Aragón (1492)

Historia de España Moderna. Fernando II. Principales acontecimientos. Aragoneses. Sociedad. Matrimonio. Economía. Comercio. Educación

  • Enviado por: Jorge Pérez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad

  • ANNUS MIRABILIS

1492 se presentaba a sus contemporáneos como un año especial, incluso se llegó a pensar que iba a ser el fin del mundo. Como cualquier año de estas características se dio mucho crédito a diversas profecías que tuvieron a Fernando II de Aragón como principal protagonista, de él se dijo que conquistaría Jerusalén, sojuzgaría África y luego entregaría su reino a Dios. Bueno, la conclusión es que se preveía que 1492 iba a ser un año movido, sobre todo tras la caída de Constantinopla en 1453.

MÁS ALLÁ DE ARAGÓN

Los cambios producidos en el mundo eran: Caída de Constantinopla y amenaza Turca incluso en Italia, Viena y Venecia. Crecimiento de poder por la casa de Habsburgo en Alemania. Italia dividida por intereses franceses y españoles. Europa central dominada por los Jaguellon. Rusia, continuadora de Constantinopla inicia su aventura oriental. Los países escandinavos lograrán unirse de nuevo en 1497. Por otra parte, Asia está muy atrasada culturalmente y sus países más importantes sufren momentos de debilidad, quedando expuestas a tribus que no logran imponer ninguna organización o a luchas internas o con otros países vecinos poco desarrollados. En África se formaron diversas ciudades estado y reinos que basaban toda su supervivencia en el oro. Así las cosas la unión de Aragón y Castilla se convertiría en una gran potencia con una cultura(la europea) superior debido a nuevas técnicas agrarias y de fabricación que supondría un incremento de la población ya iniciado hacía poco tiempo.

LOS ARAGONESES

La población de Aragón comprendía, aparte de los cristianos, a dos minorías como mudéjares y judíos, estos últimos fueron expulsados, pero al ser aproximadamente 8000 de un total de 300000 aragoneses su influencia en acontecimientos posteriores fue mínima. Los mudéjares vivían en el campo principalmente en las vegas ricas de los ríos. Por otra parte el territorio sufría repartos desiguales de población, con ciudades en amplia expansión y comarcas casi desiertas.

La mujer aragonesa estaba sometida al varón y menospreciada por parte de la Iglesia y autoridades civiles. Como aspecto a destacar es el acto de amancebamiento que trataba en tener como una esposa contractual ,que debía no ser virgen, hasta que finalizaba el contrato o se encontraba una doncella para contraer matrimonio. Otro aspecto es la distinción de las mujeres por sus actividades sexuales separando las correctas de las otras en los sitios públicos y obligando a éstas últimas a vestir de otra forma. Hay que decir que el adulterio femenino llegó a ser condenado con la muerte.

Los nombres puestos en esta época no fueron puestos por casualidad, algunos se encadenaron en los grupos familiares, otros reflejaban contactos con otras tierras. Los nombres más usados en los varones son los de Juan y Pedro, con lo que ello significa que también se repite al ser María el más usado entre las mujeres. Los apellidos no tenían por qué transmitirse de padres a hijos, así mucha gente cambió su apellido por el de alguna familia poderosa, bien por servicios prestados, consanguinidad aunque fuera lejana o por gusto y gana del interesado, o por ser un converso. Con este cambio obtenían beneficios que eran otorgados a esa familia. Por otra parte también se generaron apellidos en esa época a través de apodos.

Las vestimentas de la gente de Aragón indicaban la capacidad económica y el modo de vida del que las llevaba. Las prendas escaseaban y por lo tanto las prendas nuevas eran todo un lujo, lo normal eran ropajes usados, reusados, vueltos a tejer,....También se alquilaban ropas. En muchos contratos se pagaba en ropa que solía no ser nueva y zapatos(que no debieron ser muy resistentes),por otra parte, la gente normal no tenía mucha variedad de ropas y los vecinos sabían qué prenda pertenecía a cada cual. Por supuesto, las clases altas disponían de múltiples trajes y presumían de su poder luciendo a las mujeres vestidas lujosamente en actos públicos.

Dentro de Aragón vivían distintas etnias; la judía era una de ellas y en este año se les expulsó, debido a múltiples historias atroces que les tenían como protagonistas y porque su incorporación a la sociedad aragonesa mayoritaria no era posible debido a diferencias religiosas, alimenticias, costubristas,..

Además aquellos que abandonaban su vida anterior para incorporarse a la generalidad sufrían rechazo tanto de sus excorreligionarios como de sus nuevos hermanos en la fe. Otra faceta que impidió la incorporación al resto de la sociedad era la no existencia de relaciones sexuales entre gentes de distintas religiones. Así las cosas, los judíos expulsados pasaron a Navarra y a Oriente, puesto que ya habían sido expulsados de otros sitios de Europa.

En cuanto a los moros, sufrían gravosos impuestos aunque se les respetaba su religión(de hecho había mezquitas en las ciudades) y su observancia alimenticia(disponían de carnicerías propias).No obstante, los mudéjares fueron excelentes agricultores y artesanos de tal forma que llegaron a constituir una gran fuente de ingresos para el país. Este grupo también sufrió un duro golpe con la desaparición del último reducto musulmán en la península y con él, quizá, el sueño de su reconquista. Los moros dejaron varias de sus costumbres como la de la poligamia y su lengua(que fueron perdiendo) incorporándose un poco más a la generalidad; aunque los tornadizos fueron rechazados.

Respecto al matrimonio, se debía contar con el beneplácito de la familia ya que la pareja debía ser “par”, por eso, las desheredades eran peligrosas. Luego, la fórmula matrimonial incluía unas promesas, palabras de presente y la unión en la Iglesia, si bien las palabras de presente se saltaban a menudo y también la unión en la Iglesia, pasando a hacer vida maridable. Una vez casados, en la pareja era el hombre quien debía conseguir el sustento familiar y ser fiel a su esposa, mientras que ésta se ocupaba de las tareas domésticas y la compra de la comida y también debía fidelidad a su esposo bajo pena de muerte, que no se solía llevar a cabo. Socialmente era peor el adulterio femenino que el masculino, el hombre podía corregir a su mujer violentamente. La familia aragonesa se cierra con los niños y los mayores. Los niños son amados locamente por sus padres excepto los casos de embarazos no deseados, que se solía proceder a su abandono. Por otra parte, los mayores eran fuente de sabiduría por su larga experiencia y gozaban de un gran respeto. La muerte es un paso a dar pero hay que estar preparado, no hay nada peor que una muerte repentina, siendo lo mejor una con tiempo para arrepentirse y ya de paso usar de fórmulas para ganar en el juicio final. Los aragoneses, conocedores del purgatorio desean permanecer el menor tiempo posible con buenas obras y misas dejadas en los testamentos.

La vida social aragonesa sobresale en sus 10 ciudades que posee por 1492.Éstas poseen un lugar preferencial a las villas, son centros de cultura y sedes de obispados. Las 10 ciudades están en etapas de crecimiento diferentes siendo Zaragoza la principal y que se preocupará especialmente por embellecerse con fuentes y grandes palacios. Las casas de los aragoneses varían según el poderío económico, los materiales, el espacio, el lugar, se va eligiendo conforme la riqueza desplazándose a los mas pobres a otras zonas. Por otra parte la convivencia conlleva problemas como las canalizaciones de aguas pluviales, las letrinas, falta de intimidad; pero también un gran compañerismo por parte de los vecinos que se ayudan en lo posible. El gobierno de estas ciudades correspondía a las familias más ricas que accedían a las grandes influencias, fama y posible unión con la nobleza que esto conllevaba. Otra clase eran los artesanos, que al no poder pagar un oficial acogían a su servicio a un chaval para enseñarle el oficio teniendo sólo que cuidarlo un poco, pero que les servía de ayuda. Por otra parte los artesanos ocupaban distintos lugares según su labor, bien dentro o bien fuera de la ciudad si los olores, necesidades materiales,... lo recomendaban. Los campesinos sufrían más o menos según la zona donde viviesen. La zona montañosa era más pobre y estaban más expuestos a que una serie de malas cosechas los arruinara, en la orilla del Ebro casi todo estaba en manos de la nobleza, el clero,...y en el sur la vida era mejor gracias a la lejanía de las ciudades y al comercio con Valencia. Estos campesinos necesitaban la tierra por lo que los desheredamientos eran horribles y el matrimonio se celebraba cuando las familias podían prescindir de parte de su patrimonio que pasaría a ser de la nueva pareja. La nobleza se distinguía en dos, la pobre que trabajaba igual que cualquier vecino y la rica que estaba sujeta a un sinfín de normas, casamientos concertados, apoyo de familias aliadas en contra de otras,....Estos nobles participaban en las batallas sirviendo al rey y de vez en cuando en las que se producían entre ellos por cuestiones de honor. El clero ocupaba cantidades enormes de gente, pero aquí también hay clases, los pobres tendrían que contentarse con puestos en pueblos mientras que los ricos, al permitirse estudios y tener influencias, pasarían a los altos puestos de la Iglesia. También estaba en esta sociedad un grupo menos favorecido que se las veía y deseaba para subsistir ocupando las calles y hospitales así como fundaciones privadas. También algunos testamentos les dedicaban dinero. Dentro de este grupo estaban las rameras, que según la legalidad debían estar confinadas en el burdel para ejercer (aunque también se realizaba en algunas hospederías) y vestir de manera que no se confundieran con las decentes. La figura del chulo estaba perseguida duramente, al igual que el acto con gente de las otras etnias. Como curiosidad, si un condenado a muerte se casaba con una ramera, se le perdonaba la pena. El territorio de Aragón es muy distinto, así por ejemplo, el Pirineo y de Alcañiz abajo es mucho más selvático y sus habitantes han de quemar parte del bosque para cultivar allí dedicándose al ganado principalmente, no como en las riberas o la Hoya de Huesca donde hay regadío. El resto era dedicado al secano. A pesar de todo, cultivos cristianos como la vid y el olivo se extendieron por todas partes aun a costa de la calidad. Pero las tierras no pertenecían a los trabajadores en su mayoría, estaban contratados por los nobles o la Iglesia. No obstante, todo aquel que labrara una tierra durante 6 meses la incorporaba a su patrimonio, pero claro, quedaban sólo zonas poco productivas o que necesitaban demasiado trabajo. Un producto abundante en Aragón era el vino, generalmente en régimen de autoabastecimiento estando penado la importación de otros países salvo vino de lujo que no suponía una competitividad seria. Los labradores no eran los únicos que vivían de la tierra habiendo también pastores, cazadores y carboneros, de los que huían el trato el resto de la gente, en cierta parte por su parecido a los bandoleros o supersticiones populares. Toda esta gente y también los leñadores de selva vivían en las montañas. Sobra comentar la caza menor, conejos,...,la mayor, ciervos,... y su uso alimenticio y para ropa. La demanda tanto de leña como de madera para construcciones y el uso del ganado y del carbón. Las cosechas en el siglo XV eran principalmente de trigo (imprescindible y que ocasionaba serios problemas su falta),ordio que se usaba para pan mezclado con el trigo. La producción de vino y aceite que se daba en todas partes era para consumo local debido que al ser un líquido su transporte era más difícil, aunque las zonas demasiado húmedas para el olivo comerciaban con aceite de Aragón, donde también se comerciaba con azafrán(un auténtico oro en planta debido a lo bien pagado que estaba por los alemanes que lo usaban para la industria textil. Ahora bien, el comercio era algo inseguro debido a bandoleros y revanchas hacia comerciantes de determinadas zonas por algún impago de alguno de ellos, lo cual generaba otra revancha y así indefinidamente. Aún así, los que comerciaban debían hacerlo en la plaza, donde las ordenanzas obligaban un control de medidas y de calidad para evitar fraudes, una separación de mercancías, una limpieza para evitar problemas de salubridad debido a las aguas del pescado y demás desechos. El pan era un artículo estrechamente controlado por el concejo. Como instrumento de cambio universalmente aceptado se usaba la moneda que se dividía en la libra, el sueldo y el dinero en proporción 1-20 y 1-12,habiendo otras más menos usuales. En estas fechas se necesitó la producción de moneda debido al gran nivel de comercio alcanzado. La falsificación también estuvo presente, sobre todo en extraer metal de las monedas, teniendo que haber una persona encargada de medir su peso.

La producción también aumentó sobre todo en la industria textil, que se inclinó por tejidos más baratos, y por tanto, abiertos a mucha más gente; no obstante, hubo un control tanto para evitar el intrusismo, debiendo ser examinado para entrar en el gremio, como de calidad del objeto. Ahora bien, para que todo esto funcionara, era necesaria la figura del notario, con un número fijo cada población y perteneciente a un círculo cerrado con su cofradía y gremio propios. Las ciudades estaban controladas por ciudadanos(que se atrincheraron en contra de los nobles)pertenecientes a una determinada<clase social>aunque luego se admitieron nobles debido a que se compraron muchos títulos por parte de los que ejercían el poder. Estos dirigentes, asociados en jurados, se ocupaban del abastecimiento, mercado, panaderías, carnicerías, urbanismo, recursos naturales,...e incluso guerras bajo el amparo del Privilegio de los 20.La justicia era lenta, sus sentencias desfavorables llevaban a castigos duros, algunos oficiales estaban metidos en luchas de bandos y se solían doblegar a intereses políticos. Aparte de los jurados normales se podía apelar a uno más, el Justicia. La Hermandad se introdujo para controlar la intromisión de otros intereses en la justicia, pero esto creó desavenencias entre este jurado y el otro. Fernando II fue apoderándose del control de las ciudades y de los principales obispados del reino nombrando gente perteneciente a las grandes familias o que le eran de confianza, su éxito más sonado fue poner a su hijo Alonso de Aragón en el control de la Seo con ocho años. La nobleza aragonesa era poseedora de las tierras y, alguna, capaz de hacer justicia y ejecutar la sentencia; como dueña de la tierra y demás recursos naturales, cobraba a sus vasallos, pero no servía para ponerse al nivel de algunos mercaderes. Aparte de la nobleza estaba la Iglesia y las diversas órdenes militares. La parroquia era centro social también agrupándose las gentes de un mismo gremio en cofradías, y como los barrios estaban divididos en profesiones se unía más a las gentes. Además, la Iglesia, en períodos de hambre era fuente de limosnas. La lengua hablada en Aragón sufría una castellanización, aparte de las variaciones propias de los lugares fronterizos. Pero ello no quita para que hubiese distintas clases en el habla, la culta solía usar el latín, árabe o hebreo y luego conforme se va bajando en estas clases aparecen, además de construcciones irregulares, un lenguaje grosero propio de las más bajas clases sociales, que no recibían letras en contraste con las altas clases que disponían de libros y maestros para aprender el trivium y cuadrivium, basados en el legado clásico, judaico y árabe y en las obras contemporáneas. Las carreras que se podían estudiar eran las de Medicina, Derecho, Teología y Artes Liberales. En cada facultad seguían sus costumbres y había problemas diferentes: en medicina la competencia de los médicos judíos y árabes se solucionó con la prohibición de visitar a los infieles, en teología había pocos alumnos seculares pero se compensaban con los conventuales, en fin, en cada una había una circunstancia; no obstante, había normas a cumplir por todos los alumnos como el vestir, comportamiento,... y costumbres. La imprenta revolucionó la producción de libros, que salieron más económicos, y los manuscritos pasaron a ser considerados un lujo para clases elitistas apreciados por sus dibujos, que no se pueden realizar en la imprenta aunque luego se hicieron algunas ediciones con huecos para ellos. Las ediciones eran en un 45% de contenido religioso y el resto libros utilitarios de medicina, derecho,....Las fiestas tenían siempre una excusa religiosa y representaban buena parte de los presupuestos de las ciudades. En algunas fiestas patronales se corren toros o bueyes, se reparte comida o bebida entre los asistentes, la música también sale a la calle,....Otro tipo de espectáculo es el cumplimiento de algunas penas en los cadalsos. Por último las justas de a pie y caballo se siguen practicando. La eucaristía tenía una importancia vital y en su celebración no se aceptaba bien a los infieles como precaución de burla, los cristianos también tenían prohibido abusar de las otras etnias ese día en especial. La fiesta pasó a dar rienda suelta a espectáculos lúdicos y llegó a absorber gran cantidad de dinero. Dinero que en 1492 hizo falta para pagar todas las fiestas y remodelaciones en la ciudad con motivo de la visita del buen rey y señor Fernando II de Aragón, que venía victorioso de la conquista de Granada, queriéndosele recibir extraordinariamente; se modificaron dos puertas, las calles se limpiaron, antorchas lucían de noche en la calle, hubo espectáculos de toros, carros de entremeses, procesiones,....Los reyes se alojaron en La Aljafería y entrando por el Portillo, llegaron a la Seo. Las obras en Aragón eran inspeccionadas según el contrato firmado, lo que hizo que las obras se construyeran con materiales adecuados y los autores se esforzaran, quedando así obras de enorme valía hasta nuestros días. No obstante, en estos tiempos no se cuidaban tanto los vestigios como ahora y en localidades con un pasado romano se usaron los materiales que iban saliendo a la luz. Tampoco en el renacimiento fueron más respetuosos, reformando el arte medieval, colocando retablos en las iglesias que ocultaban las pinturas,....Lo que peor se ha conservado(con excelentes excepciones)ha sido el mobiliario.

ARAGÓN

Al frente del reino estaba el rey Fernando II, casado con Isabel de Castilla, y que había llevado una vida ajetreada con varias guerras, la sublevación de Cataluña, la sucesoria de Castilla, Francia, la de su padre y hermano, y ahora Granada. En su reinado intentó fortalecer la autoridad real, colocó a gente de su confianza en puestos clave, introdujo la Hermandad e Inquisición para<saltarse>el derecho foral aragonés,....Este rey, ocupado con Granada y, una vez finalizada esta empresa, con Francia no había convocado cortes(que generalmente quería decir que el rey no necesitaba mucho de sus súbditos aragoneses)tras su jura, sólo reunió los cuatro brazos para jurar a su hijo Juan como primogénito y en dos ocasiones más siendo la última en 1488,al acabar la conquista de Granada se reunió con los más importantes hombres del reino. Los diputados eran 8 personas que se encargaban de administrar la hacienda del reino, custodiar sus leyes y defender las esencias comunes. El rey, para controlarlo, metió gente de su confianza en la Diputación como primer paso, pero había varios problemas como una penosa marcha económica, las relaciones con la Hermandad y el comportamiento de la Inquisición. El Justicia era una figura situada por encima de todos que defendía los Fueros de intereses ajenos. Su jurisdicción se basaba en cuatro procesos forales tendientes a garantizar las libertades de los aragoneses, el cargo pasó a ser vitalicio y sus lugartenientes pasaron a ser elegidos por los diputados. Don Juan de Lanuza tuvo muy buenos lugartenientes y quizá por eso sobrevivió a la tensión entre el rey y algunos nobles, a su oposición por todas formas(incluso de desobediencia y alborotos)a la Hermandad. Los fueros fueron usados por una minoría para hacer valer su poder frente al resto y al rey; los reyes juraban los fueros antes de gobernar como respeto a este nuevo bloque. Fernando II se saltó todo esto e incluso hubo que recordarle que los fueros no eran capricho de los reyes y que la ocupación de la tierra dependía también de ellos. Aun así fundó la Audiencia Real sacrificando la Hermandad pero ganaba una vía a su intervención. La Corona atravesaba un distanciamiento entre sus partes por falta de proyectos e intereses comunes, pero aún los siglos de convivencia formaban algo más siendo la división algo inaceptable por todos. Jerárquicamente las dos partes más antiguas gozaban de supremacía y entre éstas era el reino de Aragón el principal, así el rey debe jurar primero los fueros aragoneses y ser coronado en la Seo; además las Cortes Generales deben realizarse en suelo aragonés. La Corona, al estar con esta monarquía de tantos dominios, fue perdiendo sus lazos internos. La unión de Fernando con Isabel tuvo los problemas de la integración de dos bloques muy definidos, que es donde quizá la experiencia aragonesa en la lucha por los intereses propios sin dañar los generales jugará un papel importante; y es que Aragón y Castilla no podían formar un núcleo común debido a la tirria que se tenían, no obstante a la coexistencia hay algo más. Por otra parte Aragón apoyó la conquista de Granada tanto militar como económicamente, a pesar de que era una empresa castellana, también ayudó a la reconstrucción de la misma. También jugaron un papel fundamental en la expedición a Las Indias las figuras aragonesas que aconsejaban al rey.