Arte griego

Historia del Arte. Arte Griego. Grecia. Mundo Clásico. Pensamiento griego. Arquitectura griega. Escultura griega. Periodo Arcaico. Periodo Clásico. Periodo Helenístico

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información


TEMA: 2 EL ARTE GRIEGO

  • EL INICIO DEL MUNDO CLASICO.

  • La civilización griega y la romana conforman, juntas, lo que conocemos como mundo clásico. Las dos civilizaciones se desarrollan en la cuenca del mediterráneo y ambas tienen en común un marcado carácter antropocéntrico.

    El mundo griego, como entidad perfectamente definida y con características propias, aparece en el S.VII a.C.

    Para entender la importancia del arte griego y la denominación de cultura clásica en la que hoy lo englobamos, hemos de recordar la notable influencia que el pensamiento griego ha ejercido a lo largo de la historia.

    Pero en las polis griegas se desarrolla una sociedad en la que poco a poco el hombre, el individuo, comienza a opinar y a intervenir. Por primera vez se puede cuestionar la gestión de los gobernantes e, incluso, derrocarlos, si esos gobernantes no actúan teniendo en cuenta el interés mayoritario del pueblo. La mentalidad del hombre evoluciona y el arte en consecuencia, también lo hace.

    EL PENSAMIENTO GRIEGO

    Para lo griegos, la importancia del hombre radica en su condición de hombre, en su calidad de ser pensante y racional con capacidad para crear un mundo nuevo sin apoyarse en las creencias tradicionales.

    La novedad de la civilización griega reside en que libera al hombre de esas ataduras; y la fuerza liberadora es la fuerza de la razón crítica, que entra por primera vez en la historia y en el arte.

    El hombre es la medida de todas las cosas, afirma Pitágoras, y todo el arte griego se hace a medida del hombre y para el hombre. Los edificios griegos y sus esculturas se hicieron tomando al hombre como medida y para su uso y disfrute.

    Los atenienses dice Pericles, amamos lo hermoso con moderación, así lo hacen muchos ciudadanos griegos. Esta búsqueda de la belleza es otra de las características del mundo griego; pero se trata de una belleza fruto del estudio, una belleza racional, abstracta, un tanto fría y distante, que se basa en el mundo real pero se somete a la corrección del hombre.

    Para los griegos, la belleza es la armonía de todos los elementos del mundo real. Esta armonía lograron cuantificarla en la llamada proporción Áurea o numero de oro, esta inspirada por el pitagorismo y afirma que todo el mundo real se puede reducir a proporciones matemáticas.

    Y todo en Grecia, desde el arte hasta la política, esta imbuido de esa idea de búsqueda de la perfección, de las medidas ideales. Será esa búsqueda la que de lugar a la aparición del canon, entendido como el modelo perfecto, el que posee las proporciones ideales. Así, lo encontramos en la arquitectura, en la que todos los elementos constructivos se supeditan a unas relaciones fijas, establecidas de antemano, que originan los órdenes arquitectónicos.

    Ocurre lo mismo con la estatuaria, en la que la altura del cuerpo esquívale a un determinado numero de veces la altura de la cabeza, según sea el escultor, e igual sucede en el campo de la medicina o en el de la matemática.

    El antropocentrismo, el racionalismo y la búsqueda de la belleza formal abstracta son, pues las características que definen el arte griego, que se manifiesta de forma diferente en la arquitectura, la escultura o la pintura.

  • LA ARQUITECTURA GRIEGA

  • La arquitectura griega, igual que la egipcia, es de carácter adintelado, se basa en las líneas rectas, horizontales y verticales. Esta forma de cubierta, además de ser la más sencilla, es la que permite con mayor facilidad la adopción de correcciones ópticas.

    El elemento mas característico de la arquitectura griega es la fijación del orden arquitectónico, que es la unión fija de un elemento de soporte (columna) con un elemento soportado (cubierta) de modo que se mantenga siempre la misma relación entre ellos. Estas normas fijas permiten añadir correcciones sucesivas sobre un mismo modelo, con el fin de obtener un edificio proporcionado y bello.

    Así, pues

    Orden arquitectónico = Columba + entablamento

    Tres son los órdenes del mundo griego. Se forman en los llamados años oscuros de Grecia, anteriores al surgimiento de la democracia y cuando el telón de la historia se levante están ya perfectamente consolidados: orden dorico, orden jonico y orden corintio.

    Orden dorico: orden jonico orden corintio

    Columna sin basa columna con basa columna con basa

    Fuste con estrías vivas fuste con estrías fuste extraído

    Capitel con ábaco y equino capitel con volutas capitel con hojas de acanto

    Arquitrabe liso arquitrabe a tres bandas arquitrabe a tres bandas

    Friso con triglifos y metopas friso corrido friso corrido

    Los griegos no solo escogieron un sistema de construcción- tipo (adintelado) y unos órdenes determinados; eligieron también un edificio- tipo en el que centrar sus esfuerzos en la búsqueda de la belleza a través de las proporciones. Este edificio es el templo. A través de el, los arquitectos griegos muestran su preocupación por buscar la belleza mediante los números.

    El templo griego esta compuesto por una base escalonada, generalmente formada por tres peldaños, sobre la que se apoyan las columnas que suelen rodear toda la organización interna. Esta compuesta por una nave (naos) con cámaras accesorias en un frente o en ambos (pronaos - delante y el opistodomo- detrás)

    El tejado es a dos aguas. Y todo el templo esta rodeado de columnas.

    'Arte griego'
    Naos cella columnas

    Pronaos opistodomo

    Dístilo: 2 columnas

    Tretastilo: 4 columnas

    Octóstilo : 8 columnas dístilo in antis octastilo y períptero

    Exastilo: 6 columnas

    Prostilo: columnas enfrente anterior

    Anfiprostilo: columnas en ambos frentes tetrastilo y anfiprostilo

    Periptero: rodeado por un portico de columnas. Octastilo y diptero

    Diptero: rodeado por dos pórticos de columnas

    In antis: 2 columnas entre los muros laterales de cierre

    Aunque lo habitual en Grecia sean los templos rodeados de columnas, no siempre sucede así: la disponibilidad económica de cada ciudad y la categoría de la divinidad a la que se le dedica el edificio condicionaban, en mayor o menor medida, el número y la disposición de las columnas.

    Los templos de las polis se suelen construir en la parte más elevada de la ciudad, la acrópolis (la más alta). En ella se concentran la mayor parte de los principales edificios griegos.

    Es ese ideal de belleza el que les lleva a corregir los edificios para evitar las malformaciones ópticas, provocadas bien por las propias dimensiones del templo (línea recta que parece curvarse, menor distancia entre columnas según proximidad del que las contempla...), bien por la manera en que el ojo humano percibe determinados elementos. Tomemos como ejemplo el Partenón:

    • El ojo percibe los elementos horizontales de un edificio (entablamento, estilóbato) si son muy prolongados, ligeramente hundidos en el centro. Para evitarlo, presenta unos centímetros de elevación convexa, de manara que a la vista parecen horizontales.

    • Las columnas de las esquinas, al recibir la luz solar con mayor intensidad, a parecen mas recortadas y delgadas que el resto. Para evitarlo, cuatro columnas de las esquinas son más gruesas que las otras.

    • La distancia entre las columnas parece disminuir progresivamente desde la posición del espectador hacia los extremos. Para evitarlo, la distancia entre columnas es mayor cuanto mas lejos se hallen del centro.

    • Al superar en altura al cuerpo humano, si se contemple desde abajo hacia arriba, parece que el edificio se viene encima, para evitarlo se presenta una ligera inclinación hacia el interior del edificio.

    Todas estas correcciones suponen un cálculo matemático muy complejo. Fue desarrollado por diferentes artistas que colaboraron bajo la dirección de Fidias, el arquitecto que dirigió las labores de reconstrucción por encargo de Pericles.

    Además del templo los griegos construyeron edificios muy ligados a su manera de concebir el mundo y a su manera de vivir. Son edificaciones destinadas a un uso común de los ciudadanos

    Cuando las polis se expandieron por las costas mediterráneas, los colonizadores llevaron consigo tanto su manera de entender la sociedad como su arte. Así en toda colonia griega se pueden encontrar manifestaciones artísticas que presentan esas características.

    En la península ibérica, los griegos dejaron huellas de su paso en las costas del Mediterráneo, sobre todo catalanas y valencianas.

  • LA ESCULTURA GRIEGA

  • Quizás sea en esta rama del arte en la que mejor se puede apreciar como el cambio en la forma de pensar condiciona y hace evolucionar manifestaciones artísticas de un pueblo.

    En Grecia, por el contrario, la valoración del individuo como algo que llevo a que fuese el hombre el tema de la escultura, pero el hombre perfecto, ideal, al que todos deben tender. Por ello, se eligió para representarlo el momento de su plenitud física, aquel en el que puede conseguir cuanto se proponga.

    Pero, para poder conseguir una representación perfecta del hombre, los escultores griegos tuvieron que aprender antes una técnica, tuvieron que dominar la materia que trabajaban y comenzar poco a poco.

    Primero debieron aprender a esculpir el cuerpo y a plasmas la anatomía. Cuando dominaron la colocación espacial de las esculturas, comenzaron a moverlas. Solo entonces, con la técnica ya aprendida, empezaron a aplicar las leyes de la proporción y la búsqueda de esa belleza abstracta que los caracteriza.

    LA ESCULTURA DEL PERIODO ARCAICO (S. VIII-VI a.C.)

    El recorrido de la escultura griega comienza con los kuroi y las Korai. La técnica es precaria, pero la forma de pensamiento griego ya esta presente: su temática es el hombre, son hombres atletas o mujeres dedicadas al culto de los dioses.

    Todas estas esculturas tienen unos rasgos comunes:

    • son figuras hieráticas, de composición muy rígida y los brazos pegados al cuerpo.

    • presenta un cuello muy grueso, pelo con trazado geométrico, una sonrisa estereotipada y unos ojos almendrados.

    • muestra una anatomía esquematizada en su tratamiento.

    • visten tejidos geométricos, esculpidos con muy poco detalle.

    A pesar de estos arcaísmos, el afán de superación técnica es patente. No resulta difícil apreciar que esculturas son más antiguas y cuales son más modernas: basta atender a la riqueza de los detalles y a la progresiva separación de las extremidades del cuerpo, que denota una mayor seguridad en la colocación espacial de la figura. De este modo, se rompe con la concepción de cuerpo en un bloque único, que respondía al medio a alterar el juego de volúmenes y pesos de la escultura.

    Dentro de este camino hacia el dominio de la técnica, es importante considerar el papel que desempeño la evolución en el uso de determinadas herramientas escultóricas. Como son: el puntero y el martillo, cinceles planos y dentados y el trepano. Todos estos recursos se fueron afianzando a lo largo de este periodo e hicieron posible la evolución de la escultura griega hacia la perfección de las formas.

    LA ESCULTURA DEL PERIODO CLASICO (S. V-IV a.C.)

    La escultura de estos siglos mantiene la misma temática, aunque se busca mayor realismo en la composición. Aun así, no se renuncia a la placidez, a la sensación de calma que emanaba ya de las obras del periodo arcaico.

    Desde un punto de vista técnico, la escultura clásica se caracteriza por una serie de logros:

    • colocación espacial perfecta: aparición del contraposto

    • tratamiento anatómico supeditado al cálculo matemático: fijación del canon.

    • rostros bellos, aunque idealizados: belleza abstracta.

    • telas tratadas con naturalidad: paños naturales, paños mojados

    En este momento de clasicismo se alcanzan los ideales estéticos griegos. El hombre es la preocupación central y los artistas firman sus obras, reconocido de este modo su posición dentro de la sociedad griega.

    Fidias, miron y policleto son los tres escultores de mayor renombre del S. V. los tres pretenden reproducir la naturaleza tal como se ve, pero corrigiéndola, mejorándola según las normas del pensamiento y cada uno de ellos, dentro de las características propias del momento, se identifica por su peculiaridad.

    Mientras, Fidias, centra su atención en el tratamiento de los paños, creando la técnica de los paños mojados. Policleto busca el canon perfecto que obsesiona a todos los escultores griegos y Mirón es capaz de reflejar la tensión interna de un cuerpo preparado ya pAra la acción, pero todavía calmado, en paz.

    Pero los escultores griegos, poco a poco, comienzan a abandonar la búsqueda de la belleza abstracta e ideal y se preocupan más por la expresión real, por la relación y la expresión de un cierto sentimiento. Surge entonces obras todavía clásicas, pero con rasgos menos idealizados, expresiones sonrientes o una mayor abandono en la colocación de las figuras. Los artistas clásicos que destacan en el s. IV son Lisipo, Praxiteles Y scopas.

    Cada uno de ellos presenta su característica personal: Lisipo, igual que Policleto, busca el canon de la belleza masculina. Praxiteles se caracteriza por la búsqueda de la belleza femenina y por imprimir en sus figuras un esquema en forma de S que les confiere un peculiar aspecto de abandonado. Scopas quiere plasmar el movimiento anterior, los sentimientos arrebatadores.

    ESCULTURA DEL PERIODO HELENISTICO (SIGLOS III- I a.C.)

    La evolución iniciada por los artistas del S. IV se acentúa, con el contacto con otras culturas, al iniciarse la expansión del mundo griego con Alejandro Magno. Se ahonda en este momento en la humanización de la escultura, que no abandona el gusto por el desnudo.

    La escultura helenística, así se llama por el nombre dado a los nuevos territorios, se hace humana, más real. Surgen obras cuyos cuerpos se apartan del canon y que en nada recuerdan la belleza abstracta buscada en el periodo anterior.

    Vídeos relacionados