Aparato respiratorio

Cuerpo humano. Vías respiratorias. Pulmones. Enfermedades del aparato respiratorio

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad
publicidad

Aparato respiratorio

El aparato respiratorio es el encargado de realizar el intercambio de gases entre el aire y la sangre.

  • Respirar: es un proceso involuntario y automático, en la que se extrae el oxigeno del aire inspirado y se expulsan los gases de desechos con el aire expirado.

PARTES DEL APARATO RESPIRATORIO

'Aparato respiratorio'

  • Vías respiratorias: Conducen el aire del exterior a los pulmones y viceversa.

      • Fosas nasales: Son las dos cavidades de la nariz. En ellas el aire es filtrado, calentado y humedecido.

      • Faringe: Forma parte a la vez de las vías respiratorias y del tubo digestivo: comunica con la laringe y el esófago. Tiene la misma misión que las fosas nasales.

      • Laringe: En su interior se encuentran las cuerdas vocales, cuya vibración, al paso del aire, produce la voz. Cuando tragamos el alimento, la laringe queda cerrada por una especie de lengüeta llamada epiglotis.

      • Tráquea: Es un largo tubo que posee anillos cartilaginosos incompletos en forma de C que lo mantienen siempre abierto. Se halla situada delante del esófago.

      • Bronquios: Son los dos tubos en los que se divide la tráquea. Penetran en el interior de los pulmones donde se ramifican repetidamente, formando los bronquiolos. Su pared interior posee cilios (especie de pelillos que vibran) y moco para filtrar el aire y atrapar las partículas que lleva en suspensión.

  • Pulmones: Son dos masas esponjosas recubiertas de un tejido de doble pared llamado pleura, con una fina capa de líquido entre ambas para suavizar los movimientos respiratorios. El pulmón derecho está dividido en tres lóbulos y el izquierdo en dos. Están constituidos por los bronquiolos que se dividen repetidamente en ramas cada vez más finas que terminan en unas bolsas llamadas alvéolos, recubiertas de capilares sanguíneos.

'Aparato respiratorio'
VENTILACIÓN PULMONAR

Así se llama a la entrada y salida de aire de los pulmones. Consta de dos movimientos:

  • Inspiración: Se produce por contracción del diafragma (desciende) y de los músculos que elevan las costillas. Esto provoca un aumento de la cavidad torácica que permite la entrada de aire en los pulmones.

  • Espiración: Ocurre lo contrario que en la inspiración: diafragma y los músculos de las costillas se relajan, disminuyendo la capacidad torácica. Esto provoca la salida del aire.

'Aparato respiratorio'

INTERCAMBIO DE GASES

El intercambio de gases entre el aire y la sangre tiene lugar a través de las finas paredes de los alvéolos y de los capilares sanguíneos.

La sangre venosa proveniente de la arteria pulmonar se libera del dióxido de carbono, procedente del metabolismo de todas las células del cuerpo, y toma oxigeno. La sangre oxigenada regresa por la vena pulmonar al corazón que la bombea a todo el cuerpo.     

PRINCIPALES ENFERMEDADES DEL APARATO RESPIRATORIO

  • Insuficiencia respiratoria: Disminución de la capacidad pulmonar para intercambiar gases. Puede ser causada por los depósitos de alquitrán del tabaco sobre la superficie respiratoria, por asma, por infecciones, etc.

  • Asma bronquial: Contracción repentina de los músculos bronquiales generalmente debida a una reacción alérgica. Provoca una sensación de ahogo muy desagradable.

  • Edema pulmonar: Infiltración de líquido (líquido seroso) que invade el interior de los pulmones provocando insuficiencia respiratoria.

  • Infarto de pulmón: Dolor muy fuerte en el pecho provocado por una embolia pulmonar, es decir por un coágulo que obstruye un vaso que aporta sangre a los tejidos pulmonares.

  • Enfermedades infecciosas:

      • Víricas: Las principales son el resfriado y la gripe.

      • Bacterianas: Según el tramo afectado se diferencian las siguientes enfermedades: sinusitis, amigdalitis, faringitis, laringitis, bronquitis, pleuritis (pleuras), pulmonía o neumonía. También la tuberculosis y la tos ferina.