Apotegmas de los siete sabios de Grecia; Demetrio de Fáleros

Filosofía Clásica. Filósofos griegos. Discípulos de Aristóteles. Sentencias

  • Enviado por: Gonzalo Fernández
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad

LOS APOTEGMAS DE LOS SIETE SABIOS DE GRECIA SEGÚN DEMETRIO DE FÁLEROS.

A fines del siglo IV a.C. el filósofo Demetrio de Fáleros, discípulo de Aristóteles, recoge las sentencias atribuidas a los siete sabios de Grecia. Aquí vierto al castellano la traducción francesa de Jean Voilquin(1)

“I- Cleóbulo de Lindos, hijo de Evágoras, ha dicho:

La moderación es la cosa mejor- Hay que respetar al propio padre-Preocupémonos de hacernos bien en cuerpo y alma- Hay que acostumbrarse a escuchar pero no todo indistintamente- Conviene saber mucho, no ignorar- Ten lengua benévola-No hay cosa más propia de la virtud y contraria a la maldad que odiar la injusticia-Observa la piedad- Da los mejores consejos a tus conciudadanos- Contén tu lengua- No hagas nada con violencia- Educa a tus hijos- Dirige tus súplicas a la Fortuna- Pon un límite a tus odios- Considera enemigo público a quien odie al pueblo- En presencia de otro ni riñas ni halagues a su mujer: la primera actitud tiene mayor malicia, pero la segunda puede conducir a una pasión loca- No castigues a tus esclavos cuando estén en estado de embriaguez; si no creerán que tú asimismo estás borracho- Cásate con una mujer de la misma condición que tú; si tomas una más rica, serán dueños los que tengas, no padres- No animes la burla con tus sonrisas. Te harás detestar de aquellos a quienes ridiculizan- En la buena fortuna no te muestres orgulloso; en la mala no te humilles.

II- Solón el Ateniense, hijo de Egercétidas, ha dicho:

Nada en demasía- No te sientes como juez, de otra manera serás odiado por los que condenes- El placer es el engendrador de la tristeza. Observa escrupulosamente la honestidad en tu conducta; ella misma es preferible a la palabra dada- Incrusta tus palabras en el silencio y el silencio en las circunstancias- No mientas, dí la verdad- No te dediques a nada que no sea honesto- No pronuncies palabras más justas que tus padres- No te apresures demasiado a adquirir amigos; cuando los poseas, no los rechaces en la desgracia- Cuando hayas aprendido a obedecer, sabrás mandar- Si juzgas bueno que lo otros te rindan cuentas, consiente en rendirlas tú también- No aconsejes a tus conciudadanos lo que sea más agradable, sino lo que es mejor- No te muestres insolente- No frecuentes a los malvados- Consulta a los dioses- Respeta a tus amigos-Honra a tus padres- Toma la razón como guía- No digas todo lo que tus ojos hayan visto-No publiques todo lo que sepas- Sé dulce con los tuyos- Conjetura lo que es invisible a partir de lo que es visible.

III- Quilón el Lacedemonio, hijo de Damagetes, ha dicho:

Conócete a ti mismo- Cuando bebas, guárdate de hablar mucho, si no cometerás faltas- No amenaces a los hombres libres; ello es inconveniente- No maldigas a otro; si no tú entenderás reflexiones que no te gustarán- Camina lentamente si es para festejar con tus amigos, con toda prisa si es para socorrer sus infortunios- Celebra tu boda con poco gasto- Espera a la muerte de un hombre para proclamarle feliz-Respeta a tus primogénitos- Detesta a aquél que se ocupa indiscretamente de los asuntos de otro- Más vale una pérdida que una ganancia ignominiosa; de la primera sólo te afligirás una vez, de la segunda siempre- Nunca te rías de los desgraciados- Si eres fuerte permanece tranquilo: los otros te respetarán por más que te teman- Dirige bien tu propia casa- Que tu lengua no se adelante a la razón- Modera tu cólera- En camino no te apresures en ir deprisa ni en prestar juramento; es la actitud de un loco- Obedece las leyes- Si has sufrido una injusticia reconciliate con el autor; si es un ultraje véngate.

IV- Pítaco de Mitilene ha dicho:

Has de saber discernir el momento favorable- Lo que pienses hacer no lo digas pues si no tienes éxito se reirán de ti- Ayuda a tus amigos- No hagas tú lo que reproches a otro- No hagas reproches a un desgraciado; es entonces cuando interviene la venganza divina- Devuelve lo que se te haya confiado- Soporta los pequeños inconvenientes que los otros te causen- Ama a tu prójimo aunque seas ligeramente inferior a él-No hables mal de un amigo ni bien de un enemigo; es signo de irreflexión- Hay gran ventaja en discernir el futuro: el pasado es seguro, el porvenir incierto- La tierra es segura, el mar no lo es- La ganancia es insaciable- Adquiere honestidad- Procura mostrar respeto- Ama la instrucción, la moderación, la prudencia, la verdad, la buena fe, la experiencia, la destreza, la compañía de otro, la exactitud, la aplicación a los cuidados de la casa, el arte, la piedad.

V- Tales de Mileto ha dicho:

Si haces algunas promesas, su incumplimiento no está lejos- Recuerda a tus amigos, estén ausentes o presentes- No te embellezcas por tu exterior; es por tu género de vida por lo que debes embellecer- No te enriquezcas deshonestamente- Guárdate de resultar odioso por tus palabras a quienes se hallen unidos a ti por juramento- No dudes en agasajar a los autores de tus días- Rechaza todo lo deshonesto- Los buenos servicios que hayas dado a tus padres, espera recibirlos en tu vejez de tus hijos- Es difícil conocer el bien- La mayor satisfacción es conseguir lo que se desea- La ociosidad es castigable- La intemperancia es un mal- La ignorancia es un fardo pesado- Aprende y enseña lo que veas mejor- Rechaza la ociosidad aunque seas rico- Oculta tu fortuna para no provocar la envidia- Haz de modo que no suscites compasión- Haz prueba de moderación- Guarda de dar a todos indistintamente tu confianza- Si mandas gobiérnate a ti mismo.

VI- Bias de Priene, hijo de Teutamides, ha dicho:

La mayor parte de los hombres son deshonestos- Te debes observar en un espejo: si te encuentras bello condúcete honestamente; si te encuentras feo corrige la imperfección de la naturaleza por la honestidad de tu conducta- Actúa lentamente para abordar una empresa pero si el trabajo comienza, prosigue con energía- Detesta la precipitación y la habladuría, así evitarás las faltas pues no tardarás en lamentarte de esas imperfecciones- No seas ni ingenuo ni malvado- No cometas imprudencias- Ama la prudencia- Sobre los dioses dí lo que sean los dioses- Piensa lo que haces- Sé un oyente complaciente- Habla a propósito- Si eres pobre sólo reprendas a los ricos cuando tus censuras sean particularmente útiles- Gánate a la gente por la persuasión no por la violencia- Cuando hagas una acción atribuye su causa a los dioses no a tí- Adolescente, dedícate a la acción; viejo, conságrate a la sabiduría- A tu trabajo aporta la memoria; a tu carácter la nobleza; a tus esfuerzos la moderación; a tus miedos la piedad; corregirás la riqueza con la amistad; pon lealtad en tus palabras, decencia en tu silencio, equidad en tus juicios, coraje viril en tus empresas osadas, tus actos de poder, tu gloria de la autoridad y tu noble naturaleza.

VII- Periandro, corintio, hijo de Cípselo, ha dicho:

El estudio abarca todo- El descanso es cosa buena- La temeridad es peligrosa- Una ganancia deshonrosa es una acusación a nuestra naturaleza- La democracia es preferible a la tiranía- Los placeres son mortales, las virtudes inmortales- En la bienandanza nuestra mesura, en la adversidad prudencia- Es mejor morir con ahorros que vivir en la pobreza- Muéstrate digno de tus padres- Durante tu vida procura hacerte digno de alabanzas para que después de tu muerte se juzgue que has sido dichoso- Sé él mismo para tus amigos afortunados o desgraciados- Rompe con las malas obligaciones que hayas adquirido a tu pesar- No divulgues conversaciones secretas- Rechaza la idea de que en poco tiempo te harás amigo de aquéllos a los que te diriges- Sírvete de las antiguas leyes pero con aderezo renovado- No sólo castiga a los culpables sino que impídeles volver a cometer las mismas faltas- Oculta tus desgracias para no proporcionar motivo de risa a tus enemigos.

.