Artes amatorias

Psicología. Amor fraternal, materno, erótico. Dios. Enamoramiento. Elección. Erich Fromm. Ortega y Gasset

  • Enviado por: Rodrigo
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 18 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información


Durante el pasar de nuestras vidas se nos habla constantemente del amor. Las parejas se declaran amor eterno cada vez que pueden, cuando una madre besa a su hijo y le proclama amor incondicional, cuando el católico debe amar a Dios sobre todas las cosas o amar al prójimo como a si mismo, también están los amigos que se aman en las buenas y en las malas, etc. La palabra amor es una de las palabras clichés de la sociedad mundial a través de los tiempos. Pero . . . ¿ a que le llamamos amor? ¿A un estado de ánimo? ¿A un sentimiento que alguien nos produce durante un momento?¿de donde proviene?¿que lo produce y porque?¿porque el amor no es siempre igual o de la misma manera?, ¿Por qué se acaba? etc…son muchas las interrogantes que se producen al reflexionar este sentimiento, esta palabra que fluye de nuestros labios de manera tan normal, y muchas veces sin importancia. Que fluye como manera de expresión de un sentimiento especial.

Por causa de nuestra naturaleza humana, vivimos en la búsqueda constante del sentido de la vida, en la búsqueda de la respuesta a cada interrogante que nos formulamos. Es por eso que nos adentraremos en el tema mediante el siguiente trabajo de investigación el cual esta basado en estudios de respetados psicólogos, entre los cuales se encuentran Erich Fromm (El arte de amar), José Ortega y Gasset (Estudio sobre el amor), entre otros. También hemos analizado diferentes poemas, canciones y un fragmento de la Biblia con el fin de recoger distintas visiones sobre el amor de entre 3 ramas ligadas a la misma, las cuales son el arte, la religión y el estudio (psicología), que es la base de este trabajo, como bien dijimos anteriormente.

Mediante este informe queremos formarnos una visión tanto grupal como personal del amor, la cual tenga fundamentos fiables y sólidos los cuales, en el mejor de los casos, nos haga formular nuevas hipótesis en base a estos estudios. También queremos aplicar estos conocimientos a la vida diaria, poder comprender lo que sentimos muchas veces por todos los que nos rodean, aprender a identificar y a preservar este sentimiento para poder conllevar una mejor relación ya sea con nuestra familia, pareja, amigos, la humanidad en general, incluso, a nosotros mismos.

El Arte de Amar (E. Fromm)

La teoría del amor.

  • El amor, la respuesta al problema de la existencia humana

Toda teoría del amor, debe comenzar con una teoría respecto al hombre, de la existencia del ser humano. La equivalencia del amor, en los animales, los afectos constituyen específicamente de los instintos. El hombre ha emergido del reino animal, de la adaptación instintiva,

—si bien jamás la abandona y siempre forma parte de ella—

Pero, una vez que arrancaron de la naturaleza, no pueden volver a ella, una vez que son arrojados del paraíso, una unidad total con la naturaleza, se le impide el paso.

Cuando el hombre nace, la raza humana como individuo, pierde instinto. Sólo existe certeza con respecto al pasado, y con respecto al futuro, la certeza de la muerte.

El hombre se dota de razón, es conciente de si mismo, de lo que lo rodea, de sus semejantes, actitudes y sentimientos, de su pasado y las posibilidades de su futuro.

Esa conciencia de si mismo como una entidad separada, la conciencia de su breve lapso de vida, ha de morir contra su voluntad, de que morirá antes que los que ama, o éstos antes que él, la conciencia de su soledad y su «separatidad», de su desvalidez frente a las fuerzas de la naturaleza y de la sociedad, todo ello hace de su existencia separada y desunida una insoportable prisión. Se volvería loco si no pudiera liberarse de su prisión y extender la mano para unirse en una u otra forma con los demás hombres, con el mundo exterior. Estar separado significa estar aislado, sin posibilidad alguna para utilizar mis poderes humanos. Desde entonces que estar separados significa estar desvalidos, ser incapaz de aferrar el mundo, las cosa y las personas (el bien y el mal no existen si no hay libertad para desobedecer), después de haberse vuelto humanos y separarse de la naturaleza del animal, es decir, desde su nacimiento como seres humanos, vieron «que estaban desnudos y tuvieron vergüenza». Después que hombre y mujer se hicieron conscientes de sí mismos y del otro, tuvieron conciencia de su separatidad, y de la diferencia entre ambos, en la medida en que pertenecían a sexos distintos.

Esto se debe cuando en el ser humano no existe el amor, y por esto se forma la vergüenza y al mismo tiempo la culpa y la angustia.

La necesidad más profunda del hombre es, entonces, la necesidad de superar su separatidad, de abandonar la prisión de su soledad. Pero el fracaso absoluto en el logro de tal finalidad significa la locura, porque el pánico del aislamiento total sólo puede vencerse por medio de un retraimiento tan radical del mundo exterior que el sentimiento de separación se desvanece.

En todas las edades y culturas encuentra la solución de superar separatidad.

La solución puede alcanzarse por medio de la adoración de animales, del sacrificio humano o las conquistas militares, por la complacencia en la lujuria, la renunciación ascética, el trabajo obsesivo, la creación artística, el amor a Dios y el amor al Hombre. Y si bien las respuestas son muchas no son, pero innumerables.

En el infante, la yiodad se ha desarrollado apenas; el aun se siente uno con su madre, no experimenta el sentimiento de separatidad mientras su madre esta presente. Su sensación de soledad es creada por la presencia física de la madre, sus pechos, su piel. Solo cuando el niño desarrolla su sensación de separatidad de individualidad, la presencia física de la madre deja de ser suficiente y surgen otras necesidades de superar la separatidad.

De manera parecida, la raza humana, en su infancia, se siente una con la naturaleza. El suelo, los animales, las plantas, constituyen aun el mundo del hombre. Pero cuanto más se libera el ser humano de tales vínculos primarios, mas intensa se torna la necesidad de encontrar nuevas formas de escapar del estado de separación.

Una de estas es:

—los estados orgiásticos; los cuales se producen en un estado transitorio de exaltación de placer, el mundo exterior desaparece y con el también, el sentimiento de separatidad con respecto al mismo.

Los estado orgiásticos son muy intensos, violentos y ocurren en la personalidad total, tanto cuerpo como mente.

El orgasmo sexual es un vivo ejemplo de esto como también el efecto de ciertas drogas.

Otro seria:

Los ritos de orgías sexuales comunales formaban parte de muchos rituales primitivos. Según parece, el hombre puede seguir durante cierto tiempo, después de la experiencia orgiástica, sin sufrir demasiado a causa de su separatidad.

Lentamente, la tensión de la angustia comienza a aumentar, y disminuye otra vez por medio de la repetición del ritual.

Mientras tales estados orgiásticos constituyen una practica común en una tribu, no producen angustia o culpa.

Otra forma de escapar del estado de separación es la siguiente:

—La conformidad con el grupo o solución de tipo rebaño, esta se trata de unas uniones, lo que el ser individual desaparece en alta medida, y cual finalidad es la de pertenencia al rebaño, “si soy igual a los demás, tanto físico como psicológicamente, estoy salvado de la terrible experiencia de la soledad”. Esta conformidad es calmada, a diferencia de los estados orgiásticos, es dictada por la rutina y por eso es insuficiente para acabara con al separatidad.

Esta tiene solo dos ventajas: que es permanente, dentro de lo que cabe y no es espasmódica.

Y por ultimo otra forma de eliminar la separatidad es la:

—Actividad creadora, esta consiste en que todos los tipos de trabajo en el cual el ser humano es el creador, el individuo y su objeto se tornan solo uno, y esto es suficiente para que el hombre se una al mundo. Esto quiere decir que el hombre se conecta a la humanidad a través de su creación.

Todas esta formas para la separatidad son solo superficiales, ya que la única solución definitiva al problema de la existencia humana es el “amor”, pero no tiene que ser un amor inmaduro, el cual se puede presentar a través del masoquismo o del sadismo, si no que tiene que ser un amor maduro en el cual dos seres se convierten en uno, pero siguen siendo dos distintos; el amor es la única forma de conocimiento.

A parte del amor maduro, en el cual uno necesita a la otra persona porque la ama, también existe el amor inmaduro, en el cual la persona ama porque necesita a la otra persona.

Por esto el amor es en el cual se da amor y se recibe sin haberlo esperado, y si esto no sucede nuestro amor es impotente y nos produce dolor.

El amor es activo en el hombre ya que este es libre, es amo de sus afectos e igual decide amar; el amor es un poder que atraviesa barreras que separan al hombre de sus semejantes y los une a los demás, y no obstante, le permite ser el mismo, manteniendo su integridad.

Comentario.

En este libro Fromm nos relata un sin fin de teorías sobre el amor, la separación del hombre con la naturaleza y el nacimiento del ser humano como raza. También en el libro el autor señala el mito de Adán y Eva como referencia al amor, a la separatidad, por lo cual trata de dar a conocer varias formas de luchar contra la esta, las cuales son: estados orgiásticos, la conformidad con el grupo, Actividad creadora y el Amor, pero hay que saber que el amor es el único método definitivo, eficaz, ya que los demás solo son pasajeros.

La separatidad a pesar de sus problemas, se puede manifestar a la vez como un problema solución, ya que a pesar de que el hombre viva en constante soledad, esto lo lleva a solucionar sus problemas, esto quiere decir que uno al sentirse solo trata de buscar el porque a esto, ya que no quiere estar así, y comienza a buscar soluciones para su soledad, esto también implica que llegue a soluciones erróneas y llegue a equivocarse, pero esto no impide a que llegue a la verdadera solución, la cual es el “amor”.

Si ponemos a comparar el mundo actual, nosotros pensamos que las personas hoy en día optan por los métodos mas fáciles, soluciones rápidas y bastante mas pasajeras que la verdadera solución la cual es el amor, ya que estas establecen relacione cortas y superficiales, relaciones las cuales nos llevan un verdadero compromiso, en las cuales después de vivir todo lo que querían con esa persona se aburren y solo se alejan de ellas. Hay veces en que las personas solo se encuentran con alguien para decir que tiene pareja, solo para demostrar una falsa imagen, como también lo pueden hacer para satisfacer ciertos placeres como el sexo, u otras causas.

También existen ocasiones en que todo parte como algo superficial, como un juego, pero luego se torna a algo mas fuerte, en la cual ambos empiezan a amarse, se apoyan, ayuda, protegen y sobre todo se acompañan, en la cual como se nombraba al principio ambos son uno, pero en el cual cada uno deja su espacio personal al otro y lo deja ser el mismo.

Características del amor

Como el amor es una acción de dar sin esperar recibir nada a cambio, la persona que realmente entrega amor lo recibe sin proponérselo. A la persona amada se le entregan 5 elementos. Que son los siguientes:

  • Dar: es la acción de compartir con el otro sin esperar algo a cambio. Es regalar cariño, respeto, cuidado, etc. Sin esperar que ello hagan lo mismo por ti.

  • Cuidado: es una constante preocupación que una persona posee hacia la vida y a el crecimiento de los que amamos.

  • Responsabilidad: es tener una actitud dispuesta a amar. Es comprometerse con otra persona, ser fiel.

  • Respeto: es preocuparse por el ser amado para que este crezca y se desarrolle tal como es y sin cambiar su forma de ser.

  • Conocimiento: es conocer a la persona profundamente, saber cuando algo le pasa sin que el otro lo diga. La única forma de llegar a conocer a una persona profundamente es el amor, pero es muy importante conocerse a si mismo para llevar esto a cabo.

Respetar a una persona sin conocerla es imposible, el cuidado y la responsabilidad serian ciegos si no los guiara el conocimiento. El conocimiento seria vació si no lo motivara la preocupación

Comentario.

Muchas veces las personas sienten que quieren a alguien solo por el hecho de sentirse atraídas por ella o tan solo por pasar más tiempo juntos, pero el amor no es así, ya que el amor es dar y recibir, el amor esta compuesto sin fin de cosas y si una esas falla la relación empieza a decaer, si en una relación no existiera el respeto, uno pasaría por enzima del otro solo porque el quiere estar bien sin pensar en el ser amado.

Muchas veces nos sentimos enamorados, pero nos damos cuenta de que tan solo era algo pasajero y superficial, y a medida que uno va experimentando estos sucesos va aprendiendo el verdadero significado del amor. También se da cuenta de que el amor se complementa de distintos elementos, como el conocer a una persona profundamente, ya que si uno no conoce al otro no podría decir que es amor, tan solo seria atracción física.

Si tú no conocieras a una persona no existiría la confianza, por lo cual no se sentirían cómodos con el otro, por lo cual se descartaría la idea del amor a primera vista.

Por lo que amar, es dar, respetar, apoyar, conocer y aceptar a la persona tal como es, sin tratar de cambiar su forma de ser, solo por satisfacción propia, ya que uno se enamora de la persona tal cual es, por lo que si queremos cambiar eso quiere decir que no sentimos amor hacia ella.

Tipos de amor

Objetos amorosos

El amor es una actitud, una orientación del carácter que establece el tipo de relación de una persona con todo el resto del mundo y no con un “objeto” al que se ama. Por lo que si alguien ama realmente a otra persona ama a todo y a todos incluyéndose a si mismo.

A pesar de esto las personas sentimos distintos tipos de amor dependiendo hacia quien va dirigido este sentimiento. Estos se clasifican en:

  • Amor fraternal.

  • Es la clase más fundamental del amor, básica en todos los demás tipos de amor.

    Está dirigido a todos los seres humanos y se caracteriza por su falta de exclusividad. Por el se entiende el sentido de responsabilidad, cuidado, respeto y conocimiento hacia cualquier otro ser humano y el deseo de velar por su vida. La Biblia se refiere a el diciendo: “ama a tu prójimo como a ti mismo”. Se refiere a la unión con todos los hombres.

    No existen las diferencias en comparación con la identidad de la esencia humana común a todos los hombres. Para experimentar dicha identidad es necesario conocer a la otra persona hasta su mismo núcleo y así percibir la identidad común, el hecho de la hermandad.

    El amor fraternal es el amor entre iguales: pero al no ser completamente iguales todos necesitamos ayuda, lo que no quiere decir que uno sea desvalido y el otro poderoso.

    Sin embargo el amor al desvalido, al pobre, al desconocido es en comienzo un amor fraternal. La compasión implica el elemento de conocimiento e identificación. El amor sólo comienza cuando amamos a quienes no necesitamos para nuestros fines personales.

  • Amor materno.

  • Es una afirmación incondicional de la vida del niño y sus necesidades. En el aspecto de la vida del niño se presenta el cuidado y la responsabilidad imprescindibles para la vida del niño y su crecimiento. El amor materno inculca al niño el amor a la vida aparte del deseo de permanecer vivo. Este tipo de amor entrega “plena leche y miel”, o sea, el primero entrega amor y cuidado y el segundo la dulzura de la vida, el amor por ella y la felicidad de estar vivo. Casi todas las madres son capaces de dar “leche”, pero solo algunas pueden entregar la “miel” también. Para entregar este ultimo elemento una madre no solo debe ser una “buena madre” sino una persona feliz. Ambas actitudes tienen un profundo efecto sobre la personalidad del niño a tal medida que es posible distinguir entre los niños (incluso adultos) los que sólo recibieron “leche” y los que recibieron “leche y miel”.

    En contraste con el amor erótico y el fraternal, el amor maternal se da ante una desigualdad en la que uno necesita toda la ayuda y la otra persona se la proporciona. Se le considera el tipo de amor más elevado y sagrado por su carácter altruista y generoso.

    Pareciera que la verdadera realización de este tipo de amor no está en el amor da la madre al pequeño bebé, sino en su amor por el niño que crece. A parte del equipo instintivo presente en la mujer que establece el amor hacia su hijo también existen factores psicológicos que lo determinan. Como por ejemplo el narcisismo, que puede verse satisfecho por el amor y la infatuación en la medida en que sienta al niño como parte suya, junto con el deseo de poder y posesión. El niño desvalido y sometido constituye un objeto natural de satisfacción para una mujer dominante y posesiva.

    A pesar de que estas motivaciones aparecen con frecuencia no son tan importantes como la necesidad de trascendencia. Necesita sentirse creador, trascender en el papel pasivo de la criatura. Esto se puede alcanzar fácilmente con el amor y el cuidado de la madre por su creación

    Cuando el niño crece debe separarse de su madre y esta no solo debe tolerarlo, sino también, desearlo y alentarlo para que lo haga.

  • Amor erótico.

  • Se caracteriza por el anhelo de fusión completa con una única persona, por lo que es exclusivo y no universal; y también quizá el tipo de amor más engañoso que existe. Se le confunde fácilmente con “enamorarse”, el súbito derrumbamiento de las barreras que existían entre dos desconocidos y que por ser tan repentino es de corta duración. Entre estas personas la intimidad se establece principalmente a través del contacto sexual. Debido a que experimentan separatidad de la otra persona como separatidad.

    Hablar de la propia vida, de las esperanzas y angustias, mostrar los aspectos infantiles y establecer un interés común frente al mundo pueden ser otras formas de superar la separatidad.

    El deseo sexual tiende a la fusión (y no es solamente apetito físico).pero el deseo sexual puede ser estimulado por la soledad, el deseo de conquistar ser conquistado, por la vanidad, el deseo de herir e incluso el de destruir. Con facilidad se comete el error de creer que se ama cuando se desea físicamente. El amor puede inspirar el deseo sexual; en tal caso, el encuentro debe hallarse libre de avidez, del deseo de conquistar o de ser conquistado, pero estar fundido con la ternura. Si el amor erótico no es a la vez amor fraterno, nunca conduce a la unión salvo en un sentido orgiástico y breve. La ternura es el producto directo del amor fraterno y existe en formas físicas, como no físicas.

    La exclusividad del amor erótico suele confundirse como una relación posesiva. Cuando dos personas “enamoradas” la una de la otra y no sienten amor por nadie más, su amor es en realidad un egoísmo que resuelve su problema de separatidad convirtiendo al individuo aislado en dos. El amor erótico es exclusivo, pero se ama en la otra persona a toda la humanidad. Es exclusivo en el sentido de que puedo fundirme plena e intensamente con una sola persona

    El amor erótico ama desde la esencia del ser. En esencia somos todos iguales. Todos somos parte de uno siendo uno. El amor debe ser esencialmente un acto de voluntad, de decisión de dedicar toda nuestra vida a la de la otra persona. Es por esto que este tipo de amor puede darse en matrimonios tradicionales en las que ninguna de las dos partes elige a la otra, sino en las que otras personas eligen por ellas. En la cultura occidental contemporánea, tal idea parece totalmente falsa ya que en esta cultura se pasa por alto el tema de la voluntad. Por lo que amar a alguien no es meramente un sentimiento poderoso, también es una decisión, un juicio, una promesa, un compromiso y que en esencia no importa demasiado quienes son las dos personas

  • Amor a sí mismo.

  • Freíd lo identifica con narcisismo, la vuelta de la libido hacia el propio ser. El narcisismo constituye la primera etapa del desarrollo humano, y quien siendo adulto regresa a su etapa narcisista es incapaz de amar. Freud sostiene que el amor es una manifestación de la libido, y que esta puede dirigirse hacia los demás, o hacia uno. Entonces amor y amor a sí mismo se excluyen mutuamente en el sentido de que entre más grande es uno, más pequeño es el otro.

    Si es una virtud amar al prójimo como a uno mismo, debe serlo también que me ame a mi mismo, ya que también soy un ser humano. La idea expresada en la Biblia “ama a tu prójimo como a ti mismo” implica que el respeto, el amor y la comprensión hacia uno mismo, no pueden separarse del respeto, el amor y la comprensión hacia el otro individuo, por lo que el amor a sí mismo está inseparablemente ligado al amor a cualquier otro ser.

    Nosotros también somos “objeto de nuestros propios sentimientos y actitudes. El amor verdadero constituye una expresión de la productividad, y entraña cuidado, respeto, responsabilidad y conocimiento. Mi propia persona debe ser un objeto de mi amor al igual que lo son las otras personas. Si en individuo es capas de amar productivamente, también se ama a sí mismo.

    La persona egoísta solo se interesa por sí misma, no siente placer en dar, sino únicamente en tomar. Considera al mundo exterior solo desde el punto de vista de lo que puede obtener de él; no le interesa la dignidad e integridad de los demás. No ve más que a sí misma; juzga a todos según su utilidad; es incapaz de amar. El egoísmo y el amor a sí mismo son realmente opuestos ya que el egoísta en realidad no se ama, se odia, lo que lo frustra y lo deja vacío. Parece preocuparse demasiado por sí mismo, pero en realidad, sólo intenta disimular su incapacidad de cuidar de su verdadero ser. La persona “generosa” “no quiere nada para si misma”; “solo vive por los demás”, está orgullosa de no considerarse importante, pero le intriga descubrir que, a pesar de su generosidad, no es feliz, y que sus relaciones con los más íntimos allegados son insatisfactorias.

    Si te amas a ti mismo, amas a todos los demás como a ti mismo. Mientras ames a otra persona menos que a ti mismo, no lograrás realmente amarte, pero si amas a todos por igual, incluyéndote a ti, los amarás como una sola persona y esa persona es a la vez Dios y el Hombre. Así, pues, es una persona grande y virtuosa la que amándose a sí misma, ama igualmente a todos los demás”

    Meister Eckhart

  • Amor a Dios.

  • El amor es el intento de superar la separatidad por medio de la unión. Y la forma religiosa del amor es psicológicamente parecida.

    En todas las religiones teístas, Dios representa el valor supremo, el bien más deseable, por lo que el significado de Dios depende de cuál sea el bien más deseado para una determinada persona. El concepto de Dios debe comenzar con un análisis del carácter de la persona que adora a Dios.

    Muchas religiones primitivas son manifestaciones de la etapa evolutiva en la que el hombre se siente identificado todavía con los árboles y los animales. Se adora a un animal como un dios. Luego cuando la habilidad humana se ha desarrollado hasta alcanzar un nivel de artista o artesano, y el hombre ya no depende exclusivamente de la naturaleza los objetos que el mismo produce se transforman en un dios. Es aquí cuando se adoraban las figurillas de arcilla, plata u oro. En una etapa posterior a los dioses se les da forma humana. Pareciera que esto ocurre cuando la humanidad se ha dado cuenta de que ella misma es la cosa más elevada y digna de la creación. En la fase de adoración a dioses antropomórficos encontramos una evolución de dos dimensiones. Una referida a la naturaleza femenina o masculina de los dioses y otra al grado de madurez alcanzada por el hombre, lo que determina la naturaleza de sus dioses y la naturaleza de su amor a ellos.

    En un principio las religiones eran matriarcales en las que el ser superior es la madre. Es la diosa y la autoridad en la familia y en la sociedad. Para comprenderlo basta recordar el amor materno el cual se basa en la igualdad y todos los hombres son iguales, porque todos son hijos de la Madre Tierra.

    La etapa siguiente es la patriarcal. En la cual la superioridad de la madre es remplazada por la del padre tanto en la religión como en la sociedad. La naturaleza del amor del padre le hace tener exigencias, establecer principios y leyes, y a que su amor al hijo dependa de la obediencia de éste a sus demandas. Prefiere al hijo que más se le asemeja, al más obediente y capacitado para sucederle, como heredero de sus posesiones. Es por eso que la igualdad de los hermanos se transforma en competencia y lucha. Pero es imposible arrancar del corazón humano el anhelo de amor materno, por lo que la figura de la madre amante no se ha podido eliminar completamente del panteón. Es evidente que en la doctrina católica las buenas obras forman parte del cuadro patriarcal ya que es posible alcanzar el amor del padre mediante la obediencia y el cumplimiento de sus exigencias.

    El carácter del amor a dios depende de la gravitación de los aspectos matriarcales y patriarcales en la religión. El aspecto matriarcal me hace amar a Dios como a un padre que es justo y severo, que castiga y recompensa y que me elegirá como su hijo favorito. En el aspecto matriarcal de la religión, amo a Dios como una madre omnímoda. Tengo fe en su amor y sé que pase lo que pase me rescatará, me salvará, me perdonara, me amara y no amara a ninguno de sus demás hijos más que a mí.

    En una etapa más evolutiva del hombre Dios deja de ser figura de un padre y se trasforma en un símbolo de justicia, verdad y amor. En ese desarrollo Dios deja de ser una persona; se convierte en el símbolo del principio de unidad subyacente a la multiplicidad de los fenómenos.

    La evolución desde el principio antropomórfico al puro monoteísmo establece una diferencia fundamental en el amor a Dios. Reclamo aún, como una criatura, que haya un padre que me rescate, que me vigile, que me castigue, que me aprecie cuando soy obediente, que se sienta halagado por mis alabanzas y enojado por mi desobediencia. La mayoría de la gente no ha superado esta etapa infantil, y de ahí que su fe en Dios signifique creer en un padre protector. Una persona verdaderamente religiosa no reza por nada, no espera nada de Dios; no ama a Dios como un niño a su padre o a su madre; ha adquirido la humildad necesaria para percibir sus limitaciones, hasta el punto de saber que no sabe nada acerca de Dios. Dios se convierte para ella en un símbolo en el que el hombre, en una etapa más temprana de su evolución, ha expresado la totalidad de lo que se esfuerza por alcanzar, el reino del mundo espiritual, del amor, la verdad y la justicia.

    En todos los sistemas teístas existe el supuestote la realidad del reino espiritual, que trasciende al hombre, que da significado y validez a los poderes espirituales del hombre y a sus esfuerzos por alcanzar la salvación y el nacimiento interior. En una religión no teísta la vida no tiene otro sentido que el que el hombre le da.

    Según una lógica paradójica se puede concluir que el amor a Dios no es mediante el pensamiento, ni el pensamiento del propio amor a Dios, sino el acto de experimentar la unidad con Dios.

    Por lo tanto, lo más importante es la forma correcta de vivir. Toda la vida, cada acción se dedica al conocimiento de Dios, pero no a un conocimiento por medio del pensamiento correcto, sino de la acción correcta.

    En la historia moderna ese principio se expresa en el pensamiento de Spinoza, Marx, y Freud. En la filosofía de Spinoza, el acento se traslada de la creencia correcta a la conducta correcta de la vida. Marx sostuvo idéntico principio. La lógica para paradójica de Freud lo llevó al proceso de la terapia psicoanalítica.

    Desde el punto de vista chino, indio y místico, la tarea religiosa del hombre no consiste en pensar bien, sino en obrar bien.

    En lo que se refiere al pensamiento occidental, cabe afirmar lo contrario. Puesto que se esperaba encontrar la verdad fundamental en el pensamiento correcto. Se le otorgaba especial importancia al pensar, aunque también se valoraba la acción correcta. En la evolución religiosa tal actitud condujo a la formación de dogmas y a la intolerancia frente al no creyente o hereje. Más aún, llevó a considerar la fe en Dios como la principal finalidad de la actitud religiosa. Naturalmente, eso existe también el concepto de vivir correctamente.

    En síntesis; en el sistema religioso occidental predominante, el amor a Dios es esencialmente lo mismo que la fe en Dios. El amor a Dios es fundamentalmente una experiencia mental. En las religiones orientales y en el misticismo, el amor a Dios es una intensa experiencia efectiva de unidad, inseparable ligada a la expresión de ese amor en cada acto de la vida.

    La naturaleza del amor a Dios corresponde a la naturaleza de su amor al hombre, y, además, la verdadera cualidad del amor a Dios y al hombre es con frecuencia inconsciente. El amor al hombre, además si bien directamente arraigado en sus relaciones con su familia, está determinado, en ultima instancia, por la estructura de la sociedad en que vive. Si la estructura social es de sumisión a la autoridad, su concepto de Dios será infantil y estará muy alejado del concepto maduro, cuyas semillas se encuentran en la historia de la religión monoteísta.

    Comentario sobre los tipos de amor:

    Todos los seres humanos, y no temo equivocarme al decir que sin excepción, han creído sentir realmente alguno de estos tipos de amor en algún periodo determinado de sus vidas. ¿Pero cuantas de estas personas lo han sentido verdaderamente y no se han confundido con una emoción sin trascendencia?

    Sin duda el numero se reduciría enormemente. Es muy fácil para una persona creer que lo que siente es amor pero quizás no está tomando en cuenta todo lo que esto implica. La acción de dar sin esperar nada a cambio, el respeto y el apoyo incondicional dejando de lado nuestras ambiciones, dañinas vanidades y malos sentimientos es sin duda una acción muy difícil para todas las personas, pero más difícil aún es amar a todos los seres humanos por igual, sin importar si son nuestros seres queridos o nuestros peores enemigos.

    Sentimos amor incluso antes de nacer, primero por nuestras madres, luego por el padre y a medida que vamos creciendo podemos sentir otros tipos de amor, como el fraternal que va dirigido hacia los amigos de infancia (en la vida adulta a la humanidad en general), luego cuando ya somos más maduros podemos experimentar el amor erótico dirigida hacia una determinada persona y en una etapa más madura aún de nuestras vidas podemos amar a Dios.

    También es importante señalar lo relevante que es en nuestras vidas y en la de los demás la forma en la que entregamos o demostramos nuestro amor y como los demás lo hacen con nosotros, ya que no basta solo con sentirlo. Por ejemplo si una madre ama enormemente a su hijo, pero no se lo demuestra el niño se sentirá profundamente abandonado y triste. Ella debe demostrarle lo que siente por el con palabras pero por sobre todo con acciones, de lo contrario podría causar un trauma irreversible en la criatura.

    “El Enamoramiento”

    En el libro “estudio sobre el amor”, el autor da un énfasis en el enamoramiento como uno de los pasos que desembocan en el amor (generalmente, no siempre). Habla de este como “un proceso mecánico, automático y sin espiritualidad verdadera”.

    En el libro se presenta los pensamientos del autor frente a este proceso. Se habla del enamoramiento como un fenómeno de la atención, el cual cabe afirmar que es el fijar la concentración en algo o alguien. En ese caso podemos decir que una persona normal tiene la atención fijada en un N° indeterminado de cosas o personas, en donde una de ellas sobresale.

    Ahora, cuando alguien se enamora de otro, este fija su atención en esta persona transformándola en el eje de su vida, en su mundo, dejando las demás cosas y personas en un segundo plano. Este proceso dura un tiempo indeterminable, pero, entramos al tema de la manía cuando este lapso tiene una frecuencia fuera de lo normal (en su mayoría), o sea hablamos de una persona maniática cuando esta tiene un régimen atencional anómalo. Pero, a pesar de que el enamoramiento es un proceso atencional anómalo, cabe agregar que aun así es completamente normal, que le sucede a gente normal. Esto es el enamoramiento en un principio. Cuando alguien se enamora su campo atencional se va estrechando cada vez más concentrándose en un solo punto que es la persona de la que se esta enamorada. O sea, que en vez de “enriquecer la vida mental se produce todo lo contrario, la conciencia se angosta y hay una eliminación celas cosas que antes ocupaban nuestra mente, dejando una sola cosa. Este punto concentra mas fuerza psicológica del ser enamorado, o sea, toda la atención se centra en esta persona de la que se esta enamorado. Vale decir que esta persona (de la que se esta enamorado) no esta inmersa en el mundo sino que el mundo en ella.

    Cuando uno pone toda la atención en esta persona, ve en ella muchas cualidades extraordinarias, las cuales no son necesariamente inexistentes, ya que (incluso a nuestro juicio como grupo) estamos acostumbrados a ver los defectos de los demás en vez de sus cosas buenas. También se puede decir que al entrar en la “angostura mental” no podemos salir, es posible si nos damos cuenta al principio de este proceso pero no durante el mismo. O sea, que no hay manera de fijar la atención en otra cosa estando enamorado, aquí entramos a otro tema que se toca que es el hipnotismo. Ya que se entra a un estado hipnótico, cuando uno esta enamorado es estar en una cámara mental herméticamente sellada de manera que no se puede romper por propia voluntad, o sea, nuestro hipnotizador es la persona de la que estamos hipnotizados y nosotros, obviamente, somos los hipnotizados. Cabe agregar que “la atención es el aparato que regula nuestra vida mental, que al quedar esta paralizada, quedamos sin ningún movimiento realizable por lo que para salvarnos de esto, tendríamos que volver a ampliar nuestro campo atencional, lo cual al estar sellado es imposible hacerlo nosotros mismos, tampoco serviría algún agente externo, ya que al encontrarse en un segundo plano, no tiene como llamar nuestra atención. Por lo tanto nos encontramos en un viaje si vuelta atrás. Ahora podemos afirmar que al definir el enamoramiento como un fenómeno atencional anómalo, al fijarse en un objeto por tiempo indeterminado lo podemos relacionar con cosas de nuestra vida cotidiana, como un problema. Pero Wundt fue el que separo la tensión en dos tipos: la activa y la pasiva, donde la pasiva en la que se impone frente a nuestra atención normal, me explico, cuando uno va cruzando la calle y de manera inesperada nos tocan la bocina para cruzar mas rápido siendo que nosotros estábamos absortos en nuestros pensamientos, en este caso nuestra atención se fijo en la bocina de manera involuntaria sin basarse en los gustos del personaje. Y el enamoramiento queda como la activa que en este caso seria que el que se enamora es porque quiere enamorarse. Por lo que podemos afirmar que en este punto el enamoramiento se aleja de la obsesión, o sea transformando al enamoramiento en un fenómeno normal, el cual se aleja de la obsesión, que como sabemos es un fenómeno patológico (una enfermedad, por decirlo así). Cabe agregar que el obseso no se fija en una idea o punto por propia inclinación.

    Por lo demás vale decir que cuando uno se enamora pasa por el mismo proceso, o sea siempre es igual, quiero decir que todo el mundo se enamora igual, con la misma monotonía sin importar ninguna diferencia, ya sea sexual, racial, social y hasta por edad. Ahora el comienzo es diferente, o sea, todos se enamoran igual pero no de las mismas cosas. La pregunta es ¿Que es lo que fija la atención de una mujer sobre un hombre o viceversa?¿que genero de cualidades otorgan esa ventaja a una persona para sobresalir de entre los demás frente a la atención de otra?

    Antes de proseguir cabe agregar que el místico es la persona que esta enamorada de Dios. Ahora tanto el enamorado como el místico comparten la idea de que fijan su atención de manera anormal en alguien, como es el caso del místico, en Dios. También comparten ciertas ramas donde la primera es la fijación, que es cuando estos están absortos de la persona o Dios, cuando todavía están fuera de estos personajes. O sea, se concentran en el ser amado. Ahora, cuando para el enamorado sobreviene el éxtasis amatorio le sigue el embobamiento, donde los “gestos del bobo” son los que dominan en ese momento, por ejemplo cuando la mirada se ablandan, cuando la mirada se fija en la nada pero también se concentra en un punto, algo así como que lo esta mirando pero no lo ve. Luego esta el “estado de gracia” tanto para el enamorado como para el místico. Estos llevan una vida sin bien ni mal, una vida sin preocupaciones, donde la vida pierde peso, así, para estos todo es bonito y gracioso, porque al ver al mundo, al ver lo que lo rodea, no las ve en su esencia, sino en la de Dios o lo amado. A Quienes, como se pudo ver anteriormente, se le agregan extraordinarias cualidades. Ahora, cuando hablamos del “estado de gracia”, es estar fuera de si y fuera del mundo, exactamente igual que el éxtasis, ya que es lo que el mismo significa.

    Vale decir que el estar en el éxtasis, el estar fuera de si, ha creado todas las formas de lo orgiástico, ya sean la embriaguez; el misticismo; el enamoramiento; etc… esto no quiere decir que sean todos iguales, sino que vienen de una raíz común, calando en la orgía.

    Ahora, volviendo al hipnotismo, podemos decir hay ciertos rasgos en qué coincide con el enamoramiento, como por ejemplo: … “los manejos que facilitan el ingreso en la hipnosis tienen un valor erótico” … ahora esta observación como otras más, vistas en experimentos con animales {las que no vamos a citar}, están hechas por Schilder. Estas terminan en la conclusión del mismo la cual a resumidas cuentas dice: … “todo ello hace sospechar que la hipnosis humana sea también una función biológica auxiliar de la sexual”... Ahora el hipnotizado no podría caer en este estado de completa entrega sin el completo consentimiento sin tenerle la confianza al hipnotizador. Por este y muchos atributos e de parecerse el enamoramiento al hipnotismo. O sea, pueden transferirse al enamoramiento, donde el enamorado siente un deseo de entrega y de descanso en el otro.

    Vale decir que el amor y el misticismo no son lo mismo pero son de raíces iguales, donde la conciencia adopta una forma casi idéntica, que tienen una misma sensación emotiva dejándose manifestar, de manera indiferente, las formulas ya sea místicas o eróticas respectivamente.

    Cabe agregar que hemos visto un solo proceso del amor, el cual (al igual que los otros) es mecánico, pero para llegar al amor es necesario pasar por ellos, también decir que si no se pasara por ellos habría amor sin instinto sexual, o sea, la parte sexual esta comprometida con el amor al 100%. Y como “dato freak” el corregir que entre más amor más violencia, ya que muchas veces se cae en el error y en el dicho de: … “El que te quiere te aporrea”.

    Es valido decir que este estudio centrado en el enamoramiento esta bien fundamentado y que grupalmente al no estar calificados para corregir los errores de dicho informe por la falta e conocimiento frente al tema y basándonos en nuestras creencias sin fundamentación, nos afirmamos fielmente en la mayoría del texto, dejando de lado (y al criterio personal de cada uno de nosotros) en lo que se refiere a discrepancias que existen con los otros textos.

    La elección en amor

    Como se dijo anteriormente el enamoramiento es siempre igual, pero, no todos se enamoran de lo mismo. Entones ¿Cuáles son los tópicos generales que enamoran a la gente? La respuesta la encontramos nosotros mismos, se encuentra en como somos en el fondo. En el libro, se presenta la idea de que … “el fondo decisivo de nuestra individualidad no está tejido con nuestras opiniones y experiencias de la vida; no consiste en nuestro temperamento, sino en algo más sutil, mas etéreo y previo a todo esto. Somos, antes que otra cosa, un sistema nato de preferencias y desdenes” ……..… “como una batería de simpatías y repulsiones”

    Ahora este fondo es desconocido, secreto para el mundo y para uno mismo, al igual que uno no puede verse como es sin utilizar un espejo, o sea, es imposible hacerlo “naturalmente” o mejor dicho, por nuestros propios medios. Y cabe agregar que además uno vive un sketch, una representación bastante falsa y alejada de lo que debería ser. Esto es no por engañar a los demás sino para disfrazarnos ante nuestra propia mirada. Por lo que es valido decir que vivimos así influidos por distintos tópicos, entre ellos el contorno social o la propia voluntad de la persona. Entonces podemos afirmar que si una persona vive en contra de su inclinación profunda y personal, entonces vive una falsedad. Antes de continuar se piensa que nosotros al hacer la elección de la pareja, revelamos nuestro fondo especial. Este fondo lo podemos ver, pero no en lo que creemos o pensamos sino en nuestra fisonomía y gestos, que salen del inconsciente, difícilmente se puede equivocar este método.

    También, al adentrarnos en esto encontramos la voluntad, la cual no cumple otro rol que el de inhibir cualquier “movimiento” prevoluntario, por lo tanto su intervención es mas bien negativa. Entonces el querer es el otro lado de la moneda en comparación con la voluntad, donde es el mismo el que deja fluir estos “movimientos preexistente”.

    Durante este estudio se fundamenta la idea de que el pensamiento renacentista de que el hombre es racional y libre esta muy lejos de la realidad. En cierta parte somos libres y racionales pero elementalmente no somos ni libres ni racionales. Ahora hay muchas formas de contradecir la idea de que al elegir la pareja uno revela el fondo, pero, ninguna es lo suficientemente buena como para reformular el como se elige a la pareja. Ahora…. como diferenciamos el instinto sexual del verdadero amor?.

    La verdad es que cuando un hombre pasa junto a una mujer se siente atraido a ella generalmente, y “se pasa mil y un rollo” con la misma, incluso esta el caso de que hombre se dirige a la mujer, solo por la incitación sexual que esta le produce, pero el amor es diferente ya que el individuo aparte de sentirse atraído, va hacia la mujer por iniciativa propia, cabe agregar que al comparar los comentarios de dos individuos sobre una mujer donde uno esta “enamorado” por decirlo así y el otro solo interesado “sexualmente” también por decirlo así. Obviamente los comentarios son diferentes ya que por ejemplo si nos centramos en los comentarios quizás el primero hable de sus gestos dulces, o pequeñas cosas (detalles), en cambio el otro va a tener una mayor fijación en cosas más generales centrándose en sus curvas por ejemplo. Ahora también se difiere mucho en el pensamiento de la belleza, donde tiene muchos significados los cuales ninguno converge con la idea de belleza que tiene el amor.

    La importancia del amor

    El amor romántico

    El amor romántico es emocional, impulsivo, intenso y con gran fuerza dinámica, es algo que ocurre y el individuo no lo puede evitar

    • El enamorado se siente fuertemente atraído por el otro, algo superficial, que lo inquieta y no puede vivir sin el.

    • Este amor es auto referente, el individuo se ve reflejado en el otro.

    • Este tipo de amor se da en las personas que se sienten incompletas. Personas que ven la relación como un alivio al aislamiento; en la cual se forma una ilusión de ser solo “uno completo” a través del otro, tratando de tomar de el lo que le falta. Nosotros anula el tu y yo.

    • Este amor es propio de los adolescentes que se encuentran centrados en si mismo y en la búsqueda de su propia individualidad. Un sentimiento que se refuerza por la idealización y asumir posiciones extremas como el todo o nada.

    Pero también en los adultos inmaduros se encuentra el amor romántico, ya que estos no han superado la etapa del egocentrismo.

    En nuestra cultura de alguna manera se nos trata de enseñar lo que es el amor. Se piensa que amor sin pasión no perdura, termina que no hay amor sin pasión, excitación el deseo de poseer al otro. Y si estos se debilitan, la relación pierde sentido.

    Más aun el machismo muy exacerbado en ciertos sectores sociales consagra la posesión del hombre sobre la mujer y la dependencia de ella.

    Por ultimo, muchos procesos amorosos se ven detenidos al nivel del amor romántico, porque las personas hacen suyas una serie de costumbres y valores sociales, particularmente de la sociedad urbana. Es así como el individualismo, la desconfianza, competencia, el énfasis en el tener, la importancia alo externo, al poder y la dominación, la rapidez con que se vive, nos dan lugar para compartir, para sacarse las mascaras, para “ser”, para compenetrarse consigo mismo y con el otro y darse tiempo para trabajar la relación, requisitos fundamentales para el desarrollo de un amor maduro.

    Comentario.

    En este texto el autor da a conocer un tipo de amor, “el amor romántico”, el cual se basa en la idealización de las personas y la superficialidad. También este amor es muy inmaduro por lo cual se encuentra generalmente en los adolescentes y adultos inmaduros que aun no han superado el egocentrismo.

    En este amor la persona trata de encontrar lo que le falta en el otro para ser completo. Hoy en día este tipo de amor se encuentra mucho en los jóvenes, ya que el mundo actual es totalmente competitivo, que trata de buscar la mayor perfección posible. Por lo que los jóvenes tratan de buscar lo otro que les falta en los demás, en su pareja, tratan de ser uno solo anulando totalmente el “ser uno mismo”.

    De algún modo los que experimentan este tipo de amor, son gente que quieren buscar su individualidad, su auto estima.

    El mundo actual trata de enseñarnos cual es el amor, que cuando la pasión acaba el amor no puede seguir y uno pasa al “acostumbrarse” a estar con la otra persona.

    Pero uno tiene que tomar en cuanta que el verdadero amor nos lleva a la felicidad, a una vida mejor, este se puede llamar como amor maduro, amor racional, en el cual las dos personas se respetan, se cuidan, se apoyan, dejan ser uno mismo. También el amor no es algo que se pueda enseñar, sino que es algo que uno mismo lo aprende, lo siente, por lo cual para llegar a este uno puede pasar por sin fin de errores, amores falsos, como el amor romántico.

    El encuentro con el otro

    Son varios los factores que nos llevan a elegir a la pareja con al que queremos pasar el resto de nuestras vidas y también los valores que fortalecen esta relación. Los factores que nos influyen en la elección de la pareja son:

    • La química: es una fuerza muy poderosa que produce una atracción irresistible entre dos personas, que actúa como radar y es solo percibida por las personas involucradas. Este proceso es irracional, inconsciente y muy fuerte, en el cual principalmente actúan las inseguridades de la persona haciendo que esta valore la posición opuesta.

    • Cualidades superficiales: este aspecto involucra las cualidades externas, aparentes y evidentes, y que son formadas por la sociedad en el transcurso del tiempo, que se heredan de generación en generación y se enseña a valorarlas. Este proceso es emocional complementado con lo racional.

    • Proceso racional: esta se basa en la afinidad que se tenga con la otra persona en cuanto se trate a costumbres, valores, metas e ideales, forma de enfrentar los problemas, la religión, etc. Este proceso se lleva a cabo después de la química y las cualidades superficiales.

    Cuando alguien encuentra una pareja a encontrado a otra persona que pueda suplir lo que le falta, por lo tanto, encuentra un complemento. Es por este motivo que hay dos procesos de complementariedad y que son los siguientes:

    • Complementariedad positiva: este es el tipo de relaciones en el que cada miembro tiene la capacidad de contactar en el otro, aspectos de su propia personalidad que no ha desarrollado o que están ocultos. En esta relación siempre existe una actitud de apertura, se quiere comprender e incluso el hecho de que los dos tengan el mismo problema hace que ambos puedan entenderse mejor.

    • Complementariedad negativa: este es el tipo de relaciones en el que cada miembro de la pareja enfatiza las imperfecciones del otro, intentando que el otro se parezca lo más posible a él. En esta relación siempre se busca que el otro cambie, se hacen daño mutuamente, tratando cada uno que el otro solución el problema que entre ellos existe.

    En toda relación de pareja siempre se presentaran elementos de ambas complementariedades, pero la calidad de la relación dependerá de la proporción a la que se presenten estos elementos.

    Los valores que fortalecen una relación de pareja son:

    • Cada uno debe conocerse profundamente a si mismo.

    • Se deben sentir plena y satisfechamente consigo mismo, para poder compartir esto con el otro.

    • Deben tener alto grado de madures emocional.

    • La relación debe basarse en dar sin esperar recibir nada a cambio

    Comentario.

    Nos hemos dado cuenta que para llegar a amar realmente a una persona, debemos pasar por distintas etapas, cuales muchas de ella son inconscientes. Para preservar este sentimiento debemos cumplir con ciertos requisitos y realizar diferentes acciones, de manera tal que no se deteriore.

    Este trabajo debemos realizarlo junto a nuestra pareja, cada uno en beneficio del otro, sin intentar cambiarla.

    También se señala que cuando en una relación existen los mismos problemas se fortalece, cuando los dos luchan por superar esto. Como también si en la relación una persona trata de que el otro se parezca a el, hace que cambie pasando por enzima de ella, lo cual deteriora la relación al perder el respeto.

    También existen valores, los cuales son muy importantes para la relación, ya que si uno no tuviera respeto y conformidad consigo mismo, no podría establecer una relación con el otro. También la madurez es importante en esto, una madurez emocional. Y por ultimo y mas importante lo que nombramos muchas veces en el informe, el dar sin esperar nada a cambio.

    Conclusión.

    Nosotros queríamos hacer este informe, con el único fin de obtener una buena nota para el ramo de psicología, pero, a medida que íbamos desarrollando este trabajo y analizando distintas perspectivas, conociendo estudios del tema, recordando y poniendo en comparación a experiencias personales de todos los integrantes, nos hemos podido dar cuenta de que creímos haber sentido amor, cuando no lo era o que cuando pensábamos que entregábamos amor puro, no era ni siquiera la sombra de ello, ya que cumplía con muy pocas de las condiciones que contiene el amor verdadero, las cuales son, el respeto, apoyo, cuidado, el dar sin esperar nada a cambio, querer a la persona tal cual es.

    También hemos aprendido que cuando una relación se termina o “se acaba el amor” es culpa de ambas partes, ya que si uno falla la relación pierde fuerza.

    También el mundo actual trata de enseñarnos el significado del amor, pero la única forma de llegar a entender esto, es experimentando el sentimiento. El amor es una facultad que debe crearse y debe ser desarrollada, conocerla teóricamente, pero más que eso experimentalmente.

    Ahora podemos diferenciar entre los distintos tipos de amor que sienten las personas, sabiendo que el amor fraterno es la base de todo tipo de amor, el amor materno se puede decir que es el amor mas puro e incondicional existente, ya que puede personar cualquier cosa, y dar sin esperar absolutamente nada a cambio, el amor erótico es el amor de pareja, también el amor así mismo (sin el cual no podríamos amar a nadie, según el principio “ama a tu prójimo, como a ti mismo”), y por ultimo el amor a Dios , que es la búsqueda de la unión con el ser supremo durante y después de la vida.

    Como decía en el arte de amar de E. Fromm el hombre antes de separarse de la naturaleza era de alguna manera un animal, constituido del instinto, y cuando se separo de ella, este se doto de razón. Y como decía Fromm:

    —Después de haberse vuelto humanos y separarse de la naturaleza del animal, es decir, desde su nacimiento como seres humanos, vieron «que estaban desnudos y tuvieron vergüenza».—

    Esto quiere decir que el hombre no sentía amor por ella, ya que este después de ser descubierto trato de defenderse echándole la culpa a Eva. Cuando uno no siente amor y se muestra desnudo, o realiza actos como sexo, después vienen sentimientos de angustia o culpa. Por eso cuando el amor existe, estos actos te llenan de riqueza espiritual y una conformidad absoluta. El amor es lo que principalmente nos diferencia de los animales, mas que la inteligencia, ya que el amor es la relación más intima entre dos personas.

    Ahora pasando a un subtema, entramos a uno de los procesos del amor que es el enamoramiento, el cual según el estudio del amor es un fenómeno anómalo de la atención, donde el individuo fija su atención en el otro ser transformándolo en su mundo. La verdad que cuando uno esta enamorado se siente bien, nada puede hechar a perder el momento, este es el estado de gracia. Esto converge con lo que por lo menos nos a pasado alguna vez a cada uno de nosotros.