Arte Barroco

Pintura. Escultura. Arquitectura. Revolución científica. Galileo. Espíritu racional. Siglo XVII. Newton. Racionalismo. Empirismo

  • Enviado por: Sita
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

El barroco no es sólo un concepto artístico, sino también la definición cultural de la época, que se extendió a lo largo del siglo XVII y hasta mediados del siglo XVIII. La desintegración y las dudas surgidas con el motivo de la Reforma en Europa al final del siglo XVI hacen surgir nuevos planteamientos ideológicos que hicieron necesario una renovada cultura que sirviera como instrumento integrador y ofreciera al ser humano un fundamento seguro de existencia. Había desaparecido el universo renacentista único y había sido sustituido por un pluralismo religioso, económico y político. Esta pluralidad hace que, por primera vez, la opinión pública despierte interés en las autoridades religiosas y civiles, que comprometieron el arte en defensa de sus intereses e ideas, para influir en el pueblo. Al barroco se le exige comunicar y persuadir, actuar sobre el ámbito de la gente para consolidar la Contrarreforma y la monarquía absoluta.

Para Argan, el Barroco fue una revolución cultural en nombre de la ideología católica. La Iglesia de Roma para ser un medio de propaganda al servicio de la causa católica, y en el Concilio de Trento se habla de que el artista debe instruir y confirmar al pueblo, recordándole los artículos de la fe, excitándole a adorar y aun a amar a Dios. Para cumplir esta misión, el arte debía poseer fuerza de atracción sobre os sentidos y poder de penetración en el espíritu, es decir, debía ser seductor y didáctico para mostrar el camino de salvación.

Resumiendo un poco, voy a resaltar las ideas más importantes. Pienso que el arte es una habilidad técnica para desarrollar algún trabajo, pero sin embargo, creo que el arte no es sólo eso, sino que también el talento de una persona con respecto a un oficio visual.

Pienso que el término “cultura” se refiere a los conocimientos de una persona, es decir, alguien culto es quien tiene estudios. Se podría decir que el arte está dentro de la cultura si designamos a la cultura como un “todo”, pero pienso que no seria lo correcto. El arte es una habilidad y no un conocimiento, por lo que pienso que son conceptos diferentes, aunque relacionados.

El barroco no es un mero concepto artístico, sino también un movimiento cultural del siglo XVII. Me explico, si definimos arte y cultura como términos diferentes, también podremos decir que el barroco no es sólo un movimiento artístico, sino también cultural, porque esos 2 conceptos son muy relevantes en la época. Es necesario decir, que todo lo que esté relacionado con el barroco, va en torno a la Iglesia, es decir, que los temas, ya sean de dibujos, novelas, canciones, etc., son religiosos.

El Barroco fue una consecuencia de la lucha religiosa que hubo en Europa que tuvo lugar en Europa a causa de la Reforma protestante y la Contrarreforma católica. El enfrentamiento religioso provocó un cambio de mentalidad que afectó a todos los aspectos de la cultura, del arte y de la sociedad.

Significó el triunfo de los sentimientos exaltados. La serenidad y la fe que habían caracterizado en el Renacimiento en el ser humano fueron sustituidas por una visión de la vida más mística, muy influida por la religión, y menos optimista.


CULTURA BARROCA

'Arte Barroco'


ARTE BARROCO

Características del arte barroco

Entre las características generales del arte barroco están su sentido del movimiento, la energía y la tensión. Fuertes contrastes de luces y sombras realzan los efectos escenográficos de muchos cuadros, esculturas y obras arquitectónicas. Una intensa espiritualidad aparece con frecuencia en las escenas de éxtasis, martirios y apariciones milagrosas. La insinuación de enormes espacios es frecuente en la pintura y escultura barrocas; tanto en el renacimiento como en el barroco, los pintores pretendieron siempre en sus obras la representación correcta del espacio y la perspectiva. El naturalismo es otra característica esencial del arte barroco; las figuras no se representan en los cuadros como simples estereotipos sino de manera individualizada, con su personalidad propia. Los artistas buscaban la representación de los sentimientos interiores, las pasiones y los temperamentos, magníficamente reflejados en los rostros de sus personajes. La intensidad e inmediatez, el individualismo y el detalle del arte barroco hicieron de él uno de los estilos más arraigados del arte occidental.

Pintura

El pintor barroco plasma la realidad tal y como la ve, con sus límites imprecisos, sus formas que salen y entran, los objetos de primer plano intrascendentes, los escorzos y las posturas violentas, y las composiciones diagonales que dan a la obra gran dinamismo.

Se acude a los temas religiosos, escenas de santos, mitológicos, el retrato, tanto el individual como el de grupo, y surge como tema nuevo el bodegón.

No se entiende la pintura barroca sin hacer referencia a dos estéticas diferentes: el tenebrismo y el eclecticismo.

  • El tenebrismo consiste en el choque violento de la luz contra la sombra. El fondo queda en penumbra, o desaparece, mientras que la escena queda en primer plano.

  • El eclecticismo trata de salvar el gusto clásico dentro de la nueva norma. Se trata de una estética decorativa efectista y teatral.

Características de la pintura

La pintura barroca tuvo unas técnicas comunes, pero las obras tienen unas características comunes:

  • Se impuso el realismo, representar las cosas tal y como eran, incluso sus rasgos desagradables.

  • Se usaron composiciones menos simétricas y personajes y actitudes poco serenas, para dar una mayor mobilidad y fuerza a las representaciones.

  • Se utilizaba una técnica llamada claroscuro. Se basaba en generalizaron los fuertes efectos luminosos, es decir, que se mezclaban zonas de sombra con otras de intensa luz.

  • Las representaciones tenían gran emotividad y los personajes mostraban los sentimientos muy intensamente.

  • La pintura barroca se caracterizaba por los siguientes temas: escenas religiosas, retratos, mitología, escenas cortesanas e imágenes de la vida cotidiana, aunque empiezan a desarrollarse también los paisajes y los bodegones, que también recibe el nombre de “naturaleza muerta”.

Para diferenciar la pintura barroca de la pintura renacentista, vamos a analizar algunos cuadros de la época, y a resaltar las características que los diferencien.

Esta imagen es de Bartolomé Esteban Murillo. Un pintor que nació en Sevilla en el 1617. Su pintura es de tonos suaves y expresión amable, que se ve claramente en sus Inmaculadas Una de las más importantes de Murillo es la Inmaculada Concepción. Este cuadro no tiene simetría, e incluye la técnica que se denomina claroscuro, que se basa en realizar grandes efectos luminosos, es decir, que mezclaban zonas de sombras con otras de intensa luz. Utiliza una pincelada muy suelta y ligera y un uso más vaporoso de los colores. El tema se percibe claramente que es la religiosidad, puesto que, la Contrarreforma exaltaba a la Vírgen como respuesta de la Reforma.

Ésta obra la pintó Rigaud. El arte del Barroco Francés estuvo al servicio de la monarquía, y las características de este retrato son prácticamente las características del sistema de gobierno de Luis XIV. El rey aparece de cuerpo entero, dominando una perspectiva de paisaje sobre una ciudad que están atacando sus tropas. Como jefe militar, aparece con armadura pulida y con peluca negra. Lleva la banda blanca de general y la banda de seda azul, colocadas en la cadera arremolinadas. Empuña el bastón de mando, que apoya con soberbia sobre el casco. Avanza con elegancia una de sus piernas, en una pose absolutamente de aparato. Las espuelas ciñen sus zapatos de tacón. Mezcla su condición de guerrero con la de cortesano en la síntesis que pretende el Absolutismo. Destaca de nuevo la técnica claroscuro.

Ésta es una pintura renacentista. La Gioconda, es una obra de Leonardo da Vinci. Este señor no nos dejo una extensa obra, pero si una que nos puede impresionar bastante. La Gioconda, también llamada la Madonna Lisa, tiene una mirada enigmática, y este gran pintor le ha dado el efecto óptico necesario para obtener que el retrato de Lisa parezca muy real, e incluso que se va a salir del cuadro. Tiene un hermoso paisaje del fondo, de un matizado tono azul que lo hace desaparecer en un degradado invisible. En este cuadro se ha utilizado la técnica del sfumato. Ésta es una técnica que difumina suavemente los rasgos hasta hacer indefinibles los contornos, mediante el uso de tonos vagos y juegos de sombras. Su objetivo es potenciar la sensación de profundidad y potenciar la inmersión de las figuras de su entorno.

Arquitectura

En el barroco la arquitectura va frecuentemente unida al urbanismo. La ciudad se vuelve escenográfica. El palacio es el típico edificio de vivienda urbana para las familias poderosas. El hotel es un tipo de vivienda unifamiliar libre y rodeada de jardines, burguesa. El templo es el lugar del sermón y la eucaristía. Se trata de un sitio de representación teatral.


Características de la arquitectura

La arquitectura barroca tuvo el objetivo de emocionar y llamar la atención del espectador, por lo que utilizaron lo siguiente:

  • El uso de la línea curva, tanto en las estructuras de los edificios como en la decoración.

  • Destaca el uso de las columnas salomónicas, que son las que tienen el fuste en espiral, y da una sensación de movilidad.

  • La utilización de efectos luminosos en los edificios a través de una gran profusión de entrantes y salientes, es decir, de fachadas con distinta profundidad; y de fronteros rotos, es decir, de fronteros en los que alguno de sus lados no está cerrado.

  • La abundancia de decoración y de adornos en las fachadas e interiores.

  • La utilización de materiales ricos, especialmente en las Iglesias, para producir una sensación de ostentación.

Para diferenciar la arquitectura barroca de la arquitectura renacentista, vamos a analizar algunos monumentos de la época, y a resaltar las características que los diferencien.

Es el Badalquino de la basílica de San Pedro, que fue construida por Bernini. Pienso que en esta obra se ven claramente todas las características nombradas anteriormente.

Hay uso de las columnas salomónicas, gran utilización de líneas curvas, etc. Juega con los efectos luminosos porque, al recargarlo tanto en adornos, obtiene muchos entrantes y salientes. Bajo mi puento de vista el frontón está excesivamente cargado, e incluso da una sensación de sobrepeso.

Ahora voy a comentar una arquitectura renacentista. Es el Monasterio de San Lorenzo del Escorial, de Juan de Herrera. Destaca en este monumento el no dinamismo de la obra. Se puede apreciar una gran sencillez y abundancia de líneas rectas. No hay cúpulas, puesto que he observado que son mucho más abundantes en el barroco. Las ventanas están ordenadas muy simétricamente.

Escultura

Los temas tienden a ser más profanos, mitológicos, en donde el desnudo adquiere particular importancia. Además, la escultura se vuelve urbana, aparecen en las calles, plazas y fuentes, integradas con la arquitectura.

La escultura barroca se caracteriza por su fuerza y su monumentalidad, su movimiento compositivo, su dinamismo, proyectado hacia fuera, sus composiciones diagonales, su expresividad y su tratamiento de la ropa.

Características de la escultura

  • Se impuso el realismo en las representaciones, a las que se dotó de rasgos físicos y movimientos naturales. Todos los detalles del cuerpo humano se representaron minuciosamente.

  • Las representaciones mostraban un gran patetismo. Se exaltaron los sentimientos y se dio mucha teatralidad a los gestos. Hubo un gran interés por plasmar la psicología de los personajes.

  • Las figuras adquirieron gran movilidad, energía y vitalidad. Se hizo muy habitual que éstas se engarzasen unas con otras formando composiciones muy complejas. Se impuso el gusto por lo teatral y las composiciones se pensaban como auténticas escenografías, es decir, como decorado para una representación teatral.

  • Se potenciaron los efectos luminosos. Los pliegues de la ropa y los gestos de las figuras provocaban combinaciones de luces y sombras.

  • La temática de las esculturas barrocas fue muy variada. En los países católicos eran frecuentes las representaciones religiosas. En todos los casos se desarrollaban los retratos y las escenas mitológicas.

Para diferenciar la escultura barroca de la escultura renacentista, vamos a analizar algunas obras de la época, y a resaltar las características que los diferencien.

Éstas 2 obras se denominan “La Piedad”, pero una es de Miguel Ángel y otra es de Gregorio Fernández, una es del renacimiento y otra del barroco. Bueno, ahora las analizaré más a fondo.

La de la derecha es de Gregorio Fernández. En esta escultura yo veo una gran viveza y expresividad, queriendo exaltar los sentimientos. Esto último se puede observar en el rostro, en el que con la Virgen nos quiere transmitir el sufrimiento. Es asimétrica. El dinamismo de la escultura nos hace apreciar aún más la vida de la escultura, la cual en el barroco huye de idealizaciones. Pienso que las manos abiertas contribuyen aún más en lo último nombrado, es decir, en la viveza.

La escultura renacentista de la izquierda es de Miguel Ángel. Ésta, tiene las ropas con grandes hundimientos, lo que nos expresa movilidad en la obra, sin embargo, lo que más se diferencia al barroco es que ésta obra no tiene vida ni expresividad, de hecho la Vírgen no tiene cara de sufrimiento, sino un rostro agradable. Dicha escultura es más simétrica que la anterior y sin energía ninguna.

Un detalle que puede hacerte ver si es una escultura barroca o renacentista son, el rostro el cual ya hemos mencionado, y las manos, que ahora las analizaré. Bueno, me he fijado que, en la mayoría de las obras renacentistas los personajes tienen las manos entreabiertas o cerradas, sin embargo en el barroco las tienen muy abiertas. Mi opinión es que las manos abiertas contribuyen a los que se busca en el barroco: la expresividad; sin embargo las manos entreabiertas o cerradas dan una sensación de serenidad y armonía en la obra, por lo que pienso que las manos es un objeto importante para determinar si una escultura es barroca o renacentista.


Revolución científica

Vídeos relacionados