Apología de Sócrates; Platón

Filosofía griega. Defensa socrática. Pensamiento platónico. Comentarios

  • Enviado por: Patofbi
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 5 páginas
publicidad

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO

COLEGIO DE CIENCIAS Y HUMANIDADES

Plantel Vallejo

Apología de Sócrates”

Griego 2

“APOLOGÍA DE SÓCRATES”

La Apología es una tipo de discurso de palabra, o por escrito, en defensa o halago de alguien o de algo. Esto nos lleva a hablar de una de las mas famosas obras literarias del filosofo Platón; me refiero a “La Apología de Sócrates”.

Primero tendré que mencionar que Platón fue uno de los tantos discípulos de Sócrates y en el escrito de “La Apología de Sócrates”, recoge lo esencial de la defensa que Sócrates hizo de sí mismo en su propio juicio, y que se basó en una valiente reivindicación de toda su vida.

Aunque Sócrates fue un patriota y un hombre de profundas convicciones religiosas, sufrió sin embargo la desconfianza de muchos de sus contemporáneos, a los que les disgustaba su actitud hacia el Estado ateniense y la religión establecida. En el 399 a.C. fue acusado de despreciar a los dioses del Estado y de introducir nuevas deidades, una referencia al “daemonion”, o voz interior mística a la que Sócrates aludía a menudo. También fue acusado de corromper la moral de la juventud, alejándola de los principios de la democracia y se le confundió con los sofistas, tal vez a consecuencia de la caricatura que de él realizó el poeta Aristófanes en la comedia “Las nubes”, representándole como el dueño de una “tienda de ideas” en la que se enseñaba a los jóvenes a hacer que la peor razón apareciera como la razón mejor. Por esta caricatura hecha por Aristófanes, Sócrates lo toma como uno de sus acusadores; además de los que lo acusan por escrito durante el juicio, como Anyto, Lycón y Méleto.

Durante su defensa en el juicio en su contra, Sócrates, utiliza diversos argumentos a su favor, además cita ejemplos tomándolos de la historia griega. El primer argumento que utiliza el que cualquier hombre justo puede hacer el bien, aunque sea mínimo, hacer siempre el bien, y parar cuando este en peligro alguna vida. Otro de estos argumentos es que es mucho peor dejar algún mandato dado por Dios por miedo hacia la muerte u otro mal, pues en este caso si se le acusaría de no creer en lo dioses.

Uno de los principales argumentos, y tal vez el más importante, es el que no dejara su misión divina aunque esto signifique que pierda la oportunidad de evitar la sentencia; además argumenta que lo que recibió, no es un don divino, sino un don social y un beneficio para los ciudadanos de Atenas; también explico que por “enseñar” no pide dinero, como otros como: Gorgias, de Leontini; Pródico, de Ceos; Hipias, de Elis; y Eveno, de Paros; pues el no ganaba ningún dinero, pues según él “su pobreza lo demuestra”. La misión divina de Sócrates no se dirigía a negocios o a clases sociales, sino a cualquier hombre, joven o viejo, que quisiera escuchar; asimismo, cuando tenia que intervenir públicamente tomaba en cuenta sobre todo la justicia, y no a su conveniencia. Igualmente sus actividades no eran ni privadas, y por lo tanto no merecen juicio judicial o publico; aunque fueran privadas no merecían ser enjuiciadas pues no era “maestro de nadie”, pues mientras habla lo escucha el que quiera, pues para el era un mandato divino.

Finalmente fue condenado a muerte, aunque la sentencia sólo logró una escasa mayoría. Cuando, de acuerdo con la práctica legal de Atenas, Sócrates hizo una demostración sarcástica a la sentencia de muerte que le había sido impuesta -proponiendo pagar tan sólo una pequeña multa dado el escaso valor que tenía para el Estado un hombre dotado de una misión filosófica-, esto enojó tanto a los miembros del tribunal que éste decidió repetir la votación, en la que la pena de muerte obtuvo esa vez una abultada mayoría. Sus amigos planearon un plan de escape, pero Sócrates prefirió acatar la ley y murió por ello; pues el dijo “es preferible que se cometa una injusticia, en contra mía; que cometer una injusticia”. Pasó sus últimos días de vida con sus amigos y discípulos, y durante la noche cumplió su sentencia, bebiendo una copa de cicuta según la manera normal de ejecución.

“Opinión Personal”

Para mi, Sócrates fue un de los hombres mas honorables -en todo el sentido de la palabra- de la historia, pues permitió una injustita su contra, antes que el cometerla en contra de su ciudad; no importándole el que perdiera su propia vida, y aun sabiendo que se cometía una injusticia en su contra.

Por lo que respecta a Platón, pues muy buena manera de “rendirle homenaje a su maestro”, -pues para mí es un homenaje, la historia que cuenta- , pues detalla cada parte del juicio de su “maestro”, por parte del juzgado de Atenas, y demuestra que su Sócrates en todo momento es inocente de los cargos que se le imputan.