Arquitectura

Arte. Arquitectura. Estilos estéticos. Periodo de Transición. Generación del 80. 1900 a 1930. 1930 a 1940. Década de 1940

  • Enviado por: Pau Quejicus
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

LA ARQUITECTURA

Estilos estéticos de cada período

  • Período de Transición (1853-1880):

  • La época en que se constituyó el Estado de Buenos Aires, fue un período de transición arquitectónica, en el que se declina el neoclasicismo y el poscolonialismo, para insinuar los comienzos de un eclecticismo con la aplicación de los más variados estilos, aunque predomine el renacimiento italiano. Fueron incorporados, en este período, el uso del hierro y el vidrio, que sirvieron para cubrir grandes espacios con poco peso y buena luz natural.

Una de las obras más representativas de esta época fue el antiguo Teatro Colón (el primero construido en Buenos Aires con estructura de hierro, lo que permitió cubrir el techo principal). La decoración interior de su sala la realizaron los pintores italianos Verazzi y Cheronetti; y en la iluminación a gas se destacaba la gran araña central de 8 metros de diámetro. Era de sobrio aspecto exterior y seguía los lineamientos de la arquitectura italiana.

Otra obra muy importante, fue la Aduana Nueva (demolida), constituida por un conjunto de edificios, dentro de los cuales se destacaba el principal (muy sobrio), con forma semicircular cuya parte curva miraba hacia el río. Era de gran tamaño, constaba de 5 pisos rodeados por galerías; en la parte central contenía un gran portón con una torre mirador y un reloj en su cúpula. Respondía a una arquitectura neocolonial con influencia italiana, y fue demolido en el año 1884.

Otra de las obras, fue el edificio de la legislatura nacional, construido entre 1862 y 1866. Tenía forma de semicírculo y una cúpula central que permitía la iluminación con luz natural. La fachada estaba inspirada en la arquitectura del renacimiento italiano y comprendía un pórtico central con 3 arcos de medio punto y un frontispicio en la parte superior. A ambos costados, dos cuerpos de menor altura con ventanas cada uno de ellos, protegidas con rejas de hierro. El edificio fue demolido casi totalmente.

El Colegio Modelo de Catedral al Norte, en la ciudad de Bs. As., fue el primer edificio construido especialmente para la enseñanza oficial, y se construyó en el año 1860.

La arquitectura religiosa también recibió buen impulso en este período. Algunos ejemplos más importantes son, las iglesias de: Balvanera, el Socorro, La concepción, La Piedad, El Salvador, Las victorias, Santa Felicitas, La Inmaculada Concepción (en Belgrano), San Juan Evangelista, San Carlos (en Almagro), Santa Lucía, San Cristóbal, y San José de Flores.

En 1863, el mismo escultor que trabajó para la Pirámide de Mayo, terminó el relieve del frontispicio de la fachada de la Catedral de Bs. As. La fachada de la catedral es de estilo neoclásico y consiste en un gran pórtico que tiene 12 columnas de orden corintio, las cuales simbolizan a los apóstoles. En la parte superior un frontispicio de forma triangular con relieves que presentan un episodio bíblico: el encuentro de José con su padre Jacob, en Egipto.

  • Mientras que la Confederación no igualaba en impulso creativo a Bs. As., por sus problemas económicos, a excepción de la provincia de entre ríos, la cual había resurgido a la vida cultural por obra del Gral. Urquiza. En materia arquitectónica se destacaron la ciudad de Paraná como también Concepción del Uruguay y algunas estancias de la campaña. También fue muy importante la influencia ejercida por varios constructores italianos cuyo valioso aporte significó un olvido por el estilo colonial.

Como obras principales o más importantes, se destacan en general, catedrales e iglesias.

Una de estas obras, es la Catedral de Paraná, cuya fachada delineamientos clásicos ofrece un pórtico con 6 columnas corintias, además de dos torres, una de las cuales tiene campanas que pertenecieron a un temple misionero.

Otra de las obras, es la Iglesia de Concepción del Uruguay, cuyos cimientos se abrieron en 1856 y se inauguró 3 años más tarde. Su fachada es de estilo renacimiento italiano y algunos opinan que el constructor se inspiró en la basílica de San Pedro, en Roma, Tiene el característico pórtico central, adornado con columnas corintias que remata en la parte superior con un friso y tímpano. El interior de la iglesia es de buena factura artística y se destacan los pisos de baldosas y de mármol de Carrara, como también las puertas y ventanas de cedro paraguayo.

Otra de las más importantes obras, fue el Palacio San José, que fue construido entre 1848 y 1857. Este edificio es de planta rectangular, y se divide en dos cuerpos, cada uno con patios interiores centrales, el primero de ellos rodeado por una galería y el segundo por hileras de parrales. La fachada tiene en cada extremo dos torres o miradores y entre ambos, una galería con 7 arcos de medio punto que se apoyan sobre columnas de orden toscano. Al frente de la residencia, un jardín, cuya entrada principal es una puerta de hierro fundido muy bien labrada, con gruesos pilares a sus costados. Esta construcción pertenece también al estilo renacimiento italiano aunque también se advierte cierta influencia del arte colonial.

  • Período de la generación del 80:

  • A partir del año 1880, comienza un período de profundas transformaciones que influyeron en el proceso de urbanización. La arquitectura negó lo vernáculo y adoptó formas y esquemas foráneos que la apartaron de su senda original; se caracterizó por la arbitrariedad en la aplicación de los estilos. Pero entre 1880 y 1994, se dio lugar a un período con predominio del Eclecticismo arquitectónico (consiste en elegir uno o varios estilos considerados los mejores, con los que se realizará una determinada obra). Esta corriente llevó a la cosmopolitización de la arquitectura en la Argentina, y en especial en Bs. As; y se basó en el pasado académico, predominando en ésta, el equilibrio, la armonía y la simetría, de la antigüedad clásica.

  • Otra corriente que ejerció gran influencia fue la italianizante, que se anticipó en su penetración a la francesa, y al igual que ésta, se inspiró en la antigüedad clásica. Esta corriente estilística arquitectónica, se caracterizó en un primer momento, por su austeridad y elegancia, y por su prolongación del neoclasicismo, eliminando la rigidez que éste poseía. Mientras, que el segundo momento de esta arquitectura, ofrece un aspecto más ampuloso con abundante ornamentación y obras de valor desparejo. En la última década, dicho estilo perdió importancia ante el avance de la corriente francesa denominada del Segundo imperio.

  • La arquitectura de la generación del 80 presenta en nuestro país la gran influencia de las 2 corrientes estilísticas mencionadas anteriormente (tanto la itálica como la francesa), con fusión de elementos entre ambas para dar origen a un variado eclecticismo. En la época de mayor auge del eclecticismo, se distinguen también influencias de la arquitectura inglesa, alemana, y de los estilos románico y gótico, aunque en menor medida.

  • En este período, se pueden destacar obras como: la Casa de Gobierno (remodelación), la Catedral de La Plata, la antigua facultad de Derecho, el demolido Mercado Central, etc.

  • En la década de 1880 - 1990, en que se produce en nuestro país una gran transformación edilicia, comienza a imponerse el clasicismo academicista francés, con sus características mansardas y ventanas y en los interiores, los elegantes espejos biselados, las chimeneas y “boiseries”. Las obras más destacadas en este período de predomino del clasicismo francés, son: el demolido Teatro La Opera, La casa de Gobierno de la ciudad de La Plata, el actual Teatro Colón (su terminación), la construcción del puerto de Buenos Aires, la apertura de la Avenida de Mayo (los edificios que en ella se construyeron, tuvieron un predominio del academicismo clasicista francés, con sus techos de pizarra, las fachadas de variados recursos ornamentales y detalles decorativos de líneas versallescas), y el edificio construido para sede del diario “La Prensa”. En la arquitectura religiosa se utilizó el estilo gótico, y un fiel ejemplo de ello lo constituye la importante basílica de Lujan, cuyo aspecto general recuerda a la catedral de Chartres.

  • La euforia progresista que caracterizó a la arquitectura del ochenta se advierte en el aspecto del edificio construido en 1887 para depósito de Obras Sanitarias.

  • Otra obra característica de este período, es el Palacio de Aguas Corrientes.

  • Período 1900-1930:

  • En este período Prosigue el eclecticismo arquitectónico predominante en las dos primeras décadas del siglo XX con una variada gama de estilos, aunque se advierte una marcada influencia de Francia, seguida en orden decreciente por Italia, Inglaterra y Alemania. Una de las obras más destacadas con influencia borbónica, es la residencia de Anchorena, construida en el año 1990 y que actualmente es el Palacio de Cancillería, sede del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

  • En La arquitectura religiosa, se emplearon ciertas formas nórdicas o el estilo románico con aportes bizantinos, como se observa en la Iglesia de Santa Rosa de Lima.

  • Otra gran obra, es el edificio del Congreso Nacional. También en este período se terminaron las obras del Teatro Colón, y se construyeron los edificios para el Correo Central, Tribunales o Palacio de Justicia, el Colegio Nacional de Bs. As., y la Biblioteca Nacional.

  • También en esta época, llega a nuestro país el modernismo o “arte moderno”, como reflejo de lo sucedido a fines del Siglo XIX en Europa. Esta arquitectura modernista en la Argentina fue clasificada de superficial por las limitaciones propias del medio y de la época en la que se introdujo, y era opuesto al eclecticismo. Un ejemplo de este estilo, es el edificio del Hospital Español. Otra de estas obras, es el Edificio Barolo.

  • Luego de 1916, se advierte en nuestro país, a nivel arquitectónico, una constante evolución, que es índice de progreso. Se comienza a utilizar hormigón armado aunque el sistema de estructuras de hierro también continuó en vigencia, para más tarde ser finalmente remplazado en su totalidad por el hormigón.

  • Hacia el término de la década del 30, el academicismo clasicista había perdido vigencia.

  • Período 1930-1940:

  • Los grandes rascacielos de Bs. As. son muestras de los adelantos experimentados por la arquitectura moderna en nuestro medio; la obra más reconocida: “kavanagh”. En este período se implementa el modernismo, la vanguardia (aunque en esta época el eclecticismo continúa con su predominio). Otra obra importantísima de este período es el Teatro Gran Rex.

  • El progreso de hormigón armado permitió en esta época también, la construcción de grandes estadios deportivos como el del club River Plate, y el del club Boca Juniors.

  • Período de la década de 1940:

  • A comienzos de esta década, la arquitectura moderna experimentó en nuestro país un período de crisis, sin haber alcanzado una superación evidente. Las obras más destacadas de este período son: La casa del Puente (residencia de veraneo en Mar del Plata de Williams), y el Teatro Municipal General San Martín.

  • En materia religiosa, debe mencionarse como ejemplo, la Iglesia de Nuestra Señora de Fátima en Martínez: su sencillo aspecto exterior con ladrillos a la cal, recuerda las construcciones similares del período hispánico; es en su interior, en donde se advierte una avanzada modernidad expresiva, al ubicar el altar en el centro, debajo de la cúpula de forma piramidal mientras las fuentes de luz solar están ingeniosamente concebidas.

  • Algunas otras destacadas obras fueron: el edificio de la sede central del banco de Londres y América del Sur, el edificio Dodero, el edificio de ENTel, los hoteles Libertador, el edificio para el diario La Nación, el hipermercado Carrefour, Los laboratorios Abbot, el edificio de Argentina Televisora Color, y la casa matriz del Banco Ciudad de Buenos Aires.