Arte musulmán

Arquitectura musulmana. Mezquita. Alhambra. Califal. Arco de herradura. Mahoma. Fundamentalismo islámico. Historia

  • Enviado por: Shayla
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información


El islam es una palabra árabe que significa sumisión a la voluntad de Dios (Alá); es también el nombre de la religión que nace en Arabia durante el siglo VII por medio del profeta Mahoma. Los seguidores del islam son conocidos como musulmanes y su religión abarca todos los aspectos de la vida. Creen que los individuos, sociedades y gobiernos deberían todos obedecer la voluntad de Dios tal como está establecida en el Corán, que ellos consideran como la palabra de Dios revelada a su Mensajero, Mahoma. Mahoma era un comerciante árabe que, en sus viajes tuvo conocimiento de las religiones judía y cristiana, que son ambas monoteístas. Dedicado a la meditación, Mahoma se sintió llamado por Dios para revelar a su pueblo una religión monoteísta, cuya profesión de fe se encuentra en una sola frase”: No hay más Dios que Alá y Mahoma es su profeta”. Al principio Mahoma tuvo muy pocos seguidores, e incluso fue perseguido por los habitantes de La Meca, por lo que tuvo que huir a una ciudad cercana, Yatrib, que a partir de entonces recibe el nombre de Medina. Esta “huida” de Mahoma de La Meca a Medina recibe el nombre de Hégira y tuvo lugar en el año 622, en el cual se inicia la era musulmana, vigente todavía en los países árabes.

El islamismo es una religión muy sencilla, que sólo obliga a los musulmanes a cinco deberes básicos:

  • La shahadah (profesión de fe) es la recitación sencilla del doble credo: “No existe más dios que Dios” y “Mahoma es el Mensajero de Dios”.

  • El salat (oración oficial) debe realizarse en horas fijas cinco veces al día mientras se mira hacia la ciudad santa de La Meca.

  • La limosna por medio del pago del zakat (purificación) es considerada antes de nada un acto de culto, y es él deber de compartir la propia riqueza por gratitud al favor de Dios, según los usos establecidos del Corán.

  • Existe él deber de ayunar (sawn) durante el mes del Ramadán.

  • El Hajj o peregrinación a La Meca ha de realizarse si es posible, al menos una vez en la vida.

  • La mezquita es el lugar religioso de unión de los musulmanes. Su estructura deriva del templo de Mahoma en Medina, que era un patio, con una tarima desde la cual Mahoma predicaba los viernes, día sagrado de los musulmanes. En las mezquitas se pueden distinguir los siguientes elementos:

    • Forma rectangular.

    • Un gran patio descubierto con una fuente en el centro y una torre en uno de sus lados, llamada alminar o minarete, que sirve para llamar a la oración a las horas señaladas.

    • Una gran sala de oración, dividida en varias naves con filas de columnas, con una especie de nicho en la pared, llamado mihrab y es el lugar santo de la mezquita: todos los fieles oran de cara al mihrab, que debe estar orientado hacía La Meca.

    Como las representaciones humanas y de animales estaban prohibidas, prácticamente no existen la escultura ni la pintura en el arte árabe. En su lugar se utiliza una decoración vegetal, geométrica o mediante grafía árabes. Por eso cuando hablamos de arte hispanoárabe nos referimos casi exclusivamente a la arquitectura. Se llama arte hispanoárabe al realizado por los musulmanes de Al-Andalus. Los edificios árabes no son muy altos y están construidos con materiales muy poco resistentes, porque la piedra es más cara y exige más trabajo. Se llama arte califal al desarrollado en el siglo X, porque corresponde al siglo del Califato, el de mayor esplendor de Al-Andalus.

    La obra más importante del arte califal es la mezquita de Córdoba. Esta mezquita fue construida a lo largo de muchos años, en varias etapas, siendo su núcleo inicial una iglesia cristiana. En Toledo se conserva una pequeña mezquita de la época final del califato llamada El Cristo de la Luz porque desde el siglo XII fue iglesia cristiana. Es de planta cuadrada con nueve bóvedas de crucería de estilo cordobés.

    Ningún otro edificio de esta época se conserva completo, pero hay numerosos restos, entre los cuales destacan los del palacio de Abd al-Rahmán III en Medina Azahra, en las cercanías de Córdoba.

    Los soberanos de los distintos reinos de taifas tendieron a construir sus propios palacios y mezquitas. Algunas de estas construcciones son muy bellas: el palacio de la Aljafería en Zaragoza, el minarete de la mezquita de Sevilla, que es la célebre Giralda;

    Y el conjunto más bello y completo de todos: el palacio de la Alhambra en Granada.

    Todos estos edificios se construyeron siguiendo las características del arte islámico en general, añadiendo algunos elementos específicos:

    • El arco de herradura: De origen visigodo, se convirtió en el elemento más representativo de la arquitectura árabe.

    • El arco lobulado: La decoración de los arcos se complicaba añadiendo en su interior pequeños arcos en forma de lóbulos.

    • La bóveda de nervios: Servía para cubrir espacios cuadrados mediante nervios muy gruesos, dispuestos por parejas, paralelas que dejan un espacio central libre.

    • La decoración labrada en placas de piedra o yeso. Los temas decorativos solían ser vegetales o geométricos, repetidos con una desbordante fantasía.

    Además, los musulmanes consideran también como una obligación la guerra santa, para defender el islamismo de los infieles. Pero a diferencia de los efectos de las cruzadas en Europa, el efecto sobre el islam fue relativamente pequeño. Durante las cruzadas, Saladino (1138-1193) acabó con la dinastía fatimí de Egipto. Sin embargo, en 1260 acabó su dinastía, y desde el punto de vista musulmán las cruzadas fueron un asunto local concerniente a una diminuta área del mundo islámico, y así tuvieron un interés pasajero. Una consecuencia fue que creció el rencor entre musulmanes y cristianos, y algunos cristianos que habían vivido en relativa paz dentro del mundo musulmán se vieron sometidos a una presión creciente a causa de la conducta de sus hermanos colonizadores de Occidente: Franceses, ingleses y holandeses.

    La mayoría de los Estados árabes han modernizado sus regímenes políticos bajo la influencia de Occidente, pero aunque todos cuentan con un Parlamento, en realidad en la mayoría de ellos el gobierno tiene un carácter absolutista, con frecuentes golpes de Estado.

    A finales de la década de los setenta (1979) estalló un movimiento religioso en Irán contra la política de occidentalización del emperador o Sha, quien fue destronado. Se estableció entonces en este país una república islámica, que implantó una forma de vida tradicional basada en los principios religiosos del Corán. Este movimiento que ha recibido el nombre de fundamentalismo islámico, se ha extendido a otros países árabes, provocando graves problemas políticos y de terrorismo, especialmente en Egipto, Argelia y Afganistán.

    Vídeos relacionados