Aparato respiratorio

Biología. Respiración. Oxígeno. Vías respiratorias. Pulmones. Mucus. Fosas nasales. Faringe. Laringe. Tráquea. Bronquios. Bronquiolos. Capilares sanguíneos. Ventilación pulmonar. Nutrición celular. Sangre. Arterias. Capilares. Venas. Corazón. Linfa

  • Enviado por: MerceditaS
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Aritmética
Aritmética
En este curso de Aritmética se estudian temas necesarios y básicos de esta área. Se muestran las...
Ver más información

Curso de Matemáticas para Administradores CEIPA
Curso de Matemáticas para Administradores CEIPA
Ahora los estudiantes que estudien el núcleo diseñado por Tareasplus y CEIPA Business School y pasen el examen de...
Ver más información


5-EL APARATO RESPIRATORIO

Además de los nutrientes obtenidos en los procesos digestivos, las células de nuestro organismo también necesitan oxigeno. Es imprescindible para llevar a cabo la respiración celular un proceso en el que se produce la combustión de los alimentos y se obtiene energía.

El aparato respiratorio capta el oxigeno el aire y lo cede a la sangre y por otra recoge el dióxido de carbono para expulsarlo al exterior.

Este aparato está constituido por:

Las vías respiratorias: las fosas nasales, la faringe, la laringe, la tráquea, los bronquios y los bronquíolos.

Los pulmones: es donde se realiza el intercambio de gases.

5-1. Transporte y preparación del aire.

El aire que llega a los pulmones debe estar limpio, húmedo y caliento. Esto se consigue gracias al mucus, una sustancia viscosa que se encarga de humedecer e aire y atrapar las partículas de polvo, los microbios y otras impurezas. Además, en su recorrido por las vías respiratorias, el aire se calienta.

Fosas nasales: constituyen el punto de entrada del aire. Existen abundantes capilares, lo que permite que la sangre que circula por ellos caliente el aire. Las fosas nasales comunican con la faringe.

Faringe: este órgano pertenece también al aparato digestivo. El alimento continua su recorrido hacia el esófago, mientras que el aire pasa a la laringe. En las paredes laterales de la faringe se localizan las amígdalas que producen glóbulos rojos.

Laringe: la epiglotis se cierra cuando hay alimento en la faringe para evitar que entre en las vías respiratorias. La pared de la laringe está compuesta por cartílagos.

Tráquea: es un conducto en el cual su interior esta repleto de mucus, que atrapa partículas extrañas y los cilios desplazan el mucus cargado de impurezas hacia la faringe.

Bronquios y bronquiolos: la traquea se divide e dos bronquios, cada uno de los cuales penetra en el pulmón y se ramifica en conductos de diámetro progresivamente menor, los bronquiolos. Cada bronquio con los bronquiolos que se ramifican en él se llama árbol bronquial. Las últimas ramificaciones de los bronquiolos terminan en unos sacos diminutos, alvéolos pulmonares.

5-2. Intercambio de gases.

El conjunto formado por los bronquios, bronquiolos, alvéolos pulmonares y capilares sanguíneos constituyen los pulmones. El pulmón derecho está formado por tres lóbulos y el pulmón izquierdo por solo dos. La pleura rodea los pulmones.

Después de recorrer las vías respiratorias, el aire llega por fin a los alvéolos pulmonares recubiertos por capilares sanguíneos que facilitan el intercambio de gases entre el aire y la sangre.

  • El oxigeno del aire pasa a la sangre para ser transportado a las células del organismo.

  • El dióxido de carbono de la sangre pasa a los alvéolos y es expulsado en la espiración.

5-3. La ventilación pulmonar.

Para que el intercambio de gases tenga lugar de modo efectivo el aire de los alvéolos debe renovarse de forma constanteventilación pulmonar.

La ventilación pulmonar se realiza en dos etapas: entrada del aire o inspiración y salida del aire o espiración.

Hábitos saludables relacionados con el aparato respiratorio.

No fumar, el consumo habitual de tabaco ocasiona importantes daños, tato en las vías respiratorias como en los pulmones, ya que el humo contiene hasta 20 sustancias nocivas para la salud, como la nicotina. La inhalación de estos compuestos provoca la disminución del movimiento de los cilios de las células de la traquea y de los bronquios, llegando incluso a producir su destrucción a largo plazo. A causa de ello, el mucus cargado de impurezas y microbios se mueve con más dificultad, lo que origina tos, expectoración e infecciones frecuentes. También aumenta las probabilidades de padecer cáncer y enfermedades como bronquitis crónica y enfisema pulmonar.

Evitar los cambios bruscos de temperatura, que aumentan el riesgo de sufrir infecciones respiratorias. Además en las personas que padecen asma, el enfriamiento brusco puede favorecer la contracción de los ósculos de los bronquios, lo que provoca su estrechamiento y dificulta el paso de aire por ellos.

EL APARATO CIRCULATORIO

1-Nutrición celular y medio interno.

Como sabes, los nutrientes que tomamos con los alimentos y el oxigeno deben ser distribuidos a todas las células de nuestro organismo.

Del transporte de estas sustancias se encarga el aparato circulatorio constituido por vasos sanguíneos por cuyo interior fluye la sangre y por el corazón, un órgano que impulsa la sangre.

Además de recoger en el intestino los nutrientes obtenido en el proceso de la digestión, y en los alvéolos pulmonares el oxigeno, de distribuirlos por medio del aparato circulatorio a todos los tejidos y células del cuerpo, la sangre también se encarga de recoger las sustancias de excreción.

  • La sangre, el fluido de la vida.

  • La sangre es un líquido viscoso de sabor salado que recorre el interior de los conductos del aparato circulatorio. Funciones:

    • Transporta los nutrientes y el oxigeno hasta las células.

    • Recoge los productos de desecho(CO2)

    • Defiende al organismo de infecciones.

    • Participa en la regulación de la temperatura corporal, desde las zonas calientes a las frías.

    • El plasma sanguíneo: de color amarillento, está compuesto por agua en la que hay disueltos moléculas.

    • Las células sanguíneas:

    • Los eritrocitos, lóbulos rojos o hematíes son las células sanguíneas más numerosas de la sangre. Contienen hemoglobina, un pigmento rojo responsable del color de la sangre, en cuya composición hay hierro. Desde los alvéolos pulmones a todas las células del organismo.

    • Los leucocitos o glóbulos blancos intervienen en la defensa del organismo contra los microbios.Linfocitos.

    • Los trombocitos o plaquetas: fragmentos de células que contienen sustancias que permiten la coagulación de la sangre, proceso por el que esta deja de salir de un vaso sanguíneo roto, evitando hemorragias mortales.

    Las células sanguíneas que se forman en la medula roja ósea se localizan en el interior de ciertos huesos.

    Los conductos por donde viaja la sangre.

    La sangre recorre el organismo por el interior de tres tipos de vasos sanguíneos:

    • Arterias: conducen la sangre procedente del corazón. Se ramifican en vasos más finos, las arteriolas.

    • Capilares: vasos sanguíneos microscópicos que se ramifican a partir de las arteriolas.

    • Venas: los capilares se reúnen formando las vénulas que originan a su vez, las venas, las cuales levan la sangre de vuelta al corazón.

    Cada órgano tiene una arteria que le proporciona sangre y una vena que lo recoge.

  • El motor de la circulación, el corazón.

  • Para que la sangre se mueva por el aparato circulatorio, es necesario que la impulse un órganoel corazón.

    El corazón es un órgano musculoso hueco, constituido por una gruesa pared de tejido muscular llamada miocardio.

    El corazón se encuentra dividido por un tabique, en dos partes (derecha e izquierda) que no se comunican. A su vez, cada mitad se subdivide en aurícula (parte superior) y ventrículo (parte inferior). En cada lado hay una válvulaválvula aurículo-ventricular, cuya estructura solo permite el paso de la sangre de arriba abajo. La válvula tricúspide está situada entre la aurícula y ventrículo derecho y la válvula biscúspide o mitral entre la aurícula y ventrículo izquierdo. A las aurículas llegan dos venas, a la derecha las cavas y a las izquierda las pulmonares. De los ventrículos partes dos arterias, la aorta en la izquierda y la pulmonar en la derecha.

  • Los movimientos del corazón.

  • El corazón actúa como una bomba, es decir, succiona sangre de las venas y luego las expulsa por las arterias. Este movimiento de bombeo se llama latido cardíaco y consta de varias fases:

    • Sístole auricular. Las aurículas se contraen y la sangre es impulsada a los ventrículos a través de las válvulas que se abren.

    • Sístole ventricular. Los ventrículos se contraen y la sangre contenida en ellos sale por las arterias y las válvulas que comunican con las arterias se cierran.

    • Diástole. El corazón se relaja y la sangre entra en las aurículas, que se llenan de sangre procedente de las venas cavas.

    La frecuencia cardiaca es el nº de latidos del corazón por unidad de tiempo. La frecuencia aumenta cuando se realiza ejercicio físico intenso para asegurar un mayor suministro de oxígeno a los músculos.

  • ¿Qué recorrido realiza la sangre?

    • Circuito mayor o general. Parte del ventrículo izquierdo del corazón a través de la arteria aorta, llegan a todos los tejidos y órganos, excepto a los pulmones. Retorna al corazón a través de las vénulas y venas, hasta llegar a las venas cavas que terminan en la aurícula derecha.

    • Circuito menor o pulmonar. Comienza en el ventrículo derecho de donde parte la arteria pulmonar, que llega hasta los pulmones. Desde estos la sangre llega a las venas pulmonares que terminan en la aurícula izquierda, desde donde la sangre pasa al ventrículo izquierdo por la válvula mitral e inicia nuevamente el recorrido.

  • La linfa y el sistema linfático.

  • El sistema linfático se encarga de recoger el exceso de plasma y devolverlo a la sangre. En ciertas zonas del trayecto de algunos vasos linfáticos, unos órganos que liberan lo linfocitos al plasma linfático. Los linfocitos y el plasma linfático constituyen la linfa.

    Los ganglios linfáticos se localizan en las axilas, ingles y el cuello. Cuando existe una infección, los ganglios linfáticos próximos a la zona donde esta se localiza aumentan de tamaño, ya que se incrementa la formación de linfocitos.

    Hábitos saludables relacionados con el aparato respiratorio.

    • Evitar el consumo abusivo de alimentos ricos en colesterol y grasas saturadas. El exceso de colesterol se acumula en las paredes de las arterias y causa graves enfermedades. Este depósito de colesterol se favorece si las grasas son saturadas.

    • Evitar el exceso de peso corporal, ya que suele ir asociado a una cantidad elevada de colesterol en la sangre y además, puede producir una subida de tensión arterial.