Aprendizaje y uso de técnicas de estudio en estudiantes de Bachillerato

Fracaso escolar. Técnicas de estudio. Enseñanza. Aprendizaje. Habilidades cognitivas. Procesos cognitivos. Estrategias. Estudiantes. Investigación. Metodología. Bachillerato. Universidad

  • Enviado por: Ana Catalina López Ruiz
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 128 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


TABLA DE CONTENIDO



LISTA DE TABLAS




INTRODUCCIÓN

En el interés por mejorar el modo de estudiar de los estudiantes que salen del colegio e ingresan a un nivel superior, nos hemos dado a la tarea de realizar un proyecto de investigación denominado “Mal Manejo de Técnicas de Estudio, Habilidades de Estudio y Estrategias de Aprendizaje en el momento de terminar la Media Vocacional e ingresar a un Estudio Superior”.

Este trabajo se enfoca hacia las técnicas, habilidades y estrategias de aprendizaje por varias razones, en primer lugar porque tal como lo muestran los recientes estudios sobre las dificultades de aprendizaje de los alumnos de colegio; se encuentra que es muy poca o nula la utilización de verdaderas herramientas que ayuden al estudiante a desarrollar sus habilidades de aprendizaje; en segundo lugar porque los alumnos que entran a estudiar en un nivel superior (técnica, tecnología, carrera universitaria, etc.), se ven bastante desubicados en sus estudios debido al exceso de información y al poco tiempo disponible, dado que es probable que en su estadía en el colegio haya tenido un modo de estudiar deficiente que no le ayudaba a aprender correctamente y en tercer lugar, porque los estudiantes no tienen un conocimiento suficiente a cerca del manejo de técnicas, habilidades de estudio y estrategias de aprendizaje que lo orienten hacia una mejor comprensión de los conocimientos previos y nuevos, mejorando así su nivel de aprendizaje, su proceso de pensamiento, su creatividad y la aplicación de los aprendido en la solución de sus problemas y los de toda la comunidad.

Desde esta perspectiva, si el aprendiz conociera las técnicas, habilidades de estudio y estrategias de aprendizaje suficientes, obtendría mejores resultados en su proceso


de aprendizaje viéndose reflejado en su rendimiento académico tanto en el colegio como en un estudio superior.

La metodología estudiada se basa en trabajos realizados por Eduardo Abarca, Gall Bandura, Dennis Jacobsen, y Terry Bullock en donde muestran como la enseñanza en los colegios es deficiente y que los alumnos tienen poca motivación para estudiar. Los resultados de estos proyectos mostraron que los alumnos tienen dificultades para realizar todas las actividades de estudio exigidas debido a que muchos no muestran igual interés por el área de artística como por el área de matemáticas, también es notable que el tiempo es un factor importante en el momento de estudiar y no todos saben como manejarlo.

Para lograr el objetivo, inicialmente se realiza la revisión bibliográfica relacionada con el tema, revisión que persigue dar a conocer la definición de cada uno de los términos utilizados par el trabajo. Se diseñarán una serie de cuestionarios que se le aplicarán a los estudiantes de 11º de bachillerato y primer semestre de un nivel superior de cualquier carrera, con los cuales se pretende observar el mal manejo de técnicas, habilidades de estudio y estrategias de aprendizaje; que hoy se presenta como una real alternativa para que los alumnos mejoren la calidad de aprendizaje y asimilación de información nueva.


  • TEMA

  • Determinar el mal manejo de técnicas de estudio, habilidades de estudio y estrategias de aprendizaje en el momento de finalizar la media vocacional e ingresar a un estudio superior.

  • PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

  • Para todos los profesionales de la educación supone un problema contemplar los altísimos índices de fracaso escolar. En muchas ocasiones el fallo está en una carencia de hábitos y técnicas de estudio.

    Este interés se ha formado por que se ha considerado que no hay enseñanza de técnicas de estudio en las instituciones educativas y las evidencias muestran que la mayor parte de los estudiantes no aprenden las habilidades de estudio si no reciben enseñanza explícita sobre su uso, esto quiere decir que el alumnado no tiene la capacidad de usar una técnica de estudio en forma apropiada y eficiente.

    Dentro del interés por la investigación sobre el aprendizaje de los estudiantes, uno de los aspectos más importantes a tratar es la utilización de técnicas de estudio, habilidades de estudio y estrategias de aprendizaje. Tal vez esto se deba a que durante muchos años se ha visto en nuestro país cómo la educación a decaído significativamente y los resultados se pueden observar en las pruebas SABER, ICFES Y ECAES que no son muy alentadores para los educadores de primaria, secundaria y estudios superiores. También es notable la deserción escolar y universitaria cuando el alumno ve que no es capaz de seguir estudiando, ya sea porque el trabajo es demasiado y no sabe cómo explotar sus habilidades de estudio o porque su rendimiento académico es insuficiente provocando desánimo a la hora de estudiar.

    Los cuestionamientos en el campo del aprendizaje han permitido que se realicen investigaciones en las cuales se ha estudiado asuntos como fracaso escolar, enseñanza en escuelas públicas y privadas, deserción escolar, estrategias de


    aprendizaje entre otras (Avanzini, 1969. Coleman, Hoiffer y Kilgora, 1982. Baker y Ogle, 1989. Wilson, 1988).

    En la identificación del problema se parte de la idea que la mayoría de los jóvenes creen que al escuchar en clase o leer su libro de texto, aprenderán. Su modelo de aprendizaje es algo así como por ósmosis. Por lo tanto, al ver los malos resultados de su aprendizaje se deprimen y hasta descartan la posibilidad de ingresar a la universidad o a un estudio superior. Todo esto afecta al estudiante, ya que a medida que su nivel escolar se torne más exigente, él necesitará técnicas, estrategias y habilidades de estudio más sofisticadas.

    Los maestros de escuela primaria estructuran gran parte del tiempo de aprendizaje de sus alumnos, conscientes de que los niños pequeños carecen de las suficientes habilidades de estudio como para responsabilizarse por completo de su propio aprendizaje. Los profesores universitarios, en cambio, no se dedican mucho a proveer estructuras para el proceso de aprendizaje porque suponen que los estudiantes cuentan con las habilidades apropiadas para desenvolverse en forma independiente.

    Si los alumnos no desarrollan bien sus técnicas y habilidades de estudio, no podrán responder a las expectativas de que en cada grado y nivel vayan aumentando la automotivación, la autoestructuración y el autocontrol del proceso de aprendizaje. Según los psicólogos cognitivistas, sostienen que en el aprendizaje también intervienen otros procesos cognitivos, que Flavell (1976) denomina metacognición que es definida por Jones como “reflexión sobre lo que uno sabe y sobre cómo manejar el propio proceso de aprendizaje”. Baker y Brown (1984) identifican diversas habilidades metacognitivas que intervienen en la lectura y que son coherentes con la definición de Jones: (1) conocimiento de los propios hábitos y habilidades de estudio; (2) capacidad de verificar el éxito del propio comportamiento de estudio, e (3) inclinación a usar estrategias compensatorias cuando el estudio no es exitoso.

    A partir de esas diversas concepciones de la metacognición podemos plantear que el problema de investigación surge al encontrar, en la teoría y la revisión de otras investigaciones, que el estudiante tiene dudas y certezas sobre su forma de estudiar y aprender, lo cual es expresado en el momento en que ingresa a un estudio superior. Aquí intenta identificar si sus estilos de estudio le ayudan a tener un mejor aprendizaje o no.

    En el colegio es posible alcanzar un rendimiento aceptable y sin necesidad de esfuerzos especiales, la competencia no es tan difícil, el trabajo se señala en forma concreta, la mayor parte se hace en la clase, se realizan muchos ejercicios de evaluación y se repite para dar oportunidad a algunos estudiantes de que se recuperen, la calificación depende generalmente de lo que se realiza en clase y de las tareas diarias. Todo esto tiene un gran impacto en el alumnado de último año de bachillerato cuando sale del colegio e ingresa a una universidad, en donde se enfrenta a un ambiente de libertad, a grupos de mayor calidad intelectual, a horas de clase relativamente pocas, a mayor estudio e investigación por fuera, a horas libres que se pueden aprovechar o perder, a veces los exámenes son periódicos y pueden ser sobre poco contenido o sobre mucho; aquí no hay exigencia. En términos generales el rendimiento alto o bajo depende de la actitud y responsabilidad de cada uno de los estudiantes (Gómez Toro y otros, 1985).

    Basados en éstas referencias teóricas y en los trabajos mencionados encontramos que las técnicas de estudio, habilidades de estudio y estrategias de aprendizaje en el estudiante de último año de bachillerato permiten en gran medida observar que cambios se producen en el momento en que se ingresa a un estudio superior en donde se tiene total libertad de estudio.

    Teniendo en cuenta que la educación se vuelve más exigente a medida que se avanza en ella, hemos considerado la posible existencia de una diferencia en la utilización de técnicas de estudio, habilidades de estudio y estrategias de aprendizaje entre los estudiantes de último grado de bachillerato y los jóvenes que ingresan al primer semestre de cualquier carrera de nivel superior.


  • OBJETIVOS

  • OBJETIVO GENERAL.

  • Determinar el mal manejo de técnicas de estudio, habilidades de estudio y estrategias de aprendizaje en el momento de finalizar la media vocacional e ingresar a un estudio superior, teniendo en cuenta las variables de edad, conocimientos previos, nivel de estudio y otras.

  • OBJETIVOS ESPECÍFICOS.

  • Describir los cambios que se realizan en los hábitos, técnicas y habilidades de estudio en el momento en que se ingresa a un estudio superior.

  • Analizar el proceso de aprendizaje entre los estudiantes de 11º de una institución educativa de la ciudad de Medellín y los estudiantes de un estudio superior.

  • Determinar la frecuencia de uso de habilidades de estudio en los alumnos de último año de bachillerato de una institución educativa de Medellín y los estudiantes del primer semestre de cualquier carrera de un estudio superior.

  • Descubrir cuáles son los estilos de aprendizaje adquiridos por los estudiantes durante la época de la media vocacional y cómo ayudaron a afianzar el proceso de estudio en los alumnos de primer semestre de cualquier carrera de un estudio superior.


  • PREGUNTAS DE INVESTIGACIÓN

  • De acuerdo con el planteamiento del problema y los objetivos de la investigación surge la siguiente pregunta general: ¿Cuáles son los efectos del mal manejo de técnicas de estudio, habilidades de estudio y estrategias de aprendizaje en el momento de terminar la media vocacional e ingresar a un estudio superior independientemente del medio sociocultural?

    Teniendo en cuenta las variables que se utilizarán en el proyecto se considerarán las siguientes preguntas claves que permitan el desarrollo del problema:

    • ¿Qué habilidades de estudio presentan los/las estudiantes basados en las variables edad, nivel de escolaridad, estilos propios de estudio?

    • ¿Cuáles son las consecuencias de no saber técnicas, habilidades de estudio y de no aplicarlas a la vida estudiantil sobre todo en el momento de ingreso a la universidad?

    • ¿Cuáles son los estilos de aprendizaje que más utilizan los estudiantes, sus estrategias de aprendizaje y de qué forma ayudan o desmejoran el proceso de aprendizaje?

    • ¿Cuáles son las dificultades que afronta el estudiante cuando termina su bachillerato y se enfrenta a un estudio superior en donde se le presenta una gran lluvia de información?

    • ¿Utilizan los estudiantes las estrategias de aprendizaje como el medio para aprender a aprender ya sea en el bachillerato o en la universidad?

    • ¿Qué habilidades y técnicas de estudio debe tener en cuenta un estudiante de bachillerato o universidad para mejorar su proceso de aprendizaje teniendo en cuenta las variables antes mencionadas?


  • JUSTIFICACIÓN

  • Hoy en día el estudio es fundamental para salir adelante y hacer parte de esta sociedad, pero estudiar no es sólo ganar todos los años de colegio y semestres de un estudio superior; estudiar implica mucho más esfuerzo de los que imaginamos en donde debemos asimilar y comprender la gran cantidad de información que nos llega. Para esto las técnicas, habilidades de estudio y estrategias de aprendizaje juegan un papel importante a la hora de estudiar y aprender. Pero lamentablemente, los estudiantes de ahora no saben con certeza el significado de estos términos y la manera de utilizarlos.

    Así, los estudiantes que salen de la media vocacional se encuentran bastante desubicados respecto a su estudio. Los que ingresan a un nivel superior continúan con sus hábitos o modalidades de estudio que utilizaban en el colegio. Esto es bastante desalentador para los docentes pues los resultados académicos son mediocres, debido a que los aprendices no se preocupan por aprender a aprender.

    La situación actual del país, demuestra que los individuos que han pasado por su sistema educativo, presentan dificultades para construir, identificar y acrecentar su propia identidad cultural, para solucionar sus problemas y ser partícipes activos y críticos de las soluciones que el país demanda. Así la educación no puede centrarse en contenidos aislados en fórmulas instruccionistas, para responder a las exigencias de la nueva sociedad; la educación entonces, debe orientarse al desarrollo de procesos que fundamenten las dimensiones cognitivas, actitudinales, aptitudinales y de habilidades de las personas. El desarrollo de habilidades está estrechamente ligada a la capacitación y al trabajo productivo, y es un complemento necesario para


    la formación del recurso humano, cuando no, un requisito de la formación profesional.

    Por lo anterior es necesario que los alumnos sepan lo fundamental acerca de cómo utilizar las técnicas y las habilidades de estudio para que a partir de esto sus actitudes cognitivas se desarrollen y sean capaces ellos mismos de proponer estrategias de aprendizaje que los ayuden a afianzar sus conocimientos.

    Al finalizar la investigación se le aportará a la educación Media Vocacional y avanzada una comprensión básica acerca del desconocimiento y el mal manejo de las técnicas de estudio, habilidades de estudio y estrategias de aprendizaje por parte de los estudiantes y cómo influye esto en el proceso de aprendizaje, para permitir un conocimiento básico de éste aspecto que pueda ayudar a los docentes a restablecer sus metodologías de enseñanza en donde unan éstas tres alternativas como herramientas importantes para el aprendizaje que auxilien y motiven a su alumnado a un mejor estudio para cuando termine su bachillerato e ingresen a un estudio superior. Es así como se puede contribuir a un mejoramiento de la educación del país en instituciones educativas y de nivel superior.

    Se ha tenido en cuenta que anteriormente no se ha realizado una investigación que abarque la unión de técnicas de estudio, habilidades de estudio y estrategias de aprendizaje en estos dos niveles de educación, las investigaciones existentes se han interesado en el estudio de aspectos antes mencionados o a estudios por separado. También se ha considerado la viabilidad de la investigación, ya que el problema no es de características complejas y los fondos económicos necesarios para la investigación se pueden cubrir por el investigador.


  • MARCO TEÓRICO

  • Para las referencias teóricas se ha considerado importante tener en cuenta algunas investigaciones anteriores a partir de la psicología cognitiva y general, donde varios autores trabajaron la posición de los estudiantes con las técnicas, habilidades estudio y estrategias de aprendizaje.

    • MORENO, Carlos y PÉREZ, María Luisa, plantea a partir de las teorías constructivistas del aprendizaje comprobar la incidencia de la utilización de diferentes estrategias de enseñanza por parte del profesor y de determinadas estrategias de aprendizaje en el proceso de registrar la información por parte de los estudiantes en la significatividad del aprendizaje. Este estudio es llevado a cabo con 97 estudiantes de la asignatura “Psicología de la Educación” de diferentes centros universitarios entre los 19 y 22 años. Los resultados obtenidos mostraron que en los grupos donde los profesores han utilizado estrategias de enseñanza diferentes a la clase magistral, se han producido un cambio positivo en las respuestas de los estudiantes o se ha mantenido el mismo nivel, mientras que el grupo donde se ha utilizado una metodología magistral, el nivel de respuesta es inferior. Así mismo, se observó como los grupo de estudiantes que utilizan las estrategias de aprendizaje seleccionadas para tomar apuntes mejoran su nivel de respuestas, lo cual no se produce en el grupo control.


    • ABARCA, Eduardo, SANJOSÉ, Vicente y SOLAZ, Juan José, en este estudio se analiza la influencia de diversos cambios textuales, del conocimiento previo y de las estrategias de estudio en el recuerdo, comprensión y aprendizaje de textos científicos. Se tomaron dos variables entre sujetos, texto y estrategias de estudio, y la variable conocimiento previo anidada bajo la variable estrategias. Universitarios de Física y Psicología, y bachilleres de ciencias y letras leyeron una de las dos versiones de un texto tomado de un libro de Física- Química de Bachillerato. En una versión se hicieron cambios para facilitar la información del texto- base y facilitar la construcción de un modelo situacional. Se tomaron tres medidas dependientes: recuerdo, escritura de las 7-8 ideas más importantes y aprendizaje. Se encontró que las manipulaciones textuales y las estrategias de estudio produjeron diferencias significativas en todas las áreas, mientras que el conocimiento previo lo hizo en las pruebas de recuerdo y aprendizaje. Se encontraron diversas interacciones entre variables en estas dos tareas. Finalmente, se comentó algunas implicaciones de los efectos en los cambios textuales dependiendo del tipo de tarea y de las características de los estudiantes.

    • MONTANERO, Manuel*, BLÁZQUEZ, Florentino* y LEÓN, José Antonio**. Se plantea el problema de que los profesores de Educación Secundaria se centra en cómo abordar nuevas estrategias para enseñar a aprender a los alumnos por medio de técnicas de estudio pero no en enseñarles a pensar por medio de los “Programas de enseñar a Pensar”. En el trabajo se compara la eficacia de estos dos tipos de programas en cuanto a su capacidad para mejorar las estrategias de comprensión del alumno, y en relación a una tercera propuesta que integra componentes de ambos y añade otros elementos que pueden posibilitar su mejor aprovechamiento en contextos curriculares, especialmente en el marco de los Programas de Diversificación Curricular (P.D.C) del sistema educativo español. Se realizo en tres instituciones diferentes con estudiantes entre 16 y 18 años. El estudio se corresponde a un diseño cuasiexperimental con pretest y postest en donde se recurrieron a las variables de comprensión, recuerdo demorado y utilización de técnicas de estudio. Realizando una serie de pruebas para cada una de las variables. En general, los resultados obtenidos ponen en duda la eficacia de ciertos programas de amplia utilización en los centros educativos y se cuestiona el entrenamiento de ciertas estrategias cognitivas básicas que los profesores asumen como poco importantes y se encontró que se debe potenciar las capacidades de razonamiento y comprensión.

    • PANTOJA, Luís y otros. El propósito del estudio fue diseñar un modelo válido para la adquisición de unos adecuados hábitos de estudio, basado en una combinación de estrategias de autorregulación y técnicas de estudio. Se procedió mediante un diseño exploratorio de línea de base múltiple, con un único sujeto que incluía: a) fase de pretest, b) primera fase de intervención, en la que se introdujeron las estrategias de autorregulación, c) segunda fase de intervención o de introducción de las técnicas de estudio, y d) fase de postest. El resultado fue un cambio experimental y terapéuticamente significativo en los hábitos de estudio y en las conductas exponentes de: tiempo de estudio, desatención y velocidad y comprensión lectoras. Las estrategias de autorregulación se han mostrado útiles para aumentar la probabilidad de ocurrencia de la conducta deseada y disminuir la de la no deseada.

    • UNIVERSIDAD DE LA SALLE, planteó un proyecto de investigación cuyos objetivos eran identificar las necesidades que a nivel académico presentan los estudiantes que ingresan a la Universidad, generar estrategias de apoyo para corregir las deficiencias encontradas, favorecer la adaptación del estudiante al medio universitario, mejorar los resultados académicos y evitar la deserción. Esta investigación abarca a los estudiantes de primer semestre de todos los programas en los dos ciclos del año. El proyecto tienen una duración permanente ya que se tiene establecido alargarlo hasta el 2010, se pronostica que los resultados del proyecto se vean en la mejoría académica de los estudiantes. Se formó un plan de actividades con dos etapas una de diagnóstico y conceptualización y la etapa dos de operacionalización. Se remitirá información sobre el avance del proyecto con una periodicidad semestral.

    Se tiene como marco de referencia para la investigación la Psicología Cognitiva, la cual se especializa en el estudio de los procesos cognitivos que intervienen en el aprendizaje, el pensamiento y la motivación.

    También se considerarán aportes acerca de las técnicas de estudio, habilidades de estudio y estrategias de aprendizaje de autores como Gall, Gall, Jacobsen, Bullock, Barahona entre otros. Esto permitirá un acercamiento a las teorías que se tienen sobre el aprendizaje utilizando técnicas, habilidades de estudio y estrategias de aprendizaje, para así, tener un conocimiento más acertado de ésta área.

    A continuación se definirá cada uno de los aspectos teóricos procurando hacer claridad en las definiciones planteadas por los diferentes autores.

  • Aprendizaje.

  • El aprendizaje se define como un cambio en la capacidad o disposición humana, relativamente duradero y además no puede ser explicado por procesos de maduración. Este cambio es conductual, lo que permite inferir que se logra sólo a través del aprendizaje.

    Puede definirse el aprendizaje como un cambio en la conducta, relativamente permanente, que ocurre como resultado de la experiencia. Al usar la expresión relativamente permanente, esta definición elimina la fatiga y los factores motivacionales como posibles causas del cambio. Al afirmar que el cambio se debe a la experiencia, también se excluyen como causas los factores madurativos (Tarpy, 1975).

  • Leyes del Aprendizaje:

  • 1.- Ley de la preparación: Cuando una tendencia a la acción es activada mediante ajustes, disposiciones y actitudes preparatorias, etc., el cumplimiento de la tendencia a la acción resulta satisfactorio, y el incumplimiento, molesto. Preparación significa entonces, prepararse para la acción: el organismo se ajusta para disponerse a actuar, como por ejemplo el animal que se prepara para saltar sobre la presa.

    2.-Ley del ejercicio: Las conexiones se fortalecen mediante la práctica (ley del uso) y se debilitan u olvidan cuando la práctica se interrumpe (ley del desuso). La fortaleza de un hábito o conexión se define entonces a partir de la probabilidad de su aparición.

    3.-Ley del efecto: Que una conexión se fortalezca o debilite depende de sus consecuencias. Una conexión se fortalece si va acompañada luego de un estado de cosas satisfactorio. Si no, se debilita. Lo satisfactorio o no satisfactorio se mide a partir de la conducta observable, o sea si el sujeto persiste en buscar ese estado de cosas o no. Las recompensas fomentan el aprendizaje de conductas recompensadas, y los castigos o molestias reducen la tendencia a repetir la conducta que llevó a ellos.

    Estas leyes del aprendizaje han cambiado con los tiempos y se han perfeccionado, estableciendo otra serie de leyes que tienen como base las primordiales.

  • Procesos cognitivos básicos:

  • Los psicólogos cognitivistas conceptualizan en la actualidad los procesos cognitivos básicos que intervienen en el aprendizaje que son: Atender a la información que llega, llevar la información a la memoria de corto plazo, llevar la información a la memoria de largo plazo, recuperar información de la memoria de largo plazo.

    Atender a la información que nos llega es el primer paso para aprender algo nuevo. Los estudiantes, como, cualquier otra persona, están expuestos a una cantidad enorme de estímulos; posiblemente no pueden prestar atención a todos ellos. Los psicólogos cognitivistas destacan, en consecuencia, la importancia de la atención selectiva.

    Una vez que se ha prestado atención a la información, ella ingresa a la memoria. Según las teorías cognitivistas, existen dos tipos de memoria, que posiblemente correspondan a estructuras cerebrales diferentes. La información es almacenada primero en la memoria de corto plazo; pero esa memoria sólo puede albergar una pequeña cantidad de información, que es rápidamente olvidada.

    Lamentablemente, la mayoría de la información que recibimos entra y sale de la memoria de corto plazo. Los psicólogos sostienen que un aprendizaje permanente requiere una transferencia de información desde la memoria de corto plazo a la memoria de largo plazo. El análisis de la memoria de corto y largo plazo ayuda a explicar por qué ciertos tipos de habilidades de estudio son importantes para el éxito académico.

    El hecho de que la información haya sido almacenada en la memoria de largo plazo no implica, sin embargo, que se pueda retornar a ella fácilmente. Los aprendientes deben organizar la información y en algunos casos ensayar recuperarla para cuando sea necesaria. La recuperación de información que está en la memoria de largo plazo es el último proceso básico del aprendizaje.

  • Procesos cognitivos motivacionales:

  • Los psicólogos conductivistas enfatizan la importancia de factores externos como motivadores del comportamiento. Según su punto de vista, el deseo de estudiar está determinado primariamente por las recompensas y castigos externos: si los estudiantes son recompensados por estudiar, probablemente se esforzarán más.

    El esfuerzo y la capacidad son aparentemente las atribuciones más críticas: los estudiantes que atribuyen los éxitos y fracasos al esfuerzo se inclinan más a experimentar emociones positivas, a mantener la contracción en el trabajo y a albergar altas expectativas de éxito, mientras que los estudiantes que atribuyen el éxito o fracaso a la capacidad son menos proclives a tener esas experiencias. Hay que enseñarles a los estudiantes a atribuir el éxito y el fracaso académicos más al esfuerzo que a la capacidad.

  • Procesos metacognitivos:

  • La metacognición es la capacidad que tenemos de autorregular el propio aprendizaje, es decir de planificar qué estrategias se han de utilizar en cada situación, aplicarlas, controlar el proceso, evaluarlo para detectar posibles fallos, y como consecuencia... transferir todo ello a una nueva actuación.

    Esto implica dos dimensiones muy relacionadas:

    a) El conocimiento sobre la propia cognición implica ser capaz de tomar conciencia del funcionamiento de nuestra manera de aprender y comprender los factores que explican que los resultados de una actividad, sean positivos o negativos.

    b) La regulación y control de las actividades que el alumno realiza durante su aprendizaje. Esta dimensión incluye la planificación de las actividades cognitivas, el control del proceso intelectual y la evaluación de los resultados.

    En los procesos metacognitivos se establecen una serie de habilidades de pensamiento que ayudan al estudiante a conocerse y a ser dueño de su proceso de aprendizaje.

    Habilidades de pensamiento: Las principales habilidades de pensamiento son:

    a) Habilidades metacognitivas: Planificación, evaluación, organización, monitorización y autoevaluación.

    b) Habilidades de Razonamiento: Inducción, deducción, analogía, razonamiento informal.

    c) Habilidades de solución de problemas: Selección de información, identificación de la meta, planificación, elección, ejecución y evaluación de la solución propuesta.

    d) Estrategias de aprendizaje: Repaso, elaboración, organización. Hábitos y técnicas de estudio.

    Los últimos avances teóricos sobre la adquisición y el desarrollo de habilidades intelectuales desde la perspectiva cognitiva del procesamiento de la información ponen también de manifiesto la existencia de habilidades generales y específicas de dominio.

    Las habilidades del pensamiento serían parte de las habilidades generales. Suponen un avance importante frente a las habilidades más generales propuestas por Piaget puesto que amplían las habilidades metacognitivas, reflejando un nivel mayor de desarrollo cognitivo. El desenvolvimiento y la eficacia de estas habilidades estarían ligados al conocimiento específico sobre el que han de ponerse en marcha.

  • Relación de la Metacognición con las estrategias de aprendizaje, habilidades y técnicas de estudio.

  • El rol de la metacognición se podría comprender si analizamos las estrategias, técnicas y habilidades que se utilizan en un deporte de equipo: la velocidad, la coordinación y el estilo son propios de cada jugador, sin que éste necesite ser consciente en cada momento de los movimientos que hace. En cambio el entrenador hace que cada uno de los deportistas sean conscientes de sus movimientos y estrategias y de esta manera puedan llegar al autocontrol y coordinación. En nuestro caso, es el aprendiz el que ha de hacer las dos funciones de entrenador y deportista. Primero ha de desarrollar y perfeccionar los procesos básicos (capacidades cognitivas básicas) con la ayuda de las técnicas de aprendizaje. En segundo lugar, el alumno ha de tener unos conocimientos específicos del contenido a aprender.

    El saber planificar, regular y evaluar... qué técnicas, cuándo y cómo, por qué y para qué, se han de aplicar a unos contenidos determinados con el objetivo de aprenderlos hace que el aprendiz se vuelva estratégico.

    1) En el proceso de enseñanza-aprendizaje hay que tener en cuenta lo que un alumno es capaz de hacer y aprender en un momento determinado, dependiendo del estadio de desarrollo operatorio en que se encuentre.

    2) Además de su estadio de desarrollo habrá que tener en cuenta en el proceso de enseñanza-aprendizaje el conjunto de conocimientos previos que ha construido el alumno en sus experiencias educativas anteriores -escolares o no- o de aprendizajes espontáneos. El alumno que inicia un nuevo aprendizaje escolar lo hace a partir de los conceptos, concepciones, representaciones y conocimientos que ha construido en su experiencia previa, y los utilizará como instrumentos de lectura e interpretación que condicionan el resultado del aprendizaje.

    3) Se ha de establecer una diferencia entre lo que el alumno es capaz de hacer y aprender sólo y lo que es capaz de hacer y aprender con ayuda de otras personas, observándolas, imitándolas, siguiendo sus instrucciones o colaborando con ellas.

    4) Es necesario proceder a una reconsideración del papel que se atribuye habitualmente a la memoria en el aprendizaje escolar. Se ha de distinguir la memorización mecánica y repetitiva, que tiene poco o nada de interés para el aprendizaje significativo, de la memorización comprensiva, que es, contrariamente, un ingrediente fundamental de éste. La memoria no es tan sólo, el recuerdo de lo que se ha aprendido, sino la base a partir de la que se inician nuevos aprendizajes. Cuanto más rica sea la estructura cognitiva del alumno, más grande será la posibilidad que pueda construir significados nuevos, es decir, más grande será la capacidad de aprendizaje significativo.

    5) Aprender a aprender, sin duda, el objetivo más ambicioso y al mismo tiempo irrenunciable de la educación escolar, equivale a ser capaz de realizar aprendizajes significativos por uno mismo en una amplia gama de situaciones y circunstancias. Este objetivo recuerda la importancia que ha de darse en el aprendizaje escolar a la adquisición de estrategias cognitivas de exploración y de descubrimiento, de elaboración y organización de la información, así como al proceso interno de planificación, regulación y evaluación de la propia actividad.

    6) La estructura cognitiva del alumno, puede concebirse como un conjunto de esquemas de conocimientos. Los esquemas son un conjunto organizado de conocimiento, pueden incluir tanto conocimiento como reglas para utilizarlo, pueden estar compuestos de referencias a otros esquemas, pueden ser específicos o generales. Los esquemas son estructuras de datos para representar conceptos genéricos almacenados en la memoria, aplicables a objetos, situaciones, acontecimientos, secuencias de hechos, acciones y secuencias de acciones. El recuerdo de los aprendizajes previos queda modificado por la construcción de nuevos esquemas: la memoria es, pues, constructiva; los esquemas pueden distorsionar la nueva información y forzarla a acomodarla a sus exigencias; los esquemas permiten hacer inferencias en nuevas situaciones. Aprender a evaluar y a modificar los propios esquemas de conocimiento es un de los componentes esenciales del aprender a aprender.

  • Estrategias de aprendizaje.

  • El término estrategia de aprendizaje aparece cada vez con mayor frecuencia en las revistas y libros sobre educación (Weinstein y Mayer, 1986; Thomas y Rohwer, 1986; Nisbet y Shucksmith, 1986). Lo usan principalmente los psicólogos cognitivistas que es estudian el proceso de aprendizaje, esto es, cómo la información es obtenida, almacenada en la memoria y traída de la memoria. Una estrategia de aprendizaje es cualquier técnica que facilite ese proceso, como lo explican Weinstein y Mayer:

    Las estrategias de aprendizaje…pueden ser definidas como comportamientos y pensamientos que un aprendiente realiza durante el aprendizaje y que tienen como finalidad influir sobre el proceso de codificación del que aprende…por ejemplo, al preparar una situación de aprendizaje, un aprendiente puede usar la autoconversación positiva para reducir sus sentimientos de ansiedad; en los pares asociativos, puede formarse una imagen mental que lo ayude a asociar los objetos representados por los miembros de cada par; en el aprendizaje a partir de pasajes expositivos, puede generar sumarios de cada sección; en el aprendizaje acerca de un concepto científico, puede tomar notas sobre el material. Cada una de esas estrategias son ejemplos de estrategias aprendidas.

    En la toma de decisiones estratégicas es muy importante tener presente factores personales tales como:

    • AUTO- CONCEPTO: Análisis sincera de la propia imagen de uno mismo. Una escala creada por Villa (1981) contempla los siguientes factores: imagen global de sí mismo, aceptación de sí mismo, imagen académica, imagen social y aspecto físico.

    • AUTO- EFICACIA: Explicación de la visión de las propias capacidades y dificultades para resolver el trabajo. Es definida por Bandura (1977) como la creencia personal en poder ejecutar satisfactoriamente los comportamientos que una situación requiere para producir el cambio deseado.

  • Estudio.

  • Estudio es el proceso realizado por un estudiante mediante el cual tratamos de incorporar nuevos conocimientos a nuestro intelecto. En resumen, es el proceso que realiza el estudiante para aprender cosas nuevas.

    Desde 1986, se han venido examinando y analizando los diversos procesos involucrados en el estudio, bajo una perspectiva cognoscitiva. Es así como Thomas y Rohwer (1986) distinguieron entre estudiar y otras formas de aprendizaje, en función de los propósitos y del contexto. No es lo mismo aprender que estudiar. Aprender puede ser el resultado de un conjunto de procesos que pueden ocurrir en cualquier lugar. Podemos aprender en la calle, viendo televisión, leyendo un libro, visitando un museo o ejercitándonos en un gimnasio, pero también aprendemos en los preescolares, las escuelas, los liceos, las universidades o en cualquier otra institución educativa. El aprendizaje que ocurre en estos últimos lugares es un aprendizaje académico y de eso se trata el estudio.

    Estudiar depende del contexto, lo cual quiere decir que la incidencia o la efectividad de una estrategia o de un proceso difieren en la medida en que existan variaciones en las condiciones de las tareas de aprendizaje. Por ejemplo, no estudiamos de la misma manera para un examen parcial o final que para una prueba escrita o para una presentación oral. Estudiar es un proceso orientado hacia metas, lo cual quiere decir que cuando estudiamos, lo hacemos en función de unos objetivos o metas pre-establecidos que pretendemos alcanzar en un determinado lapso.

  • Diferencia entre el bachillerato y la universidad:

  • El estudiante de bachillerato: Al pensar en el bachillerato hay que reconocer que los estudiantes de este periodo de formación representan una parte importante y amplia del conjunto de jóvenes del país. Por esta razón todo el acontecer educativo está en concordancia con lo que se puede esperar del tipo medio de estudiantes y no está diseñado para un grupo con capacidades superiores. Por esto, en parte, es posible alcanzar un rendimiento aceptable y sin necesidad de esfuerzos especiales. En el caso de que se posean capacidades normales y se trabaje intensamente los resultados serán muy buenos pues la competencia no es tan difícil. El tipo de trabajo en la educación intermedia es de un nivel acorde con las características, condiciones y objetivos de ésta.

    Estudiante de universidad: La universidad le presenta cosas distintas al estudiante. En primera instancia sólo un porcentaje bajo de quienes se gradúan en la escuela intermedia ingresan a ella. La mayoría de estudiantes son personas con buenas capacidades para responder a este nivel. Recordemos que han sido seleccionados mediante procesos especiales y previamente probados. Ahora está en un grupo más homogéneo en cuanto a intereses, capacidades y metas. Algunos estudiantes son excepcionales, tienen capacidades superiores y están ubicados en áreas específicas y buscan objetivos definidos. La situación se plantea en forma distinta para el estudiante pues el ritmo, el tipo de trabajo y las demandas están en razón de un nivel superior y un grupo de mayor calidad intelectual. El estudiante debe obrar por cuenta y riesgo propio. El estudiante es considerado persona adulta y puede hacer lo que desee cuando y como guste. Esta nueva situación le plantea la necesidad de distribuir adecuadamente el tiempo y mantener un nivel alto de motivación.

    Quizá cuando el estudiante llega a la universidad aún no se ha dado cuenta de la importancia que tiene una metodología adecuada para enfrentar el aprendizaje en las diversas materias. Es aquí donde él necesita acudir a nuevos procedimientos para alcanzar un aprendizaje oportuno y eficaz de los distintos contenidos que le ofrecen las diferentes asignaturas. Dada la circunstancia, el estudiante necesita estrategias específicas para enfrentarse a cada una de estas especialidades. Dichas estrategias él las debe definir, experimentar y evaluar cuidadosamente en forma oportuna y más o menos rápida de manera que le permitan alcanzar las metas intermedias que se ha propuesto y a la vez capacitarse más para lograr sus objetivos finales.

    De la manera como el estudiante aprenda a enfrentar las nuevas demandas académicas va a depender su éxito o fracaso. Estas exigencias son mayores en la universidad, el ritmo de estudio es superior al del bachillerato, cada una de las materias le exigen más tiempo según propias peculiaridades. La intensidad académica de la universidad se diferencia claramente de la del bachillerato.

  • Estilos de Aprendizaje

  • Los estudiantes tienen diferentes estilos de estudio, y por lo general su desempeño académico mejora si se les permite usar su modalidad preferida (Dunn y Dunn, 1987). Los Dunn han constatado que:

  • Algunos estudiantes aprenden mejor cuando estudian con música, mientras que otros necesitan silencio.

  • Algunos estudiantes aprenden mejor sentados en almohadas u otro mobiliario informal. A otros no los afecta el asiento, o trabajan mejor en posturas formales.

  • Los estudiantes difieren en cuanto al momento del día en que experimentan sus picos de energía. Aprenden mejor si se les permite estudiar en el momento del día en que su energía es más alta.

  • Algunos estudiantes aprenden mejor en soledad, mientras que otros que se benefician cuando trabajan con compañeros o con adultos, en equipos o de a dos.

  • Tipos de Estilos de Aprendizaje:

  • El proceso de aprendizaje consiste en un proceso cíclico compuesto por cuatro etapas. Se ha descubierto que las personas se concentran más en una determinada etapa del ciclo, de forma que aparecen claras preferencias por una u otra etapa. En función de la etapa dominante se puede hablar de cuatro estilos de aprendizajes:

    • Vivir la experiencia: ESTILO ACTIVO.

    • Reflexión: ESTILO REFLEXIVO.

    • Generalización, elaboración de hipótesis: ESTILO TEÓRICO.

    • Aplicación: ESTILO PRAGMÁTICO.

    Evidentemente estos estilos no son excluyentes y es difícil encontrarse a alumnos puros de un Estilo.

  • Descripción de los Estilos de Aprendizaje:

  • Con el ánimo de ayudar a identificar cada uno de los Estilos, intentaremos dar una breve descripción de cada uno de ellos:

    • ACTIVOS: Son de mente abierta, nada escépticos y acometen con entusiasmo nuevas tareas. Se crecen con los desafíos y se aburren con los largos plazos. Son personas muy de grupo que se involucran en los asuntos de los demás y centran a su alrededor todas las actividades.

    • REFLEXIVOS: Son prudentes y consideran todas las alternativas antes de dar un movimiento. Recogen datos y los analizan antes de llegar a una conclusión. Disfrutan observando la actuación de los demás, escuchan y no intervienen hasta que están seguros. Crean a su alrededor un aire distante y condescendiente.

    • TEÓRICOS: Adaptan e integran las observaciones (hechos) dentro de teorías coherentes. Enfocan los problemas de forma vertical escalonada, por etapas lógicas. Son perfeccionistas. Les gusta analizar y sintetizar. Son profundos en su sistema de pensamiento. Buscan la racionalidad y la objetividad.

    • PRAGMÁTICOS: Su punto fuerte es la aplicación práctica de las ideas. Descubren el aspecto positivo de las nuevas ideas y aprovechan la primera oportunidad para experimentarlas. Les gusta actuar rápidamente y con seguridad con aquellas ideas y proyectos que les atraen. Son impacientes con las personas que teorizan. Pisan tierra cuando hay que tomar decisiones y su filosofía es: si funciona es bueno.

    Se puede encontrar una serie de características personales en cada estilo en la Tabla 1:

    TABLA 1. Estilos de Aprendizaje

    ACTIVO

    REFLEXIVO

    TEÓRICO

    PRAGMÁTICO

    • Animador

    • Improvisador

    • Descubridor

    • Arriesgado

    • Espontáneo

    • Ponderado

    • Concienzudo

    • Receptivo

    • Analítico

    • Exhaustivo

    • Metódico

    • Lógico

    • Objetivo

    • Crítico

    • Estructurado

    • Experimentador

    • Práctico

    • Directo

    • Eficaz

    • Realista

  • Hábitos de estudio.

  • Los hábitos de estudio son conductas adquiridas que a través de la repetición se han convertido en estables y mecánicas. Los hábitos tienen mucho que ver con las actitudes. Éstas son conductas inestables que pueden darse unas veces y otras no.

    Los hábitos de estudio que más se presentan:

    • Hábitos para leer y tomar apuntes: Cómo lee, que herramientas utiliza para tomar apuntes en clase.

    • Hábitos de concentración: Capacidad para no distraerse mientras estudia.

    • Distribución del tiempo y relaciones sociales durante el estudio: Cómo el alumno distribuye el tiempo para realizar todas sus actividades escolares y para estudiar en grupo.

    • Hábitos y actitudes generales de trabajo: Conductas inestables que pueden darse unas veces y otras no.

    Estos hábitos pueden convertirse en conductas adecuadas, conductas inadecuadas que afectan el rendimiento académico o en conductas que no afectan el rendimiento. Depende del estudiante, el uso frecuente que le dé a sus hábitos. Por lo general, el estudiante desconoce cuáles hábitos afectan su rendimiento, ya sea porque se haya vuelto una costumbre o porque simplemente le gusta estudiar así.

    Los estudiantes tienen hábitos y actitudes de estudios que son perjudiciales para su desarrollo académico. Éstos se convierten en conductas que afectan el rendimiento académico. Es necesario que estas conductas sean mejoradas a tiempo, permitiéndole al estudiante avanzar con eficacia en su proceso de aprendizaje.

    Los hábitos y las actitudes inadecuadas son conductas más propias de sujetos con bajo rendimiento académico. Mientras que los hábitos y las actitudes adecuadas son conductas más propias de sujetos con un buen rendimiento académico.

  • Habilidades de estudio.

  • Definimos las habilidades de estudio como el uso efectivo de habilidades apropiadas para realizar una tarea de aprendizaje. En otras palabras, un estudiante que tiene buenas habilidades de estudio puede realizar satisfactoriamente una tarea de aprendizaje mediante el uso de las habilidades apropiadas de un modo efectivo. Un estudiante cuyas habilidades de estudio son pobres, puede realizar la misma tarea de aprendizaje usando técnicas inadecuadas, o bien usando las técnicas adecuadas pero de una manera poco efectiva.

    Importancia de las habilidades de estudio: En el proceso de aprendizaje rige un principio similar. Tradicionalmente, el maestro era considerado como el elemento más importante de la enseñanza. Pero él no puede aprender por el alumno. El aprendizaje se produce en la cabeza del aprendiente, no en la del docente. El maestro sólo puede aportar las condiciones se aprendizaje que facilitan el proceso; el resto depende del estudiante. El estudiante debe usar habilidades apropiadas para aprender; en caso contrario, el aprendizaje no se producirá. Un ejemplo obvio es el de la habilidad de estudio que consiste en prestar atención: si el alumno no lo hace, el aprendizaje es imposible.

    Muchos estudiantes no se dan cuenta de que están usando técnicas para realizar su aprendizaje, pero eso no disminuye la importancia de ellas. Los alumnos pueden mejorar su desempeño académico usando habilidades de estudio que apuntalen los esfuerzos didácticos de sus maestros.

    Para decir en forma simple, las habilidades de estudio son importantes porque ayudan a los estudiantes a aprender. También los ayudan a desarrollar progresivamente un aprendizaje independiente.

    Thomas y Rohwer plantean este tema de esta manera:

    En los primeros grados, los maestros por lo general informan a los alumnos qué es lo que se supone que deben saber o deben poder hacer en una prueba. Pero con la transición a la escuela secundaria, y de allí en adelante, los criterios de estudio se convierten cada vez más en un secreto. Así, estudiar se convierte en una sofisticada tarea de detección para un pequeño número de “buscadores de indicios”, pero pueden convertirse en una adivinanza o automatismo ciego para la mayoría.

    El resultado de la adivinación o del automatismo ciego, derivado de las malas técnicas de estudio, pueden llegar a traducirse en un fracaso académico, o en una disminución de los contenidos de la materia de modo tal que se reduzca la necesidad de aprendizaje independiente.

    Entre las habilidades que un estudiante debe saber están: El proceso de resumen de un texto, la preparación de un examen, cómo presentar un trabajo escrito y saber planear y evaluar el proceso de estudio de si mismo.

    Según el estudiante tenga en cuenta o no estás habilidades, se podrá afirmar que:

    • Estudia mal: Cuando no cumple con los procesos de estudio requeridos como: preparar un examen con anticipación, tener una planificación del tiempo, poseer un lugar de estudio con los elementos necesarios.

    • Estudia Regular: Cuando el uso de las habilidades es rara vez, no se tiene una usanza frecuente. El estudiante realiza algunos procesos de estudio, pero hay olvida otros, haciendo que el estudio no sea del todo eficaz.

    • Estudia Bien: Si el estudiante se apropia de los procesos de estudio, toma apuntes en clase y se esmera por aprender comprensivamente, teniendo en cuenta conceptos básicos de cómo leer un libro, realizar un trabajo, preparar un examen, etc.

  • Técnicas de estudio.

  • Técnicas de estudio: Las técnicas de estudio, que junto con el método o estrategias proporcionan, en cualquier circunstancia o problema del mismo estudio, una solución rápida y eficaz.

    La incapacidad por parte del estudiante para usar los instrumentos de trabajo intelectual, o sea, el desconocimiento casi total de las técnicas, se agrava con el mal uso de las poquísimas formas operativas. La lectura, la clase y los apuntes, la reflexión y las formas clasificatorias, la observación y los exámenes, etc., son procesos que por lo general están viciados de inconsistencia.

    Pero este problema es apenas una consecuencia obvia ya que, por una parte, estas escasas técnicas no están orientadas ni integradas hacia un método de estudio racional; y por otra parte, en la mayor parte de los casos sólo se refieren a algunos aspectos aislados de desarrollo manual, levemente aprendidos y después poco a nada practicados.

    Para el estudiante la sola percepción memorística de lo que se estudia ha de bastar para el logro profesional. Por esto algunos estudiantes no pretenden en ningún caso utilizar técnicas que les ayuden a estudiar, pues creen que al usarlas pierden un tiempo que tal vez les serviría para aprender de memoria y sin más complicaciones.

    Esto debe ser un motivo de seria reflexión. Es cierto que el futuro profesional tendrá que recordar muchas cosas, pero también es cierto que tendrá que actuar de continuo ante circunstancias específicas, lo cual significa que tendrá que saber usar instrumentos técnicos, e inclusive en muchos casos tendrá que crear instrumentos adecuados a las circunstancias novedosas.

    El futuro profesional debe prepararse desde ahora para la acción efectiva posterior, mediante el uso correcto de técnicas, vale decir, mediante el uso de técnicas respaldadas con un método efectivo.

    Como se ha visto, las técnicas de estudio no pueden ir solas. El método y las técnicas se complementan para producir los efectos planteados. Si un estudiante posee un buen método, pero no conoce o no usa las técnicas, se ve imposibilitado para llevar a la práctica sus esquemas mentales y, por tanto, se creará una frustración. Si por el contrario conoce y pone en práctica las técnicas pero no tiene un método, sus acciones serán aisladas y poco inteligentes y su trabajo en general será desorganizado. En ambos casos, la productividad que se pretende no puede alcanzarse porque sencillamente se está trabajando a medias (Gall, Gall, Jacobsen y Bullock, 1994).

    Las mejores Técnicas de Estudio fracasan si el estudiante no encuentra suficiente motivación para concentrar su esfuerzo en aprender y estudiar. La falta de capacidad para motivarse es causa de bastantes fracasos escolares.

    Es necesario saber los factores importantes de las técnicas de estudio pues ellos son los principales variables para que éstas sean exitosas o no.

    ACTITUD ANTE EL ESTUDIO

    Hace referencia a si tiene buenos motivos para estudiar, que reconoce la importancia del estudio, del deber de estudiar. Esta escala trata de medir las actitudes del estudiante hacia el estudio en general y el profesorado en particular. Viene a indicar la existencia o no «ambiente interno» adecuado para poder estudiar. Asimismo indica la interiorización de motivaciones positivas que le impulsen a estudiar.

    AMBIENTE DE ESTUDIO

    Se refiere al sitio, postura, orden, silencio en el lugar de estudio. Esta escala trata de medir el ambiente externo indispensable para estudiar, como un condicionamiento externo. Viene a indicar la existen­cia o no de silencio y orden en el medio ambiente y en la imaginación de quien que estudia.

    PLANIFICACIÓN

    Hace referencia a la existencia de un horario de estudio y a su cumplimiento. Esta escala trata de medir cómo distribuye el joven el horario de sus ocupaciones de estudio, tanto a corto como a largo plazo. Viene a indicar la existencia o no de un plan de organización racional del tiempo dedicado al estudio personal. 

    En la planificación la adecuación de las actividades al tiempo disponible es muy importante. Para los que ingresan por primera vez y particularmente aquellos que provienen de pueblos o municipios rurales, encuentran dificultades para organizar su horario, muchos les queda desfasado: unas clases a las seis de la mañana y otras al atardecer. Esto les demanda mayor permanencia en la universidad y les trae implicaciones tanto positivas como desventajosas. El universitario tiene que pensar en administrar su tiempo eficientemente pues sólo así podrá alcanzar la meta deseada. Si no toma las precauciones debidas al respecto encontrará que se le esfuma improductivamente (Gómez Toro, 1985).

    MOTIVACIÓN

    Hace referencia al interés que se le presta al proceso de aprendizaje. Esta escala trata de medir si el estudiante se encuentra motivado por parte de la gente que lo acompaña, si sus anhelos y metas son lo demasiado activas como para motivarlo a estudiar. Viene a indicar la existencia o no de un proceso de motivación que le haga sentir afecto por el estudio, y no estudiar por obligación.

    CONCENTRACIÓN

    Hace referencia a la atención y concentración que pone en el estudio. Tiene problemas que le impiden concentrarse. Esta escala trata de medir la capacidad de concentración aplicada al estudio personal. Viene a indicar la existencia o no de preocupaciones que impiden concentrarse en el estudio o la intensidad y perseverancia y la atención voluntaria aplicada a los contenidos del estudio.

    CLASE

    Hace referencia al esfuerzo activo que pone en las clases, el aprovechamiento que se obtiene de ellas. Viene a indicar la existencia o no de esfuerzos para aprovechar los contenidos de enseñanza impartidos por el profesorado. 

    DEFENSIVIDAD 

    Viene a indicar el nivel de defensividad o actitud del sujeto para tratar de esconder ante el que lea sus respuestas, posibles deficiencias, es decir, de alguna manera la sinceridad con la que han sido contestadas las preguntas. Está será una variables que se tendrá en cuenta para la aplicación del cuestionario.

    No se quiso especificar sobre cuáles técnicas de estudio son las más apropiadas, ya que se encontró una gran bibliografía sobre esto y se tomó el tema desde un ángulo general. Esta información será revisada cuando se recolecten los datos de la investigación.

  • Diferencias y relaciones entre técnica, habilidades de estudio y estrategias de aprendizaje.

  • Distinguimos entre habilidades de estudio y técnicas de estudio ya que una técnica de estudio es un procedimiento particular utilizado para realizar una tarea de aprendizaje y una habilidad de estudio es la capacidad de usar esa técnica en forma apropiada y eficiente. También distinguimos entre habilidades de estudio y estrategias de estudio. Una habilidad de estudio se refiere a un aspecto particular de un proceso de estudio, mientras que una estrategia se refiere al conjunto del proceso. Por ejemplo, escribir un trabajo escolar requiere el uso de muchas habilidades. El uso de todas esas habilidades en la secuencia apropiada constituye una estrategia. Algunos educadores usan el término método de estudio para denominarlas.

    Cuando el estudiante utiliza uno o dos de estos tres términos no está garantizado que el proceso de aprendizaje y estudio sea tanto eficaz como duradero. Por eso es necesario que el estudiante de secundaria tenga en cuenta estas tres cláusulas de estudio y aprendizaje durante su proceso, pues del buen manejo que haga de ellas dependerá el éxito en todos sus estudios, especialmente en los superiores.


  • PROPUESTA METODOLOGICA

  • Tipo de estudio.

  • Se realizaría un estudio descriptivo transversal, para identificar los efectos del mal manejo de técnicas de estudio, habilidades de estudio y estrategias de aprendizaje en el momento de terminar la media vocacional e ingresar a un estudio superior, teniendo en cuenta las variables de nivel de escolaridad, edad, técnicas, habilidades y estrategias de estudio más utilizadas, no utilizadas; hábitos de estudio y estilos propios de estudio.

    Posteriormente sería analítico- correlacional puesto que se miraría la existencia de una relación entre las técnicas de estudio, habilidades de estudio y estrategias de aprendizaje de los estudiantes, teniendo en cuenta cada una de la variables establecidas.

  • Hipótesis.

  • En el 50% de los alumnos el autoconcepto y la autoeficacia incide en tener un buen rendimiento académico y en el éxito de sus estudios.

  • Hi. Los estudiantes que salen de la media vocacional e ingresan a un estudio superior presentan dificultad en distribuir el tiempo para realizar sus actividades de estudio.


  • Hi. Los alumnos de 11º no saben lo conceptos básicos sobre el manejo de la técnicas de estudio.

  • Hi. Los estudiantes de un nivel superior prefieren utilizar más el estilo reflexivo a la hora de estudiar.

  • Hi. Los estudiantes entre estudian escuchando música, viendo televisión u otros y por lo tanto no entienden lo que estudian pues tienen poca concentración.

  • Hi. Los estudiantes utilizan la memorización monótona para estudiar y muy pocos hacen uso de la memorización comprensiva.

  • Hi. A mayor cantidad de actividades escolares mayor necesidad de aprender y conocer técnicas, habilidades de estudio y estrategias de aprendizaje.

  • El 70% de los aprendices dudan de sus capacidades para realizar una actividad por lo tanto dedican poco tiempo a la semana para preparar sus actividades de estudio y exámenes.

  • Más del 50% de los estudiantes se sienten poco motivados a la hora de estudiar, estudian mal y presentan hábitos y actitudes inadecuadas.

  • Hi. Las mujeres dedican más tiempo a estudiar que los hombres y tienen mayor conocimiento de las técnicas y habilidades de estudio que se deben tener en cuenta para estudiar.

  • Variables.

  • Para responder la inquietud principal, se miraría entonces variables tales como:

    • La edad: puesto que es posible la existencia de diferencias en la utilización de técnicas, habilidades de estudio, de pensamiento y de aprendizaje de los jóvenes de 13 años a los jóvenes de 16 años que apenas van cursando la básica de bachillerato y no tienen definido el ingreso a un estudio superior. Por esto la unidad de estudio comprendería estudiantes entre los 16 y 19 años ya que son las edades en que la mayoría termina el bachillerato e ingresa a un estudio superior.

    • El nivel de escolaridad: será tenida en cuenta porque es la principal fuente de información en donde el estudiante aplica sus conocimientos.

    • Las técnicas, habilidades de estudio y estrategias de aprendizaje más utilizadas y menos utilizadas: es importante porque esto influye en el proceso de aprendizaje de cada estudiante, ya que se puede saber muchas técnicas pero no aplicarlas o viceversa.

    • Estilos de aprendizaje: Ayudan a explicar el aprendizaje y difieren en cada persona. Cada estudiante adopta su propio estilo de estudiar así utilice o no las habilidades y técnicas de estudio.

    • Hábitos de estudio: Así como se tiene un estilo propio para estudiar, se adquieren hábitos por medio de la repetición. Puede que varios tengan el mismo hábito de estudio pero con su sello personal, quiero decir con su estilo propio de estudiar.

    • Autoeficacia y Autoconcepto: Se tendrá este aspecto presente ya que el estudiante duda sobre sus capacidades e inteligencia viéndose afectado el proceso de aprendizaje. Se evaluarán por separado de las estrategias de aprendizaje ya que estos dos aspectos son demasiados importantes como para sintetizarlos.

    La conceptualización de las variables serán expuestas en la Tabla 1.

    TABLA 2. Variables

    NOMBRE

    DEFINICIÓN

    NATURALEZA

    NIVEL DE MEDICIÓN

    CATEGORIZACIÓN

    1. Autoconcepto

    El pensamiento que tiene una persona de sí misma relacionado con la forma como se autoevalúa

    Cualitativa

    Nominal

    Alto

    Bajo

    2. Autoeficacia

    Confianza y convicción que tiene la persona de que es posible alcanzar metas.

    Cualitativa

    Nominal

    Alto

    Bajo

    3. Estilos de Aprendizaje

    Los Estilos de Aprendizaje pueden variar a lo largo de la vida o en función de las tareas.

    Cualitativa

    Nominal

    Serán descritas en las variable siguientes:

    3.1 Estilo Activo

    Implicación activa y sin prejuicios en nuevas experiencias.

    Cualitativa

    Nominal

    No

    3.2 Estilo Pragmático

    Experimentación y aplicación de las ideas.

    Cualitativa

    Nominal

    No

    3.3 Estilo Reflexivo

    Observación de las experiencias desde diversas perspectivas. Prioridad de la reflexión sobre la acción.

    Cualitativa

    Nominal

    No

    3.4 Estilo Teórico

    Enfoque lógico de los problemas. Integración de la experiencia dentro de teorías complejas.

    Cualitativa

    Nominal

    No

    4. Hábitos de estudio

    Conducta que se adquiere a través de la repetición

    Cuantitativa

    Nominal

    Conductas Adecuadas - inadecuadas.

    5. Estrategias de Aprendizaje

    El proceso de aprendizaje, de cómo la información es obtenida, almacenada en la memoria y traída de la memoria.

    Cualitativa

    Nominal

    Serán medidas según los resultados de la prueba de las técnicas de estudio, habilidades de estudio, autoconcepto y autoeficacia.

    6.Habilidades de Estudio

    Son las destrezas que el alumno tienen para estudiar.

    Cualitativa

    Nominal

    Estudia mal

    Estudia regular

    Estudia bien

    7. Técnicas de estudio

    Conjunto de reglas o métodos que los estudiantes deben tener en cuenta para poder tener un estudio eficaz.

    Cualitativa

    Nominal

    Si

    No

    8. Edad

    Años cumplidos

    Cuantitativa

    Continua

    En años: 16, 17, 18, 19.

    9. Escolaridad

    Nivel educativo que tiene en el momento

    Cuantitativa

    Continua

    Por Nivel: 11° y primer semestre de un nivel superior.

    10. Género

    Tipo o clase al que pertenece la persona

    Cualitativa

    Nominal

    Femenino, Masculino.

  • Diseño del proyecto.

  • El fenómeno de investigación es no experimental ya que no se manipularán las variables, tan solo se observará y se recolectarán datos para obtener unos resultados sin que éstas sean alteradas y sin intervenir en su desarrollo.

    El diseño del proyecto será transversal e implicará descripción de variables y correlaciones. La recolección de datos será en un solo lapso de tiempo por medio de unos cuestionarios específicos que se le aplicarán a dos grupos de estudiantes, se asociarán unas variables con otras y los resultados de los cuestionarios. Se indagará la incidencia y los valores en que se manifiesta una o más variables.

  • Determinación del universo.

  • Consiste en la selección de algunas unidades de estudio de una población definida. En este caso sería la selección de una muestra en una institución educativa con estudiantes que se encuentren cursando 11°, que oscilen entre los 16 y 19 años y estudiantes de una institución de un nivel superior que se encuentren cursando el primer semestre de cualquier carrera, que oscilen entre 16 y 19 años.

    Para el proyecto se escogió la Institución Educativa Marco Fidel Suárez de Bello para los estudiantes de grado 11 y la institución de nivel superior será el Instituto Metropolitano de Educación (IME).

  • Tamaño muestral:

  • Participarán en el estudio un total de 60 estudiantes según la distribución que se puede ver en la Tabla 3. La muestra consta de 4 grupos divididos así: 15 hombres y 15 mujeres estudiantes del último curso de la media vocacional y 15 hombres, 15 mujeres estudiantes de primer semestre de un nivel superior sin importar la carrera.

    TABLA 3. Distribución de la muestra

    HOMBRES

    MUJERES

    Estudiantes de la Institución Educativa Marco Fidel Suárez de 11º

    15 (25%)

    15 (25%)

    Estudiantes del Instituto Metropolitano de Educación de primer semestre de cualquier carrera.

    15 (25%)

    15 (25%)

    Tal y como queda reflejado en la Tabla 3, empleamos un diseño factorial 2x2 con dos variables entre estudiantes: nivel de escolaridad (media vocacional, nivel superior) y género (masculino, femenino). Empleamos este diseño porque no se podían mezclar las variables, debido a que el estudio busca medir a hombres y mujeres por separado. Para luego establecer relaciones y diferencia entre el nivel de escolaridad.

  • Sesgo de la información.

  • Se busca impedir el sesgo o la información inadecuada que pueda proceder de los cuestionarios sometiéndolos a un preensayo o prueba piloto, que consiste en aplicar los cuestionarios mencionados a una proporción de personas que cumplan las características requeridas para la investigación (variables sociodemográficas). Esto permitirá omitir las preguntas no claras o repetidas. En el caso en el que no se tenga completo éxito en la investigación se notificará las posibles razones por las que los datos puedan haber sido objeto de sesgo o parcialidad.

  • Procedimiento de recolección de datos.

  • Para la recopilación de datos se tendrán en cuenta los procedimientos que permiten obtener una información sistemática de la unidad de análisis. El principal procedimiento utilizado será los cuestionarios escritos, que consisten en un instrumento de recopilación de datos en el que se presentan preguntas por escrito a los investigados, los cuales contestan también por escrito. Por medio de la observación también podremos dar aclaración a nuestras hipótesis y obtener unos resultados que nos orienten hacia lo que estamos buscando.

    La manera de aplicar los cuestionarios sería reuniendo simultáneamente en un lugar a todo o a una parte de las personas a interrogar, dependiendo de la cantidad de interrogados, y hacer que éstos llenen los cuestionarios (autoaplicación).

  • Plan de recopilación de datos.

  • Pueden distinguirse tres etapas:

    • Autorización de proseguir: Para la elaboración de cualquier investigación se debe obtener el consentimiento de los individuos del lugar donde haya de realizarse el proyecto. Los pasos a seguir en la presente investigación son:

    • Aprobación del Proyecto.

    • Solicitud de autorización por parte de las directivas de la institución por medio de una carta (petición escrita).

    • Petición a los estudiantes seleccionados por medio de una carta en la que se incluirían los objetivos y contenidos de la investigación, una aclaración de que la participación será voluntaria y también donde se le asegura confidencialidad de los datos que aporten.

    • Se hará un compromiso por parte de los autores de devolución de la información a todos los implicados (institución, estudiantes)

    • Recopilación de los datos: Para cumplir con esta etapa se hará una división de tareas, las cuales serán realizadas a lo largo de la investigación.

    TABLA 4. Distribución de tareas

    TAREA

    REALIZADA POR

    Elaboración de cuestionarios

    Investigador principal

    Prueba piloto - Preensayo

    Investigador principal

    Aplicación de cuestionario de estilos de aprendizaje

    Investigador principal

    Aplicación de cuestionario de hábitos de estudio

    Investigador principal

    Aplicación de cuestionario de habilidades de estudio

    Investigador principal

    Aplicación de cuestionario de técnicas de estudio y estrategias de aprendizaje

    Investigador principal

    Aplicación de cuestionarios de autoconcepto y autoeficacia.

    Investigador principal

    • Instrumentos: Para la recolección y la evaluación de la información necesaria se pretende utilizar una serie de cuestionarios que incluirían las variables antes mencionadas.

    • Tramitación de los datos: En este punto se tendrá en cuenta los siguientes aspectos:

    • La verificación de los datos: Que los datos recopilados estén completos, esto se hace cuando las personas investigadas que respondan los cuestionarios los devuelvan.

    • Numeración de los cuestionarios: Esto se hace antes y después de la aplicación, para la verificación y la organización de los cuestionarios.

  • Instrumentos de medición.

  • Cuestionario de Autoconcepto (C. A. C.): La prueba C. A. C. está construida con base en una escala tipo Likert, con opciones de respuesta de 1 a 5, que permiten evaluar el Autoconcepto.

    Para el Autoconcepto, la media es 67.5, con una desviación estándar de 12.3. El límite superior es 79.9 y el límite inferior es 55.2. Si la persona tiene un puntaje superior a 79.9, se dice que su nivel de Autoconcepto es alto. Si tiene un puntaje entre 67.6 y 79.8, el Autoconcepto es medio - alto (se encuentra en la media con tendencia a alto). Si el puntaje está entre 67.5 y 55.3, el nivel de Autoconcepto es medio - bajo (se encuentra en la media con tendencia a bajo). Y si el porcentaje es inferior a 55.2, el nivel de Autoconcepto es bajo.

    El cuestionario de Autoconcepto (C. A. C.) garantiza una confiabilidad del 91%, cuantificada por el método de Cronbach.

    Cuestionario de Autoeficacia (C. A. E.): La prueba C. A. E. fue desarrollada teniendo en cuenta los planteamientos de Albert Bandura sobre la Autoeficacia, definida ésta como la Confianza y la Convicción de que es posible alcanzar los resultados esperados. Fue estandarizada por Bach, Gómez y Ramírez en 1989. Garantiza una confiabilidad del 85%, cuantificada por el método de Cronbach, y con una consistencia interna para cada ítem igual o superior a 0.45%. Consta de 23 ítems, construida con base en la escala Likert, y con opciones de respuesta de 1 a 5.

    Los baremos de referencia para la calificación del cuestionario C. A. E., son los siguientes: la media es 93.26, con desviación estándar de 13.19. El límite superior es 106.46, y el límite inferior es 80.07. Si la persona obtiene un puntaje superior a 106.46, su nivel de Autoeficacia es alto. Si obtiene un puntaje entre 93.27 y 106.45, se dice que el nivel de Autoeficacia está en la media con tendencia a alta. Si obtiene un puntaje entre 93.26 y 80.08, se dice que el nivel de Autoeficacia está en la media con tendencia a bajo. Y si el puntaje es inferior a 80.07, se dice que tiene un nivel de Autoeficacia baja.

    Cuestionario de Estilos de Aprendizaje (C. E. A.): La prueba C. E. A. fue creada por Catalina M. Alonso, Domingo J. Gallego y Peter Honey en la Universidad de Deusto en 1988. Su nombre original es Cuestionario Honey- Alonso de Estilos de Aprendizaje (CHAEA).

    El cuestionario tiene dos opciones de respuesta SI (1) y No (0), que permiten evaluar los Estilos de Aprendizaje (Estilo Activo, Reflexivo, Teórico y Pragmático). De los ítems 1 a 20 se mide el Estilo Activo, de los ítems 21 a 40 mide el Estilo Reflexivo, de los ítems 41 a 60 mide el Estilo Teórico y de los ítems 61 a 80 el Estilo Pragmático.

    Para el Estilo Activo, la media es de 10.7 y la desviación estándar es de 9.3, en el Estilo Reflexivo, la media es de 15.37 y la desviación estándar es de 4.63, para el Teórico, la media es de 11.3 y la desviación estándar es de 8.7, y para el pragmático la media es de 12.1 y su desviación es de 7.9.

    En la Tabla 5, podemos observar como se calificará la preferencia para cada Estilo de Aprendizaje.

    TABLA 5. Baremos del Cuestionario de Estilos de Aprendizaje

    Preferencia MUY BAJA

    Preferencia BAJA

    Preferencia MODERADA

    Preferencia ALTA

    Preferencia MUY ALTA

    Preferencia MEDIA

    Activo

    0-6

    7-8

    9-12

    13-14

    15-20

    10.7

    Reflexivo

    0-10

    11-13

    14-17

    18-19

    20

    15.37

    Teórico

    0-6

    7-9

    10-13

    14-15

    16-20

    11.3

    Pragmático

    0-8

    9-10

    11-13

    14-15

    16-20

    12.1

    El cuestionario de Estilos de Aprendizaje (C. E. A.) garantiza una confiabilidad del 90%, cuantificada por el método de Cronbach.

    Cuestionario de Hábitos de Estudio (C. HA. E.): Este es un cuestionario de Hábitos de Estudio creada por Hilbert Wrenn. El cuestionario consta de 28 ítems, cada uno de 3 posibilidades de respuesta: Rara vez o nunca lo hago, A veces lo hago, A menudo o siempre lo hago. Está dividido en cuatro áreas que son: 1-5 hábitos para leer y tomar apuntes, 6-9 hábitos de concentración, 10-17 distribución del tiempo y relaciones sociales durante el estudio, 18-28 hábitos y actitudes generales de trabajo.

    Dentro de la calificación se consideran signos positivos y negativos. El positivo indica hábito o actitud adecuada, y el negativo indica hábito o actitud inadecuada. Además existen puntajes que se denominan ponderados, tienen la finalidad de indicar cual es el nivel de proporción en el que se presenta el hábito o la actitud en determinado grupo de sujetos, de buen rendimiento o de bajo rendimiento. Por ejemplo entre un puntaje 7 con signo positivo y otro con 13 positivo, el segundo por ser mayor es el mejor. El puntaje 0 dentro de la calificación, significa que no es hábito o actitud inadecuada, ni tampoco adecuada porque pertenece por igual tanto a los sujetos de bajo rendimiento como a los de buen rendimiento.

    Por cada ítem hay 3 puntajes, uno para cada posibilidad de respuesta. Hay que tener presente que: Hábitos inadecuados= Puntajes negativos de los extremos, Actitudes inadecuadas= Puntajes negativos del centro. Luego de obtener los puntajes se ve en el baremo correspondiente si es que perjudica o no el rendimiento académico.

    Cuestionario de Habilidades de Estudio (C. H. E): El cuestionario consta de 48 ítems divididos así: Procesos generales de estudio (1-9), ¿Cómo leo un texto o documento? (10-13), ¿Cómo tomo apuntes? (14-22), ¿Cómo elaboro un resumen? (23-29), ¿Cómo preparo un examen? (30-42), ¿Cómo realizo un trabajo escrito? (43-48).

    Sólo se calificará las respuestas negativas, si tiene menos de 27 No, estudia mal; si tiene entre 28 y 32 No, estudia regular; si tiene entre 33 y 37 No, estudia bien; si tiene entre 38 y 42 No, estudia bastante bien; si obtiene entre 43 y 48 No, estudia Muy bien.

    Para contestar las preguntas se diseñó una hoja de respuesta que nos facilite el análisis de los datos.

    Cuestionario de Técnicas de estudio y Estrategias de Aprendizaje (C. T. E y C, ES. A): El cuestionario consta de 80 ítems los cuales presenta aleatoriamente los siguientes aspectos: Actitud ante el estudio, ambiente de estudio, planificación, método de estudio, concentración, clase y defensividad.

    El cuestionario tiene una hoja de respuestas dividida según los aspectos a evaluar. Allí el estudiante coloca N si respuesta es No y S si su respuesta es si. La calificación se hará según las respuestas de los estudiantes, luego se comparara con el baremo establecido y se obtendrá la puntuación final.

    En este cuestionario calificaremos las técnicas utilizadas por el estudiante y se relacionarán según la frecuencia como estrategias para el aprendizaje.

  • Consideraciones Éticas.

  • Se solicitará autorización a todos los implicados para la realización de la investigación. Los procedimientos de investigación no ocasionarán daños físicos o emocionales. No se violará el derecho de intimidad de los informadores, evitando plantear preguntas delicadas o teniendo acceso a registros donde figuran datos personales, también publicando sólo información que la institución y los investigados autoricen. Se respetará valores, tradiciones o tabúes culturales.

  • Procedimiento de análisis de datos.

  • Para el análisis de los resultados se contará con la ayuda del programa informático Excel. Se codificaron todos lo cuestionarios antes de aplicarlos para hacer más fácil su análisis, se crearon archivos de base datos en donde la información quede mejor guardada. También contaremos con archivos para la elaboración de gráficas que nos permita visualizar mejor los resultados arrojados por los cuestionarios.


  • RESULTADOS

  • En primer lugar mostraremos los resultados de los alumnos(as) que cursan un estudio superior en primer semestre, posteriormente pasaremos a exponer los de 11º de bachillerato y finalmente nos centraremos en los contrastes entre los dos niveles de estudio, en aquellas variables que consideramos de interés. En los anexos podemos observar mejor los resultados por medio de gráficas, que nos presentan mejor los análisis. Así mismo será más fácil comprender las comparaciones y relaciones que se realizaran con cada nivel de escolaridad.

  • Resultados de los cuestionarios aplicados a estudiantes de un nivel superior.

  • Para la aplicación de los diferentes cuestionarios, se escogió una institución de nivel superior técnica. La aplicación se realizó en el Instituto Metropolitano de Educación, a estudiantes de primer semestre de cualquier carrera. El análisis que presentaremos, se realizará comparando los resultados entre hombres y mujeres.

    CUESTIONARIO DE AUTOEFICACIA (CAE)

    En la Tabla 6, podemos ver los resultados del Cuestionario de Autoeficacia.

    TABLA 6. Resultados del Cuestionario de Autoeficacia aplicado a estudiantes de un nivel superior.

    Mujeres

    Bajo

    Medio

    Medio-alto

    Alto

    8

    5

    1

    1

    53,3%

    33,3%

    6,7%

    6,7%

    Hombres

    Bajo

    Medio

    Medio-alto

    Alto

    6

    4

    4

    1

    40,0%

    26,7%

    26,7%

    6,7%


    Los estudiantes presentan autoeficacia baja en ambos géneros. En las mujeres, podemos ver que el 53,3% (8 de 15) presentan autoeficacia baja y tan sólo un 6,7% (1 de 15) presenta autoeficacia medio- alta. En los hombres el número es menos ya que un 40% (6 de 15) presentan autoeficacia baja y a comparación de las mujeres un 26,7% (4 de 15) presentan autoeficacia medio- alta. Tanto hombres como mujeres dudan de sus capacidades para realizar una actividad, ya que los resultados obtenidos apuntan a que un mayor número de estudiantes tienen autoeficacia baja.

    CUESTIONARIO DE AUTOCONCEPTO (CAC)

    En la Tabla 7, podemos ver los resultados del Cuestionario de Autoconcepto.

    TABLA 7. Resultados del Cuestionario de Autoconcepto aplicado a estudiantes de un nivel superior.

    Mujeres

    Bajo

    Medio

    Medio-alto

    Alto

    2

    10

    3

    0

    13,3%

    66,7%

    20,0%

    0,0%

    Hombres

    Bajo

    Medio

    Medio-alto

    Alto

    4

    4

    6

    1

    26,7%

    26,7%

    40,0%

    6,7%

    La Tabla 7 observamos, como en las mujeres, un 66,7% (10 de 15) presentan un autoconcepto medio, en los hombres un 40% (6 de 15) están en medio- alto. Estas cifras nos arrojan que los hombres tienen mejor autoconcepto que las mujeres, pero que no alcanza a llegar al alto. Por eso estimamos, que en ambos géneros, todavía hay dudas sobre sí mismo ya que los resultados en autoconcepto alto fueron muy deficientes: en las mujeres ninguna tienen autoconcepto alto y en los hombres sólo uno presenta esto. Es importante anotar, que el autoconcepto puede afectar a los estudiantes a la hora de estudiar, ya que todo depende de cómo me vea a mi mismo frente a lo que estoy haciendo.

    CUESTIONARIO DE HÁBITOS DE ESTUDIO (CHAE)

    En la Tabla 8, observamos que ambos géneros presentan conductas inadecuadas que afectan el rendimiento académico. En mujeres 9 de 15 presentan conductas inadecuadas y en los hobmres8 de 15. Esto quiere decir que poseen hábitos de estudio poco recomendables para aprender como: leer en voz alta, pensar en otras cosas mientras se estudia o no dedicarle tiempo al estudio por tener exceso de vida social (bailes, citas, paseos, etc.)

    TABLA 8. Resultados del Cuestionario de Hábitos de estudio aplicado a estudiantes de un nivel superior

    Mujeres

    Conductas adecuadas

    Conductas inadecuadas

    que afectan el rendimiento

    6

    9

    40,0%

    60,0%

    Hombres

    Conductas adecuadas

    Conductas inadecuadas

    que afectan el rendimiento

    7

    8

    46,7%

    53,3%

    CUESTIONARIO DE HABILIDADES DE ESTUDIO (CHE)

    TABLA 9. Resultados del Cuestionario de Habilidades de estudio (CHE) aplicado a estudiantes de un nivel superior.

    Mujeres

    Estudia mal

    Estudia regular

    Estudia bien

    No responde

    8

    3

    1

    3

    53,3%

    20,0%

    6,7%

    20,0%

    Hombres

    Estudia mal

    Estudia regular

    Estudia bien

    No responde

    8

    2

    3

    2

    53,3%

    13,3%

    20,0%

    13,3%

    Se puede decir que tanto hombres como mujeres estudian mal o no saben estudiar. Vemos como en ambos casos 8 estudiantes (53,3%) se encuentran en éste rango. En el rango estudia bien, podemos ver como 3 (20%) estudiantes hombres se encuentran en él y las mujeres tan sólo 1 (6,7%) estudia bien. Esto es preocupante ya que esto demuestra que nuestros estudiantes no están tomando las medidas necesarias para fortalecer su proceso de estudio.

    CUESTIONARIO DE TÉCNICAS DE ESTUDIO (CTE)

    TABLA 10. Resultados del Cuestionario de Técnicas de Estudio (CTE) aplicado a estudiantes de un nivel superior.

    Mujeres

    Bajo

    Medio

    Alto

    6

    9

    0

    40,0%

    60,0%

    0,0%

    Hombres

    Bajo

    Medio

    Alto

    6

    9

    0

    40,0%

    60,0%

    0,0%

    Los resultados de este cuestionario, para ambos géneros, arrojaron que las técnicas de estudio son rara vez utilizadas o casi nunca. Esto nos da a entender que los estudiantes de un nivel superior saben que son las técnicas de estudio, pero no las utilizan.

    CUESTIONARIO DE TÉCNICAS DE ESTUDIO DIVIDO POR ASPECTOS

    El cuestionario aplicado en este caso fue el mismo que el de las Técnicas de Estudio, el análisis se hizo tomando los aspectos que intervienen en un aprendizaje eficaz., mientras que el otro análisis se tomó más general.

    En la Tabla 11, podemos ver que el grado de defensividad en los hombres es alto por lo que faltó más sinceridad en las repuestas. Vemos como los hombres no tiene buen aprovechamiento en las clases, puede decirse que se aburren fácilmente en las clases, hablan mucho y no prestan atención, no hacen preguntas, etc. Se tiene un grado de concentración alto si el ambiente es favorable. La motivación es muy baja (un 46,7% de lo hombres respondieron esto o sea, 7 de 15) y esto puede afectar el proceso de aprendizaje, ya que la actitud hacia el estudio es alta (presenta el mismo porcentaje de la motivación), por lo tanto, les gusta estudiar siempre y cuando la clase sea interesante y los temas sean de su agrado. Es así que si no se tiene motivación estos aspectos pasan a segundo plano, pues el estudiante necesita ser estimulado constantemente en el estudio. El ambiente y la planificación son medio, se puede afirmar que saben de técnicas de estudio pero no saben cuándo y cómo usarlas.

    TABLA 11. Resultados del Cuestionario de Técnicas de Estudio divido por aspectos aplicado a estudiantes hombres de un nivel superior.

    Hombres

    Actitud para

    el estudio

    Ambiente

    Planificación

    Motivación

    Concentración

    Clase

    Grado de

    Defensividad

    Bajo

    3

    3

    5

    7

    5

    6

    0

    Medio

    5

    8

    8

    5

    4

    6

    6

    Alto

    7

    4

    2

    3

    6

    3

    9

    %

    Bajo

    20,0%

    20,0%

    33,3%

    46,7%

    33,3%

    40,0%

    0,0%

    Medio

    33,3%

    53,3%

    53,3%

    33,3%

    26,7%

    40,0%

    40,0%

    Alto

    46,7%

    26,7%

    13,3%

    20,0%

    40,0%

    20,0%

    60,0%

    En la Tabla 12, se pueden observar mejor los resultados arrojados en el Cuestionario de Técnicas de Estudio dividido por aspectos aplicado a estudiantes mujeres de un nivel superior.

    Se analiza el grado de defensividad de las mujeres dando como resultado el rango medio-alto. Faltó un poco más de sinceridad al responder las preguntas. Los elementos utilizados en la clase son medianamente buenos, por lo tanto se ve que se atiende a las explicaciones o se toma nota, aunque hay ocasiones en que eso no se hace. El grado de concentración a diferencia de los hombres es medio, puede afirmarse que se tiene buen manejo del tiempo y que se pueden concentrar fácilmente si el ambiente de estudio les favorece, pero se tiende a desconcentrarse fácilmente levantándose varias veces del puesto, hablando por teléfono o viendo televisión.

    A diferencia de los hombres, las mujeres presentan mayor motivación (hombres motivación baja con un 46,7% y las mujeres motivación media con un 53,3% o sea que 8 de 15 presentan motivación media), esto nos hace deducir que las mujeres en el proceso de estudio, presentan muchos anhelos que pueden convertirse en motivación, también puede haber apoyo familiar y acompañamiento constante por parte de los docentes.

    Las mujeres de un nivel superior, presentan al igual que los hombres una planificación media de las actividades, por lo tanto algunas veces se suele tener preparado todo lo que necesita para estudiar, para ir a clase, para hacer un examen, pero otras veces no estudia según un programa, sino que va improvisando teniendo que aplazar las tareas de cada día. El ambiente de estudio es muy bajo (53,3% más de la mitad de la muestra 8 de 15), suele estudiar tumbado en la cama o en un sofá, no tiene una habitación tranquila, sin ruidos, sin que le molesten cuando estudia.

    La actitud de estudio es medio-alta, se deduce que hay un constante sube y baja de pensamientos: algunas veces piensa que le gustaría mejor trabajar y otras veces piensa que estudiar es lo mejor para salir de la mediocridad. Pero, a pesar de estos resultados, las estudiantes mujeres tienen muy buenas bases para estudiar, les falta tomar más decisiones respecto a su proceso de estudio, ya que la motivación es alta pero la actitud hacia el estudio las desanima, ya sea por pereza o porque ciertos temas no les agrada.

    TABLA 12. Resultados del Cuestionario de Técnicas de estudio divido por aspectos aplicado a estudiantes mujeres de un nivel superior.

    Mujeres

    Actitud para

    el estudio

    Ambiente

    Planificación

    Motivación

    Concentración

    Clase

    Grado de

    Defensividad

    Bajo

    3

    8

    4

    5

    1

    4

    0

    Medio

    6

    5

    10

    8

    9

    8

    7

    Alto

    6

    2

    1

    2

    5

    3

    8

    %

    Bajo

    20,0%

    53,3%

    26,7%

    33,3%

    6,7%

    26,7%

    0,0%

    Medio

    40,0%

    33,3%

    66,7%

    53,3%

    60,0%

    53,3%

    46,7%

    Alto

    40,0%

    13,3%

    6,7%

    13,3%

    33,3%

    20,0%

    53,3%

    CUESTIONARIO DE ESTILOS DE APRENDIZAJE (CEA)

    El Cuestionario de Estilos de Aprendizaje, tuvo cuatro divisiones que se presentarán a continuación: Estilo Activo, Estilo Reflexivo, Teórico y Pragmático. Cada uno de los cuatro Estilos representa una preferencia específica a la hora de abordar el proceso de aprendizaje. Estos son los resultados obtenidos:

    Estilo Activo: Tanto hombres como mujeres de un nivel superior tienen una preferencia moderada por el Estilo Activo (para ambos la respuesta fue 6 de 15 que representa el 40%). Vemos que las mujeres 4 de ellas tienen preferencia alta, mientras que en los hombres ninguno. Con esto deducimos que el género femenino tienden a ser más abiertos de mente y se centran mucho en sus relaciones de grupo. En los hombres esto no es tan importante, ni tan frecuente; se tiene otras preferencias.

    TABLA 13. Resultados del Estilo Activo en hombres y mujeres de un nivel superior.

    Estilo Activo

    Mujeres

    Muy baja

    Baja

    Moderada

    Alta

    Muy alta

    1

    3

    6

    1

    4

    6,7%

    20,0%

    40,0%

    6,7%

    26,7%

    Hombres

    Muy baja

    Baja

    Moderada

    Alta

    Muy alta

    5

    1

    6

    3

    0

    33,3%

    6,7%

    40,0%

    20,0%

    0,0%

    Estilo Reflexivo: Las mujeres tienen favoritismo moderadamente baja por este estilo, cada una con 40% (6 de 15) de la muestra. Mientras que en los hombres la preferencia es muy baja, quiere decir que no se presenta una inclinación por este estilo. Los resultados arrojados en las mujeres, podemos admitir que disfrutan observando a los demás y les gusta escuchar para después sacar conclusiones.

    TABLA 14. Resultados del Estilo Reflexivo en hombres y mujeres de un nivel superior.

    Estilo Reflexivo

    Mujeres

    Muy baja

    Baja

    Moderada

    Alta

    Muy alta

    1

    6

    6

    2

    0

    6,7%

    40,0%

    40,0%

    13,3%

    0,0%

    Hombres

    muy baja

    baja

    moderada

    alta

    muy alta

    7

    2

    5

    1

    0

    46,7%

    13,3%

    33,3%

    6,7%

    0,0%

    Estilo Teórico: La predilección en las mujeres por este estilo es muy alta ya que 9 mujeres (más de la mitad de la muestra) presentan esto. Mientras que en los hombres la preferencia es muy baja con un 33,3% (5 de 15). Con los resultados que re presentaron en las mujeres, podemos decir que en sus observaciones son muy profundas y racionales. Lo cual nos da a entender que son bastante objetivas.

    TABLA 15. Resultados del Estilo Teórico en hombres y mujeres de un nivel superior.

    Estilo Teórico

    Mujeres

    Muy baja

    Baja

    Moderada

    Alta

    Muy alta

    1

    2

    9

    1

    2

    6,7%

    13,3%

    60,0%

    6,7%

    13,3%

    Hombres

    muy baja

    baja

    moderada

    alta

    muy alta

    5

    3

    4

    2

    1

    33,3%

    20,0%

    26,7%

    13,3%

    6,7%

    Estilo Pragmático: En los resultados de los hombres se presentó una ambigüedad, ya que se tiene tanto preferencia alta como muy baja. Podemos deducir de esto que la presencia de este estilo no es muy constante y se tiende a estar en constante cambio. En las mujeres este estilo es de presencia moderada, aunque se presenta un igual porcentaje en las respuestas muy alta y muy baja; entonces inducimos que la presencia de este estilo es ocasional ya que se está en continuo cambio. Es decir, que según la situación les gusta actuar rápidamente y con seguridad con aquellas ideas y proyectos que les atraen, igualmente algunas veces se pueden presentar un poco impacientes con aquellas personas que son muy analíticas.

    TABLA 16. Resultados del Estilo Pragmático en hombres y mujeres de un nivel superior.

    Estilo Pragmático

    Mujeres

    Muy baja

    Baja

    Moderada

    Alta

    Muy alta

    3

    2

    5

    2

    3

    20,0%

    13,3%

    33,3%

    13,3%

    20,0%

    Hombres

    muy baja

    baja

    moderada

    alta

    muy alta

    5

    3

    1

    5

    1

    33,3%

    20,0%

    6,7%

    33,3%

    6,7%

    Como pudimos observar en los resultados, los hombres presentan muy poca preferencia por los estilos de aprendizaje ya que los porcentajes en los cuatro fueron muy bajos. Pero notamos que hay mayor presencia del estilo activo (40% de los estudiantes lo prefieren, o sea 6 de 15) que de los otros. Es así, como el género masculino de un nivel superior, en muchas ocasiones implementa el estilo activo en su proceso de aprendizaje. Es decir, busca grupos para estudiar, son muy sociables, les gusta aprender de los demás y también exponer sus ideas.

    En las mujeres, se pudo ver que hay una preferencia moderada por todos los estilos de aprendizaje. Esto es muy productivo a la hora de estudiar, ya que lo óptimo sería tener la mayor preferencia en los cuatro Estilos. Significa que se podría aprender en cualquier circunstancia. Pero en este género también se presenta un mayor porcentaje por un estilo, que es el estilo teórico (60% de las estudiantes lo prefieren, o sea 9 de 15). Entonces, se deduce que, en sus observaciones y teorías prima la objetividad y el análisis. Esto en el proceso de aprendizaje puede traer dificultades, ya que el estilo teórico es muy rechazado en los grupos de estudio, por lo tanto se tiende a estudiar la mayoría de veces individualmente, porque está de por medio el perfeccionismo, un poco de egoísmo y autoritarismo.

    Pero las mujeres en su proceso de estudio pueden tener ventaja sobre los hombres, debido a que su preferencia por los otros estilos es más alta que el del género masculino (tiende más por el activo). Lo que mejoraría el aprendizaje en los estudiantes, sería la convergencia entre estilos y aptitudes hacia el estudio; ambos favorecen el éxito en el aprendizaje y en la consecución de objetivos vitales.

  • Resultados de los cuestionarios aplicados a estudiantes de 11º de bachillerato.

  • Para la aplicación de los diferentes cuestionarios, se escogió una institución de nivel superior técnica. La aplicación se realizó en la Institución Educativa Marco Fidel Suárez de Bello, a estudiantes de último grado de la media vocacional (11º). El análisis que presentaremos, se realizará comparando los resultados entre hombres y mujeres.

    CUESTIONARIO DE AUTOEFICACIA (CAE)

    En la Tabla 17, podemos ver los resultados del Cuestionario de Autoeficacia, en estudiantes hombres y mujeres de 11º de bachillerato.

    TABLA 17. Resultados del Cuestionario de Autoeficacia aplicado a estudiantes de 11º de bachillerato.

    Mujeres

    Bajo

    Medio

    Medio-alto

    Alto

    4

    6

    5

    0

    26,7%

    40,0%

    33,3%

    0,0%

    Hombres

    Bajo

    Medio

    Medio-alto

    Alto

    3

    7

    3

    2

    20,0%

    46,7%

    20,0%

    13,3%

    Como podemos ver que las mujeres presentan una autoeficacia media con un 40% (6 de 15 estudiantes mujeres presentaron esto) y los hombres también presentan una autoeficacia media con una 46,7% (7 de 15). Esto nos da entender que, en ambos géneros se tiene confianza en el momento de realizar una actividad. En las mujeres, el rango medio-alto tiene un mayor número de presencia, ya que cinco estudiantes presentan este rango, mientras que en los hombres solo tres lo presentan. Es así, como las mujeres a diferencia de los hombres, tienen mayor capacidad de confianza en si mismas y en momentos de dificultad, se encuentran solución más rápido.

    CUESTIONARIO DE AUTOCONCEPTO (CAC)

    En la Tabla 18, podemos ver los resultados del Cuestionario de Autoconcepto. Se muestra que en ambos casos el autoconcepto es medio con un 53,3% (8 de 15, más de la mitad de la muestra). El rango medio-alto tiene mayor presencia en los hombres que en las mujeres. Por lo tanto, se puede decir que los hombres tienen una mejor imagen de si mismos, aunque en las mujeres el autoconcepto no está mal. Esto en el proceso de aprendizaje, ayuda a que haya mejor aceptación de los cambios, se tenga mejor autoestima, generando así, un mejor rendimiento académico.

    TABLA 18. Resultados del Cuestionario de Autoconcepto aplicado a estudiantes de 11º de bachillerato.

    Mujeres

    Bajo

    Medio

    Medio-alto

    Alto

    3

    8

    3

    1

    20,0%

    53,3%

    20,0%

    6,7%

    Hombres

    Bajo

    Medio

    Medio-alto

    Alto

    1

    8

    6

    0

    6,7%

    53,3%

    40,0%

    0,0%

    CUESTIONARIO DE HÁBITOS DE ESTUDIO (CHAE)

    En la Tabla 19, se presentan mejor los resultados arrojados por este cuestionario. Tanto en hombres como en mujeres los resultados son bastante preocupantes, ya que la presencia de conductas inadecuadas que afectan el rendimiento académico es bastante alta. En las mujeres 11 de 15 presentan esta conductas y en los hombres13 de 15. Esto nos da a entender que, hombres y mujeres que están en 11º de bachillerato, poseen hábitos de estudio inadecuados como no manejar los nervios en el momento de un examen, leer en voz alta, levantarse frecuentemente del lugar de estudio.

    TABLA 19. Resultados del Cuestionario de Hábitos de estudio aplicado a estudiantes de 11º de bachillerato.

    Mujeres

    Conductas adecuadas

    Conductas inadecuadas

    que afectan el rendimiento

    4

    11

    26,7%

    73,3%

    Hombres

    Conductas adecuadas

    Conductas inadecuadas

    que afectan el rendimiento

    2

    13

    13,3%

    86,7%

    CUESTIONARIO DE HABILIDADES DE ESTUDIO (CHE)

    Los resultados arrojados en este cuestionario fueron: Las mujeres presentan habilidades de estudio regulares, pero podemos ver que en los rangos estudia mal y estudia regular hay un equilibrio, por lo tanto no se puede decir que estudian del todo mal o del todo bien. Las mujeres de 11º de bachillerato se encuentran en equilibrio, se quiere decir, que todavía hay habilidades de estudio que se pueden mejorar para que el proceso de estudio y aprendizaje sea eficiente.

    En los hombres los resultados definitivamente son devastadores: 12 estudiantes de 15 estudian mal, no presentan las suficientes habilidades de estudio que satisfagan las necesidades del estudiante a la hora de estudiar. Se podría decir que hay una mayor posibilidad, de que los estudiantes hombres de 11º de bachillerato deserten de sus estudios por esta razón.

    TABLA 20. Resultados del Cuestionario de Habilidades de estudio (CHE) aplicado a estudiantes de 11º de bachillerato.

    Mujeres

    Estudia mal

    Estudia regular

    Estudia bien

    6

    7

    2

    40,0%

    46,7%

    13,3%

    Hombres

    Estudia mal

    Estudia regular

    Estudia bien

    12

    2

    1

    80,0%

    13,3%

    6,7%

    CUESTIONARIO DE TÉCNICAS DE ESTUDIO (CTE)

    En ambos géneros la utilización y el conocimiento de las técnicas de estudio es medio. Se presenta el mismo porcentaje para ambos, esto nos da a entender que a medida que se estudia se hace uso de algunas técnicas como tomar notas en clase, concentrarse. Los estudiantes hombres y mujeres de 11º de bachillerato, conocen las técnicas de estudio, aunque no las utilizan con frecuencia.

    TABLA 21. Resultados del Cuestionario de Técnicas de Estudio (CTE) aplicado a estudiantes de 11º de bachillerato.

    Mujeres

    Bajo

    Medio

    Alto

    5

    9

    1

    33,3%

    60,0%

    6,7%

    Hombres

    Bajo

    Medio

    Alto

    6

    9

    0

    40,0%

    60,0%

    0,0%

    CUESTIONARIO DE TÉCNICAS DE ESTUDIO DIVIDO POR ASPECTOS

    TABLA 22. Resultados del Cuestionario de Técnicas de Estudio divido por aspectos aplicado a estudiantes hombres de 11º de bachillerato.

    Hombres

    Actitud para

    el estudio

    Ambiente

    Planificación

    Motivación

    Concentración

    Clase

    Grado de

    Defensividad

    Bajo

    5

    8

    9

    5

    5

    3

    4

    Medio

    4

    7

    4

    7

    8

    8

    10

    Alto

    6

    0

    2

    3

    2

    4

    1

    %

    Bajo

    33,3%

    53,3%

    60,0%

    33,3%

    33,3%

    20,0%

    26,7%

    Medio

    26,7%

    46,7%

    26,7%

    46,7%

    53,3%

    53,3%

    66,7%

    Alto

    40,0%

    0,0%

    13,3%

    20,0%

    13,3%

    26,7%

    6,7%

    El grado de defensividad de los hombres de 11º de bachillerato es medio bajo, lo cual nos hace decir que hubo sinceridad en las respuestas del cuestionario. Las actitudes en la clase es media, esto quiere decir se atiende a clase, se aprovecha las explicaciones del profesor para mejorar los conocimientos. La concentración también es media, lo cual tiene que ver con la clase, ya que si se tiene una buena actitud en la clase es porque hay concentración. Esto es importante si el alumno de verdad quiere mejor su rendimiento académico. La motivación para los hombres de 11º de bach1llerato es media, inducimos que se tiene un acompañamiento por parte de la familia y profesores durante el proceso de estudio y por eso la actitud hacia el estudio es alta, pues la motivación influye mucho en cómo ve el estudiante su estudio. El ambiente y la planificación son muy bajas, lo cual es perjudicial en el proceso de estudio, porque se suele estudiar tumbado en la cama o en un sofá, pierde tiempo buscando el material de estudio porque no está en su sitio o dedica tiempo a otras cosas que le hacen descuidar el tiempo que deberla dedicar al estudio. El estudiante al no tener una planificación, tendera a una desorganización de las actividades y a no aprovechar el tiempo.

    TABLA 23. Resultados del Cuestionario de Técnicas de estudio divido por aspectos aplicado a estudiantes mujeres de 11º de bachillerato.

    Mujeres

    Actitud para

    el estudio

    Ambiente

    Planificación

    Motivación

    Concentración

    Clase

    Grado de

    Defensividad

    Bajo

    1

    7

    6

    2

    8

    5

    1

    Medio

    5

    6

    8

    6

    4

    6

    11

    Alto

    9

    2

    1

    7

    3

    4

    3

    %

    Bajo

    6,7%

    46,7%

    40,0%

    13,3%

    53,3%

    33,3%

    6,7%

    Medio

    33,3%

    40,0%

    53,3%

    40,0%

    26,7%

    40,0%

    73,3%

    Alto

    60,0%

    13,3%

    6,7%

    46,7%

    20,0%

    26,7%

    20,0%

    Las mujeres al igual que los hombres, presentaron un nivel de defensividad media, lo cual significa que hubo sinceridad al responder las preguntas. Los elementos utilizados para la clase tienen una frecuencia de uso de media, con esto inducimos que hombres y mujeres de 11º de bachillerato, tienen buena actitud en clase. Al contrario de los hombres, la concentración de las mujeres es baja, lo cual nos hace decir que hay factores en el estudio que influyen para que no se preste atención cuando se estudia por ejemplo: retrasa el momento de ponerse a estudiar o al estudiar está pendiente de otras cosas. Esto tiene que ver con el ambiente de estudio, porque si no se tiene un buen lugar de estudio es más fácil que se presenten distracciones. La motivación al igual que los hombres es alta, por eso se tiene una buena actitud hacia el estudio. Al contrario de los hombres, las mujeres presentan mejor planificación, o sea, se tiene un buen manejo del tiempo, se cumple con las actividades propuestas.

    Las Técnicas de Estudio en hombres y mujeres de 11º de bachillerato, son utilizadas según la motivación y la actitud hacia el estudio. Esto nos quiere decir, que los estudiantes saben que son las técnicas de estudio, pero las circunstancias no les favorece, ya sea porque no se tenga un lugar apropiado de estudio o porque en la clase la metodología y los temas de estudio no sean lo suficientemente llamativos para el aprendiz.

    CUESTIONARIO DE ESTILOS DE APRENDIZAJE (CEA)

    Estilo Activo: Las mujeres presentan una preferencia moderada (8 de 15) por el estilo activo, en los hombres también a preferencia es moderada (6 de 15). Aunque el porcentaje de preferencia en las mujeres es más alta que en los hombres. Con esto podemos decir, que un porcentaje de hombres y mujeres son muy sociables y les gusta el trabajo inmediatamente y no a largo plazo.

    TABLA 24. Resultados del Estilo Activo en hombres y mujeres de 11º de bachillerato.

    Mujeres

    Muy baja

    Baja

    Moderada

    Alta

    Muy alta

    0

    0

    8

    2

    5

    0,0%

    0,0%

    53,3%

    13,3%

    33,3%

    Hombres

    Muy baja

    Baja

    Moderada

    Alta

    Muy alta

    0

    1

    6

    5

    3

    0,0%

    6,7%

    40,0%

    33,3%

    20,0%

    Estilo Activo: La preferencia por este estilo es mayor en las mujeres, la presencia de este estilo es moderadamente alta (14 de 15), mientras que en los hombres la preferencia es igual pero con un porcentaje más bajo (12 de15). Con esto deducimos que, en el proceso de estudio, los estudiantes tienden a escuchar para luego sacar sus propias conclusiones.

    TABLA 25. Resultados del Estilo Reflexivo en hombres y mujeres de 11º de bachillerato.

    Mujeres

    Muy baja

    Baja

    Moderada

    Alta

    Muy alta

    0

    1

    9

    5

    0

    0,0%

    6,7%

    60,0%

    33,3%

    0,0%

    Hombres

    Muy baja

    Baja

    Moderada

    Alta

    Muy alta

    2

    1

    10

    2

    0

    13,3%

    6,7%

    66,7%

    13,3%

    0,0%

    Estilo Teórico: En este estilo, mujeres y hombres tienen una presencia moderadamente alta. En las mujeres el 80% (12 de 15) lo prefieren y en los hombres 11 de 15. Se deduce que en el momento de estudiar se tiende a ser analítico y se es muy organizado en el momento de expresar las ideas. En el aprendizaje esto puede ser un poco problemático, porque se puede llegar a ser perfeccionista ocasionando que los demás lo rechacen. Este rechazo se podría producir, pues en un grupo de estudio las ideas de todos se deben aceptar y llegar a un acuerdo común, mientras que el perfeccionista solo acepta sus propias ideas. Por eso esta clase de personas son muy egocentristas.

    TABLA 26. Resultados del Estilo Teórico en hombres y mujeres de 11º de bachillerato.

    Mujeres

    Muy baja

    Baja

    Moderada

    Alta

    Muy alta

    1

    0

    6

    6

    2

    6,7%

    0,0%

    40,0%

    40,0%

    13,3%

    Hombres

    Muy baja

    Baja

    Moderada

    Alta

    Muy alta

    0

    2

    9

    2

    2

    0,0%

    13,3%

    60,0%

    13,3%

    13,3%

    Estilo Pragmático: Las mujeres tienen una preferencia alta por este estilo (6 de 15), en los hombres este mismo porcentaje se da pero con preferencia moderada. Es así como las mujeres les gusta experimentar con nuevos conocimientos y ser más realistas.

    TABLA 27. Resultados del Estilo Pragmático en hombres y mujeres de 11º de bachillerato.

    Mujeres

    Muy baja

    Baja

    Moderada

    Alta

    Muy alta

    1

    0

    4

    6

    4

    6,7%

    0,0%

    26,7%

    40,0%

    26,7%

    Hombres

    Muy baja

    Baja

    Moderada

    Alta

    Muy alta

    1

    1

    6

    2

    5

    6,7%

    6,7%

    40,0%

    13,3%

    33,3%

    Como pudimos observar en los resultados, los hombres presentan mayor presencia por el estilo reflexivo (66,7%), seguido por el teórico (60%), y por último están el activo y el pragmático cada uno con un 40%. Es así, como el género masculino de 11º de bachillerato, son más reflexivos que pragmáticos. Es decir, son prudentes y consideran todas las alternativas antes de dar un movimiento, recogen datos y los analizan antes de llegar a una conclusión, disfrutan observando la actuación de los demás, escuchan y no intervienen hasta que están seguros.

    En las mujeres, se pudo ver que hay una preferencia por el estilo reflexivo (60%), seguido por el activo (53,3%) y por último están el teórico y el pragmático (40%, 26,7% respectivamente). Los resultados muestran que tanto hombres como mujeres se inclinan por el estilo reflexivo, se deduce que es porque es el que mejor deja expresar las ideas, ser originales y estar constantemente en contacto con las personas. Esto es positivo en el proceso de estudio investigativo, pero en otras cosas puede ser negativo, se presentaría un bloqueo por parte del estudiante pues solo está acostumbrado a estudiar reflexivamente. Esto significa que no se podría aprender en cualquier circunstancia.

    Las mujeres presentan un estilo activo- teórico, según Alonso (1994), son incompatibles, pero se ha visto que si el estudiante sabe cuando utilizar cada estilo el proceso de estudio va a ser más eficiente. Los hombres presentan un estilo reflexivo- teórico, los cuales utilizan en su proceso de estudio para liderar un proyecto, pero pueden sentirse desconectado de los demás, porque son de estilos diferentes o porque los percibe intelectualmente inferiores.

  • Comparación de resultados de los cuestionarios aplicados a estudiantes de un nivel superior y 11º de bachillerato.

  • Se realizó una comparación entre los estudiantes de 11º de bachillerato y estudiantes de un nivel superior, para analizar como cambia la forma de estudiar en el momento en que se termina la media vocacional y se ingresa a un estudio superior. Para el análisis se tomaron los resultados finales de todos los cuestionarios, es decir, los resultados entre hombres y mujeres.

    CUESTIONARIO DE AUTOEFICACIA (CAE)

    En la Tabla 28, podemos ver los resultados del Cuestionario de Autoeficacia. En los resultados observamos como el nivel se autoeficacia en estudiantes de un nivel superior es bajo mientras que en los estudiantes de 11º de bachillerato es medio- alto. La autoeficacia cambia en el momento de terminar la media vocacional e ingresar a un estudio superior. Con esto podemos decir que hay factores que influyen en la autoeficacia como es la gran información y los grandes retos que se presentan en un estudio superior. Cuando tenemos una sobrecarga de actividades y no somos capaces de llevarlas todas a cabo, se empieza a dudar de las propias capacidades afectando el autoconcepto y el rendimiento académico.

    TABLA 28. Comparación de resultados del Cuestionario de Autoeficacia aplicado a estudiantes de un nivel superior y de 11º de bachillerato.

    Total y % en

    un Nivel Superior

    Total y % en 11º de

    bachillerato

    Bajo

    14

    46,7%

    7

    23,3%

    Medio

    9

    30,0%

    13

    43,3%

    Medio-alto

    5

    16,7%

    8

    26,7%

    Alto

    2

    6,7%

    2

    6,7%

    CUESTIONARIO DE AUTOCONCEPTO (CAC)

    En la Tabla 29, podemos ver los resultados del Cuestionario de Autoconcepto. El autoconcepto en los estudiantes de 11º de bachillerato es medio, en los estudiantes de un nivel superior también es medio con una mínima diferencia en los porcentajes, esto nos da a entender que la imagen que se tiene de cada uno, lo referente a la autoestima y otros aspectos como lo físico, psíquico e intelectual, no cambian en el momento en que se termina el colegio. Esto es muy positivo, ya que cuando se tiene una mayor exigencia en el estudio, se suele afectar mucho la autoestima y el valor del Yo. Por tal razón el autoconcepto nos ayuda a que el aprendizaje sea más fácil en cualquier circunstancia.

    TABLA 29. Comparación de resultados del Cuestionario de Autoconcepto aplicado a estudiantes de un nivel superior y de 11º de bachillerato.

    Total y % en un Nivel Superior

    Total y % en 11º de

    bachillerato

    Bajo

    6

    20,0%

    4

    13,3%

    Medio

    14

    46,7%

    16

    53,3%

    Medio-alto

    9

    30,0%

    9

    30,0%

    Alto

    1

    3,3%

    1

    3,3%

    CUESTIONARIO DE HÁBITOS DE ESTUDIO (CHAE)

    Los resultados arrojados por este cuestionario, nos mostraron que un 80% (24 de 30) de los estudiantes de 11º presentan conductas inadecuadas que afectan el rendimiento académico. En los estudiantes de un nivel superior el porcentaje es de 56,7% (17 de 30), lo cual nos indica que las conductas inadecuadas van disminuyendo a medida que se avanza en el estudio, a mayor exigencia menos conductas inadecuadas. Es el estudiante el que debe llegar a esta conclusión, a medida que se da cuenta que el modo de estudiar en un nivel superior no es igual al del colegio y que se debe tomar decisiones para cambiar lo que perjudique el aprendizaje y el estudio.

    TABLA 30. Comparación de resultados del Cuestionario de Hábitos de estudio aplicado a estudiantes de un nivel superior y de 11º de bachillerato.

    Total y % en un Nivel Superior

    Total y % en 11º de

    bachillerato

    Conductas adecuadas

    13

    43,3%

    6

    20,0%

    Conductas inadecuadas

    que afectan el rendimiento

    17

    56,7%

    24

    80,0%

    CUESTIONARIO DE HABILIDADES DE ESTUDIO (CHE)

    Alumnos de un nivel superior como los de 11º de bachillerato, estudian mal. El porcentaje para este último es de 60% (18 de 30), es mayor que los del nivel superior (16 de 30). Con esto deducimos que los estudiantes intentan adquirir habilidades de estudio que les ayude a mejorar su aprendizaje, pero no logran los resultados esperados. Por lo tanto, se estudia mal.

    TABLA 31. Comparación de resultados del Cuestionario de Habilidades de estudio (CHE) aplicado a estudiantes de un nivel superior y de 11º de bachillerato.

    Total y % en un

    Nivel Superior

    Total y % en 11º de

    bachillerato

    Estudia mal

    16

    53,3%

    18

    60,0%

    Estudia regular

    5

    16,7%

    9

    30,0%

    Estudia bien

    4

    13,3%

    3

    10,0%

    No responde

    5

    16,7%

    0

    0,0%

    CUESTIONARIO DE TÉCNICAS DE ESTUDIO (CTE)

    En ambos niveles de estudio la utilización de las técnicas de estudio es media. Esto nos quiere decir que, en ambos niveles de estudio hay un conocimiento de las técnicas de estudio para preparar un examen, tomar apuntes, presentar un trabajo, etc. Aunque esta utilización sea mediana, hay que pensar en como ir aumentando esto. A los estudiantes les falta más información de cómo estudiar haciendo uso de las técnicas adecuadas dependiendo de la actividad que se vaya a realizar.

    TABLA 32. Comparación de resultados del Cuestionario de Técnicas de Estudio (CTE) aplicado a estudiantes de un nivel superior y de 11º de bachillerato.

    Total y % en el Nivel Superior

    Total y % en 11º

    bachillerato

    Bajo

    12

    40,0%

    11

    36,7%

    Medio

    18

    60,0%

    18

    60,0%

    Alto

    0

    0,0%

    1

    3,3%

    CUESTIONARIO DE TÉCNICAS DE ESTUDIO DIVIDO POR ASPECTOS

    Se puede observa en la Tabla 33, como la actitud hacia el estudio es alto pero cuando se ingresa a un nivel superior disminuye. Para los estudiantes de 11º de bachillerato el 50% (15 de 30) tienen una buena actitud hacia el estudio, mientras que en los estudiantes de un nivel superior un 43,3% (13 de 30) lo tienen alto. Esto se debe a que la motivación también disminuye ya que en el colegio se tiene una motivación medio- alta y se pasa a una motivación medio-baja. Hay factores como la falta de acompañamiento que influyen en esto, las relaciones familiares y el proyecto de vida que se tenga también inciden en la motivación y en la actitud hacia el estudio.

    El ambiente para los estudiantes de 11º de bachillerato es bajo (50%) y se mejora cuando se cambia de nivel de estudio. Observamos como de bajo pasa a medio (con un porcentaje de 43,3%). El ambiente de estudio que se tiene mejora en el momento en que se sale del colegio y puede deberse a que se necesita un mejor acondicionamiento del lugar y una mayor concentración. Este último aspecto también mejora cuando se cambia de nivel de estudio pasa de bajo a medio. Es así como es el educando quien se da cuenta de que no puede seguir estudiando igual que en el colegio. Son las mismas circunstancias quien lo obligan a cambiar muchas cosas, pero otras como la actitud en la clase permanecen igual (la utilización de las técnicas de clase es media). Esto no afecta el proceso de estudio ya que ni disminuye ni aumenta.

    La planificación también mejora en el cambio de nivel de escolaridad. En los estudiantes de 11º la planificación es baja (50%, 15 de 30), mientras que en los del nivel superior es media (60%, 18 de 30). Con esto se nota el interés del estudiante por mejorar su rendimiento. Es aquí donde la exigencia, la cantidad de nuevos conocimientos y el factor tiempo, obligan al estudiante a cambiar por completo sus técnicas de estudio, para adquirir aquellas que lo ayuden a sacar provecho de sus capacidades y lo ayuden a manejar el tiempo de una manera eficaz. Obteniendo como resultados un proceso de aprendizaje bueno. Se nota como el grado de defensividad va creciendo a medida que se avanza en el nivel de estudio. Esto quiere decir que la persona coloca más barreras en el momento de responder una pregunta, ocultando las cosas que no quiere que las otras personas sepan.

    TABLA 33. Comparación de resultados del Cuestionario de Técnicas de Estudio divido por aspectos aplicado a estudiantes de un nivel superior y 11º de bachillerato.

    Total en un Nivel Superior

    Actitud para

    el estudio

    Ambiente

    Planificación

    Motivación

    Concentración

    Clase

    Grado de

    Defensividad

    Bajo

    6

    11

    9

    12

    6

    10

    0

    Medio

    11

    13

    18

    13

    13

    14

    13

    Alto

    13

    6

    3

    5

    11

    6

    17

    %

    Bajo

    20,0%

    36,7%

    30,0%

    40,0%

    20,0%

    33,3%

    0,0%

    Medio

    36,7%

    43,3%

    60,0%

    43,3%

    43,3%

    46,7%

    43,3%

    Alto

    43,3%

    20,0%

    10,0%

    16,7%

    36,7%

    20,0%

    56,7%

    Total en 11º de

    bachillerato

    Actitud para

    el estudio

    Ambiente

    Planificación

    Motivación

    Concentración

    Clase

    Grado de

    Defensividad

    Bajo

    6

    15

    15

    7

    13

    8

    5

    Medio

    9

    13

    12

    15

    12

    14

    21

    Alto

    15

    2

    3

    8

    5

    8

    4

    %

    Bajo

    20,0%

    50,0%

    50,0%

    23,3%

    43,3%

    26,7%

    16,7%

    Medio

    30,0%

    43,3%

    40,0%

    50,0%

    40,0%

    46,7%

    70,0%

    Alto

    50,0%

    6,7%

    10,0%

    26,7%

    16,7%

    26,7%

    13,3%

    CUESTIONARIO DE ESTILOS DE APRENDIZAJE (CEA)

    En nuestra muestra, al igual que en la del estudio de Alonso (1991), los estudiantes de último grado de la media vocacional prefieren un estilo de aprendizaje reflexivo, si bien es cierto que se muestran significativamente más teóricos y activos que en el citado estudio. Así, los resultados obtenidos por los alumnos en el estilo reflexivo fue de 63,3% (19 de 30). En los estudiantes de un nivel superior hay preferencia por el estilo teórico, seguido luego por el activo y el reflexivo. Es de notar como el estilo pragmático es de poca preferencia para cada grupo de estudiantes. Este estilo suele ser muy complicado para los estudiantes y no es muy utilizado.

    Hay diferencia en la preferencia de los estilos de aprendizaje, los estudiantes de 11º prefieren ser más conscientes a la hora de realizar un trabajo, pero les cuesta tomar la iniciativa o el liderazgo en una actividad, debido a que es el docente quien por lo general da las órdenes y se obedecen. Los estudiantes de un nivel superior son teóricos, lo cual se observa en las universidades e institutos de educación superior, pues el estilo teórico tiene mucho que ver con tratar con personas de igual nivel conceptual, y en las instituciones de educación superior, los estudiantes estudian con compañeros de igual carrera o afinidad, también se observa como la lógica hace parte de las estructuras de estudio. Al estudiante de nivel superior le gusta sentirse presionado intelectualmente, porque cuando se estaba en el colegio las opiniones de amigos que ya han salido les genera una idea de cómo es el estudio después de la media vocacional.

    La diferencia de estilos en cada nivel de escolaridad es notable, no se quiere decir que el estudiante cambie su estilo, pues también cabe la posibilidad de que siga con el mismo perfil que había adquirido en el colegio.

    TABLA 34. Comparación de resultados del Cuestionario de Estilos de Aprendizaje, aplicado a estudiantes de un nivel superior y 11º de bachillerato.

    TOTAL EN UN NIVEL SUPERIOR

    Estilo Activo

    Muy baja

    Baja

    Moderada

    Alta

    Muy alta

    6

    4

    12

    4

    4

    20,0%

    13,3%

    40,0%

    13,3%

    13,3%

    Estilo Reflexivo

    Muy baja

    Baja

    Moderada

    Alta

    Muy alta

    8

    8

    11

    3

    0

    26,7%

    26,7%

    36,7%

    10,0%

    0,0%

    Estilo Teórico

    Muy baja

    Baja

    Moderada

    Alta

    Muy alta

    6

    5

    13

    3

    3

    20,0%

    16,7%

    43,3%

    10,0%

    10,0%

    Estilo Pragmático

    Muy baja

    Baja

    Moderada

    Alta

    Muy alta

    8

    5

    6

    7

    4

    26,7%

    16,7%

    20,0%

    23,3%

    13,3%

    TOTAL EN 11º DE BACHILLERATO

    Estilo Activo

    Muy baja

    Baja

    Moderada

    Alta

    Muy alta

    0

    1

    14

    7

    8

    0,0%

    3,3%

    46,7%

    23,3%

    26,7%

    Estilo Reflexivo

    Muy baja

    Baja

    Moderada

    Alta

    Muy alta

    2

    2

    19

    7

    0

    6,7%

    6,7%

    63,3%

    23,3%

    0,0%

    Estilo Teórico

    Muy baja

    Baja

    Moderada

    Alta

    Muy alta

    0

    1

    14

    7

    8

    0,0%

    3,3%

    46,7%

    23,3%

    26,7%

    Estilo Pragmático

    Muy baja

    Baja

    Moderada

    Alta

    Muy alta

    2

    1

    10

    8

    9

    6,7%

    3,3%

    33,3%

    26,7%

    30,0%


  • DISCUSIÓN

  • Nuestro propósito principal en este estudio fue descubrir el mal manejo de las técnicas, habilidades de estudio y estrategias de aprendizaje con el fin de presentar información a la comunidad educativa en general y poder introducir modificaciones en el proceso educativo e inducir al alumno a tener más conciencia de su modo de estudiar. En las estrategias de aprendizaje tuvimos en cuenta los estilos de aprendizaje, la autoeficacia y el autoconcepto. Deducimos que estos factores influyen demasiado en el manejo o no de las técnicas y habilidades de estudio, ya que a medida que el alumno duda de sus capacidades, deja de tener confianza en si mismo, se empieza a juzgar mal; teniendo como consecuencia que su proceso de aprendizaje y estudio se ve afectado. Esto es debido a que por estar más pendiente de si mismo, olvida algunas formas adecuadas de estudiar, es allí donde algunos malos hábitos aparecen.

    Respecto a los estilos de aprendizaje, los estudiantes de la muestra de último grado de la media vocacional analizada presentan un perfil reflexivo. Sin embargo, y a diferencia de los resultados obtenidos por Alonso (1991), tal y como se señaló anteriormente, nuestros alumnos de 11º de bachillerato tienen también se inclinan por los estilos teórico y activo. No podemos explicar el motivo de estas tendencias. Pueden ser debidas al tamaño de la muestra empleado en la baremación, o bien, a cambios en la población de estudiantes de 11º de bachillerato dada la transformación experimentada que se realiza con el paso de los años en la educación del país otro factor que influye son los baremos de los cuestionarios. Se recomienda una revisión de los baremos. Al parecido ocurrió con los estudiantes de un nivel superior, sólo que en este caso se presentó una preferencia por el estilo teórico, y también una inclinación por el activo y el reflexivo.


    Teniendo en cuenta la circularidad inherente al estilo de aprendizaje, es de esperar que se empleen estilos distintos de acuerdo a la novedad del tema en estudio. Se presentó como era de esperar una diferencia entre los dos grupos, ya que el factor experiencia influyó.

    Con los estilos de aprendizaje logramos comprender la forma en que aprenden los estudiantes, para disponer de medias que favorezcan a los distintos alumnos su posibilidad de formarse más exitosamente como estudiantes que terminan la media vocacional y desean continuar con un estudio superior. Esta meta nos conduce a considerar la importancia de individualizar al máximo dichas oportunidades.

    Se desea que cada estudiante alcance una puntuación alta en los diferentes estilos; en una situación ideal se debería alcanzar una puntuación de veinte en cada uno de las distintas formas de aprender. A partir de los datos obtenidos es posible definir con claridad qué aspectos deben ser potenciados y sobre cuales se ha de trabajar. No obstante es preciso tener en cuenta que algunas de las afirmaciones expresadas en los distintos ítems que constituyen el cuestionario.

    A pesar de ser deseable, por razones de recursos, no siempre es posible hacer una adecuación del estilo de enseñanza a todos los grupos en todas las ocasiones. Habría que hacer el ajuste en función de las posibilidades y dentro de los objetivos que se persiguen. Dado el carácter mayoritariamente reflexivo de los alumnos, profesorado y grupo de estudiantes deberían tomar en consideración que un grupo mayoritariamente reflexivo aprende más a través de la observación, el intercambio con otras personas, si cuentan con el tiempo que les permita avanzar a su propio ritmo y pensar detenidamente, si tienen posibilidades de escuchar a otras personas, aún mejor, si pueden escuchar a una variedad de personas con diversidad de opiniones, si pueden investigar detenidamente, etc. (Alonso et al 2002).

    Puesto que el estilo personal de aprender afecta también a la demostración del aprendizaje alcanzado, para una mayoría de nuestros estudiantes son preferibles las pruebas en las que puedan llevar a cabo análisis detallados. Está descrita la relación entre la preferencia de aprendizaje del profesor y su estilo de enseñar. Si bien no existe acuerdo sobre la adecuación de hacer coincidir estilos de aprender entre profesores y alumnos (Alonso et al 2002), de modo que la actividad de unos modifique o potencie las características de los otros.

    En la Tabla 35, podemos observar lo bueno y lo malo de cada estilo de aprendizaje. Esto es de gran ayuda a los educadores para saber la forma de enseñar a cada estudiante. El aprendiz debe darse cuenta que la presencia muy marcada de un estilo puede traer muchas desventajas en el momento de querer aprender algo nuevo. Por eso, hay hacerle saber a los estudiantes la importancia de cada estilo, su significado, su utilización, etc.

    La primera conclusión general, que se desprende de estos resultados, es que el factor psicopedagógico que más peso tiene en la predicción del rendimiento académico, como era de esperar, es la autoeficacia y el autoconcepto. Por tanto, parece razonable hacer uso de instrumentos de metodología con el propósito de detectar posibles grupos de riesgo de fracaso escolar y, también, grupos protectores. Estos resultados sugieren que en la medida en que seamos capaces de modificar el factor de autoconcepto y autoeficacia, podremos hacer variar el rendimiento académico hasta en un 30% en alumnos de 11º de bachillerato y un 17% en los del nivel superior.

    TABLA 35. Métodos que ayudan y dificultan el aprendizaje según el Estilo de Aprendizaje.

    ESTILO

    COMO APRENDEN MEJOR

    POSIBLES DIFICULTADES

     

    ACTIVO

    Intentar cosas nuevas, nuevas Experiencia y oportunidades

    Competir en equipo

    Generar ideas sin limitaciones formales o de estructura

    Resolver problemas

    No tener que escuchar sentado una hora seguida

    Exponer temas con mucha carga teórica

    Asimilar, analizar e interpretar muchos datos que no están claros

    Trabajar en solitario

    Prestar atención a los detalles

    Escuchar sentado mucho tiempo sin participar

    Hacer un trabajo concienzudo

     

     

    REFLEXIVO

    Observar, escuchar, intercambiar opiniones con previo acuerdo

    Llegar a las decisiones a su propio ritmo. Tener tiempo para trabajar, trabajar concienzudamente

    Tener posibilidad de escuchar puntos de vista diversos. Estar con personas con diversidad de opiniones

    Actuar de líder, presidente, etc.

    No tener datos para sacar conclusiones

    Estar presionado por el tiempo

    Pasar rápidamente de una actividad a otra

     

     

     

    TEÓRICO

    Situaciones estructuradas que tengan una finalidad clara. Clases que insisten en la razón o la lógica, bien presentada y precisa.

    Inscribir todos los datos en un sistema, modelo, concepto o teoría. Tener la posibilidad de cuestionar. Que haya preguntas y respuestas. Poner a prueba métodos y lógica que sea la base de algo. Sentirse intelectualmente presionado. Enseñar a personas exigentes que hacen preguntas interesantes.

    Estar con personas de igual nivel conceptual

    Hacer algo sin una finalidad clara

    Participar en situaciones donde Predominen las emociones y sentimientos

    Las actividades no estructuradas

    Dudar si el tema es metodológicamente sólido

    Considerar que el tema es trivial, poco profundo o superficial

    Sentirse desconectado de los demás, porque son de estilos diferentes o porque los percibe intelectualmente inferiores

     

     

     

    PRAGMÁTICO

    Aprender técnicas para hacer las cosas con ventajas prácticas

    Adquirir técnicas inmediatamente aplicables en su trabajo

    Tener un modelo al que imitar

    Aplicar lo aprendido rápidamente

    Ver el nexo evidente entre el tema tratado y la oportunidad para aplicarlo

    Ver la demostración de un tema de alguien que tiene un historial reconocido

    Percibir muchos ejemplos o anécdotas

    visionar películas o vídeos que muestren como se hacen las cosas

    Concentrarse en cuestiones prácticas

    Recibir muchas indicaciones prácticas y técnicas. Tratar con expertos que saben o son capaces de hacer las cosas ellos mismos.

    Aprender lo que está distante de la realidad, teorías y principios generales

    Trabajar sin instrucciones claras de cómo hacerlo

    Percatarse de que el contenido no está relacionado con una necesidad inmediata o un beneficio práctico

    Comprobar que hay obstáculos para su aplicación

    Pensar que no hay una recompensa evidente por la actividad de aprender.

    En la Tabla 36, se presenta las edades de los estudiantes para cada grupo. La edad promedio de es de 16 - 18 años de edad, otros tienen menos de 15 o más de 19 años. Los estudiantes que salen del colegio y entran a un nivel superior, se encuentran cerca de los 17 años o ya los cumplieron. Se puede presentar dificultad cuando se cambia de nivel de estudio, porque a esta edad los conocimientos acerca de las técnicas de estudio, habilidades y estrategias de aprendizaje son muy pobres. Por eso pudimos observar en los resultados de los cuestionarios como los estudiantes siguen utilizando medianamente las técnicas de estudio cuando cambian de nivel, y se les presenta la necesidad de que sus habilidades de estudio aumenten y las conductas inadecuadas que afectan el rendimiento disminuyan.

    TABLA 36. Edades promedio en estudiantes de 11º de bachillerato y estudiantes de nivel superior.

    Edad

    15

    16

    17

    18

    +19

    Estudiantes 11º de bachillerato

    2

    23

    4

    1

    0

    Estudiantes de Nivel Superior.

    0

    1

    11

    7

    11

    Edad promedio

    16-18

    +19

    Estudiantes 11º de bachillerato

    28

    0

    Estudiantes de Nivel Superior.

    19

    11

    El mayor problema que se les presenta a los alumnos, es el manejo del tiempo. En el colegio se acostumbran a tener poco trabajo y a realizar un trabajo de un día para otro; en un estudio superior todo esto aumenta y se vuelve hasta inmanejable por eso muchos deciden cancelar la carrera y retirarse.

    Se recomienda, que en investigaciones posteriores, las pruebas sean experimentales en donde se aplique un pre-test y un post-test, para poder observar en cuales puntos claves el estudiante debe hacer énfasis para tener una mejor respuesta en su rendimiento académico y de estudio.


  • CONCLUSIONES

  • El estudiante presenta un mejor aprendizaje si la motivación intrínseca y extrínseca es adecuada. Esto puede influir en el rendimiento indirectamente, a través de su relación con la implicación cognitiva del alumno. A la vista de estos resultados parece que los programas de intervención para la mejora del estudio han de tener en cuenta dos aspectos fundamentales, que han quedado muchas veces relegados a un segundo término en aras de la enseñanza de "técnicas" para estudiar mejor.

    En primer lugar, no tiene sentido enseñarle al alumno habilidades técnicas si no se logra paralelamente que desarrolle una mayor capacidad de esfuerzo, persistencia, organización y aprovechamiento del tiempo. El implicarse en el estudio día a día, fijarse planes de estudio y cumplirlos, concentrarse y aprovechar el tiempo que se emplea en estudiar son requisitos esenciales para que las técnicas funcionen con eficacia.

    Por otro lado, las intervenciones para la mejora del estudio han de tener en cuenta la dimensión motivacional del alumno, que puede mediar entre el conocimiento de una estrategia y su puesta en práctica. Los alumnos difícilmente se implicarán en una tarea a través del uso de las estrategias más adecuadas si no valoran el aprendizaje. La necesidad que le surge al estudiante de mejorar o cambiar todo su proceso de aprendizaje es inminente a la gran demanda de información y exigencia por parte del estudio. Esto no se debería aplicar en el momento de cambiar de nivel de estudio, sino que desde el colegio se debe implementar medidas que vayan concientizando al alumno de las dificultades que se le pueden presentar afuera. Así el alumno no sale tan desubicado y puede adaptarse mejor a su nueva rutina de estudio.


    BIBLIOGRAFÍA

    ABARCA, Eduardo, SANJOSÉ, Vicente y SOLAZ, Juan José. Efectos de las adaptaciones textuales, el conocimiento previo y las estrategias de estudio en el recuerdo, la comprensión y el aprendizaje de textos científicos. Trabajo de grado. Universidad de Valencia. En: Infancia y Aprendizaje. España, No 67/ 68 (1994); p 75 - 90.

    ALONSO, C., GALLEGO, D., y HONEY, P. Los Estilos de aprendizaje. Procedimientos de diagnóstico y mejora. Ediciones Mensajero. Bilbao 1999.

    AVANZINI, Guy. Fracaso Escolar. Barcelona: Editorial Herder, 1969. 185p.

    BAKER, C. O y L. T. OGLE, comp. La Condición de la Educación Elementaria y Secundaria. Washington DC: U. S. Departamento de Educación, 1989. Vol. 1, 265p.

    BAKER, L, y BROWN, A. Metacognitive Skills and Reading. En: Libro de estudio de Investigación y Lectura. Editado por PEARSON, P.D, BARR, R, KAMIL, M. L, y MORENTHAL, P. New York: Longman, 1984. 156p.

    BANDURA, A y ADAMS, N. Analysis of self- efficacy theory of behavioral change. Cognitive Therapy and Research, 1977. p 1, 287- 310. Citado por PANTOJA, Luís y otros. Modificación de los hábitos de estudio a través de técnicas de autorregulación: estudio de un caso. Proyecto de Investigación. Universidad de Deusto. En: Infancia y Aprendizaje. España, No 42 (1988); p 97- 110.


    BARAHONA, Abel, BARAHONA, Francisco. Cómo Estudiar. Bogotá: IPLER Ltda., 1991.260p.

    BARAHONA, Abel, BARAHONA, Francisco. Método de Estudio. Nivel superior. Bogotá: Editorial IPLEK Ltda., 1982. 264p.

    BECK, Aaron T, FREEMAN, Arthur y Otros. Terapia Cognitiva de los Trastornos de la Personalidad. Paidós. Barcelona, 1995. 545p.

    BRUNET GUTIÉRREZ y DEFALQUE. Técnicas de lectura eficaz. España: Ed. Bruño, 1983. 253p.

    CANO, F., y JUSTICIA, F. Los estilos de aprendizaje en psicología y educación. En: Psicología de la Instrucción. Vol. 2: componentes cognitivos y afectivos del aprendizaje escolar. EUB. Barcelona, 1996.

    CASSANY, D. Enfoques didácticos para la enseñanza de la expresión escrita. Comunicación, Lenguaje y Educación. 1990. 6. pp. 63-80.

    COLEMAN, J.S., HOFFER, T y KILGORE, S. Logros en el Colegio. New York: Basic Books, 1982. 373p.

    CUENCA, Esteban y CUENCA, Fernando. Cómo estudiar con eficacia (Las claves del éxito académico y personal). España: Ed. Escuela Española, 1994. 165p.

    DUNN, K, y DUNN, R. dispelling Outmoded Beliefs about Student Learning. Educational Leadership, 1987, 44, 6: 55-61. Citado por citado por GALL, Md. GALL, Joyce. JACOBSEN, Dennis. BULLOCK, Terry. Herramientas para el aprendizaje. Argentina: Grupo Editor Aique, 1994. p 23.

    Enciclopedia de la Psicopedagogía y Psicología Océano. El aprendizaje. Ediciones Océano, S.A.

    ENTWISTLE, N. La compresión del aprendizaje en el aula. PAIDOS. Barcelona. 1988.

    FLAVELL, J. H. Metacognitive Aspects of Problem Solving. En: La Naturaleza de la Inteligencia, compilado por RESNICK, L. B, HILLSDATE. New York: Erlbaum, 1976. 251p.

    GALL, Md. GALL, Joyce. JACOBSEN, Dennis. BULLOCK, Terry. Herramientas para el aprendizaje. Argentina: Grupo Editor Aique, 1994. 275p.

    GARCÍA CARBONELL, R. Lectura rápida para todos (método completo de lectura veloz y comprensiva). Madrid: EDAF, 1990. 234p.

    GENOVARD, C., y GOTZENS, C. Psicología de la Instrucción. Santillana. Madrid. 1990.

    GÓMEZ TORO, María Elena y otros. Método para desarrollar la capacidad de aprender. Medellín: Ediciones Gráficas Ltda., 1985. 186p.

    GONZALEZ-PINEDA, J. Estilos cognitivos y de aprendizaje. En Psicología de la Instrucción. Vol. 2: componentes cognitivos y afectivos del aprendizaje escolar. EUB. Barcelona, 1996.

    GOOD, T. Y BROPHY, J. Psicología Educativa Contemporánea. McGraw- Hill. México. 1996.

    HERNÁNDEZ DÍAZ, Fabio. Metodología del Estudio: Cómo estudiar con rápidez y eficacia. Santa Fé de Bogotá: Mc Graw- Hill, 2000. p 18- 19.

    JIMÉNEZ GONZÁLEZ, Juan. Psicología de las dificultades de aprendizaje. España: s. n, 1999. 173p.

    JONES, B. F. Quality and Equality Through Cognitive Instruction, citado por GALL, Md. GALL, Joyce. JACOBSEN, Dennis. BULLOCK, Terry. Herramientas para el aprendizaje. Argentina: Grupo Editor Auque, 1994. p 37.

    LIMON, M. y CARRETERO, M. Aspectos Evolutivos y Cognitivos: adolescencia, Educación Secundaria Obligatoria y reforma educativa actual, 1995. En: Cuadernos de Pedagogía, 238, pp.39-41.

    MONEREO, C. Un estudio sobre la formación de profesores estratégicos: consecuencias conceptuales, metodológicas e institucionales. En Las estrategias de aprendizaje: procesos, contenidos e interacción. Barcelona: Ed. Domènech. pp. 149-168. Aprendo a pensar. Madrid: Ed. Pascal MONEREO, C., PIFARRÉ, M., Y PRATS, I. Pararse a pensar. Cuadernos de Pedagogía, 1993. 219. pp. 62-67.

    MONTANERO, Manuel, BLÁZQUEZ, Florentino y LEÓN, José Antonio. Enfoque de intervención psicopedagógica para la mejora de las capacidades de comprensión en la Educación Secundaria. Proyecto de Investigación. *Universidad de Extremadura. **Universidad Autónoma de Madrid. En: Infancia y Aprendizaje. España, Vol. 1, No 97 (2002); p 37- 52.

    MORENO, Carlos y PÉREZ, María Luisa. La incidencia de la toma de apuntes sobre el aprendizaje significativo. Un estudio en enseñanza superior. Proyecto de Investigación. Universidad Autónoma de Barcelona y Universidad de Girona. En: Infancia y Aprendizaje. España, No. 73 (1996); p 65- 86.

    NISBET, J. y SHUCKSMITH. Learning Strategies. London: Routledge and Kegan Paul. Citado por citado por GALL, Md. GALL, Joyce. JACOBSEN, Dennis. BULLOCK, Terry. Herramientas para el aprendizaje. Argentina: Grupo Editor Aique, 1994. p 23.

    PALLARES MOLINS, Enrique. Mejora tu modo de estudiar. España: Ediciones Mensajero, 1992. 215p.

    PALLARES MOLINS, Enrique. Técnicas de estudio y examen para universitarios. España: s. n, 1991. 168p.

    PANTOJA, Luís y otros. Modificación de los hábitos de estudio a través de técnicas de autorregulación: estudio de un caso. Proyecto de Investigación. Universidad de Deusto. En: Infancia y aprendizaje. España, No 42 (1988); p 97- 110.

    SALAS PARRILLA, M. Técnicas de estudio para enseñanzas medias y universidad. Madrid: Ed. Alianza, 1990. 273p.

    SERAFIN, M. Como se estudia. La organización del trabajo intelectual. Paidos. Barcelona. 1999.

    TAPIA, Alonso. Motivación y Aprendizaje en el aula. Cómo enseñar a pensar. Madrid: Santillana, 1994. 158p.

    TARPY, Roger M. Principios básicos del aprendizaje. Editorial Debate, 1975. 324p.

    THOMAS, J. W., y ROHWER, Jr. Academic Studying: The Role of Learning Strategies. Educational Psychologist, 1986. 21: 19- 41. Citado por GALL, Md. GALL, Joyce. JACOBSEN, Dennis. BULLOCK, Terry. Herramientas para el aprendizaje. Argentina: Grupo Editor Aique, 1994. p11.

    UBIETO, Agustín. Técnicas básicas para el estudio. Instituto de Ciencias de la España: Educación. Universidad de Zaragoza. 1999.

    VILLA, A. Cuestionario de autoconcepto para niños. Bilbao, Univ. De Deusto, 1981 (inédito).Citado por PANTOJA, Luís y otros. Modificación de los hábitos de estudio a través de técnicas de autorregulación: estudio de un caso. Proyecto de Investigación. Universidad de Deusto. En: Infancia y Aprendizaje. España, No 42 (1988); p 97- 110.

    WEINSTEIN, C. F., Y MAYER, R.F. The Teaching of Learning Strategies. En: Handbook of Research on Teaching. 3a. edición. Compilado por WITTROCK, M.C. New Cork: Macmillan, 1986. citado por GALL, Md. GALL, Joyce. JACOBSEN, Dennis. BULLOCK, Terry. Herramientas para el aprendizaje. Argentina: Grupo Editor Aique, 1994. p 23.

    WILSON, J. E. Implications of Learning Strategy Research and Training: What Is Has To Say to the Practitioner. En: Aprendizaje y Estudio de Estrategias, compilado por WEINSTEIN, C. E, GOETZ, E. T, y ALEXANDER, P. A. San Diego: Academia Press, 1988. 614p.

    http://educacion.idoneos.com/index.php/347734

    http://www.cipaj.org/doment65n.htm

    http://www.euroresidentes.com/colegio/tecnicas_de_estudio/tecnicas_de_estudio_index.htm

    http://www.lasalle.edu.co/~audiovis/textos_on_line/plan_institucional_desarrollo_2003_2010/proyecto_05.pdf Proyecto de Investigación de la Universidad de la Salle.

    http://www.monografias.com/trabajos14/decisiones-aprendizaje/decisiones-aprendizaje.shtml Aprendiendo Estrategias de Aprendizaje.

    http://www.rie.cl/?a=855 Pasos del método de estudio.

    http://www.xtec.es/~cdorado/cdora1/esp/free.htm Aprender A aprender, Carlos Dorado Perea. Universidad de Barcelona.


    ANEXOS

    Anexo A: Resultados de los diferentes cuestionarios por medio de representaciones gráficas.

    CUESTIONARIO DE AUTOCONCEPTO

    GRÁFICA 1.


    GRÁFICA 2.

    GRÁFICA 3.

    CUESTIONARIO DE AUTOEFICACIA

    GRÁFICA 4.

    GRÁFICA 5.

    GRÁFICA 6.

    CUESTIONARIO DE HÁBITOS DE ESTUDIO

    GRÁFICA 7.

    GRÁFICA 8.

    GRÁFICA 9.

    CUESTIONARIO DE HABILIDADES DE ESTUDIO

    GRÁFICA 10.

    GRÁFICA 11.

    GRÁFICA 12.

    CUESTIONARIO DE TÉCNICAS DE ESTUDIO

    GRÁFICA 13.

    GRÁFICA 14.

    GRÁFICA 15.

    CUESTIONARIO DE TÉCNICAS DE ESTUDIO DIVIDIDO POR ASPECTOS EN HOMBRES Y MUJERES

    GRÁFICA 16.

    GRÁFICA 17.

    GRÁFICA 18.

    GRÁFICA 19.

    CUESTIONARIO DE TÉCNICAS DE ESTUDIO COMPARACIÓN DE RESULTADOS EN DIFERENTE NIVEL DE ESTUDIO

    GRÁFICA 20.

    GRÁFICA 21.

    CUESTIONARIO DE ESTILOS DE APRENDIZAJE COMPARACIÓN DE GRÁFICAS EN DIFERENTE NIVEL DE ESTUDIO

    GRÁFICA 22.

    GRÁFICA 23.

    GRÁFICA 24.

    GRÁFICA 25.

    GRÁFICA 26.

    GRÁFICA 27.

    GRÁFICA 28.

    GRÁFICA 29.

    Anexo B: Carta de autorización y Carta al estudiante.

    Bello, de Mayo de 2005

    Doctor:

    Nicolás Restrepo

    Rector

    Institución Educativa Marco Fidel Suárez

    Bello

    Cordial Saludo:

    La presente es con el fin de solicitar autorización para realizar en la institución que usted dirige, mi trabajo de investigación “Mal manejo de Técnicas de Estudio, Habilidades de Estudio y Estrategias de Aprendizaje en el momento de terminar la Media Vocacional e ingresar a un Estudio Superior” con el fin de aportar a los estudiantes del IME una información global de cómo mejorar su estudio y poder realizar a futuro más proyectos de investigación.

    Con dicho proyecto se pretende contribuir a la comprensión básica acerca del manejo que le dan los estudiantes a las técnicas, habilidades de estudio y a las estrategias de aprendizaje, lo cual permita un conocimiento básico de éste aspecto que pueda ayudar a los alumnos y a la comunidad estudiantil en general a mejorar su nivel académico y modo de estudiar para estar mejor preparados al momento de ingresar a un nivel superior de educación obteniendo así grandes satisfacciones.

    Esperamos contar con su valiosa colaboración.

    Atentamente, ----------------------------------------------

    Ana Catalina López Ruiz

    T.I 870914- 65793

    CONSENTIMIENTO INFORMADO

    Queremos solicitar su autorización para la realización de esta investigación realizada por una estudiante de Administración Financiera y Sistemas Contables del Instituto Metropolitano de Educación (IME), con un propósito fundamental:

    Determinar el mal manejo de técnicas de estudio, habilidades de estudio y estrategias de aprendizaje en el momento de finalizar la media vocacional e ingresar a un estudio superior, lo cual permita un conocimiento básico de éste aspecto que pueda ayudar a los estudiantes y a la comunidad estudiantil en general a mejorar su nivel académico y modo de estudiar para estar mejor preparados al momento de ingresar a un nivel superior de educación obteniendo así grandes satisfacciones.

    Yo, ________________________________________, con C.C Número ____________ de __________, autorizo a Ana Catalina López Ruiz para que desarrollen en la INSTITUCIÓN EDUCATIVA MARCO FIDEL SUÁREZ de Bello su Investigación “Mal manejo de Técnicas de Estudio, Habilidades de Estudio y Estrategias de Aprendizaje en el momento de terminar la Media Vocacional e ingresar a un Estudio Superior”. Comprendo cuáles son sus objetivos al realizar la Investigación y el compromiso ético referente a la confidencialidad. También comprendo y estoy de acuerdo, que los resultados serán presentados a la institución de forma escrita, a las Directivas de la Institución Educativa y a los alumnos que van a colaborar con la Investigación, quienes se van a beneficiar con ella, ya que se mostrará los aspectos positivos y negativos que se obtengan de ésta.

    Dado en Medellín, a los ___ días del mes de __________ del año 2005

    Atentamente,

    __________________________________________________

    Rector C.C Nº _________________ de ______________

    MAL MANEJO DE TÉCNICAS DE ESTUDIO, HABILIDADES DE ESTUDIO Y ESTRATEGIAS DE APRENDIZAJE EN EL MOMENTO DE TERMINAR LA MEDIA VOCACIONAL E INGRESAR A UN ESTUDIO SUPERIOR.

    METODOLOGÍA DE LA INVESTIGACIÓN

    INSTITUTO METROPOLITANO DE EDUCACIÓN (IME)

    Joven estudiante:

    Queremos solicitar su colaboración para la realización de esta investigación realizada por una estudiante de Administración Financiera y Sistemas Contables del Instituto Metropolitano de Educación (IME), con un propósito fundamental:

    Determinar el mal manejo de técnicas de estudio, habilidades de estudio y estrategias de aprendizaje en el momento de finalizar la media vocacional e ingresar a un estudio superior, lo cual permita un conocimiento básico de éste aspecto que pueda ayudar a los estudiantes y a la comunidad estudiantil en general a mejorar su nivel académico y modo de estudiar para estar mejor preparados al momento de ingresar a un nivel superior de educación obteniendo así grandes satisfacciones.

    Le solicitamos dos favores: (1) contestar los cuestionarios individual y privadamente, con la mayor sinceridad posible para que las conclusiones reflejen realmente lo que se pretende estudiar, y (2) devolvernos los cuestionarios, puesto que requerimos del número total de ellos para que la muestra tenga validez como investigación. Los cuestionarios y la base de datos sólo serán manipulados por la investigadora.

    Los resultados generales serán entregados a la institución en forma impresa y se realizará una devolución oral a todos los involucrados.

    Agradecemos su atención, su tiempo y su veracidad.

    Atte. LA INVESTIGADORA

    Anexo C: Cuestionarios aplicados

    CUESTIONARIO DE AUTOCONCEPTO (CAC)

    Edad: _____ Género: _______________ Institución donde estudia: _______________________

    Este es un test que posibilita identificar la forma como usted se percibe a sí mismo. Para cada pregunta usted debe encerrar en un círculo un número de la columna de la derecha, la cual exprese mejor su actitud hacia la pregunta. Asegúrese de marcar la que usted actualmente cree o siente y no como cree que debería sentir. No es necesario pensar mucho. Trate de evitar lo “neutro” o la respuesta “tres”, tanto como le sea posible. Sólo utilice este número si usted realmente no puede decidir si está de acuerdo o no. Recuerde que no hay respuestas buenas o malas. Cuanto más sinceramente conteste, más útil será el test para usted.

  • MUY EN DESACUERDO

  • MODERADAMENTE EN DESACUERDO

  • NI DE ACUERDO, NI EN DESACUERDO

  • MODERADAMENTE EN ACUERDO

  • MUY DE ACUERDO

  • Pienso que estoy muy lejos del ideal de persona que quisiera ser 1 2 3 4 5 *

  • Me considero una persona poco madura 1 2 3 4 5 *

  • Casi nunca las cosas salen tan bien como quisiera 1 2 3 4 5 *

  • Me da dificultad reconocer que tengo cualidades 1 2 3 4 5 *

  • Soy demasiado exigente conmigo mismo. 1 2 3 4 5 *

  • Soy una persona feliz 1 2 3 4 5

  • Me siento inconforme con casi todo lo que hago 1 2 3 4 5 *

  • Cometo muchos errores 1 2 3 4 5 *

  • Me siento muy indeciso (a) ante la mayoría de situaciones de mi vida 1 2 3 4 5 *

  • Le doy mucha importancia a mis fracasos 1 2 3 4 5 *

  • Me considero una persona creativa 1 2 3 4 5 *

  • Soy una persona inteligente 1 2 3 4 5

  • A menudo actúo en forma torpe 1 2 3 4 5 *

  • Me critico demasiado a mí mismo (a) 1 2 3 4 5 *

  • Debo ser el (la) mejor en todo 1 2 3 4 5 *

  • Me considero una persona exitosa en la vida 1 2 3 4 5

  • Tengo mucho control sobre mi mismo 1 2 3 4 5

  • Soy una persona segura (a) de mi mismo 1 2 3 4 5

  • Pienso que soy original 1 2 3 4 5

  • CUESTIONARIO DE AUTOEFICACIA (CAE)

    Coloque una X en la letra de las cinco casillas que se encuentran al final de cada frase, según usted esté:

    5: Totalmente de acuerdo

    4: Parcialmente de acuerdo

    2: Parcialmente en desacuerdo

    1: Totalmente en desacuerdo

  • Soy capaz de resolver mis problemas. 1 2 3 4 5

  • Poseo las habilidades necesarias para comportarme en todas las situaciones. 1 2 3 4 5

  • Me resulta fácil enfrentarme a situaciones desconocidas. 1 2 3 4 5

  • Me es fácil aprender cosas nuevas en el estudio. 1 2 3 4 5

  • Si me lo propongo, logro mis objetivos. 1 2 3 4 5

  • Encuentro fácil superar los obstáculos. 1 2 3 4 5

  • Encararía tareas como armar un gran rompecabezas. 1 2 3 4 5

  • Soy muy persistente. 1 2 3 4 5

  • Prefiero tareas simples. 1 2 3 4 5 *

  • Poseo las capacidades necesarias para lograr metas importantes. 1 2 3 4 5

  • Algo aprendido en una situación me capacita para desempeñarme en diferentes

  • circunstancias. 1 2 3 4 5

  • Me rindo ante la primera dificultad en los trabajos. 1 2 3 4 5 *

  • Yo creo en mis propias capacidades. 1 2 3 4 5

  • Me rindo rápidamente en tareas que sean difíciles. 1 2 3 4 5 *

  • Soy incapaz de iniciar nuevos proyectos en mi vida. 1 2 3 4 5 *

  • Evito las cosas que no puedo hacer. 1 2 3 4 5 *

  • Procesos consecutivos me hacen dudar de mis capacidades. 1 2 3 4 5 *

  • Conocer que se debe hace, garantiza mi adecuado desempeño. 1 2 3 4 5

  • Soy competente en mi trabajo. 1 2 3 4 5

  • Tiendo a evitar situaciones en las cuales he fracasado o anteriormente. 1 2 3 4 5 *

  • El ver a alguien competente en una situación me permite creer que soy

  • igualmente capaz. 1 2 3 4 5

  • No creo tener las suficientes habilidades para enfrentar riesgos y

  • responsabilidades. 1 2 3 4 5 *

  • Tener que esforzarme más que los demás me hace dudar de mis

  • capacidades. 1 2 3 4 5 *

    CUESTIONARIO DE HÁBITOS DE ESTUDIO (CHAE)

    Este es un cuestionario que tiene por finalidad detectar los hábitos y actitudes inadecuados frente al estudio, con fines correctivos. Procure contestar no según lo que tendría o no tendría que hacer, o según lo que hacen los demás, sino de acuerdo con lo que usted acostumbra hacer ahora. Conteste todas las preguntas. Trate de evitar lo “neutro” o la respuesta “tres”, tanto como le sea posible. Sólo utilice este número si usted realmente no puede decidir si está de acuerdo o no. Recuerde que no hay respuestas buenas o malas. Cuanto más sinceramente conteste, más útil será el test para usted.

    1. RARA VEZ O NUNCA LO HAGO

    2. A VECES LO HAGO

    3. A MENUDO O SIEMPRE LO HAGO

    1. Tengo que releer los textos varias veces las palabras no tienen mucho significado para

    mí la primera vez que las leo. 1 2 3

    2. Me cuesta darme cuenta de cuáles son los puntos más importantes de lo que estoy

    leyendo o estudiando; tiendo a sacar apuntes de cosas que después resulta que no

    tienen importancia. 1 2 3

    3. Vuelvo atrás y repito lo que he estudiado, deteniéndome en los puntos que encuentro

    dudosos. 1 2 3

    4. Leo en voz alta al estudiar. 1 2 3

    5. Mientras estoy tomando apuntes de algo que el profesor dijo antes, se me escapan

    datos importantes de la clase que está dictando. 1 2 3

    6. Me es difícil concentrarme en lo que estoy estudiando después de haber terminado no sé lo

    que he leído. 1 2 3

    7. Tengo tendencia a “fantasear” cuando trato de estudiar. 1 2 3

    8. Tardo mucho en acomodarme y estar listo para estudiar. 1 2 3

    9. Tengo que estar en un estado de ánimo especial o inspirado para

    poder empezar a trabajar: tiendo a perder el tiempo. 1 2 3

    10. Muchas veces las horas de estudio me resultan cortas para concentrarme o sentirme

    con ganas de estudiar. 1 2 3

    11. Mi tiempo no está bien distribuido dedico demasiado tiempo a algunas cosas y muy poco

    a otras. 1 2 3

    12. Mis horas de estudio son interrumpidas por llamadas telefónicas, visitas y ruidos que me

    distraen. 1 2 3

    13. Me es difícil terminar un trabajo en un determinado tiempo; por eso queda sin terminar

    o mal hecho o no está a tiempo. 1 2 3

    14. Me gusta estudiar con otros y no solo. 1 2 3

    15. El placer que siento en “haraganear” o divagar perturba mis estudios. 1 2 3

    16. Ocupo mucho de mi tiempo en leer novelas, en ir al cine, ver televisión, etc. 1 2 3

    17. El exceso de vida social (bailes, citas, paseos, etc.) me impide tener éxito en mis estudios. 1 2 3

    18. Me pongo nervioso y tengo lagunas en los exámenes se me olvida todo y no puedo decir

    lo que sé. 1 2 3

    19. Antes de empezar a escribir en un examen de tipo subjetivo o de ensayo, preparo

    mentalmente la respuesta. 1 2 3

    20. Termino mis pruebas escritas y las entrego antes del plazo fijado para entregar. 1 2 3

    21. Trato de comprender cada punto de la materia a medida que la voy estudiando, así no

    tengo que volver atrás para aclarar puntos dudosos. 1 2 3

    22. Trato de relacionar los temas que se estudian en un curso con los que se estudian en otros.1 2 3

    23. Trato de resumir, clasificar y sistematizar los hechos aprendidos, asociándolos con

    materias y hechos que he estudiado anteriormente. 1 2 3

    24. Tengo la idea de que he estado demasiado tiempo sin estudiar o que aprendí las

    materias básicas hace demasiado tiempo. 1 2 3

    25. Trato de no estudiar meramente lo indispensable para una lección o un examen. 1 2 3

    26. Me siento demasiado cansado, con sueño e indiferente para asimilar lo que estudio. 1 2 3

    27. Tengo que estudiar en un lugar donde pueda fumar, y si leo en una biblioteca debo salir

    a fumar un cigarrillo. 1 2 3

    28. El desagrado que me producen ciertos temas y profesores me impide lograr un mayor

    éxito en mis estudios. 1 2 3

    CUESTIONARIO DE HABILIDADES DE ESTUDIO (CHE)

    Conteste con una X en la casilla Si, o No según esté de acuerdo o no.


    Procesos de estudio

    Leer un libro

    Tomar apuntes

    Resumir un texto

    Preparar examen