Arte bizantino

Historia del arte bizantino. Imperio bizantino. Constantinopla. Edificios bizantinos. Cúpula de Santa Sofía. Decoración musivaria. Mosaico de San Vital

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

ARTE BIZANTINO

El Imperio Bizantino nace en relación d la fundación d Constantinopla en 330 d.C. y posterior división dl Imperio Romano en la etapa d Teodosio en 395 d.C. Tras la desaparición dl Imp. Romano occidental en s. V, Bizancio será su continuador durante 1000 años (1453 caída d Constantinopla x turcos)

La forma d gobierno fue el cesaropapismo, es decir la concentración dl poder temporal y espiritual en las manos d un autócrata y se fundaba en la doctrina d q los emperadores lo eran x la gracia d Dios.

La corte era el centro d toda la vida intelectual y social y el único cliente d los trabajos artísticos d + pretensiones.

El arte bizantino es complejo y variado aunq presenta ciertas características permanentes:

  • Refleja una triple influencia: romana, griega y oriental.

  • Es fruto d un sistema teocrático basado en el cristianismo ortodoxo

  • Está sometido a reglas fijas. Se trata d un arte conservador, uniforme y sometido a convencionalismos.

  • La influencia d ste arte supera sus fronteras e incluso su duración temporal ya q pervive hasta el s. XVII en el ámbito balcánico y eslavo, cristianizado x el mundo ortodoxo. Goza así mismo d gran prestigio en el mundo occidental durante la Edad Media, influyendo en distintas ocasiones d diversos modos. La evolución histórica bizantina stá dominada x 2 tipos d acontecimientos:

      • Guerras ininterrumpidas contra persas, búlgaros y sobre todo el Islam

      • Crisis internas d carácter político-religioso y el enfrentamiento abierto con Roma q culminará en 1054 con el cisma d Oriente.

    Los edificios bizantinos y la cúpula d Santa Sofía

    En el año 527, Justiniano, era elegido emperador d los romanos e inauguró la 1ª edad d oro bizantina. Este emperador fue inmortalizado en el célebre mosaico d San Vital, en Ravena, instalado tras su victoria sobre los ostrogodos. En él se le representa aureolado con el nimbo d su dignidad imperial, acompañado dl obispo y d los políticos d su corte, revestido cn sedas y alhajas y entregando 1 ofrenda d 1 patena d oro a San Vital.

    Justiniano q agrupó las leyes en 1 código jurídico, q reconquistó a los bárbaros d los territorios mediterráneos usurpados; aspiró tb a unificar sus posesiones mediante costosas empresas arquitectónicas. El elemento aglutinante q las caracterizó fue la cúpula; xa ello destierra las basílicas y apuesta decididax x los edificios d planta central. Los orígenes d ste diseño escondían 1 simbología: era la imagen dl cosmos, la cúpula era el cielo y la sala d oración la tierra.

    El emblema arquitectónico dl gobierno d Justiniano sería la iglesia d Sta Sofía, iniciada en el 532 y acabada tras solo 6 años debido a los medios financieros q se pusieron a su alcance y el ágil sistema constructivo d los albañiles bizantinos, consistente en alternar hiladas d ladrillos con capas d mortero, tejas porosas, mármoles…

    Los autores d esta etérea y audaz obra fueron 2 científicos: Antemio d Tralles e Isidoro d Mileto, geómetras, matemáticos e inventores.

    En el centro d un rectángulo plantaron 4 pilares xa sujetar a 55 metros dl suelo una cúpula nervada con un anillo d ventanas (40) q en la base se apoya sobre pechinas, soportadas x 4 arcos torales q se apoyan en pilares reforzados en el exterior con grandes estribos. Los empujes los contrarrestaron con semicúpulas y ábsides escalonados en 2 d los flancos, dividiendo la iglesia en 3 naves, 1 central y + amplia y alta y 2 laterales + estrechas y bajas; separadas x columnas y arcos. Un atrio se extendió delante d la Iglesia.

    Los muros, muy gruesos, actúan como soporte y las columnas d fuste liso y capitel tronco-piramidal invertido y los pilares son fundamentales como elemento d sostén. El arco d medio punto se emplea sistemáticax.

    El material utilizado fueron mármoles policromos en las columnas y los revestimientos d los muros. Los muros y pilares segurax son d piedra y ladrillo y en la cúpula se emplearon materiales ligeros como la cerámica, la piedra pomez, tejas porosas…

    El espacio interior, lujosax decorado con elementos arquitectónicos (columnas, arquerías), relieves a trépano, capiteles, y mosaicos d fondo dorado constituidos x teselas pequeñas en los q predominan los motivos geométricos y vegetales.

    Es un conjunto armónico, equilibrado. El espacio es centralizado: la gran cúpula tiene todo el protagonismo. La luz q proviene d distintos focos desmaterializa el interior al reflejarse en los mosaicos e infiere al espacio un carácter dinámico muy diferente al estático romano.

    Entre las restantes iglesias q ordenó construir Justiniano en la capital bizantina destaca la d los Santos Apóstoles, q fue destruida x el turco Mehmed xa levantar en su lugar 1 mezquita. Aparece reproducida en relicarios d plata e ilustrada en libros miniados. Es la q más influyó en occidente. Tenía planta d cruz griega con una cúpula en el centro y 4 d inferior tamaño en cada 1 d los brazos, q absorbían su peso y actuaban d contención. A su imagen y semejanza se levantaron edificios en toda Europa. La copia + fiel es San Marcos en Venecia

    La decoración musivaria

    El arte bizantino adoptó el mosaico como revestimiento mural, siendo su época d máximo esplendor d s.V al VII. Se impuso sobre la pintura al tender el arte bizantino hacia el misticismo hierático.

    Hornearon multicolores teselas d distintos tamaños según las necesidades dl dibujo, con preferencia d la forma cuadrangular y se incrustaron d forma q reflejasen la luz rodeando las figuras estáticas y solemnes con un aura d efecto muy particular.. Hechas d pasta vítrea y combinadas con piezas laminadas d oro, plata y nácar, compusieron 1 pintura d piedra casi incorruptible.

    Las figuras humanas d stos mosaicos se desmaterializaron: tenían 1 canon clásico xo carecían d peso y volumen. Los cuerpos eran alargados; los pesados ropajes, casi planos, no acusaban la anatomía. Se concentró toda la vida en las miradas pues las actitudes eran frontales e hieráticas.

    Se fijó 1 iconografía oficial y adjudicaron un lugar en el templo xa cada asunto sagrado. El ábside se reservo a Cristo. Le cortejaban ángeles y santos como un emperador entronizado rodeado x su gabinete d ministros. A partir dl año 431 se representó tb en la cabecera d la Iglesia a la Thetocos: María sentada cn el Niño en brazos, sirviéndole d sede. En las paredes laterales se representaba 1 comitiva respetuosa d santos. Escenas dl Antiguo y Nuevo Testamento continuaban destacando el papel didáctico encomendado al mosaico. En la cúpula, los profetas rodean la mano d Dios saliendo d 1 nube; y el testero d los pies se ocupa con el juicio final. Este esfuerzo creador se vió drásticamente erradicado x los emperadores isaúricos q emprendieron 1 lucha implacable contra las imágenes y sus adoradores. La crisis iconoclasta iniciada en el 726 entre defensores y contrarios d las representaciones humanas d carácter religioso provocaron un fuerte enfrentamiento partidario q no se saldó hasta el 843 en q la emperatriz Teodora anatemizó a los iconoclastas. A lo largo d 1 siglo, la única iconografía fue la cruz desnuda, el trono vacío sobre el q descansaba el libro d las escrituras…

    La decoración musivárico conocerá 1 magnífico renacimiento entre los siglos X y XII. Los temas iconografos se renovaron, su localización en el Templo varió y las figuras perdieron hieratismo, sufriendo cierto alargamiento y ganando en gesticulación. Surge 1 corriente piadosa en la q triunfan los valores afectivos. El Pantocrátor (Dios todopoderoso) con atuendo y ademanes d monarca pasa a ocupar la cúpula, mientras q la Virgen se mantiene en la concha dl ábside xo representada como Hodegetria: d pie, esbozando 1 tierna sonrisa hacia el Niño q se mueve entre sus brazos. Aparece la Deesis: la plegaria d María y el Bautista a Cristo; y la Anastásis: el descenso d Jesús al limbo q en Bizancio se instrumentalizó como la Resurrección.

    El mosaico y las artes bizantinas crearon 1 lenguaje propio d acuerdo con su concepto dl universo. El alma y el hombre partían d la herencia clásica (antropomorfismo, armonía) y paleocristiana (desnaturalización, expresividad)

    Tanto los centelleantes fondos dorados y azules como los modelos y sus actitudes influirán en la pintura románica y gótica.