Aromaterapia

Aceites esenciales de plantas. Cualidades curativas. Compuestos aromáticos. Extracción de sustancias. Utilización. Propiedades. Precauciones

  • Enviado por: Esther García Aparicio
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 26 páginas
publicidad
cursos destacados
Ecuaciones Diferenciales
Ecuaciones Diferenciales
En este curso se estudian los conceptos básicos sobre las Ecuaciones Diferenciales Ordinarias (EDO) Se muestran...
Ver más información

Productos Notables & Ejercicios resueltos Nivel 2
Productos Notables & Ejercicios resueltos Nivel 2
Aprende como trabajar con Productos Notables de forma fácil y divertida. En este curso de nivel 2...
Ver más información

publicidad

A titulo de entrar al tema...

Al leer sobre Aromaterapia, forma generalmente parte del ritual la información sobre aquella princesa polaca que gracias a algunos baños de inmersión en aguas con esencia de romero, captó para siempre el corazón de este fabuloso joven príncipe, a pesar de haber pasado (ella) ya los ochenta y pico de primaveras!

Otro cuento, también sustentado por romero, es el del famoso vinagre de los 4 ladrones que permitía a aquellos, tras su injerencia, en época de peste en París, robar sin ningún problema en casas apestadas (de peste de verdad), sin sufrir de ello ni siquiera un leve ataque de gripe.

Existen algunas anécdotas más por el estilo, pero también cuentos algo más creíbles, como por ejemplo el de un tal Dr. René-Maurice Gattefossé, redescubridor de la "moderna" Aromaterapia, quien se curó dramáticamente con esencia de lavanda una mano muy mal quemada, efecto terapéutico que pude comprobar en variadas oportunidades, tanto en forma personal, como también con otras personas en casos de diferentes grados de quemazón.

Pero entonces…

Que es la AROMATERAPIA?

  "No hay nada físico que no tenga un alma escondida.
No existe nada que no tenga escondido un principio de vida .No sólo los objetos que se mueven, como el hombre y los animales, los gusanos de la tierra, los pájaros del aire y los peces de las aguas, sino todas las cosas físicas y esenciales tienen vida."

Paracelso.

En nuestra vida cotidiana a menudo nos encontramos con hierbas medicinales como el romero, la manzanilla, la salvia, la menta y otras. Pero hemos olvidado que en su interior se esconden principios esenciales tan beneficiosos para nuestro bienestar, y uno no puede por menos que pensar que el creador de todas las cosas pensaba en nosotros cuando creó las plantas con todos sus maravillosos componentes.

En cambio, las antiguas civilizaciones lo tenían muy presente y durante mucho tiempo nuestros antepasados se curaban con las esencias extraídas de estas hierbas, que prevenían y curaban enfermedades, y muchas de estas culturas ancestrales tenía por costumbre y rito el agradecimiento a la madre naturaleza por semejantes bendiciones.

Un moderado conocimiento y uso del mundo de las especies vegetales y de sus esencias puede prevenir y neutralizar el desgaste físico y psicológico por ejemplo del estrés, sin duda el mayor enemigo en nuestros tiempos de nuestro equilibrio energético, dada su habilidad para acumularse en nuestro organismo y manifestarse de manera especial en numerosas patologías psicosomáticas.

Cada vez que arrancamos el pétalo de una flor, una hoja, una rama o cualquier otra parte de una planta, ésta libera, de manera casi imperceptible, un perfume, un aceite esencial. El término "esencial" deriva de la teoría de Paracelso (extraordinario mago y terapeuta) que afirma que el hombre es un fiel reflejo del universo. Paracelso preveía la posibilidad de extraer de las plantas lo que constituía su parte activa, tanto en sentido material como espiritual. La quintaesencia en contacto con el hombre.

La aromaterapia es la curación de las enfermedades y el desarrollo del potencial humano mediante la utilización de los aceites esenciales de las plantas que hayan conservado sus características y propiedades mediante una correcta extracción.

Desde hace milenios las esencias han sido aprovechadas por sus propiedades antisépticas que atacan el desarrollo de los gérmenes y los matan, como por ejemplo el aceite esencial del limón, del tomillo, de la naranja... Además, las esencias están dotadas de capacidad antitóxica inhibiendo los productos que deterioran las células de nuestro organismo impidiendo incluso procesos de descomposición. Así, en la antigüedad se usaban aceites para el proceso de embalsamamiento de los cuerpos. Las esencias tienen también poder cicatrizante puesto que estimulan la regeneración celular, tomemos por ejemplo al romero y la salvia. Las propiedades de los aceites son también antiparasitarias, ahuyentando insectos, polillas y mosquitos. Algunos de esos aceites son los que nos proporcionan el geranio y el laurel. En las esencias encontramos también propiedades antivenenosas que neutralizan el efecto de las picaduras de avispas, abejas... los antiguos cazadores se frotaban con aceite de lavanda... Muchas son las esencias con capacidad antirreumática y antineurálgica, útiles en el tratamiento de procesos dolorosos articulares, (el maravilloso y polivalente romero). La mayoría de las esencias poseen efectos estimulantes y tonificantes que aumentan la capacidad de resistencia al estrés, por ejemplo. Algunas, como el jazmín, tienen incluso propiedades estimulantes sobre la sexualidad.. Asimismo algunas esencias poseen actividad antiespasmódica que permite tratar, por ejemplo, la tendencia al hipo. La verbena es perfecta para ello.

La aromaterapia nos recuerda que es necesario recuperar y desarrollar el sentido del olfato si deseamos beneficiarnos plenamente de todas las riquezas que graciosa y generosamente nos ofrece la sabia madre naturaleza y que pueden ayudarnos a solucionar algunos de los problemas de salud que surgen cuando se rompe el equilibrio físico o mental.

Es un modo sencillo y agradable de preservar la salud y aliviar el estrés cotidiano, al tiempo que proporcionamos agradable ambiente a nuestros hogares. El uso diario de los poderes curativos y armonizadores de la aromaterapia nos ayuda a lograr un equilibrio emocional y físico duraderos.

Aceites esenciales

Los aceites esenciales utilizados en aromaterapia proceden de una gran variedad de fuentes naturales: hierbas, flores, hojas, madera, semillas, cascara de frutos, raices y resinas.

Metodos de extracción

La obtención de los compuestos aromáticos de las plantas vendrá determinada por los métodos de extracción. La mayoría de estos métodos, no todos, se basan en procesos físicos, es decir, no se suelen producir reacciones químicas significativas durante las extracciones. Se distinguen fundamentalmente tres tipos de métodos físicos de extracción: por arrastre, por disolución y por expresión.

El aparato de extracción más antiguo conocido es un mortero asirio, destinado a destilar sustancias aromáticas. En la preparación de algunos de sus perfumes, los egipcios utilizaban una vasija de barro tapada con un trapo de lino, llena de agua y sustancias aromáticas, que calentaban hasta que los vapores impregnaban la tela, y quedaba saturada de esencia. Recientes excavaciones arqueológicas confirman el hecho, de que los romanos utilizaban también vasijas especiales de barro para realizar extracciones aromáticas. Se sabe que el Imperio lavaba la ropa con lavanda (de ahí el nombre de esta planta aromática y medicinal). Parece ser que fue el alquimista y médico árabe, Avicena, el primero en destilar. Pero la invención del alambique se atribuye al catalán "Arnould de Villanueve", que en la baja Edad Media, describe perfectamente un aparato para destilar, el Alambique (que en árabe significa: vaso).

Una infusión de "té" en agua caliente, una maceración de "hipérico" (hierba de San Juan) en aceite (aceite rojo), un enflorado de jazmín en glicerina, o un absoluto de rosa en alcohol (rosa de Bulgaria) son extracciones por disolución. Evidentemente en cada caso el disolvente es distinto. La expresión, es de hecho el método más intuitivo de extracción. Cuando vamos por el campo, la montaña, el bosque o estamos en el jardín con la intención de toparnos con alguna planta aromática y olerla, en el simple hecho de tomar una muestra y frotarla, estamos realizando una extracción por expresión. Otro ejemplo es el de exprimir las cáscaras de los cítricos con altos contenidos de esencia.

La destilación por arrastre de vapor de agua, da como resultado la obtención de los aceites esenciales naturales, es decir la "esencia líquida".

En el hecho de quemar ciertas sustancias, como por ejemplo el incienso (olíbano) o sándalo (madera aromática), se realiza lo que podríamos denominar una extracción por combustión (se produce una reacción química con consumo de oxígeno.

Una posible linea de investigación en recursos energéticos, podría partir de la siguiente suposición o hipótesis de trabajo: Existen determinados aceites esenciales, que son altamente combustibles, pues en sus composiciones aparecen diferentes tipos de cetonas y alcoholes. Estas sustancias con alto contendido energético, son el resultado del metabolismo de la planta. Gracias a la fotosíntesis las sustancias inorgánicas y el agua se transforman en sustancias orgánicas

.

Existen otros métodos de extracción: aquellos en los que se producen reacciones bioquímicas a través de procesos biotecnológicos, tales como la fermentación de la cerveza o el cava. Aunque en estos casos el fin último no sea la extracción aromática sino una transformación, los elementos aromáticos son muy importantes en el resultado final. En el caso del vino, los etnólogos se interesan por el aroma, que vendrá determinado por, el tipo de uva y el proceso de fermentación, entre otros factores.

USO DE LOS ACEITES ESENCIALES

Las esencias naturales son sustancias muy potentes que se utilizan siguiendo unas indicaciones muy precisas. Las vías de aplicación son esencialmente dos: la vía interna, es decir, la ingestión oral, y la vía externa, por inhalación, baños, etc.

MODO DE USO

Vía interna

Vía Oral

Se desaconseja la ingestión oral sin control médico puesto que el contacto de las esencias con las delicadas mucosas digestivas puede ser irritante; además, las dosis deben administrarse con atención para evitar el riesgo de intoxicaciones agudas y crónicas. La dosis de las esencias por vía interna es, como media, de 3 gotas por cada toma, con un máximo diario que oscila entre las 5 y las 20 gotas, dependiendo de las dosis utilizadas. Hay que tomarlas antes de las comidas o durante éstas.

La ingestión por vía oral es una opción que sólo hay que tener en cuenta cuando sea necesario, es decir, en caso de requerir una curación propiamente dicha de determinadas enfermedades. En cambio, la estimulación energética y la vitalidad del cuerpo se obtendrán aplicando los aceites por vía externa, a través de baños, fricciones y masajes, con la difusión en el aire y con la estimulación olfativa, modalidades que también son muy eficaces.

Vía externa


La vía externa es preferible debido a su mayor facilidad de aplicación a seguridad. Además, con la aplicación local, las esencias penetran inmediatamente a través de la piel y actúan de forma directa en los órganos que se encuentran debajo de ésta, sin sobrecargar inútilmente los órganos internos, como el hígado y las mucosas digestivas, como sucede por vía oral.
No obstante, no hay que superar las 10 gotas diarias.



  • Masaje


Los aceites esenciales puros son substancias concentradas y potentes. Para el masaje, las esencias - una o varias - se añaden, antes de entrar en contacto con la piel, a un aceite básico que, actuando como vehículo, diluye las esencias para evitar reacciones cutáneas y fenómenos irritantes, y permitir el deslizamiento correcto para efectuar el masaje.
Los aceites de base que se utilizan deben tener una alta afinidad con la piel. Por ello se aconsejan los aceites vegetales como el aceite de germen de trigo, de almendras dulces, de avellana, de girasol, de sésamo, de oliva, de pepitas de uva, de maíz, de soja o de cacahuete.
Una precisión importante que hay que tener en cuenta es que estén exprimidos en frío, ya que no deben contener residuos de disolventes, derivados del proceso de refinado y de presión, que destruyen las vitaminas liposolubles como las E y F. Se desaconsejan los aceites de origen mineral para hacer masajes, como el aceite de vaselina, que tiene poca afinidad con la piel y tiende a obstruir los poros.
Entre los aceites antes mencionados el de pepitas de uva y el de girasol resultan particularmente ligeros y, por lo tanto, de más fácil extensión por el cuerpo. Los aceites de germen de trigo, de oliva o de almendras dulces son más viscosos y por ello más adecuados para el tratamiento de las pieles secas.


Los porcentajes de dilución son los siguientes: el contenido de aceite esencial de una mezcla debe oscilar entre el 1 y el 3 %, según el tipo de problema. Los problemas físicos en general requieren una concentración mayor que los estados de naturaleza emotiva y nerviosa.
Veamos en la práctica cómo se procede a la dilución. El 1 o 3 % se traduce en estas proporciones: para una cucharada sopera de aceite básico (que equivales a unas 100 gotas), deberemos añadir de 1 a 3 gotas de esencia.
Para un masaje global de todo el cuerpo, la concentración de esencia será como se ha indicado antes. Para intervenciones en puntos más precisos, el número de gotas por cucharada podrá ser superior.
La temperatura ambiente del lugar donde se practicará el masaje deberá ser agradable, no inferior a los 25 grados Celsius; la mano de quien efectúa el masaje deberá estar caliente y el aceite se calentará con el calor de la mano antes de aplicarlo sobre el cuerpo. Hay que tener presente que cuanto mayor sea el calor de la piel, mayor es la dilatación, y, con ello, mayor es la absorción de la esencia. Esto puede verse favorecido con un baño caliente antes de proceder al masaje.

            • Baño


Para un baño aromático, la temperatura del agua debe ser elevada, pero no en exceso. Las esencias se añadirán inmediatamente antes de entrar en la bañera, para poder aprovechar al máximo el efecto producido por la evaporación de los componentes volátiles.
Se añaden 4 o 5 gotas de la esencia elegida; si se trata de un combinado no hay que superar las 8 gotas . La duración del baño será de unos 10 minutos.

  • Ducha


Se vierten de 3 a 4 gotas de esencia en el guante de espuma mojado y se fricciona el cuerpo.

        • Compresas y Emplastes


En una taza de agua caliente o fría, según las necesidades, se vierten de 5 a 8 gotas de esencia. Se sumerge una gasa en agua, se escurre con suavidad y se aplica en la zona afectada.
Se utilizará agua caliente para dolores musculares, y agua fría para torceduras, esguinces, fiebre o cefaleas.
La compresa se renovará cuando se caliente o se enfríe, según sea el caso.
Las compresas de esencias pueden aliviar los dolores, las distorsiones o las hinchazones.

            • Evaporación


Se vierten de 3 a 4 gotas de esencia en un difusor para esencias, formado por una fuente de calor (lámpara o vela) sobre la que haya un recipiente de cristal con un poco de agua. Con la acción del calor, el agua de evapora y la esencia se volatiliza. No debe verterse directamente la esencia sobre la fuente de calor porque es un producto inflamable.
También pueden echarse unas gotas de esencia en un pañuelo, una almohada, en especial las esencias balsámicas, en el recipiente de agua de la calefacción, en un humidificador preparado para el uso de esencias o incluso en un nebulizador. Esta práctica de nebulización de esencias en el ambiente tiene un elevado poder antiséptico y es muy útil para purificar el aire de las habitaciones de los enfermos.

            • Inhalaciones


Se añaden de 5 a 8 gotas de esencia en un recipiente pequeño con agua hirviendo y se respiran los vapores con un paño sobre la cabeza. Este método es particularmente útil para tratar las afecciones de las vías respiratorias.

            • Fricciones


Se utilizarán 2 o 3 gotas de esencia diluidas en una base alcohólica para fricciones en la región cutánea correspondiente al órgano afectado (por ejemplo, en el tórax para la tos o la bronquitis) hasta calentar dicha zona.

            • Pediluvios, Maniluvios y Semicupios


Se añaden de 4 a 5 gotas de esencia en un recipiente con agua fría o caliente, dependiendo de las necesidades, y se mantienen los pies sumergidos durante unos 10 minutos.
Hay que seguir el mismo tratamiento en el caso de las manos o para el bidé.

        • Irrigaciones internas


Se añaden de 4 a 5 gotas de esencia en agua muy caliente, dejándola enfriar durante unos minutos. Se utilizará para lavados vaginales o lavativas.

            • Enjuagues y Gargarismos

Se añaden de 2 a 3 gotas de esencia en un vaso de agua hervida para enjuagues o gargarismos en caso de inflamación de las mucosas de la boca y de la garganta.




AROMATERAPIA DESCRITA POR OLORES

LA VERBENA:

Propiedades: antiséptica, antiespasmódica, sedante nervioso, digestiva, estimulante y depurativa.

Indicaciones: Ansiedad, apatía, calambres, mala digestión, estrés, hígado, insomnio, hipo, mareos, menopausia.

Precauciones: evitarse en casos de hipersensibilidad cutanea La verbena reequilibra el estado de humor, aclara la mente, aumenta la comunicación y la comprensión siendo ideal para encuentros e intercambios, incrementa la emotividad en las relaciones, ayuda a desbloquear energía estancada, es depurativa, anitespasmódica y calmante para la crisis de la pubertad o menopausia, facilita la digestión y estimula la función del hígado.

LA CANELA:

Propiedades: Tónica, estimulante, térmica, afrodisíaca, antiséptica, astringente, antidiarréica, estimulante, antiparasitaria y digestiva.

Indicaciones: Agotamiento, convalescencia, mala digestión, diarrea, gripe, pediculosis, sarna, picaduras de insectos, impotencia, frigidez y golpe de frío.

Precauciones: Puede irritar las pieles delicadas La canela estimula la circulación sanguínea, ayuda a desaparecer las contracturas musculares, actúa sobre la celulitis, combate el cansancio gripal. Tradicionalmente se usaba para acelerar las contracciones en el momento del parto y en caso de infecciones intestinales. Comunica fuerza y energía y es útil en casos de disminución del vigor sexual y de frigidez.

LA NARANJA:

Propiedades: Antiespasmódica, sedante, astringente, antiséptica, tónico del corazón y depurativa

Indicaciones: Agotamiento, Insomnio, alteraciones nerviosas, estreñimiento, problemas digestivos, dermatitis, arrugas, gingivitis y estomatitis.

En los cítricos, la luz se vuelve perfume, y esto explica la acción vitalizante al tiempo que ayuda a eliminar la melancolía y el estrés sin excitar, sino calmando la tensión nerviosa.

EL AZAHAR:

Propiedades: Antidepresivo, afrodisíaco, digestivo, depurativo, hipnótico suave, tónico cardíaco y circulatorio, antiespasmódico, antiséptico y bactericida.

Indicaciones: Ansiedad, depresión, insomnio, palpitaciones, estrés, agitación en los niños, tratamientos cutaneos, cólicos intestinales, espasmos y alteraciones digestivas de origen nervioso.

El aceite de azahar es muy preciado no solo por su inimitable aroma (usado eternamente en perfumería) sino tambíén por su versatilidad. Es calmante en caso de alteraciones emotivas, nerviosismo, espasmos, malas digestiones, meteorismo, palpitaciones e hipertensión. Ayuda a conciliar el sueño y es muy útil para los niños en caso de sobreexcitación y de dificultades para dormir.

EL LIMÓN:

Propiedades: Antiséptico, antitóxico, astringente, estimulante, antirreumatico, antianémico, antifebril, cicatrizante, depurativo, diurético, vermífugo, hipotensivo, fluidifica la sangre, estimula los glóbulos blancos.

Indicaciones: Enfermedades infecciosas, fiebre, astenia, inapetencia, convalescencia, celulitis, acné, picaduras de insectos, problemas digestivos e hipertensión, bronquitis, tos.

Precauciones: Puede irritar las pieles sensibles

La esencia de limón forma parte de la categoría de las que hay que tener siempre en casa.

EL EUCALIPTO:

Propiedades: Antiséptico (sobre todo de las vías respiratorias y urinarias), balsamico, anticatarral, desodorante, cicatrizante, antiparasitario, fluidificante, antirreumatico, antifebril y estimulante.

Indicaciones: Afecciones de las vías respiratorias, gripe, sinusitis, catarro, fiebre, cistitis, llagas, quemaduras y reumatismo, bronquitis,

Precauciones: Usar con moderación si hay niños pequeños. La esencia tiene un notable poder microbicida y antivírico. Es un excelente antibiótico natural y contribuye a purificar el aire en caso de epidemias.

EL JAZMÍN:

Propiedades: Antidepresivo, afrodisíaco, relajante, sedante, cicatrizante, tónico uterino y antiespasmódico.

Indicaciones: Ansiedad, depresión, disminución de la líbido, dismenorrea, cuidados de la piel y tos.

El jazmín despliega su acción en el sistema nervioso y en el aparato genital. En estados depresivos mejora el tono del estado de animo reforzando la voluntad y ayudando a superar la apatía.

LA LAVANDA:

Propiedades: Analgésica, antidepresiva, antiespasmódica, antirreumatica, cicatrizante, antiséptica, calmante, antitóxica, diurética y desodorante.

Indicaciones: Enfermedades de la piel, reumatismos, afecciones de las vías respiratorias, problemas digestivos, infecciones genitourinarias y problemas del sistema nervioso, desinfección del hogar, depresión, estrés, insomnio, hipertensión, cefalea, palpitaciones, insomnio, menstruaciones dolorosas, problemas de digestión y meteorismo, mareos.

La lavanda goza de numerosísimas propiedades y esta considerada la esencia mas versatil. Por sus múltiples utilizaciones conviene tenerla siempre a mano.

LA MENTA:

Propiedades: Antiespasmódica, analgésica, antiséptica, hepatica, digestiva, astringente, cefalica, expectorante, antiinflamatoria, tónica del sistema nervioso, antifebril y repelente de insectos.

Indicaciones: Agotamiento físico y mental, depresión, cefalea de origen digestivo, cólicos hepaticos, problemas digestivos, aerofagia, neuralgia, dolores musculares, fiebre, gripe, bronquitis, tos, dermatitis, dismenorrea, menstruaciones escasas, nauseas, mareos, impotencia, desanimo de la líbido, memoria, dermatitis, gingivitis,

Se dice que esta planta hace olvidar los males, reconcilia con la vida y aleja el pensamiento de la muerte. El perfume de la menta mantiene despierta la mente, restituye la concentración y la memoria en caso de sobreesfuerzo intelectual, y se recomienda a quien come en exceso o de forma desordenada y luego tiene dificultades para concentrarse debido a una digestión lenta. Es la planta del amor y de la salud.

EL PACHULÍ:

Propiedades: Afrodisíaco, antidepresivo, estimulante, sedante, antipolillas, antiséptico, antiparasitario, cicatrizante, ahuyentador de insectos, antiinflamatorio y desodorante.

Indicaciones: Ansiedad, depresión, estrés, disminución de la líbido, problemas de la piel, dermatitis, acné, arrugas, desinfección del hogar.

Su olor, denso y persistente, activa reacciones personales: para los amantes el pachulí tiene algo de salvaje, de agradable aturdimiento, es sensual y estimulante, enciende la imaginación y trae a la memoria los ambientes orientales densos y cargados de perfumes, de especias, de misterios y de emociones. El aroma del pachulí no tiene término medio. Es muy apreciado o provoca rechazo. Es fuertemente afrodisíaco.

LA ROSA:

Propiedades: Antiinflamatoria, antidepresiva, astringente, ligeramente sedante, afrodisíaca, cicatrizante, depurativa, hemostatica, antiespasmódica, cefalica, digestiva, tónica cardíaca, tónica para el útero y para el tubo digestivo, laxante, hepatica y antiséptica.

Indicaciones: Depresión, problemas nerviosos, cefalea, estrés, insomnio, impotencia, frigidez, esterilidad, problemas menstruales, anginas, dolor de garganta, estomatitis, gingivitis, bronquitis, palpitaciones, insuficiencia circulatoria, congestión hepatica, problemas de la piel.

Flor de los dioses, nacida, según la mitología griega, de una gota de sangre de Venus, y para los arabes sudor de Mahoma.

EL ROMERO:

Propiedades: Estimulante general, energético, tónico, antiséptico, hepatico, antirreumatico, analgésico, digestivo, sudorífero, diurético, antiespasmódico, cicatrizante, estimulante de la menstruación, antidiarréico, astringente, afrodisíaco.

Indicaciones: Debilidad, exceso de trabajo físico y mental, estrés, impotencia, frigidez, depresión, convalescencia, cefalea, palpitaciones, reuma, gota, hipotensión, hígado, digestión, colitis, diarrea, meteorismo, gripe, bronquitis, resfriado, tos, dismenorrea, acné, caspa, caída del cabello, pérdida de memoria.

Precauciones: Evítese en caso de epilepsia, hepatitis y durante el embarazo.

El romero suscita el recuerdo del amor, su aroma exultante alivia el alma de los melancólicos, refuerza el ego del individuo volviéndolo mas resistente a las vicisitudes de la vida, aumenta la fuerza espiritual, contribuye en situaciones de gran tensión a fortalecer el animo. Restituye las ganas de hacer cosas

EL PINO:

Propiedades: Antiséptico, estimulante, balsamico, expectorante, antineuralgico, antirreumatico, térmico e insecticida.

Indicaciones: Reumatismos, dolores musculares, bronquitis, tos, sinusitis, resfriados, gripes, infecciones urinarias, hipersudoración, estrés, agotamiento, impotencia, convalescencia, gota, neuralgia, desinfección del hogar.

Descansar o dormir bajo un pino devuelve la alegría de vivir y aporta equilibrio entre materia y espíritu. Este arbol restituye con su energía la esperanza de quien ha perdido la motivación y la alegría de vivir.

EL SÁNDALO:

Propiedades: Antiséptico pulmonar y urinario, tónico, afrodisíaco, antiinflamatorio, diurético, expectorante, cicatrizante, fungicida, bactericida, antiespasmódico y sedante.

Indicaciones: Estrés, tensión nerviosa, depresión, insomnio, infecciones respiratorias, infecciones urinarias, tos, problemas de la piel, bronquitis, tos, digestión, diarrea.

El sandalo es un arbol originario de la India conocido y empleado desde tiempos muy remotos por su preciada madera perfumada. El aroma del sandalo eleva el espíritu y favorece la concentración y el recogimiento

LA VAINILLA:

Propiedades: Aromatizante, endulzante, antidepresiva y calmante

Indicaciones: Ansia, depresión, estrés

El aroma de la vainilla nos transporta a los momentos dulces de la infancia, suaviza la atmósfera de tensión, relaja y sorprende agradablemente porque estimula sensaciones y emociones antiguas.

LA VIOLETA:

Propiedades: Antiinflamatoria, antirreumatica, descongestionante, antiséptica, estimulante de la circulación, sedante, expectorante, y afrodisíaca.

Indicaciones: Insomnio, agotamiento nervioso, acné, piel grasa, dermatitis, insuficiencia circulatoria, reumtismos, bronquitis.

La violeta, delicada y sensible, puede utilizarse siempre que se pretenda aumentar la sensibilidad, la receptividad, la creatividad del pensamiento, para curar las heridas de la existencia y, en particular en los desengaños amorosos ya que se considera que su perfume reconforta y refuerza el corazón.

Indice de Afecciones con Tratamiento

Aromaterapeutico.

Acidez de estómago

Limón, menta

 

Acido úrico [exceso de]

Hinojo, limón, enebro

 

Acné

Laurel, cayeputi, cedro, enebro, lavanda, pachulí, sándalo

 

Aerofagia

Anís, cilandro, comino, hinojo, limón, mejorana, menta

 

Afta

Geranio, limón, mirra, árbol de té

 

Agotamiento

Laurel, naranja amarga, albahaca, benjuí, cardamomo, cilantro, menta, nuez moscada, pino, romero, ajedrea

 

Alcoholismo

Hinojo rosa véase también Resaca

 

Alergia

Manzanilla, melisa, melaleuca, rosa

 

Alopecia

Laurel, lavanda, romero, salvia, tomillo

 

Amamantar [falta de leche]

Hinojo, tomillo

 

Amenorrea

véase Menstruación, ausencia de

 

Amigdalitis

Benjuí, bergamota, sándalo, tomillo

 

Anemia

Manzanilla, cilantro, clavo, comino, jenjibre, limón, menta, melaleuca

 

Angustia

Albahaca, ciprés, enebro, hisopo, incienso, naranjo amargo, rosa, romero

 

Anorexia

véase Inapetencia

 

Ansiedad

Azahar, benjuí, bergamota, cedro, geranio, lavanda, manzanilla, melisa, rosa, sándalo, verbena, ylang-ylang

 

Apatía

Ajedrea, albahaca, enebro, jazmín, menta, mirto, naranjo amargo, nuez moscada, pachulí, pino, romero, verbena

 

Arrugas

Azahar, incienso, limón, pachulí

 

Arteriosclerosis

Enebro, romero

 

Artritis

Benjui, manzanilla, romero, salvia

 

Artrosis

Alcanfor, eucalipto, lavanda, manzanilla, mejorana, melaleuca, romero

 

Asma

Benjuí, ciprés, eucalipto, hisopo, incienso, lavanda, mejorana, melisa, tomillo

 

Bronquitis

Albahaca, benjuí, cardamomo, cedro, eucalipto, hisopo, lavanda, menta, pino, sándalo

 



Caída del pelo

Cedro, laurel, romero, salvia, tomillo

 

Calambres

Albahaca, lemongras, mejorana

 

Cálculos renales

Enebro, hinojo, hisopo, geranio, limón, manzanilla

 

Cálculos biliares

Limón, menta, pimienta negra, pino, romero

 

Caspa

Bergamota, lavanda, romero, árbol de té

 

Cefalea

Cardamomo, cidronela, incienso, lavanda, manzanilla, mejorana, menta, naranjo amargo, rosa, romero

 

Celulitis

Enebro, geranio, hinojo, pimienta negra, romero, salvia

 

Ciática

Cayeputi, lavanda, manzanilla

 

Circulatorios [problemas]

Ciprés, tomillo

 

Cistitis

Cayeputi, cedro, enebro, eucalipto, lavanda, melaleuca, pino, sándalo

 

Colesterol [exceso de]

Romero

 

Cólicos

Benjuí, bergamota, cardamomo, cilantro, hinojo, jenjibre, laurel, lavanda, manzanilla, mandarina, menta, salvia

 

Colon irritable [colitis espástica]

Ajedrea, anís, azahar, bergamota, cayeputi, canela, hinojo, lavanda, manzanilla, menta, pimienta, pino, ylang-ylang

 

Conjuntivitis

Limón, manzanilla, rosa, salvia (emplastes)

 

Conmoción

Azahar, alcanfor, melisa, menta

 

Conmoción [secuelas de]

Benjuí, incienso, sándalo

 

ontusiones

Lavanda, manzanilla

 

Convulsiones

Lavanda, nuez moscada

 

Corazón [insuficiencia cardíaca]

Alcanfor

 

Corazón [palpitaciones]

Azahar, melisa, menta, romero, ylang-ylang

 


Dentición dolorosa de los niños

Manzanilla

 

Depresión

Albahaca, azahar, bergamota, geranio, jazmín, lavanda, manzanilla, melisa, menta, pachulí, pino, rosa, sándalo, ylang-ylang

 

Dermatitis

Benjuí, enebro, geranio, lavanda, manzanilla, pachulí, salvia

 

Desinfección

Bergamota, enebro, eucalipto, lavanda, limón, melaleuca, árbol de té, tomillo

 

Diarrea

Ajedrea, canela, ciprés, enebro, geranio, lavanda, manzanilla, menta, mirra, naranjo amargo, pimienta, sándalo

 

Digestión [problemas de]

Albahaca, anís, bergamota, cardamomo, cidronela, cilantro, comino, enebro, hinojo, hisopo, jenjibre, laurel, lavanda, limón, menta, naranjo amargo, pimienta negra, romero, verbena

 

Dismenorrea

véase Menstruaciones dolorosas

 

Disnea

Alcanfor, hisopo, incienso, menta

 

Dolores en articulaciones

Benjuí, caléndula, lavanda, romero

 

Dolores musculares

Ciprés, mejorana, pimienta negra, romero, tomillo

 


Eczemas

Bergamota, enebro, geranio, lavanda

 

Edemas [ por retención de agua ]

Enebro, geranio,menta, romero

 

Embarazo

Incienso, jazmín, melisa, rosa

 

Enfisema

Eucalipto

 

Eneuresis nocturna

Ciprés

 

Epidemias [ profilaxis, desinfección del entorno ]

Bergamota, enebro, eucalipto, lavanda, limón, naranja, melaleuca, romero, tomillo

 

Epilepsia

Lavanda

 

Epistasis

véase Hemorragia

 

Erupciones cutáneas

Lavanda, manzanilla, salvia

 

Escaldaduras

Azahar, geranio, lavanda, manzanilla, romero, árbol de té

 

Esterilidad [ femenina ]

Ciprés, hinojo, geranio, manzanilla, melisa, rosa, salvia

 

Esterilidad [ masculina ]

Albahaca, comino, salvia

 

Estomatitis

Bergamota, geranio, mirra

 

Estreñimiento

Hinojo, mejorana, pimienta negra, romero

 

Estrés

Geranio, menta, pimienta negra, romero, tomillo

 

Faringitis

Cayeputi

 

Fatiga mnetal

véase Agotamiento

 

Fiebre [ refrescantes y antipiréticos ]

Alcanfor, bergamota, eucalipto, lavanda, menta

 

Fiebre [ estimulantes de la sudación ]

Albahaca, cayeputi, ciprés, enebro, lavanda, manzanilla, romero, salvia

 

Frigidez

Ajedrea, cedro, cilantro, comino, jazmín, lavanda, nuez moscada, pachulí, pimienta negra, romero, sándalo

 

Gastritis

Ajedrea, hinojo, hisopo, geranio, manzanilla, menta, pino, romero

 

Gingivitis

Mandarina, manzanilla, mirra, salvia, árbol de té

 

Gota

Albahaca, alcanfor, benjuí, enebro, romero

 

Gripe

Bergamota, canela, ciprés, eucalipto, lavanda, menta, pino, romero, tomillo

 

Halitosis

Anís, bergamota, cardamomo, hinojo, limón, lavanda, menta, tomillo

 

Hemicránea

Albahaca, eucalipto, lavanda, manzanilla, mejorana, melisa, menta, romero

 

Hemorragia

Ciprés, eucalipto, geranio, incienso, rosa

 

Hemorroides

Ciprés, enebro, incienso

 

Heridas [ llagas, ulceraciones ]

Alcanfor, benjuí, bergamota, eucalipto, geranio, hisopo, incienso, lavanda, manzanilla, mirra, pachulí, romero

 

Herpes

Bergamota, eucalipto, lavanda, manzanilla, pachulí, árbol de té

 

Hígado

Ciprés, enebro, limón, manzanilla, menta, romero

 

Hiperglucemia

Eucalipto

 

Hipertensión

Lavanda, mejorana, melisa, salvia, ylang-ylang

 

Hipo

Albahaca, hinojo, sándalo

 

Hipotensión

Alcanfor, hisopo, romero

 

Impotencia

Ajedrea, albahaca, canela, cilantro, comino, jenjibre, nuez moscada, pachulí, pimienta negra, pino, rosa, romero, tomillo, ylang-ylang

 

Inapetencia

Bergamota, cilantro, enebro, hinojo, hisopo, jenjibre, limón, manzanilla, nuez moscada, salvia

 

Infecciones

Albahaca, bergamota, eucalipto, hisopo, lavanda, limón, melaleuca, pino, tomillo

 

Inflamación

Lavanda, manzanilla, mirra

 

Insectos [ repeler ]

Cidronela, eucalipto, geranio, menta

 

Insectos [ repeler hormigas ]

Cedro, limón

 

Insectos [ repeler polillas ]

Cedro, lavanda, limón

 

Insolación

Lavanda

 

Insomnio

Azahar, benjuí, enebro, lavanda, manzanilla, naranjo amargo, rosa, sándalo, verbena, ylang-ylang

 

Irritabilidad

Cedro, ciprés, incienso, lavanda, manzanilla, mejorana, naranjo amargo, sándalo

 

Leucorrea

Benjuí, cayeputi, enebro, eucalipto, incienso, lavanda, limón, manzanilla, menta, melaleuca, rosa, salvia, árbol de té, tomillo

 

Linfatismo

Enebro, geranio, limón, romero

 

Llagas

véase Heridas

 

Mareos

Anís, azahar, cardamomo, limón, mandarina, melisa, menta, verbena

 

Memoria [ pérdida de la ]

Albahaca, romero

 

Menopausia [ molestias de la ]

Ciprés, hinojo, manzanilla, melisa, menta, salvia

 

Menstruacción [ ausencia ]

Albahaca, enebro, hinojo, manzanilla, mirra, salvia, tomillo

 

Menstruacción [ abundante ]

Ciprés, rosa

 

Menstruacción [ dolorosa ]

Cayeputi, ciprés, enebro, jazmín, incienso, lavanda, manzanilla, mejorana, melisa, menta, romero, salvia

 

Menstruacción [ irregular ]

Melisa, rosa, salvia

 

Menstruacción [ escasa ]

Albahaca, hinojo, lavanda, menta, nuez moscada, salvia

 

Meteorismo

véase Aerofagia

 

Mordeduras de animales

Lavanda, pachulí

 

Muelas [ dolor de ]

Alcanfor, cayeputi, geranio, manzanilla, menta, mirra, nuez moscada, salvia

 

Muguet [ candidiasis de la boca ]

Mirra

 

Naúseas

Albahaca, cardamomo, hinojo, menta, lavanda, pimienta negra, sándalo

 

Neuralgia

Alcanfor, anís, cayeputi, eucalipto, geranio, jenjibre, manzanilla, mejorana, menta

 

Obesidad

Enebro, hinojo, limón, pachulí, tomillo

 

Oliguria [ insuficiencia urinaria ]

Enebro, hinojo, lavanda, salvia

 

Otitis

Albahaca, cayeputi, hisopo, lavanda, limón, manzanilla, melaleuca

 

Palpitaciones

véase Corazón

 

Parto [ preparación al ]

Bergamota, jazmín, lavanda, salvia

 

Pérdida de la voz

Ciprés, lavanda

 

Picaduras de insectos

Alcanfor, bergamota, ciprés, geranio, hisopo, lavanda, limón, manzanilla, menta, lelaleuca, pachulí, árbol de té

 

Piojos

Canela, eucalipto, geranio, laurel, lavanda, limón, romero, tomillo

 

Piorrea

Ciprés, mirra, limón, salvia

 

Prostatitis

Pino

 

Prurito

Cedro, jazmín, lavanda, manzanilla, menta

 

Psoriasis

Bergamota, lavanda

 

Pubertad [ femenina ]

Lavanda, salvia

 

Pubertad [ masculina ]

Pino

 

Quemaduras

véase Escaldaduras

 

Raquitismo

Albahaca, enebro, jenjibre, lavanda, manzanilla, romero, salvia, tomillo

 

Rejuvenecimiento

Azahar, incienso, jazmín, melisa, mirra, pachulí, rosa, sándalo

 

Resaca

Enebro, hinojo, romero, salvia

baño
masaje

Resfriado

Alcanfor, albahaca, canela, enebro, eucalipto, hisopo, melisa, menta, melaleuca, pimienta negra, romero, tomillo

 

Reumatismo

Enebro, eucalipto, mejorana, romero

 


Sarna

Bergamota, canela, lavanda, limón, menta, romero

 

Sinusitis

Azahar, eucalipto, lavanda, limón, menta, pino, tomillo

 

Sudación excesiva

Ciprés, enebro, eucalipto, hisopo, limón, mejorana, menta, pino, salvia, tomillo

 

Tensión nerviosa

Albahaca, azahar, hisopo, lavanda, mejorana, menta, rosa, salvia, ylang-ylang

 

Tics nerviosos

Mejorana

 

Tiña [ micosis cutáneas ]

Geranio, lavanda, menta, árbol de té

 

Tos ferina

Albahaca, ciprés, lavanda, melaleuca, romero, tomillo

 

Tos

Benjuí, ciprés, enebro, eucalipto, hisopo, incienso, jazmín, mirra, melaleuca, pimienta negra, sándalo, tomillo

 

Ulcera gastroduodenal

Geranio, manzanilla

 

Ulceración cutánea

Bergamota, enebro, eucalipto, incienso, lavanda, mirra

 

Ulceraciones de la boca

véase Afta

 

Uretritis

Bergamota, enebro, hinojo

 

Vaginitis

Bergamota, hisopo, lavanda, manzanilla, mejorana, rosa, romero, salvia

 

Varices

Ciprés, enebro, lavanda, romero, tomillo

 

Verrugas

Limón, árbol de té

 

Vista [ debilidad de la ]

Romero

 

Vómitos

Albahaca, anís, cayeputi, hinojo, lavanda, limón, manzanilla, menta

 

MASAJES CASEROS

Existen varias maneras de preparar los aceites en combinación con las plantas, pero vamos a profundizar en las tres más importantes:

  • Por infusión caliente: Se ponen en un cazo no de aluminio 1 parte de plantas, (hojas y flores), por 2 partes de aceite de almendra o girasol. Se calienta a fuego lento durante tres horas. Se filtra exprimiendo bien las plantas y se guarda en un lugar fresco, donde no le dé el sol. Este preparado se puede guardar un año y sirve para diversas aplicaciones terapéuticas según sea el preparado.

  • Por infusión fría: Este método se utiliza sobre todo con plantas que no soportan el calor excesivo como son el hipérico, la caléndula o el meliloto. Es un proceso lento. Se llena un tarro de cristal con las plantas frescas o secas pero troceadas. Se llena el bote de aceite de cárcamo, nuez o almendras. Se pone el bote al lado de una ventana soleada o dentro de un invernadero durante tres semanas removiendo cada día. Se cuela y se exprimen las plantas con una gasa y se vuelve a rellenar de nuevas plantas repitiendo la misma operación. A la tercera vez ya está listo para envasar y guardar. Estos aceites suelen ser muy adecuados para usos dérmicos.

  • Para masaje: Para este tipo de aceites usaremos de base el aceite de almendras dulces, algún aceite vegetal o lo que es mejor los aceites obtenidos anteriormente por infusión caliente o fría. Se preparan con aceites esenciales puros en la proporción de un 10 %. El único inconveniente es que se deterioren muy pronto por lo que conviene no preparar mucha cantidad. Los aceites de masaje nunca se aplican directamente sobre el cuerpo, si no primero sobre las manos frotando hasta que esté a la temperatura corporal. También es recomendable remover suavemente el contenido cada vez que se utilice, con el fín de que se mezclen bien los aceites.

Aceites principales

  • Aceite reconstituyente: 75% de aceite de almendras dulces. 15% de aceite de oliva virgen puro, 4% de A.E. de enebro, 3% de A.E. de lavanda y 3% de A.E. de romero. Mezclar y guardar en botella de vidrio oscura y hermética.

  • Aceite relajante: 75% de aceite de almendras dulces. 15% de aceite de girasol puro, 4% de A.E. de lavanda, 3% de A.E. de azahar y 3% de A.E. de enebro. Mezclar y guardar en botella de vidrio oscura y hermética.

  • Aceite afrodisíaco: 75% de aceite de almendras dulces. 15% de aceite de germen de trigo, 4% de A.E. de clavo, 2% de A.E. de lavanda, 2% de A.E. de sándalo y 2% de A.E. de romero. Mezclar y guardar en botella de vidrio oscura y hermética.

  • Aceite protector: 50% de aceite de germen de trigo, 20% de aceite de almendras, 20% de aceite de girasol macerado con flores de caléndula e hipérico, 3% de A.E. de hinojo, 3 % de A.E. de lavanda y 4% de A.E. de Romero. Mezclar y guardar en botella oscura y hermética.

  • Aceite facial: (muy indicado contra las arrugas): 60% de aceite de germen de trigo, 30% de aceite de almendras dulces, 5% de A.E. de salvia y 5% de A.E. de tomillo.Mezclar y guardar en botella de vidrio oscura y hermética.

  • Aceite para después del afeitado: (Muy nutritivo): 50 % de aceite de germen de trigo, 40% de aceite de almendras, 3% de A.E. de ylang-ylang, 2% de A.E. de tomillo, 2% de A.E. sándalo y 3% de A.E. de romero.Mezclar y guardar en botella de vidrio oscura y hermética.

  • Aceite masaje terapeútico dolores neurálgicos: 50% de aceite de oliva, 40% de aceite de germen de trigo o almendras, 3% de A.E. de Enebro, 3% de A.E. de Romero, 2% de A.E. de lavanda y 2% de A.E. de Benjui.Mezclar y guardar en botella de vidrio oscura y hermética.

  • Aceite masaje Fantasía: 90% de aceite de almendras, 10% de los siguientes A.E. repartidos equitativamente: romero, limón, ylang, clavo, jazmín y Rosa. Mezclar y guardar en botella de vidrio oscura y hermética.

  • Aceite antiacné: 90% de aceite de almendras, 10% de A.E. de tomillo.Mezclar y guardar en botella de vidrio oscura y hermética.

  • Aceite corporal general: 50% de aceite de almendras, 40% de aceite de girasol puro, 3% de A.E. de romero, 3% de A.E. de rosa, 4 % de A.E. de lavanda.Mezclar y guardar en botella de vidrio oscura y hermética.

Todos los aceites deben conservarse al abrigo de la luz solar. suelen caducar una vez abiertos al año.




Precauciones de Uso


Aromaterapia
No deben tomarse esencias por vía interna por iniciativa propia y sin control médico.

Aromaterapia
Evítese el contacto con los ojos y con las mucosas. En caso de contacto accidental, enjuagar enseguida la parte afectada con abundante agua.

Aromaterapia
Los aceites esenciales no diluidos no deben aplicarse directamente sobre la piel, porque podrían irritarla.

Aromaterapia
No debe tomarse el sol tras la aplicación de esencias, puesto que podría desencadenar reacciones cutáneas de tipo fotoalérgico. Esta precaución tiene un valor particular para las esencias derivadas de los cítricos (bergamota, naranja, mandarina y limón), la verbena y el comino.

Aromaterapia
Para las personas que sufren alergias, se aconseja probar el aceite aplicando una gota de esencia diluida en la superficie interna del antebrazo (delante de la muñeca) y esperar 24 horas. Si en el lugar de la aplicación aparecen manifestaciones como prurito, enrojecimiento o irritación, hay que evitar el uso.

Aromaterapia
Conviene prestar particular atención a los niños, para los que siempre hay que diluir las esencias y utilizar las más delicadas como: manzanilla, lavanda, naranja, mandarina, rosa, benjuí, melaleuca o mirto.

Aromaterapia
Para niños mayores de 3 años úsese la mitad de la dosis recomendada para los adultos; para los menores de 3 años, 1/4 de la dosis para adultos, y para los menores de un año y medio se utilizará sólo en los baños y se verterá una sola gota de esencia.

Aromaterapia
Se desaconseja el uso en edad pediátrica de los siguientes aceites: tomillo, eucalipto, salvia, anís y todos aquellos que se consideren tóxicos o ligeramente tóxicos.

Aromaterapia
Las esencias deben mantenerse fuera del alcance de los niños.

Aromaterapia
Durante el embarazo se deben evitar las siguientes esencias: albahaca, hisopo, mirra, mejorana, salvia, hinojo, tomillo, enebro, menta, rosa, romero y melisa.

Aromaterapia
En caso de epilepsia evitar las siguientes esencias: hisopo, hinojo, salvia, tomillo y romero.

Aromaterapia
Además, determinadas esencias (anís e hisopo) pueden presentar riesgo de toxicidad si son utilizadas en cantidades elevadas. Por cantidades elevadas se entiendes 10-20 ml de esencia (hay que tener presente que un mililitro de esencia equivale a 20 gotas).

Aromaterapia
En dosis elevadas, ciertas esencias se consideran ligeramente tóxicas para personas sensibles: alcanfor, enebro, incienso, eucalipto y romero.

Aromaterapia
Otras, a pesar de que no se consideran tóxicas, pueden ser irritantes si se aplican sobre la piel (albahaca, limón, melisa, menta, tomillo e hinojo).


Aceites esenciales peligrosos


La lista de los siguientes aceites han sido declarados peligrosos.

Hay que usarlos con cautela.

¡Los aceites esenciales no se deben tomar internamente!

No se debe aplicar sobre la piel aceites esenciales puros sin diluir con un aceite corriente de almendras, girasol, sésamo, etc.

Los datos que a continuación se dan han sido confirmados por
el manual de datos de seguridad de los aceites esenciales. de Robert Tisserand, con el apéndice A del Diccionario de aromaterapia, de Patricia Davis.

No olvide que los aceites son elementos altamente concentrados de las plantas de las que son extraídos. Los antiguos alquimistas lo definían como "el alma de cada planta".

  • ABEDUL DULCE: (Betula lenta). No se debe confundir con el abedul dulce (Betula alba), el cual no es tóxico.

  • ABRÓTANO HEMBRA: Tóxico

  • AJEDREA: (Satureja montana). Irrita mucho la piel.

  • AJEDREA DE JARDÍN: (Satureja hortensis). Irrita la piel notablemente.

  • AJENJO: Tóxico

  • ALBAHACA EXÓTICA O DE COMORO: (Ocinimum basilicum var. basilicum). No se debe utilizar en absoluto. Es muy tóxico para la piel. En su lugar podemos utilizar la albahaca francesa o europea (Ocimum basilicum var. album). Os recomiendo usarla sólo como ambientador pues he visto muchos problemas de reacciones cutáneas en muchas personas.

  • ALCANFOR MARRÓN O AMARILLO: Su inhalación prolongada produce jaqueca. Es cancerígeno y no debe confundirse con el alcanfor blanco o alcanfor rectificado que suele ser más seguro. Ambos aceites proceden de la destilación de cristales de alcanfor puro.

  • ALMENDRAS AMARGAS: Mucho cuidado pues contiene ácidoprúsico, o sea, cianuro.

  • ÁMBAR: Si te ofrecen este aceite como puro desconfía de él. El verdadero aceite de ámbar no se encuentra en el mercado y se obtiene de resinas fosilizadas. Se suele adulterar con compuestos sintéticos o una mezcla de amaro y benjuí. El ámbar gris es una sustancia que se extrae de las ballenas. Es muy costoso y se utiliza en perfumerías.

  • AMNI: (Trachyspermum copticum). Irritante de la piel y las mucosas.

  • ANÍS: Tóxico

  • ARTEMISA: El aceite esencial es peligroso y no se debe usar.

  • BÁLSAMO DE PERÚ: Muy irritante de la piel. Usarlo sólo como ambientador.

  • BERGAMOTA: Es fototóxica. Si la piel que ha sido untada con aceite esencial de bergamota es expuesta al sol, puede llegar a tener serias quemaduras.

  • BOLDO: (Hojas) Muy tóxico.

  • BUCHU: Se sigue dudando sobre su toxicidad. ancerígeno

  • CANELA EN RAMA Y MOLIDA: Irrita la piel y las mucosas. No hay que untarla ni usarla en el agua del baño.

  • CASIA: (Cinnamomum cassia). Irrita la piel y las mucosas)

  • CLAVO(YEMA, TALLO Y HOJA):Irrita la piel y las mucosas. No untar ni usar en el agua del baño. Usar sólo como ambientador.

  • COMINO: Es fototóxico. Puede causar dermatitis si después de aplicarlo se expone la piel al sol.

  • ENEBRO:No utilizar los enfermos de nefritis.

  • ESCLAREA: No se debe usar con alcohol. Su inhalación prolongada puede producir jaqueca.

  • ESTRAGÓN: Cancerígeno.

  • HABA TONCA: (Dipteryx odorata). Irrita la piel.

  • HELENIO: Llamado también ínula. Irrita la piel. Usar sólo como ambientador.

  • HIERBA LUISA: Irritante. No untar ni utilizar en el agua de baño.

  • HINOJO AMARGO:Irritante. Produce ataques epilépticos. No deben usarlo las mujeres embarazadas.

  • HISOPO:Produce ataques epilépticos y otros problemas. No lo utlices si estás embarazada.

  • INCIENSO:Puede irritar la piel.

  • JABORANDI: Muy tóxico.

  • LIMÓN: irritante. No untar ni utilizar en el agua de baño.

  • LOTO DE LOS PRADOS: (Carphephorus odoratissimus). Irrita la piel y las mucosas. Usar sólo como ambientador.

  • MEJORANA:Abstenerse las embarazadas de su uso.

  • MELISA: El verdadero aceite esencial de melisa es extremadamente difícil de obtener y su producción es muy reducida siendo muy caro su precio. Se adultera en el mercado con mezclas de aceite de hierba limonera, limón y citronela. Si debes utilizar el aceite de melisa debes fijarte bien pues existe mucha adulteración y engaño.

  • MENTA PIPERITA:Irrita la piel. No hay que untarlo ni usarlo en el agua de baño.

  • MIRRA:Puede irritar la piel si es untado o utilizado en el agua del baño. No usar durante el embarazo.

  • NARCISO: Como ambientador causa dolores de cabeza y algunas veces vómitos.

  • ORÉGANO:Irritante. No hay que untarlo ni usarlo en el agua del baño.

  • PERIFOLLO: Cancerígeno.

  • POLEO:Tóxico.¡No se debe utilizar en absoluto!Evitarlo, sobretodo las embarazadas.

  • POMELO:Irritante. No untar ni utilizar en el agua del baño.

  • QUENOPODIO O TÉ DE MÉXICO: (Chenopodium ambrosioides) Muy tóxico

  • RETAMA DE OLOR: (Spartium junceum). Muy tóxico.

  • RUDA:Peligroso. ¡No se debe utilizar en absoluto!.

  • SALVIA:Tóxico. Produce ataques epilépticos. No lo uses si tienes la tensión alta.

  • SABINA: Muy tóxica y peligrosa para embarazadas.

  • SASAFRÁS: Cancerígeno

  • TANACETO: Tóxico.

  • TÉ DEL CANADÁ: (Gaultheria procumberns). Tóxico. Además contamina el medio ambiente, especialmente la vida marina.

  • TOMILLO:Es un aceite esencial peligroso y tóxico. Irrita la piel. No se debe usar en absoluto!.

  • TORONJIL:Irritante. No untar ni utilizar en el agua del baño.

  • TUYA: Tóxico para la piel.

  • YLANG-YLANG:Su inhalación prolongada puede producir jaquecas.