Arte gótico

Historia. Arquitectura gótica. Decoración. Bóveda de crucería. Arco apuntado. Catedral

  • Enviado por: Silvia Tovar
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

TEMA 7

El Arte Gótico

0. INTRODUCCIÓN.

El arte Gótico se va a desarrollar desde mediados del siglo XII hasta principios del siglo XVI y va a evolucionar durante estos siglos aunque la base constructiva se va a mantener.

El nombre de este arte se debe a que se creía que era un arte germánico (viene de Godos), pero en realidad es de creación francesa.

Aunque el estilo gótico va a surgir de la lógica evolución del románico, desde el punto de vista estético va a reflejar una actitud y un gusto completamente opuesto. Porque si las características del románico son el predominio de lo macizo, las sombras..., en el gótico existe la necesidad de la elevación, de la luz, con la consiguiente huída de lo macizo. Esto hace que se prescinda del muro lo máximo posible. El muro ahora deja de ser un factor sustentante, su misión es la de cerrar, así que se pueden abrir numerosas ventanas. El muro corrido es reemplazado por las grandes vidrieras, que crean una atmósfera interior cálida e irreal, llena de luces... y esto supone la casi desaparición de la pintura mural.

La catedral gótica no sólo se distingue por la búsqueda de la luz, sino que también se distingue por la verticalidad; todos los elementos arquitectónicos y decorativos están concebidos para dar sensación de elevación, todo apunta hacia arriba (arcos apuntados...).

1. CARACTERÍSTICAS DE LA ARQUITECTURA.

19.05.97

En la arquitectura gótica, el monumento más importante es la catedral, que se levanta en el centro de la ciudad.

En la construcción contribuyen los ciudadanos con sus limosnas o con su propio trabajo, motivados por el espíritu religioso, por la rivalidad entre ciudades de construir catedrales más altas y ricas...

La planta de la catedral gótica no presenta muchas diferencias con respecto a las catedrales románicas, sigue siendo basilical de tres o cinco naves con crucero, con la nave transversal, y con la cabecera con girola e incluso a veces con doble girola. En la girola se sitúan las capillas poligonales como en el románico.

Hacia finales de la Edad Media, la arquitectura civil adquiere un desarrollo importante, aunque estará en estrecha dependencia estilística de las formas constructivas religiosas, es decir, la arquitectura civil no será original en cuanto a detalles de ornamentación y construcción, sólo lo será en cuanto a la creación de nuevos edificios. Se trata de grandes construcciones comunitarias como lonjas, ayuntamientos, palacios, casas gremiales...

*Plaza de la Señoría, Florencia; Ayuntamiento de Ypres, Bélgica (tiene dos torres); Palacio del Dur, Venecia; la Lonja de Valencia (está cogida de cerca).

En cuanto a las características de la arquitectura gótica, son tres los elementos característicos: el arco apuntado, la bóveda de crucería y el arbotante.

El arco apuntado, que está formado por dos segmentos de círculos que se cortan o se apoyan mutuamente y tiene forma almendrada. Es un arco más seguro ya que la presión lateral que ejerce es menor, y da más esbeltez al edificio.

En la última fase del gótico aparecen el tudor, carpanell, el conopial...

La bóveda de crucería se descompone en dos elementos:

-Los arcos que se cruzan diagonalmente, arcos cruceros u ojivas, y los arcos fajones y formeros, que son los que dividen la bóveda en varios segmentos. Estos últimos, se diferencian en que los fajones son los que van en el sentido de la nave principal (hacia delante) mientras que los formeros son los que están en la nave transversal.

-La plementería, que se apoya en el esqueleto que forman los arcos, cierra la bóveda.

Con este sistema, como el peso de la bóveda se concentra en cuatro puntos, es posible abrir esos grandes ventanales y los muros laterales sólo sirven de pantalla para cerrar el edificio.

Progresivamente se introducen nervios secundarios que sólo tienen función decorativa y que dan lugar a bóvedas en forma de estrella, de red (reticular), de abanico...

*La catedral de Gloucester presenta una bóveda reticulada muy recargada.

(Ver página 178 del libro).

El arbotante. La gran altura que tiene el templo gótico y el deseo de crear interiores luminosos impide que se utilicen los contrafuertes utilizados en el románico. En el gótico, para resolver este problema utilizarán los arcos arbotantes que enlazan los ángulos de la bóveda con contrafuertes situados en el muro de la nave inmediata, sin restar luminosidad.

A veces puede haber una doble fila de arbotantes para contrarrestar el peso del edificio y soportar mejor la acción del viento. (En Notre Dame, por ejemplo).

(Ver página 173 del libro).

Otro elemento es el soporte. En el gótico se utiliza principalmente el pilar compuesto, constituído por un núcleo central que puede se circular o cuadrangular y unas columnas adosadas que recogen el peso de los diferentes arcos de la bóveda. El soporte se va complicando conforme se complica la bóveda.

La decoración se concentra en las portadas, al igual que en el románico, aunque en el interior se abren nuevos campos artísticos como la vidriera y el retablo.

Las portadas góticas tienen forma abocinada. El tímpano es apuntado, suele estar dividido en varias fajas horizontales y en cada una de ellas se representa una historia diferente

Las archivoltas se decoran con pequeñas figuras dispuestas en el sentido del arco y no de forma radial como en el románico. Las jambas también se decoran con figuras de los apóstoles y estas figuras (las de todas las partes) aparecen con doseletes encima (tolditos).

La forma apuntada del arco se remata con el gablete, que es una moldura en forma angular.

La fachada principal está dividida en tantas fajas como naves tenga el templo interiormente y cada faja tiene su portada.

El crucero también tiene una portada.

*La catedral de Milán tiene cinco naves.

Vídeos relacionados