Arte etrusco y romano

Historia del Arte. Arte etrusco. Arte romano. Historia del Arte antiguo. Arte. Arquitectura. Pintura. Retratos. Escultura. Mosaicos

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
publicidad

EL ARTE ETRUSCO Y ROMANO

1. EL ARTE ETRUSCO

1.1. La arquitectura etrusca

A diferencia de los griegos, construían con materiales muy baratos que posteriormente heredaron los romanos (madera, ladrillo, mampostería). Al igual que en el arte griego predominan las estructuras adinteladas. Los edificios no tienen casi decoración escultórica excepto algunas esculturas de terracota que se ponían en los frontones de los templos. Crearon un orden nuevo, el toscano, derivado del orden dórico griego; base sencilla, fuste liso y capitel similar al dórico.

1.1.1. Templos

De los templos etruscos tan sólo nos quedan los cimientos. La mayor parte del templo estaba realizada en madera, en ocasiones con mampostería. Eran de planta rectangular casi cuadrada dividida en dos partes: la pronaos y la naos, dividida a su vez en tres partes destinadas a albergar la escultura de cada uno de los dioses de la tríada capitolina, Júpiter, Juno y Minerva. El templo se construye sobre un pedestal y con escaleras sóloen la parte delantera. La pronaos estaba recorrida por columnas de orden toscano y el entablamento decorado con esculturas de terracota.

1.2. La escultura etrusca

Estaba influenciada por la escultura griega arcaica de los siglos VII al VI. Además de las esculturas de las deidades que se colocaban sobre las cubiertas de los templos y de los sarcófagos, se conserva un buen número de esculturas de bronce.

De entre las esculturas de bronce destaca la de la Loba Capitolina por la que los romanos sentían un especial interés puesto que aludía a los orígenes mitológicos de Roma, ya que Rómulo y Remo fueron amamantados por este animal. En esta escultura, las dos figurillas que representan a Rómulo y Remo fueron añadidas en el siglo XIX.

Otra importante escultura de bronce es la Quimera de Arezzo que tiene la cabeza de león, cuerpo de cabra y cola de serpiente. El animal se halla en estado de máxima tensión, como demuestran su pelo erizado, la musculatura y las venas marcadas.

Existen algunas obras que demuestran la tremenda influencia de la escultura arcaica griega por su estatismo, frontalismo, geometrización y sonrisa arcaica, como El Apolo de Veyes que es una escultura masculina de terracota que tiene rasgos similares a los kuroi.

2. LA ARQUITECTURA ROMANA

2.1. Características generales de la arquitectura romana

La arquitectura romana se caracterizó por saber llevar a su plenitud algo que fue inventado por los mesopotámicos y que ellos conocieron gracias a los etruscos: el arco y la bóveda. También utilizaron abundantemente la cúpula, y a partir de la bóveda de cañón, crearon otros dos tipos de bóvedas: la de aristas, construida cruzando dos bóvedas de cañón y la bóveda anular que cubre espacios curvados.

El arte romano era una síntesis entre el arte etrusco y el griego con incorporaciones propias. Construir basándose en arcos y bóvedas permitió cubrir espacios más grandes y amplios. La arquitectura romana mezcla la línea curva y la recta, evoluciona y se consigue la construcción de un edificio cupulado; este es el caso del Panteón de Roma.

De Grecia heredan, además de determinadas tipologías como el templo, el empleo de órdenes. Es frecuente el uso del orden toscazo, incorporado por los etruscos, y crearon, además, los órdenes dórico-romano que es igual que el griego pero con basa, y el compuesto cuyo capitel es una mezcla de los órdenes jónico y corintio: mitad del capitel de hojas de acanto y la otra mitad con volutas. Los entablamentos pueden ser muy variados y no tienen por qué coincidir con el tipo de columna. Dado el carácter práctico de los romanos, el entablamento lleva muy poca decoración escultórica.

Es característica la superposición de órdenes, es decir, cada nivel de una construcción de varios pisos se decora con un orden distinto, estando el más sencillo en el nivel más bajo y el más complicado en el más alto. Este es el caso del Coliseo de Roma.

Puesto que el sentido de la arquitectura romana es meramente práctico, los materiales predominantes son sillares de piedra bien escuadrados sólo para puentes y acueductos, aunque lo más frecuente es el empleo de materiales baratos, como ladrillo, mampostería, hormigón... Muchos edificios, dependiendo de su importancia, estaban revestidos con placas de mármol y decorados en su interior con pinturas murales y mosaicos en los suelos.

La arquitectura romana no experimentó grandes cambios, permaneció más o menos estable a lo largo del tiempo pero se divide en dos etapas: el periodo republicano entre los siglos VI y II a.C. y el periodo imperial entre el siglo I a.C. y el año 476 d.C. A partir del siglo IV d.C. el arte romano convive con el arte cristiano primitivo. Gracias a la importante extensión territorial, se conocieron técnicas y aportaciones artísticas procedentes de lejanos lugares que incorporaron a su arte.

2.2. La ciudad romana. La tipología

En ella existían dos vías principales: la vía decumanus que iba de este a oeste y la vía del cardo, de norte a sur. El cruce de estas dos grandes vías era el centro de la ciudad, llamado foro que además era el centro administrativo y de ocio y sus dimensiones debían ser proporcionales al número de habitantes que tenía la ciudad. Un ejemplo significativo es el foro de Roma

A medida que las ciudades iban creciendo se iba haciendo necesario crear nuevos foros. En el foro era bastante común encontrar la basílica, edificio público destinado a sede de los tribunales y en donde se realizaban las transacciones comerciales y se reunían los ciudadanos. Tenía planta rectangular, estaba dividida en tres naves de diferente altura y en la cabecera (lado opuesto a la entrada) había una prolongación semicircular llamada ábside. El ejemplo mejor conservado es la Basílica de Majencio. Este tipo de edificios va a inspirar la basílica paleocristiana y el tipo de templo cristiano que se va a construir a lo largo de toda la Edad Media.

2.3. El templo

Respecto al templo de planta rectangular, el ejemplo más importante es la Maison Carrée de Nimes. Se trata de un templo que, al que al igual que en Grecia, tampoco tienen acceso la mayor parte del pueblo romano. Se construye sobre un pedestal llamado podium, se accede a su interior por unas escalerillas a la fachada principal y, como ocurría en el templo etrusco, presenta una pronaos y una naos. Es un templo pseudoperíptero: las columnas laterales y las traseras están pegadas a la pared. El orden de las columnas puede ser corintio o compuesto, los relieves del friso son del tipo geométrico vegetal y el frontón está sin decorar.

Los templos de planta circular son una evolución del tholos que nace en Micenas y que más tarde adoptó Grecia. Se conservan el templo de Vesta en Roma y el templo de Vesta en Tívoli. El podium es de forma circular y está rodeado por una columnata.

El Panteón de Agripa en Roma es la culminación de la construcción, no sólo de templos, sino de todos los modelos arquitectónicos que produjo Roma, y, al mismo tiempo, un modelo que se imitará a lo largo de la Historia de la Arquitectura. La planta es circular, con un pórtico en la entrada que simula una pronaos de un templo rectangular, sobre el que se coloca un entablamento. Se cubre con una cúpula construida con teja de Rodas, material muy ligero, que permitió decorarlo con casetones en su interior, elemento decorativo y que, además, sirve para aligerar de peso a la cúpula. En el centro de la misma se abre un óculo que permite la penetración de la luz natural. En el muro interior hay nichos en los que se colocaban esculturas de las múltiples deidades a las que estaba consagrado.

2.4. Monumentos para espectáculos: teatros, anfiteatros y circos.

2.4.1. Teatros

Los teatros romanos toman como referencia el teatro griego, pero establecen diferencias con respecto a él. Eran exentos, no están adosados a ninguna colina como sucedía en Grecia y tenían un graderío semicircular que estaba rodeado por el exterior por un muro dividido en pisos donde se superponían distintos órdenes.

Si eran de pequeño tamaño, odeones, es posible que tuviesen una cubierta de madera, si por el contrario, eran más bien grandes se podían cubrir con toldos. Se ocupaban y desalojaban a una gran velocidad gracias a unos pasillos abovedados con bóveda anular, denominados vomitorios.

Permanece la orchestra (aunque de menores dimensiones), como en los teatros griegos que era un espacio semicircular frente al teatro en el que se colocaba el coro. La escena, área del teatro en la que tenían lugar las representaciones, tenía grandes fondos arquitectónicos y era mucho más compleja que en Grecia. La cavea era el espacio donde se situaban los espectadores cuya parte inferior estaba recorrida por una bóveda anular. Cabe destacar los teatros de Mérida y de Leptis Magna en Libia.

2.4.2. Anfiteatros

El anfiteatro surge como resultado de la unión de dos teatros y es una creación romana. La planta es circular o ligeramente ovalada. Estaban formados por la cávea y la arena; debajo de ésta había pasadizos para guardar las jaulas de las fieraslos . Servían para asistir a las luchas de los gladiadores, de fieras e incluso a batallas navales o naumaquias. Se desalojaban por el sistema de vomitorios al igual que en los teatros.

El anfiteatro más conocido y mejor conservado es el Coliseo de Roma, en cuyo exterior podemos ver la superposición de órdenes: en el primer tramo el toscano, en el segundo el jónico, en el tercero el corintio y en el cuarto el compuesto. En él hay dos puertas, por un lado la triunfal y por el otro la fúnebre. Tenía capacidad para unos 50.000 espectadores. Son también importantes los anfiteatros de Mérida, Itálica y Verona.

2.4.3. Circos

El circo era el lugar en el que se celebraban las carreras de caballos, cuadrigas, bigas, etc. y deriva del estadio griego. Tenía forma alargada y en el centro había un espacio decorado con vegetación, botines de guerra, esculturas, etc., denominado spina que servía para marcar el recorrido de los caballos. En las gradas existía un lugar destacado, tribuna, que era ocupado por el emperador o por algún personaje de cierta relevancia. El más importante es el circo Máximo de Roma.

2.5. Termas

Son baños públicos en los que era posible encontrar las siguientes zonas: frigidarium, piscinas de agua fría, tepidarium de agua templada y caldarium de agua caliente. El agua se calentaba con un complejo sistema de calderas. En las termas existían además bibliotecas, gimnasios, etc. Estaban decoradas con mosaicos que embellecían las superficies. Aunque completamente en ruinas, destacan las termas de Caracalla de Roma.

2.6. Monumentos conmemorativos:

2.6.1. Arcos de triunfo

Tienen la función de conmemorar u homenajear a un personaje por alguna razón de carácter bélico que honra a Roma. Son puertas exentas cuyo hueco de la puerta es una bóveda de cañón, y van decorados con valiosos relieves. Existen diferentes tipos de arcos, podían tener una, tres o cinco aperturas o arcos de medio punto flanqueados por columnas. Sobre estas de colocaba un arquitrabe, en cuya parte frontal se podía leer una inscripción alusiva al personaje en honor del cual se había erigido la obra. Es posible que estuviese coronado con una escultura del personaje en cuestión. Los arcos más interesantes son el de Tito, de una única apertura y el de Constantino de tres aperturas.

2.6.2. Columnas conmemorativas

Las columnas conmemorativas son de enorme tamaño y son importantes por los relieves históricos que las decoran. Poseen idéntico fin que los arcos de triunfo. A lo largo del fuste estaban decoradas con escenas dispuestas helicoidalmente que rememoran detalladamente las acciones bélicas de cierta relevancia que protagonizó el personaje homenajeado, cuya escultura se disponía en el punto más alto. La más interesante es la de Trajano, que es además de carácter funerario, puesto que bajo ella hay una caja con las cenizas del emperador. Nos cuenta todo el proceso de pacificación de la Dacia, actualmente Rumanía.

2.7. Obras de ingeniería: Puentes, acueductos y calzadas

Los romanos crearon un importante número de obras públicas que dieron buena prueba de su sentido práctico. Este tipo de construcciones se realizaban con sillar regular encajados a hueso, es decir, sin argamasa entre las piezas.

2.7.1. Puentes

Los puentes romanos serán modelo para los puentes que se construyan en la Edad Media y además perdurarán, en algunos casos, en perfectas condiciones hasta nuestros días. El punto de partida constructivo es el arco de medio punto, que se apoyaba en gruesos pilares de piedra construidos sobre robustos cimientos, reforzados para poder resistir los golpes del agua. Cabe destacar el puente de Alcántara y el de Mérida, ambos en Cáceres

2.7.2. Acueductos

Los acueductos servían para canalizar agua de un lugar a otro. Están formados por filas de arcos superpuestos. Los más importantes son el de Segovia (construido en el siglo II d.C.), el de Mérida y el de Pont du Gard en Nimes.

2.7.3. Calzadas

Las calzadas permitieron unir puntos muy lejanos entre sí y tenían estructura radial. Se construyeron con grandes lajas de piedra, ligeramente curvadas para que el agua se fuese a los lados del camino. Cada cierto espacio se colocaban los miliarios, que indicaban el número de millas que quedaban para llegar a la ciudad más próxima.

2.8. La vivienda romana

2.8.1. Insulae

Las insulae eran bloques de viviendas cercanas al foro habitadas por gente de clase baja y solían ser de alquiler. Tenían, más o menos, quince metros de altura. Estaban pésimamente construidas y carecían de los más elementales servicios. En el interior existía un patio, que permitía la iluminación y la ventilación, y un pozo. En el exterior una fuente y unas letrinas.

2.8.2. Domus

Las domus eran viviendas unifamiliares de clase social acomodada. En el exterior estaban absolutamente cerradas, lo cual permitía que se preservara la intimidad de la vida privada de quienes moraban en ellas.

La entrada se llamaba fauces y a los lados de ésta había dos locales comerciales que se llamaban tabernae. En el interior había un atrium o patio con una techumbre inclinada o compluvium que enviaba el agua de lluvia a un estanque o impluvium. Dentro de la casa había una habitación sagrada en la que se guardaban representaciones de miembros difuntos de la familia a los que se rendía culto. La sala de estar se llamaba tablinium, el comedor triclinium y los dormitorios cubiculum.

Los suelos y las paredes estaban recubiertos con mosaicos y pinturas En la parte posterior de la casa había un jardín llamado hortus.

2.8.3. Villas

Las más importantes son las que poseían los emperadores o los patricios y tenían formas muy diversas al gusto de sus propietarios. La mayoría están decoradas ricamente. Se situaban en las inmediaciones de la ciudad.

2.9. Tumbas

Son escasas puesto que los romanos acostumbraban a incinerar a los difuntos debido a su carácter práctico. La mayoría son de planta circular con aspecto de fortaleza y constaban de muy poca decoración aunque algunas llevaban remates almenados. Las más importantes son la tumba de Cecilia Metella y el Mausoleo de Adriano (actualmente Castillo de Santo Ángel) de enormes dimensiones.

3. LA ESCULTURA

3.1. Características generales

La escultura romana es una síntesis entre la escultura etrusca y la griega pero incorpora el realismo más absoluto, lo que dio lugar al retrato. Querían representar las hazañas militares del imperio por lo que surgió el relieve histórico donde se narran con máximo detalle. Los materiales empleados son muy diversos: mármol, bronce, terracota, madera...

3.2. El relieve histórico

El relieve llega a su máxima expresión dentro del arte romano. Cumple aquí una función esencial: es narrativo e histórico, es decir, pretende la difusión de una serie de hechos de una cierta trascendencia histórica para que el pueblo conozca las grandes campañas de sus emperadores. Se introdujo la perspectiva aplanando sucesivamente el relieve de las figuras para sugerir la sensación de lejanía.

3.2.1. Ara pacis

El Ara Pacis o altar de la paz es un friso que conmemora la pacificación del imperio. Fue realizado en el siglo I a.C. en la época julio-claudia, dinastía a la que pertenecieron los primeros emperadores romanos. El realismo que caracteriza al relieve romano permite que reconozcamos a personajes diferentes. Estos están togados y avanzan sosegadamente en medio de un escenario decorado con elementos vegetales. Junto a la procesión, inspirada posiblemente en el Friso de la procesión de las Panateneas, aparecen imágenes de carácter alegórico de la Tierra, de Roma, etc.

3.2.2. Arco de Tito

Conmemora las grandes hazañas históricas del emperador Tito y, en concreto, la toma de la ciudad de Jerusalén (siglo I d.C.). Los relieves están en el interior del único vano que tiene el arco. La técnica utilizada es la llamada “ilusionismo romano”, ya que se logra un efecto óptico de profundidad muy eficaz por medio del tallado de lanzas, estandartes y trompetas cruzadas en diagonal en la parte de arriba, que acentúan el efecto de profundidad.

3.2.3. Columna trajana

Tenía una triple función: señalar hasta dónde llegaba el monte desplazado por el foro, custodiar las cenizas del emperador y conmemorar la pacificación de Dacia por el emperador Trajano. Por eso la imagen del emperador, que actualmente no se conserva, coronaba la columna. El fuste estaba decorado con más de 300 metros de relieves tallados en espiral ascendente. Se perfecciona aún más la perspectiva en relación a la que aparece en el arco de Tito. La narración histórica está muy detallada y se mezcla realidad con mitología.

3.2.4. Los sarcófagos

Estaban decorados con escenas históricas o mitológicas. Se trabaja la técnica del trépano y se introduce la del “horror vacui”, ya que las figuras aparecen muya apretadas y no se deja ningún espacio sin tallar. El sarcófago más importante es el de Ludovisi.

3.3. El retrato

Es el tema predilecto de la escultura romana. Pretende representar con fidelidad los rasgos del retratado. Tiene influencias tanto griegas como etruscas. El retrato romano evoluciona desde el realismo de los rostros del periodo republicano hasta la idealización de la época imperial con el fin de mejorar al personaje , y la simplificación casi caricaturesca del periodo bajorromano, especialmente durante la época de Constantino.

Hay pocos retratos hechos totalmente, es decir, la mayoría son cabezas de retratos adosadas a cuerpos tallados en serie. Los tipos de retratos más recuentes son: de busto (sólo la cabeza), de cuerpo completo, sedente (sobre todo para esculturas femeninas) y ecuestre (creación romana).

3.3.1. Periodo republicano

Los etruscos ejercen una gran influencia en este momento, especialmente en todo aquello que tenga que ver con las técnicas del bronce, que manejan con gran habilidad. También hay que contar con la base griega sobre la que se apoyó el retrato romano, para evolucionar hasta lograr una personalidad propia. Se conservan algunas esculturas de tipo mitológico que pueden confundirse con las griegas.

Una de las obras más interesantes es la de L'arringatore, orador que alza la mano para dirigirse a un público. El rostro del personaje no estaba idealizado, reflejaba la realidad

3.3.2. Periodo imperial

a) Época Julio-claudia

Se inicia un momento de idealización que tiene como principal objetivo la magnificación de la figura del emperador rejuveneciéndola. Los peinados de las figuras femeninas son simétricos, con la raya al medio y pegados a la cabeza. La escultura más importante es la de Augusto de Prima Porta que está representado como si se tratase de un dios: con actitud autoritaria, con los pies descalzos como un héroe, el brazo derecho alzado mostrando al pueblo una corona, vestido con una coraza sobre la que se pueden apreciar escenas en las que se le está dignificando que representan el triunfo contra España y Galia, con un manto de cónsul y con un bastón de mando.

Es una de las pocas esculturas romanas hechas íntegramente para el emperador. Está rejuvenecido y estilizado ligeramente con respecto a la realidad. A sus pies hay una figura del dios Cupido que representa el carácter divino del emperador.

También se realizó de este emperador la escultura Augusto Sumo Pontífice, de menor calidad que la anterior, y cuyo cuerpo corresponde a los realizados en serie. Además son importantes las esculturas de Agripina la Menor y Claudio divinizado.

b) Época Flavia

Corresponde con el gobierno del emperador Tito. Son muy importantes las figuras de busto femenino con un peinado muy sofisticado, rizado y levantado. El ejemplo más representativo es el retrato de Julia, también conocido como la Dama de la permanente.

c) Época Adriana

Se conservan un buen número de esculturas de Adriano, que siempre aparece con barba debido a una cicatriz en la cara. Los ojos de las esculturas de perforan para introducir piedras oscuras o esmaltes y así conseguir mayor expresividad.

d) Época de los Antoninos

La única escultura ecuestre que se conserva es la de Marco Aurelio, realizada en bronce y que sería motivo de inspiración para las esculturas de este tipo que se realizaron en el Renacimiento italiano. En la representación de Marco Aurelio se emplea la profusión del trépano, jugando de esta manera con luces y sombras.

3.3.3. Periodo bajoimperial

Se realizan retratos de tamaño colosal, se agranda desmesuradamente el tamaño de los ojos, se abandona la técnica del trépano y las superficies apenas están trabajadas: el retrato se vuelve más tosco.

El ejemplo más claro es la estatua colosal de Constantino. La estética del periodo bajoimperial anuncia ya la del mundo paleocristiano y bizantino, más abstracta e irreal.

4. LA PINTURA

El tema predilecto en la pintura exenta es el retrato. Respecto a la pintura mural, la técnica empleada es el fresco. Se distinguen cuatro estilos:

  • Estilo I o de incrustaciones: Imita a mármoles de distintos colores.

  • Estilo II o arquitectónico: En él se imitan estructuras arquitectónicas. Destacan las de la Domus Áurea de Nerón.

  • Estilo III u ornamental: Miniaturista y recargado. Casa de los Vetii donde se representan a Neptuno y la serpiente pitón.

  • Estilo IV o fantástico: Es una variante del arquitectónico. Villa de los Misterios y Sala de las máscaras del Palatino.

5. EL MOSAICO

Es un arte menor que consiste en hacer una obra a base de colocar pequeñas piedras de distintos colores llamadas teselas formando una composición de tipo pictórico. Se utilizaban para decorar los suelos, las paredes, fondos de piscinas, etc. Destaca el mosaico de los peces y los músicos ambulantes.

Arte etrusco y romano

6