Arte prehistórico

Historia del Arte. Paleolítico. Rupestre. Neolítico. Cobre. Bronce. Hierro

  • Enviado por: Eve
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información


EL ARTE EN LA PREHISTORIA

Se entiende por Prehistoria el período de la humanidad que comprende desde la aparición del hombre hasta el comienzo de la escritura. Este proceso tan largo, se divide en tres grandes unidades: el Paleolítico, el Neolítico y la Edad de los Metales. Las manifestaciones artísticas más relevantes son las pinturas rupestres del Paleolítico y las edificaciones pétreas del Neolítico.

ARTE PALEOLÍTICO

El arte paleolítico, es un arte desarrollado entre los años 32.000 y 11.000 a.C., durante el último periodo glacial. Comprende dos manifestaciones importantes: una es escultórica, el Arte Mueble (también llamado arte miniatura o arte portátil), y otra pictórica, el Arte Parietal o Rupestre.

Arte Rupestre

El arte rupestre, recibe su nombre de las paredes rocosas de las cuevas y abrigos en los que se realizaban las pinturas. Estas pinturas representaban fundamentalmente animales y escenas de caza. Los pigmentos utilizados eran naturales (tierra, carbón, sangre...).

Se distinguen dos áreas:

  • La zona franco-cantábrica (que comprenda la zona Cantábrica y el sur y centro de Francia): representa animales sueltos, sobre todo herbívoros, menos carnívoros y apenas aves o peces, y sobre todo pocos hombres. Son frecuentes las representaciones de las manos y las pinturas son policromas.

  • La zona levantina: representa animales y hombres en movimiento: escenas de caza. Las pinturas son monocromas.

No se conocen pinturas en el resto de Europa.

Arte franco-cantábrico (o hispano-aquitana):

   Representado por las pinturas que el hombre, con fin mágico-religioso, realiza en las zonas más recónditas de las cuevas en que vive, representando animales sueltos y de gran tamaño, tratados con un profundo sentido naturalista, que se yuxtaponen sin llegar a constituir escenas. La convención predominante consiste en dar una visión de perfil. Los animales se pintan para hacerlos propicios para su captura. Los más representados fueron los grandes mamíferos como son los mamuts, renos, bisontes, caballos, osos, rinocerontes, etc.

El dibujo es de una gran veracidad y perfección; un acusado naturalismo lo lleva, en ocasiones, a aprovechar los desniveles de la roca para aumentar el realismo y poner brillo en los ojos mediante pequeñas incrustaciones de silex.

Pinturas de la escuela levantina:

Las pinturas levantinas postpaleolíticas pertenecen a cuatro estilos:

  • El más antiguo es el arte lineal-geométrico el cual carece de soporte rupestre y se manifiesta únicamente en plaquetas, se caracteriza porque las figuras antropomorfas y los motivos geométricos se presentan mediante trazos rectilíneos.

  • El macroesquemático se caracteriza por sus paralelos con el arte mueble del neolítico antiguo, especialmente en la decoración cardial de la cerámica.

  • El levantino reproduce escenas naturalistas de caza, danza y recolección y tiene un contenido más narrativo.

  • El esquemático representa un mundo simbólico de motivos geométricos e idealización de figuras.

Arte Mueble

El arte mobiliario o arte mueble, es decir el que se puede trasladar, consiste en figuras y objetos decorativos tallados en hueso, cuernos de animal o piedra o modelados toscamente en arcilla. En ellos, el artista paleolítico, representaba los animales que normalmente cazaba. Hay dos estilos: uno naturalista y el otro esquemático, aunque muchas de las incisiones o signos, en realidad son representaciones de vegetación.

Su arte es decorativo y se aplicaba a los utensilios que utilizaban para cazar, trabajar o comer; otras veces los utensilios fabricados tienen una finalidad religiosa o social, para determinar la posición del individuo en el grupo (bastones de mando).

En la escultura son muy características las figuras femeninas, que deben ser ídolos de la fecundidad, en las que se acentúan desmesuradamente los rasgos femeninos. En estas estatuillas, denominadas genéricamente Venus, se enfatizan los rasgos que denuncian la fertilidad de la mujer y se simplifican los demás. Las estatuas tienen ante todo pechos, vientre y caderas grandes. La cabeza y los brazos son esbozados, y los pies no existen.

ARTE NEOLÍTICO

El arte neolítico, es el arte y arquitectura de la época prehistórica que se extiende aproximadamente desde el año 7000 a.C. hasta el año 2000 a.C. En este período, las pinturas se vuelven esquemáticas, predominando el carácter simbólico de los temas. Así la figura femenina, por ejemplo, se convierte en un triángulo, el hombre en un trazo vertical cruzado por otro horizontal (cruz) o por un óvalo, y el ciervo se caracteriza por los múltiples trazos horizontales indicativos de la cornamenta.
   Pero el gran arte neolítico es la arquitectura. Dos componentes posibilitan su aparición en este período: a) La sedentarización del hombre y el nacimiento de la agricultura; b) La aparición de las creencias religiosas y los ritos funerarios.

Los principales tipos de monumentos megalíticos son:

  • El menhir: También llamado monolito, es una gran piedra clavada verticalmente en el suelo que sirve de punto de referencia para la observación de los astros.

  • El alineamiento: Son varios menhires colocados en línea.

  • El dolmen: Se trata de un monumento formado por varios menhires sobre los que descansan horizontalmente otras grandes piedras. Muchos de estos dólmenes servían como cámara funeraria.

  • El crómlech: Círculos formados por varios dólmenes y menhires.

Las características de estas edificaciones revelan un tipo de sociedad organizada. Las sociedades que produjeron las edificaciones megalíticas debieron tener las siguientes características: líderes respetados y una fuerte jerarquía social, política y religiosa, habiendo sido constituidas por tribus grandes. Es muy probable también que estas tribus hayan tenido un culto al sol. Esto se deduce de la iluminación observable en ciertas piedras en las fechas de solsticio.

PERÍODO DE LOS METALES

El descubrimiento y desarrollo de la metalurgia se da poco después de la revolución neolítica. Este período se divide en tres etapas que reciben el nombre de los metales que el hombre fue utilizando progresivamente. La secuencia evolutiva es: cobre - bronce - hierro, pero la velocidad de la evolución varía según las zonas. En algunos puntos coincide ya con el inicio de tiempos históricos.

La Edad de Cobre

En la península ibérica, coincidiendo con la introducción de la metalurgia del cobre, se inicia la arquitectura dolménica o megalítica. Los tipos de arquitectura megalítica son el menhir, el dolmen y el crómlech.

Las representaciones pictóricas del período inicial de los metales se caracterizan por la esquematización de la figura humana, en la que destacan los grandes ojos.

La cerámica está decorada con estilizaciones de ojos y ciervos, a la que sigue la magnífica cerámica campaniforme, con labores geométricas inspiradas en temas de cestería. Sus creadores son expertos en la metalurgia y prospecciones de yacimientos de plata y oro.

La Edad de Bronce

   Se desarrolla en el último tercio del segundo milenio, correspondiendo a la introducción de la metalurgia del bronce. Está representada por bellas copas de cerámica de color negro y alto pie.
   La arquitectura de la edad del bronce está representada por singulares monumentos como el talayot o torre troncocónica, la nuragha, la taula y la naveta, con forma de quilla de nave invertida.

A nivel europeo, una de las manifestaciones más importantes del arte de la Edad de los Metales lo constituye la orfebrería, con una decoración geométrica. La manifestación más peculiar son los famosos carritos del sol.

La Edad de Hierro

La edad del hierro coincide en Europa con épocas plenamente históricas (del 1.000 al 100 a.C.). En este período se extiende el arte decorativo celta, con inclinación a lo curvilíneo. Pieza maestra de esta época es el célebre escudo celta del Museo Británico.

Venus de Willendorf

Crómlech de Stonehenge

(Wiltshire - Gran Bretaña)

Cueva de los caballos de la Valltorta. Albocácer (Castellón)

Bisonte Recostado - Cueva de Altamira (Cantabria - España)

Alineamientos de Carnac (Bretaña)

Menhir de Filitosa

(Córcega - Francia)

Dolmen del suroeste de Francia

Caballo - Museo de las

Antigüedades Nacionales (Francia)

Ídolo de Peña Tú en Llanes (Asturias). Figura con manto, túnica con rayas, asomando los pies y destacando en la cara los grandes ojos

Cerámica campaniforme

Vídeos relacionados