Apártate de Mississippi; Cornelia Funke

Literatura universal contemporánea. Narrativa infantil fantástica. Literatura inglesa. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Sofiaa
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

¡Apártate de Mississippi!

A/Realiza el resumen del argumento de la obra cuya extensión no sea inferior a 150 palabras:

Todo empieza cuándo Emma va a pasar las vacaciones de verano en casa de su abuela Dolly, una abuela qué no es nada parecida a las demás, ya que ella no sabe cocinar nada bien, es un poco desordenada, y sobretodo, porqué en su granja acoge a animales qué encuentra por la calle: perros, gatos, pájaros, gallinas, y hasta tiene un caballo, llamado Aldo.

El señor Don Juan Sotobrante, falleció días antes de que Emma llegara a la granja. Tenía una yegua llamada Mississippi, la cual se la quería muchísimo, los domingos, incluso le daba una tableta de chocolate a la yegua.

Al fallecer, se creía, que lo había dejado todo en herencia a su sobrino Alberto Gansón. El cuál odiaba a la yegua, y se quiso deshacer cuanto antes mejor de ella. Al principio tenia pensado llevarla al matarife, para qué hicieran salchichas de ella. Pero cuándo Dolly se enteró de tal cosa, ella y el doctor Aarón Zas, probaron de impedir que llevaran a la yegua al matarife.

Al principio Zas se enfrentó al señor Gansón sin resultado, pero luego, fue Dolly, y le ofreció doscientos marcos, pero Alberto Gansón al principio se resistió, pero al final vendió a la yegua, y firmó un contrato en el que había escrito que había vendido la yegua a Dolores Pasoflorido por doscientos marcos, firma y la fecha. Ésta, regaló la yegua a su nieta Emma.

Entonces, el señor Gansón no sabía seguro que toda la herencia le perteneciera a él.

Un día, la señora Buchate, la ama de llaves del difunto Sotobrante, le habló a Alberto Gansón sobre la herencia, y le dijo qué si él no seguía cuidando de la yegua, la casa le pertenecería a la protectora de animales, por lo tanto, éste intentó recuperar la yegua.

La abuela de Emma mandó a ésta qué fuera a hacer fotocopias de carteles para que se llevaran animales de allí, i de paso que hiciera una fotocopia del contrato de la venta de la yegua.

Le hizo una oferta de cuatrocientos marcos a Emma, pero esta se negó, por lo tanto no tuvo mas remedio que mandar a Bolonio, el trabajador del taller de Alerón, que robase la hoja de contrato mientras no hubiera nadie en la casa. Y así lo hizo Bolonio.

Entonces, en cuanto llegaron Emma y Dolly a casa, vieron que alguien había entrado a robar, pero que no habían robado nada. Entonces, Emma, junto sus amigos Max y Leo, fueron a espiar a la casa del difunto Sotobrante.

Vieron, que Alberto Gansón tenía la hoja del contrato y vieron cómo la quemaba, y fueron a casa de Dolly tan rápido como pudieron. Cuando llegaron allí, encontraron a Alberto Gansón junto a su abogado, que se intentaban llevar la yegua, por suerte llegaron a tiempo, fueron a buscar la fotocopia del contrato y se la enseñaron a Alberto y a su abogado, los cuales, no tuvieron nada más a hacer que irse sin la yegua.

Dolly, no sabía porqué le interesaba tanto recuperar la yegua a Alberto Gansón, pensaba que sería por alguna cosa relacionada con la herencia de Sotobrante. Para descubrirlo, Zas, llamó a la señora Buchete, le dijo qué tendría que llevar a su clínica a Barnabas, el perro, ya qué había una epidemia canina. Éste mismo le dijo a Emma, que le hiciera de auxiliar al día siguiente, para qué ella también estuviera cuando la señora Buchete contara algo sobre la herencia de Sotobrante.

Al principio les costó que la señora Buchete hablara, pero al final contó, que sin la yegua, el señor Gansón, no podría recibir su herencia, la casa del señor Sotobrante.

Por esa misma razón, el señor Gansón quería recuperar a Mississippi, la yegua. Se lo contaron a Dolly.

Vieron que faltaban Tom y Jerry, dos de los perros de Dolly.

Un día, recibieron una carta de chantaje, y al día siguiente recibieron otra, muy rara, escrita con palabras recortadas de diario. La segunda carta decía, que la señora Dolly, se presentara a la una en una caseta de pesca, junto al río.

Dolly, decidió ir sola, pero, Emma y Leo, se metieron en el maletero del coche sin que Dolly se enterara. Al llegar a la caseta de pesca, entraron y encontraron a Bolonio, y a los dos perros, a Tom y a Jerry con él.

Al día siguiente, prepararon un plan para acabar con Gansón.

El señor Gansón, no sabía que Dolly había recuperado los perros, y se pensaba que le entregarían a la yegua Mississippi, pero no fue así, y Gansón, o como le llamaban, El Caimán, tuvo que huir.

Al día siguiente, se abrió el testamento, del cual, era cierto que si Alberto Gansón vendía la yegua, la casa le pertenecería a la Protectora de Animales, a la señora Buchete, le regalaron todas las vajillas e instrumentos de cocina, y a la señora Dolores Pasoflorido le pertenecía el libro preferido de Juan Sotobrante: Las Aventuras de Tom Sawyer.

Entonces, se enteraron de que había otro segundo testamento, dentro del libro de Las aventuras de Tom Sawyer. En éste, decía que la casa qué el difunto Sotobrante de América, le pertenecería a Dolores Pasoflorido.

Dolly, no se lo pudo creer, y quedó satisfecha con la cara con la que se quedó el señor Gansón.

Al día siguiente, le preguntó a Emma si le dejarían sus padres ir a América a ver la casa para las vacaciones de Semana Santa, y ella, dijo que si hacía falta que ella misma ahorraría para ir.

Aquí acaban las vacaciones de Emma.

B/ Escoge un personaje de la novela que te haya llamado la atención y realiza una descripción detallada de él. Justifica, después, el porqué de tu elección.

Dolores Pasoflorido:

Mujer enérgica, viuda, que cría lechugas en vez de geranios, amante de los animales, que acoge todos los animales abandonados o sin amo que encuentra por alrededor de su pueblo. En esta novela demuestra que no necesita la policía para recuperar sus perros. También, es un poco tozuda, porque lo que se propone lo consigue como sea.

He elegido a Dolores Pasoflorido por lo valiente que es al enfrentarse a Alberto Gansón.

C/ Realiza un listado de léxico (mínimo 20 palabras) que aparezca en la novela que te sea poco habitual, procurando que haya variedades morfológicas (sustantivos, adjetivos, verbos…), consulta su significado en un diccionario, cópialo y después redacta una frase con cada uno de los términos.

Rezongando: gruñendo, protestando.

Se fue del lugar rezongando.

Meditabunda: que medita o reflexiona en silencio.

Después de lo que sucedió, pasó varios días meditabunda.

Cólicos: acceso doloroso del intestino, que se caracteriza por retortijones, con vómitos, ansiedad y sudores.

Aquél día sufrió un fuerte cólico.

Somnolienta (somnolencia): pesadez y torpeza de los sentidos formada por el sueño.

Últimamente está un poco somnolienta.

Exhausta: eternamente agotada.

María va exhausta por el trabajo.

Ímpetu: movimiento acelerado y violento.

Hace las cosas con mucho ímpetu.

Cabestro: ronzal que se ata en la cabeza de la caballería.// Buey manso que sirve de guía en las manadas de toros.

El chico acaba de hacer un cabestro.

Mosquetón: carabina corta de cañón rayado.// Anilla que se abre y se cierra mediante un muelle.

No abrió bien el mosquetón.

Repujado: viene de repujar. Labrar a martillo chapas metálicas de modo que en una de las caras resulten figuras de relieve, o hacerlas resaltar en cuero u otra materia adecuada.

Hizo un buen repujado.

Ollares: son los orificios de la nariz de las caballerías.

Al caballo le sangraban los ollares.

Pasmarote: persona embobada.

Se quedó como un pasmarote.

Gorjeó: hacer en la garganta quiebros con la voz.

El chico empezó a gorjear.

Mentecato: tonto, falto de juicio, necio.

El chico es un mentecato.

Inmunizado: hacer exento de ciertos oficios, cargos, gravámenes o penas.

El niño ha quedado inmunizado contra la gripe.

Halagado: que recibe muestras de afecto.

Cuando le dijeron que había crecido se sintió halagado.

Cabizbaja: que tiene la cabeza inclinada hacia abajo.

Lleva todo el día cabizbaja.

Conciliar: componer y ajustar los anónimos de los que estaban opuestos entre sí.

Consiguió conciliarse con su prima.

Sigilosamente: guardando silencio.

Pasó sigilosamente para no ser descubierta entre la multitud.

Abrevadero: sitio natural con agua o pila donde beben los animales.

Limpió el abrevadero para qué bebieran las ovejas.

Aminoraba: disminuía una cosa.

El agua aminoraba en el lugar.

D/ Redacta un nuevo final a la novela.

En cuanto llegaron todos al juzgado y entraron en la sala de lectura del testamento llego el señor Malagüero, y dijo:

-Buenos días, soy el señor Malagüero, y vamos a empezar con la lectura del testamento en cuanto estén en el lugar todos a los que les afecta el testamento. Cuando yo diga el nombre que se levante la persona a la que le toque. Empecemos, señora Dolores Pasoflorido?

-Aquí. - Dijo Dolly levantándose.

-Muy bien, señor Alberto Gansón?

-Yo mismo. - Dijo el Caimán.

-De acuerdo, señora Buchete?

-Si, si, yo, soy yo. - Dijo la señora Buchete dando un salto para levantarse.

-Muy bien, entonces, empecemos la lectura del testamento:

“Yo, Juan Sotobrante dejo mi casa de América, mi granja, y todas mis otras riquezas a Alberto Gansón, con la condición que no venda ni mate a Mississippi, la yegua. De lo contrario, mi granja de aquí, será para la señora Buchete, y la casa de América, pertenecerá a mi querida Dolly.

De modo que si Alberto Gansón vende la yegua, nada le pertenecerá a él.”

-Esto no puede ser, lo he perdido todo por culpa de esta bruja, Dolly!

-No has perdido nada por mi culpa, en todo caso habrá sido por culpa tuya, ya que fuiste tu el que quiso vender la yegua cuanto antes. Así que, por eso te has quedado sin nada.

-Silencio! - Dijo Malagüero-, Ahora, decidme, Alberto Gansón que has hecho con la yegua?

-La vendí.

-Por lo tanto, la herencia de Sotobrante pertenecerá a la señora Buchete y a Dolores Pasoflorido. Y no se hable más. Se levanta la sesión.

Por lo tanto, Emma y Dolly, decidieron ir a la casa de América del difunto Sotobrante, compraron dos billetes de avión, y así lo hicieron.

E/ Crítica y opinión personal sobre la lectura.

La lectura no está mal, pero no me pareció muy interesante, ya que siempre sale ganando el bueno, y el malo pierde, a mi me gustaría que cambiasen un poco las cosas i la historia se hiciera más interesante cuando pierden los buenos y salen ganando los malos. Aunque la historia de la yegua llamada Mississippi, que Gansón la vende y pierde toda su herencia, ha estado bastante bien.