Arquitectura románica y gótica

Románico. Gótico. Construcciones románicas y góticas. Características de los edificios. Monasterios. Iglesias. Arcos. Bóvedas

  • Enviado por: Dana
  • Idioma: castellano
  • País: Uruguay Uruguay
  • 8 páginas
publicidad
publicidad


Arquitectura Románica

“Arte existente en la Europa dependiente de Roma y en los territorios conquistados de Tierra Santa, en ls siglos XI, XII y parte del XIII, cuyo nombre se debe al frances Caumont ( siglo XIX) porque:

  • Aparece al mismo tiempo que las lenguas romances derivadas del latín.

  • Está inspirado en el arte romano aunque se pueden constatar en él otras influencias: bizantinas, germánicas, musulmanas, orientales.”

  • Contexto Histórico:

    La supuesta llegada del fin del mundo en el año mil impulsa la construcción de infinidad de edificios religiosos, primero con la finalidad de expiar los pecados y purificar el espíritu y, después, para agradecer al Dios su bondad, una vez que había pasado la tan temida fecha y nada ocurre.

    La sociedad feudal, tenía en su escalón más alto al clero y la nobleza, que controlaban la política y la economía.

    Los caminos de peregrinación fueron importantes vías de intercambio, no sólo económico, sino también artístico y cultural ayudando a unificar el Románico. Roma, Jerusalén y Santiago de Compostela son los lugares a los que los fieles acuden para visitar las reliquias más veneradas.

    Características:

    La Arquitectura Románica se dedico principalmente a la construcción de iglesias y monasterios, además de castillos, por eso es netamente religioso.

    Estas construcciones tenían que ser perdurables y monumentales para demostrar la grandeza de la iglesia.

    El espacio interno de las iglesias ocupa un papel primordial ya que estas están destinadas a acoger a los fieles y a los peregrinos.

    Se utilizaban principalmente como materiales para la construcción piedra, sillares.

    En lo que refiere a la construcción de la iglesia la planta podía ser cruciforme (cruz latina o griega) (1) o basilical (2)

    La planta cruz latina compuesta por:

    ● La cabecera, donde se halla el altar, suele orientarse hacia el este, por donde sale el sol. Están compuestas por un ábside semicircular o poligonal

    ● El crucero: nave transversal que separa la cabecera del resto de la iglesia (puede aparecer doble crucero). Tiene una o varias naves y el espacio central suele cubrirse con una cúpula que, en el exterior, da lugar al cimborrio.

    ● La nave, se compone de una o varias naves longitudinales. La nave central suele ser más ancha y alta que las laterales.

    ● Las torres simbolizan los pies de la iglesia románica, cada torre podía tener una o dos campanas.

    En lo que respecta a los elementos sustentantes:

    Predomina el macizo sobre el vano, al tener que sostener pesadas bóvedas de piedra; además los muros son adosados a pilares que soportan las presiones laterales de las bóvedas. En el interior predominan los pilares cuadrado, cruciforme o compuesto (éste último resulta de adosar al pilar una serie de pilastras, columnas, baquetones o medias columnas).

    Dentro de los elementos sostenidos, el arco románico por excelencia es el de medio punto, utilizándose en ocasiones el peraltado. En las cubiertas se generalizarán las bóvedas cuyo desarrollo es uno de los grandes logros. Tipos:

    ♦ Bóveda de cañón en la nave central, a veces reforzada por arcos fajones.

    ♦ Bóveda de arista en las naves laterales.

    ♦ Bóveda de cuarto de esfera sobre los ábsides de la cabecera.

    ♦ Cúpula de media naranja en el espacio central del crucero.

    Cuentan con Torre de Campana (una o dos). Suelen ser cuadradas (también las hay poligonales o cilíndricas). Es campanario y símbolo del poder de la Iglesia, visible así desde cualquier punto del entorno.

    Los vanos se presentan abocinados al estar formados por arcos concéntricos. Cada uno de esos arcos (arquivolta) se apoya en una columna (jamba).

    En la fachada cobra importancia la portada, resaltando:

    El tímpano muy decorado; el dintel es muy ancho reforzado con un soporte central.

    El abocinamiento románico da lugar a la aparición de arquivoltas y jambas. Toda la portada estará cubierta de decoración escultórica en todos los elementos (en las arquivoltas suele disponerse en sentido radial).

    La decoración se caracteriza por su variedad temática: geométricos, vegetales, animales (reales o fantásticos) y narrativo (relieves historiados con escenas sagradas del Antiguo y Nuevo Testamento con un fin didáctico). Puede estar esculpida (capiteles o portadas) o pintada (ábsides, muros y bóvedas).

    La forma de la iglesia y sus características tienen un significado simbólico muy importante: el espacio cuadrado del crucero simboliza los cuatro evangelistas, la cúpula central simboliza la bóveda celeste, los pilares que mantienen la Iglesia serían los apóstoles y los profetas, mientras que los muros simbolizan el pueblo cristiano.

    Edificios románicos:

    Los monasterios son centros complejos (religiosos, políticos, culturales y económicos) que se localizan en las zonas rurales y que controlarán grandes tierras. Tiene su origen en los preceptos de la Regla Benedictina (regla de San Benito), que impone la vida comunitaria a los monjes, lo cual exigía que junto a la iglesia se organizasen dependencias para la vida conventual. La orden de los cluniacenses, que desempeñará un papel fundamental en la difusión del Románico, va a ser la que establezca un modelo de monasterio a partir de su abadía originaria en Cluny, destruida casi totalmente durante la Revolución Francesa.

    Estos se construían entorno al claustro un espacio cuadrado y una galería abierta al aire libre. Sobre las columnas descansan arcos de medio punto cuyos capiteles suelen tener figuras (simbólicas o narrativas). En torno a él se disponen la biblioteca, la sala capitular (donde se reúnen los monjes), el comedor, la cocina, los dormitorios, los almacenes y las bodegas. En uno de los laterales se levantaba una gran iglesia, que solía tener dimensiones catedralicias y ser generalmente de cruz latina. Algunos tenían estancias adicionales, podían ser hospedajes, hospitales, etc.

    La iglesia, en general, se destaca las de peregrinación por ser estas más amplias y monumentales. Pueden pertenecer a monasterios o ser catedrales de ciudades situadas en la ruta de peregrinación. Tuvieron un gran desarrollo, debido a la importancia de las peregrinaciones durante los siglos XI y XII. Este modelo de iglesia se caracteriza por tener una cabecera muy desarrollada que cuenta con:

    ◘ Cripta bajo el altar para alojar las reliquias.

    ◘ Girola o deambulatorio: especie de pasillo en torno a la capilla mayor. Permite a los visitantes visitar las reliquias sin interrumpir los oficios.

    ◘ Absidiolos: pequeñas capillas, circulares o poligonales, dispuestas radialmente alrededor de la girola (a veces en los brazos del crucero). Sirven para la realización de cultos particulares.

    ◘ Sobre las naves laterales se sitúa la tribuna, una nave alta del mismo ancho que la nave lateral. Su función es la de dar más capacidad al templo o incluso dar albergue a los peregrinos. Tiene ventanas al exterior proporcionando luz a la nave central.

    Catedral de San Pedro de Angulema

    La referencia cronológica es que fue construida en época del obispo Girard II, del que se conoce que estuvo en el poder entre el año 1101 y 1136.

    Esta construcción se encarga a un taller probablemente local, aunque posiblemente inspirado en la cubierta de Saint-Front. En este caso sin embargo, no aparece una planta centralizada, sino una planta cruciforme, de una sola nave dividida en tres tramos, cubiertos éstos por una cúpula en cada uno de ellos. A continuación, un transepto ligeramente destacado en planta, a cuyos extremos se añade una capilla de planta cruciforme que igualmente se cubre con cúpula. El tramo central del transepto también se cubría con una cúpula. La cabecera era simple y con absidiolos en torno a él, pero sin girolas. Todas las cúpulas se apoyan sobre pechinas. Al no conocerse con exactitud su cronología, es difícil establecer su relación con la iglesia anterior.

    Además, en Angulema, se compone un tipo de fachada muy característico, que es el que se le da a esta catedral. Se caracteriza por un uso de arcos ciegos superpuestos, creando un gran efecto de plasticidad.

    Arquitectura Gótica

    El sentimiento religioso fue un elemento importante durante la Plena y la Baja Edad Media, aunque sufrió una serie de modificaciones como consecuencia del ascenso de la clase burguesa y del impulso de las corrientes neoplatónicas. Estos hechos posibilitaron la apertura de una sensibilidad religiosa más humana y cercana: a partir de ahora” toda expresión artística, incluso cuando se trata de lo más transcendente, de lo más ideal y lo más divino, depende de que se corresponda ampliamente con la realidad natural y sensible” (Hauser, 1979: 294)

    En el siglo XI se pusieron en marcha una intensa explotación agraria con excelentes resultados económicos. La acumulación de riquezas repercutió en el florecimiento urbano del s. XIII. A las ciudades acudieron los comerciantes y los artesanos, contribuyendo a una verdadera cultura urbana. Paralelamente, los monasterios perdieron poder de atracción y surgió un cada vez más numeroso clero urbano, en torno al obispo y a la catedral. En cada población de importancia, la catedral fue algo más que un monumento religioso: fue la obra colectiva de una comunidad de creyentes, en la que invirtieron todas sus energías e ingentes cantidades de dinero.

    Aportó como innovación la ligereza de las estructuras, y la iluminación abundante de sus interiores, en oposición a la solidez imponente de las construcciones románicas; al igual que esta el material de construcción es la piedra.

    Elementos de carácter constructivo: el arco y la bóveda.

    El arco apuntado (las presiones laterales menores que en el de medio punto) u ojival (tomado de la forma de la hoja de ojiva)

    Este arco evoluciona y el s. XV se generalizan el carpanel, conopial y Tudor en Inglaterra.

    La bóveda de crucería se descompone en arcos cruceros y elementos o paños. Los nervios se construyen primero usando una estructura móvil de madera o cimbra. La bóveda sufre una evolución al multiplicárseles los nervios: de tercelete, sex partitas, estrelladas o de abanico (generalizadas en el s. XV)

    El soporte: pilar y arbotante:

    El pilar se sitúa en intervalos muy separados y el soporte -ante la levedad de la cubierta- se alarga.

    El pilar al multiplicarse los nervios de la bóveda, se complica. La columna adosada pasa a baquetón, el capitel es corrido.

    La altura del pilar ha de resolver el contrarresto de empujes laterales. En el Románico se sustituye el estribo por cuarto de esfera y el Gótico sustituye el cuarto de esfera a simple arco: el arbotante o botarel que empuja a un estribo exterior el peso. El pináculo contribuye al efecto ascendente. El arbotante canaliza el agua. Las gárgolas sirven como bocas de desagüe.

    Elementos de carácter decorativo:

    Geométricos: Se derivan de la forma del arco combinando curvas. La tracería gótica o dibujo geométrico comienza yuxtaponiendo formas curva.

    El desarrollo del arco conopial da formas ondulantes o llameantes en el período flamígero.

    Los temas vegetales: hojas de vid, hiedra, trébol, cardo o cárdina en los capiteles.

    Los temas animales son monstruos o seres fantásticos dispuestos en gárgolas o remates de las barandas.

    La decoración se concentra en las portadas, ventanas y claustros. En el interior se dispone en tres nuevas partes: la vidriera, los retablos y la sillería del coro en el altar mayor.

    Tipos de edificios: la catedral, el Ayuntamiento, el palacio, la lonja, las plazas de mercados... en la ciudad.

    LA CATEDRAL:

    La planta puede ser basilical o de cruz latina y sus principales

    características son: la verticalidad, transparencia y luminosidad

    creando confusión entre el adentro y el afuera.

    En planta, las catedrales constan de tres partes: la cabecera que

    es del tipo de ábside con girola y capillas radiales. La catedral se

    diferencia de la iglesia de peregrinación románica en el mayor

    desarrollo que alcanza la cabecera así como la disposición

    poligonal del ábside, la girola y las capillas adosadas. Así el número

    de naves aumenta, siendo su profundidad de tres tramos

    (Chartres, Amiens) antes de alcanzar la capilla mayor.

    Luego la girola o deambulatorio que prolonga las naves

    laterales circundando la capilla mayor, las capillas radiales y

    el ábside. Estas tres partes dejan de ser semicirculares y pasan

    a poligonales. Las formas curvas dificultan la construcción de

    las vidrieras. Esta forma poligonal origina en la bóveda de la girola tramos trapezoidales.

    La cabecera se separa de las naves por el crucero que corta transversalmente a las naves. Es la zona de transepto. El crucero se forma por tres naves transversales que sobresalen lateralmente de la planta rematado en fachadas monumentales.

    El alzado interior, desde la nave central deja ver tres pisos en altura: el primero o de arquerías ojivales, el superior que se corresponde con las ventanas de la tribuna y un cuerpo superior de ventanales con vidrieras.

    La fachada: El cuerpo básico es un cuadrado dividido en tres tramos: El piso inferior se corresponde con los tres pórticos ojivales cubiertos con gabletes. El segundo piso queda dominado por el rosetón o vano circular calado y cerrado con vidrieras y flanqueado por dos ventanas; el tercero es un friso continuo de hornacinas o bien, una galería abierta y con ventanas, dos torres las flanquean.

    Las portadas son abocinadas, la decoración en las arquivoltas en sentido curvo y se protegen las figuras con chambranas o doseletes.

    EVOLUCIÓN DEL ESTILO.

    La evolución de la arquitectura gótica gira en dos sentidos: hacia una progresiva complicación de las formas y hacia una creciente riqueza decorativa.

    ETAPAS:

  • Estilo cisterciense o Protogótica: A principios del s. XII Es el estilo del Cister en Borgoña, característico por el abandono de toda riqueza decorativa y en lo constructivo se limitan a las formas puras. Aceptan la bóveda de crucería, el arco apuntado, las columnas son de capitel liso. Prohibieron las torres. Modelos de este estilo son el Monasterio de Claraval. En España los Monasterios de las Huelgas, Burgos; Poblet, Cataluña.

  • Paralelamente se construyen los primeros templos en París; Notre Dame de París y Saint Denis, ambos de fines del s. XII. El primero es un edificio de cinco naves con tribuna y girola con capillas. La nave de crucero casi en el centro del templo, muy alejada de la capilla mayor. No sobresale lateralmente. La fachada es de triple pórtico: arquería, claraboya circular y friso de estatuas con remate de torres planas.

  • Fase Clásica: S. XIII. En Francia se construyen: Chartres, Reims y Amians. Todas ellas de cinco naves, con girola a la que abren capillas, sin tribuna, sólo triforio o estrecha galería En el interior el soporte es el pilar con columnas adosadas. En todas el impulso ascensional es manifiesto. En la fachada de Amians el deseo de profundidad queda manifiesto en las hornacinas y avance del pórtico subrayado con agudos gabletes. Los campanarios se conciben con chapiteles apiramidados igual que en Milán o Wells.

  • En España las catedrales de Toledo, Burgos y León. La catedral de Burgos (1221-1260) es un templo de tres naves con brazos de crucero muy alargados, girola de tramos trapezoidales en la cubierta y dobles arbotantes en el exterior. La catedral de Toledo es de cinco naves, doble girola cubierta con tramos rectangulares y triangulares. La catedral de León es de cinco naves y de gran luminosidad, es la más francesa.

    De la segunda mitad del s. XIII es la Saint Chapelle o Santa Capilla del Palacio Real de París. Es el estilo radiante. Jaula pétrea donde la vidriera reemplaza al muro. En ésta la ligereza constructiva y luminosidad junto a la elevación son aspectos culminantes.

  • Fase manierista: s. XIV. Desarrollo de edificios de carácter civil: lonjas, Ayuntamientos, Casas gremiales. Edificios de planta rectangular, cubiertos a dos aguas y torre central. Ej.: Lovaina, Casa de Armadores en Gante, Lonja Palma de Mallorca.

  • En este siglo desarrolla la labor constructiva en el Levante español. Allí se construyen las catedrales de Gerona, Barcelona y Palma de Mallorca

    Catedral de Sevilla. Comienzan las obras en 1402 sobre el emplazamiento de la antigua mezquita. Tiene planta de salón de cinco naves con capillas entre contrafuertes. La bóveda es de crucería simple salvo en el crucero que se recarga decorativamente. Es el templo mayor de España.

    Rosina Lajo. Léxico de Arte 4ª Edición (2001) Pag180. Akal. S.A. Madrid -España

    HAUSER, A. (1979): Historia social de la literatura y del arte, Volumen I. Editorial Labor, Barcelona.

    4

    1

    2

    Arquitectura Románica

    Arquitectura Gótica

    Europa Romanica en el s. XI

    31/07/2012