Antropología

Espíritu. Relaciones humanas. Modos de vida. Pobreza. Libertad

  • Enviado por: Rocio Pérez Pérez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

ÍNCICE

1 - LA LÍNEA

2 - LOS COMPAÑEROS

3 - EL AVIÓN

4 - EL AVIÓN Y EL PLANETA

5 - OASIS

6 - EN EL DESIERTO

7 - EN EL CENTRO DEL DESIERTO

8 - LOS HOMBRES

9 - CONCLUSIÓN

1 - LA LÍNEA:

He podido apreciar como el protagonista da mucha más importancia a las clases de geografía, que recibía de sus propios compañeros, que a las clases por ejemplo de población, de hidrografía... Mostraba mucho más interés y entusiasmo por esas conversaciones entre amigos, ya que estas le afectaban directamente a su existencia, no podría olvidarse, por ejemplo, de aquellos tres naranjos cerca de Guadix de los que Guillaumet le habló. Esto se debe a que el hombre se interesa mucho más por aquellos conocimientos que afectan a su existencia, que por los que no le afectan, de estos últimos se olvida mucho más pronto.

También veo reflejado ese miedo que tiene todo hombre a lo desconocido, y cómo ese miedo va desapareciendo cuando ves que otros lo han podido conseguir. En el caso del protagonista el miedo se ve incrementado por la gran carga de responsabilidad que esta experiencia le supone, pero a la vez se ve recompensado porque será el cumplimiento de un gran sueño y el resultado de muchas horas de trabajo. Me ha sorprendido lo bien que viene plasmado en este capitulo la sensación de orgullo, de superioridad, que pienso que todos tenemos cuando empezamos a recoger el fruto de una buena cosecha, ese orgullo que el protagonista muestra cuando pasea entre los transeúntes desconocidos, escondiendo ese gran secreto, como él lo llama, orgulloso de que esos transeúntes desconocidos no supiesen que sería en sus manos dónde ellos depositarían sus postales, sus preocupaciones, sus cartas. Y que dependería de él el destino de muchos sueños. Puedo diferenciar pues, dos sensaciones que se dan simultáneamente, una el orgullo y otra la responsabilidad, tan grande que incluso atrae al miedo.

2 - LOS COMPAÑEROS:

En la primera parte de este capitulo se puede ver la capacidad que tiene el hombre de justificar muchos hechos, quizás para intentar evitar un sufrimiento. Cómo pueden incluso justificar la muerte de un compañero, incluyéndola en un acto más de servicio, pero esto no lo hacen más que por evitar ese sufrimiento del que hablaba, pero conforme pasan los días y ese compañero no vuelve empieza el verdadero dolor, empieza el verdadero tormento.

Esa diferenciación que hizo el psicoanalista Erich Fromm, diciendo que hay dos maneras de existir; “tener o ser”, también está muy presente aquí. Nos pasamos la vida trabajando para obtener cosas materiales, vivimos en un mundo en el que lo que predomina es el modo de vivir “teniendo”, en el que a mayor riqueza mayor persona, pero cuando nos ocurre algo doloroso cómo el perder a un amigo, miramos hacia atrás y hacia delante y nos damos cuenta que lo material en realidad no nos enriquece como ser humano, como persona, nos damos cuenta de que hay recuerdos y momento vividos no van a volver y que incuso no los podemos conseguir con dinero. Es entonces cuando empezamos a conocernos a nosotros mismos, es cuando le damos la importancia que merece al modo de vivir “siendo”. Cuando por alguna circunstancia lo perdemos todos y nos encontramos solos, con la única compañía de la nieve, por ejemplo, no echamos de menos una casa pero si el hogar, no echamos de menos unos bienes materiales pero

sí un compañero o una compañera, sí una familia, porque en realidad nunca estamos solos, realmente estamos llenos de historias, de recuerdos. Y llega un momento en el que el hombre no tiene miedo, trata de vencer, de ganarle a la muerte.

Hay algo que ocurre más a menudo de lo que quisiéramos, es el no saber apreciar lo que poseemos, y ahora no hablo de nada material, hasta que lo perdemos, aunque parezca un tópico es así, no somos capaces de decirle a las personas a las que queremos, simplemente eso que las queremos, no somos capaces de decirles lo maravillosas que son, tenemos que esperar a que no estén entre nosotros para halagarlas, para decir lo maravillosas que eran. No apreciamos tantas cosas que tenemos, por eso mismo, porque las tenemos, porque están ahí y pensamos que lo van a seguir estando siempre. Me parece increíble el ejemplo que aparece en este capitulo de esto que estoy hablando, ese hombre esclavo, que maldijo tantas veces su esclavitud y en cambio cuando vio la muerte de cerca deseaba cavar sin fin.

Pero lo que destaco de esta parte es la gran capacidad de sufrimiento que tiene el hombre. A veces vemos lo que le pasa a otro y pensamos que eso no lo aguantaríamos nosotros, pero si en alguna ocasión nos encontráramos en la misma situación, saldríamos para delante, hay un dicho que dice que Dios aprieta pero no ahoga y para un cristiano eso es muy cierto, porque el ser humano tiene una enorme capacidad de sufrimiento, esta gran capacidad se ve muy bien reflejada en la historia de Guillaumet.

3 - EL AVIÓN:

No debemos confundir el fin con los medios, las maquinas son medios, son unas herramientas, no unos fines. El avión no es un fin sino, una herramienta que puede utilizar el hombre, por muy grande que llegue a ser la perfección de cualquier herramienta, su funcionamiento dependerá del hombre que lo maneje.

A menudo esta confusión se ve latente en la vida cotidiana, por ejemplo cuando construimos la casa donde vamos a vivir el resto de nuestra vida, puede haber dos posiciones, para uno lo importante es construirla, para el otro lo importante es vivir esas casas, para el segundo lo importante no va a ser la casa sino las historias que va a vivir en ella, que a fin de cuentas es lo que importa, porque de qué sirve una casa muy grandes, lujosa, con todas sus comodidades, si habita en ella una pareja que apenas se habla y que cuando lo hace es para discutir, por ello una vez más veo cómo los sentimientos les ganan a los materiales, y cómo una vez mas el modo de vivir “siendo” le gana al modo de vivir “teniendo”. Para el primero lo importante va a ser el medio olvidándose del fin.

Muchas veces nos olvidamos de lo importante que son los fines de muchos objetos, quizás porque nos familiarizamos con los medios y nos olvidamos de sus fines, nos olvidamos por ejemplo que nuestro corazón late, o que respiramos...

4 - EL AVIÓN Y EL PLANETA:

Aunque nunca nos paremos a pensar, existe una gran relación entre los aviones y la tierra, el avión ha sido un instrumento utilizado por el hombre para descubrirla. Y aún

hoy, cuando hemos entrado de lleno en el siglo XXI, cuando el hombre piensa que lo ha visto todo, se encuentran espacios vírgenes, que no han sido pisados por nadie, y es aquí

en estos lugares dónde se hace más evidente que la tierra no es lo único, que desde el espacio caen cuerpos y que quizás nos quede mucho por descubrir.

Si por alguna circunstancia nos encontrásemos solos en ese espacio virgen, en realidad no estaríamos solos, no tendríamos nada material, pero lo tendríamos todo, aunque parezca una contradicción, es cierto, el hombre es un ser de recuerdos, recordar para él es revivir, es recuperar esa vivencia del pasado, por lo que no estaríamos solos, estaríamos llenos de sueños, de recuerdos. Quizás en un primer momento nos sintiéramos solos porque no veríamos nada a nuestro alrededor, pero estoy segura que lo que añoraríamos no sería un televisor o un coche, sino un amigo, un padre, una madre, un abrazo, un beso... Es absolutamente necesario para el hombre no perder de vista su dimensión espiritual, porque cuando le falta esta dimensión aparece el vacío la desolación y estaría a las puertas del suicidio. Una vez más nos daríamos cuenta de que el hombre es un ser espiritual y nuevamente lo espiritual caería sobre lo material. De nuevo seríamos conscientes de la importancia del modo de vivir siendo, sobre el de vivir teniendo.

En la vida cotidiana le damos mucha importancia al dinero, a los bienes materiales, pero cuando pasamos por una circunstancia semejante tomamos conciencia de la importancia de los recuerdos, de los sueños, de los sentimientos, en dos palabras de la dimensión espiritual.

5 - OASIS:

Muchas veces el hombre insiste en decorar lo más bonito posible su casa, la llena de lujos, compra todo aquello que ve nuevo en televisión, y la llena de objetos sin significados, de cuadros, de muebles, de electrodomésticos que le hacen la vida más cómodas, de libros que ni siquiera utiliza pero que tienen un valor decorativo y pensamos que con eso es suficiente, sin embargo si algún día nos invitan a un tipo de casa como ésta nos daremos cuenta de que es preciosa pero que no es acogedora, que es más bien una especie de museo, donde parece que no hay vida, y sin embargo si visitamos otra que sea el polo opuesto en cuanto a lujo, quizás nos sintiésemos mucho más cómodos, puede que ésta otra no tenga ningún cuadro de ningún pintor famoso, ni tenga una gran biblioteca, pero puede que tenga un pequeño mueble con no más de treinta libros y estén todos con muestras de haber sido utilizado o que tenga en sus paredes varios cuadros hechos por la misma dueña de la casa, que los propietarios de esta fuese una pareja muy feliz niños corriendo, jugando, y estoy segura que si tuviésemos que elegir preferiríamos la segunda casa porque lo más importante de una casa no es la belleza estética sino las vivencias de esa casa.

6 - EN EL DESIERTO:

Para conocer y entender a un país no podemos estudiarlo desde lejos, pensando que nuestras costumbres son las mejores, porque nunca llegaríamos a conocerlo de verdad, tenemos que penetrar en sus tradiciones, en sus costumbres, en sus rivalidades, y así sabremos lo que significa para los habitante de ese país su patria. Por ejemplo, nosotros estamos acostumbrados a saludar con un beso y lo vemos tan natural, que no nos paramos a pensar que en otros países un beso no significa nada, incluso les puede resultar desagradable, al igual que nosotros no entendemos muchas costumbres de ellos, si tuviésemos que vivir en otro país terminaríamos asimilando muchas costumbres de él y terminaríamos conociéndolo de verdad, hasta incluso puede que nos gustase mucho más que si lo hubiésemos visitado solo unos días. Esto es lo que ocurre en el Sahara por ejemplo, ellos no han visto nunca un jardín con flores, ni un lago rodeado de plantas frondosas, sólo conocen todo esto por el Corán y lo consideran el paraíso, pero si tuviesen la oportunidad de venir aquí a nuestro país y contemplaran los maravilloso paisajes, al cabo de unos días se llevarían a una gran decepción porque esto no es el paraíso, y se encontrarían con los mismos problemas de injusticia que en su país, quizás muchos menos y sobre todo económicos, pero nada, estoy segura, parecido al paraíso.

Lo que significa para nosotros la fidelidad en ambos sexos para ellos no tiene sentido, para ellos ofrecer a sus mujeres es como una muestra de bienvenida o de amabilidad y les es natural la poligamia, lo que para nosotros es inaceptable. Pero sin embargo son sólo distintos países y distintas culturas, y va más allá de esto, también influye en las comidas, los vestuarios... y sobre todo la religión.

7 - EN EL CENTRO DEL DESIERTO:

El destino nos puede jugar mala pasadas podemos contemplar un hermoso día con un hermoso paisaje lleno de paz y puede que en menos de un segundo todo cambie y se vuelva oscuro, por un accidente por ejemplo, podemos hacer dos cosas ir a socorrer a esas personas del accidente o darnos la vuelta y seguir por otro camino, esta acción última no quiere decir que a esa persona que se ha dado la vuelta no le haya afectado el accidente incluso seguro que esa angustia le durará el resto del día, pero es una manera de evitar el dolor.

El hombre tiene una gran capacidad de sufrimiento, y es capaz de sacar lo mejor de la mayor catástrofe, porque si tiene un terrible accidente y se encuentra perdido en medio del desierto, se tiene que sentir feliz por el hecho de estar vivo, y porque tiene la esperanza por remota que sea de que alguien lo encuentre, esto ocurre porque el hombre ama la vida y lucha hasta el último momento por sobrevivir, e incluso en eso momentos de desesperación aún hay cosas que te llenan de alegría, podría decir que hay cosas que antes pasaban desapercibidas y que en esos momentos te sorprenden, te alegran la vida, porque el hombre está acostumbrado a no sorprenderse por nada, ni por las causas más pequeñas de asombros.

En esos momentos el naufrago no es la persona que está perdida sino que se sienten amenazados porque no la encuentran, porque la persona perdida sabe que está viva y lucha por esa vida, en cambio los que la buscan se sienten desesperados por esa incertidumbre que los ciega y que les hace a veces perder la esperanza. Pero si llega el

momento en que esa persona es rescatada todo cambia de pronto y ya se borra de pronto la muerte, los espejismos de su mente, ese hecho puede cambiar su mundo.

8 - LOS HOMBRES:

El hombre al igual que los animales existe como un ser individual, pero a diferencia que ellos existe como ser personal, y como tal, tiene cualidades que caracterizan al ser personal, como ser un proyecto de vida, al contrario de los animales que nacen ya acabados, en tanto y en cuando que los animales sólo tienen que seguir lo que está escrito en sus genes, en cambio el hombre aunque nace con una naturaleza que viene dada por su código genético tiene que decidir qué es esa naturaleza, y esto es precisamente lo que hace el hombre a lo largo de toda su existencia, porque en él está la posibilidad de que su vida se desarrolle en un sentido u en otro o que incluso no se desarrolle, y aquí radica la libertad del hombre.

Hay animales que si los separáramos desde que nacen de su habitad natural, por ejemplo las aves migratorias, sin haberlo visto antes, sin que nadie se lo haya enseñado, llega el día en que emigran como si hubiese algo que las empujase a ello, y ese algo no es más que siguen lo que está en su código genético, por eso de que nacen acabados. En cambio el hombre aprenderá dependiendo de la cultura y la sociedad que haya, por ejemplo un hombre no nace siendo católico sino que se le inculca desde pequeño una religión determinada, porque si este mismo hombre hubiese nacido en otro país cómo África seguro que no sería cristiano y seguro que vería absurdo cómo nosotros los cristianos veneramos y podemos ver a nuestro Dios, porque ellos no tienen imágenes de su Dios.

Y el hombre en el largo camino de su existencia tendrá que decidir muchas veces y eso también es libertad. Puede incluso decidir no hacer nada cuando se encuentra con un problema que cree no poder afrontar y es capaz de sumergirse en sus sueños para escapar de la realidad.

9 - CONCLUSIÓN:

Al principio me costó mucho trabajo coger el libro y estar un buen rato leyéndolo, e incluso me parecía muy aburrido, hasta que leí algo que me hizo reflexionar e interesarme por él, lo que me hizo reflexionar, fue algo que leí en el capitulo III, donde en forma de historia se redactaba, que lo importante de una casa no es lo bonita que sea, sino lo que en esa casa se vive, y esto que quizás a muchos que lean el libro se les puede pasar desapercibido a mi me llamó enormemente la atención, quizás porque yo sueño con una casa muy grande, de dos plantas, con chimenea, jardín, muchas habitaciones... Pero ¿seré realmente feliz por el simple hecho de tener todo esto?, y esta fue la pregunta que me hice después de leer ese capitulo, y me he dado cuenta de que he estado malgastado mi tiempo, soñando con algo que si lo tuviese a lo mejor no me daría la felicidad, soñaba con una casa pero no nunca me paraba a pensar qué momentos me esperarían en esa casa, después de darle muchas vueltas al asunto decidí coger el libro y empezar a leerlo de nuevo para poderle sacar el máximo

provecho, porque es un libro que hay que leerlo con calma y sin prisa deteniéndose a pensar y reflexionar sobre cada párrafo, después de haber finalizado la lectura y esta reflexión que me ha servido para adentrarme más profundamente en el libro, he decidido que cuando tenga un poco de tiempo voy a volver a leerlo, porque he llegado a la conclusión de que es un libro que cuantas más veces se lee más partido se le puede sacar y que te enseña a ser mejor persona, te enseña a conocer esa parte espiritual del hombre.

Reflexión Tierra de hombres

1