ámbitos anteriormente citados, y particularmente en el ámbito escolar, se debe fortalecer su integración a las demás áreas, por el simple hecho de estar instruido por especialistas en la educación como educadores, psicólogos, pedagogos etc.

    Son precisamente estos especialistas, quienes confirman, mediante argumentos teóricos y prácticos, que el juego, es una herramienta básica de aprendizaje y socialización, por lo que los niños con capacidades diferentes, deben y pueden, mediante "adecuaciones curriculares, incluirse en esta actividad tan completa.

    Recordemos, que los niños como exploradores innatos, son esponjitas, que absorben a su paso todo lo que el mundo les provee, hagamos pues, que esas esponjas, absorban de manera divertida y por lo tanto de manera significativa, las aptitudes y actitudes que requieren para adaptarse al medio, y ¿por que no?, que ellos mismos hagan de este medio, un mundo mejor y más divertido.

    Conocemos la importancia del juego, y su carácter trascendental en los procesos psicológicos, y el por que es recomendable una acción integradora, y ahora cabe la pregunta ¿Cómo el profesional dedicado a la educación, hará para integrar a todo niño en el juego?. La respuesta es realizando adaptaciones curriculares, en el siguiente capitulo, se presenta la definición, además de sus elementos esenciales.

    Capitulo II. “Elementos esenciales de las Adaptaciones Curriculares”.

    2.1 Definición de Adaptación Curricular:

    Cuando la escuela o medio educativo no cuenta con los recursos (materiales, curriculares, físicos etc.) necesarios para satisfacer las necesidades de todos los niños de acuerdo a sus capacidades físicas e intelectuales, se acude a realizar ciertas adaptaciones del currículo (o programa de actividades) , para lograr que todos los niños puedan realizar lo sugerido en el programa.

    De manera más exacta, las adecuaciones curriculares se pueden definir como la respuesta específica y adatada a las necesidades educativas especiales de un alumno que no quedan cubiertas por el currículo común. Constituyen lo que podría llamarse propuesta curricular individualizada, y su objeto debe ser tratar de garantizar que se dé respuesta a las necesidades educativas que el alumno no comparte con su grupo.


    Es decir, ¿Qué es lo que podemos modificar de tal actividad, para que los alumnos con distintas capacidades, puedan realizarla ya sea en forma grupal o individual, y alcanzar los objetivos que se esperan?

    Por decirlo de otra manera más concreta, si tenemos a un pequeño con déficit visual, difícilmente le podremos enseñar el concepto “dimensión” si lo dibujamos un cubo, lo mejor sería darle un cubo y que lo palpe, de esta manera podrá estar en contacto táctil y no necesariamente visual con el objeto de estudio. En la actividad física la adaptación seguirá el mismo continuo, ¿Qué recursos del niño, puedo utilizar para realizar tal actividad (habilidad táctil)?, ¿y que recursos necesito adaptar a tal actividad (objetos en 3ra dimensión)?

    Hay que tener en cuenta, que para realizar las adaptaciones, el educador debe de tener bien en claro el desarrollo evolutivo infantil, así como los procesos psicológicos y las capacidades que se esperan del niño según su edad.

    2.2 Elementos Esenciales de las Adaptaciones Curriculares

    Existen 2 elementos primordiales a la hora de la elaboración de las adaptaciones curriculares uno de ellos es, la planeación de dichas adaptaciones, que llevará consigo procesos de conocimiento de los planes y programas de estudio, de las características institucionales, así como de los mismos alumnos. El segundo elemento, consta en la evaluación psicopedagógica de los alumnos con necesidades educativas especiales.

    A continuación se explicará más detenidamente en que consta cada elemento.

    *Planeación:

    Este proceso deberá estar encaminado principalmente a satisfacer las necesidades de los alumnos con NEE.

    Recordemos que la educación en México ha sufrido importantes reformas en los últimos años, una de estas ha sido la “integración”, no como una simple propuesta, si no como un requisito para las escuelas públicas. Pero por contemplarlo como requisito, las adaptaciones no deben ser un simple trámite administrativo para cumplir con lo que se exige, si no que debe de ser un reflejo de un trabajo interdisciplinario entre educadores y especialistas preocupados por la “educación para todos” y que contemple las necesidades de los alumnos con NEE.

    A la hora de la planeación, se deben de tomar en cuenta los siguientes elementos para la organización y el desarrollo de actividades de aprendizaje efectivas en el aula:

    • El conocimiento de planes y programas de estudio vigentes, tanto en la orientación teórico-práctica, enfoque y propósitos genérales, en la comprensión y manejo de los conocimientos, capacidades, habilidades intelectuales y actitud que se pretenden desarrollar en cada asignatura, considerando el nivel educativo y el grado escolar de que se trate.

    • El conocimiento de las condiciones institucionales para el servicio educativo, lo cual implica tener presentes los recursos y los apoyos con los que cuenta la escuela.

    El conocimiento de las características y necesidades educativas de alumnado. La heterogeneidad es una característica de todo grupo escolar. Debe tomarse en cuenta que las diferencias individuales son producto del nivel de desarrollo de los alumnos, las influencias de la famita y del medio social y cultural, sus antecedentes y experiencia escolar, sus expectativas, actives e interés hacia el trabajo educativo y, en consecuencia, de sus necesidades educativas

    *Evaluación Psicopedagógica:

    Para esta evaluación será necesaria la colaboración de educadores, psicólogos y pedagogos, para valorar el grado de desarrollo del niño, para estar al tanto de sus capacidades y sus necesidades, como son las intelectuales, físicas, sociales o emocionales.

    Se utilizarán recursos como son test psicológicos de desarrollo evolutivo, coeficiente intelectual, y emocionales. Además, estos resultados podrán correlacionarse con lo que se espera de los pequeños según su edad y los programas de enseñanza, para ser incluidos dentro de la educación regular.

    Teniendo el conocimiento de las capacidades y necesidades de los pequeños, se elegirá trabajar con sus capacidades, es decir fortalecerlas, o trabajar sobre el déficit, esto es, buscar el desarrollo en lo que no se domina.


    Capitulo III. Regularidades de la adaptación Curricular de acuerdo a las discapacidades o Necesidades Educativas Especiales.


    3. 1 Definición y clasificación de las discapacidades.

    Discapacidad Psíquica.

    El concepto de discapacidad psíquica ha sufrido a lo largo del tiempo, diversas modificaciones, estas debidas a distintas razones, como son el avance en los estudios de las ciencias de la salud, las éticas o morales, en las que se evita que el niño con deficiencia sea clasificado de manera despectiva.

    Es por eso, que cuando se intenta definir el concepto, nos encontramos ante numerosas definiciones, no existiendo ninguna exenta de críticas.

    La OMS, la define como “un funcionamiento intelectual inferior, al termino medio, con perturbaciones en el aprendizaje, maduración y ajuste social, constituyendo un estado en el cual el desarrollo de la mente es incompleto o se detiene.

    La Definición que parece satisfacer a la mayoria es la que nos ofrece la AAMR (american association on mental retardación) “El retraso mental se refiere a limitaciones substanciales en el funcionamiento actual (de las personas). Se caracteriza por:

  • Un funcionamiento intelectual significativamente inferior a la media, y puede estar en presencia de:

  • Limitaciones en dos o más de las siguientes áreas: de habilidad adaptativa, comunicación, cuidado de uno mismo, vida en el hogar, habilidades sociales, uso de los servicios de la comunidad, autorregulación, salud y seguridad, habilidades académicas funcionales, tiempo libre, trabajo

  • Y se manifiesta antes de los dieciocho años.

  • Para poder decir que alguien tiene discapacidad psíquica debe reunir las siguientes características:

    • Las diferencias culturales y de lenguaje.

    • Las limitaciones, se manifiestan en el contexto en que viven las personas y se muestra una necesidad de apoyo.

    • Una limitación específica frecuentemente coexiste con competencias muy bien establecidas en otras habilidades adaptativas.

    • Con soportes apropiados durante un periodo de tempo, determinado o indeterminado, la manera de vivir de las personas con retraso mental mejorará considerablemente.

    Esta última definición, pone en relación las características del individuo con las del entorno, contiene 3 elementos clave: las capacidades o competencias (inteligencia, hab. Adaptativas), los entornos (casa, trabajo, escuela, comunidad) y el funcionamiento y los soportes.

    Las clasificaciones de deficiencia mental:

    Clasificación Clínica Americana

    Clasificación Educativa

    Clasificación de la AA.MR

    Intervalo de CI

    Edad Mental Esperada.

    Retraso Límite

    Aprendizaje lento

    Inteligencia Límite

    70-80

    13

    Morón

    Educable

    Medio

    50-55 A 70

    8-12

    Imbécil

    Entrenable

    Moderado

    35-40 A 50-55

    3-7

    Severo

    20-25 A 35-40

    Idiota

    A custodiar

    Profundo

    De 20-25

    -0-3

    La clasificación Clínica Americana ya no se usa en la actualidad y el cuadro anterior contiene las dos clasificaciones mayormente utilizadas: la de la AAMR y la de tipo educativo.

    La clasificación de la AAMR, difiere de otras por que:

  • No requiere la existencia de una etiología específica para que una persona sea clasificada como deficiente mental.

  • No se considera el retraso mental como una condición permanente, ya que es posible que un individuo sea considerado deficiente mental en un momento de su vida, pero no en otro, o incluso en un lugar no en otro.

  • Clasificación:

    El criterio más común se utiliza para clasificar a estos sujetos es el nivel intelectual reflejado mediante el coeficiente intelectual (CI).

    • Deficiente Mental Medio. 50-55 a 70 de CI.

    Pueden cuidarse a si mismos y adquirir habilidades académicas que corresponden a la primaria. Desarrollan habilidades sociales con un nivel aceptable y de adultos trabajan en puestos competitivos y no protegidos. Suele manifestarse de mayor manera en la edad escolar.

    • Deficiente Mental Moderado. 35-40 y 50-55 de CI.

    Desarrollan las habilidades necesarias para comunicarse, poseen una coordinación motora aceptable, habilidades para cuidar de sí mismos, habilidades sociales aceptables y habilidades básicas para desempeñar un oficio. Dentro del entorno escolar, sus capacidades académicas son limitadas, pero con entrenamiento alcanzan el nivel correspondiente al primero ciclo, dominando lectura, escritura y matemáticas.

    • Deficiente Mental Severo. 20-25 y 35-40 de CI.

    Algunos pueden adquirir habilidades para adaptarse a la vida diaria, aunque no llegan a ser semi-independientes. Pueden llegar a alcanzar una edad mental de 3 a 5 años.

    • Deficiencia Mental Profunda. 20-25 de CI.

    Algunos Pueden aprender a caminar, comunicarse, y resolver sus propias necesidades corporales. Hay poca diferencia con los severos, excepto la medición del CI. Otros no dominan las habilidades motoras gruesas como la de caminar, muestra múltiples déficit y tienen poca conciencia de su contexto. Tienen mayor riesgo a la muerte temprana.

    ASPECTOS MÉDICOS DEL DESARROLLO.

    CARACTERISTICAS GENERALES:

    • En general, presentan un patrón de desarrollo parecido al normal, pero con un ritmo más lento. Las diferencias suelen aumentar con al edad.

    • En muchas ocasiones suelen mostrar alteraciones de la mecánica corporal (columna, musculares, articulares), y alteraciones fisiológicas (respiratorias, digestivas, renales, cardiacas, etc).

    • La resistencia cardiovascular, y la condición física son inferiores a la media, respiración superficial.

    • Presentan un desarrollo psicomotor más lento con la presencia de alteraciones o deficiencias a nivel de: control motor, eficiencia motora, percepciones espacio-temporales, equilibrio, coordinaciones de pequeños y grandes segmentos corporales, esquema corporal en general, etc.

    • Alteraciones del tono muscular (especialmente en Síndrome Down) y de la postura, dificultades para la relajación o distensión muscular.

    • Necesitan supervisón y soporte durante períodos muy prolongados de tiempo o para toda la vida.

    • Deterioro de las funciones cognoscitivas. Trastornos el leguaje.

    • Alteraciones caracterízales y trastornos de la personalidad (desviaciones de conducta).


    Discapacidad Visual

    La función Visual, se puede describir en estos 4 pasos:

    • Percepción: Es la llegada del estimulo de luz a la retina. Para que esta se dé, será necesario la integridad del globo ocular y de sus mecanismos.

    • Transformación: El estimulo nervioso se convierte en energía eléctrica, gracias a las reacciones químicas a nivel de fotorreceptores. (conos y bastones)

    • Transmisión: Los estímulos eléctricos son codificados.

    • Interpretación de la imagen: es la interpretación de todos los estímulos que llegan al cortex visual.

    Si queremos evaluar la visión, nos podemos valer de ciertos parámetros como son:

    • Agudeza visual: La discriminación fina y a detalle.

    • El campo visual: La amplitud de la visión.

    • La sensibilidad al contraste: Directamente relacionada con la agudeza visual ya que al aumentar el contraste aumenta la agudeza visual.

    • La sensibilidad cromática: La percepción de los colores.

    Se establecen también, tres grupos distintos de baja visión:

    • Visión periférica: Presentan afectación de la zona central de la retina, que es la responsable de la percepción del detalle de los objetos. Por ello tienen dificultad para la lecto-escritura, reconocer la fisonomía de las personas etc. No tienen problemas para orientarse en el espacio ni de movilidad personal.

    • Visión central: La zona afectada es la periferia de la retina (los bastones), que es la responsable de la visión nocturna y de la orientación en el espacio, por ello habrá pérdida de la visión en ambientes oscuros, dificultad de adaptación a la oscuridad, problemas de movilidad y desorientación, pero conservarán la percepción fina y de detalle.

    • Visión borrosa: Por falta de transparencia de los medios por opacidades corneales o del cristalino, deben acercarse mucho para ver a detalle, no tienen problemas de movilidad.

    Patologías más frecuentes causantes de baja visión:

    • Patología Corneal: Queratitis: provoca la distorsión en la entrada de los rayos luminosos, disminuyendo el contraste y dando borrosidad a la imagen. Distrofias Corneales: Provocan opacidades.

    • Cataratas: La retina se ve privada de estímulos luminosos.

    • Glaucoma: Se reduce el campo periférico.

    • Miopía degenerativa: Provoca la dificultada para la lecto-escritura.

    • Atrofia del nervio óptico: Sus implicaciones funcionales dependerán de la cantidad de fibras nerviosas afectadas y de la zona en que se ha producido su afectación.

    • Degeneraciones Retinianas: Periféricas y Centrales.

    • Retinopatías vasculares: Dependiendo del área se tendrán distintas implicaciones funcionales. 4

    • Retinopatía hipertensiva: Dependiendo del área se tendrán distintas implicaciones funcionales.

    • Desprendimiento de retina.

    • Retinoblastoma.

    Síndromes:

    Albinismo: Se tarta de un defecto e pigmentación de la piel y del ojo, lo que provoca un excesos de entrada de luz, y se disminuye la agudeza visual.

    Síndrome de marfan: Produce un astigmatismo marcado difícil de corregir.

    Síndrome de marchesani: Afectación del cristalino traducido en problemas de agudeza visual.

    Déficit Auditivo:

    Se denomina déficit auditivo al trastorno sensorial caracterizado por la perdida de la capacidad de percepción de las formas acústicas, es decir, por la pérdida de la capacidad auditiva.

    Así, el deficiente auditivo, será la persona que presenta un déficit auditivo sin especificar ni el grado, ni el tipo concreto de dicha pérdida.

    Variables que determinan las diferencias individuales:

    Así como se hace una diferenciación entre las personas que oyen en parámetros normales, también dentro del campo de la sordera, se hacen diferencias graduales de déficit..

    1. Grado de perdida auditiva: Es un indicador limitado para la definición exacta de las necesidades reales de la persona.

    2. El perfil de estas necesidades, vienen determinado por un conjunto de variables que delimitarán un caso individual e irrepetible, singular en sus posibilidades y en sus limitaciones.

    Estas variables se ubican en dos bloques:

  • Variables directamente relacionadas con el déficit.

  • Otras variables que inciden en el desarrollo global.

  • El tipo de deficiencia auditiva.

  • de transmisión

  • De percepción o neurosensoriales.

  • El grado de pérdida auditiva.

  • Sorderas leves o ligeras: perdidas entre 20 y 40 db.

  • Sorderas medias: pérdidas entre 40 y 70 db.

  • Sorderas severas: perdidas de 70 -90 db.

  • Sorderas profundas: perdidas superiores a 90 db.

  • El momento de aparición del déficit

  • sorderas prelocutivas.

  • Sorderas post-locutivas.

  • La ayuda y la adecuación protéticas.

  • Otras variables que inciden en el desarrollo global:

  • Variables relacionadas con el ambiente familiar.

  • Variables relacionadas con factores educativos

  • Variables relacionadas con el entorno social.

  • Pautas y estrategias a seguir en la propuesta de juegos:

    Principios generales:

  • Los principales dificultades, se basan en la comprensión de los mensajes y consignas que se den.

  • Existen, unas necesidades especificas apara poder dar una respuesta adecuada y compacta:

  • De recurrir a estrategias visuales.

  • De experiencia directa y mayor información sobre lo que sucede alrededor.

  • Necesidad de mayor información referida a normas y pautas a seguir.

  • Recursos y Estrategias:

    • Tienen por objetivo la comprensión de consignas.

  • Lectura labial.

  • Complementar todo aquello que explica con elementos extraverbales.

  • Ante la demandas por parte de alumno, de una aclaración deben evitarse las repeticiones idénticas.

    • Consideran el momento de seleccionar actividades y ejercicios concretos.

    • La realización concreta de actividades y ejercicios.5

    Parálisis Cerebral Infantil:

    Es “un trastorno del tono postural y del movimiento, de carácter persistente pero no invariable, secundario a una agresión no progresiva en un cerebro inmaduro”.

    • Hace hincapié en el carácter motriz primordial.

    • Las secuelas de esta patología comporta duran toda la vida, pero que como se manifiesta en los primeros mes de la vida, el niño tendrá posibilidades de evolucionar hacia una mejora en las adquisiciones de motricidad.

    • Se considera que un cerebro está maduro hacia los 3 años de vida. Por lo tanto, siempre que se produzca una agresión en el cerebro de un niño antes de los 3 años, se podrá hablar de parálisis cerebral.

    La incidencia se sitúa alrededor de un 2% de los niños nacidos vivos aunque esta cifra puede variar.

    Etiología:

    Las causas se clasifican en función de la etapa en la que ha tenido lugar la agresión.

    • Periodo Prenatal: Durante el periodo intrauterino se pueden encontrar causas genéticas o cromosomitas, o bien infecciones intrauterinas, el efecto e algunas drogas o tóxicos como el alcohol, diabetes materna, traumatismos etc.

    • Periodo Perinatal: Es decir, en el momento del parto. Clásicamente la causa más conocida es el sufrimiento fetal durante el parto que produce una anoxia o falta de irrigación sanguínea.

    • Periodo Postnatal: Las infecciones, sobre todo la meningitis y la sepsis temprana, las intoxicaciones y los traumatismos craneoencefálicos.

    Se clasifica en:

    Según la topografía:

    Hemiplejia: Afectación de la pierna y del brazo del mismo lado.

    Diplejia: mayor afectación de los miembros inferiores que lso superiores.

    Paraplejia: afectación de ambos miembros inferiores.

    Tetraplejia: afectación de los miembros superiores e inferiores

    Monoplejia, Triplejia etc.

    Según el tipo de alteración del control de movimiento:

    Espástico: El tono muscular está aumentado.

    Hipotónico: El tono muscular está disminuido.

    Atetósico: El tono muscular presenta fluctuaciones, es decir, que varia de hipotonía a Hipertonía según la actividad.6

    " son las capacidades o atributos que determinan un funcionamiento adecuado en la sociedad.

    " Adecuaciones Curriculares: “La respuesta especifica ya adaptada a las necesidades educativas especiales de un alumno que no quedan cubiertas por el currículo común” García Cedillo y Col, (2000) “La integración educativa en el aula regular” SEP. (Pág. 132).

    Cedillo Garcia y Otros (2000) “La integración educativa en el aula regular” (Págs. 126-128).

    3 Mercedes Ríos Hernández, Antonio Blanco, Tate Bonany, Neus Carol (2001) “La actividad física adatada”, Editorial paidotribo. (Págs. 20-22).

    4Mercedes Ríos Hernández, Antonio Blanco, Tate Bonany, Neus Carol (2001) “La actividad física adatada”, Editorial paidotribo. (Págs. 26-28).

    5 Mercedes Ríos Hernández, Antonio Blanco, Tate Bonany, Neus Carol (2001) “La actividad física adatada”, Editorial paidotribo.

    6 Mercedes Ríos Hernández, Antonio Blanco, Tate Bonany, Neus Carol (2001) “La actividad física adatada”, Editorial paidotribo. (Págs. 13-15).