Aristóteles

Filosofía. Grecia clásica. Obras. Proyecto filosófico. Crítica a Platón. Ciencia. Naturaleza. Ciudad

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

Aristóteles

Sus obras se clasifican en:

  • Tratados lógicos.
  • Tratados físicos: acerca de la naturaleza.
  • Metafísica.
  • Tratados de ética y política.
  • Tratados de la Teoría del arte.

Proyecto filosófico:

  • Carácter fundamentalmente científico, metodología empírica (como los jonios).
  • Reflexión filosófica orientada a establecer los fundamentos teóricos de la investigación científica de la naturaleza (al contrario que Platón, para el que la naturaleza carecía de carácter científico).
  • Finalidad práctica de la ética y la política (no sueña una ciudad ideal, como Platón).

Crítica a Platón:

  • Crítica a la Teoría de las ideas: según Aristóteles, Platón separó los universales y las definiciones de las cosas, llegando a admitir como ideas todo lo que se afirma universalmente. Aristóteles admite la existencia de esencias, pero ésta se encuentra en las cosas, denominándola forma.
  • Nueva Teoría de la sustancia: no existe más mundo que este, puesto que las ideas no son una realidad separada. La sustancia es un ser real, un individuo concreto (realismo). La sustancia primera es el individuo concreto, mientras que la sustancia segunda es la especie y el género. Aristóteles da preferencia a esta última puesto que no perece y es el objeto de la ciencia. La sustancia y los accidentes (cantidad, cualidad, relación, lugar, tiempo, posición, estado, acción y pasión) son las categorías del ser y permiten una clasificación de lo existente.
  • Nueva Teoría del conocimiento: olvida la reminiscencia y el ascenso al mundo de las ideas para conocer la esencia. Hay que acudir a la observación sensorial (para objetos sensibles) y al entendimiento (para lo universal). Es preciso partir de la sensación y acumular experiencias para llegar a la esencia universal, para ello la imaginación es imprescindible. La imaginación está entre la sensación y el pensamiento.

La ciencia:

  • Características:
  • Sólo hay ciencia de lo universal, por tanto la sensación no es ciencia, ya que sólo permite conocer lo individual.
  • Es un conocimiento de lo necesario, de lo que no puede ser de otra manera.
  • Es un conocimiento obtenido por la demostración.
  • Es un conocimiento por las causas, la demostración explica por qué es así y no de otro modo.
  • Es un conocimiento verdadero y cierto, lo diferencia de la opinión.
  • Procedimientos científicos: hay que conocer tres cosas:
  • Si es, su existencia.
  • Lo que es, su esencia.
  • Por qué, causa.

El proceso más importante es el silogismo, partiendo de principios ya conocidos obtenidos por inducción.

  • Inducción: método que parte de casos particulares y conduce a un enunciado universal. También hay otro procedimiento inductivo por intuición, no por enumeración.
  • Silogismo: desciende de lo universal a lo particular. La demostración, el silogismo científico, se apoya en principios evidentes e indemostrables. Los primeros principios pueden ser:
  • Axiomas: comunes a todas las ciencias o propios de algunas.
  • Definiciones: expresan la esencia de una cosa con sus diferencias específicas.

La naturaleza:

El punto de partida de la física aristotélica es el movimiento, al que Parménides lo tachó de engañoso y Platón excluyó del conocimiento científico. Según Aristóteles, algo estático es algo irreal. El ser vivo está sometido a la generación y la corrupción, clases fundamentales de movimiento.

  • Materia y forma: la sustancia es un compuesto de materia y forma. La forma, la esencia, es común a toda la especia y la materia, el sustrato de la forma. Individualiza la especia. Ambas son eternas e inseparables. La naturaleza, el principio de la causa y el movimiento, es igual a la esencia. Por tanto, la naturaleza es forma (y no materia, como para los presocráticos) y la sustancia no es estática, sino que está en desarrollo desde la propia naturaleza.
  • Potencia y acto: Aristóteles incluye el poder ser (además del ser y el no ser de Parménides). Por tanto, en cada ser existe lo que ya es ese ser, el acto, y lo que podría llegar a ser, la potencia. La potencia puede ser de dos tipos:
  • Activa: poder o facultad de producir una acción o efecto.
  • Pasiva: posibilidad de recibir la acción de una potencia activa.

Para definir acto, Aristóteles utilizó dos términos:

  • Energeia: acción de aquello que posee una potencia activa.
  • Entelekhia: perfeccionamiento y finalización de lo que estaba en potencia pasiva.
  • Movimiento: es considerado cualquier clase de cambio, existiendo dos clases de cambio:
  • Sustancial: generación y corrupción de la sustancia.
  • Accidental: cuantitativo, cualitativo o locativo.

Aristóteles explica que un término no se puede transformar en su contrario e introduce el sujeto, que pasa de la privación a la posesión de una forma. Aristóteles define movimiento como un acto incompleto, la actualización de lo que está en potencia, permaneciendo como potencia.

  • Las cuatro causas y la explicación científica: la ciencia debe ser explicativa y mostrar las cuatro causas: material, formal, motriz y final. Toda explicación científica está incompleta sin estas causas, aunque priman la causa formal y la final.
  • Cosmología aristotélica: para Aristóteles nada ocurre casualmente, todo obedece a una finalidad. Existe un primer motor inmóvil y motores inmediatos que dotan de movimiento a las esferas concéntricas que forman el cosmos. Ese primer motor es inmaterial, no conoce el mundo y no ejerce actividad sobre él. Es un modelo teológico.
  • Seres vivos: es un modelo esencialista. La esencia es el principio del movimiento y el fin es la conservación y el perfeccionamiento. Existe continuidad entre todos los seres naturales, por lo que se les aplican los mismos principios. Los seres vivos sólo difieren en la forma, que es el alma, que no es independiente al cuerpo. El alma se localiza en todo el cuerpo y gracias a ella existe el pensamiento humano. Hay tres tipos de alma: nutritiva, sensitiva y pensante.

La ciudad:

La ética y la política son prácticas y su objeto es la acción humana dirigida al bien y la felicidad. Las ciencias políticas no pueden aspirar al rigor científico de las ciencias de la naturaleza.

  • Ética:
  • Felicidad: es el fin de los actos del ser humano. Aristóteles rechaza el bien de la Teoría de las ideas como bien supremo al no ser una realidad única. La felicidad es la actividad del alma dirigida por la virtud, por tanto, se encuentra en el ser humano y no es un bien exterior. La actividad que más felicidad proporciona es la contemplación teórica, la sabiduría.
  • Virtud: es la capacidad de comportarse de un modo determinado. Se obtiene por ejercicio y hábito y requiere voluntad. Rechaza las teorías del origen de la virtud (Sócrates). La virtud consiste en el término medio relativo y puede ser moral (éticas) o intelectual (dianoéticas, incluyendo sabiduría y prudencia).
  • Política: el bien adquiere un carácter más bello y divino cuando interesa a un pueblo o estado entero. El estado es el encargado de la teoría educativa que permite ser virtuoso (no educando en la virtud, sino en general). El estado es anterior a la familia y al individuo, y el individuo debe ser referido a la totalidad, por tanto, es un animal político. La prioridad del estado es debido a su autosuficiencia, no sólo económica, sino también ética y humana

Forma correcta

Forma degenerada

Gobierno de uno

Monarquía

Tiranía

Gobierno de varios

Aristocracia

Oligarquía

Gobierno del pueblo

Democracia

Demagogia

Aristóteles elegiría un gobierno de las clases medias, gobernado por los mejores.