Artículos; Mariano José de Larra

Literatura española cotemporánea del siglo XX. Narrativa espistolar y periodística del romanticismo español. Género literario. Temas. Estructura. Costumbrismo español. Costumbres

  • Enviado por: Makat
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas
publicidad
cursos destacados
Dificultades en el Aprendizaje de la Lectura: de la Investigación a la Práctica Educativa
UNED
La lectura es, sin duda, la habilidad instrumental más importante que se adquiere durante la educación formal. Dos...
Solicita InformaciÓn

¡Viva la Pepa! La Constitución de 1812 a través del Tiempo
UNED
A lo largo de tres días pretendemos dar respuestas a distintas preguntas sobre la vida y la actividad política del...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Se trata de un conjunto de nueve artículos periodísticos escritos por Mariano José de Larra, publicados en distintos periódicos y revistas; El Pobrecito Hablador, La Revista Española, Revista Mensajero, El Español y el Redactor General, entre 1832 y 1836 en pleno romanticismo europeo.

Se puede definir un artículo como; exposición o argumentación que contiene el pensamiento o la opinión de una personalidad reconocida, en relación con un tema concreto.

Larra fue el máximo representante de una nueva corriente que se desarrolló durante el Romanticismo, el costumbrismo, Larra combinó distintos tipos de artículos; los artículos de costumbres, en ellos Larra retrata de forma critica y satírica situaciones y personajes de la época, intenta poner en evidencia los rasgos más ridículos mediante la ironía, además hay los artículos políticos, que analizan la complicada situación política del momento, critica a los conservadores, carga contra la censura y defensa la libertad de expresión. Por último hay, los artículos de crítica literaria, Larra considera que la literatura debe cumplir una función social de educación del público. Además, un recurso muy utilizado en el género costumbrista consiste en que los autores firmaran sus artículos con un seudónimo, el más conocido de Larra fue Fígaro.

Todos ellos se tratan de artículos periodísticos porque poseen las características que los identifican como tales;

Emisor: Un emisor especializado ajeno al periódico. Su opinión no tiene que coincidir necesariamente con la opinión del grupo editorial. El artículo ha sido y es un valioso vehículo de expresión, muy utilizado por los pensadores, políticos, sociólogos y autores literarios de todos los tiempos. Por tanto, predomina la subjetividad, al contener el pensamiento u opinión particular de una persona.

Mensaje: La amplitud temática es inmensa. Se puede confundir con un texto humanístico, científico, jurídico, literario, etc...

Estructura: Totalmente libre, a voluntad del articulista. Sólo en algunos medios ocupa un lugar destacado y preferente. En otros casos, aparece siempre en la sección de Opinión. Pueden aparecer todas las variedades discursivas: narración, descripción, exposición, argumentación, etc.

Intención del discurso: Dar a conocer la opinión del autor sobre un determinado tema. En muchas ocasiones, responde a una finalidad didáctica, hasta el punto de convertirse en verdaderos ensayos. Muchos autores forman un libro de ensayos con la recopilación de artículos publicados en prensa.

Aspectos lingüísticos: Como se señalaba antes, lo peculiar del artículo es la combinación de un estilo divulgativo (propio de lo periodístico) con las diferentes tipologías textuales, especialmente lo literario.

Larra creía que su misión como escritor era en mostrar la realidad a las personas que quieren conocerla, mostrando al hombre no como debería ser, sino como realmente es, y así conocerse. Escribía con la finalidad de influir en el modo de pensar y en la conducta de sus lectores, así les estimulaba a cambiar, los artículos se caracterizan por la presencia de un especial cuidado por conquistar los lectores.

En relación a la estructura y contenido de los nueve artículos podemos decir que todos poseen una misma estructura, y una relación con el contenido similar. Ya que, al tratarse de artículos costumbristas todos nueve, pues se caracterizan por la observación que hace Larra de los hábitos, costumbres e intereses de la sociedad española, analizados desde una perspectiva crítica. Cada artículo se destina a tratar un tema en concreto: la pereza, la impaciencia, la vanidad,…

También comparten una misma estructura, presentan una disposición en tres partes: la primera, introducción: el autor reflexiona sobre un tema actual o no, de carácter social y popular. La segunda, el núcleo del artículo, aquí Larra relata la anécdota en este caso costumbrista iniciada con las ideas de la introducción. Por último, la conclusión del autor, Larra extrae las reflexiones a las que ha llegado en relación con el tema tratado. El título de cada artículo, además, ya hace referencia sobre el tema que se va a tratar.

Desde un punto de vista más individual podemos extraer de cada artículo su tema y estructura, analizando también lo que Larra critica de forma satírica

El primer artículo, Empeños y Desempeños, publicado en El Pobrecito Hablador en septiembre de 1832.

Tema; Larra critica la máscara con la que viven los ricos, no tan ricos en realidad, para así mostrar una imagen de ostentoso lujo y superioridad hacia el resto de gente de clase alta.

Estructura;

Introducción: Larra empieza contándonos que el fruto de este artículo venía de una experiencia vivida anteriormente. Comienza describiendo a un sobrino suyo de buena clase y educación, la justa según él. Un día este va a visitarle para pedirle un favor, que él pagara el dinero que se pedía para recuperar un valioso reloj que había empeñado pero que no era suyo.

Núcleo central: Llegan a la casa de empeños, Larra narra a las distintas personas que hay en el local, se asombra de ver que todas ellas son gente de buena clase que hace las mil y unas para conseguir algo de dinero, no para sobrevivir, sino para que pudieran continuar derrochándolos en fiestas o en el juego…

Conclusión: El sobrino de Larra ya ha recuperado su reloj, y por agradecimiento a su tío le dio un billete para el baile de la noche. Allí reconoció a las personas que había visto en el local de empeño haciendo alarde de su posición. Cuando se despidió de su sobrino, no reconoció en él el cálido saludo que le brindo antes de pedirle el favor y es que de sobrino sólo hay uno.

El segundo artículo, El casarse pronto y mal, publicado en El Pobrecito Hablador en noviembre de 1832.

Tema: Larra critica la precipitación con que la gente, sobretodo los jóvenes, toman las ideas y hacen las cosas. Aquí el título es muy aclarador y ya nos da una idea sobre el tema que va a tratar, hacerlo todo deprisa y además mal. Larra cree que todo debe hacerse con conciencia de las consecuencias y reflexionar antes de tomar cualquier decisión.

Estructura:

Introducción: Antes de empezar con el tema de que va a tratar el artículo, Larra, nos habla de que hay personas que le dicen su opinión de como ha de hacer sus artículos y los temas que hay que tratar << - ¡Política - clama otro- nada de ciencias ni artes! ¡En un país tan instruido como este es llevar agua al mar!>> <<- ¡Literatura - grita aquel; renazca nuestro Siglo de Oro! Abogue usted siempre por el teatro, que ese es asunto de la mayor importancia. >> Larra entonces hace una reflexión <<opinión es, moralmente, sinónimo de situación. >> Diciendo así que esta gente se cree en libertad de opinar debido a su estatus social.

Ahora ya empieza con el artículo hablando de otro sobrino que tenía hijo de una hermana suya, aficionada a las costumbres francesas educó a su hijo de un modo que a Larra le parecía inadecuado. El sobrino, sin oficio ni beneficio, se enamoró de una joven de buena clase pero al no poder mantenerla los padres de ella negaron su mano al joven.

Cuerpo del artículo: Pero aún así se las ingeniaron para que pudieran casarse, vivían muy felices hasta que se les acabó el dinero prestado por un amigo suyo. Fue cuando Augusto, como se llama el protagonista, tuvo que salir a buscarse la vida para alimentar a su mujer e hijos. La situación iba de mal en peor.

Conclusión: Un día llega Augusto a casa y no encuentra su mujer, se entera que su mujer se ido con otro hombre. Enloquecido sale en su busca, allí encuentra a su amigo con su esposa, a él lo mata de un tiro y ella horrorizada se arrojo por una ventana y murió. Al verla muerta Augusto le escribe una carta su madre diciéndole que si tiene otro hijo que le eduque mejor que a él. Al terminar la carta Augusto se suicidó.

Larra termina con una moraleja: << empiécese por el principio: educación instrucción. Sobre estas grandes y sólidas bases se ha de levantar el edificio.>>

El tercer artículo, El castellano viejo, publicado en El Pobrecito Hablador en diciembre de 1832.

Tema: Larra critica y satiriza el tradicional hombre castellano, nada sutil, sin educación, sin sensibilidad e incrédulo. Critica a la gente que quiere pasar por fina siendo así ignorante. Se trata de su “amigo” Braulio que lo invita a una comida por su cumpleaños.

Estructura:

Introducción: Braulio amigo de Larra le invita a su fiesta de cumpleaños, él aunque de modo reticente acepta. Al llegar allí describe y critica los distintos invitados por su manera de comportarse y su falsedad.

Cuerpo del artículo: Después de esperarse tres horas para comer, se sirvió la comida un hubo ni la estupenda comida, ni la música prometida,… Larra dice que << Braulio debe estar en todo, y por consiguiente suele no estar en nada.>> Hace una crítica así del mal anfitrión que es. Durante la cena criticó a todos los comensales, se veía un extraño en territorio enemigo. La gota que colma el vaso llega cuando casi le obligan a recitar unos versos, él los recita sin el mínimo entusiasmo.

Conclusión: Al llegar a casa da las gracias por haber salido de allí sano y salvo. Termina diciendo que no quiere riquezas ni honores, sólo pide: <<líbrame de los convites caseros y de días de días (cumpleaños); líbrame de estas casa en que sólo se pone la mesa decente para los convidados.>>

El cuarto artículo, Vuelva usted mañana, publicado en El Pobrecito Hablador en enero de 1833.

Tema: Larra satiriza la imagen que los extranjeros en este caso Monsieur Sans-délai, tienen de España y de los españoles. Cree que España está en la misma situación social, económica y con la misma mentalidad que Francia.

Se da cuenta de las excusas que llega a decir la gente con tal de evitar hacer sus tareas. Larra cree que la actitud perezosa del español es una de las causas del atraso del país.

Estructura:

Introducción: Monsieur Sans-délai está en Madrid para hacer unos trámites. Según él la estancia en la capital se alargará como mucho unos quince días, tiempo suficiente para dejarlo todo listo. Pero Larra que conoce el carácter de los españoles se ríe de él diciendo que por lo mínimo tardará unos meses. El francés incrédulo no se lo cree.

Cuerpo del artículo: Larra acompaña a Sans-délai a hacer sus gestiones. Larra conocedor de lo que le espera se lo toma con humor viendo que para realizar las distintas gestiones se sobrepasa de mucho el tiempo que Sans-délai había previsto para cada una. Además tienen que ver como la gente se inventa las excusas más increíbles para eludir sus responsabilidades. El francés no lo acaba de creer como alguien puede ser tan perezoso, Larra sentenciando dice: <<-Pues así son todos. No comerán por no llevar la comida a la boca.>>

Conclusión: Terminados seis meses Sans-délai no ha conseguido más que le digan vuelva usted mañana. Larra sentencia diciendo: << no hay negocio que no pueda hacer hoy que no deje para mañana; te referiré que me levanto a las once, y duermo siesta.>>

El artículo quinto, En este país, publicado en La Revista Española, e abril de 1833.

Tema: Larra critica a aquellas personas que con la frase “en este país” refiriéndose al atraso que sufre España, les quita culpabilidad del retraso del país.

Estructura:

Introducción: Larra empieza haciendo una crítica a aquellas personas que se lavan las manos del retraso económico, social, tecnológico… que sufre España diciendo “en este país” en cada situación donde se encuentra algo que les desagrada. Para demostrar lo que dice, Larra, empieza a narrar una anécdota que le sucedió junto a un amigo suyo, Periquito.

Cuerpo del artículo: Larra acompaña a Periquito a pasar el día con él, de paseo por la ciudad Periquito va mostrando su descontento con las distintas cosas que no le gustan o le parecen incorrectas, resignándose, dice que no se puede hacer nada que son cosas de España. Larra sarcástico le dice que en los otros países todo es perfecto y que él tendría mejor vida si se fuera a vivir allí.

Conclusión: Larra finaliza diciendo que si Periquito preguntase a su padre cómo eran los tiempos aquellos cuando él todavía no había nacido, le respondería que eran peores. Larra es un patriota, dice que se debe eliminar le expresión “en este país” ya que nos impide confiar en nosotros mismos y en nuestras posibilidades, y así podremos competir y adelantarnos a los otros países.

El sexto artículo, Un reo de muerte, publicado en El Español en enero de 1836.

Tema: Larra critica la sociedad española en general, por el hecho de estar a favor de la pena de muerte. Este artículo se caracteriza porque él punto de vista del autor no es nada objetivo, y porque el grado de crítica es muy elevado.

Estructura:

Introducción: Larra inicia el artículo meditando sobre el hombre y su papel en la sociedad. Defina lo que compone una sociedad y los distintos tipos de sociedades y hombres que hay. Habla de la insensibilidad de la población frente las ejecuciones al haber visto tantas. Se opone absolutamente a la pena de muerte y critica diciendo que esta no es la mejor manera de acabar con la delincuencia.

Cuerpo del artículo: Larra describe el proceso por el que tiene que pasar un condenado a muerte, las distintas fases. También describe el comportamiento de la sociedad frente al proceso y al condenado, tachándoles de culpables por no educar a una persona y después evitando su culpa cuando el reo es condenado.

Conclusión: Larra finaliza diciendo que somos los culpables de que sea necesaria la pena de muerte y que es la sociedad quien corrompe a las personas induciéndolas a que cometan crímenes. Finaliza con: <<La sociedad, exclamé, estará ya satisfecha; ya ha muerto un hombre.>>

El séptimo artículo, Fígaro de vuelta, publicado en El Español en enero de 1836.

Tema: Larra critica su viaje de vuelta desde París, y a las distintas personas que se encontró y que no se lo pusieron fácil. Pero aún así ama a su país, sus costumbres y sus gentes.

Introducción: Larra aunque critique a veces su país, ama a su patria diciendo: <<La patria es para un español más necesaria que una iglesia.>> Fígaro, pseudónimo de Larra, le escribe una carta a un amigo en París después de haber estado un tiempo allí. El amigo le preguntaba porqué volver y él le respondía porque echaba de menos sus gentes, su comida y sus calles, echaba de menos incluso criticarlo todo.

Cuerpo del artículo: Fígaro le relata a su amigo el viaje que ha tenido, que la verdad dejaba mucho que desear. También habla de los personajes que se encontró durante el viaje y los satiriza y se ríe de ellos.

Conclusión: Fígaro se resigna ya que ama a España con todo su corazón, y respecta a la gente que vive allí porque son como son.

El octavo artículo, El Día de Difuntos de 1836, publicado en El Español en noviembre de 1836.

Tema: Larra critica el comportamiento de la sociedad en el día de los difuntos, sobretodo aquellas personas que realizan las costumbres propia del día.

Estructura:

Introducción: Larra empieza describiendo lo que sucede por las calles en el día de los difuntos. Larra empieza a creer que el cementerio de Madrid no se encuentra en las afueras sino que se trata de la misma ciudad. Que son los habitantes los que están muertos y que los muertos son los que tienen mejor vida.

Cuerpo del artículo: Larra llega la cementerio y empieza a leer las lápidas las critica e ironiza sobre ellas ridiculizándolas.

Conclusión: Cuando sale del cementerio está muy deprimido, siente que su corazón es otro cementerio, falto de vida, y que la inscripción de su lápida es; aquí yace la esperanza.

El noveno artículo, La nochebuena de 1836, publicado en El Redactor General, en diciembre de 1836.

Tema: como en todos los artículos de costumbres, Larra critica la sociedad actual, por ser como es y por no darse cuenta, son unos hipócritas. Además él se considera igual que la sociedad y eso le hace sentir peor.

Estructura:

Introducción: es día 24 de de diciembre y Larra se está riendo de su criado porque le tiene lástima de ser como es. Le da dinero para que el criado le diga lo que piensa en realidad de él.

Cuerpo del artículo: Larra se va al teatro aún riéndose del criado, vuelve a casa pensando que aunque sea día 24, día de la mala suerte según él no le haya pasado nada.

Al llegar a casa se encuentra a su criado borracho con el vino que ha comprado con el dinero dado. Entonces el criado empieza a hablar diciéndole todo lo que piensa de él. Le dice que en realidad es él quien siente pena de su señor porque cree que busca la felicidad en el corazón humano, y para eso lo destroza.

Conclusión: Larra se enfurece con su criado porque además cree que tiene razón. Piensa que es una pieza más de esa sociedad que tanto critica.

Existe una correlación temporal entre los artículos desde los más antiguos a los más recientes. Además de esta correlación existe otra en relación al estado del ánimo del autor. Cuando más recientes son los artículos más aumenta su pesimismo, sobretodo en estos dos últimos artículos donde el estado de ánimo de Larra es deprimente. Empieza aquí la decadencia del autor que lo llevará al suicidio.

Mariano José de Larra pertenecía al romanticismo, su obra se caracteriza por estar llena de nostalgia hacia aquella sociedad que anhela. Sus artículos se caracterizan por el toque pesimista que les acompaña, pero aun así no impide mostrar la pasión que le despertaba España. El romanticismo en Larra no era sólo un estilo literario, era para él una manera de entender la vida y al ser humano. En sus obras se refleja su conciencia liberal, critica la censura que hay implantada en España, y el aislamiento y retraso que sufre España en relación a los otros países europeos. La mayoría de sus artículos se tratan de anécdotas que justifican el tema que ha planteado al principio, acontecimientos que le han sucedido son las experiencias que le ayudan a escribir los artículos. Trata temas cercanos y de interés para toda la población no sólo la alta y esto hace que sus artículos sean más cercanos al los lectores, que es lo que Larra desea. Compone un conjunto de autores que describían la sociedad vigente y sus costumbres desde una perspectiva más cercana, Larra era el máximo representante.

Larra escribía sobre temas que eran de actualidad en su tiempo y que en mayor o menor grado son de actualidad en nuestro tiempo, ya que el intervalo de tiempo entre sus artículos y nuestro tiempo no es muy amplio. Además, España no evolucionó en igual grado al resto de países debido a la Guerra Civil, por eso los temas siguen estando de actualidad. Trataba información relacionada con la política y mayormente con las costumbres de la sociedad. Existen algunos paralelismos en diversas situaciones que narra Larra en sus artículos; la política es siempre un tema de interés y discusión, Larra critica la insuficiente mano de la política en cuestiones de bienestar y cultura y no tiene esperanzas en un cambio inmediato. En diversos artículos cita el retraso económico que sufre España en relación al resto de países, aunque él tiene fe en que el retraso irá disminuyendo. Una misma situación se vive en estos momentos en España, el país está en la cola en avance tecnológico y económico en relación al resto de países de la unión europea.

Cabe destacar que aún persiste en la actualidad, aunque en menor grado, el carácter perezoso y vago de los españoles, pero el que no persiste es la pena de muerte que Larra tanto criticaba.

Si los relacionamos con el resto de textos periodísticos, los artículos de Larra comparten características, forma, estilo, estructura…

Los artículos de Larra, al igual que los textos periodísticos, necesitan de un título o titular. En él se puede captar la idea principal del texto, tienen que ser de un modo que capten la intención del lector para que se interese y desee continuar leyendo. Como los textos periodísticos, los artículos de Larra no suelen ser extremadamente largos ya que eso perdería el interés del lector, la información justa y necesaria. Aunque hay algo en lo que se diferencian, el punto de vista del autor. En los artículos el autor adopta una actitud completamente subjetiva, dando su opinión del tema en todo momento. Aunque la mayoría de textos periodísticos predomina un punto de vista totalmente objetivo por parte del autor. En lo que concuerdan es en los aspectos lingüísticos, todos los textos se basan en un estilo divulgativo característica propia de los textos periodísticos. Combinan además las diferentes tipologías textuales. El lenguaje también es distinto en los distintos textos periodísticos, en estos artículos predomina un lenguaje más popular debido a las características del autor y que se trate de un artículo obviamente que lo que quiere es llegar al público. Al resto de textos predomina un lenguaje más formal, ya que a veces redactan hechos científicos, pero principalmente porque se trata de textos objetivos.

Los distintos textos periodísticos utilizan diferentes recursos para llamar la atención del lector, en referencia a los artículos de Larra, el autor utiliza el título del artículo, los títulos están llenos de ironía y de sutileza como por ejemplo, casarse pronto y mal, uno de los artículos más famosos de Larra. Este título nos dice que además de casarte temprano y perder la libertad de tu juventud, el matrimonio te sale mal y has desperdiciado los mejores años de tu vida. Y es que además es costumbre hacer tal cosa, la gente lo sabe pero continúa haciéndolo.

Además de este recurso el autor utiliza un léxico próximo al lector, popular, la lectura no resulta compleja, si además le añadimos que la tasa de personas que sabían leer a la perfección era mínima. También que se trate de vivencias del mismo autor, donde él ha tomado parte, y es que el cotilleo llama mucho la atención.

En relación otra vez a los titulares, de manera personal creo que son los adecuados y llenan de interés al lector hacia al tema que ha captado leyendo el titular. Ya que con leer el título ya sabes de que irá el artículo. Aunque los dos últimos, La noche buena de 1836 y El día de los difuntos, no están llenos de esa ironía y sutileza del resto, quizá por el hecho de que se trate de unos artículos verdaderamente pesimistas y tristes.

Y es que, mediante estos artículos se puede averiguar el carácter de Larra, debido a que se involucró mucho en ellos y a que se tratasen de experiencias personales, escritas de manera subjetiva. Larra era un hombre romántico, creía en los aspectos más liberales de la vida y del ser humano. Pero no fue muy afortunado en el amor. Tiene una forma muy sutil y especial de ver la vida, lo ironiza y lo satiriza todo especialmente la sociedad española. Persona reservada ya que a lo largo de sus artículos no hace mucha referencia a sus sentimientos e inquietudes, ni a personas especialmente importantes para él. Parece un hombre calmado que medita las cosas antes de hacerlas para asegurarse que no se equivoca y pueda lamentarse. Quiere tener el control de su vida y una libertad absoluta. Se trata de alguien que representa una vida cotidiana sin altos ni bajos, busca la estabilidad emocional y profesionalmente. Se trata de un hombre culto, con estudios y de elevada situación social y eso le permite poder escribir sobre lo que quiera porque no escribe para comer.

Podríamos decir que se trata de un hombre quizá no ateo, pero que se opone a las acciones de la Iglesia y de lo favorecida que está por parte del Gobierno. << Códices viejos, por ejemplo, suscritos, ediciones raras de obras antiguas y otras bagatelas. ¿Para qué quiere el gobierno esas tonterías? ¡Librotes de frailes! ¡Chucherías de las madres! >>

En los dos últimos artículos es donde se muestra a un Larra de un modo más íntimo, está cansado, deprimido se ha quedado sin esperanzas de poder cambiar la situación de esa sociedad que tanto critica. Sabe que le espera el desengaño y está atormentado. La conclusión que hace el criado sobre Larra, le deja hundido porque se da cuenta de que tiene razón, mediante sus artículos quiere ser lo contrario a aquello que critica pero en realidad no lo es.

En conclusión, se trata de unos artículos cuya lectura ha resultado amena y entretenida. Sobretodo por el modo como critica e ironiza sobre temas de actualidad en ese momento, y hace que te des cuenta de cosas de los españoles, como por ejemplo el modo que tienen de hacer las cosas, de cómo hablan de su propio país…., que no te habías parado antes a pensar, además la forma como las aborda resulta muy acertada. Y es que se trata de una sutileza inteligente y atrevida que hace que no resulte una lectura nada pesada. Incluso los temas eran originales, aunque para el lector no resultasen desconocidos. Además que se tratasen de experiencias personales la mayoría hace que se resulten más creíbles y más interesantes.

Aunque el vocabulario que utilice Larra en sus artículos es un poco antiguo su lectura no resulta difícil. Creo que el hecho que las lecturas resulten amenas, es un hecho que persiste en nuestro tiempo. La gente no tiene tiempo de leer tanto como quisiera y lo que quiere cuando puede leer es que sean libros de fácil lectura y de temática interesante, eso, incluso podría hacer que destinasen más tiempo a leer. En el siglo XIX, con una temática que generase interés y una lectura fluida se tenía el éxito de la obra asegurado. Eso es lo que le ocurría a Larra, escribía sobre la sociedad, sobre aspectos sociales que le criticaba y eso le daba éxito. Además si le juntamos que se trataba de una lectura nada complicada…

También el éxito de Larra en la actualidad es que los aspectos sociales que caricaturiza son aún de interés público, como por ejemplo, la educación que reciben los jóvenes, insuficiente para él, la complacencia, los modales groseros, la hipocresía, la pereza, la vulgaridad, la irresponsabilidad, la ignorancia, la falsedad, la vacuidad, la impaciencia y la corrupción de la sociedad española, etc.

Larra no critica personajes públicos en sus artículos, aunque sí que da alguna, aunque pequeña, crítica al Gobierno, pero la mayoría de personajes que caricaturiza son personajes anónimos de su entorno más próximo, parientes, amigos, conocidos o simplemente personas que ve, como por ejemplo las personas en el local de empeños, o los comensales en casa de Braulio… Estos personajes no son actualidad en nuestro tiempo, todos ya fallecidos, pero si que escribió sobre situaciones que en cierta medida siguen estando de actualidad.

Trabajo sobre los artículos de Larra

Marta Campabadal

1º batch. B

21.02.05

Lengua Castellana y

Literatura.