Arte islámico español

Arte. Historia. Cultura. España. Arquitectura. Elementos. Arcos. Ciudad. Alhambra. Mezquita. Reconquista. Construcciones funerarias. Almohades. Almorávides. Nazarí

  • Enviado por: José Ángel
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

ARTE ISLAMICO

Ideologías del arte Islam

Destacan, principalmente el rechazo de la imagen y la predilección por las fantasías de fondo naturalista y geométrico.

En el mundo islámico se tiene la convicción de que el hombre no es ni el centro de la creación ni la medida perfecta a la que deben adecuarse el resto de las cosas. Así nos encontramos con una serie de prescripciones, como la prohibición de reproducir imágenes de Alá, puesto que este es puro de espíritu invisible y en una cierta prohibición de representar a los hombres, ya que solo dios (Alá) tienen el monopolio de la perfecta creación.

Así pues el rechazo a la presencia de imágenes principalmente humanas provoca la ausencia de la escultura, solo utilizada en función de la arquitectura, como un elemento para alegrarla y enriquecerla.

Miniaturas, murales, mosaicos, son la alternativa a la estatuaria por que el pensamiento islámico le preocupa sobre manera la capacidad de otorgar la vida. Así serán constantes la presencia de polígonos y poliedros regulares, estrellados tanto en azulejos como en formas arquitectónicas.

1 Materiales

Utilizan una gran variedad de materiales constructivos, aunque el empleo de la piedra suele ser escaso. Por el contrario el ladrillo y la mampostería son los más utilizados. En cuanto a los materiales decorativos destacan el yeso y la escayola al igual que la madera para las puertas o púlpitos.

2 Tendencias Constructivas

El constructor islámico elige el cuadrado como elemento organizador del espacio; influencia que recibe del mundo griego, de este modo el cuadrado estará presente en al configuración de las mezquitas, mausoleos y castillos.

Así mismo, emplean la esfera cúbica para el desarrollo de las cúpulas, quizá porque se adecua bien a la construcción de edificios de poca altura, armónicos con el paisaje y a la preferencia por los cielos rasos.

3 Elementos Sustentantes: El Sustrato Romano

1- La Columna y El Pilar

Ambos de herencia romana, son generalmente delgadas por que soportan techumbres ligeras la mayoría de las veces de madera. Se elige preferentemente la columna de línea corintia, ya que imita la naturaleza. Por lo demás, especialmente en España, utilizan columnas preexistentes, originarias en su mayoría de monumentos romanos, e iglesias visigóticas.

2 El Arco

Lo conjugan en todas sus expresiones, aunque el más característico es el de herradura que ya fue usado por los visigodos. Sus dovelas son paralelas, con un ritmo binario de dos colores, blanco y rojo en Córdoba y de decoración (lisa- decorada) que por otra parte ya estaba presente en los arcos del acueducto de Mérida.

4 Decoración Arquitectónica: La Importancia de Oriente

En un primer momento emplean elementos característicos de los lugares en los que se asientan.

  • La decoración geométrica.Compuesta por arabescos, lacerias y celosías. El arabesco no es ni más ni menos que la transposición geométrica del enredado vegetal helenístico los tallos de las plantas, el acanto, la palma, están dispuestos con un nuevo sentido decorativo que lo convierte en una continuidad geométrica abstracta.

  • La decoración epigráfica. Para el Islam la palabra de Alá ha de ser divulgada y recordada constantemente; por eso existen pocos edificios u objetos que no sean portadores en sus superficies y cúpulas de inscripciones con vestíbulos extraídos del Corán.

  • La decoración policromada “Tres cosas hacen, revivir el corazón del musulmán: el color reverdecido de la tierra y un rostro hermoso”.

Quizá por eso el musulmán opta por colorear primaveralmente todas sus artes: las edificaciones se cubren de un manto de color mientras que el mosaico y la cerámica policromada adornan sus aposentos. Contar con la posibilidad de contemplar el agua correr quizá sea el elemento más llamativo del que hacer de su arte: los juegos de agua, las fuentes son una constante que resulta de especial atracción para esta civilización originaria de los desiertos. Ejemplos de todo esto lo tenemos en la Alambra y el Generalizo.

Las Creaciones Artísticas: la ciudad como expresión de la arquitectura doméstica, palaciega y religiosa.

La cuidad desempeñó un papel de centro político especialmente apreciado por estas gentes habituadas a las zonas áridas y desérticas. Existen dos tipologias de ciudad:

  • Las ciudades de nueva planta, de organización ortogonal e inspiración romana, ciudades de nuevo cuño fueron Bagdad, Fez y Samarcanda.

  • Las ciudades preexistentes y sometidas por los musulmanes, como Mérida y Córdoba.

La estructura viene definida por zocos, mezquitas, baños sin distinguir entre arquitectura civil y arquitectura religiosa debido a la concepción teocrática del estado. Por otra parte el trazado urbano tiende a ser caótico sin planificación previa la mayoría de las veces: predominan las calles angostas, quebradas y sometidas a las casas particulares, aunque también está su estrechez puede ser una solución a las vicisitudes climáticas.

Veamos algunas partes:

_ Zocos son lugares en torno a los que gira la actividad de la ciudad, mercados.

_ Caravasares. Almacenes y fondas.

_ Baños uno de los edificios más característicos. Estaban situados junto a la mezquita, lugar apropiado para lavarse antes de la oración.

_ Casa. Para comprender su estructura no podemos olvidar por una parte la influencia cultural: el rico no debe hacer ostentación de su situación por que es transitoria. Así, exteriormente loa casa es austera y uniforme: tapias blancas sin apenas huecos y muros sin ostentación de riqueza, la organización gira en torno a un gran patio interior de perímetro rectangular y pavimentado en piedra, con fuentes y jardines en las casas de los más acomodados y sin acceso directo desde el exterior ya que está salvaguardado por el vestíbulo o zaguán.

_ Palacios. Pueden ser urbanos, situados cerca de la mezquita también pueden ser rurales. Tienen una tipología singular: presentan una estructura amurallada, con torres en las esquinas y a veces a lo largo del muro, la vida gira entorno al patio central, que es el centro organizador de las variadas dependencias, salas de recepción, alojamientos y baños…

_ Madrassa se trata del edificio escuela donde se estudia la teología y jurisprudencia derivadas del Corán.

Construcciones Funerarias

Mezquita es la creación más original del mundo islámico es un edificio fundamental dentro de la ciudad; hay que entenderla dentro de la ideología del Islam que acepta a Alá como suprema autoridad. La mezquita es un lugar de adoración, donde el hombre se postra ante dios. Aunque también la mezquita es un lugar de reunión de la comunidad para la solemne plegaria del viernes después del mediodía, en toda ciudad debía haber una mezquita para realizarla.

Existen dos tipos de mezquita:

La del viernes (aljama) que suele estar situada en el centro de la ciudad y las del barrio pero todas ellas tienen su origen en la Musalla, recinto abierto marcado con estacas donde Mahoma se reunía con sus seguidores en Medina.

En su configuración final, la Mezquita se estructura en dos partes: 1) Zona abierta (sahm) patio rectangular o cuadrangular con una fuente (sabil) para las abluciones antes de orar, y con pórticos. Suelen albergar los minaretes o alminares, adosados o próximos a los muros, cuya función era convocar al oración y también servir de torres de observación su tipología puede ser cuadrada, octogonal, cilíndrica o de espiral en retroceso. 2) Zona Cubierta o sala de oración: es el área de oración y de discurso teocrático. Tomó forma cuadrada.

La mezquita se estructura en forma de naves columnazas unidas por arcos para rezar en filas, sin que haya nada que marque jerarquía.

Estas naves presentan una disposición perpendicular al muro del fondo, indicador de la orientación hacia la meca. En el centro justo está la pared del Mihrab o espacio vacío que aumentará la voz del imán cuando lea el Corán y pronuncie la Jutba desde el púlpito (Mimbar). Es esta una pieza labrada en madera o mármol con incrustaciones de nácar con marfil y cubierta con una cúpula símbolo de autoridad. Delante del Mihrab,

Encontramos la Macsura, es el espacio privado y cerrado destinado a la oración del califa o el imán.

El Mihrab es el elemento mejor decorado de la mezquita, su ornamentación se extenderá incluso a todo el muro que lo rodea. La cúpula que lo corona subraya y ensalza la santidad del lugar, su ubicación en el eje del edificio marca también una vía mística que conduce a la meca.

Son construcciones importantes la cúpula de la roca, la mezquita de Damasco, la Madraza del sultán Hassan en el Cairo y la mezquita de Ahmed I en Estambul.

EL ARTE ISLAMICO EN ESPAÑA: EL ESPLENDOR DE LA

CÓRDOBA CALIFAL

El arte islámico encuentra en España su más perfecta evolución.

La Mezquita de Córdoba

Con Abd- Al- Rahman I comienza una de las obras supremas de todo el arte islámico, fueron ampliando su recinto, para dar cabida a una población cada vez más numerosa, mientras hacían construir sus lujosas residencias. El arte islámico cordobés aceptó desde el primer momento elementos hispanos romanos, especialmente el arco de herradura. Ocupación el recinto de la basílica de San Vicente con los cristianos cordobeses.

Abd-Al-Rahman I ordenó la edificación de la mezquita se demolió la citada iglesia, pero se aprovecharon varios tramos de muros y numerosas columnas.

Para resolver el problema de la altura y la luminosidad, se sobrepusieron a las columnas unos pilares, desarrollándose así un bello entramado de arcos de herradura y medio punto. Sus calidades decorativas se realzan mediante la alternancia de las dovelas (de color rojo y blanco) o bien de materiales, piedra y ladrillo.

La mezquita se ordena en once naves perpendiculares que mira al Sur en vez de hacerlo al Oriente.

Abd-Al-Rahman II amplió la longitud de las naves hacia el lado meridional.

Ya en época califal, a Abd-Al-Rahman III se debe la ampliación del patio y la erección del minarete.

Fue ampliada la longitud de sus naves y sobre todo se construye el actual Mihrab y la Maxura con su extraordinaria cúpula, decorado todo con mosaicos bizantinos. Los capiteles y los arcos son típicamente cordobeses. Aumentó la ampliación de las naves lo trajo como consecuencia la pérdida de la posición central que tenía el Mihrab.

Los califas cordobeses se hicieron construir lujosas residencias que nos permiten valorar los logros de la arquitectura civil. Los restos más destacados pertenecen al palacio de Medina Azzahara, próximo a Córdoba, mandado a construir por Abd- Al-Rahman III.

De la época final del califato es la interesante mezquita toledana de Bad-el- Mardun, convertida desde el siglo XII en iglesia cristiana con el nombre de El Cristo de la Luz.

Mezquita de el Cristo de la Luz

Fue transformada en la iglesia en el siglo XII. Es un edificio pequeño de planta cuadrada, el empleo del ladrillo en vez de la piedra facilita la difusión de las formas islámicas cordobesas, destacan sus bóvedas de crucería califal inspiradas en modelos cordobeses.

EL ARTE EN EL PERIODO DE LOS REINOS TAIFAS

A la muerte de Al-Masur el califato quedó desintegrado sustituido por la fragmentación que representan los diversos reinos de taifas.

Con materiales pobres se aspira a aparentar una riqueza decorativa externa, ya que ni era posible. La complicación de los arcos alcanza un grado de paroxismo barroco. La Aljaferia de Zaragoza es buena prueba de la inusitada complicación de sus elementos. Destacan sus arcos de los tipos más variados, lobulados, de herradura etc. y complejas organizaciones de arcos entrecruzados, superpuestos y contrapuestos, formando las características arabescas junto a motivos decorativos de laceria y vegetales que nos dan testimonio de la fastuosidad de este estilo.

A la época de los taifas pertenecen otros edificios de interés, tales como las alcazabas de Málaga, Almería, y Granada que albergaban la vivienda del gobernador. Merecen particular interés las salas destinadas a baños.

ALMORÁVIDES Y ALMOHADES

El Arte de los almorávides

La rivalidad entre los distintos reyezuelos taifas propició la presencia en Al-Andalus de los almorávides, pueblo bereber. Su poderío militar logró construir un extenso reino, desde el punto de vista religioso pretendieron una reforma. La invasión almorávide supuso un corte en la evolución cultural protagonizada por el califato cordobés.

El arco más utilizado es el de cortina, las bóvedas presentan nervaduras cada vez más finas; los pilares van sustituyendo progresivamente a las columnas. El edificio más característico de los almorávides es El Castillo de Monteagudo (Murcia).

Realizaciones artísticas de los almohades

Otro pueblo bereber, los almohades difundió un exigente ideal religioso que tuvo repercusiones en el arte. Este arte se caracteriza por el uso de una abundante decoración que llega a enmascarar el nítido esquema constructivo empleado.

Los paños de sebka y sus peculiares redes de rombos cubren los espacios lisos, los arcos se ven complicados con elementos colgantes, los almohades conservan de sus predecesores almorávides son el uso de la cerámica vidriada, el arco de herradura como la preferencia del pilar cuadrado sobre la columna.

En nuestro país, el monumento más representativo lo constituye la gran mezquita de Sevilla de la que solo quedan el minarete -la Giralda-único resto de la desaparecida mezquita Sevillana. Tenía cuarto cuerpos profusamente decorados con el típico paño de sebka. Sufrió diversas transformaciones hasta que se añade el remate de cuarto pisos con el fin de servir de campanario de la catedral.

Otros edificios almohades que deben considerarse son las fortificaciones, algunas torres con el objeto de vigilar lugares estratégicos como puentes o puertas de acceso.

Es un ejemplo bellísimo la Torre del Oro de Sevilla.

EL ARTE NAZARÍ

Principales características

La severa derrota almohade resquebrajó el poder musulmán dividiéndolo en nuevos reinos, el reino de los Nazaríes de Granada fue el más poderoso.

En los edificios nazaríes destaca la sobriedad de los exteriores, una profusa decoración ornamenta los interiores. Se emplean materiales pobres, el arco de herradura es sustituido por un arco peraltado de silueta acampanada; las columnas presentan fuste cilíndrico; la cerámica de tipo alicatado recubre las partes bajas o zócalos de las estancias, siendo más tarde utilizado el azulejo.

La Alambra y otros monumentos

A lo largo del siglo XIV fue construido el conjunto de edificaciones de la Alambra, palacio y fortaleza. Consta de un sinfín de variadas dependencias a funciones militares (alcazaba, torres, murallas, etc.), otras a vivienda de un sinnúmero de servidores y sobre todo resistencia del soberano y harén familiar.

Todo este rico complejo es fruto de la labor constructiva de varios reyes granadinos. Los monarcas granadinos poseían una residencia veraniega situada enfrente de la Alambra. Es el recinto llamado Generalife, en el que los jardines, estanques y huertas alcanzan su máximo y esplendoroso desarrollo.

Algunos otros ejemplos de arte nazarí, lo constituyen algunas partes de la mezquita de Albaicín.

El influjo artístico granadino se hizo presente en diferentes edificios del norte de África.

El arte nazarí no tiene la solidez estructural y funcional del califal ni almohade, pero los superan en delicadeza y fantasía.

DIAPOSITIVAS

La Mezquita de Córdoba

El conjunto de Córdoba -un rectángulo. A través de numerosas puertas se accede a un patio o sahn en el que había una fuente para las abluciones. Sin ningún muro de separación, los fieles ya purificados, entraban en el haram o sala de oración. Dotaron al conjunto de altura y luminosidad. Sobre las columnas, las pilastras sostienen arcos de medio punto y se ensalzan con arcos de herradura. La dicromia de las dovelas- blanco y rojo- corresponden a los materiales usados, piedra y ladrillo. La amplitud de los arcos superiores, acentúa la esbeltez y luminosidad del recinto, simbólicamente la sala muestra la imagen de un oasis de palmeras.

La mezquita sufrió tres importantes modificaciones en época islámica. Abd al Rahman construyó un nuevo mihrab, levantó el minarete y completó las portadas exteriores con puertas de herradura con alfiz.

El mihrab - nicho de oración situado en el muro de la quibla - señala la dirección de la Meca. Su único objeto era dar resonancia a las palabras del imán y en ningún momento se puede confundir con el altar cristiano. Su espacio interno está coronado por una bóveda que facilita extraordinariamente el efecto sonoro. Después se realiza la maxura e introduce la bóveda de arcos entrecruzados.

La maxura- lugar reservado para el califa como primer imán - es un espacio de gran belleza en el que se combinan arcos de herradura y lobulados.

La mezquita está inmersa en una serie de elementos decorativos, de forma abstracta, de enorme belleza. Esta decoración llega a ocultar la estructura global del edificio.

Vídeos relacionados