APEC (Cooperación Económica Asia-Pacífico)

Economía de Hispanoamérica. Fondo Cooperación Económica Asia-Pacífico. Crecimiento y desarrollo económico. Países. Organizaciones internacionales

  • Enviado por: March
  • Idioma: castellano
  • País: Ecuador Ecuador
  • 8 páginas
publicidad

FORO DE COOPERACIÓN ECONÓMICA ASIA-PACÍFICO (APEC)

El Foro de Cooperación Económica Asia-Pacifico (APEC) es un mecanismo multilateral de cooperación para economías de mercado y un foro de discusión en el nivel ministerial.

Es un organismo de carácter gubernamental que funge como instancia de consulta de alto nivel para tratar materias económicas, financieras y comerciales, que interesan a las economías miembros. Fue creado en 1989 y representa el primer esfuerzo serio con contenido político, para lograr la cooperación económica en la región, así como para avanzar en la liberación comercial no discriminatoria, como una alternativa para evitar los bloques económicos cerrados, lo que le ha instaurado como el principal gestor e impulsor del proceso de regionalización de la Cuenca del Pacífico.

El APEC se construyó y alimentó a partir del trabajo realizado por el PBEC (Consejo de Cooperación Económica para la Cuenca del Pacífico) y el PECC (Consejo de Cooperación Económica del Pacífico).

El APEC tiene ahora 21 miembros, cuyas economías representan alrededor de 2,5 mil millones de habitantes, con un Producto Interno Bruto combinado de más de US$18 billones en 1999 y más del 47% del comercio mundial, estos son: Australia; Brunei Darussalam; Canadá; República de Corea; Chile; República Popular de China; Estados Unidos; República de Filipinas; Hong Kong, China; Indonesia; Japón; Malasia; México; Nueva Zelandia; Papua Nueva Guinea; Perú, Rusia, Singapur; Tailandia, Taipei Chino (Taiwán excluido en la última reunión en Shanghai en el 2001) y Vietnam.

Entre los participantes latinoamericanos están México, admitido en 1993, Chile, en 1994, y Perú en 1996. Los dos primeros, incluidos en la organización luego de haber conseguido ubicarse en la categoría de economías emergentes, y el tercero, por los importantes éxitos económicos que pudo mostrar a la época de su ingreso, además de haber logrado neutralizar eficientemente el tema del terrorismo interno.

METAS

Las metas del APEC pueden sintetizarse de la siguiente manera:

a) Mantener el crecimiento de la región para el bien común de su población;

b) Contribuir al crecimiento y desarrollo de la economía mundial;

c) Rescatar los efectos positivos tanto para la región como para el mundo, producto del incremento de la interdependencia económica;

d) Desarrollar y estrechar el sistema de comercio multilateral abierto; y,

e) Reducir barreras al comercio de bienes y servicios e igualmente a las inversiones entre sus participantes.

Tales metas se verán redimensionadas cuando llegado el 2010-2020, hora cero de la desarancelización de la Cuenca del Pacífico, se de la situación ciertamente previsible de la liberalización a nivel global continúe estancada; es cuando las acciones de las economías de la Cuenca del Pacífico se encontrarán sin contrapartida fuera de la región y en consecuencia, el espectro de apertura se fijará en los límites de la Cuenca.

Las reuniones cumbres de APEC se realizan una vez al año, momento en el que se discuten aspectos de la economía regional y el comercio. Estas reuniones también han fortalecido el peso político del APEC. La presidencia del APEC es rotativa entre las economías miembros que la ejercen por períodos de un año. La Secretaria de la APEC tiene su sede en Singapur y se encarga de manejar el presupuesto y coordinar los proyectos de trabajo, así como de brindar apoyo a la Presidencia y a los órganos que hacen la estructura operativa del Foro. Sirve como central de informaciones y distribuye las publicaciones y documentos de la organización.

Las reuniones ministeriales del APEC en materia de economía, comercio, energía y otros temas de importancia se efectúan una vez al año, para analizar los objetivos y las actividades de la organización en los respectivos campos. Las reuniones de altos funcionarios tienen lugar varias veces al año, en tanto que son de carácter preparatorio respecto a las ministeriales, por lo que en aquellas se revisan programas, se imparten instrucciones al secretariado, además de que se asesora a los ministros.

La Reunión de Oficiales Superiores del APEC (SOM)

Se realizan en forma regular antes de cada reunión ministerial. EL SOM realiza recomendaciones a los Ministros y lleva a cabo sus decisiones. Examinan y coordinan, con la aprobación de los Ministros, los presupuestos y programas de trabajo del foro APEC.

En el contexto de APEC y como una respuesta a la recomendación del Foro de Negocios del Pacífico para que un cuerpo privado del más alto nivel asesorara permanentemente a los líderes del Pacífico en los temas de negocios de la región, surgió el ABAC (Consejo Asesor de Negocios de APEC) en noviembre de 1995.

Nombrados por los Jefes de Estado y de Gobierno que participen en APEC, los tres representantes empresariales por país, se relacionan directamente con los líderes, elaborando informes económicos y debatiendo sus propuestas sin tener que someterlas previamente a los ministros respectivos.

De las últimas Reuniones Ministeriales se pueden mencionar la de Brunei Darussalam en noviembre del 2000, en el 2001 en Shanghai China, y la más reciente la decimocuarta en México el 27 y 28 de febrero del 2002. Mientras que Tailandia será el anfitrión de la decimoquinta Reunión Ministerial de los miembros del APEC para el 2003, además es conveniente recalcar lo que será el próximo encuentro de Líderes en octubre, y que por primera vez se desarrollará en América Latina específicamente en México.

La sede de la mayoría de las reuniones es la economía que preside el Mecanismo durante un año. Actualmente, México ocupa la presidencia de APEC, misma que pasará a Tailandia en 2003, Chile en 2004 y Corea en 2005.

La secretaría de la APEC se encuentra en Singapur y se estableció en ese sitio en el año 1993.

Entre los principales temas de la APEC tenemos:

a) Liberalización y facilitación del comercio y las inversiones:

Se ha definido que la eliminación progresiva de las barreras al comercio de bienes e inversiones se realice en un esquema denominado "unilateralismo concertado", ya que cada economía define su forma de liberalización, pero la realiza en conjunto con el resto de los miembros.

Esto se logra a través de dos mecanismos:

  • Planes de Acción Individuales (IAP), en el que cada economía define la forma en que alcanzará los objetivos.

  • Acciones Colectivas, que incluye medidas de facilitación del comercio que se definen en forma conjunta.

  • b) Cooperación técnica y económica:

    Los programas de cooperación fueron diseñados para apoyar el crecimiento de las economías de la región y ayudar a reducir la brecha existente entre los niveles de desarrollo de las economías de APEC.

    A partir de la Declaración de Líderes de Kuala Lumpur en 1998, la APEC ha expresado, en diversas ocasiones, su apoyo al lanzamiento de una nueva ronda de negociaciones multilaterales en el seno de la OMC, que incluya una agenda balanceada y suficientemente amplia que permita obtener un equilibrio de intereses entre todos los miembros.

    En 1999, la APEC acordó que las próximas negociaciones de la OMC deben abarcar bienes industriales, además de la negociación de servicios y agricultura. Durante el 2000, adicionalmente, se hizo un llamado a renovar los esfuerzos para generar el consenso necesario para el lanzamiento de la nueva ronda de negocios y se exhortó a realizar trabajos preparatorios en bienes industriales y otras áreas relacionadas, para la nueva ronda. Asimismo, la APEC ha estado trabajando en actividades de cooperación técnica, a fin de apoyar a las economías miembro en la instrumentación de los acuerdos de la OMC.

    El ABAC (Consejo Asesor de Negocios del APEC) es una importante vía de expresión del sector privado en el seno del APEC, y, en tal sentido, también juega un destacado papel en el plano asesor, a través de la publicación de importantes reportes como “El significado y objetivos de los negocios en el APEC”.

    El reporte de 1999, por ejemplo, se centró en la definición de propuestas para ayudar a las economías miembros a ejecutar una mejor transición hacia los mercados abiertos y competitivos, enfatizando en la necesidad de definir estándares internacionales a aplicarse en el campo de la gobernabilidad económica, entre otros. Las recomendaciones adicionales realizadas por el ABAC enfocaron la necesidad de mantener la actual tendencia regional de recuperación económica, poniendo énfasis en cuestiones nuevas como el fortalecimiento y ampliación del comercio electrónico, de una parte, y, de otra, ampliando la liberación regional en el sector de los servicios aéreos.

    El ABAC fue establecido por los líderes económicos de la Cuenca en 1995, con carácter permanente, y está constituido por tres empresarios de prestigio, “representantes” de cada una de las economías miembros, para asesorar en materia de instrumentación de planes de acción al APEC, así como también en otras áreas específicas prioritarias del sector de los negocios. La presidencia del ABAC es rotativa, y empata con el periodo de la economía que en el momento del cambio preside el APEC.

    La “estructura operativa” del Foro está conformada por diez órganos especializados adscritos, que tratan los siguientes temas:

    Información comercial y de inversión; promoción del comercio; expansión de la inversión y transferencia de tecnología; iniciativa multilateral para el desarrollo de recursos humanos; cooperación energética regional; conservación de recursos marinos; telecomunicaciones; transporte; turismo; y pesquería.

    Los sectores mencionados cumplen un importante papel en el desarrollo económico y comercial del Asia-Pacifico, de manera que su trabajo ha sido enmarcado dentro de los siguientes principios:

    Responsabilidad compartida y beneficio común.- Por virtud de estos conceptos, el manejo sustentable de los recursos de la región es responsabilidad de todos las economías miembros del APEC, como también lo es el avance en la liberalización del comercio e inversión, todo para alcanzar el crecimiento económico y el desarrollo regional.

    Se pone énfasis en el tema de recursos, porque muchos de los problemas relacionados con su explotación son comunes a todas las economías del área, ya que ellas mismas han dado paso a la sobreutilización, degradación ambiental, barreras comerciales y de inversión, y, en consecuencia, a partir de que la problemática tiene múltiples coautores, lo lógico es que en su solución intervengan todos ellos, aportando al conjunto con ideas y prácticas ya probadas, que puedan transplantarse a otro país, o puedan ser la base de soluciones mejoradas.

    Siendo éste el sustento del “Principio del Beneficio común”, también es la meta de los organismos especializados, que entonces cumplen sus tareas en función de que las experiencias individuales puedan ser compartidas, y, por esa vía, se conviertan en instrumentos de beneficio compartido por todos los socios.

    Consistencia con el GATT/OMC.- El principio establece esta línea de trabajo como obligatoria, porque para maximizar los beneficios económicos producto de la explotación y transformación de los recursos regionales, es necesaria una progresiva liberalización del comercio y un apropiado régimen de inversión, de donde resulta que las barreras de todo tipo deben necesariamente reducirse, pero esto sí, en el marco de un mismo código de conducta; es decir, en forma consistente con la normativa del GATT/OMC.

    Sociedad igualitaria y respeto mutuo.- La salvaguarda de este concepto constituye uno de los principios rectores de la labor de los organismos especializados, puesto que si es real la diversidad de problemáticas nacionales y, por tanto, la diversidad de intereses, también es real que todas las Economías Miembros se benefician del crecimiento económico regional y de la sustentabilidad de recursos en el espacio de la Cuenca, de donde resulta que la cuestión está en practicar una línea en la que los intereses particulares se canalicen lo más fluidamente posible, pero no hasta el punto en que se pueda bloquear, y, peor, en forma que atente contra el fin último que es la Comunidad del Pacífico.

    POSICION ECUATORIANA FRENTE AL PROCESO DE REGIONALIZACION DEL AREA

    El Ecuador además de trabajar por sus intereses en el Asia-Pacífico, se ha acercado a la Cuenca para cumplir las obligaciones que le corresponden como país parte de ella. De entre esas obligaciones, aportar para el progreso y consolidación del proceso de regionalización del área es la primera, sin perder de vista la necesidad de que cada país haga una declaración de principios sobre la materia, visto que la realidad de nuestros días parecería concebir el regionalismo y al multilateralismo como alternativas divorciadas de relacionamiento entre los estados, cuando en verdad se trata de procesos complementarios.

    En efecto, el antagonismo entre países de desarrollo y desarrollados frente a lo que fueron los procedimientos del GATT que sufre tropiezos para consolidarse como el eje central de las relaciones comerciales, muestran que el multilateralismo demanda un compromiso más serio y decidido por parte de los gobiernos para superar lo que el Foro de Cooperación América Latina-Asia del Este (FOCOLAE) ha calificado como “…una dicotomía entre las dimensiones política y económica de la interdependencia global.”

    Sin embargo para ser miembro del APEC nuestro país ha hecho las gestiones correspondientes, es así que en 1999, fue aceptado como miembro del PECC época en la cual puso en ejecución un plan de trabajo para honrar esa membresía orientado a cumplir el último requisito para ser miembro.