Arácnidos

Arañas. Respiración. Reproducción. Sistema nervioso. Órganos excretores. Partes. Circulación

  • Enviado por: Pakopeich
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 1 páginas
publicidad
cursos destacados
Museografía Didáctica del Arte Contemporáneo.
Instituto Superior De Arte - I/art
En la actualidad, tanto la obra de arte como los formatos expositivos han sufrido un notable cambio, no sólo en su...
Solicita InformaciÓn

Curso de Auxiliar de Laboratorio
Cavida Formación
Entre sus funciones se encuentra la preparación de muestras y reactivos para las prácticas de laboratorio, montar y...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Introducción:

Los arácnidos son un grupo bastante homogéneo de organismos terrestres que se integra dentro del subtipo de los artrópodos quelicerados. Se caracterizan por su adaptación a la vida terrestre, por tener el cuerpo dividido en dos segmentos: cefalotórax y abdomen. Tienen desarrollo directo y acostumbran a ser depredadores. En su alimentación existe siempre una etapa de digestión externa.

Se conocen más de 30.000 especies, clasificadas en 10 órdenes: escorpiones, seudoescorpiones, palpígrados, solífugos, uropigios, amblipigios, ácaros, araneidos, ricinuleidos y opilones.

Partes:

Los arácnidos presentan el cuerpo dividido en dos regiones: un prosoma o cefalotórax provisto de seis pares de apéndices y un opitosoma o abdomen.

De esos seis pares los primeros terminan en una cuña; los segundos son quelados o tentaculiformes y su forma son parecida a la de las patas. Los cuatro apéndices siguientes son las patas locomotoras que carecen de aparato masticador.

Su tubo digestivo está dividido en intestino anterior, medio y posterior.

Muchos arácnidos poseen glándulas venenosas y otras que secretan sustancias que, al contacto con el aire, sirven para la fabricación de telas y envolturas.

La respiración:

Es traqueal y se efectúa en los sacos pulmonares del abdomen que disponen de un gran número de láminas que comunican la sangre con el exterior.

La circulación:

Se realiza mediante un corazón tubuloso situado en el prosoma y dividido en varias cámaras. Es lagunar, la sangre (incolora) inunda las cavidades del interior del abdomen. La poseen todos los artrópodos.

Los órganos excretores:

Son las glándulas coxales y los tubos de Malpighi, como en los insectos.

El sistema nervioso:

Presenta numerosos ganglios que se sueldan. Los órganos sensoriales se representan mediante varios ojos situados en el cefalotórax. Su número varía según los grupos.

Los arácnidos tienen los sexos separados y a menudo presentan dimorfismo sexual.

La mayoría son ovíparos, excepto los escorpiones y los seudoescorpiones que pueden ser vivíparos. El desarrollo es directo a excepción de algunos ácaros.