Aristóteles

Filosofía griega. Doctrina aristotélica. Alma y conocimiento. Física. Metafísica. Cosmología. Teología. Antropología. Ética. Virtud. Política. Biografía

  • Enviado por: Mls
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


ARISTÓTELES

Fue discípulo de Platón y estudio en su Academia. Posteriormente él fundaría sé propia Academia: el Liceo. Es para muchos el pensador que más ha influido en la filosofía posterior.

Nació en Grecia en el año 384 a.C. Hijo de un medico. Aristóteles era científico. Para Aristóteles la fuente de conocimiento va a ser la experiencia. Es un empirista.

Empezó en la Academia como discípulo de Platón, luego como colaborador y finalmente como amigo. A pesar de su cercanía, Aristóteles hizo una profunda critica a la filosofía platónica.

Al igual que Platón, Aristóteles realizó numerosos viajes. En el año 342 a.C., el rey Filipo II de Macedonia le llamo para que fuese preceptor de su hijo Alejandro, el futuro Alejandro Magno. Cuando Alejandro Magno tuvo que hacerse cargo de la regencia, Aristóteles regreso a Estagira. Allí vivió unos años de concentración intelectual en los que sistematizo sus observaciones y reflexiones. De ahí volvió a Atenas y fundo su propio centro de estudios: el Liceo. Tenia una estructura muy parecida a lo que hoy seria la facultad de ciencias.

Al morir Alejandro Magno, se genero en Atenas una reacción contra su partido, y Aristóteles, por razones políticas huyo de Atenas y murió en la isla de Eubea.

CARACTERÍSTICAS GENERALES DE SU PENSAMIENTO

La filosofía de Aristóteles representa un gran esfuerzo por dar solución al problema del ser y de la ciencia tal y como se había planteado desde Heráclito y Parménides y para superar el dualismo platónico.

Contra el movimiento de Parménides decía: no existe un único ser, sino que existen muchos seres individuales.

Contra el movilismo de Heráclito, Aristóteles admite el movimiento pero al mismo tiempo afirma la permanencia de las esencias de las cosas.

Contra el dualismo idealista de Platón, Aristóteles defiende que no existen dos mundos ontológicamente distintos, sino solo uno. Si las Ideas vienen a ser las esencias de las cosas, para Aristóteles es inadmisible que la esencia de una cosa exista separada de ella.

Si el platonismo era un idealismo, con el aristotelismo estamos ante un realismo.

LA METAFÍSICA

Una de las grandes pasiones de Aristóteles fue la observación y el análisis de la naturaleza. Una de las primeras preocupaciones de los filósofos fue encontrar una explicación racional de loo que les rodeaba, una explicación comprensible y clara de la naturaleza. Este interés se tradujo en una investigación sobre el cambio y el movimiento, de ahí las distintas respuestas de Heráclito.

A la metafísica corresponde la tarea de elaborar algunos conceptos generales acerca del ser como son los de esencia, sustancia, accidentes, materia y forma:

  • La esencia; aquello que una cosa es y por lo cual se distingue de todas las demás. La esencia de algo se expresa en su definición. No admite grados, o son o no son.

  • La sustancia observa el cambio de las cosas y afirma la existencia de un sujeto que permanece a través de todas las mutaciones. Hay dos tipos de sustancias: la sustancia primera, que son cosas concretas, lo particular y la sustancia segunda, que es lo universal de cada cosa.

  • Los accidentes, que son una contraposición de la sustancia, son modificaciones adventicias que sobreviven a la sustancia. (La sustancia es lo que permanece a los accidentes, no existe sola).

Luego esta la teoría hileomórfica. Con esta teoría Aristóteles intenta dar solución al problema de la unidad y la multiplicidad de las cosas. Las sustancia individuales están integradas por los principios de materia (hylé) y forma (morphe).

  • Materia que es aquello de lo que está hecho algo y

  • Forma que es lo que hace que algo sea lo que es. La forma es común a los individuos de una misma especie.

LA FÍSICA

Teoría del acto y la potencia

Todo lo que existe es una sustancia única y real. No obstante, estas sustancia, aparecen, desaparecen y se transforman con el paso del tiempo. Según Parménides esto no era posible porque para el lo que es, no puede surgir de la nada ni acabar en nada. Según Aristóteles el error de Parménides radica en no darse cuenta de que existen diversas maneras de ser o no ser.

En el ser en acto no se da el cambio ni tampoco se da el no ser. Un ser en potencia es el que aún no es pero puede llegar a ser.

Acto: realidad actual de cualquier sustancia. El ser en acto es lo algo es en ese momento.

Potencia: capacidad que posee la materia de una sustancia de asumir o recibir una forma distinta de la que tiene. Es el ser que no es pero puede llegar a ser.

Aristóteles define el movimiento como paso o tránsito de la potencia al acto.

Una vez garantizado el movimiento Aristóteles procede a la clasificación del mismo y distingue entre:

  • Cambio sustancial. Este puede ser de generación o de corrupción, es decir, de generación de una sustancia nueva o la destrucción de una sustancia ya existente.

  • Cambio accidental. Las sustancias sufren modificaciones en aspectos que nos son esenciales de su ser, es decir, sufren modificaciones.

Aristóteles especifica también los elementos que intervienen en el movimiento. Son tres:

  • El sujeto que permanece a través del cambio.

  • Algo que desaparece.

  • Algo nuevo que aparece.

Teoría de las cuatro causas

Aquello de lo que esta hecho (materia), sus cualidades (forma), el ejecutor (causa eficiente o motriz) y el objetivo que persigue (causa final o finalidad), esto son considerados causas.

La causa final tiene una gran importancia para Aristóteles, hasta el punto en que la llama primera causa. Para Aristóteles todo en la naturaleza tiende a su fin: mejorar y perfeccionarse.

Concepción finalista o teleología. La teleología en Aristóteles es inmanente, es decir, el bien o fin al que tienden los seres naturales es interno a ellos mismos.

DE LA COSMOLOGIA A LA TELEOLOGIA

La naturaleza esta compuesta por sustancias que se hayan en constante movimiento y cambio. Según Aristóteles el Universo es un cosmos finito que se encuentra dividido en dos mundos:

  • El sublunar o terrestre; en este mundo están las sustancias móviles, físicas y corrompibles. Se divide en: naturales y artificiales.

  • El supralunar o celeste; a este mundo pertenecen las esferas y los astros, que son sustancias móviles, eternas, incorrompibles y compuestas de éter o quinto elemento. Giran en torno a la Tierra.

  • El movimiento se produce en los dos mundos. Según la teoría de Aristóteles, todo lo que se mueve (móvil) es movido por otro (motor). Un proceso así hasta el infinito es impensable y hay que detenerse hasta llegar a un primer motor, es decir, tiene que haber un primer motor inmóvil. Este motor que empieza a mover todo el universo es Dios.

    Esta sustancia inmóvil debe ser acto puro, porque el movimiento consiste en la actualización de las potencialidades. Potencia es sinónimo de movimiento, y de imperfección.

    Dios es una sustancia distinta y separada del mundo. Su vida y su pensamiento se cierran dentro de si mismo. El hombre, los astros y demás seres pueden acercarse al conocimiento de Dios. Dios es “pensamiento del pensamiento”. Tampoco Dios es el creador del mundo, pues este es eterno.

    ANTROPOLOGIA

    Aristóteles es dualista, dice que el cuerpo y el alma son complementarios, que es una unión sustancial y natural, y no accidental.

    Dice que hay tres tipos distintos de almas con sus funciones:

    • Alma vegetativa; es la propia de las plantas.

    • Alma sensitiva; es la propia de los vivientes, es el alma de los animales.

    • Alma intelectiva o racional; es la propia de los seres humanos, da la capacidad de razonar.

    Cada una de estas funciones anímicas es característica de una especie de viviente, pero no en exclusividad, ya que, por ejemplo la función superior del alma, la intelectiva, supone las otras dos.

    CONOCIMIENTO

    Platón y Aristóteles coinciden al considerar que la ciencia es conocimiento universal, ahora bien, para Platón los universales pertenecen a otro mundo diferente al sensible, para Aristóteles se encuentran en las propias cosas.

    Aristóteles no acepta el innatismo de las ideas, para explicar el conocimiento solo hay que fijarse en como aplica la teoría de las cuatro causas.

    Aristóteles dice que no solo no hemos de alejarnos de ñas cosas sensibles y materiales de este mundo sino que estas son las únicas que nos pueden acercar al autentico conocimiento. En este sentido la función del entendimiento es fundamentalmente pasiva; pero por otra parte el entendimiento posee la capacidad de elaborar sus propios objetos de conocimiento.

    Este entendimiento agente, que no queda muy definido por Aristóteles, y que es común para todos los hombre, parece que es incorruptible e inmortal.

    ÉTICA

    Para Aristóteles todo lo que el hombre hace, lo hace por un fin. Estamos ante una ética finalista o teleológica. El hombre tiende a buscar un fin, y Aristóteles trata de identificar cual es ese bien supremo al que tiende el hombre. Existe un bien que se busca por si mismo que es la felicidad.

    La felicidad es el bien supremo deseable por el mismo y que no se subordina a ningún otro. Cada ser es feliz realizando la actividad que le es propia y natural. La felicidad consiste en el ejercicio de la actividad propia de cada ser. La felicidad del hombre estará en llevar una vida contemplativa, dedicada al saber.

    Si la vida contemplativa es la felicidad máxima a la que aspira el hombre, el ser humano no podrá entonces alcanzar esa felicidad absoluta que es solo propia de Dios, sino que ha de contenerse con una felicidad limitada. Pero debemos intentar que esa felicidad dure lo más posible.

    La virtud

    La consecuencia de esta forma humana de felicidad exige la posesión de ciertos bienes corporales y exteriores, sobre todo, exige la posesión de las virtudes morales. La virtud es un habito bueno que hace bueno al hombre y buenas sus acciones. Las virtudes son muchas; algunas características de la virtud son:

    • Habito adquirido por la repetición de actos.

    • Habito voluntario, ya que no depende solo del conocimiento, sino también de la voluntad.

    • Las virtudes morales consisten n el justo medio entre dos extremos que son el exceso y el defecto.

    • No basta con conocer en que consiste la virtud, sino que es necesario esforzarse por poseerla y practicarla.

    Aristóteles distingue dos tipos de virtudes en el ser humano:

  • Las virtudes intelectuales o dianoéticas, que perfeccionan el conocimiento y están relacionadas con la capacidad de reflexión y deliberación. Entre estas virtudes distingue:

    • La prudencia

    • El arte

    • La sabiduría

    • La ciencia

    • La inteligencia intuitiva o entendimiento intuitivo.

  • Las virtudes morales o éticas. Perfeccionan el carácter, el modo de ser y de comportarse. El alma humana no solo cumple una función racional sino que también tiene una función sensitiva y vegetativa, por esta razón, las virtudes que posibilitan al ser humano llevar una vida de acuerdo con el bien, son, además de las dianoética o racionales, las virtudes éticas o morales. El ser humano actuara correctamente y será virtuoso si sus deseos y costumbres se encuentran dentro de l racional. Entre las virtudes éticas o morales, Aristóteles distingue las siguientes:

    • Las que regulan la parte irracional del alma (vegetativa y sensitiva): - Fortaleza o valor.

    • Templanza o dominio de uno mismo.

    • Pudor o modestia.

    • Dentro de las virtudes morales están las que regulan las relaciones del hombre son sus semejantes:

    • Liberalidad.

    • Magnificencia.

    • Magnanimidad.

    • Justicia; es la principal entre todas las virtudes morales y a la que Aristóteles dedica el libro V de la “Ética a Nicómaco”.

    POLÍTICA

    La política de Aristóteles es un reflejo de su antropología. Existe también un hilemorfismo social. La materia serian los individuos y la forma de las leyes. Aristóteles nos ofrece dos definiciones de hombre. El hombre es un ser socias pero no sólo eso sino también un ser politico.

    Además, ética y política, tanto en Platón como en Aristóteles son inseparables, y ambas tienen el mismo objetivo: el bienestar y la felicidad humanos.

    En la política podemos observar también la teleología. La ciudad tiene un objetivo final que es perfeccionar al hombre. Para Aristóteles un individuo fuera de la sociedad no es un hombre.

    Como buen realista, Aristóteles niega la posibilidad de un Estado perfecto, al contrario de lo que había definido Platón. Cada pueblo vive unas circunstancias geográficas, climáticas, culturales... que hacen imposible establecer un orden general valido para todos.

    Aristóteles, tras haber estudiado mas de 150 constituciones en el Liceo, distingue tres formas de gobierno fundamentales, atendiendo al numero de ciudadanos que gobiernan: monarquía, aristocracia y democracia. Las tres son buenas si se realizan con justicia, sino se convierten en tiranía, oligarquía y demagogia respectivamente.

    Para Aristóteles lo más importante para que la vida social sea satisfactoria es, aparte de la búsqueda del bien común, la estabilidad.

    1