Aparato circulatorio

Ciencias Naturales. Cuerpo Humano. Anatomía. Aparato circulatorio. Sistema cardiovascular. Sistema linfático. La sangre

  • Enviado por: Kelly
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas

publicidad
cursos destacados
Geometría Analítica
Geometría Analítica
En el curso de Geometría Analítica aprenderás los fundamentos de esta rama de las...
Ver más información

Solución a las Pruebas PISA 2012
Solución a las Pruebas PISA 2012
El  motivo de la creación de este curso, que en realidad es más una serie de problemas resueltos, se...
Ver más información


Índice.

-Introducción.

1-¿Qué es el aparato circulatorio?

2-Componentes del aparato circulatorio.

2.1-Sistema cardiovascular.

*Corazón.

anatomía y fisiología.

enfermedades.

*Sistema arterial.

arterias y arteriolas

tensión arterial.

enfermedades.

*Capilares.

*Sistema venoso.

venas y vénulas.

enfermedades.

*Circulación:

menor y mayor.

portal y coronaria.

2.2-Sistema linfático.

*La linfa.

*La función del sistema linfático.

*Componentes del sistema linfático.

*Circulación linfática.

*Enfermedades.

3-La sangre.

3.1-¿Qué es la sangre y qué función tiene?

3.2-Componentes de la sangre.

3.3-Enfermedades.

4-Bibliografía y anexo.

Introducción.

La medicina se define como: “la ciencia y arte de prevenir y curar las enfermedades del hombre”.Disciplina casi tan antigua como el hombre.

En el afán de conocimiento y perfección, los órganos y funciones del cuerpo humano fueron separados para su estudio, dando origen alas diversas especialidades médicas aparatos y sistemas que hoy conocemos.

En este trabajo hablaremos de uno de esos diversos aparatos: el aparato circulatorio.

Este aparato es muy importante, pues en su funcionamiento se entrelaza con otros aparatos, como el respiratorio o el digestivo por ejemplo, y también contribuye en gran medida con la defensa del organismo.

Sobre este campo de la medicina, la cardiología, se ha avanzado muchísimo, de tal forma que es posible que una persona a la que no le funcione el corazón, órgano central de este aparato, puede sobrevivir sin, prácticamente, ningún inconveniente.

Pero en este trabajo no trataremos sobre ese tipo de avances, solo trataremos de dar a conocer un poco mas a fondo el aparato circulatorio, aparato no solo formado por el corazón y los vasos sanguíneos (sistema cardiovascular) como se suele pensar al oír hablar de este aparato, sino que también esta formado por el sistema linfático.

Después de esta concisa introducción nos introducimos, ya, en el estudio del aparato circulatorio.

1-¿Qué es el aparato circulatorio?

El aparato circulatorio es el encargado de transportar nutrientes y gases absorbidos en el aparato digestivo y en el respiratorio hasta cada una de nuestras células. El medio de transporte más importante es la sangre.

Su punto de partida y final es el corazón.

El aparato circulatorio recoge de cada célula los productos de deshecho de su metabolismo, para que los expulsen los órganos correspondientes.

2-Componentes del aparato circulatorio.

2.1-Sistema cardiovascular.

El corazón:

Anatomía y fisiología.

El corazón es un órgano muscular hueco, compuesto de cuatro cavidades y especializado en el bombeo de la sangre. Su tejido muscular es tan especializado que, aunque es un músculo de movimiento involuntario (musculatura lisa), se le da el nombre de musculatura cardiaca.

Esta dividido en dos mitades por un tabique longitudinal oblicuo. Cada una de esas mitades se divide en otras dos, aurícula y ventrículo derechos e izquierdos.

Las aurículas: son las cavidades superiores del corazón, separadas entre si por el tabique interauricular, de naturaleza muscular.

Los ventrículos: son las cavidades inferiores, están separadas por el tabique interventricular.

La aurícula y ventrículo derecho están separados por la válvula tricúspide. La aurícula y ventrículo izquierdo están separados por la válvula mitral.

La actividad del corazón consiste en la alternancia sucesiva de contracción (sístole) y relajación (diástole) de las paredes musculares de las aurículas y los ventrículos. Las válvulas mitral y tricúspide se abren con la corriente de sangre y se cierran a continuación, al inicio de la contracción ventricular.

El ciclo completo se puede dividir en tres periodos:

1. las aurículas se contraen.

2. se produce la contracción de los ventrículos.

3. aurículas y ventrículos permanecen en reposo.

Enfermedades.

Infarto de miocardio: consiste en la muerte de una parte del músculo cardiaco por la falta de riego sanguíneo debido a la obstrucción de una de las arterias que irrigan el miocardio (denominadas arterias coronarias). El taponamiento se produce por un coagulo sanguíneo o por el estrechamiento provocado por una placa de ateroma. El enfermo experimenta dolor intenso y sensación de compresión en el pecho, palidez, sudoración y angustia. Si la zona afectada es grande se produce la muerte.

Angina de pecho: se denomina así a la falta de oxígeno en el miocardio cuando se hace un esfuerzo o ejercicio. Se debe a la existencia de placas de ateroma en las arterias coronarias que, sin embargo, no provocan la muerte de las células del miocardio. Los síntomas son dolor y palidez.

Insuficiencia cardiaca: es la incapacidad del corazón para proporcionar un flujo de sangre adecuado a las necesidades del organismo. Al ser insuficiente el riego sanguíneo, los síntomas característicos de esta enfermedad son sensación de ahogo color azulado de los labios y de las extremidades fatiga, debilidad y acumulación de líquidos en los tejidos (edema).

Endocarditis: Consiste en una inflamación del endocardio por una infección bacteriana. Aparece malestar general, fatiga y falta de apetito.

Alteraciones de las válvulas cardiacas: las causas de estas anomalías pueden ser congénita o derivarse de algunas infecciones, como la fiebre reumática. Pueden ser de dos tipos:

- Estrechamiento (estenosis): la sangre pasa con dificultad por las válvulas cardiacas y una parte del corazón debe realizar un esfuerzo mayor.

- Cierre defectuoso: una parte de la sangre refluye hacia atrás, con lo que la contracción del miocardio resulta menos efectiva. Sus síntomas característicos son ahogo fatiga, edemas, arritmias y soplos.

•Sistema arterial.

Arterias y arteriolas.

Las arterias elásticas, es decir, la aorta y sus ramas principales, son de grueso calibre, lo que permite el flujo libre de la sangre. Además tienen robustas paredes musculares entramadas con una serie de capas concéntricas de elastina, una proteína elástica. Cuando el ventrículo izquierdo impulsa la sangre a estas arterias, se expanden, atenuando así la elevada presión, y entonces conducen la sangre al siguiente grupo de arterias: las musculares o distribuidoras, que también poseen elastina. Gracias a estas funciones, la presión del flujo sanguíneo es constante al llegar a los delicados capilares.

Al dilatarse o contraerse por orden de unas fibras nerviosas especiales, las arterias contribuyen a regular el flujo sanguíneo. En caso de un traumatismo los sensores de presión en las capas arteriales envían una señal al cerebro, que, a su vez, ordena a las arterias indicadas que reduzcan el fluido sanguíneo a las partes del organismo menos importantes, como la piel, y lo desvían a los órganos vitales.

Cuando la sangre abandona las arteriolas -las arterias más pequeñas-, mantienen una presión constante y baja, lo cual es imprescindible puesto que estas se ramifican en los capilares, los vasos de menor tamaño del organismo.

Tensión arterial.

Es la resultante de la presión ejercida por la sangre sobre las paredes de las arterias. La tensión arterial es un índice de diagnóstico importante, en especial de la función circulatoria.

Cualquier trastorno que contraiga o dilate los vasos sanguíneos, o afecte a su elasticidad, o cualquier enfermedad cardiaca que interfiera con la función de bombeo de corazón, afecta a la presión sanguínea.

En las personas sanas la tensión arterial varía desde 80/45 en lactantes, a unos 120/80 a los 3 años, y hasta los 140/85 a los 40 o más. Suele ser más elevada en los hombres que en las mujeres y los niños; es menor durante el sueño y esta influida por una gran variedad de factores.

Enfermedades.

Shock circulatorio: esta enfermedad es común al sistema venoso, se caracteriza por una insuficiencia de la circulación en general, una disminución del rendimiento del corazón y el descenso de la presión arterial. Puede ser causados por hemorragias intensas, deshidratación o, incluso, dolores muy agudos, por lo que se produce frecuentemente después de un accidente o una lesión importante. Entre sus síntomas mas comunes cabe mencionar la palidez de la piel, fría y húmeda al tacto, una gran debilidad muscular y la pérdida de conocimiento.

Hipertensión arterial (tensión alta): la presión arterial sobrepasa los valores que se consideran normales. Aunque en la mayoría de los casos se desconoce la causa que la motiva, si se ha demostrado la influencia del tabaco y del consumo excesivo de sal en la aparición de esta enfermedad. No suele producir síntomas, pero puede favorecer las hemorragias y enfermedades como las trombosis.

Arteriosclerosis: es un endurecimiento de las arterias. Al perder éstas parte de su elasticidad, la presión sanguínea se eleva, por lo que la arteriosclerosis es una enfermedad que guarda relación con la hipertensión.

Aterosclerosis: consiste en el depósito de placas de colesterol (placas de ateroma) en la pared interna de las arterias, lo que provoca el engrosamiento de la parte afectada. La disminución del diámetro interior de la arteria puede obstaculizar el paso de la sangre hacia las arteriolas, impidiendo de esta manera que el riego sanguíneo llegue a los tejidos afectados, y favorece, además, la aparición de coágulos, que bloquean igualmente el paso de la sangre.

Aneurisma: se trata de la dilatación anormal de un vaso sanguíneo, generalmente de una arteria importante, cuya rotura produce un derrame que puede tener consecuencias fatales. Los aneurismas pueden ser causados por ateromas

•Capilares.

Son vasos sanguíneos microscópicos que se ramifican a partir de las arteriolas y que se encuentran por todos los tejidos del organismo. Su pared está formada únicamente por una capa de células planas que permite el fácil y rápido intercambio de sustancias entre la sangre que circula por ellos y las células de los tejidos que irrigan.

Sistema venoso.

Venas y vénulas.

La red de capilares desemboca en las vénulas, conductos de entre 8 y 100 micras de diámetro que van confluyendo hasta formar venas por las que la sangre regresa al corazón. Para cuando esta llega alas venas, ya ha perdido casi toda la presión, por lo que las paredes venosas son mas delgadas y pobres en elastina que las arterias. En cambio, su calibre es mayor, lo que hace que el sistema venoso contenga por lo menos el 65% de la sangre del organismo.

Para compensar la poca presión, las venas están provistas de válvulas semilunares especiales para impedir que la gravedad provoque un reflujo sanguíneo. También utilizan los músculos esqueléticos de l cuerpo. Y la presión ejercida en el abdomen y el diafragma durante la respiración ayudan a que las venas vacíen su contenido en la aurícula derecha.

Enfermedades.

Shock circulatorio: común al sistema arterial.

Tromboflebitis: es la formación de un coagulo en el interior de una vena provocada por la inflamación de sus paredes. Puede originarse por una lesión o bien por el estancamiento de la sangre como consecuencia de un largo periodo de inmovilización en la cama o de una insuficiencia cardiaca. Sus síntomas característicos son dolor y una gran sensibilidad de la piel cercana.

Varices y hemorroides: en ocasiones, las válvulas venosas no cierran bien, sea por factores genéticos, obesidad, embarazo o porque la persona suele permanecer mucho tiempo de pie. Cuando no funcionan como es debido, se producen acumulaciones de sangre por debajo de ellas, lo que da lugar a dilataciones de los vasos sanguíneos, o varices.

Asimismo, algunos esfuerzos, como los del parto y los de a defecación, aumentan la presión sobre la cavidad abdominal, lo que impide el retorno de la sangre de las venas del ano y del intestino grueso. Cuando esto sucede, pueden aparecer venas varicosas que reciben el nombre de hemorroides.

'Aparato circulatorio'

Circulación de la sangre:

Circulación mayor o general o circulación somática o sistémica.

El recorrido de la sangre comienza en el ventrículo izquierdo del corazón, cargada de oxígeno, y se extienden por la arteria aorta y sus ramas arteriales hasta el sistema capilar, donde se forman las venas que contienen sangre pobre en oxígeno. Estas desembocan en unas de las dos venas cavas (superior e inferior) que drenan en la aurícula derecha del corazón.

Circulación menor o circulación pulmonar o central.

La sangre pobre en oxígeno parte desde el ventrículo derecho del corazón por la arteria pulmonar que se bifurca en sendos troncos para cada uno de ambos pulmones. En los capilares alveolares pulmonares la sangre se oxigena a través de un proceso conocido como hematosis y se reconduce por las cuatro venas pulmonares que drenan la sangre rica en oxígeno, en la aurícula izquierda del corazón.

Circulación portal.

Además de la circulación pulmonar y la circulación sistémica descritas, hay un sistema auxiliar del sistema venoso que recibe el nombre de circulación portal. Es un subtipo de circulación general originado de venas procedentes de un sistema capilar, que vuelve a formar capilares en el hígado, al final de su trayecto. Existen dos sistemas porta en el cuerpo humano:

1. Sistema porta hepático: las venas originadas en los capilares del tracto digestivo desde el estómago hasta el recto que transportan los productos de a digestión, se transforman de nuevo en capilares en los sinusoides hepáticos del hígado para formar de nuevo venas que desembocan en la circulación sistémica a través de las venas suprahepáticas a la vena cava inferior.

2. Sistema porta hipofisario: la arteria hipofisaria superior procedente de la carótida interna, se ramifica en una primera red de capilares situados en la eminencia media. De estos capilares se forman las venas hipofisarias que descienden por el tallo hipofisario y originan una segunda red de capilares en la adenohipófisis que drenan en la vena yugular interna.

Circulación coronaria.

La circulación coronaria irriga los tejidos del corazón aportando nutrientes, oxígeno, y retirando los productos de degradación. En la parte superior de las válvulas semilunares, nacen de la aorta dos arterias coronarias. Después, estas se dividen en una complicada red capilar en el tejido muscular cardiaco y las válvulas.

La sangre procedente de la circulación capilar coronaria se reúne en diversas venas pequeñas, que después desembocan directamente en la aurícula derecha sin pasar por la vena cava.

2.2- Sistema linfático.

La linfa.

La linfa es un humor orgánico que sirve de intermediario entre la sangre y las células para a alimentación de estas, esta formado por plasma sanguíneo y leucocitos.

•Función del sistema linfático.

Durante el intercambio de nutrientes por materiales de deshecho con los tejidos, los capilares recogen un poco menos de fluido del que entregan. Además se filtran a los tejidos ciertas proteínas importantes para la sangre. El sistema linfático del organismo tiene las funciones de recoger el exceso de linfa y reintegrarlo al torrente circulatorio mediante una gran vena situada en la base del cuello y otra en el tórax, Contribuye de manera principal a activar y a formar e sistema inmunocompetente (inmunidad o “defensas” del organismo), y su tercera función es la función de recogida de quilo a partir del contenido intestinal, un producto que contiene un elevado contenido en grasas.

•Componentes del sistema linfático.

Vasos linfáticos.

Los vasos linfáticos se dividen en varios tipos. Los capilares linfáticos -los más pequeños- se encuentran al mismo nivel que los capilares sanguíneos. Como estos diminutos vasos son muy permeables, absorben el exceso de fluido y lo conducen a vasos colectores de mayor tamaño. Estos lo llevaran a los troncos linfáticos, los cuales convergen en los conductos que acabaran vaciando su contenido en las venas.

Ganglios.

Los ganglios linfáticos producen células inmunes para ayudar a combatir las infecciones y también filtran el fluido linfático y remueven materiales extraños como bacterias y células cancerígenas. Estos ganglios pueden hincharse a causa de condiciones inflamatorias, un absceso, cáncer y más comúnmente por infecciones. Las áreas comunes donde los ganglios se pueden palpar incluyen la ingle, las axilas, la parte posterior de las orejas y de la cabeza, a los lados del cuello y debajo de la mandíbula y del mentón.

Tejido linfático.

Los tejidos linfoides del sistema linfático son el bazo, el timo y la médula ósea. El bazo tiene la función de filtrar la sangre y limpiarla de formas celulares alteradas y junto con el timo y la médula ósea, cumplen la función de hacer madurar a los linfocitos, que son un tipo de leucocito.

Circulación linfática.

La linfa fluye en una sola dirección: hacia el corazón. Por tanto, los vasos linfáticos no forman un circuito como hace el sistema cardiovascular.

El líquido que se expulsa del torrente sanguíneo durante la circulación normal se filtra a través de los ganglios linfáticos para eliminar las bacterias, las células anormales y otras sustancias. Posteriormente, este líquido es transportado de nuevo al torrente sanguíneo a través de los vasos linfáticos.

La linfa recorre el sistema linfático valiéndose de la débil actuación muscular, de la pulsación de las arterias cercanas y del movimiento de las extremidades.

Enfermedades.

Adenopatía: hinchazón de los ganglios.

Edema o lindefema: hinchazón de los ganglios producida por una acumulación de líquidos en la zona afectada.

Linfoma: cáncer del sistema linfático.

3- La sangre.

3.1- ¿Qué es la sangre y que función tiene?

La sangre es un líquido viscoso de sabor salado y color rojo que recorre el interior de los conductos del aparato circulatorio. Se calcula que cada ser humano tiene, aproximadamente, 5,5 l de sangre.

La sangre desempeña diversas funciones de gran importancia para nuestro organismo:

  • Transporta los nutrientes y el oxígeno hasta las células.

  • Interviene de manera fundamental en la defensa del organismo contra las infecciones.

  • Transporta hormonas.

  • Participa en la regulación de la temperatura.

3.2- Componentes de a sangre.

•El plasma sanguíneo.

Es de color amarillo, ésta compuesto por agua en el que hay disuelto distintos tipos de moléculas: sales minerales, nutrientes (glucosa, aminoácidos, vitaminas…), sustancias de deshecho (urea, ácido úrico…), proteínas y hormonas.

Las células sanguíneas.

Los eritrocitos, glóbulos rojos o hematíes.

Son las células sanguíneas mas numerosas de la sangre: los hombres tienen unos 5 millones de eritrocitos por mm cúbicos de sangre, y las mujeres, un número algo menor. Presentan forma de disco, carecen de núcleo y tienen una vida muy corta. Contienen hemoglobina, un pigmento rojo responsable del color de la sangre, en cuya composición hay hierro. La hemoglobina se encarga de transportar el oxígeno desde los alvéolos pulmonares, donde es recogido por la sangre, a todas las células del organismo, en las que será utilizado.

Leucocitos, glóbulos blancos o linfocitos.

Se encuentran en menor número que los hematíes (6000-7000/mm cúbico). Son los encargados de destruir as bacterias y los virus (fagocitosis) que penetran en el organismo.

Plaquetas.

Son fragmentos de células cuya función es coagular la sangre y taponar las heridas. Hay entre 200000-300000/mm cúbicos.

3.3- Enfermedades.

Anemia: es la disminución del número de glóbulos rojos de la sangre o de la cantidad de hemoglobina presente en ellos. Como consecuencia, los tejidos reciben menos oxígeno, lo que provoca fatiga y cansancio; además, debido a la necesidad de incrementar la frecuencia cardiaca, se producen palpitaciones. Las causas de la anemia son variadas. Puede deberse a la falta d hierro o de las vitaminas B9 y B12, a pérdidas de sangre crónica (úlceras, hemorroides, etc.) o bien a alteraciones de la médula ósea causadas posradiaciones o por algunos productos químicos.

Leucemia: denominada popularmente <<cáncer de la sangre>>, se trata de un aumento excesivo del número de glóbulos blancos anormales que circulan por la sangre, mientras que disminuyen las células normales. Por eso, las personas que padecen esta enfermedad sufren infecciones frecuentes, anemias y coagulación defectuosa. También experimentan pérdida de peso y fiebre. La leucemia se produce por una alteración de la médula ósea, por lo que su tratamiento más efectivo es el transplante de tejido.

Hemofilia: se trata de una enfermedad hereditaria que consiste en la falta de unas proteínas del plasma sanguíneo necesarias para la coagulación de la sangre. Debido a ello, las hemorragias son frecuentes, ya que cualquier herida, por pequeña que sea, puede provocar una pérdida importante de sangre Para suministrar a estos pacientes las proteínas que les faltan, es necesario someterlos a transfusiones de plasma.

Trombosis: se denomina así a la formación de un coágulo sanguíneo en el interior de una arteria. El coagulo puede quedar adherido a la pared del vaso o bien desprenderse, siendo empujado por el torrente circulatorio hasta otra arteria mas pequeña (en ese caso se habla de embolia), donde puede bloquear el paso de la sangre e impedir el riego de algún órgano o tejido. Si se trata de un órgano vital, como el cerebro o el corazón, puede ocasionar la muerte.

menos oxd de hemoglobina presente en ellos. etran en el organismo.4- Bibliografía.

• Libro de ciencias de la naturaleza de 3º ESO, Santillana.

• Libro de ciencias de la naturaleza de 3º ESO, Oxford.

• Enciclopedia de ciencias de la naturaleza de CEDSAN.

• www.watchtower.org/languages/español/library/g/2001/3/22/article_01.htm

• es.wikipedia.org/wiki/sistema_linfatico

• escuela.med.puc.cl/Publ/ManualSemiología/Vascular.htm

• Tratado de Anatomía Humana. L. Testut, A. Laterjet. Editorial Salvat. Buenos Aires, 1960

• Tratado de Medicina Interna. P.B. Beeson, W. McDermott. Editorial Interamericana.

Buenos Aires, 1972

• Encarta 97. Microsoft Corp.

Anexo.

• Folios de colores.

• 2 cartulinas.

• Cartulina de plástico transparente.

• Colores.

3