Arte paleocristiano

Cristianismo. Catacumbas. Cementerio Ostriano. Iconografía. Figuración cristiana

  • Enviado por: Kittyclari
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

EL PRIMER ARTE CRISTIANO SIGLO III d.C

Figuración Cristiana: Pintura de las Catacumbas

Estructura de una Catacumba

CorredoresAmbulacra

Nichos Loculi

Espacios +amplios Cubícula

Enmarque de los nichos con un arco triunfal

(Arcosolium-Tesalónica 382)

Catacumbas, pinturas s.VI d.C

Cementerio Ostriano : La Orante

San Calixto: Los Panes y Los Peces

Vía Latina: Hércules en el jardín de las Hespérides

Vía Latina: Sueño de Jacob

San Calixto: El buen pastor

Coementerium Maius: La Virgen con el niño ¿?

A principios del siglo IV el Emperador Constantino se convierte al Cristianismo y en el 313 proyecta el Edicto de Milán o Edicto de Tolerancia, por el cual los Cristianos son legalizados y se convierten en una religión más del Estado Romano. Este hecho se completó a finales del s.IV cuando en el 382 el emperador Teodosio promulga el Edicto de Tesalónica, por el que el Cristianismo pasa a ser la única religión del estado romano.

Teniendo en cuenta estos aspectos históricos podemos dividir el arte Cristiano en dos etapas: Arte Cristiano anterior al Edicto de Milán: corresponde al siglo III d.C, es el arte denominado de las Catacumbas, que se centra en las pinturas al fresco que decoran el interior de la Catacumbas Cristianas. La segunda etapa es el Arte Cristiano del siglo IV d.C (post Constantiniano). Encontramos los inicios y desarrollo de la arquitectura Cristiana con el complemento decorativo que representarán los mosaicos Cristianos.

Aspecto importante son las diferencias que se establece a partir del siglo IV entre arquitectura Cristiana Oriental (es decir, la de los territorios Romanos de Oriente) y Cristiana Occidental (imperio Romano de Occidente)

BASES SOCIOLÓGICAS

El punto de partida es el siglo I d.C. Hasta finales de este siglo los grupos Cristianos eran poco numerosos, muy escasos, funcionaban colectivamente como sectas, y además la propia sociedad Romana los integraba como judíos.

A finales del I d.C después de la conquista de Tito, los Cristianos alcanzaron una mayor significación, se diferencian judíos y Cristianos. A lo largo del siglo II encontramos que los grupos Cristianos van creciendo muy lentamente y su expansión a lo largo del imperio es reducida.

Los grupos Cristianos son más numerosos y más ricos en los territorios Orientales, y es aquí donde se difunde este arte. Por ello, el arte cristiano Oriental va a tener una base económica y artística más rica que los occidentales. En los territorios occidentales el Crsitanismo tiene menor proyección. En las ciudades se difunde en las clases bajas. Además, en las zonas rurales los campesinos denominados Pagani no aceptan la implantación del Cristianismo. Ante esta resistencia es fácil deducir el término Pagano que luego utiliza la Iglesia Cristiana para referirse a los que no aceptan la religión Cristiana.

En el siglo III los grupos Cristianos siguen siendo minoritarios y se organizan de forma clandestina en pequeñas iglesias y asambleas para celebrar sus rituales religiosos, tanto los de iniciación como los funerarios. Estas Asambleas eran igualitarias, no existía jerarquización y además se realizaban en las casas privadas de los aristócratas convertidos al Cristianismo.

En el siglo IV la situación de los Cristianos cambia radicalmente, a partir del Edicto de Milán y sobretodo con el Edicto de Tesalónica, este cambio se refleja en los siguientes aspectos:

Se constituye como institución la iglesia cristiana, organismo que se nutre por las aportaciones económicas de Constantino, de sus sucesores y de los Patricios, que se convierten al cristianismo masivamente. Se constituye con un patrimonio económico importante que aumentará progresivamente a lo largo del siglo IV.

La Iglesia Cristiana deja de funcionar colectivamente y se establece una jerarquía eclesiástica: Obispos, Prebísteros, Diáconos y Fieles. Esta organización es dirigida por el Obispo de Roma, más tarde llamado Papa. Además la Iglesia establece a partir del siglo IV los primeros sínodos o concilios, que interpretan los evangelios y establecen los ritos del culto y las verdades dogmáticas. Por todo ello, a partir del siglo IV la iglesia Cristiana es una institución poderosa y a finales de este siglo IV se convierte en la única iglesia triunfante, poder económico, social, político y sobretodo, proyección artística.

PROYECCIÓN DEL CRISTIANISMO EN EL ARTE

La evolución del Cristianismo desde el punto de vista histórico representa los pasos que van a permitir al arte Cristiano tener una proyección universal hasta nuestros días.

Las bases artísticas son las siguientes:

  • La antigüedad clásica tardía, a partir del sincretismo que el arte Cristiano realiza de las aportaciones Greco-Helenísticas más la aportación del Occidental del bajo imperio Romano. A este sincretismo solo aportan de original <<La dimensión del espíritu del arte>>. La situación del artista es la misma que la de los Romanos, de hecho los artistas Romanos-Cristianos son los protagonistas de las primeras representaciones pictóricas. Estos primeros artistas cristianos trabajan a partir del Edicto de Milán para el Emperador que se convierte al Cristianismo, siendo Constantino el primer mecenas del arte. Más tarde, lo serán no solo el poder político sino también los Patricios convertidos y la Iglesia Cristiana. En definitiva, comanditarios que representan el poder político, social y económico que permitirán la hegemonía total y absoluta del arte Romano en la Edad Media.

EL PRIMER ARTE CRISTIANO (pre-Constantiniano)

Las pinturas de las Catacumbas

Son técnicamente pinturas al fresco. Las catacumbas no son específicas de los Romanos, son lugares de enterramientos, se realizaban excavadas por debajo del nivel del suelo. Cementerios subterráneos a modo de hipogeos tumbas que no se realizaban en superficies.

Las Catacumbas no son originales ni exclusivas de los Cristianos, Estas catacumbas estaban ubicadas a las afueras de la ciudad de Roma. Incluso se utilizaron antiguas canteras. Si las catacumbas son un lugar de enterramiento, nunca fueron lugares para reuniones clandestinas de los Cristianos ni lugar de culto. Los rituales religiosos se celebraron a finales del siglo IV y a partir del V

Tiene una serie de niveles constructivos, pasillos o ambulacras. En esos pasillos hay muros y en ellos se abren nichos o loculis, ahí es donde se ubicaban los enterramientos. Hay cubículas o espacios más amplios. El nicho se enmarca en un arco solium, esto diferencia la jerarquía de carácter religioso.

PINTURAS DEL CEMENTERIO OSTRIANO.

Catacumba Cristiana. Pintura al fresco realizada en esta Catacumba, siglo III d.C

La temática representada es la figura de la Orante Cristiana, que es uno de los referentes más importantes en la iconografía Cristiana. Esta temática no es original en cuanto a su iconografía de los Cristianos, porque se basa en una divinidad pagana, concretamente en la representación de la divinidad Romana de Pietas, que se realizaba sedente, velatta (con velo), con un niño en una mano y en la otra se representaba el cuerno de la abundancia.

Esta divinidad representaba en el mundo clásico la prosperidad y la abundancia, a partir de esta imagen clásica los Cristianos readaptaron la iconografía para darle nueva significación ideológica, para aportar una nueva iconografía.

*ICONOLOGIA significación de la imagen, interpretación

*ICONOGRAFÍA representación de la imagen.

La Orante representa la personificación de la plegaria, de la oración para el Cristiano. Por ello tiene las manos extendidas. Simboliza la actitud de la oración hacia Dios para que al moribundo se le abran las puertas del cielo. Es decir, la importancia para los Cristianos de la Oración o la plegaria como salvación.

CARACTERÍSTICAS ESPACIALES Y FIGURATIVAS.

Su ubicación es el muro sólido, concretamente en la parte de las cutículas. Así, en primer lugar lo que hacen es dividir el espacio donde van a realizar la figuración en porciones o espacios geométricos donde ubican las figuras. Estas formas de dividir el espacio es una clara influencia de la pintura romana. El espacio sobre el que van a representar la figuración es pictóricamente hablando, plano, es decir, no se proyecta ningún elemento que pueda representar capacidad espacial. Por lo tanto, en la concepción espacial se han eliminado todos los recursos de plenitud realista.

Características figurativas

La figuración cristiana presenta las siguientes características. Es una figuración totalmente plana, es decir no existe la proyección de valor figurativo. Son figuras que pictóricamente están realizadas mediante el predominio de lo lineal frente a lo pictórico. Esto es, el trazo del dibujo delimita las formas y en el interior de estas se contiene el color. Los colores utilizados en estas primeras pinturas son: colores fríos y cálidos, utilizados de forma plana.No hay por lo tanto estudios de luz ni plasmación de la luz porque no interesa el color como elemento realista sino que interesa el color para destacar la significación ideológica de la imagen.

La figuración se realiza proyectando un realismo expresionista tendiente al esquematismo y a la abstracción. Este expresionismo de carácter simbólico y de origen orientalizante se concreta esencialmente en el rostro y sobretodo en la expresión de los ojos, muy marcados y grandes. Todas las figuras son representadas pictóricamente aisladas entre si. Cada una de ellas tiene una significación religiosa a sí misma, por lo tanto no se realizan estudios compositivos, es decir, no se relacionan las figuras representadas porque en último término están representadas única y exclusivamente por la simbología religiosa, además para potenciarla el pintor cristiano no duda en romper la proporcionalidad figurativa, o bien en una figura, o unas figuras con otras, por ejemplo, en la Orante que estamos comentando las manos son más grandes y desproporcionadas y se destacan al igual que la figuración en un único plano frontal al espectador. Este recurso se realiza para destacar la simbología de la figuración: la plegaria.

La significación de esta Orante la hemos explicitado anteriormente, pero además debemos añadir que al representarse una pequeña figuración del niño y a ambos lados la realización del anagrama de Jesucristo, es decir, el Crismón, podemos plantear la hipótesis de que pudiera ser una de las primeras representaciones de la virgen como madre de Jesucristo.

La iconografía de la Orante es una de las imágenes más repetidas en todas las catacumbas, tanto en las Orientales como en las Occidentales. Este hecho nos lleva a una hipótesis que es la que se basa en la posible intervención de un clero naciente en el siglo II que va a marcar y a definir las imágenes que prioritariamente van a proyectar los pintores Cristianos.

Los pintores que realizan estas imágenes son todos ellos pintores anónimos, que proceden de niveles sociales muy bajos y que artísticamente su formación es romana pero la adaptan a las nuevas necesidades del arte Cristiano.

Por la gran importancia de estas imágenes en cuanto a su transmisión ideológica podemos afirmar que el conjunto de pinturas realizadas en las catacumbas puede denominarse imágenes-signo.

Vídeos relacionados