Arqueología Informativa

Periodismo. Investigación. Noticia. Fuentes. Periodista. Jerarquización. Especialización. Legibilidad

  • Enviado por: Alberto Gómez García
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

TRABAJO DE ARQUEOLOGÍA INFORMATIVA

INTRODUCCIÓN

En el trabajo que presentamos a continuación, cuanto más profundo y riguroso, hemos querido elaborar un estudio sobre la arqueología informativa que "presidió" la redac­ción y publicación de una noticia por parte de dos medios de comunicación, El País y El Periódico de Catalunya, en concreto sobre la 40 Reunión Internacional sobre biología y sociología de la violencia, titulada Psicópatas y asesinos en serie y celebrada en Valencia durante el pasado mes de noviembre.

El análisis que hemos llevado a cabo sobre la noticia publicada por El País es más extenso y exhaustivo respecto al de El Periódico, debido a que creemos que la cobertura de la mencionada noticia por parte de El país fue más acertada: se realizó con más conocimientos de causa, con mayor contenido cuantitativo y cualitativo y con unas intenciones de ilustrar la noticia con un lenguaje a medio camino entre el más especializado y el más simplista, intenciones que a grandes rasgos llegaron a buen puerto.

Por último, aseverar de igual forma que la redactora de El País realizó una acertada elección de citas que los expertos reunidos en Valencia se encargaron de desvelar a la largo y ancho de las ponencias expuestas, tanto por los interesantes contenidos que dichas citas abarcaron como por los reconocidos expertos y autores de las ponencias escogi­dos por parte de la periodista.

1.- Orígenes de los hechos

Para llevar a cabo el trabajo sobre la psicopatía, no hemos partido de un caso de un psicópata en particular o de algún asesinato cometido. El hecho en sí es la celebración del IV Seminario Internacional sobre Biología y Sociología de la Violencia, celebrado en el Centro Reina Sofía de Valencia durante los días 15 y 16 de noviembre de 1999.

1.1.- Investigación documental

Los documentos principales con los que hemos trabajado han sido las ponencias presentadas por los distintos expertos y estudiosos del tema tratado, en concreto las de James Santiago Grisolía, Adrian Raine, Robert D. Hare, Cristopher Patrick, Candice A. Skrapec, Robert K. Ressler, Ann. W. Burgess, Carol R. Hartman, John E. Douglas, Joan McCoard, Norbert Bilbeny, Borja Mapelli Caffarenna, Leopoldo Ortega-Monasterio, Manel Roca Piera, Blanca Vázquez Mezquita, José Sanmartín, Steven A. Egger, el periodista español Fernando Ónega, David J. Cooke, Friedrich Lösel, Robert Ross, William F. Schulz y Ángel Yuste. Asimismo y como es evidente, recogimos las informaciones publicadas sobre el seminario de El País y El Periódico de Cataluña, que serán las informaciones comparadas a lo largo del trabajo. Por último, contamos con el dossier de prensa que la organización del simposio se encargó de recopilar y que nos prestó gentilmente, en el que están recogidas las informaciones que los medios de comunicación nacionales y valencianos publicaron, además de la repercusión mediática que el congreso tuvo en internet a través de las agencias informativas y los mencionados medios de comunicación.

2.- De los hechos a la noticia

Hemos seleccionado la información publicada en el País el día 16 de noviembre y que la compararemos con la réplica de El Periódico de Cataluña del mismo día. Los hechos recogidos por el diario estatal son la serie de ponencias de las que constaba el primer día del seminario, y de las que destaca una de las conclusiones más importantes a la que los científicos están corroborando en los últimos tiempos, a saber, que los psicópatas no tienen tratamiento de rehabilitación. El País indaga, igualmente, en los motivos biológicos y sociales de la psicopatía.

Por otro lado, El Periódico de Cataluña generaliza, de manera más sensacionalista, sobre el hecho de que posiblemente los psicópatas no tengan curación. El diario catalán utiliza más cifras y porcentajes aclaratorios sobre la cuestión tratada, además de convertir en noticia la peculiaridad de que uno de los ponentes sea, en principio, agente del FBI y asesor de cine.

2.1.- Fuentes informativas

La periodista de El País cuenta casi exclusivamente como fuentes las ponencias de los estudiosos congregados en el primer día del seminario, Grisolía, Hare, Raine, Patrick, McCoard, Bilbeny, Mapelli, Ortega-Monasterio, Roca y Vázquez, sobre todo las principales conclusiones de los doctores Hare y Raine. Asimismo, la periodista enviada al seminario utiliza parámetros de la consabida Escala Hare, además de algunas cifras y porcentajes aportados por los ponentes. Es de destacar que la periodista utiliza como fuente documental citas de los ponentes que expusieron sus tratados de investigación el mismo día de la publicación de la noticia, por lo que la informadora parece demostrar que estaba bastante interesada en el tema y que trató la base previa de las ponencias para llevar a cabo la realización de la noticia.

Sin embargo, el tratamiento de las fuentes informativas por parte del periodista de El Periódico es bastante más limitado, basándose fundamentalmente en las tesis propuestas por los insignes doctores Hare y Ressler, además de los estudiosos Sanmartín y Vázquez. De igual forma, el periodista de El Periódico incluye de forma literal un estracto de la ponencia de uno de los investigadores que intervinieron el mismo día de la publicación del artículo, aunque en este caso creemos que el contenido del mismo se basa únicamente en el dossier que la organización le entregó a los responsables de prensa antes de la inauguración del seminario, con lo que el corresponsal hizo caso omiso de lo que se dijo y actualizó en la menionada primera sesión.

2.2.- Intervención primaria del periodista

Los dos periodistas encargados de cubrir el seminario internacional, Gabriela Cañas y Enric Orts, son corresponsales para El país y El Periódico de Cataluña respectivamente. Ambos se encargan de cubrir como corresponsales los hechos informativos en la ciudad de Valencia, ya que aún no existe la edición valenciana de ambos medios. En las noticias sobre las que hemos trabajado, los periodistas que las llevaron a cabo no utilizaron como base para dicha redacción ni la ayuda de ningún enviado especial, colaborador o especialista alguno en la cuestión, ni las informaciones recogidas por las agencias informativas estatales habituales.

2.3.- Procesos de consideración de la noticia. Jerarquización e interferencias.

Ambas noticias fueron publicadas durante el transcurso de los dos días que duró el seminario, por lo que ambos medios no se contentaron únicamente con la publicación de una noticia, a modo de resumen, tras la clausura del seminario, lo que demuestra una consideración bastante importante respecto de la noticia. En la noticia de El País, y como posible interferencias, ésta va acompañada de un faldón de publicidad 2X5, en el que destaca una esquela de un logopeda. La fotografía publicada ocupa la parte superior de la noticia, muestra al doctor Hare ante el título del seminario y cuyo autor es Alberto Estévez. La fotografía citada fue distribuda posteriormente poor la agencia EFE. Por último, la noticia está insertada en la seccíón de Sociedad y fue publicada en la página 30 (izquierda).

La principal diferencia que presenta el Periódio respecto a El País es que El periódico no trató el hecho como única noticia en la página. En la parte inferior de la noticia, que fue publicada en la subsección SALUT de la sección Sociedad, aparecen dos noticias de Sucesos, una en la que se entremezcla un rapto con una violación y otra, una imagen comentada, en la que se informa de unos determinados enfrentamientos entre okupas y policías. El faldón de publicidad, en este caso, es de 1X6. La fotografía del seminario es un tanto más grande, es de Miguel Lorenzo y en ella destaca, de manera significativa, la imagen de Frankestein en una pantalla gigante.

3.4.- Análisis lexicométrico

La noticia publicada por El País recoge como palabras clave los siguientes términos: psicópatas, rehabilitación, psicopatía, criminales, reincidentes, abuso, ambientes y violencia.

De igual forma, la noticia ahonda en su contenido acerca de las tesis que giran alrededor del "trastorno antisocial" que sufren algunos individuos estudiados, el "determinismo" y el "factor ambiental" como posibles expli­caciones de la psicopatía (en el segundo caso, hay autores que la declaran como una explicación "importante" y otros "fundamental"), además de las "lesiones cerebrales irrever­sibles" que sufren algunos psicópatas y la "incapacidad de mantener la atención y la ausencia de autocontrol" que en muchos casos demuestran poseer.

"Quizá", "se abriría un camino", "no está demostrado" o "no se puede afirmar" son algunas de las expresiones utilizadas por la redactora en la noticia, todo un síntoma de que ni ella misma ni gran parte de los autores menciona­dos pretendían aseverar ponencias absolutas o de marcado carácter integrista, asignatura pendiente en muchos espe­cialistas del campo de la investigación.

Por otra parte, a través del primer ladillo de la noticia la periodista destaca, de las seis características definitorias del perfil psicópata elaboradas por Robert D. Hare ("grandilocuente, arrogante, insensible, dominante, superficial y manipulador"), los calificativos "arrogante" y "superficial".

Mientras, en el segundo ladillo, la redactora de la noticia vuelve a acudir a una de las tesis del propio Hare, en concreto a la que asegura que "los primeros síntomas de psicopatía suelen aparecer antes de la adolescencia", para resumirla de la siguiente manera: "Antes de la adolescen­cia".

Por su parte, El Periódico utiliza con mayor frecuen­cia y relevancia las siguientes palabras clave: psicopatía, trastorno, enfermos, violencia, asesinos y recluso. De entre los mencionados términos, destaca la proliferación de "asesinos" y "enfermos", sin duda todo un síntoma del lenguaje llano, simplista y casi vulgar utilizado por el redactor de la noticia.

En lo que respecta al único ladillo de la información, éste no aporta nada más que una mera división formal entre lo que se acaba de decir y los parámetros que regirán en el resto de la información a partir del mencionado ladillo.

3.5.- Grado de especialización

La redactora de El País acierta con sus determinadas "intervenciones" entre las distintas citas de los autores reunidos en Valencia, donde predomina un acertado lenguaje a caballo entre la más refinada especialización y la más llana divulgación.

Como muestra del lenguaje especializado bastan las siguientes oraciones: "bases genéticas y biológicas del comportamiento antisocial", "lesiones prefontales se tradu­cen en comportamientos agresivos" o "cuestión puramente morfológica del cerebro". Sin embargo, la periodista no logra evitar caer en un lenguaje un tanto manido: "una familia puede crear peligrosos monstruos" (aunque es una cita textual), "es la receta perfecta" o "barren de un plumazo".

Los datos desvelados por la redactora de la noticia son limitados y nada mareantes para el potencial lector de la información: "el 1% de la población de EE.UU., un 25% de los reclusos, son psicópatas. Otros participantes hablan de hasta el 3% de la población en general".

Por último, la redactora no convierte en sentencia irreprochable ninguna de las tesis aportada por los autores presentes en el seminario, a pesar de dar mayor cobertura cuantitativa a los reconocidos expertos Robert D. Hare, Joan McCoard y Adrian Raine.

Por lo que respecta a El Periódico, la noticia repro­duce las mencionadas seis características aportadas por Robert D. Hare. Llega a afirmar que "los expertos (...)", sin aclarar qué estudioso en concreto aportó la afirmación, además de mencionar a Jack El destripador como "el primer psicópata moderno". También da una relevancia extremada al FBI y a las repercusiones de los psicópatas en la industria del cine.

En líneas generales, el redactor expone un estilo poco especializado, con un lenguaje más vulgar y que a veces raya el sensacionalismo.

Por lo que respecta a los datos publicados, creemos que estos son excesivos o poco informativos: "uno de cada reclusos de los EE.UU. es psicópata", "el 4'25% de los reclusos españoles tiene el perfil de un psicópata", "en 1998 hubo 1.129 delitos de gran violencia" o "entre el 25 y el 30% de los maridos que maltratan a sus mujeres encajan con el cuadro clínico de este trastorno". Este último dato el redactor lo resume en el subtítulo de manera simplista pero inexacta a nuestro entender: "uno de cada tres (...)".

De las tesis aportadas por la doctora Vázquez, en lugar de incidir en la carencia de conciencia de la enfer­medad por parte de los psicópatas, el redactor se limita a extraer una mera cifra aportada por la estudiosa. Y, por último, un caso parecido ocurre en el caso del doctor Sanmartín, del que obvia sus opiniones respecto a los asesinos en serie organizados y no organizados, las refle­xiones acerca de las diferencias y similitudes de las motivaciones y objetivos de los asesinos y asesinas en serie y de la controversia que se suscita cuando algún asesino en serie sale en libertad, una controversia en la que, según el propio Sanmartín, intervienen sobre todo los códigos que actualmente se aplican en la justicia española.

3.6.- Índice de legibilidad

El titular es legible, pero creemos que "La psicología criminal" no es un sujeto suficientemente claro. El segundo titular de la noticia no se llega a entender sin leer el cuerpo de la noticia, aunque induce una de las causas de la psicopatía. El subtítulo tampoco es suficientemente legi­ble, mientras que el sumario sí es acertado, aséptico, legible y que resume de manera bastante correcta el conte­nido de la noticia.

En lo que respecta al cuerpo de la noticia, éste es bastante legible e inteligible. La redactora usa expresio­nes como "neurotransmisores", "convergen" (en lugar de coincidir), "individuos que matan o violan" (en lugar de asesinos o violadores) o "reincidir", prueba de las inten­ciones de la periodista para no caer en la fácil sencillez del lenguaje. Sin embargo, expresiones del tipo "materia gris cerebral", "sustancias como L-dopa" o "sustancia gris prefontal" quedan, a nuestro parecer, un tanto huérfanas de alguna aclaración adyacente.

Por parte de El Periódico, la legibilidad es mucho más fácil de encontrar. Un estilo exento de profundización, sentencioso (como el titular, "Los psicópatas no tienen curación" o la expresión "única opción" dan fe de ello), nada constructivista u optimista y nada preciso ("seminario celebrado", cuando en el día de la publicación de la noti­cia aún se celebraba el citado simposio, o el hecho de que no se llegue a nombrar el título del seminario como tal) es el que preside el contenido de la información.

El redactor de la noticia de El Periódico concede una excesiva prioridad a las aportaciones del doctor Sanmartín, limitando en continente y contenido las aportaciones co­rrespondientes a los expertos Hare, Vázquez y Ortega-Monas­terio. Y, por último, es de destacar la falta de adecuación e información del despiece, en el que el periodista destaca que el asistente Robert K. Ressler es ex agente del FBI y asesor de películas que tratan sobre psicópatas.