Apología de Sócrates; Platón

Filosofía griega. Pensamiento platónico. Verdad. Sabiduría. Defensa socrática

  • Enviado por: Amimanera
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

APOLOGÍA DE SÓCRATES

Sócrates esta ante un tribunal y en este discurso trata de defenderse de sus acusadores.

Expone que sus acusadores son unos mentirosos y que se apoyan en que el tiene facilidad de palabra para desautorizarlo.

Mantiene que desde hace mucho tiempo, muchas personas lo han criticado e injuriado, acusándolo falsamente de no creer en los dioses por investigar e intentando alejar a los jóvenes de él.

Con esto quiere decir que se ha creado una mala idea de él promovida por la envidia de las personas que le han criticado cuando el no podía defenderse.

Por ello, lo primero de lo que tiene que librar al jurado es de esa mala opinión para que le juzguen objetivamente.

Una de las acusaciones por las acusaciones por las que se le procesa es interesarse por el universo y convertir un argumento débil en fuerte. Ante esto, Sócrates dice que el nunca hable de lo que desconoce o si no que se informen de ello; también se defiende de que él no cobra por enseñar lo que sabe y pone un ejemplo de alguien que lo hace añadiendo que es una postura engreída porque lo que enseña lo podría enseñar cualquier persona.

Quedando esto justificado se pregunta por que lo han acusado falsamente, cosa que aclara diciendo que el oráculo de Delfos dijo que él era el hombre mas sabio, esto lo decidió constatar examinado a las demás personas y cuando se daba cuenta de que no eran tan sabias se ganaba su enemistad y la de quienes allí estaban y así sucesivamente. Al igual que él, los jóvenes le imitan y examinan a las demás personas, cosa que también le afecta a el puesto que piensan que él les dice que lo hagan. Así se ha ganado la enemistad de sus conciudadanos y ha descubierto que el oráculo llevaba razón aunque el no se considere el mas sabio pues reconoce desconocer muchas cosas.

Ahora pasa a defenderse de Meleto, quien dice que corrompe a los jóvenes y que no cree en los dioses. Ante esto, Sócrates le pregunta a Meleto que quién hace mejores a los jóvenes y llegan a la conclusión, según Meleto, que son todos los atenienses menos Sócrates. Le argumenta que no es posible que alguien conscientemente quiera recibir algún mal, entonces los jóvenes no se acercarían a el. Sócrates dice que a Meleto ese tema no le importa, que se le acusa de eso para que el delito sea mayor. En cuanto a que no cree en los dioses, Sócrates demuestra que Meleto se contradice y le atribuye a él pensamientos de Anaxagoras por lo que Sócrates piensa que se esta burlando de todos los presentes.

Sabe que si es condenado será por la envidia que le profesan algunas personas y que no se arrepiente de haberse dedicado a filosofar porque cree que ha obrado bien y no hay nunca que rendirse. Su misión filosófica es ayudar a las personas a comprender que lo más importante no es el cuerpo y las riquezas, si no el perfeccionamiento del alma y las virtudes de las personas. Con esto dice que seguirá obrando igual sea condenado o no, hasta que muera.

II PARTE: SOCRATES, CONDENADO, SE IMPONE EL MISMO LA PENA

Sócrates es condenado con pocos votos de diferencia, cosa que le sorprende. Tiene que proponer una pena, pero él, basándose en que ayuda a las personas a ser más sensatas, mejor persona, pensar más en la ciudad que en sus asuntos y obedecer la ley, merecería ser alimentado en palacio (ya que es lo que mas necesita y merecería recibir honores en palacio). Como cree que no hace mal a nadie voluntariamente, no se lo va a hacer a el mismo, por lo que no se va a imponer una pena. Desestima la cárcel porque no piensa ser esclavo de nadie, la multa porque no puede pagarla y el destierro porque se iría a otro lugar y los jóvenes le seguiría escuchando y pasaría lo mismo que aquí. Cree que el mayor bien del hombre es conversar sobre la virtud y otros temas y que una vida sin examen no vale la pena. Como sabe que no puede convencerlos y no se considera merecedor de ningún castigo; propone pagar una mina de plata, que es a lo que le alcanzan sus posibilidades, pero luego propone treinta puesto que Platón, Critón, Cristóbulo y Apolodro quieren ser sus fiadores.

III PARTE: SOCRATES SE DESPIDE DE LOS JUECES QUE LE HAN ACUSADO Y DE LOS QUE LE HAN ABSUELTO

A sus acusadores les dice que el pueblo les va a considerar culpables de matar a un sabio, según ellos. También piensa que le han condenado porque ha dicho todo lo que pensaba y sentía y no ha llorado o se ha lamentado o hacer cosas indignas de él. La muerte se puede evitar algunas veces aunque mas difícil que evitar la muerte es evitar la maldad; él considera que le ha alcanzado la maldad porque el es viejo y ella rápida.

Les predice que van a seguir teniendo que responder por sus malos actos, matándolo a el no van a evitar tener que hacerlo, solo podrían evitarlo intentando ser las mejores personas posibles.

A quienes le han absuelto (a los cuales llama jueces, ya que cree que son quienes han hecho justicia) les dice que la señal que a el le arrastra a hacer lo mas conveniente en cada momento no le ha advertido nada durante su defensa, cosa que el interpreta como que la muerte no es el peor de los males y que su conducta ha sido correcta. Reflexiona sobre la muerte y en sus dos opciones, que cuando alguien muere es reducido a la nada, como cuando duermes sin soñar) o que llega al Hades junto con las buenas personas que ya fallecieron; cree que las dos son buenas sensaciones por eso su señal no se ha pronunciado. Les aconseja que no teman a la muerte porque es un estado de felicidad en sus dos vertientes y que piensen que nada malo puede sucederle a un hombre de bien.

Por ultimo, les pide que cuando sus hijos crezcan les aconsejen como él ha hecho con las demás personas y les desvinculen de las cosas materiales y de creer que lo saben todo; así le podrán pagar lo que él ha hecho por todos ellos.